40 Aniversario

Rosa ribas

Rosa Ribas estuvo por Madrid durante la pasada Feria del Libro para presentar Si no, lo matamos, una nueva entrega de la serie de Cornelia Weber- Tejedor. Como la vida de este bloguero da para lo que da, pues no pude entrevistarla y si la vi fue porque me encontré con ella mientras entrevistaba a Lorenzo Silva (es lo que tiene el Hotel de las Letras). Pero lo que sí pude hacer es atacarla vía mail para que nos respondiese a este Tercer Grado. Me lo he pasado genial con las respuestas.

Saben que pueden leer aquí todas las entrevistas de la serie

1.- ¿Qué estás leyendo ahora mismo?

Varios libros a la vez, como siempre. He empezado con entusiasmo Bel Ami de Guy de Maupassant. Estoy disfrutando la lectura pausada de El palacio azul de los ingenieros belgas de Fulgencio Argüelles. Y creo que pronto voy a abandonar la de Linda, como el asesinato de Linda, de Leif W. Persson, me está aburriendo.

2.- ¿Cuál es tu autor favorito?

Me gustan muchos. Pero ya que tengo que escoger sólo una, me quedo con Fred Vargas. Me fascinan sus novelas. Tengo la última Tiempos de hielo reservada para darme un gusto un día de estos.

3.- ¿Qué novela negra recomendarías leer a Rajoy, a Sánchez, a Rivera y a Pablo Iglesias? ¿Y al Papa?

A Rajoy no sabría, no lo veo muy lector, la verdad. Podría empezar con algo fácil, como La pequeña oruga glotona, seguro que le recuerda a muchos de sus amigos, con la diferencia de que al final estos no se convierten en mariposas.

Sánchez e Iglesias podrían hacer una lectura conjunta de Extraños en un tren de Patricia Highsmith.

A Rivera tal vez le gustaría leer La justicia de Selb, de Bernhard Schlink y Walter Popp, por eso de los protagonistas de pasado algo oscuro.

Al Papa, como supongo que lee en alemán, le recomendaría el librito Die Klerikalen de Walter Moers, una divertida sátira sobre el Vaticano, una pequeña delicia anticlerical.

4.- ¿Cuál es tu personaje favorito de novela negra?

Se trata de un personaje que me fascina a mi pesar que es el amoral de Tom Ripley. Una se descubre a sí misma deseando que las cosas le salgan bien a ese monstruo encantador. Hay personajes que hacen asomar lo peor de una.

5.- ¿De qué novela y/o autor prestigioso podría prescindir el género sin el menor perjuicio?

El género no sé; yo, de algunos. Pero como es algo muy personal me lo guardo para mí. Desde que abandoné el hábito de leer hasta el final todos los libros que empezaba, me he relajado mucho a este respecto. En las compras cuento, tanto en Alemania como en España, con libreros que me conocen. En España saben, además, que los tengo que transportar en la maleta, que Lufthansa sólo permite 23 kilos y que un libro malo es un fuet que no me puedo llevar a casa, así que me asesoran bien. Gracias a eso, dejo menos libros a medias.

6.- ¿Qué autor despreciado merece un homenaje?

Más que despreciados, olvidados, Pierre Boileau y Thomas Narcejac.

Los recuperé al empezar a escribir a cuatro manos, porque tenía mucha curiosidad por ver cómo lo hacían otras parejas literarias. La que no existía, en la que se basa la película Las diabólicas, es una novela excelente, que merecería ser más leía.

7.- ¿Ves las novelas de Cornelia adaptadas al cine o la televisión? ¿Quién la podría interpretar?

Las novelas de la comisaria Weber-Tejedor me las imagino perfectamente como una serie de televisión alemana, como la mítica Tatort que se emite desde hace más de cuarenta años todos los domingos a las ocho y cuarto; a esa hora no se llama a nadie por teléfono un domingo en Alemania. Tal vez, como el personaje, podría ser una co-producción hispano-alemana. Aunque hay algunos actores que me puedo imaginar en esos roles, prefiero no decirlos porque no querría imponer a los lectores unos rostros concretos. Eso sí, si llegara a suceder, supongo que tendría que recordarles al director y a los guionistas que en los libros ella es rubia, porque, curiosamente, todo el mundo la imagina morena. Y para mí me pido hacer de comparsa en alguna escena de masas. Prometo no reírme ni saludar “a mi familia y todos los que me conocen”.

'Maestra': thriller feminista, orgías y alta cocina

Por: | 17 de junio de 2016

HiltonSevillano

La escritora L.S. Hilton el pasado mayo en Madrid. / Luis Sevillano

Las dos primeras páginas fueron capaces de poner en tensión en un vagón de metro a una señora con pelo de moldeador y chaquetilla de vichy. Retorció la nariz y miró con aire indignado, se cambió de sitio en cuanto pudo. Es lo que ocurre con la gente que lee por encima del hombro lo que lleva el de al lado. En aquella ocasión, era Maestra, de L.S. Hilton, un batido compacto de sexo, arte, dinero, muerte y poder; eso sí, escrito por una mujer y a través de la pupila de una mujer, Judith Rashleigh, la protagonista.

Algún (o algunos) insensato la intentó comparar con E.L. James y 50 sombras de Grey. O con Perdida, de Gillian Flynn. Lejos, muy lejos de la primera, algo menos de la segunda, queda la narrativa clara y directa de Hilton, las referencias al arte con todas sus aristas (gastronomía, libros, música, cine, pintura…) y sobre todo, la nitidez y la normalidad con la que se trata el deseo de asesinar a alguien, de repente o con una pauta milimétrica; también las orgías, deseos y prácticas más o menos habituales, depende de para quién. Todo ello, sin contar el poder otorgado a la mujer en cada línea, la capacidad de decisión, la franqueza para mostrarse desnuda, literal y metafóricamente. Maestra también es un libro feminista, aunque no pretendía serlo: “Lo que sí pretendía era, sobre todo, resaltar la fuerza que muchas veces una mujer necesita para poder hacer lo que realmente quiere y ser libre de verdad. Está demasiado claro que para los hombres no es lo mismo”. Cree, sin embargo, que Judith puede ser un perfecto ejemplo de feminismo. Ella misma lo es. “Sinceramente, creo que para ser feminista no hace falta ser demasiado inteligente pero, como mujer, si no eres feminista es que eres idiota”.

Seguir leyendo »

10 novedades negras y esenciales para la Feria del Libro

Por: | 03 de junio de 2016

 

Crime
Detalle de la portada del libro de Lee-Horsley sobre el género en el siglo XX

Tras el despliegue del anterior post en forma de apuesta personal por algunos de mis héroes negrocriminales con novedades en las estanterías del Retiro, en esta ocasión vamos con libros que han salido hace poco para dar diez recomendaciones a quienes vayan a pasarse por la Feria del Libro estos días. A riesgo de resultar pesado, diré lo de siempre: estos no son todos los que hay, pero son los que me he leído, los que me han gustado, los autores que manejo. Con una excepción, La maestra, de L. S. Hilton, para lo que he contado con la inestimable colaboración de Isabel Valdés.

Desde el regreso de Sue Grafton, va por la X de su especial abecedario del crimen, hasta unos relatos de Petros Markaris, una recuperación del maestro Ross MacDonald o una nueva muestra de que Santiago Roncagliolo tiene una forma muy personal y literaria de abordar los thriller. También hay relatos, la vuelta de Vila y Chamorro y alguna cosa más. Pasen y lean.

Seguir leyendo »

Cinco policías sarcásticos para la Feria del Libro

Por: | 01 de junio de 2016

Foto blog9
Ignacio del Valle, Pierre Lemaitre y Élmer Mendoza.


Como siempre decimos por aquí, es casi imposible abordar todo lo que se publica y más aún lo que se publica en el género negro. Por eso siempre apostamos por lo que nos gusta, nos conmueve, nos engancha y nos hace sentir, cuando leemos, que la vida merece la pena. Hoy la selección de libros para que vayan a la Feria del Libro con una guía es muy personal, todos pertenecen a series, todos son novedades que se pueden encontrar sin problemas y todos son excelentes muestras de lo buena que puede ser la novela negra.

Desde ese irlandés tan especial que escribe desde el exilio australiano excelentes relatos policiales enmarcados en la Irlanda del IRA, hasta el maestro Lemaitre pasando por un policía franquista y un malencarado italiano. Una selección que espero les guste. Pasen y lean, vayan al Parque del Retiro y compren.

Seguir leyendo »

'Aguacero': western negro sobre la miseria moral del franquismo

Por: | 31 de mayo de 2016

Foto 6
Luis Roso | Foto: Asís G. Ayerbe.


Es complicado escribir sobre quienes investigan crímenes subidos a lomos del poder omnipresente de las dictaduras del siglo XX. Por eso quizás aquí hemos hablado de Bernie Gunther y Martin Bora con pasión y en breve lo haremos de Arturo Andrade, el personaje creado con tan buen pulso por Ignacio del Valle.

En este contexto, hoy traigo a un policía novato en el ámbito literario español pero digno merecedor de un sitio junto a estos antihéroes de la novela negra. Con Aguacero (Ediciones B) Luis Roso nos presenta a Ernesto Trevejo, un inspector de la Brigada de Investigación Criminal franquista que tendrá que enfrentarse a un siniestro caso en un pueblo de la sierra de Madrid.

Una historia con una atmósfera cargada, dura, protagonizada por un personaje que puede ser rastrero y ruin, pero también inteligente y complejo. Una obra situada en los años cincuenta del siglo XX en España, una década oscura y asfixiante. Una novela con diálogos potentes, ironía y una buena estructura. Un libro escrito por un autor de 25 años que esperemos nos dé más alegrías. Pasen y lean.

Seguir leyendo »

Elemental

El blog de novela negra de El País

Puede que el protagonista no sea lo que parece y que el asesino no resulte ser el que temíamos, pero este espacio sí lo es. Un blog de novela negra para comentar y compartir críticas e informaciones sobre clásicos y novedades del género. Realizado por periodistas de EL PAÍS de distinto origen pero con una pasión común.

Coordinado por Juan Carlos Galindo

Eskup

Blogs recomendados

Papeles perdidos

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal