Carpaccio de gambas (con cuatro variaciones)

Por: | 12 de diciembre de 2014

Carpaccio gambas
   No son Rodolfo Langostino, pero también seducen / EL COMIDISTA 

Viernes, casi finde y otra entrega de recetas navidabizables que te harán la vida más fácil en las fiestas que se acercan, implacables. En la propuesta de hoy no hay ni que encender el fuego: un rodillo de cocina, una vinagreta y un poco de maña es todo lo que necesitas para enseñarle a tu familia que hay otra manera de comer marisco (y, de paso, triunfar). Y es que la gamba cruda tiene una textura untuosa, ligeramente grasa que hace que, una vez la has probado así, ya no le veas -tanto- la gracia a la que tiene una vez que se cuece y se le coagula la proteína.

Yo compré las gambas ya peladas –hay un puesto en uno de mis mercados de referencia, el de la Abaceria en el que la gamba roja pelada es más barata que la entera, supongo que porque así aprovechan los ejemplares que peor han soportado el transporte–, pero si las compráis con cabeza no dudéis en preparar una salsa americana y usarla en la vinagreta: le dará un extra de sabor potencia de lo más sexy. Partiendo de la misma base –o cambiándola por gamba normal o langostino, la oferta en el mercado y la economía mandan, y aunque hay pequeñas diferencias tampoco viene de aquí– puedes hacer viajar tu carpaccio hasta donde tú quieras. Así de entrada, se me ocurren tres versiones que lo van a petar segurísimo:

- Con cacahuetes tostados picados, aceite de sésamo, sriracha, cilantro, lima y una gelatina hecha con leche de coco y agar agar –o, en la versión más-simple-imposible, un chorrito de leche de coco tal cual– te mandarán directo a Tailandia.

- Una puntita de wasabi, soja (o un poco de pasta de miso), vinagre de arroz, algas rehidratadas picadas y una base de arroz crujiente –a modo de chirashi sui generis– será un éxito asegurado entre los aficionados a la gastronomía japonesa.

- Un par de tomates secos un poco rehidratados picados, ralladura y zumo de limón, un buen aceite de oliva virgen extra, pistachos troceados, hojas tiernas de albahaca, sal y pimienta le pondrán un toque italiano/mediterráneo al carpaccio. Esta versión podría acompañarse con un pan carasau –típico de Sardeña– previamente tostado en la sartén o el horno para asegurar el punto crujiente.

Para no tener que congelar las gambas al montar el plato, recomiendo untar el papel de horno con un poco de aceite de oliva y despegarlo con cuidado. A mí me funcionó, y eso que no soy especialmente manitas.

Dificultad

La parte de aplanar las gambas es algo laboriosa. El resto, tirado.

Ingredientes
Para 4 personas

  • 400 g de gamba roja (pelada y sin cabeza)
  • 1 manzana verde
  • 1 bulbo de hinojo
  • 2 limas
  • 1 cebolla morada
  • 1 cucharada de miel
  • Pimienta
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Preparación

1.- Pelar y picar la cebolla morada. Poner en remojo con el zumo de una lima y dejar macerar más o menos una hora.

2.- Disponer las gambas de 100 en 100 gramos entre dos papeles de horno –o láminas de film de cocina o silpat– un poco separadas entre sí. Con un rodillo de cocina o similar, aplastarlas hasta que quede una capa fina (tampoco transparente). Llevar al congelador durante unos minutos para que sea más fácil emplatar (si no se puede o no se quiere congelar, usar el truco del aceite antes mencionado).

3. Picar el hinojo reservando las hojitas, y cortar la manzana –con piel y todo– en láminas finas, y estas en trozos triangulares (o como queráis, pero un poco más grandes que el hinojo). Hacer una vinagreta con 3 cucharadas de aceite, una de zumo de lima –no tiréis la lima, necesitaréis rallar la piel– y la miel.

4. Montar el plato poniendo las gambas en la base, la manzana, el hinojo y la cebolla a modo de miniensalada en el centro y alguunas hojas del hinojo. Aliñar con la vinagreta, salpimentar y servir inmediatamente.

Hay 19 Comentarios

Me encanta la receta, pero la voy a dejar para un día con menos 'canapeses' y movidas que preparar en el último momento. Me la apunto

El carpaccio de gamba roja es una delicia. Yo lo suelo comer en Moraira donde lo hacen riquísimo. Para cuando no hay gambas, en http://www.cursos-gastronomia.com/ aca les dejo para mas recetas.

Acabas de solucionarme un plato para estas Navidades, Gracias

Pixelín, realmente es horrible cómo se pegan esas ladillas con blog. De trece comentarios, quitando el tuyo y el de Mònica, diez son de ladillas.
Ahora, ni sienten ni padecen. Vienen, deponen y se van.

Hola PiñaLimón! Voy tarde con la respuesta, ¡perdona! Sardeña es Cerdeña en sardo, exacto. Un beso!

Esta tarde la hago, no tengo gambas rojas así que la haré con langostinos. Os dejo un mouse boletus, langostinos y piñones: http://detapasporsevillayotrascosillas.blogspot.com.es/2014/11/mousse-de-boletus-langostinos-y-pinones.html

Gracias Mikel! Me encanta la receta :))
En Asia se come mucho gambas crudas, las variantes son diferentes en la manera de condimentar, de estilo de cada país. Pero tu versión es muy interesante! Seguro que voy a probar!!

El carpaccio de gamba roja es una delicia. Yo lo suelo comer en Moraira donde lo hacen riquísimo. Para cuando no hay gambas, os dejo otro carpaccio más modesto: http://cocinapasion.me/2014/04/30/carpaccio-de-fresas-y-pepino/

De verdad, no hay hortera sin transistor, ni tonto............sin su blog. Ya no soporto a los que insertan un comentario para publicitar su estúpido, manido, y repetitivo blog de cocina. Cuantos hay ya? Miles????????? Y lo más genial es que todos se creen originales, y magníficos cocinillas!!!!
Panda de jetas, pesaos, plastas!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! Se ruega un moderador que los eche. Y no me vengáis con la libertad de expresión, por favor!

Disculpa Mònica, ¿Sardeña es Cerdeña?


Gran receta. Gracias


Un saludo

" Y es que la gamba cruda tiene una textura untuosa, ligeramente grasa que hace que, una vez la has probado así, ya no le veas -tanto- la gracia a la que tiene una vez que se cuece y se le coagula la proteína."
Lo siento, pero es que no puedo evitar echar de menos a Mikel... El blog ha perdido la gracia de sus escritos (y la calidad)

Me encantan las gambas, pero a la plancha http://goo.gl/9W5ork

Que si seducen, pues claro que sí si es una pasada, tiene una pinta bárbara. buen fin de semana.

A esto le va bien una bock, ¿qué no?.

Si queréis comprar gambas de verdad, frescas y auténticas de Huelva, pasaos por aquí: http://demipueblo.es/es/190-la-gamba-del-sur-huelva


Compramos directamente en la lonja, y de ahí, a tu casa.


Estas van con su cabecita y con todo, faltaría más. Ya sean gamba blanca, roja, langostino...


Con buen producto, esta receta seguro que queda fantástica!


Saludos!

Uao, deliciosa!
En Piamonte tenemos muchas vacas y entonces el carpaccio es de carne :-)
La receta se llama Carne all'Albese (de la ciudad de Alba, la casa de la trufa y de la crema de avellanas)
Saludos y buen fin de semana a todos!

http://www.gastronomiaditalia.com/page.php?id=113

Gracias por tu propuesta, es una buen plato para estos días. El carpaccio es un receta fácil de preparar que con buenos ingredientes ya sólo necesita buena maña para su presentación. Podéis dar un vistazo a nuestra propuesta de solomillo lunar. http://dosyemas.com/index.php/carpaccio-de-ternera

No quisiera meter la gamba, jijiji pero recuerdo haber probado un carpaccio de gambas con un buen montón de chips de alcachofas y un aceite aromatizado con ajo frito que quitaba el sentido, pero tus versiones me parecen geniales, las probaré seguro.

Esta receta me la guardo en favoritos me gustan todas las variantes que has explicado, toditas, todas!

y de segundo un lomo relleno con verduras al vino blanco, más fácil imposible, se hace en olla exprés! La receta aquí
http://lesreceptesquemagraden.blogspot.com.es/2014/02/llom-farcit-rapid-en-olla-expres.html

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre los autores

Mikel López Iturriaga

es periodista y bloguero, y lo más decente que ha hecho en su vida es crear El Comidista en 2009. Escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, después de haber pasado por Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com o ADN. Aprendió a guisar con su madre y, después, en la Escuela Hofmann, pero sigue siendo cocinillas antes que cocinero.

Mónica Escudero

es DJ, madre, escribe, cocina y pone la mesa para El País Semanal, ejerce de Comidista adjunta, y no necesariamente en ese orden. Dirigió las revistas Barcelonés y Madriz, y colaboró en medios como Marie Claire, SModa, Vanidad, Yo Dona o La Luna. Ha escrito A vueltas con la tartera, y lo que más le gusta es cocinar, la michelada y los gatos (pero no para comérselos).

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Recetas a cascoporro, guías para cocinar, un calendario de temporadas y una selección de lo mejor de su consultorio psicogastronómico se unen en el último libro de El Comidista.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal