La lucha incansable

Por: | 16 de abril de 2009

La reconquista de Teruel por las tropas franquistas dejó al Ejército Popular destrozado, y destrozada quedó también la moral del Gobierno. Pero no hubo ni tiempo para valorar el desastre, ni mucho menos para recuperarse. El 9 de marzo de 1938, “unos 150.000 hombres, apoyados por centenares de piezas de artillería y de aviones de la Legión Cóndor  y de la Aviazione Legionaria, comenzaron a avanzar por el territorio aragonés”. Lo cuenta Julián Casanova en un pequeño libro que publicó el año pasado la Diputación de Huesca a propósito de La Bolsa de Bielsa. Y es que en esta pequeña localidad del Pirineo aragonés tuvo lugar una de las grandes gestas del Ejército Popular de la República. La 43ª División resistió durante dos meses el brutal asedio de las fuerzas franquistas. Cuando las cosas empezaron a ponerse feas a principios de abril, unas 6.000 personas se dirigieron a Francia a través de la nieve. Es lo que cuenta el documental El puerto de hielo, producido por Sintregua para Aragón Televisión, y que se distribuye junto al libro citado, en el que se recogen también textos de Alicia Alted Gil y Alberto Sabio Alcutén.Bielsa division 43

El frente aragonés se derrumbó en cuanto empezaron los ataques. El 10 de marzo cayó Belchite; el 14, Alcañiz; el 17, Caspe. El ataque franquista se dividió entonces, y hubo parte de sus fuerzas que actuaron al sur del Ebro, conquistando Gandesa el 1 de abril, y parte que lo hicieron al norte: Fraga cayó el 27 de marzo y Lérida el 3 de abril. El mayor éxito se produjo el 15 de abril cuando, al llegar el ejército rebelde al mar, dividió en dos la zona republicana. Al norte de Huesca, la 43ª División (en la imagen, algunos de sus oficiales) reculó hacia la línea fortificada del río Cinca, y aguantó allí la ferocidad de los ataques. "Fue la gesta heroica de la Bolsa de Bielsa’, escribe Casanova, “por la que pasaron a la historia unos 6.000 soldados mandados por Antonio Beltrán Casaña, el Esquinazau, un republicano convencido que ya había comprometido su vida en la sublevación de Jaca de diciembre de 1930 y que continuaría su lucha, tras el final de la Guerra Civil, en la guerrilla antifranquista en los años cuarenta”.

Uno de los momentos más dramáticos de la resistencia se produjo cuando las reducidas fuerzas republicanas se vieron aisladas en Bielsa y rodeadas por todas partes por la 3ª División navarra. Del dramático momento que vive la población civil, que no tiene más remedio que huir, se ocupa el documental. Construido a partir del diario de María, una niña de seis años que realizó el largo y penoso trayecto hacia Francia con su madre y su abuela, mezcla la narración (ilustrada con dibujos) de los apuntes de la pequeña, los testimonios de los supervivientes, una reconstrucción con actores del episodio e imágenes y películas de la época.

BielsaLa ferocidad de los bombardeos, el descubrimiento de la muerte, el miedo, la obligación de partir, los afanes por esconder en el monte las pertenencias más queridas, el duro trayecto (en la imagen), los accidentes, la llegada a Francia. Los supervivientes que hablan inspiran una inmensa ternura por la manera de mirar hacia atrás: sin ira, con sentido del humor. Bielsa fue arrasado por las bombas. La 43ª División consiguió aguantar hasta el 9 de junio, cuando se produjo el ataque definitivo del ejército franquista. Escribe Casanova: “El Esquinazau ordenó el repliegue hacia la frontera y en la madrugada del 16 la 43ª División se encontraba ya en Francia. La mayoría de sus soldados, con su jefe a la cabeza, volvieron a la España republicana en agosto y combatieron después en la batalla del Ebro y en Cataluña, hasta que los franquistas conquistaron toda esa región a comienzos de febrero de 1939”.

Hay 5 Comentarios

Puedo dar fe de que el heroico desafío de resistir, también se vive hoy, 21 de abril de 2009.
Desde esta mañana no he vuelto a ver a mi hija.
Se la han llevado para impedir que el juez la viera y constatase por evidencia que se encontraba estupendamente y que el supuesto "riesgo" que aducían en su contra, era ficticio.
Llevábamos un año expedientadas por fiscalía. Coincidió la apertura del Expediente con la reclamación de la autoría de mis trabajos sobre La Didáctica del juego en educación infantil.
Ya no he vuelto a verla. He tenido una conversación telefónica en la que llorando me decía que fuese. Que le querían llevar a otra provincia.
Han irrumpido en su instituto esta mañana con fuerza policial.
No he podido llevarle ropa ni muda puesto que desconozco su paradero.
Se que si hubiese contado con la actuación y la diligencia de un buen abogado, mi hija estaría en estos momentos conmigo. Pero también se me ha negado esta.
Por lo tanto, doy fe de que la guerra no terminó con las batallas ni los militares.
Que se ha perpetuado con diferentes grados en las diferentes demarcaciones del estado.
En algunas todavía persiste la amenaza de muerte o de torutra, de las que también doy fe.
En otras se utilizan la pantalla institucional, en otras la tradición machista que por supuesto afecta también y en primer lugar a los varones, en otras son los grupos empresariales - los herederos de la burguesía que comenzó la ofensiva- en otras la masificación en términos incontables...
Doy fe de que se continúa persiguiendo a algunas personas que trataron de vivir en democracia y en igualdad de pensamiento y condición.
Doy fe de estar sufriendo un atentado consentido por la sociedad en la que vivo.

Para todos los distraídos del planeta, he encontrado una dirección interesante: www.diagonaperiodico.net
Un periódico quincenal,hecho por gente joven y entusiasta.
Un saludo

La fotografía es muy ilustrativa. Reconozco todavía hoy sus rostros en otros.
Impresiona la facilidad con la que se llevó a cabo. La docilidad. La ausencia de adiestramiento. La postura del militar.

Estuve viendo el documental.
Lo que más me impresionó fueron las condiciones de vida de los protagonistas. Me refiero a antes de la peregrinación.
Lo que hoy en día se hace como deporte era entonces una odisea.
La sensación de desamparo que manifiestan no tiene que ver con el sentimiento de guerra, sino con la auténtica perplejidad de quienes sabiendo que no tenían nada se veían embaucados en un viaje inconsciente e irreal.
El pobre diario enternece como aquella cara de canto con ojos pintados en un objeto que se llamó muñeca.

Tengo una Carte d'Espagne del 37 y un mapa militar de la zona de centro de la Península.
El mapa del treinta y siete está dividido por una línea roja zigzagueante en su primer tramo hasta llegar a Teruel. Después se acerca a Sarrión, pero no llega, recula y gira a la izquierda por encima de Madrid, baja hasta Toledo, pasando por Torrijos, aquí cambia de dirección buscando Cáceres, sigue moviéndose como una serpiente agazapada, dispuesta a cambiar el mapa con un súbito movimiento..
Estos dos mapas estaban escondidos en la contraportada de unos mapas regionales de mi abuelo materno.
Digo que se salvaron , porque todos sus documentos y libros,los quemó mi abuelita en el sesenta y tres.
Acabo de escanearlo, se lo enviaré.
En el mapa se ve como Jaca, Huesca y Zaragoza han caído. No se exactamente la fecha a la que se refiere la línea divisoria entre la zona franquista y la republicana, pero no parece que diste mucho de la hazaña de La Bolsa de Bielsa.
También tengo una especie de cartilla de alfabeto morse perteneciente al Regimiento de Artillería de Montaña nª 1. Bajo pone Plana Mayor y su nombre.
Dentro, obviamente está el alfabeto morse, y en la última cartulina titulada Mando a Distancia hay vocabulario referente a las instrucciones para manejar una batería con sus respecticas letras.
Aumentar, Batería, Corrector, Angulo de tiro, Disminuir, Escalonamiento,Fuego, Granada de Espoletas...
¿Cuántas veces escucharon estos valientes estas palabras, y cuántas veces sacaron fuerzas de dónde no había para seguir hacia delante ?
Pienso en esas pobres personas dejando sus casas huérfanas de su aliento y su calor, pienso en los miles de hogares rotos en esa mal llamada división de las dos Españas, a ambos lados de esa serpiente roja que dividía nuestro territorio por culpa de un señor y su corte de honor que un día soñaron que podían ser más poderosos que el mismo Dios.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
http://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef01157022fc5c970b

Listed below are links to weblogs that reference La lucha incansable:

El rincón del distraído

Sobre el blog

El rincón del distraído es un blog cultural que quiere contar lo que pasa un poco más allá o un poco antes de lo que es estrictamente noticiable. Quiere acercarse a lo que ocurre en la cultura con el espíritu y la pasión del viajero que descubre nuevos mundos y que, sorprendido e inquieto, intenta dar cuenta de ellos.

Sobre el autor

José Andrés Rojo

(La Paz, Bolivia, 1958) entró en El PAÍS en 1992 en Babelia. Entre 1997 y 2001 fue coordinador de sus páginas de libros y entre 2001 y 2006 ha sido jefe de la sección de Cultura del diario. Licenciado en Sociología, su último libro publicado es Vicente Rojo. Retrato de un general republicano (Tusquets, 2006), XVIII Premio Comillas. Correo: @elpais.es.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal