Sobre el autor

Fernando Garea

lleva más de 15 años pisando diariamente el Congreso y escribiendo sobre política en distintos medios. Responsable de información parlamentaria en EL PAÍS, colabora en diversas tertulias en radio y televisión.

Sobre el blog

Contracrónica de la actualidad política. Lo que se mueve en los pasillos del Congreso, más allá del escenario del hemiciclo, y análisis de la vida política.

Últimas entradas

26 jul 2010

Lo que cambia el poder

Por: EL PAÍS

"Que el poder no te cambie", le decían los simpatizantes la noche del 14 de marzo de 2004 en la sede de Ferraz. Y Felipe González dijo hace poco que Zapatero se ha chocado con la realidad.
José Luis Rodríguez Zapatero está obligado a reinventarse. La crisis se ha llevado por delante su discurso político, el que mantuvo como secretario general del PSOE y líder de la oposición; el de su primera legislatura como presidente del Gobierno y el del inicio de la segunda. Su proyecto se reiniciará en condiciones muy distintas de las que empezó.
La crisis le ha hecho abandonar su discurso de la ampliación de derechos para convertirse en el presidente que lidera las reformas económicas estructurales, según coinciden varios portavoces de grupos de la oposición. "Me cueste lo que me cueste", dijo en el último debate sobre el estado de la nación para explicar que el nuevo Zapatero está dispuesto a inmolarse para sacar adelante las reformas que antes negaba y que ahora no tiene más remedio que hacer.
Empieza otra legislatura en la que Zapatero ya no es portador de buenas noticias, ya no firma leyes como la dependencia que ampliaba el estado de bienestar o leyes de derechos como la del aborto o la de matrimonios homosexuales. Según un portavoz de la oposición, la crisis ha convertido al Zapatero del talante en el Zapatero que busca mostrar firmeza para hacer frente a la crisis, después de un periodo de negar esa crisis. Esa negativa es parte del pecado original que acentúa su desgaste.
Zapatero hacía guiños permanente a la izquierda desde que hace 10 años y ahora tiene convocada una huelga general y no puede acudir a la cita anual de Rodiezmo con la UGT. Esa ausencia resume el cambio de Zapatero.
El otro Zapatero es el que decía que bajar impuestos es de izquierdas. El de ahora está obligado a anunciar subidas de impuestos.
Como presidente del Gobierno apostó por la geometría variable para gobernar, es decir, renunciar a acuerdos estables para pactar cada iniciativa con distintos grupos. Fue un activo durante un tiempo porque le suponía gobernar sin ataduras, pero ahora se ha convertido en su debilidad, obligado a negociar cada día y desgastarse en cada votación. Le toca vivir al día y lo que le queda es sobrevivir o peor aún. En manos de CiU y del PNV queda su futuro político. Ellos pueden decidir cuándo acaba la legislatura.
En el camino se ha dejado jirones como la lejanía de partidos de la izquierda minoritaria, con los que pactó iniciativas sociales y que ahora están enfrentados al Gobierno, según explican cada día Gaspar Llamazares y Joan Herrera.
No parte de cero, porque los grupos con los que tiene que sobrellevar lo que le queda de legislatura, aseguran que exigen más garantías sobre el cumplimiento de los acuerdos. Por ejemplo, porque Artur Mas (CiU) no le perdona que le garantizara que gobernaría en Cataluña y que José Montilla se le anticipara con una reedición del tripartito.
Zapatero mantiene un nivel de ausencia de críticas internas que no tuvo ni Felipe González. Nadie en el PSOE le discute y todos le siguen en el giro de lo queda de legislatura como le seguían antes.
En esa inmolación del "me cueste lo que me cueste", Zapatero, según varios portavoces de la oposición, está dejando de manifiesto lo que indican las encuestas: su caída en la valoración de los ciudadanos.
Las encuestas de Metroscopia para el EL PAÍS y del CIS muestran una caída espectacular de su credibilidad, como consecuencia del giro de su política económica. Por eso, los portavoces de la oposición que aseguran que la legislatura se reinicia, añaden que no empieza desde cero, sino con unos jirones arrancado de la figura de Zapatero.
Y en el aire queda si la inmolación llega hasta su renuncia a ser candidato por tercera vez en 2012. Se admiten apuestas.

20 jul 2010

Tensar la cuerda

Por: EL PAÍS

"¿Le dejamos caer o le mantenemos vivo y débil?
- Yo prefiero mantenerle así hasta después de las elecciones catalanas de otoño. No me vendría nada bien forzar ahora elecciones generales anticipadas.
Si como parece ganamos en Cataluña estaré en condiciones de negociar con el Gobierno central con el arma de nuestros votos decisivos en el Congreso.
Ya hemos dicho que no apoyaremos los Presupuestos, pero estamos a punto de cerrar otros acuerdos como el de la reforma laboral, en la que el PSOE va a tener que aceptar nuestras enmiendas para que, por ejemplo, se permita a las pequeñas empresas desligarse de los convenios colectivos o que se tomen medidas contra el absentismo laboral.
No olvido que Zapatero me prometió que me permitiría gobernar en Cataluña y Montilla se adelantó reeditando el tripartito. Me fío lo justo.
Y en 1995 ya forzamos la caída de Felipe González.
- Mi horizonte es el de las elecciones municipales y forales de junio de 2011. Necesito asegurarme que siendo la la lista más votada podré gobernar en las diputaciones, que son las instituciones que sigo manteniendo, tras el pacto entre López y Basagoiti.
Como CiU ya ha dicho que no apoyará los Presupuestos, yo estoy en una posición de fuerza porque nuestros votos son imprescindibles. Por eso necesitamos tensar la cuerda, incluyendo esas contrapartidas relacionadas con la política vasca. Entiendo el cabreo de López, pero más nos molestó a nosotros su acuerdo con el PP para gobernar en Euskadi.
Ya hemos visto con las enmiendas a las propuestas de resolución que el PSOE está dispuesto a cortejarnos. Y eso que presentamos nuestro programa de mínimos para comprobar si la piscina tiene agua.
- Lo mejor entonces es que siga vivo, débil pero vivo y en nuestras manos".
Algo así se oyó, según una recreación figurada, el lunes por la noche en un restaurante de Madrid en el que cenaban Artur Mas, Josep Antoni Duran Lleida, Íñigo Urkullu y Josu Erkoreka.
(Preguntas:
- ¿Alguien sabe si ha tenido alguna intervención en todo el debate sobre el Estatuto catalán el vicepresidente tercero? ¿No elevaron la secretaría de Estado a vicepresidencia para que intervenga en estos asuntos? ¿Qué hace Manuel Chaves?
- ¿Si no iba a ir a Rodioezmo este año, porque Zapatero insinuó en el debate sobre el estado de la nación que sí iría? ¿Es que no puede evitar hacerse trampas en el solitario? ¿No había un sitio más lejos que Japón para irse y evitar ir a Rodiezmo?)

18 jul 2010

El PNV sube el precio

Por: EL PAÍS

Como CiU se autoexcluyó de la negociación de los Presupuestos y la izquierda está con los sindicatos en la huelga general, a Zapatero sólo le queda el PNV para aprobar las cuentas.

Y cuando sólo hay una opción y no quedan alternativas, el partido que posee los votos imprescindibles tiene capacidad para elevar el precio que pedirá a cambio. El PNV ha empezado a insinuar que lo elevará hasta el máximo posible. Es la ley de la oferta y la demanda.

El problema para el Gobierno es que ese precio que el PNV empieza a poner no tiene que ver sólo con inversiones o transferencias, sino cuestiones políticas delicadas del País Vasco.

Por eso Patxi López hizo el sábado en el Comité Federal del PSOE un llamamiento que se entendió como dramático. Su preocupación la comparten otros dirigentes socialistas.

Si el PNV pide que se blinden las diputaciones vascas para que las pueda conservar tras las elecciones de junio, al PSE le crea un problema.

Y, además, los nacionalistas vascos han presentado propuestas de resolución del debate del estado de la nación del marte que recuperan su programa máximo y que nunca había presentado en mociones de este tipo.

Por ejemplo, ?el respeto por las instituciones del Estado a las decisiones que sobre su futuro político adopte libre y democráticamente la ciudadanía vasca?. Es decir, la autodeterminación del País Vasco.

También que se reconozcan las selecciones deportivas autonómicas; que se cambien los nombres oficiales de Vizcaya, Guipúzcoa y Álava por las de Bizkaia, Gipuzkoa y Araba y que se autorice un referéndum en el Condado de Treviño.

Esa preocupación entre los barones socialistas se une a la que provoca el Estatuto de Cataluña y la posición de Montilla. Esos barones aseguran que deben presentarse a las elecciones autonómicas con una posición de su partido que no se entiende en sus comunidades.

Y la preocupación alcanza también al futuro de la cajas de ahorros, cuyo control pierden las comunidades.

14 jul 2010

Sin ocurrencias y con sacrificios

Por: EL PAÍS

?¿Se puede ser a la vez Bambi y Churchill??, se preguntaba hace poco un asesor electoral del PSOE.

Zapatero siempre ha comparecido en este tipo de debates con una enorme chistera de la que sacaba medidas populistas y llamativas. Ahora no hay dinero y no hay posibilidad de hacerlo. Bambi ha tenido que pasar a ser Churchill. Sin ocurrencias.

?Hacer de la necesidad virtud?, ha dicho.

Ahora Zapatero es el portador de las malas noticias y el responsable de explicar las medidas impopulares, las reformas necesarias. ?Un año duro y difícil?, ha dicho.

Y ha apelado al ?esfuerzo colectivo?.

Su discurso es el de las reformas que hay que culminar y, especialmente, la defensa de las modificaciones en las pensiones. Otra medida impopular que se avecina.
Y hace poco anunció que "en breves semanas" habría un impuesto para las renrtas más altas y hoy se ha olvidado.

No hay en su discurso explicación de sus cambios de posición, salvo referencia a la ?responsabilidad? y a que se congelaron las pensiones para no recortarlas, se redujeron lo salarios públicos para no recortar prestaciones sociales y se limitaron beneficios farmacéuticos para evitar el copago. Teoría del mal menor. Nos sigue debiendo la explicación.

Tampoco hay, por primera vez en su historia pronósticos y augurios positivos de futuro. O ha aprendido a no hacerlo o ha escarmentado de los pronósticos fallidos.

Y dos cosas que sí están: el gesto a Cataluña, concretamente a Montilla aunque le haya montado una manifestación, con el reconocimiento de la necesidad de aumentar el autogobierno y el gesto a los sindicatos como legítimos defensores de ?los intereses de los trabajadores?, aunque le hayan convocado una huelga general.

Zapatero ha estado mucho mejor en la réplica. Rajoy sólo ha hecho una propuesta: elecciones anticipadas. Y ha repetido en lo demás sus discursos anteriores. Sabemos contra qué está Rajoy, pero no sabemos a favor de qué está Rajoy. Que propone sobre las pensiones o la reforma laboral.

El líder del PP ha atacado las contradicciones de Zapatero; y Zapatero los excesos de Rajoy.

Rajoy ha recordado lo que el presidente dijo que no haría cosas que ha tenido que hacer y zapatero le ha recordado el "España se rompe" y la recogida de firmas contra el Estatuto catalán.

Un cara a cara muy agrio y personal. Se tienen ganas y se nota demasiado.

13 jul 2010

Nos debe una explicación

Por: EL PAÍS

Cuarto debate sobre el estado de la nación de Zapatero. Hemos tenido desde el "usted traiciona a los muertos" de Rajoy, a la promesa del año pasado de una ley urgente de economía sostenible de Zapatero que aún reposa en un cajón.
-ZAPATERO.- No le vale ya su estrategia habitual de tirar de planes y anuncios, porque ha malgastado esa opción. La chistera está llena de agujeros y no da más de sí.
Ha explicado perfectamente a los socios de la UE y a los mercados su plan de recortes y el giro radical en su política, pero todavía no se lo ha explicado a los ciudadanos. Ahora tiene una gran ocasión. Nos debe una explicación.
Se le ha cruzado Cataluña en el camino para complicarle aún más la vida, porque una de sus grandes apuestas de la otra legislatura le resurge ahora. Por querer solucionar un problema ha causado otro peor y ahora le ha estallado en las manos.
Atentos a la reforma de las pensiones, la más dura de las que le quedan por hacer.
-RAJOY.- ¿Cómo dar con el punto necesario? Como en el juego de la Siete y Media, tan malo es pasarse como no llegar. Si expone su alternativa se arriesga a convertirlo en el centro del debate como si se examinara él en una moción de censura y se arriesga. Si no lo hace volverá al discurso catastrofista y negativo, sin propuesta alguna.
No puede ser complaciente porque los suyos no se lo perdonarían, pero le sería exigible dejar alguna puerta abierta.
¿Pedirá elecciones anticipadas o renuncia a hacerlo?
-PARTIDOS CATALANES.- CiU, ERC e ICV tienen los dos ojos puestos en las elecciones autonómicas de otoño y le pasarán a Zapatero al cobro la letra del recorte del Estatut. Ni una concesión al presidente del Gobierno y sí exigencia de desarrollo de lo censurado por el Constitucional. Y 25 diputados del PSC en un aprieto, entre la disciplina de voto, la estrategia electoral y su catalanismo.
- PNV.- Con la ventanilla abierta para ofrecer su voto para los Presupuestos. Desde la crítica, pero con la mano tendida a la espera de que el precio suba por la evidente soledad de Zapatero. La última cocacola del desierto es siempre más cara.
- IZQUIERDA.- Con la pancarta de la huelga general del 29 de septiembre (¿alguien se acuerda?) en la mano, está lejos, lejos, lejos del Gobierno. Imposible que se acerque.
(Me niego a hacer ningún paralelismo entre la política y el éxito de la selección de fútbol. O a extraer conclusiones políticas de una victoria que nos ha hecho disfrutar. Por favor, que nadie haga mención desde la tribuna durante el debate. Ha sido tan maravilloso que nadie debería emborronarlo).

08 jul 2010

Vuelve el ruido que todo lo tapa

Por: EL PAÍS

Se cumple el protocolo previsto.

Cuando el juez Manglano actuó contra el PP (entonces AP) por el ?caso Naseiro?, los populares, encabezados por Federico Trillo, denunciaron un ataque a sus derechos fundamentales. No pararon hasta que no anularon el proceso, tras convertir el sumario en el ?caso Manglano? y hacer de la actuación del juez el centro del debate.

Cuando el juez Garzón lanzó el ?caso Gürtel?, el PP, con Trillo a la cabeza, se lanzó a denunciar un ataque a sus derechos fundamentales y se querellaron contra el juez. Convirtieron el sumario en el ?caso Garzón? y el ?caso Bermejo?, para ocultar el fondo del asunto.

Cuando el juez investigó a Camps por los trajes, el PP, con Trillo a la cabeza, se lanzó a poner en tela de juicio y desacreditar al sastre que declaró contra el presidente valenciano. Todo para convertir el ?caso Camps? en el caso del sastre desleal.

Cuando se desata la actuación judicial contra el presidente de la Diputación de Alicante, el PP con Rajoy y Trillo a la cabeza, se lanzan a cuestionar la actuación de la policía y el juez, denunciando violaciones de derechos fundamentales. Nada les importa que se imputa a uno de los suyos por los delitos de revelación de información privilegiada, actividades prohibidas a funcionarios, tráfico de influencias, cohecho y fraude. Para Pío García-Escudero lo que importa es que Ripoll fue secuestrado por la policía (sic).

La estrategia y su ejecución es la misma: hacer ruido por encima de las acusaciones. Que no se hable de los delitos que se investigan, sino de cómo se investiga. Que el ruido de las vuvucelas oculte el desarrollo del partido.

El guión dice que ahora viene el ruido en comparecencias del ministro del Interior, en ataques al juez del que pronto sabremos el nombre gracias al PP y con toda seguridad el fiscal general del Estado estará en la conspiración. Que con el ruido no se oiga que en la misma comunidad tienen problemas con la Justicia el presidente autonómico y los de dos diputaciones.

05 jul 2010

Vuelve un clásico

Por: EL PAÍS

De los creadores del Pacto de Zurbano y el acuerdo de la Ley Economía Sostenible, vuelve un clásico: la oferta de pacto para abrir el debate sobre el estado de la nación.
Luego todo queda en nada, pero hasta ese día nos entretiene la oferta.
Incluso, en el día del debate es otro clásico un título: Zapatero ofrece un pacto de Estado frente a la crisis. Con eso sale del paso.
Un ejemplo. El 30 de abril de 2009 la comunicación de La Moncloa para el debate decía: "El Gobierno espera que el debate sobre el Estado de la Nación pueda ofrecer a los representantes democráticos la ocasión adecuada para, ante todo, discutir en profundidad y, en su caso, llegar a acuerdos sobre las respuestas a la grave crisis económica que padecemos y también sobre las demás actuaciones y compromisos adquiridos en el programa de investidura".
Este año, el que haya hecho la comunicación ha seguido la misma pauta, cambiando algunas palabras: "El Gobierno desea que esa capacidad de acuerdo se mantenga y pueda incluso ampliarse, especialmente en relación con los desafíos, trascendentales para nuestro futuro, que acompañan a la rápida conclusión de las reformas estructurales en marcha. El debate sobre el estado de la Nación se plantea cómo una ocasión particularmente idónea para ello".
Hay otros ejemplos para desconfiar:
-27 de septiembre de 2008. Acto en Valencia. Zapatero propone a Rajoy un pacto para afrontar juntos la crisis.
- 11 de febrero de 2009. Debate sobre economía. El presidente propone en la Cámara un proyecto de "cooperación nacional" con todos los partidos.
- 12 de mayo de 2009. Debate sobre el estado de la nación. Zapatero afirma que buscará "un gran pacto en favor de la educación española, para mejorar el funcionamiento y los resultados" del sistema educativo. Y para la Ley de Economía Sostenible a la Mesa de Diálogo Social un gran acuerdo con el que abordar el nuevo modelo de crecimiento. Un pacto que quiere ampliar al resto de grupos políticas y que será debatido en una futura Conferencia de Presidentes.



(Si el PP hace bandera del principio de que las comunidades autónomas deben respetar la voluntad de las Cortes, no se entiende que donde gobierna vaya a boicotear la ley del aborto aprobada el el Congreso con votos de todos los grupos parlamentarios, salvo el popular. O si se entiende).

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal