Franz Welser-Möst y el "refinamiento" de Cleveland

Por: | 01 de enero de 2013

Franz

Franz Welser-Möst dirige a la Filarmónica de Viena en el Concierto de Año Nuevo de 2011.

El austriaco Franz Welser-Möst vuelve hoy a casa para dirigir a la Filarmónica de Viena en el tradicional Concierto de Año Nuevo. Un evento enfocado a la audiencia (se retransmite en 81 países) y a las concesiones más populares de la música clásica. Pero él está encantado y reivindica la dificultad e interés de los valses y las polkas que se interpretan el primero de año. Con motivo de este concierto, le entrevistamos la semana pasada y se nos quedaron algunas de sus reflexiones sobre la crisis y la música fuera de una pieza estrictamente enfocada al evento de Año Nuevo. Estas son las impresiones del director de la Cleveland Orchestra (quizá la mejor de EE UU) y de la Staatsoper de Viena sobre la situación de la música y las características de su orquesta.

El año pasado, por estas fechas, Franz Welser-Möst se quejó amargamente en una entrevista de los recortes que la ópera de Viena iba a sufrir inminentemente (como el resto de instituciones culturales de Europa, por otro lado). Al parecer, sus lamentos tuvieron efecto y se libró de la tijera. "Mis quejas tuvieron éxito, porque no cortaron el presupuesto. Pero continúa la lucha. Lamentablemente todo acaba teniendo que ver con el dinero. Y claro, en EEUU es ahora muy difícil. Muchas orquestas están luchando y muchas otras han desaparecido en los últimos dos años. Vamos a ver qué pasa si finalmente se firma la ley por la cual la gente rica puede deducirse menos si dona dinero a organizaciones sin ánimo de lucro u orquestas. Quizá lo sabremos en los dos próximos días, Obama ha vuelto antes de vacaciones y tiene que decidirlo", señala.

Se refiere a la nueva ley de impuestos que el Congreso de EE UU debe aprobar en los próximos días y por la cual las donaciones privadas a las orquestas (la mitad de sus ingresos) podrían verse muy reducidas. "En Europa, en cambio, cambia mucho en función del país. En Italia ha sido especialmente dramático, los años de Berlusconi han sido terribles. Han cerrado orquestas y teatros… El problema  es que una sociedad se define a sí misma a través de su cultura, y creo que algunos políticos los olvidan. El ser humano necesita más cosas además de dormir, comer y beber. Educación y desarrollo personal. Se puede seguir trabajando con menos dineron, pero también tienes que recortar la calidad", insiste.

Para muchos, la Cleveland Orchestra es la mejor formación sinfónica de EE UU. Para su director, parece que también. "En América es única por su espíritu y su refiniamiento. Lo que suele decirse es que las orquestas en EEUU tocan de forma muy potente y muy alto. Eso está muy bien, pero Cleveland tiene ese refinamiento que le permite tocar en pianissimo como ninguna otra puede hacerlo. Y eso es una marca. Todos los artistas saben que tocar así es más difícil que tocar fortissimo", explica por teléfono, tres días antes de volver, en solo tres años, a dirigir el Concierto de Año Nuevo.

Hay 0 Comentarios

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

El Concertino

Sobre el blog

Una visión de la música culta para el siglo XXI. Valores, desafíos, debates, tendencias y análisis de la mano de los periodistas de EL PAÍS. Un blog para vivir y disfrutar de la ópera y la clásica. Textos para saber más y, sobre todo, para acercarse hasta donde permiten las palabras a la emoción de la música.

Sobre los autores

Daniel Verdú. Periodista de la sección de Cultura.

Jesús Ruiz Mantilla.Periodista de El País Semanal.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal