La ternura justiciera del ingobernable Méndez

Por: | 15 de agosto de 2014

Ledesma
El novelista Francisco González Ledesma, ante la máquina de escribir en su domicilio de Barcelona en abril de 2010. / CARMEN SECANELLA 

POR CARMEN RENGEL

El inspector Ricardo Méndez no es el guaperas que conquista a la rubia, no tiene un coche negro brillante para hacer seguimientos y guardias, no luce su nombre en un cristal ni en una placa. No se codea con gente de postín que ruega por sus servicios. No vive inmerso en tramas vertiginosas de las que quitan la respiración. No usa tecnología de vanguardia tipo CSI. No tiene ayudantes. No es un héroe. Pero a falta de todo eso tiene algo mejor: una inmensa humanidad -escondida entre los pliegues de ese abrigo con bolsillos ajados de tanto llevar libros- que aplica en cada caso, una ternura silenciosa de policía ingobernable que investiga lo que le pasa a la gente sencilla, sobre la que nunca se posan los focos, allá en el Barrio Chino de Barcelona, o lo que quede de él. Un regalo de Francisco González Ledesma en 11 volúmenes.

NOTA DEL COORDINADOR: Ya saben que lo negro y criminal tiene fans y locos por todo el globo. Este es un gran ejemplo. Carmen Rengel ha encontrado un hueco en el excelentre trabajo que hace a diario desde Jeresualén para EL PAÍS y la SER y nos vuelca en este texto su pasión por Méndez. Un lujo para la serie Los detectives de nuestra vida, en la que ya hemos hablado este verano del agente de la Continental y de Laidlaw y de muchos más el verano pasado. 

Seguir leyendo »

El efecto rompedor de la paradoja Laidlaw

Por: | 07 de agosto de 2014

 

Llevo parte de mis breves vacaciones paladeando durante la noche, cuando la familia duerme, un descubrimiento excepcional que debo a una amiga inigualable en sus gustos lectores. Por las mañanas doy vueltas al personaje, a ese tesoro encerrado en solo tres libros, a su carácter enigmático, triste y a veces desazonador. Hablo de Jack Laidlaw, escocés, amante de las reflexiones, de las paradojas de las que no es sino el mejor ejemplo, policía adicto a un trabajo que lo destruye.

Con Laidlaw, creado William McIlvanney (Kilmarnock, Escocia, 1936), seguimos con la serie Los detectives de nuestra vida, que ya iniciamos el año pasado y que este verano estrenamos la semana pasada con el homenaje al agente de la Continental, también escrito por este bloguero. En las próximas semanas además de mi incansable palabrería tendremos invitados de lujo. Elemental no para. Lean y disfruten.

Seguir leyendo »

Genial, extraño, terco y fofo: homenaje al agente de la Continental

Por: | 01 de agosto de 2014

 

Continental
Detalle de la portada de la edición de RBA

“Dios mío, para ser un tipo entrado en años, amargado, terco y cebón tienes la manera de hacer las cosas más confusa que he visto en mi vida” espeta Dinah Brand, mujer fatal de Cosecha Roja, al agente de la Continental, ese hombre sin nombre, ese profesional, ese detective fundacional que Dashiell Hammett (1894-1961) nos regaló en dos novelas, siete relatos de tamaño medio y un puñado de cuentos. Un personaje impagable y extraño, que se ve arrastrado por pasiones que trata de evitar, que evoluciona de manera casi imperceptible hacia un visión oscura y violenta de la vida. Su extraña relación con las mujeres o el dinero, su físico poco agraciado y su amor por su trabajo y el método hacen de él un detective adorable.

Con el agente de la Continental (cuya obra se puede encontrar completa en un excelente volumen de RBA muy bien traducido por Eduardo Iriarte) recuperamos la serie Los detectives de nuestra vida, que tanto disfrutamos el verano pasado.

Durante el mes de agosto publicaremos varios perfiles de personajes que nos fascinan, clásicos y contemporáneos, famosos y casi desconocidos. Aquí tienen todos los anteriores. Lean y disfruten. 

Seguir leyendo »

Patricia Highsmith, el temblor de la realidad

Por: | 25 de julio de 2014

PatriciaHighsmith

La editorial Anagrama anunció recientemente su intención de reeditar todas las novelas de Patricia Highsmith (Texas, 1921 - Locarno, 1995) que estaban en su fondo, una excelente noticia. No se trata de las cinco novelas protagonizadas por Tom Ripley, recopiladas recientemente en un sólo tomo, Otra vuelta de tuerca --un volumen que no resulta nada fácil de manejar, todo hay que decirlo: es mejor leerlos por separado--, sino de los otros libros de esta autora, muchos de los cuales son casi imposibles de encontrar en castellano. Es en ellos donde se encuentra la esencia de Highsmith, en obras como Un juego para los vivos, El grito de la lechuza (que llevó al cine Claude Chabrol), El juego del escondite o El temblor de la falsificación, que transcurre en la ciudad playera de Hammamett (Túnez) y que no es una exageración decir que es una de las mejores novelas estadounidenses del siglo XX.

Seguir leyendo »

Una oda al voyeurismo y la transgresión literaria

Por: | 22 de julio de 2014

 

Te quiero porque me das de comer - David LlorenteNOTA DEL COORDINADOR: Ya saben que trato de no hablar de lo que no he leído y en este caso cumplo con esa máxima. Ahora, se ha oído tanto de la novela de David Llorente, que no me resisto a publicar esta reseña, cedida con amabilidad por un extraordinario lector, Sergio Vera Valencia. Sergio es coordinador de las Casas Ahorcadas, el club de novela criminal de la Biblioteca Municipal de Cuenca y un maestro de la provocación y la generosidad lectora.

POR SERGIO VERA

En 2013, se conmemoró el décimo aniversario del fallecimiento de Manuel Vázquez  Montalbán, por todos conocido y reconocido padre de la novela negra española. Menos consabido es que este “novísimo” fue también un precursor de la postmodernidad durante el tardofranquismo, mezclando y remezclando toda clase de textos sin más pretexto que la pura experimentación estética.  Un collage  literario que años más tarde impregnaría la larga serie Carvalho, que bajo el paraguas del género negro, guarecía multitud de lenguajes, desde el político al gastronómico, pasando por el publicitario y el de los medios de comunicación de masas, para crear un polifónico fresco de la Barcelona del último cuarto del siglo XX.

Y este año, en que se cumplen cuarenta de Tatuaje, la primera aventura del detective privado más público de la novela criminal ibérica, David Llorente nos regala Te quiero porque me das de comer (Alrevés), el más difícil todavía, el más postmodernoir si cabe.

Seguir leyendo »

Elemental

El blog de novela negra de El País

Puede que el protagonista no sea lo que parece y que el asesino no resulte ser el que temíamos, pero este espacio sí lo es. Un blog de novela negra para comentar y compartir críticas e informaciones sobre clásicos y novedades del género. Realizado por periodistas de EL PAÍS de distinto origen pero con una pasión común.

Coordinado por Juan Carlos Galindo

Eskup

Blogs recomendados

Papeles perdidos

Archivo

agosto 2014

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal