Wagner en Israel

Por: | 26 de junio de 2012

Barenboim
El director israelí Daniel Barenboim, dirige a una orquesta formada por los mejores músicos de varias orquestas europeas en el Concierto de la Paz, en Ciudad de Gaza (Palestina) Foto: France Press.

Por Norman Lebrecht

El intento más reciente de interpretar a Richard Wagner en Israel ha terminado siendo una farsa, un engaño y un descrédito para la música y para ese país. Un concierto organizado por la Sociedad Wagner en la Universidad de Tel Aviv, fue prohibido tras la queja que el rector de la universidad presentó a los organizadores por haber ocultado su identidad cuando hicieron la controvertida reserva.

El acto fue entonces programado en el Hilton Tel Aviv, pero finalmente fue cancelado por razones que el propio hotel no quiso explicar. ”Habíamos llegado a un acuerdo con la dirección del hotel”, se lamentaba Yonathan Livny, fundador de la Sociedad Wagner. “Ya teníamos firmado un contrato con una orquesta de cien músicos y habíamos anunciado el concierto en los medios de comunicación locales”.

Yonathan Livny, un abogado de Jerusalén que perdió a toda su familia en el holocausto, admite que Wagner era “un hombre horrible” pero insiste en que los israelíes deberían tener al menos el derecho a escuchar su música sin tener que viajar fuera del país. Sin embargo, Uri Hanoch, miembro de la Sociedad de supervivientes del holocausto, sostiene que la música de Wagner aumenta la “tortura emocional” de las víctimas de Hitler. Las opiniones de ambos son totalmente legítimas. Cierto es que se trata de un tema muy discutido en el que las emociones están en contra de la razón y la ley se mantiene obstinadamente al margen.

En Israel no está prohibido, y nunca lo ha estado, representar a Wagner. Su música fue de hecho interpretada en los años treinta en una serie de conciertos iniciales que ofreció la actual Orquesta Filarmónica de Israel -dirigida en aquel momento por Arturo Toscanini-, precisamente cuando todo Israel supo que Hitler sentía fascinación por Richard Wagner hasta el punto de recurrir de forma deliberada a su música en su programa antisemita.

Zubin Mehta y Daniel Barenboim han defendido que una orquesta que no haya interpretado a Wagner no puede comprender la sintaxis de las sinfonías de Gustav Mahler, ya que algunas de ellas están impregnadas de los más altos ideales de Wagner. Bajo la dirección de Barenboim, en 2001 se interpretó en Jerusalén un fragmento de la ópera Tristán e Isolda. Un año antes, Mendi Rodan, superviviente de un campo de concentración, dirigió Siegfried Idyll (El idilio de Sigfrido) en Rishon Lezion. Por un momento pareció que habían conseguido acabar con los tabúes.

Así pues, la idea de Asher Fisch, director titular de la Ópera de Israel, de ofrecer las arias de Wagner a los miembros de la Sociedad de Livni en un concierto semiprivado, no debería haber sido un motivo de escándalo público. La mayoría de los israelíes no han escuchado a Wagner en su vida y muchos de los jóvenes tienen una idea confusa del holocausto. Es innegable que, en ausencia de una ley, el poder de los “lobbys” se ha hecho insoportable.

Los responsables de las asociaciones anti Wagner han aprovechado esta situación para mantener que mientras en los campos de exterminio se cometían asesinatos en masa, las notas musicales del compositor sonaban como telón de fondo. De hecho, la música que interpretaba una banda de prisioneros a las puertas de Birkenau era, probablemente, de Johann Strauss y de Franz Lehar. Hay por tanto pequeñas evidencias de que las composiciones de Richard Wagner eran la banda sonora del holocausto.

Un argumento más verosímil es la conexión que existía entre la música de Wagner y la ideología de Hitler. Aunque Wagner no fue el primer alemán antisemita de los tiempos modernos, sí fue el primero –tal como lo confirma su nauseabundo ensayo de 1850 Das Judenthum in die Musik (El judaísmo en la música)- en defender la expulsión de los judíos de la cultura alemana. En su afán por “purificar” el arte y la cultura alemanes, Hitler utilizó su retórica como anteproyecto. Sin embargo, actuando de ese modo, no tuvo en cuenta la confianza que Wagner había depositado a lo largo de su vida en dos personas imprescindibles para él, sus ayudantes judíos Josef Rubinstein y Hermann Levi. A pesar de esas terribles consignas, Wagner nunca expulsó a los judíos de Bayreuth. Tampoco defendió el genocidio. Muchos de los que murieron en los campos de concentración eran fervorosos wagnerianos.

En una entrevista publicada recientemente en el semanario Der Spiegel, Barenboim hablaba así de esta paradoja: “Tengo el mayor de los respetos hacía los supervivientes del holocausto. Nadie puede llegar a imaginar lo que tuvieron que soportar. Pero  es verdad que ellos también tenían diferentes puntos de vista. Un ejemplo de ello es mi amigo y premio Nobel de Literatura Imre Kertész. Recuerdo que solamente coincidimos durante dos semanas. Pero a veces me decía ¿puedes conseguirme entradas para Bayreuth?”

Mucha gente dice que el hebreo es hoy día el segundo idioma más oído en Bayreuth. Tal es la influencia de los israelíes. Pero en Israel aún queda una deuda pendiente. La Universidad de Tel Aviv ha sido acusada de quebrantar la independencia académica. Y el hotel Hilton, de actuar con mala fe. Puede ser que sean demandados. Wagner no se merece unas reacciones tan violentas. Estamos en 2012. ¡Escuchemos a Wagner en libertad!

Traducción de Virginia Solans

Hay 46 Comentarios

Más allá de conflictos fuera de la música, que creo que no son más que morbosos... ¡quién puediera asistir a ese concierto!

Klio,nadie habla de prohibiciones,pero ya que lo mencionas Arthur Rubinstein ,judio polaco nacido en Lodsz,hizo sus comienzos en Varsovia hasta que a traves de los anos y actuaciones se radico en Paris donde tuvo que huir a los Estados Unidos luego que los alemanes invadieran Francia,hasta que en 1946 le es otorgada la ciudadania.Tragico hubiera sido su destino si los nazis lo agarran ,hubiera terminado su vida en un crematorio.Y se nego a interpretar en aleman ya que parte de su familia perecio en el Holocausto.
Y para tu conocimiento Placido Domingo llego a establecerse en Israel en 1962,donde fue llamado a la Opera de Tel-Aviv,Opera Nacional de Israel,donde naceria su fama.Vivio 2 y medio anos,canto en 280 representaciones,lo puedes ver en Youtube en una entrevista con Enrique Zimerman,junto a su esposa a la salida del recibimiento de la Reina.Por lo tanto,no es la primera vez que el fantasma aleman persigue hasta nuestros dias .E Israel para mas datos es un pais de amplia cultura,y una extrema sensibilidad para con los sobrevivientes de aque horror.Mas comprension y menos critica

Klio: no manipules lo que no he dicho.
1) No he dicho que en España no exista la ópera, ni que nadie ha escuchado una; digo que la mayoría de la población española muestra indiferencia frente a la ópera y esa no es una impresión subjetiva personal, sino un concepto fundamentado y muy difundido en el resto de Europa, especialmente en países como Italia o Francia -por mencionar dos al azar- que tienen una larga tradición operística. En todos casos en España se apoya culturalmente a ese género menor (remedo de la ópera dramática) llamada zarzuela.
2) No niego que existan figuras descollantes y talentosas como Plácido Domingo o Caballé, (me imagino qué sería de sus carreras si su actuación se limitara sólo a España)
3) Se pueden emitir noticias sobre Israel siempre y cuando no se escojan (invariablente) las negativas y las que generen una corriente de opinión contraria hacia ese país.
4) ¿Dónde he dicho que nada que sea español me satisfaga o me deje de satisfacer?
5) Y, finalmente, ningún españolito me va a indicar dónde y cómo opinar.

Qué imaginación que tienes Marcela, porque en España no existe la ópera, estimada amiga, nadie jamás ha escuchado una, sin embargo curiosamente existen un Plácido Domingo y Montserrat Caballé (entre otros), figuras de primera fila del mundo de la ópera. Curiosidades, verdad? Cómo que en España no se puede emitir noticias sobre Israel porque serán antisemitas por definición. Uno se pregunta a que vienes a un diario español entonces si nada de España te satisface, ¿masoquismo o emoción de sentirte perseguida? Opinamos de Wagner como nos place y en España hizo su carrera y fue adorado un Arthur Rubinstein por ejemplo, nadie lo envió a campos de concentración ni le prohibió actuar. Y era judío...

No sé por qué (o si) pero me imagino que la mayoría de los españoles que escriben aquí jamás entraron a un teatro, y mucho menos a presenciar una ópera de Wagner. Pero, eso sí, hay que criticar que en Israel muchos no quieran representar la obra de un antisemita inspirador del mayor genocida judío en la Historia.
Baremboin no es solamente "judío" como dice la nota, es también español y tiene ciudadanía palestina. Lo que busca es notoriedad montándose en el eterno sentimiento antijudío occidental, especialmente el español (no es casual que notas como éstas aparezcan periódicamente en sitios como estos).
España, como siempre, "preocupada" por todo lo injusto, perverso, censurable y criticable de lo que sucede en Israel. Rara vez se lee en El País, algo elogiable, la exaltación de alguna figura, ya sea músico, científico, o artista judío.
Concuerdo con lo que se dice más abajo, estas notas no son inocentes, detrás está siempre el prejuicio antisemita enmascarado.

Sólo falta que nos prohiban tocar a Cabezón, nació en Castrillo de Matajudíos.

La argumentación que dan para no tocar Wagner es intolerancia pura, y cualquier persona se ve invitada a opinar sobre esa monstruosidad. Es este el país que se dice integrado al mundo moderno?. Apelando a una continuación de la ley del talión con su ojo por ojo. Las ideas (musicales también) no pueden prohibirse Aquí no está haciendo mejor papel Israel que los nazis quemando los libros de Heinrich Heine, supuesto judío, aunque profesó toda su vida el cristianismo, o prohibiendo a Mendelssohn, que también fue cristiano practicante .Para ellos no importaba la realidad, si no lo que les convenía creer. Absurdo y disparate como esta prohibición de un músico que murió medio siglo antes de los nazis. No importa, cuando ya no exista ni el recuerdo de esos necios que prohiben hoy,seguirán tocando a Wagner en todo el mundo. Eso es la prueba de que Wagner tiene su importanci histórica y es imprescindile, lo de Israel es un nadar contra la corriente y morir ahogado. Wagner será tocado allí un día nuevamente, les guste a algunos o no.. Wagner se ganó su lugar en la historia por su música, no por su antisemirismo, que era estandar en su época. Deberían prohibir a tantos que no tendrían mucho para tocar

Que facil es criticar y juzgar la reaccion que produce este o cualquier otro autor, en la memoria de sobrevivientes en Israel.Todos nosotros hemos nacidos a posteriori de la Gran Guerra,en un mundo horrorizado luego de tanta destruccion y horror,del que solo tenemos idea a traves de material historico.y no de haberlo sentido en carne propia.No se habla de las cualidades de Wagner,sino de la reaccion que provoca alli.Si con tanta facilidad se juzga,que pasaria si aqui hubiera una reaccion con los sobrevivientes de la Guerra Civil Española,de los hijos de los que fueron fusilados,o enterrados quien sabe donde,al escuchar alguna musica o autor,relacionado a su epoca,y en cualquier lugar del mundo,se criticara a ellos con tanta liviandad?Seria ello correcto?Para pensar......

Astrid Martin, los problemas de los supervivientes del Holocausto le resultan cómicos? Eso es lo que consiguen estos artículos...

El artículo es de una superficialidad pasmosa...
Además de que es una verdadera sandez afirmar que Wagner no "defendió el genocidio". Lógico, murió muchos años antes...

los problemas de paises como Israel me parecen un poco Cómicos y solo aluden a su decrimento e ignorancia, cosas terribles estan cometiendo en el margen de su hegemonia. pero un concierto y su censura funcionan muy bien para distraer a la gente en controversia.
sobre Wagner ninguna de sus pieza ofende a nadie. y si les duele tanto simplemente no asisten al concierto y punto.


El abogado israelí JONATHAN LIVNY, lucha contra un dramático tabú de 64 años.
Los que tiene Israel y el propio Livny, hijo de un superviviente del Holocausto que huyó de la Alemania nazi.
Allí su familia fue asesinada. Allí se enamoró de Wagner.


... "Es imposible ser aficionado a la música e ignorar la gran contribución de uno de los músicos más importantes de la historia. En mi opinión, están Mozart, Beethoven, Schubert y Wagner"...
..."Desgraciadamente han reducido la Shoa a la figura de Wagner. En lugar de recordar la Shoa y ayudar a los supervivientes del Holocausto a afrontar sus problemas, vetamos a Wagner y así podemos aterrorizarnos del Holocausto. Para muchos israelíes, el Holocausto sólo significa no escuchar la música de Wagner. Se ha convertido en una obsesión...
..."No hay relación alguna entre Wagner y los supervivientes del Holocausto. Hubo compositores más antisemitas que él. Chopin, que es tan admirado por los israelíes, entraba en el concierto y decía: 'Si hay judíos en la sala, yo me niego a tocar'. Richard Strauss fue el presidente de la Cámara de Música del III Reich y escuchamos su música"...
..."Menos mal que a Hitler no le gustaba Beethoven porque también le hubiéramos boicoteado"...


http://www.elmundo.es/elmundo/2012/06/13/cultura/1339574730.html

Oigan pero en los años 30 Israel todavía no existía y ¿cómo podía Wagner apoyar o rechazar el genocidio judío si este sucedió cuarenta años después de que el compositor muriera?
En lo que sí concuerdo con la nota es que en el arte no debe haber censura de ningún tipo, es síntoma de involución y muestra al cancerbero inquisidor que muchos llevan (o llevamos) dentro.
Por cierto, Wagner no me gusta. ¡Viva Bach!

En España, dicen que matar a un toro, delante de acomodados traseros comedores de pipas, es un arte. Aquí poca gente sabe quién es Wagner. No digo ya del Holocausto. Algunos lo relacionarán con novelas de zombis y cosas así. Eso sí, háblales de fútbol, les brillan los ojos mientras engullen cerveza tras cerveza y mascullan sobre las últimas andanzas de Belén Esteban. Esto es, en general, lo que da de sí nuestra cultura de calle. Así que menos juzgar a otros países por no saber apreciar algo cultural.

En España, dicen que matar a un toro, delante de acomodados traseros comedores de pipas, es un arte. Aquí poca gente sabe quién es Wagner. No digo ya del Holocausto. Algunos lo relacionarán con novelas de zombis y cosas así. Eso sí, háblales de fútbol, les brillan los ojos mientras engullen cerveza tras cerveza y mascullan sobre las últimas andanzas de Belén Esteban. Esto es, en general, lo que da de sí nuestra cultura de calle. Así que menos juzgar a otros países por no saber apreciar algo cultural.

Me parece a mí que Israel guarda memoria sólo de lo que le interesa en cada momento. Se acuerda de Wagner para esto y no se acuerda del horror sufrido en el pasado a la hora de no hacérselo padecer a otros en la actualidad... Por cierto, ¿los palestinos no descienden también de Sem, no es un pueblo semítico? En fin, lo de siempre.

Lo que no termino nunca de comprender es esa obsesión por destacar cualquier cosa que incumba a Israel en detrimento de otros países (esos sí intolerantes y fanáticos) por parte -especialmente de los cronistas- de éste periódico.
Encomillar la expresión "tortura emocional" equivale a ponerlo en duda. Esta nota está plagada de prejuicios montados en supuestas libertades que se respetan en Israel muchísimo más que en cualquier país de Oriente.


La perla de la nota es: "muchos de los jóvenes tienen una idea confusa del holocausto". ¿Confusa? ¿Puede alguien tener una idea "confusa" del exterminio de sus abuelos, abuelas, madres, tías, etc.?


Israel tiene fundadas razones para que a muchos de sus ciudadanos se les ponga los pelos de punta escuchando la música de un judeófobo declarado como era Wagner y por tanto repudiarlo o censurarlo. ¿Cuál es el problema para un español que no se escuche su música en Israel que no sea azuzar el antisemitismo larvado en todas estas notejas detrás de quienes las escriben?

bueno...y donde quedó la tolerancia y el derecho a la cultura de ciertos hebreos?

Todos hablan de Wagner. Es cierto que era un gran judeofóbico de palabra y de texto. Pero nada más.

En cambio, el "romántico" Schubert era judeofóbico de palabra y de acción:

Participaba de ataques a pequeñas poblaciones judías en Austria. Grupos de vándalos incendiaban y destruían las viviendas de los campesinos.

Schubert fue un ser REPUGNANTE.

Todos hablan de Wagner. Es cierto que era un gran judeofóbico de palabra y de texto. Pero nada más.

En cambio, el "romántico" Schubert era judeofóbico de palabra y de acción:

Participaba de ataques a pequeñas poblaciones judías en Austria. Grupos de vándalos incendiaban y destruían las viviendas de los campesinos.

Schubert fue un ser REPUGNANTE.

Wilhelm Richard Wagner murió en 1883.
Ya me dirán que tendrá que ver el pobre señor, con la apropiación nazi de su música, como icono artístico de la barbarie.
Precisamente sería interesante sacarle esa terrible carga, la música wagneriana es muy animada, aunque mi favorito es Beethoven.

La primera victima de los nazis fueron todo el pueblo aleman . Social democratas, cristianos, humanistas, comunistas, acabaron en campos de concentracion y fueron asesinados - antes de la Guerra. Despues toda Europa - saqueada y exterminada por millones - pero las primeras victimas fueron el pueblo aleman . Todos los alemanes tenemos familiares que fueron asesinados por los nazis ! Los nazis eran violentos y la cultura de la fuerza bruta y el terror.

El estado de Israel protege todas las ideologias y religiones - los Bahai, perseguidos en Iran y todo el mundo Islamico , estan permitidos y protegidos en Israel , asi el cristianismo, el Islam , 2.5 millones de arabes tienen passaporte Israeli , etc . En Israel , estan todos protegidos por La Ley . A la vez, en Alemania, se abren mas synagogas y centros culturales judios que en toda Israel y el resto del planeta JUNTO !! En Speyer se abrio recientemente escuela de Rabbinos . El antisemitismo en Alemania fue un instrumento creado por astutos politicos y religiosos alemanes , en Alemania luchamos contra el antisemitismo , que es un mal no solo de Alemania, sino de toda la humanidad . El antisemitismo nos ha costado mucho y es injusto , pues ninguna otra sociedad mundial recibio tanto de la cultura judia como la cultura alemana - casi todos nuestros nobeles venian de la cultura judia, nuestra religion tambien, catholicismo y protestantismo vienen de la cultura de Israel, por ejemplo, el Apostol St. Pablo era judio - eso ya lo dice todo .

Wagner es uno de los mas grandes compositores de todos los tiempos, ahora bien el antisemitisto (producto de su epoca) vive y seguira viviendo en el alma de mucha gente, asi como el anticristianismos o el antiislamismo, en muchas, otras, o las barbaridades de los Israelies contra las comunidades cristianas o musulmanas si son bien vistas... en un futuro, en Oriente Medio se prohibira a Cristina Aguilera o Kiss porque con esa musica torturaban (o quizas aun torturan) a los prisioneros en guantanamo... la musica es universal, definitivamente el alma humana, no

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Concertino

Sobre el blog

Una visión de la música culta para el siglo XXI. Valores, desafíos, debates, tendencias y análisis de la mano de los periodistas de EL PAÍS. Un blog para vivir y disfrutar de la ópera y la clásica. Textos para saber más y, sobre todo, para acercarse hasta donde permiten las palabras a la emoción de la música.

Sobre los autores

Daniel Verdú. Periodista de la sección de Cultura.

Jesús Ruiz Mantilla.Periodista de El País Semanal.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal