Espaguetis con pulpo y ajo negro

Por: | 18 de mayo de 2015

Espaguetis con pulpo y ajo negro

Rápido y bueno. / EL COMIDISTA

 

En la receta de la semana pasada de alcachofas con naranja y quinua os solté una buena chapa a cuenta la accesibilidad de los ingredientes en mis recetas: que si intento cocinar con cosas fáciles de encontrar, que si El Comidista piensa en la señora de Cuenca, que si bla, bla, bla. Pues bien, aquí me tenéis cayendo en la más profunda de las contradicciones con OTRO plato con producto raruno: el ajo negro.

Antes de poneros las barbas postizas y empezar a tirarme piedras, dejad que me justifique. Descubrir este ingrediente ha sido una revelación para mí. En su estado natural, el ajo me rechifla, pero me sienta como si me hubiera comido un brontosaurio encebollado. Sin embargo, el ajo negro -es decir, fermentado o madurado- pasa por mi estómago como si fuera un yogurcito desnatado.

Aunque supongo que mis problemas intestinales os resultarán interesantísimos y querríais conocerlos más a fondo, me centraré ahora en las características de esta maravilla. Su sabor es tan único como apasionante: dulce, un poco ácido, con un ligero regusto a regaliz y el inconfundible fondo aromático del ajo. Tan blando que se puede extender en pan sin más, dicen que este invento asiático es puro umami -el sabor del gustarraco-, y por ello su popularidad en Occidente se ha ido extendiendo desde la pasada década. En España, de hecho, se produce en provincias como Córdoba (yo usé el de la marca La Abuela Carmen) o Cuenca (con los míticos ajos de Las Pedroñeras).

El ajo negro se vende en cabezas enteras, y su manipulación y uso no se diferencia en exceso del convencional, salvo que se deshace con mayor facilidad. Para la receta de hoy, lo piqué y lo añadí al pulpo rehogado; sólo removiendo los espaguetis ya comenzó a diluirse y a impregnar el molusco y la pasta de su fantabuloso sabor. Así que piensa una cosa: encontrarlo puede ser un rollo, pero el proceso de cocinado tiende a cero. Y el resultado es orgiástico. Dicho esto, que empiece la lapidación.

Dificultad

Para pólipos de mar.

Ingredientes

Para 4 personas

  • 360 g de espaguetis
  • 300 g de pulpo en aceite (en su defecto, cocido)
  • 4 dientes de ajo negro
  • Sal

Preparación

1. Cortar en láminas los ajos.

2. En una sartén, rehogar un par de minutos los ajos con el pulpo y cuatro cucharadas de su aceite (si se usa pulpo cocido, usar aceite de oliva virgen extra).

3. Cocer la pasta en agua con sal hirviendo tres minutos menos de lo que diga el fabricante. Escurrirla reservando 100 ml (medio vaso) del agua de cocción. 

4. Devolverla a la cazuela y mezclarla inmediatamente con el pulpo, el ajo y su aceite. Poner a fuego suave otra vez e ir añadiendo agua de cocción poco a poco sin parar de remover, hasta que la pasta se termine de hacer, se "manteque" y la salsa quede ligada. Salar y servir inmediatamente.

Hay 52 Comentarios

No sabía que el ajo negro fuera ajo normal fermentado o madurado. Pensaba que era otra cosa.
¿Eso quiere decir que los ajos que tengo "en el sitio de los ajos" mustios, secos y verdosos, si aguanto el asquete y los dejo un tiempo más se convertirán en ajos negros?, ¿existe algún método casero para que mis ajos se pasen al lado oscuro?

Para los interesados en llevar a cabo esta receta, yo también por supuesto, os comento que en los supermercados Lild hay unas cajitas de ajos negro a un precio muy absequible. Otra receta no tan sofisticada y sí más de último recurso y para agotar los restillos que pululan por el frigo: http://detapasporsevillayotrascosillas.blogspot.com.es/2013/12/espaguetis-con-lo-que-tenia-mano.html

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

El Comidista

Sobre el blog

El Comidista trata todos los aspectos de la realidad relacionados con la comida. No sólo da recetas fáciles de hacer, habla de restaurantes accesibles o descubre los últimos avances en trastos de cocina, sino que comenta cualquier conexión de lo comestible con la actualidad o la cultura pop. Todo con humor y sin ínfulas de alta gastronomía.

Sobre los autores

Mikel López Iturriaga

es periodista y bloguero, y lo más decente que ha hecho en su vida es crear El Comidista en 2009. Escribe en EL PAÍS y habla en el programa 'Hoy por hoy' de la Cadena Ser, después de haber pasado por Canal +, El País de las Tentaciones, Ya.com o ADN. Aprendió a guisar con su madre y, después, en la Escuela Hofmann, pero sigue siendo cocinillas antes que cocinero.

Mónica Escudero

es DJ, madre, escribe, cocina y pone la mesa para El País Semanal, ejerce de Comidista adjunta, y no necesariamente en ese orden. Dirigió las revistas Barcelonés y Madriz, y colaboró en medios como Marie Claire, SModa, Vanidad, Yo Dona o La Luna. Ha escrito A vueltas con la tartera, y lo que más le gusta es cocinar, la michelada y los gatos (pero no para comérselos).

¡Pregunta!

Pregúntale al comidista

Envía aquí tus dudas gastronómicas e inquietudes personales. Es como el teléfono del tarot, pero gratis.

Buscar receta

Nuevo libro

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Las 202 mejores recetas de El Comidista

Recetas a cascoporro, guías para cocinar, un calendario de temporadas y una selección de lo mejor de su consultorio psicogastronómico se unen en el último libro de El Comidista.

Eskup

Facebook

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal