Sobre el autor

Fernando Garea

lleva más de 15 años pisando diariamente el Congreso y escribiendo sobre política en distintos medios. Responsable de información parlamentaria en EL PAÍS, colabora en diversas tertulias en radio y televisión.

Sobre el blog

Contracrónica de la actualidad política. Lo que se mueve en los pasillos del Congreso, más allá del escenario del hemiciclo, y análisis de la vida política.

31 mar 2009

Luz sobre los diputados

Por: EL PAÍS

El Congreso ha acordado por unanimidad cambiar una de sus normas más antiguas y menos discutidas hasta ahora: la de las incompatibilidades de los diputados. Entre otras cosas, todo era secreto y se votaba a ciegas. Desde ahora, a falta de ver cómo se concreta, habrá transparencia y luz donde hasta ahora había opacidad.

A la vez critican la publicación en EL PAÍS de los dos informes secretos, pero eso forma parte de la liturgia de quien ha visto en un periódico lo que guardaba celosamente.

Como en los pasillos algunos diputados me han hecho algunos comentarios aclaro algunos detalles:

-Un diputado del PP me asegura que tampoco los periodistas hacemos públicas nuestras actividades. Le explico que, a menos que se trate de vulneraciones deontológicas, rendimos cuentas ante nuestras empresas, mientras que ellos lo hacen ante los ciudadanos y los electores y, además, piden transparencia, luz y taquígrafos permanentemente desde la tribuna.

-Otro del PSOE me pregunta qué tengo contra su actividad como contertulio y articulista en medios de comunicación. No tengo nada, pero los ciudadanos tienen derecho a conocerlo y, sobre todo, esa actividad que es prolongación de la de diputado no puede estar equiparada bajo un manto de opacidad y, por tanto, de sospecha, junto a otros que están en el límite.

-Otro socialista me dice que buscaba desacreditarles. Al margen de juicios de intenciones, el final es que los grupos han acordado revisar un sistema que los propios diputados del PSOE calificaron ayer de ?procedimiento ridículo? en la reunión del grupo socialista.

- Respecto a las tertulias en los medios me parece interesante el debate que abre la diputada del PSOE Remedios Elías en su propia declaración de actividades :? ?En estos momentos no participa en ninguna tertulia, pero si lo hiciera en el futuro no cobraría ninguna retribución, ya que considera que es parte de su trabajo el trasladar a los ciudadanos la información y las ideas referentes a cualquiera de los temas a tratar en los distintos programas?. Es interesante la reflexión porque está escrita por quien nunca pensó que se haría pública.

El diputado del PSOE Jordi Sevilla, en su interesante blog, escribe sobre este asunto de forma razonada, aunque discrepe. Mi crítica a su inteligente posición está en el comentario que he incluido a su post.

Y no hace falta que reitere una vez más que creo que no es justa la imagen de que los diputados no trabajan. Lo hacen en el escaño, en comisiones, en ponencias, en pasillos, en su despacho, en sus circunscripciones, en sus partidos, en los medios de comunicación, en sus sedes?..
(Conviene leer el último auto de Garzón recordando la película "Los intocables". En el sumario constan los apuntes contables de la trama, las facturas, las concesiones públicas que se dieron a cambio con prolongaciones a Castilla y León y, sobre todo, el testimonio del contable para interpretar los pagos. No sólo son conversaciones intervenidas, sino mucha prueba documental).

30 mar 2009

¿Esto quién lo paga?

Por: EL PAÍS

En estos casos es un argumento recurrente la cita de Josep Pla cuando llegó a Nueva York y vio las luces de la ciudad: ?¿Y esto quién lo paga??.
Con lo de la Caja de Castilla-La Mancha ocurre lo mismo. El Gobierno jura y perjura que no se gastará ni un euro público en la intervención, pero el precio en este caso es político, no monetario. O, de forma más precisa, un precio de pura transparencia y explicación a los ciudadanos.
¿Los ciudadanos tienen derecho a que los responsables de la entidad o los responsables políticos de la Comunidad manchega se expliquen con detalle?
Saber si se ha gestionado correctamente; Si era conveniente expandir la caja fuera de la comunidad; Si el nivel de riesgo con grandes constructoras es el correcto o si el aeropuerto de Ciudad Real que financió era un proyecto viable en el que merecía la pena invertir los fondos de los impositores. Y si han funcionado correctamente los mecanismos de supervisión y control público.
(Obama forzó ayer la renuncia del presidente de una compañía privada como General Motors, antes de aprobar el plan de ayudas al sector de automóvil).
Recientemente comparecieron los responsables de las patronales de la banca y de las cajas y no se vislumbró que podía ocurrir lo que ocurrió este fin de semana.
Para los ciudadanos es chocante que se diga que no es conveniente la transparencia para no poner en riesgo a las entidades bancarias, pero que sea de los pocos sectores económicos que cuando se produce una mala gestión acuden los poderes públicos con dinero de todos al socorro.
Hace un mes el PSOE dio marcha atrás a su inicial propósito de que comparecieran los presidentes de los grandes bancos y cajas a explicar la situación del sector. Algo pasó para que se rectificara esa decisión. El jueves se explicará en el Congreso el gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, y le es exigible claridad.
(En el Congreso de Estados Unidos comparecieron los responsables de los bancos).
El PSOE y el Gobierno utilizan estos días dos argumentos: que la intervención mejora la situación de la caja y que el PP es responsable de crear alarma alrededor de las cajas y los bancos.
El problema del primer argumento es que constan en los diarios de sesiones del Congreso frases de Zapatero en las que se jacta de que en España no ha sido necesario intervenir ningún banco, lo que prueba la fortaleza de nuestro sistema financiero.
El segundo argumento, el del PP está contenido en la viñeta del diputado socialista Juan Fernando López Aguilar. Y suena a disparo contra el pianista.

29 mar 2009

Vueltas que da la vida

Por: EL PAÍS

Una de las frases más recordadas en el Congreso es la del "míreme a la cara, señor Rubio", que el entonces diputado del PSOE Pedro Hernández Moltó lanzó al entonces gobernador del Banco de España en una especie de autopsia televisada en una comisión del Congreso.
Hernández Moltó interrogó como si fuera un policía (de los malos) a Rubio a principios de los 90, poco antes de que el entonces fiscal de Madrid Mariano Fernández Bermejo le ordenara detener. Ahora Hernández Moltó, como presidente de la Caja de Castilla-La Mancha, ve cómo el Banco de España interviene la entidad.
¿Alguien le dirá "mímere a los ojos, señor Hernández Moltó"? Las vueltas que da la vida.
Dará vueltas esta semana el asunto de las incompatibilidades de los diputados y con toda seguridad la Comisión del Estatuto del Diputado decidirá el martes hacer transparentes las declaraciones y permitir que el Congreso pueda investigar.
Por si acaso: la inmensa mayoría de los diputados hace bien su trabajo. Con intensidad, con honradez y sin mezclar lo público y lo privado. Lo que se trata es de hacerlo transparente, de evitar que la opacidad cubra a todos con un manto de sospecha y que se puedan investigar los casos dudosos. Para eso EL PAÍS ha hecho públicos en su página web los dos informes reservados, con la actividad de todos los diputados, uno por uno.
A los 250 con ingresos extras habría que sumar otros que han declarado actividad y no figuran en los informes. Han hecho su declaración pero por alguna razón desconocida no se ha cumplido el trámite legalmente necesario de que lo apruebe el pleno. Todo parece indicar que ha acabado la opacidad.

¿Por qué el Gobierno le ha dado tantas vueltas a ley del aborto si sabe dónde quiere llegar?

¿Por qué no empezó por enviar un proyecto de ley al Congreso para que se discutiera como cualquier otro?

¿Por qué ha prolongado tanto la posibilidad de que haya protestas en la calle?

Los antiabortistas salen ahora a la calle, pero la futura ley no es aún ni un borrador. Falta la discusión en el Consejo de Ministros, su envío al Consejo General del Poder Judicial y al Consejo de Estado, para que emitan informes no vinculantes; falta que el Consejo de Ministros lo estudie en segunda vuelta y se remita al Congreso; que se debata en el Pleno, en la comisión y de nuevo en el Pleno; que se remita al Senado, para que se debata en el Pleno, en la Comisión y de nuevo en el Pleno, y si hay enmiendas que vuelva al Congreso otra vez.

Con todo ese trámite, en el mejor de los casos falta un año para que la ley esté en vigor. O sea, que la protesta no ha hecho tampoco más que empezar.

Eso sin contar que, con las elecciones europeas en junio, es posible que Zapatero prefiera esperar a después del verano.

Si el Gobierno tenía decidido cambiar la ley, podría haberlo hecho sin pasar por las subcomisiones del Congreso y de expertos en el Ministerio de Igualdad.

Ya fue a rastras y terminó aceptándolo en el Congreso del PSOE de 2008, después de haberse negado a que fuera en su programa electoral.

En todo caso, los dos informes ya han fijado unas coordenadas claras para elaborar el proyecto ley.

El texto que se adivina no es la ocurrencia de Zapatero o su joven ministra de Igualdad, sino similar a los que están en vigor en países como Alemania, Francia, Bélgica, Rumanía, Portugal, Austria, Bulgaria, Dinamarca, Eslovaquia, Estonia, Grecia, Hungría, Letonia, Lituania, República Checa, Holanda y Suecia. Allí gobierna o ha gobernado la derecha y hay ley de plazos. La Iglesia no ha protestado en esos países.

En ningún país de Europa está el aborto en la agenda de los parlamentos, pero porque ya han recorrido el camino que se inicia ahora en España.

El Gobierno asegura que está decidido a mantener la idea de que las mayores de 16 años puedan abortar sin autorización. El matiz es que la ley 41/2002 de Autonomía del Paciente y de Derechos y Obligaciones en Materia de Información y Documentación Clínica, a la que se remite y que fue aprobada por el PP, asegura en su artículo 9 que ?cuando se trate de menores no incapaces ni incapacitados, pero emancipados o con dieciséis años cumplidos, no cabe prestar el consentimiento por representación. Sin embargo, en caso de actuación de grave riesgo, según el criterio del facultativo, los padres serán informados y su opinión será tenida en cuenta para la toma de la decisión correspondiente?. Es decir, que ya está previsto que el médico pueda informar a los padres. No hay novedad.

Los que ejercen su derecho y se manifiestan en la calle contra el aborto serán, con toda seguridad, menos que los ciudadanos que están representados en el Congreso por los partidos que forman la mayoría absoluta necesaria para aprobar la ley de plazos. Y serán muchos más que los que salían a la calle para exigir al PP de Aznar cuando tenía mayoría absoluta que eliminara el aborto legal. No salió ninguno a la calle entonces.

¿Saben muchos manifestantes que uno de los supuestos en vigor no tiene plazo y que, por tanto, es teóricamente posible el aborto hasta el último momento de la gestación? ¿No es mejor aprobar una norma garantista que establezca plazos y elimine trampas legales?

Mientras se aprueba la nueva ley seguirá en vigor la actual regulación, aplicada de forma laxa y sometida a la arbitrariedad de clínicas y jueces; a la diferencia entre comunidades autónomas y a la imposibilidad material de llevarlo a cabo en centros públicos.

Tampoco se sabe, aunque se intuye, si los manifestantes están en contra de medidas de prevención y educación sexual que, según los informes del Congreso y de Igualdad, se incluirán en la ley.

Y el PP no tiene opinión: estará a lo que diga el Tribunal Constitucional. ¿Si se acomoda a la Constitución la derogará cuando gobierne o volverá a mantenerla?

26 mar 2009

Pan para hoy y hambre para mañana

Por: EL PAÍS

El PSOE da la patada al balón, gana tiempo, pero en algún momento tendrá que encontrarse con la pelota de nuevo.
Por dos veces en las últimas semanas ha aceptado tramitar como proyectos de ley dos decretos para poder convalidarlos. Por el momento gana tiempo, pero tendrá que enfrentarse de nuevo a la tramitación de esas normas y negociar y pactar cada enmienda y cada artículo.
Literalmente el Gobierno vive al día en el Congreso, sin pensar en el medio plazo y mucho menos en el largo plazo.
La geometría variable le hace estar como si tuviera un circo de tres pistas, sin saber si los elefantes andan por la cuerda floja o si los trapecistas montan a caballo. Unos días la izquierda y otros la derecha.
Y en situaciones de crisis como la actual tiene extremas dificultades siquiera para aprobar medidas urgentes por decreto. Por proyecto de ley, obviamente, muchas más. Acercarse al Gobeirno en esta situación es como aproximarse al sol: a cierta distancia da calor, pero corres el riesgo de quemarte.
Tiene dificultades para marcar la agenda del Gobierno y en cada debate, especialmente si es económico, se ve obligado a escuchar el chorreo de todos.
Carles Campuzano (CiU) estaba ayer encantado por haber conseguido que se puedan introducir enmiendas para los autónomos al decreto de los parados. Al fin y al cabo, entre los autónomos están sus electores. Y ERC está sólo para algunas cosas si no se soluciona la financiación autonómica.
Al Gobierno le queda el pleno de la próxima semana y luego a respirar hasta finales de abril, cuando vuelvan los plenos.

25 mar 2009

Trillo escondido y Zapatero derrotado

Por: EL PAÍS

-¿Dónde está Trillo?.- Coincidiendo con el inicio del juicio de Yakolev Federico Trillo ha pasado de ser omnipresente a desaparecer. De ser el portavoz del PP en el "caso Correa" a sólo ir al pleno a votar lo más rápido posible y sin pararse. No se le ha escuchado ninguna declaración mostrando su solidaridad con los militares que se sientan estos días en el banquillo y que fueron sus subordinados. El lunes tampoco fue al Tribunal Constitucional a presentar el recurso contra los Presupuestos. Esta tarde tendrá que ir a la Comisión de Justicia a interpelar a Caamaño.
-El peor día de Zapatero. Probablemente el peor debate para él desde que está al frente del PSOE y del Gobierno. Se le mezclaron tres cosas: la crisis económica, el enredo en el que se metió su Gobierno con la retirada de Kosovo y su soledad parlamentaria. Solo contra todos, incluidos sus errores y la coyuntura internacional. La segunda legislatura en el Gobierno es muy difícil que funcione el recurso argumental de recordar lo que hizo el otro en el Gobierno. El recurso a la guerra de Irak ya se agota. Nunca antes un intrascendente debate sobre una cumbre europea dio para tanto contra un Gobierno.
-Actividades transparentes.- Bono abrió la reunión de la Mesa del Congreso del martes lamentando que por primera vez en la historia se haya publicado el informe de actividades de los diputados. Le siguió el PP criticando que todos los casos publicados se referirieran a sus diputados. La razón es que los más llamativos son los suyos, los demás se refieren a conferencias, tertulias o clases universitarias, que se pueden entender como prolongación de su actividad. Pagan justos por pecadores y la opacidad perjudica a todos. El Pleno vota hoy en secreto el informe que incluye casos como el de López Amor, fichado por la empresa que vende las retransmisiones del fútbol a las televisiones públicas, aunque el informe incluye la prohibición de contratar con entes públicos. Le salva que el Congreso, sorprendentemente no puede investigar o pedir explicaciones. El PP tendrá que aceptar la propuesta de PSE e IU para que se publiquen las actividades y se pueda investigar.

24 mar 2009

Cortejando a la izquierda

Por: EL PAÍS

?Si esto sigue así tendré que invitar a Mamen Sánchez a las reuniones del Grupo Popular?. La frase es de José Luis Ayllón, número dos del grupo Popular; Mamen Sánchez es la coordinadora de del Grupo Socialista encargada de mostrar con los dedos a sus diputados el sentido de cada votación y se refiere al hecho de que el PSOE, para salvar las votaciones, termina por sumarse a las iniciativas de los otros, aunque sean del PP. La debilidad provoca extraños apareamientos. PP y ERC han votado juntos una iniciativa sobre policía y guardia civil. Así están las cosas.

Esta semana lo ha hecho el PSOE con una propuesta sobre una oficina de control presupuestario y sobre el salario de los policías. Las dos han salido adelante con la ayuda de ERC, que ha actuado como la muleta en la que se apoya el Gobierno.

Sólo la falta de acuerdo sobre financiación impide que el pacto entre PSOE y ERC vaya más allá.

Los socialistas, tras perder al PNV en el Congreso, podían elegir entre CiU y la izquierda y han elegido esta última opción, con ERC como cabeza de puente. ERC le ha permitido salvar el pleno al Gobierno. Los de Duran Lleida quedan como segundo plato y novia despechada cuando se las prometían felices al ver al Gobierno tan débil. Y el PSOE, con Zapatero y Blanco a la cabeza se han esforzado estas semanas para cortejar a Puigcercós y Ridao.
Y a Joan Herrera (ICV), a quien José Antonio Alonso ha pedido perdón por haberle rechazado por error en la Mesa la petición de comparecencia de la ministra Espinosa. "Vuélve a presentarla que te la apoyamos", le ha dicho.
El apoyo en CiU tenía la contraindicación de que podría irritar al PSC.
El resultado es que el PSOE no ha sido derrotado, pero ha tenido que aceptar iniciativas que en otro caso rechazaría sin más. Por ejemplo, la Oficina de Control Presupuestario que siempre ha horrorizado a los gobiernos de todos los signos. También a éste, pero no tiene más remedio que aceptarlo.
Hasta ha aceptado una moción que habla del "fracaso del Gobierno" en el proceso de Bolonia. Todo para no perder una votación

Los escaños estaban llenos. Faltaron Zapatero, Rajoy y Moratinos.

23 mar 2009

A las 9, todos en el escaño para votar

Por: EL PAÍS

A los responsables de los grupos parlamentarios mayoritarios les espera hoy otra tarde de contar diputados sin parar. En el orden del día hay varios asuntos propicios para votaciones ajustadas o, en el peor caso para el Gobierno, de resultados adversos, por primera vez en la legislatura. ?Estoy harto del morbo por las votaciones perdidas?, aseguraba uno de los máximos responsables del Grupo Socialista el pasado martes a la salida del Pleno en el que evitaron la derrota con experiencia, errores del PP y ausencias de diputados populares, combinados a partes iguales.
Hay orden en los dos grupos para que a las 21 horas, aproximadamente, todos estén en sus escaños para votar. El ministro de Exteriores no votará porque está de viaje oficial en Filipinas, el resto de ministros que son diputados no tiene nada en su agenda a la hora de la votación. Sólo el de Cultura. César Antonio Molina, tiene un acto en el Ateneo a las 19 horas, con tiempo justo de llegar a votar.
Para hoy tiene peligro la votación sobre una iniciativa del PP y otra de ERC-IU-IC casi idénticas. El PP propone crear una Oficina Presupuestaria de las Cortes Generales y la izquierda una Oficina de Gestión y Control Presupuestario. O sea lo mismo. Tiene peligro también la del PP que pide la equiparación salarial de policías y guardias civiles con las policías autonómicas. CiU y PNV están dispuestos a apoyarlo, aunque en el fondo suponga una contradicción con sus posiciones nacionalistas que defienden el margen de actuación de los gobiernos autonómicos. El Gobierno queda a la espera del pacto de izquierdas con ERC, IU, ICV y BNG.

Además, el error innecesario sobre las tropas de Kosovo hace que el PSOE necesite aliados para evitar la comparecencia de Zapatero y hacer que los grupos se conformen con la presencia de la ministra de Defensa. El miércoles en la comparecencia de Zapatero en el Pleno para hablar de la última cumbre europea habrá un adelanto de la cuestión y, con toda seguridad, todos los grupos serán críticos.
(La viñeta es del diputado socialista Juan Fernando López Aguilar)
(¿Por qué los dictámenes sobre las actividades de los diputados no son transparentes y no se cuelgan en Internet para que los ciudadanos vean lo que hacen los diputados a los que votan? El jueves se hará de nuevo el paripé de cerrar el hemiciclo, sacar al público, cegar las cámaras y votar a ciegas el informe en el que la opacidad hace caer un manto de sospecha sobre la inmensa mayoría de parlamentarios que sólo dan conferencias y participan en tertulias).

CiU
Los nacionalistas catalanes tienen a gala haber contribuido con sus propuestas a salir de las anteriores crisis económicas y ser ahora el grupo parlamentario que más soluciones presenta en la Cámara. Por eso, estarían encantados de llegar a acuerdos con el Gobierno sobre la base de sus propuestas y dejando claro principios como la defensa de los autónomos y las pequeñas y medianas empresas o las reducciones de impuestos, entre otras.
A lo que no están dispuestos los diputados que encabeza Josep Antoni Duran Lleida es a un pacto estable con el PSOE. Les aleja de acuerdos trascendentes como el apoyo a los Presupuestos para 2010 la proximidad a las elecciones catalanas, la falta de acuerdo sobre financiación y el desarrollo del Estatuto de Cataluña, pendiente aún de la resolución del recurso ante el Tribunal Constitucional.
PNV
Los nacionalistas vascos acaban de entrar en la fase de castigo al PSOE por la decisión de Patxi López de presentar su candidatura a la lehendakaritza. No hay decisión del Congreso en la que no dejen muestra clara de su rechazo a los socialistas, aunque haya que apoyar al PP. La duda es hasta cuándo llegará su enfado, pero parece claro que no se habrá disipado cuando se discutan en octubre los Presupuestos. Ahora ya no les sirve lograr mejoras en inversiones o transferencias al País Vasco porque ellos ya no las gestionarán en Vitoria. El PNV sí es proclive, pese a todo, a apoyar iniciativas relacionadas con la Justicia, como el Código Penal o la ley de la nueva oficina judicial.
ERC
El PSOE le exige a ERC de forma más o menos implícita que sea coherente con el acuerdo en Cataluña y le apoye en el Congreso. Las palabras de Ridao este miércoles sobre la metáfora del pirata Zapatero en la tabla caminando hacia el mar infestado de tiburones son elocuentes. Los independentistas estarían dispuestos a acuerdos que, sin llegar a un pacto estable, aseguraran un plan de medidas de izquierdas, sobre todo económicas. No aceptan que el PSOE vote unos días con CiU y otros con la izquierda. Su inconveniente es también la financiación y el desarrollo del Estatuto. Darán su voto sin dudar a iniciativas como el aborto. Ridao y Puigcercós han sido cortejados estos días por el PSOE y Zapatero.
IU e ICV
Gaspar Llamazares y Joan Herrera quieren también que el PSOE abra el juego hacia su banda izquierda y han exigido acuerdos pleno a pleno. Llamazares busca su margen de maniobra en asuntos como los de Defensa y no está dispuesto a pactos sin condiciones. Herrera mantiene su margen en temas como la ley de asilo o los referidos a la ecología y se aleja del Gobierno por la falta de acuerdo sobre financiación. Los dos votarán también sin duda la ley del aborto.
BNG
Con ERC, IU e ICV tiene capacidad para forma un frente de izquierdas con el PSOE. Sin embargo, tiene que afrontar un intenso debate interno sobre los inconvenientes que le ha supuesto los acuerdos con los socialistas en el Congreso y en la Xunta. El inconveniente es que su voto a los últimos Presupuestos era a cambio de inversiones en Galicia que ahora no puede rentabilizar, por eso no es fácil el pacto de izquierdas para las próximas cuentas del Estado.

En los últimos días, dos sociólogos vinculados a los dos grandes partidos coinciden en explicar que las elecciones europeas del 7 de junio serán necesariamente adversas para el PSOE. Auguran que Zapatero podría enfrentarse a su segunda derrota electoral, después de perder el Gobierno de Galicia. O la tercera no consecutiva si se tiene en cuenta que el PP le ganó en votos en las municipales de 2007.

Coinciden en argumentar primero que las elecciones europeas son siempre malas para los gobiernos, porque es una ocasión única para castigarles sin que tenga contraindicaciones. Ahora, la crisis económica es un factor clave contra el PSOE.

Otro argumento es que el PSOE sólo gana cuando consigue movilizar a los suyos. Puede hacerlo, como hizo en las dos últimas generales, para evitar que el PP gobierne, pero en europeas este factor movilizador carece, obviamente, de sentido.

Ahora es muy difícil movilizar a los electores de la izquierda. Lo que se conoce como ?votante exquisito? de la izquierda puede tener pocos motivos para ir ese día al colegio electoral.

De las tres últimas europeas, el PSOE ha ganado sólo una, la que se celebró en 2004, en pleno ascenso tras la llegada de Zapatero a La Moncloa. Tocó fondo el PSOE en 1994 con una ventaja del PP de más de diez puntos. Los votantes del PSOE se quedaron en casa en plena efervescencia de casos de corrupción y de los Gal.

El votante del PP, en cambio, sí está movilizado y el partido vive la euforia de lo que Fernández de la Vega llamó ?el síndrome de Don Pelayo?, es decir, el vértigo de la reconquista, tras el triunfo en Galicia. Su candidato, Jaime Mayor Oreja, no es la mejor opción para ilusionar a los votantes, pero todo parece indicar que de nuevo será una campaña muy personal de Rajoy.

La mejor noticia del PSOE es la presencia del partido de Rosa Díez. Si es verdad que UPyD compite con el PP, el PSOE podrá atenuar su derrota.. Son citas electorales propicias para ese tipo de candidaturas, porque con circunscripción única todos los votos sirven para sumar escaños. De hecho, Ruiz-Mateos llegó a tener dos escaños.

En los corrillos del Congreso se debate estos días sobre la crisis de Gobierno, puesto que ni el propio Zapatero se ha esforzado en negar que se prepare, ni en defender la idoneidad de su equipo de ministros. El análisis de pros y contras se inclina mayoritariamente por aplazar a después de las europeas los cambios en el Gobierno, para dar imagen de revitalización política. Si lo hiciera antes, podría parecer que el nuevo equipo es derrotado en las urnas y no hay solución posterior.

En el corto plazo, se prevé el baile de diputados socialistas y populares hacia las listas europeas, acompañando a Juan Fernando López Aguilar y Jaime Mayor Oreja.


El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal