40 Aniversario

El pan 'runner' y la estupidez alimentaria

Por: | 31 de octubre de 2014

Pan runner santa gloria

Granos por un tubo. / EL COMIDISTA

 

¿Pensabas que lo habías visto todo en márketing gastronómico? ¿Que no se podía ir más allá en la creación de alimentos extraños con reclamos inverosímiles? Te equivocabas. SantaGloria, una cadena de panaderías con 26 establecimientos en Barcelona, Madrid, Valladolid y Andorra, ha subido el listón, y mucho, en la locura por dar con inventos que suban las ventas. Su último lanzamiento se llama "pan runner", diseñado "para los que hacen deporte de forma regular, quieren reducir su consumo de hidratos de carbono o simplemente quieren cuidarse", según se afirma en su página web.

Como producto de mercadotecnia típicamente contemporáneo, el pan runner lo tiene todo, y supera la anterior genialidad de esta misma empresa, el pan gin tonic. Llega avalado por el rostro de un cocinero mediático como Jordi Cruz, jurado de Masterchef y chef del restaurante ABaC. Se apunta a una moda en plena efervescencia, como la de correr (perdón, la del running, que en inglés mola más). Utiliza el reclamo de lo saludable, autentica plaga con la que la industria trata de cautivar al consumidor más desinformado. Y por supuesto, no tiene reparos a la hora de vender unas cuantas verdades a medias.

Banner-Destacat-Home-Jordi-Cruz

De la peluquería a la panadería. / SANTAGLORIA

 

El runner no es más que un pan de harina de trigo y de soja, potenciado con proteínas de origen vegetal, semillas, salvado, malta y fibra de manzana. SantaGloria incide en que tiene tres veces más proteínas que el pan común, "que ayudan a la regeneración de los músculos después de la actividad física", 3-4 veces más fibra y un 75% menos hidratos de carbono que el pan integral normal. Éste último dato no deja de ser chocante, como bien señala el especialista en pan y también corredor Ibán Yarza: "Sin entrar en discusiones de qué necesitan los runners (he corrido varias maratones en mi vida, y si alguien me llama eso le arreo con las Asics en todos los morros), normalmente la gente hace fondo, y para correr 10, 21 o 42 kilómetros necesitas gasolina. Es decir, carbohidratos".

La dietista-nutricionista Raquel Bernácer también se pregunta si este pan tiene algún sentido. "¿Para qué tanta proteína y tan poco hidrato de carbono? La alimentación occidental ya es suficientemente rica en proteínas como para añadir más, y los corredores tambien han de reponer hidratos de carbono. ¿Cómo lo hacen con este pan? Y la pregunta del millón: ¿qué necesidad esta cubriendo que no cubre una alimentacion tradicional bien planificada?".

SantaGloria subraya la riqueza en ácidos grasos Omega-3 de este pan, que cifra en un 2,6%. Sin embargo, hace menos énfasis promocional en otro dato bastante peculiar en un producto "para gente que se cuida": el runner tiene un 14,5% de grasa, nueve veces más que el pan normal, que tiene 1,6. "Es importante fijarse en la calidad de estas grasas", puntualiza Bernácer. "El contenido de grasas insaturadas de este pan, reconocidas como 'cardiosaludables', es mucho mayor que el de saturadas. En cualquier caso, si pensamos en que estaria sustituyendo a un pan tradicional, en términos de aporte de grasa no tiene nada que envidiarle a una tostada con un chorrito de aceite de oliva y unos boquerones, por ejemplo". Así que ya sabéis, no me comáis el pan runner con panceta, torreznos y tranchetes, que el solito ya contiene suficientes lípidos.

Los fabricantes tampoco destacan que se trata de un pan con alto contenido en gluten, porque como bien dice Yarza, a éste se le conoce como "Satanás, ETA y el ébola" juntos y conviene denominarlo con el nombre "proteína de trigo" (el gluten no es la única proteína de este cereal, pero sí la principal). Por cierto, Jordi Cruz no se enteró bien del asunto, porque hace dos semanas decía esto en La Vanguardia: "Es un pan con muy poco gluten, algo que últimamente procuro descartar de mi dieta en la medida de lo posible". Desde SantaGloria reconocen que el cocinero se confundió "entre el gluten y el índice glucémico, que es muy bajo (24) comparado con una baguette (95) o un pan integral tradicional (65)".

El panadero Javier Marca no alcanza a entender el beneficio de tanta proteína. "Es una más de las absurdas tendencias en el fantástico mundo del cuidarse: vivan las proteínas, mueran los carbohidratos, abajo el gluten (que es proteína). Claves fáciles para gentes influenciables. Triste". Ibán Yarza, por su parte, destaca el curioso parecido a este respecto entre el runner (26,5% de proteína) y el "pan glutinado" del siglo XX (25%), que se defendía como dietético en tiempos en que el gluten todavía no había sido demonizado por jipitruscos, gwynethpaltrows y tontolabas de todo el planeta (y no, no me refiero a los celíacos, porque ellos sí tienen un motivo real para no tomarlo).

Pan glutinado

Glutanazo en 'El libro del pan' (1990), de Bilheux y otros. / IBAN YARZA

 

Cabe preguntarse si, además de poseer tantas bondades nutricionales, el pan runner es comestible. Yo lo probé ayer y me recordó a esos negrísimos panes "alemanes" con kilos y kilos de semillas que se empezaron a vender en los ochenta en los supermercados, envueltos en su bolsita de plástico transparente. Te tomabas una tostada fina y te llenaba como si te hubieras zampado un antílope, efecto de saciedad similar al que imagino persigue el pan runner. "A mí me recuerda al Silueta multisemillas, pero con más chicha", dice Yarza. "Es extremadamente esponjoso, la miga es tenaz y húmeda, incluso grasienta. Parece más un bollo que pan, y el sabor de la masa, con tantas semillas, queda algo oculto".

Más allá de su sabor, que podrá gustar más o menos en función de tu tolerancia al alpiste, este producto es relevante como símbolo de la estupidez alimentaria que nos invade. "Es la enésima vuelta de tuerca a la tontería extrema", afirma Javier Marca. "Los próximos productos serán un pan para macroeconomistas imberbes y otro para votantes capricornio de Podemos. Lo curioso es que los ingredientes serán los mismos, porque la soja también sirve para desarrollar la capacidad de sumar y crecer el pelo y para incrementar el índice de cansinez".

Es el signo de los tiempos: la palabrería nos empuja a creernos comidas con efectos milagrosos en nuestra salud, como la "bebida láctea articular" de Central Lechera Asturiana o los Activia de Danone. La vagancia mental lleva a los periodistas y a los blogueros palmeros de turno a repetir como loros los mensajes de las marcas sin cuestionar su veracidad. Y al final, el atolondramiento del consumidor permite a la industria alimentaria colar productos más caros con un valor añadido real más que dudoso.

El pan runner cuesta unos ocho euros el kilo; panaderías pequeñas y artesanas de verdad, como Cloudstreet Bakery o Panic, hacen panes equiparables con harinas ecológicas molidas a la piedra por cinco. Pero da igual: lo importante es que éste lo bendice Jordi Cruz, que tiene dos estrellas Michelin y además es muy mono, y tomándolo te vas a sentir más deportista.

Documentación: Mònica Escudero.

Hay 98 Comentarios

Este artículo es una crítica en lugar de exponer lo que en realidad es el pan Runner. Ventas de imagen aparte, el pan Runner es una buena opción para la gente que quiere comer más proteínas, y si se tiene idea de nutrición se tiene claro que cualquier dieta normal tiene exceso de carbohidratos. Soy fondista, se de lo que hablo y las proteínas en la dieta son esenciales.

Cuando crees que ya lo has visto todo te sacan el "pan runner"

Un angle diferent des d'on mirar, potser, aquesta petita polèmica: http://www.xavimolina.cat/2014/11/estupiditzador-marqueting.html

A ver, los que soltáis tonterías del estilo: "perroflautas MasterChef, que le quiten las Estrellas......" Alguna vez os habéis sentado a la mesa de ABaC o Angle? Habéis probado algún plato de Jordi? Si no es el caso (que estoy segura de que es así) HACERLO, al menos para que pudieseis opinar con criterio y tal. Que Jordi puede prestar su imagen al pan, al gas natural o a lo que le de la gana! Como hacen otros tantos. De hecho, en condiciones normales este pan pasaría sin pena ni gloria, pero ay amigo! Que sale la cara del guapito de MasterChef! Y criticarle vende! Crea polémica y aumenta las visitas a blogs y esas cosas... ;) y claro, en este país cualquier excusa es buena para sacar tajada. Y así nos va.

Alucino con la cantidad de expertos nutricionistas que hay últimamente. Son miles y miles, surgen como las setas. La mayoría no tiene ni el bachiller y pontifican sobre las proteínas, los lípidos, los lácteos, los congelados, el hígado o nuestros intestinos como si llevaran 20 años dedicados a la investigación. Lo peor no es su credulidad de mercadillo cutroso, sino que además pretenden imponernos sus creencias pseudocientíficas. Tristemente no hay remedio porque, como dice Juan Luis Arsuaga, el pensamiento mágico está en nuestros genes...

La fusión de dos modas marca el principio del fin de ambas.

Cuando todo el mundo tenga lesiones irreversibles en las piernas de tanto correr volverá el squash, y cuando todos hayan engordado 15 kilos de tanto pan se pondrán de moda las cocas, rellenas de verdura, de tomate y queso fundido, de pollo, de sushi o incluso... de pan.

La gilipollez humana es lo que tiene.

Caray si que dona de si el pan!!
Me alegro de ver que todo el mundo se equivoca, que todo el mundo tiene opinión y que se hace (alguna veces más y otras menos...) con originalidad, ironia, criterio, y espero que buenas intenciones.
El marketing es necesario en todas partes aunque a veces se haga mal como en este caso!! es como la iglesia con las religiones, los tribunales con la justicia o los políticos con la conciencia social y la política... se pervierte todo al haber pasta y humanos!!

Javier Marca es el de los panes con alto contenido en benzopireno? Si los hace él benzopireno es bien (8)

Buenos dias.

Soy una alumna de 2o de bachillerato y estoy finalizando mi trabajo de recerca, que trata sobre el fenómeno Podemos. Si pueden, me ayudaría que respondieran a esta encuesta: https://docs.google.com/forms/d/1RAdGtLZvjsRcjSMJHmzi8WyaZRob_HUALOyCU9bmKhU/viewform

Muchas gracias.

Menos RUNNEAR ➕ PANNETTONAR jajajaja buen post Mikel, un saludo ;-)

En referencia a algunos comentarios: la celiaquía SÍ es una intolerancia.
Y no, no se cura por eliminar el gluten de la dieta. La dieta estricta sin gluten es el único tratamiento que existe actualmente para convivir con esta enfermedad CRÓNICA.

Por otro lado, es verdad que hay una moda estúpida y sin fundamento que defiende que evitar el gluten es más saludable. (Por cierto, hay que ver a los que dicen esto, que se creen que el gluten está sólo en el pan y la pasta habituales.) Pero eso no quita que haya personas que por salud se beneficien de no consumirlo. Es más, cada día se avanza en conocimientos en este campo y se descubren relaciones entre el gluten y otras enfermedades que no son la celiaquía.

Por cierto, además de la enfermedad celíaca (EC) o celiaquía, (o lo que es lo mismo, intolerancia al gluten,) también existen la alergia y la sensibilidad al mismo. Y sí, son tres problemas diferentes.

Que bien, que estimulante y agradable es ver como alguien entendido desmonta una tonteria tan grande dirigida a un publico poco exigente por parte de una compañia con muchos medios y poca calidad.

Los que estamos en este mundo del pan agradecemos doblemente que nos ayuden a desmontar las mentiras publicitarias y que el consumidor aprenda a distinguir poco a poco entre los productos de calidad y las ideas de departamentos de marketing con muchos medios.

Por último, Jordi, a ver si cuidas un poco más tu prestigio.

Iban Yarza es un genio del pan. Su opinión en ese área vale más que todos los perroflautas de Master Chef y estrellitas Michelin...

Sería bueno no hacer juicios de valor, interpretar los destinatarios de cada producto y su adecuación y/o utilidad y dejar que los facultativos se encarguen de aprobarlo o no.

Desgraciadamente no es la única empresa que usa la salud y lo 'saludable' cómo reclamo, aprovechando claro está la poca o la mala información nutricional de la sociedad. ¿Cuantos productos han conseguido meterse en nuestra alimentación diaria con palabras bonitas?

Otra burbuja más?


Jordi pan runner Cruz......

Que tonto !!!!!

Que le quiten las 2 estrellas michelin

No sé yo si además la publicidad de ese pan incumple la legislación sobre alegaciones nutricionales y sobre propiedades saludables de los alimentos.

Ya ves. Gente que corre tres o cuatro kilómetros y cree que tiene que alimentarse de forma especial. Ridículo. Esta mañana me he dado un paseo en bici (30 kilómetros) y mi dieta ha sido apretarme un par de cervezas al terminar.

Yo seguiré diciendo footing

Dónde vamos a parar...

La proteína esta de moda. Mis colegas de trabajo, amigos y muchos conocidos, sobre todo si hacen un poco de deporte, no hablan más que de proteínas por aquí y proteínas por allí, yo no sé qué creen que tienen las proteínas. Yo no como carne y me miran como si me fuera a morir mañana, todos los días. No sé si es una moda generalizada, ni si corresponde a una edad determinada, pero si que parece que hay bastante desconocimiento porque para ellos las proteínas son la carne y las pastillas, una cosa tremenda.

Era necesario "insultar" a Margot???... Yo creo que no.... No entro en polémica porque no estoy pa fiestas.... Pero creo que no te hace falta esto.... Por suerte no te leo mucho...tanta crítica, ironía y dardos envenenados harían mal a mente...

Me sumo a CiudadanaB612, muy fans de María Supervillana.


Respecto al pan corredor, pues no tengo suficientes conocimientos, así que no puedo opinar, pero como no tengo una tienda de Santagloria cerca, no lo cataré. Me quedo con las hogazas de pan blanco mallorquín de pueblo que tomamos en casa, por supuesto, sin sal, como es costumbre por aquí.


Gracias por el artículo. Siempre es mejor comprar con conocimiento.


Un saludo

M, cuando se discute sobre macronutrientes y celiaquía, ser endocrino, frente a alguien sin preparación especial en la materia, sí es relevante. Bastante, de hecho. Me parece que le has dado demasiadas vueltas al argumento de autoridad.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre los autores

Mikel López Iturriaga

es periodista y bloguero, y lo más decente que ha hecho en su vida es crear El Comidista en 2009. Escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, después de haber pasado por Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com o ADN. Aprendió a guisar con su madre y, después, en la Escuela Hofmann, pero sigue siendo cocinillas antes que cocinero.

Mónica Escudero

es DJ, madre, escribe, cocina y pone la mesa para El País Semanal, ejerce de Comidista adjunta, y no necesariamente en ese orden. Dirigió las revistas Barcelonés y Madriz, y colaboró en medios como Marie Claire, SModa, Vanidad, Yo Dona o La Luna. Ha escrito A vueltas con la tartera, y lo que más le gusta es cocinar, la michelada y los gatos (pero no para comérselos).

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Recetas a cascoporro, guías para cocinar, un calendario de temporadas y una selección de lo mejor de su consultorio psicogastronómico se unen en el último libro de El Comidista.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal