Los caprichos del neopuritanismo y el fin de 'Crónicas carnívoras'

Por: | 14 de julio de 2014

1405002177_461765_1405096649_noticia_grande

MATT MATERA

 

Hoy trataré un tema tan estimulante como sólo lo pueden ser las desgracias ajenas, y más cuando les pasan a famosos: la defenestración de Adam Richman, protagonista hasta hace unos días de uno de los programas de comida más repulsivos y a la vez más adictivos de la televisión.

En Crónicas carnívoras, Richman viaja por EE UU sometiéndose a desafíos consistentes en comerse una torre de 12 hamburguesas, 10 docenas de ostras con salsa picante, dos kilos de nachos con queso y otras salvajadas del pelo. El canal que impulsó sus orgías, Travel Channel, ha decidido posponer la emisión de la última temporada después de que el presentador, ahora convertido a la vida sana, se viera envuelto en una trifulca con sus seguidores en Instagram.

 

Todo empezó cuando Richman, una especie de cristiano renacido del pecado de la gula, colgó en la dicha plataforma una foto luciendo sus 30 kilos de menos, y la etiquetó con el hashtag #thinspiration. Este palabro, que significa algo como“delgadinspiración”, es un clásico de la promoción de la anorexia en Internet, por lo que las protestas llegaron rápido. El exgordo empezó a contestar en un tono muy zen y muy propio de las personas que están en paz consigo mismas, pero a dieta. “Cómete un saco de mierda, imbécil”. “Qué pena que tu padre no usara condón”. “Coge una cuchilla de afeitar y date un baño”.

Habiendo sufrido momentos bajos en los que he pensado, pero nunca escrito, cosas parecidas sobre algunas personas que comentan mis artículos -el periodista que no lo haya hecho, que venga el Papa y lo beatifique en vida-, no sé si estoy en posición de condenar a Richman. Sólo le sugeriría más sensibilidad con el drama de los trastornos alimentarios, un curso de yoga y la instalación de una app de esas que te bloquean el acceso a internet cuando estás colocado, si es que existe.

Richman ya se ha disculpado, pero lo más interesante es que estos hechos hayan acabado con el programa, y no todas las barbaridades que se han visto en él durante sus cuatro temporadas. ¿El espectáculo de ver a un tragaldabas engullendo, a punto de estallar como el señor Creosota de los Monty Phyton? Mola. ¿Una etiqueta desafortunada y cuatro exabruptos online? ¡Intolerable! Así de caprichoso es el neopuritanismo del siglo XXI, capaz de tolerar un espacio que promueve los atracones y la disfunción alimentaria, pero encantado de sacar la espada flamígera en cuanto su conductor tiene una mala tarde en las redes sociales.

Esta columna fue publicada originalmente en la Revista Sábado, dentro de la edición impresa de EL PAÍS.

Hay 25 Comentarios

«Crónicas carnívoras», un contenido puramente americano, donde la grasa es el protagonista. En realidad es la esencia de la dieta americana y por lo tanto con lo que ellos se sienten identificados. De ahí su éxito. Desgraciadamente con la globalización este formato este tipo de programa acabará siendo un éxito aquí también.

Era una guarrada grotesca y embrutecedora. Que lo quiten.

Todo eso de los retos de comida en el fondo era lo menos interesante del programa. Lo chulo era la cantidad de lugares con comida rica que enseñaban. Y es que los americanos, cuando quieren, hacen unas comidas de la leche. Es más, el tipo en las últimas temporadas dejó de hacer los retos. Supongo que porque quería vivir más allá de los 50 años. Que le critiquen por tratar de no estar gordo diciendo que incita a la anorexia es de idiotas.

Ese programa se entendía en el contexto del mundo gastronómico norteamericano. En ese país cada ciudad, a falta de otros elementos distintivos, lucha por ser conocida por la ciudad donde se puede comer el sandwich más grande, la salsa más picante, la mejor hamburguesa o el mejor pollo a la barbacoa. En Europa hay otros elementos que hacen que una ciudad sea conocida. Sin ir más lejos, Madrid es conocida por su maravillosa catedral fácilmente confundible con una estación ferrroviaria, o por tener la alcaldesa con el mayor número de trajes color pistacho del planeta.

Ví el episodio de la hamburguesa gigante de casi 100 kilos y era repugnante.
Otros episodios, en los que visitaba restaurantes de cocina tradicional o regional americana no estaban tan mal, aunque no salía de los sándwiches, las barbacoas y la carnaza. Sólo recuerdo un par de ellos en los que se comiera pescado: un bocata de langosta, absurdo y un sitio donde servían fletán rebozado más seco que la madera.

¡el programa era buenísimo! Programa basura si, pero al menos entretenía.

Nunca soporté ver ese programa y ni tan si quiera podía entender como algunos amigo se pasaban las horas viéndolo... para gustos los colores, pero es que se veían unas barbaridades...

Bueno, hoy día la cosa va así, y me atrevería a decir que muy especialmente en USA lo de la doble moral es el pan de cada día (pan rebozado, en su caso). Escenas de muerte, casquería, sangre y tripa? Adelante, mola, libertad de expresión etc. Janet Jackson enseñando más o menos lo que sería propiamente una teta (pequeña) en la final de la super bowl?NO HIJA NO. Cristo al canto.

Es un programa comercial tirando a telebasura. Igual podría ser un sujeto que se alimenta solo de dulces o un tío haciendo exaltación agresiva de los veganos, pero todo por la pasta. Pasta de dinero, no de la creación culinaria de los italianos.
Para mí, la televisión es un regalo envenenado a la mayoría de los expertos culinarios. Terminan todos pervintiéndoses.

Vaya pues a mi me divertía el programa y su evolución gordil, una pena que se haya vuelto flaco...
http://cocinarconamigos.blogspot.com.es

Mikel, cómo me 'encantan' los que entran a comentar tus artículos pero en realidad vienen a promocionarse...en plan ruin:
''ah si...yo vi este programa'' o ''me encanta esta receta'' y luego añaden ''pero si queréis ver algo bueno no dejéis de echar un vistazo a mis creaciones en tantomepromocionoquelosdescojono.com''
XD

El protagonista de «Crónicas carnívoras» se queda sin programa tras una bronca en Instagram.
El problema es que añadió el siguiente hashtag: #thinspiration. El término, como le recriminó una usuaria, es muy popular entre personas con desórdenes alimentarios, como anorexia y bulimia. La mujer se hacía eco del disgusto de una amiga al respecto. Richman no se tomó la crítica de la mejor forma: «¿Tengo aspecto de que me importe una mierda?», respondió.

En el programa se veían unas barbaridades y unas exageraciones que madre mia. Un poquito de cocina más saludable nos vendría mejor a todos. Os dejo con mis recetas de pasta sencillas y fáciles de cocinar.
http://pastaporpasta.com

Vale Jackson Peters, me quitas un gran peso de encima, perdona pero me voy a ver la última entrega de "Mi madre cocina mejor que la tuya" que deje grabando el otro día. Saludos.

Mikeltxu,
cuando dices que a veces has pensado cosas parecidas de algunas personas que comentan tus artículos, ¿te refieres a las personas que, como yo, alguna vez te hemos criticado algo con mucho cariño ante todo aquí, en el blog?
Yo no conocía ese programa.. y tan feliz! Os recomiendo el nuevo programa de ETB con uno de mis cocineros favoritos, Ramón Roteta, "No es país para sosos".
Egun on danori!

No te preocupes L, que ahora que ha acabado el mundial y han defenestado 'Crónicas carnívoras' podremos volver a ver todos películas de Kieslowski y Lars Von Trier, de esas que nos hemos descargados todos (LEGALmente) y que nos ha tenido ocupadas las meninges hasta la aparición de la tele(comida)basura.

Le TELE la mitad de las veces solo sirve para una cosa... para APAGARLA!! jajaja
Disfruta el verano y disfruta de tu pareja!!
https://sorprendeatupareja.es/store/es/

Pues, a mi el programa me gustaba, no cuando hacian la imbecilidad de los retos, de chupar de los mas picante porque si, Pero cuando contaban alguna receta, sin rebozar, de la america profunda estaba bien, y los sandwich, dentro de la medida de la dieta mediterranea, como inspiracion, tambien te ayudaban a que tus cenas de soltera no fueran tan tristes

Entiendo que casi cualquier programa tiene espacio en la parrilla de programación. Aún así, mejor intentar educar una dieta sana y equilibrada... y ganaremos todos!
http://tastyrules.wordpress.com

A mi el programa me hacía gracia pero el presentador resultaba algo cargante. Entiendo que se haya puesto a dieta si quiere llegar a cobrar su fondo de pensiones.
Mientras esperamos la reposición del programa o que sustituyan a Richman por Cañete vamos a tomarnos unas buenas conservas de pescado que en verano apetecen mas que nunca http://www.selectosbalbina.es

Pues a mí el programa me gustaba, una pena, aunque se veían unas barbaridades...

Durante un tiempo me volví fan de este programa, luego cuando me dí cuenta que siempre era igual lo abandoné. Pero si q es cierto, que gracias a él el otro día probé una hamburguesa de donuts, sólo porque la había visto en el programa y cuando la descubrí en la carta del restaurante dije: ¡Cómo en Crónicas Carnívoras!. Y me la pedí :) Creo que la gente exagera las cosas en internet, hay q pensar un poquito antes de poner el grito en el cielo :)

Lo lamentable es que esa basura de programas sean un éxito.

¿Una galletita de menta?

Nosotras preferimos programas como Cocinados, defensores del producto y de una dieta equilibrada. Para este verano os ofrecemos una nueva sección de recetas fáciles y ligeras. http://dosyemas.com/index.php/receta/recetas-faciles

Sí en cuanto se puede se destrona al rey¡¡ La verdad es que me parecía una exageración, en mi casa eran ultras de las crónicas carnívoras, ah incluso reprodujeron una tortillaza francesa de verduras ¡¡ Bueno no estaba mal quitándole 990 ingredientes y cocinándola con 10 que ya son suficientes.
Buenos días

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre los autores

Mikel López Iturriaga

es periodista y bloguero, y lo más decente que ha hecho en su vida es crear El Comidista en 2009. Escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, después de haber pasado por Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com o ADN. Aprendió a guisar con su madre y, después, en la Escuela Hofmann, pero sigue siendo cocinillas antes que cocinero.

Mónica Escudero

es DJ, madre, escribe, cocina y pone la mesa para El País Semanal, ejerce de Comidista adjunta, y no necesariamente en ese orden. Dirigió las revistas Barcelonés y Madriz, y colaboró en medios como Marie Claire, SModa, Vanidad, Yo Dona o La Luna. Ha escrito A vueltas con la tartera, y lo que más le gusta es cocinar, la michelada y los gatos (pero no para comérselos).

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Recetas a cascoporro, guías para cocinar, un calendario de temporadas y una selección de lo mejor de su consultorio psicogastronómico se unen en el último libro de El Comidista.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal