El Santo Grial del bebedor: un remedio definitivo para la resaca

Por: | 30 de diciembre de 2013

Enhanced-buzz-30051-1386950663-16

Felino con bajona. / BUZZFEED

 

Se nota, se siente, la madre de todas las resacas está presente. Bueno, en realidad más que presente está a la vuelta de la esquina, pero eso no rimaba. Dentro de unas pocas horas será 1 de enero, y ya sabes lo que pasa ese día, ¿verdad? A no ser que vivas en un monasterio budista, estés embarazada o dando pecho a tu bebé o seas uno de esos bichos raros a los que no les gusta pegarle al frasco carrasco, lo más probable es que te levantes con el cerebro a punto de estallar por haber pasado la noche del 31 bebiendo y fumando y sin parar de reír.

Sí, ya sabemos que lo mejor es no beber o hacerlo con moderación, ¿pero quién es capaz de semejante hazaña en Fin de Año? Siempre pensando en el bienestar de sus lectores, El Comidista ha preparado una guía exclusiva para paliar los sufrimientos resaquiles sin renunciar a tu derecho constitucional a ponerte como Las Grecas. Todos los consejos han sido rigurosamente probados y científicamente testados por "un amigo mío": como sabéis, yo nunca bebo y desde los 18 años consagro mi tiempo libre a leer los Evangelios, ver películas de sobre la vida de Cristo y rezar con mi peluche Jesusito de Mi Vida.

Básico: grasaza antes de dormir

Si, como dice el casposo refrán, mujer precavida vale por dos, podemos afirmar que resacoso precavido vale por mil. No existe mejor remedio para los males post alcohólicos que comer algo justo antes de irse a dormir. La creencia popular dice que el alimento sólido "empapa la bebida" o "absorbe el alcohol"; la ciencia no parece tan entusiasta, e insiste en que comer sólo es efectivo contra la resaca si se hace antes de beber. Mi experiencia (perdón, la de mi amigo) apunta a que echar algo al estómago no te libra del mal cuerpo pos-bebercio, pero sí frena de alguna manera la devastación en tu cabeza.

Las comidas que mejor funcionan son las saladas y ricas en hidratos de carbono y grasazas: a este respecto, en casa de mis padres la mezcla de ensaladilla rusa con albóndigas salvó muchas vidas a las tantas de la mañana. Un profundo conocedor de los efectos del alcohol, Alberto García Moyano de En Ocasiones Veo Bares, secunda estas prácticas. "Para combatir la resaca", afirma, "no hay nada mejor que un buen shawarma o marranada análoga antes de ir a dormir. Mano de santo". Así que recuerda: ten preparado algún plato de este tipo para cuando llegues a casa o localizado algún sitio donde lo vendan a altas horas de la madrugada.

6a00d8341bfb1653ef013487676a76970c-550wi

La ensaladillei saved my life. / AINHOA GOMÀ

 

No a las guarrimezclas

Las bebidas alcohólicas de baja calidad dan más resaca. Y en el mismo nivel de calidad, las secas y pobres en "congéneres" (componentes naturales surgidos en la fermentación o añadidos después de ella, que dan sabor y color) pueden resultar menos agresivas. Algunos estudios apuntan a que destilados como el vodka producen resacones más llevaderos que el bourbon; otros señalan que el vino blanco puede ser menos dañino que el tinto.

En cualquier caso, confirmo que lo que no sienta nada bien es mezclar 15 bebidas diferentes en una misma noche (vermut + vino + cava + licorcito con el postre + carajillo + cóctel con tres alcoholes distintos + cubatas = muerte en vida), y mucho menos hacerlo con bebidas "energéticas" tipo Red Bull: su cafeína acelera la deshidratación y logra que al día siguiente te sientas como un shitake seco.

Ayudémonos de la química: Resalim versus Cool Dawn

Mi escepticismo frente a los productos mágicos antirresaca es total: siempre me han parecido un engañabobos cuyo efecto, de haberlo, es similar al de un placebo. Sin embargo, dos de ellos, uno viejunillo y otro más novedoso, merecen una mención porque (parece que) algo hacen. El primero es el Resalim, "un complemento alimenticio que ayuda a metabolizar bebidas y alimentos". Sus fanses hablan maravillas de la mezcla de extractos de piña, alcachofa, grosella negra y arándano cargada de vitaminas del grupo B; el rollo es que te lo tienes que tomar en dosis graduales con antelación, y normalmente uno no planea sus borracheras como si fueran el desembarco de Normandía. "Lo probé una vez en la boda de mi hermano", confiesa García Moyano. "Me bebí 15 cubatazos y al día siguiente estuve bastante decente. Ahora bien, dudo de su efecto porque en aquel entonces 1) tenía 18 años, y 2) entrenaba muchas horas al día".

¿Y el Cool Dawn? "Mi amigo" me cuenta que tomó esta "bebida funcional de extractos vegetales que ayuda a prevenir y curar la resaca" en Nochebuena antes de meterse en la cama y se levantó sin dolor de cabeza el día de Navidad, un milagro teniendo en cuenta la mezcla de alcoholes que llevaba encima. Eso sí, los otros síntomas estaban ahí: estomago revuelto, ligeros vahídos y malestar general. Otra "amiga" de Mònica Escudero, colaboradora de este blog que tampoco bebe jamás, probó este bebedizo hecho en Corea del Sur tras una de sus cenas navideñas, en la que se pimpló "unos cuatro litros de cerveza y varios chupitos de Jaggermeister". "Me fue estupendamente. No me dolía nada la cabeza. Pero me quedó esa sensación de irrealidad pos taja".

Cool dawn

¿Milagro o placebo? / EL COMIDISTA

 

Sprite

Sí, has leído bien, el Sprite funciona como antiresacoide. Antes de que los de siempre corran a preguntar en los comentarios cuánto me ha pagado la multinacional que lo fabrica por escribir esto, aclaro que no es una opinión propia, sino de unos científicos de la Sun Yat-Sen de Guangzhou (China). Tras estudiar los efectos en el resacón de 57 bebidas, desde infusiones hasta tés pasando por refrescos, llegaron a la conclusión que el Xue Bi (así se llama allí el Sprite) era el que mejor aceleraba la asimilación del alcohol en el organismo humano. Eso sí, reconocieron que los resultados de su informe no son concluyentes, y prometieron otro estudio independiente para contrastarlos. 

Agua y zumos

¿Qué nos pasa al cocernos? Pues que no paramos de desorinarnos y perdemos líquidos y azúcares por un tubo, lo que podría ser una de las causas fundamentales de la resaca. Por eso se aconseja beber agua y zumos naturales ricos en fructosa tanto al acostarse como a la mañana siguiente. La sabiduría popular avisa de que dos vasos de agua justo antes de dormir hacen milagros; el problema para las personas delicadas de la próstata por su avanzada edad, como yo, es que con esta solución nos pasamos toda la noche yendo al baño, y no sé si es peor el remedio que la enfermedad.

La virgen María

Habiendo dicho más de una vez lo de "Señor, en tus manos encomiendo mi espíritu", no seré yo quien niegue los posibles efectos positivos de un rosario y trece Ave Marías. Pero no he venido a hablar aquí de religión, sino de un cóctel nacido para paliar los resaconcios: el Virgin Mary. No es otra cosa que un Bloody Mary pero sin alcohol y, gracias al efecto rehidratador del zumo de tomate combinado con la estimulación del picante del tabasco y el ácido del limón, revive a un zombi de The Walking Dead. ¿Que por qué sin vodka? Pues porque no me creo eso de que un clavo mata otro clavo, el fuego se combate con más fuego y todos esos dichos propios de un Nicholas Cage cualquiera en Leaving Las Vegas. Lo de beber más para curar la resaca es pan para hoy y hambre para mañana: en cuanto el gustirrinín del nuevo alcohol se te pasa, te hundes en un abismo mayor del que venías.

6a00d8341bfb1653ef01539376e83a970b-550wi

También te puedes hacer un 'virgin brew' con cerveza sin alcohol. / AINHOA GOMÀ

 

Dale a tu cuerpo alegría Macarena

Un truco extra cortesía de la amiga de Mònica Escudero: contra la resaca, concede a tu organismo todo lo que le apetezca. "Sigue el instinto de lo que te pida el cuerpo. Si sientes que quieres-necesitas-mueres por unas patatas fritas, una hamburguesa o cualquier otra cosa, es porque necesitas empapuzarte para acabar con los restos del alcohol". Este consejo, que no sé si avalarían los nutricionistas más ortodoxos, sí parece tener cierta base científica si lo que te apetecen son huevos con bacon o pasta: los primeros contienen aminoácidos que ayudan a tu castigado hígado a hacer su trabajo, mientras que los hidratos de la segunda subirán unos niveles de azúcar en sangre desequilibrados por el colocón.

El autobús que te lleva al cielo

Si todos los remedios anteriores no funcionan, siempre te queda un último recurso: llamar a Hangover Heaven. Esta maravillosa empresa te viene a buscar en su autobús y te somete allí mismo a un tratamiento de choque que, según sus promotores, te deja como nuevo. ¿El secreto? Líquidos rehidratantes, medicamentos y chutes de vitaminas y antioxidantes. También atienden en su clínica o en privado si se trata de un grupo grande de resacosos. La mala noticia es que sólo existen en Las Vegas, así que para probar su "pack de salvación" por 115 euros tendrás que ir a pasar fin de año a la ciudad del vicio.

HH_Side-Main-Shot

Tus plegarias han sido escuchadas. / HANGOVER HEAVEN

 

¿Conoces algún remedio eficaz contra la resaca? Compártelo en los comentarios.

Hay 124 Comentarios

Os cuento mi experiencia. Mi amigo Nico y yo en Vigo. Encargamos dos kilos de percebes para cuatro, Justo la noche anterior la pillamos de albariño pero buen pillada. Nos levantamos que no nos teníamos en pie. De camino al agape nos mareabamos en el coche, con las ventanillas bajadas, horrible, las mujeres nos querían matar... decían que este par de c...les habían aguado la fiesta. Total nos aconsejas tomar dos Alka-Seltzer cada uno. Mano de santo a los diez minutos ya estábamos con la cerveza y como nuevos. Es el mejor remedio que he probado

Dos remedios muy relacionados con algunos ya nombrados. La levadura de cerveza, que te da un chute de vitaminas B que vienen muy bien (un par de cápsulas al acostarse y de nuevo al levantarse), y el Aquarius. Luego, si tienes el estómago tan revuelto que no puedes evitar el gotele en el baño, facilitar el tránsito con una bebida suave y controlable, como la manzanilla

Bocata de jamón serrano en el momento resaca. Infalible, y corroborado por amigas.

Angliru, yo dejé de beber por problemas médicos hace un par de años, y no me molesta en absoluto este artículo; tu enfermedad la llevas tú y no puedes obligar a los demás (los que controlan, los que una vez al año se torran) que se fustiguen. Si estas recomendaciones se publicaran en una revista infantil o para adolescentes, sí me quejaria, pero no es el caso. Ahora, estoy de acuerdo contigo en lo de que la gente debería tener tacto: si dices NO BEBO, pues eso, que no te toquen las narices. Pero eso es otra cuestión: hace falta educación y conocimiento.

Ohhhh, yo tengo a Jesusito de mi Vida. Viene con un póster. Me lo enviaron sus creadores.

Sr. Pedro, me alegro de que usted no sea alcohólico, y de que haga lo que le dé la gana con el alcohol, faltaría más. Solo le ruego que no se olvide de que existen los que no pueden beber porque son alcohólicos. Son millones, por lo que por simple estadística, usted conoce unos cuantos. Pero puede que no sepa que lo son, muchos no lo divulgan. Por eso, repito, solo le ruego a usted y a los que hablan sobre el alcohol y consumen alcohol, que no se olviden de ellos. La manera de no olvidarlos es, por ejemplo, no insistir cuando alguien dice no a esa copita que se le ofrece en cualquier reunión, celebración o cuchipanda. Que no le diga que no sea soso y que venga, que se tome la copita. Que no le presione aún más de lo que le presiona su propia adicción. De esas recaídas por presión social para banalizar los problemas que ocasiona el alcohol, si son responsables quienes participan en ella.

El alcohol es muy antiguo, sí, cinco mil años o más lleva el hombre consumiéndolo. Por eso es el producto de ingestión elaborado por el hombre que más muertos ha ocasionado en la historia de la humanidad.

Cenar bien y optar o bien por el vinorro o el bebercio postcampanadas. La mezcla de ambos los dos es lo que acaba matándote -o haciéndote más fuerte. Yo no soy muy de vino ni de cava así que me reservo para el whisky a palo seco que, tras años de ensayo-error, es lo que mejor le sienta a mi cuerpo serrano. Agua a mansalva antes de irte a dormir, echar las ocho horas de rigor si es posible y, al levantarse, fruta y ensaladas. En mi caso funciona. Feliz salida y mejor entrada de año!

Al hilo del comentario de Angliru, y no queriendo faltar al respeto, el alcohol es casi tan antiguo como el ser humano y la evolución ha seguido adelante, con alcohol o sin él. Yo llevo bebiendo desde ¿los 14 o 15 años? y disfruto con una sólo copa bien puesta o un buen licor y también pasándome ampliamente cuando sopla el viento a favor. Los que controlamos o descontrolamos a voluntad no tenemos la culpa de quienes se hacen adictos. Es responsabilidad de cada cual.

En algunos bares de México DF, hay un cartel que aconseja: "Evite la cruda, manténgase ebrio". En esa línea, pero sin llegar a tal extremo, creo que lo mejor para la resaca son unas cañitas de birra a mediodía, con su correspondiente tapeo a base de ensaladilla, croquetas, bienmesabe, etc... A la tercera caña, la resaca es historia. Eso sí, luego hay que echar una siesta para bajar el puntillo.

¿Los únicos que no beben son las madres que dan pecho, los monjes budistas y los bichos raros? En un país con más de tres millones de alcohólicos la entradilla de este artículo es lamentable. El alcoholismo es una adicción, una enfermedad incurable, cuyo ÚNICO TRATAMIENTO ES LA ABSTINENCIA TOTAL. Los alcohólicos, y los que están en camino de serlo, no deben beber ni en Año Nuevo ni en ninguna fecha. Hablar del alcohol como si para todos fuese algo divertido, festivo y estupendo, olvidándose de todos los problemas que acarrea, en forma de muertes, accidentes, violencia y enfermedades físicas y mentales, no solo es un error sino una grave irresponsabilidad. Fomentar la idea de que todo el mundo consume alcohol sin problemas, que beber es algo banal y sin importancia para todo el mundo, merma la voluntad y dificulta enormemente la recuperación y la estabilidad de los alcohólicos. Pero recordar todo esto es ser un aguafiestas ¿verdad?.

Aquí una solución comprobada en muchas ocasiones y siempre efectiva: mezclar en medio litro de agua diez cucharadas soperas de aceite de oliva, cinco de vinagre, tres terrones de azúcar, una pizca de sal, dos Couldinas y unas gotitas de jarabe de jengibre. Bébase bien calentito antes de ir a dormir. Lo mejor es dejarlo preparado antes de salir de casa. El que sobrevive a este mejunje no siente resaca alguna. Salud!

Yo salgo del quirófano. Buena movilidad pero nada de alcohol ni grasas. Va a ser la Nochevieja más aburrida de mi vida.

Lo mejor es no dejar de beber. Este remedio es infalible.

Café cargado y aspirina nada más levantarme. Luego, me preparo un desayuno cerdaco tipo anglosajón: tostadas, salchichas, huevo plancha, jamón y alubias de lata. Acompañado todo con zumo de naranja.
Los británicos nos sacan décadas en eso de los remedios pos borrachera.
Me voy a dormir otra vez y ¡voila! la resaca ha desaparecido. Probad.

Rajaos!!! La resaca hay que pasarla a pelo que también es parte de la juerga. Y además en navidad te permite pasar olímpicamente de las tonterías de la familia, principalmente de la familia política, porque no apetece nada de nada y menos discutir y así mantener la paz y la concordia durante la comida de año nuevo. Que si no fuera porque tengo el cuerpo hecho un ocho y no me apetece moverme, a más de uno le pateaba ahí mismo.

"un amigo mío" dice que un Espidifen antes de dormir (además de la comida) y al día siguiente te levantas nuevo

Nada como la sopa de ajo

1. Hay que dejar de beber al menos un par de horas antes de acostarse.
2. Zamparse unas sopas de ajo con su huevo y todo.
3. Oscuridad absoluta en el dormitorio.
4. Dormir, dormir y dormir.

No luches! no te resistas! Deja que la resaca fluya y haz lo que te pida el cuerpo.
Bebe mucho líquido y come algo (mejor acompañado de una cañita...)
Si no recuperas las ganas de vivir, échate una siestecita.

Lo que nos salva a todos en Shanghai son los tallarines fritos de los puestos callejeros. No sé qué llevarán pero un plato de esos rebosante de glutamato y aceitazo de trinchera es garantía de una mañana un poquito menos zombi...

Dos trucos, eliminar todos los fluidos que tengas en el cuerpo (todos), y posteriormente un desayuno a base de banderillas picantes, pepinillos o cebollitas... El vinagre a cantidades industriales desorienta al cuerpo, y al no saber a qué urgencia atender (alcoholazo o vinagre), te deja en un estado límbico de paz física y mental.

Antes de empezar la fiesta, Un Omeprazol.
Al llegar a casa un Ibuprofeno con un gran vaso de agua.
Cuando te despiertes, bebe y come mucho.

Lo mejor el clamato!

@Violeta: ¿Que consejo es ese? ¿Analgésico y Red Bull para curar los males que ha provocado el alcohol del día anterior? Puestos en esa tesitura yo no bebería...

Yo sufro unas resacas de no te menees. Cosa que hasta que no me parece mal, si no, teniendo la ocupación de bloguero cervecero casi a tiempo completo, podría acabar en el alcoholismo. Por suerte, el miedo al día después, me mantiene alejado del peligro. Aún así, hicimos una encuesta entre nuestros lectores para ver qué remedios usaban ellos para evitar la visita de la Tía Resaca. Y estas fueron las respuestas: http://eljardindellupulo.blogspot.com.es/2013/09/debate-la-resaca-cervecera.html

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre los autores

Mikel López Iturriaga

es periodista y bloguero, y lo más decente que ha hecho en su vida es crear El Comidista en 2009. Escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, después de haber pasado por Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com o ADN. Aprendió a guisar con su madre y, después, en la Escuela Hofmann, pero sigue siendo cocinillas antes que cocinero.

Mónica Escudero

es DJ, madre, escribe, cocina y pone la mesa para El País Semanal, ejerce de Comidista adjunta, y no necesariamente en ese orden. Dirigió las revistas Barcelonés y Madriz, y colaboró en medios como Marie Claire, SModa, Vanidad, Yo Dona o La Luna. Ha escrito A vueltas con la tartera, y lo que más le gusta es cocinar, la michelada y los gatos (pero no para comérselos).

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Recetas a cascoporro, guías para cocinar, un calendario de temporadas y una selección de lo mejor de su consultorio psicogastronómico se unen en el último libro de El Comidista.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal