Arrancar la música de cuajo

Por: | 25 de septiembre de 2012

Protesta musicos

Manifestación de profesores y alumnos de escuelas municipales de música de Madrid contra la subida de tasas. / SAMUEL SÁNCHEZ

Existe un debate sobre si la música, la clásica en particular, han vivido en España en los últimos años el efecto de otra de las compulsivas burbujas que se lo han cargado todo. Un auditorio en cada pueblo, más orquestas sinfónicas de las que se podían pagar o gestionar con un nivel de calidad aceptable, cachés desorbitados de artistas extranjeros a quienes se ha pagado en los últimos años lo que les ha dado la gana… Todo ello ha desembocado en un a dramática situación, ya reseñada en este periódico hace unos meses, que ha supuesto la cancelación de ciclos, festivales, impagos a músicos o despidos en teatros. Quizá el cruel ajuste al que nos vamos a someter en los próximos años sea merecido. Pero si algo no se podía tocar para terminar con aquello de que España nunca estará al nivel de las orquestas centroeuropeas era la educación musical. ¿Adivinan qué ha sucedido? También se la están cargando.

El mejor ejemplo es el que vive Madrid estos días. Como informó Elena G. Sevillano, el Ayuntamiento ha retirado la subvención que concedía cada año a las empresas concesionarias de prestar el servicio. El recorte (amputación, en este caso), además de convertir un servicio público en algo completamente privado, ha triplicado el coste de las tarifas. Las clases de instrumentos como el violín, por ejemplo, pasan de costar 50,4 euros a más de 140. Al parecer, más del 70% de los padres de los alumnos del último curso han dicho que darán de baja a sus hijos al no poder pagarlo. En algunos casos, como en el barrio de Villaverde, la opción privada cuesta ya menos que la supuestamente pública. Tan grave, que los profesores se plantean aceptar que les rebajen el sueldo para que repercuta también en ellos la retirada de la subvención.

La música siempre es lo primero que deja de sonar cuando se va la luz. Ningún gobierno (Gallardón, melómano reconocido sí tuvo durante su mandato interés en esto) ha entendido lo que signfica la educación musical y se ha visto siempre como un lujo.  Las 13 escuelas públicas de Madrid funcionaban perfectamente. Los niños no iban a ahí a pasar la tarde mientras sus padres terminaban de trabajar. No eran guarderías. Eran centros rigurosos y exigentes y creían en el proyecto que desarrollaban. “Las Escuelas Municipales de Música y Danza no sólo fomentan desde la infancia el conocimiento y apreciación de la música y la danza sino que también orientan a las enseñanzas profesionales a aquellos alumnos con las aptitudes necesarias para ello”, reza Ordenanza Reguladora de las Escuelas Municipales de Música y Danza de Madrid. Es decir, además de fomentar el interés por la música y crear los tan reclamados nuevos públicos, se orienta a algunos estudiantes hacia el descubrimiento y la profesionalización de su talento.

Y el problema es que está sucediendo en toda España. La Generalitat ha recortado la subvención en más de un 60% y se plantea eliminarla. Lo mismo ha pasado en Valencia (desde hace más tiempo) o en Castilla y León. En fin, más allá de primas y rescates, este tipo de barbaridades, arrancar de raíz un proyecto educativo tan consolidado, nos mantendrá alejados de Europa muchos más años de los que viviremos para contarlo.

Hay 16 Comentarios

Pensar que en Suiza la educación musical es un derecho constitucional.
Yo conozco profesores de música que lo están pasando fatal por la reducción de alumnos. Lo más importante no es formar grandes solistas ni profesionales, sino personas que sepan apreciar la música como parte de la cultura del ocio.
Estamos dejando el ocio en ir al bar, ver el fútbol o los toros. Es muy triste ver personas jubiladas que no saben qué hacer que si hubieran sido educados en la música podrían sacar un partido a ese ocio forzoso.

Me alegra leer que hay más gente que piensa como yo, mientras se pagaba al Sr. Lorin Mazel y a su orquesta fortunas, cachets fuera de mercado en un conservatorio de la Generalitat daban 600 euros para material por departamento (para las asignaturas de coro, orquesta, idiomas y canto) a cuanto sale?. Ahora el recorte es total, no dan nada, pero los sres. de les Arts siguen ahí, trabajando poquito, poquito y cobrando, no faltan asistentes, subdirectores.. todos a dedo claro, hasta la gerente cobra casí mas que el presidente de la Generalitat. Es vergonzoso.

GRACIAS por hablar de ello. ¡¡Es tan intolerable!!

Trivia de música clásica: Reconoce a los compositores de estas grandes obras musicales http://www.dwaroo.com/Play_Quiz.aspx?Gid=1618

Y yo me pregunto, si una clase particular cuesta 30€ y las empresas que llevan las escuelas de música municipales se estaban embolsando 20€ de los alumnos + 40€ del ayuntamiento (total 60€) y después de quitar la subvención han podido ajustar hasta los 30€ que cuesta en cualquier otro sitio, ¿por que tiene el ayuntamiento que despilfarrar dinero pagando esos 40€?. Claro, que a nosotros nos da igual si el ayuntamiento paga 40 o 1000 mientras a nosotros nos lo den "gratis".

La opción privada es ya más barata que la pública, incluso con una reducción de tarifas. Pero lo increíblemente ruín son las formas, la falta de previsión, la ausencia de intención para solucionar un problema entre todos, la impotencia de que ya nos quitan hasta la posibilidad de darles cultura, educación y salud decentes a nuestros hijos. Me gustaría saber que va a hacer con esos edificios tan hermosos por los que seguro que algún amigo de algún político del gobierno del Ayuntamiento de Madrid obtuvo algún favor. Me gustaría saber el motivo por el que el Ayuntamiento de Madrid no previó la falta de presupuesto antes de que los padres tengamos que perder nuestro tiempo y nuestras energías en el engorroso proceso de inscripción. Todo para ahora tener que perder el tiempo nuevamente para pedir una devolución de nuestro dinero porque no podemos solventar unos precios como los que ponen. Indignante. Toda una República o más bien Monarquía bananera.

...se imagina la alcaldesa qué puedo hacer con más de un niño en la Escuela Municipal de Música. Volveremos a los viejos tiempos en los que la educación es sólo para la élite que pueda pagársela...

...dónde van a estar mejor nuestros chicos una tarde de otoño que en una escuela de música con buenos profesores y una alta dosis de entusiasmo y motivación???? Sra Botella, ¿tiene Vd. respuesta a esta pregunta? Quiero decir: TIENE VD RESPUESTA A ESTA PREGUNTA, y también dinero. No se lo gaste en sus amigos y devuelvalo a los que pagamos -MUCHOS- impuestos municipales.

Lo peor del Ayuntamiento ha sido las formas y los comentarios de que la música no es esencial para los madrileños. ¿Sabrá la alcaldesa qué es esencial para los madrileños? Para los madrileños es esencial tener una alcaldesa que no lo haya sido de rebote y un Ayuntamiento que no se dedique a canalizar los impuestos para derivarlos a empresas privadas que gestionen los servicios que sí son esenciales para los madrileños, como la Sanidad, la Educación, los residuos, la seguridad en las calles, el transporte público... Y sin embargo, casi todo está en manos de empresas privadas y lo que no está, lo quieren poner. Unos gestores privados es lo que estamos necesitando, porque estos políticos están demostrando que son nefastos gestores.

Olvidaos de la mentira de que no hay dinero. Claro que lo hay. El problema es la desigualdad en la distribución del mismo.
Esta crisis financiera es el escenario ideal (provocado) para imponer una serie de políticas económicas basadas en la privatización de absolutamente todo. Busquen información sobre Milton Friedman, miren en Argentina hace unos cuantos años, busquen el origen de estas políticas y como se han ido imponiendo a lo largo de la historia en todo el mundo. Entenderán, si todavía no lo han hecho, la situación en la que nos encontramos ahora mismo.

Lo que pretenden hacer con las escuelas de música públicas, es darles la puntilla para que la gente no tenga más remedio que irse a una privada, donde sólo importa el negocio y tan sólo unos pocos tendrán acceso. El resultado es una sociedad clasista que es otra de las cosas que quiere este gobierno ilegitimo.

Entiendo que en tiempos de crisis se debe prescindir en muchos casos de aquello que tenemos como habitual, pero estamos muy equivocados cuando pensamos que podemos prescindir de la cultura, porque con ello, no solo renunciamos a parte de nuestra propia identidad, sino que aceptamos sin resistirnos a una mutilación del alma.

¿Qué pensaría la gente si se cerrase la biblioteca de su barrio? ¿Qué explicación se le pediría a los dirigentes municipales?
¿Y si se cerrase el polideportivo del barrio? ¿Qué explicación se le pediría a los dirigentes municipales?

SE HA QUEBRADO LA FORMACIÓN MUSICAL DE MUCHAS FAMILIAS EN LA CIUDAD DE MADRID. HAY PROFESORES QUE HAN PERDIDO SU TRABAJO Y EL RESTO HA VISTO COMO SU SALARIO SE REDUCE DRÁSTICAMENTE.

Sin embargo para nuestro ayuntamiento eso no es importante.

ESPERO QUE HABLEN LAS URNAS. EXIJAMOS NUESTROS DERECHOS.

Gracias por el articulo y por la visión que le dais.
Mientras en Suiza hacen debates sobre incluir más música en los colegios , incluso cambiar la constitución para llevarlo a cabo , aqui nos la cargamos....

Esencial o no, y la educación lo es, es un servicio público y no se puede cobrar a precio de privado. Por la crisis, no vale todo. Volvemos a una época de nuestra historia reciente en la que no habia las mismas oportunidades para todos.

El debate es sobre lo esencial o no esencial en tiempos de crisis. Parece que lo único esencial es el dinero, los puestos de trabajo y la eficacia. La música (amateur o no) queda fuera de juego, como tantas otras cosas que parece que no tienen su sitio en eso que llamamos "lo público", e decir, de todos. Justo lo que puede hacer que nuestras "almas" se alimenten en estos tiempos de carencias de todo tipo.

Gracias por dar difusión a las protestas.

Un saludo,

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Concertino

Sobre el blog

Una visión de la música culta para el siglo XXI. Valores, desafíos, debates, tendencias y análisis de la mano de los periodistas de EL PAÍS. Un blog para vivir y disfrutar de la ópera y la clásica. Textos para saber más y, sobre todo, para acercarse hasta donde permiten las palabras a la emoción de la música.

Sobre los autores

Daniel Verdú. Periodista de la sección de Cultura.

Jesús Ruiz Mantilla.Periodista de El País Semanal.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal