Elemental

El blog de novela negra de El País

Puede que el protagonista no sea lo que parece y que el asesino no resulte ser el que temíamos, pero este espacio sí lo es. Un blog de novela negra para comentar y compartir críticas e informaciones sobre clásicos y novedades del género. Realizado por periodistas de EL PAÍS de distinto origen pero con una pasión común.

Coordinado por Juan Carlos Galindo

Eskup

Blogs recomendados

Papeles perdidos

144 escritores y mucha fiesta (literaria y no) en la Semana Negra

Por: | 28 de junio de 2014

Cartel semana negra
Cartel de la Semana Negra

Llegó uno de los grandes momentos del año. La Semana Negra de Gijón está cerca y desde Elemental estamos de celebración, como siempre que estos locos de lo negro vuelven al ruedo. La cita, del 4 al 13 de julio, eso que ellos llaman una semana de 10 días, una auténtica pasada con 144 escritores de lo más variado. Nos gustan muchos y es imposible detallar todo, así que dejo aquí el programa para su consulta.

Como ya hicimos con BCNegra, publicaremos una serie de reseñas de libros recientes de autores que estarán en Gijón y contaremos también cosas desde allí. Ahora, algunas pistas para disfrutar a tope.

Seguir leyendo »

En Francia, la novela negra no sabe de crisis

Por: | 27 de junio de 2014

Portada
Detalle de una portada de Alibi

Lo negro no lo ve todo negro a este lado de los Pirineos y sigue siendo la lectura preferida de los franceses. Aprovechamos que el festival más grande del género en Francia, Quais du Polar en Lyon, celebró a lo grande el pasado mes de abril sus diez años para dar una vuelta por la actualidad del género en Francia.

Y nos lo cuenta Marc Fernández, fundador y redactor jefe de esa joya llamada Alibi. Quien no la conozca, que ataque, cuanto antes.

No podemos recomendar nada mejor.

 

Seguir leyendo »

Cinco razones y una serie para amar al sheriff Longmire

Por: | 20 de junio de 2014

 

Los amantes de ese hombre rudo, tierno, lleno de dilemas, sencillo y honesto llamado Walter Longmire estamos de enhorabuena. La publicación de Castigo para los buenos (Siruela, traducción de María Porras) en la que la acción se aleja de Wyoming para trasladarse a las calles de Filadelfia, es una excelente oportunidad para recordar a un personaje único en la novela negra contemporánea, un soldado de la verdad que tiene lo mejor de algunos grandes del western y rasgos esenciales del mejor hard boiled.

Seguir leyendo »

Öland: una encantadora isla báltica en la que morir

Por: | 18 de junio de 2014

 

THEORIN
John Theorin

Por ANTONIO LOZANO

En la exposición conmemorativa de los veinticinco años de Pixar organizada por Caixa Forum puede verse cómo la productora de animación arranca cada nuevo proyecto fílmico desde la concepción del personaje. Una vez se tiene claro el quién, llega el dónde, esto es, se trabaja el entorno y la ambientación del protagonista. Sólo en último lugar se comienza a desarrollar la historia.

El género negro ha operado de forma bastante similar. El investigador, sea un policía o un detective privado, ha ejercido tradicionalmente de sala de máquinas que movilizaba al conjunto. El espacio físico por el que discurría determinaba su carácter y condicionaba la evolución del argumento, relegado por lo general a la condición de medallista de bronce. Subordinada a las necesidades del individuo y su radio de acción, las tramas, con notables excepciones, por descontado, nunca han sido el fuerte del género, resultando con frecuencia intercambiables de un libro a otro y tendentes a desvaírse. El factor quizás más estimulante del Cuarteto de Öland del sueco Johan Theorin (Gotemburgo, 1963) es que ha invertido este orden de prioridades, encumbrando la geografía por encima del personaje, y casi devorando la trama.

 

Seguir leyendo »

La gaviota enmascarada sobrevuela Bretaña

Por: | 16 de junio de 2014

Mix2
Algunos de los autores | FOTO: LAURA MUÑOZ

 

Nota del coordinador: A veces uno no sabe cómo agradecer su suerte. Hoy, Laura Muñoz nos trae lo mejor de Le Goéland Masqué, un curioso festival. Y digo lo mejor porque cuenta gran parte de lo que pasó y porque nos cede grandes fotografías sobre el evento. Gracias. Lean y disfruten. 

A pesar de haber nacido como un pequeño salón local, Le Goéland Masqué llega a la adolescente edad de 14 años convertido en festival. Internacional. Amplía su radio de actuación y no sólo se ubica en la sala Cap Caval, donde tienen lugar las firmas de los autores invitados, sino que organiza encuentros con estudiantes de municipios aledaños a Penmarc ́h, lecturas públicas, exposiciones, conferencias y debates. También conciertos; todo esto posible gracias a la implicación de la población local.

Familias enteras forman parte de los benevoles, procurando no sólo alojamiento a los invitados sino participando activamente en las actividades y cuidando todos los detalles necesarios para que este festival, altamente familiar, no pierda su espíritu. Desde la logística, preparación de las comidas, la comunicación y asistencia de interpretación para autores extranjeros hasta el montaje de las carpas exteriores o el control de sonido durante las intervenciones. La culpa apunta a la directiva, con Roger Hélias y Catherine Le Ferrand a la cabeza: provocadores del hermanamiento internacional donde voluntarios, público, artesanos y comerciantes del municipio son la columna vertebral. Sostienen, mantienen y cuidan.

Seguir leyendo »

Ilustración de Fernando Vicente
Ilustración de Fernando Vicente

Estamos en la última semana de la Feria y vamos a ver si nuestra locura lectora y nuestra pasión se contagia a los queridos lectores y los libreros salvan algo de la temporada. Para ello les traemos seis recomendaciones realizadas por seis tipos distintos y apasionados. El plantel: dos escritores, Claudio Cerdán y Víctor del Árbol, que han tenido a bien poner su sabiduría a nuestro servicio (no sé cómo agradecer su generosidad); un sabio de lo negro como es Antonio Lozano (más generosidad gratuita);  una dama de lo criminal que no pasa desapercibida aunque quiera; el gran Guillermo Altares, que sabe de todo (y si no lean lo que está escribiendo sobre la I Guerra Mundial o sobre el desembarco de Normandía) y que ha leído más que nadie y, por último, un humilde servidor. Vayamos con las propuestas. Compren libros, lean y disfruten.

 

Seguir leyendo »

Vuelve Charlie Parker, un ángel solo apto para yonkis

Por: | 06 de junio de 2014

AngelesUno de los lemas preferidos de quien esto escribe es que el Mal, así, con mayúscula, existe y trabaja. John Connolly (Dublín, 1968) lo tiene presente, muy presente, desde la primera y excepcional novela de la serie de Charlie Parker, Todo lo que muere (Tusquets, como toda la obra de Connolly en español) y no ha hecho sino ahondar en ello hasta La ira de los ángeles (traducción de Carlos Milla Soler), undécima entrega de una saga que ha vivido altibajos pero que regresa ahora con una fuerza descomunal.

Charlie Parker, nuestro amado Charlie Parker, se enfrenta a las peores versiones del mal, a algunos de los mejores malos de la novela negra contemporánea, a sus propios temores, a su lado oscuro que tan bien reflejan algunos de sus enemigos, a sus heridas y a sus miedos en esta novela en la que Connolly deja toda su esencia. Antes de ir a hablar dentro de un rato con él en Madrid, donde asiste a la Feria del Libro, os dejo mis impresiones de este nuevo Charlie Parker, que ha vuelto, ahora sí, para aplicar su particular sentido de la justicia.

Seguir leyendo »

Pasar miedo, miedo de verdad, en Tremore Beach

Por: | 04 de junio de 2014

 image from http://s3.amazonaws.com/hires.aviary.com/k/mr6i2hifk4wxt1dp/14060406/364c2f3f-1262-489f-84f1-ff214098d9db.png

Mikel Santiago en una playa en Irlanda. Podría ser Tremore Beach | FOTO: ENRIQUE ROMERO


Esta es una historia de miedos superados, o no. Del miedo del creador, del escritor, del músico; del miedo del que está solo, del que ha perdido sus anclajes en la vida; del miedo a la soledad y a los sitios vacíos, a las playas largas y a las noches sin nadie con quien compartir la cama. Peter Harper, y no Juan Gómez o Alejandro Martín y ya verán por qué, es un músico bloqueado, en plena crisis creativa y divorciado que huye Clenhburran, un pueblecito perdido en Irlanda. Allí se instala en una casa en la playa de Tremore Beach, en un lugar tan solitario, tranquilo e idílico como inquietante.  La perturbada o quizás demasiado lúcida mente del protagonista, un pueblo aparentemente normal y algunos personajes turbios y sorprendentes forman los ingredientes básicos con los que Mikel Santiago (Vizcaya, 1975) construye La última noche en Tremore Beach (Ediciones B), su intenso debut en la novela (ya ha publicado otros relatos).

Influido por Stephen King, John Connolly o Patricia Highsmith, de quien subraya su capacidad para acercarse a la violencia como algo propio de la vida, Santiago nos atiende desde Bilbao, ciudad en la que ha recalado temporalmente (vive en Holanda) para hablar de su proceso creativo, de su vida, de los líos que se ha montado al escribir este thriller tan bien cerrado y del miedo y la violencia.

Lean el primer capítulo de la novela.

Seguir leyendo »

Cuando vienen mal dadas

Por: | 03 de junio de 2014


They Don't Dance Much, 1952.1
Mal dadas le vienen las cosas a los personajes de la novela de James Ross (Mal Dadas, Sajalin Editores, 2013, que acaba de publicar su segunda edición), retrato magistral de las gentes de Corinth, localidad de Carolina del Norte en los años de la Gran Depresión, cuya escala social se divide en "gente como Dios manda, gente como Dios manda de verdad" y el resto, seres empobrecidos, física y espiritualmente, cuyas vidas están hechas pedazos.

Jack McDonald, el protagonista, relata en primera persona su peripecia vital: no tiene un céntimo y ha perdido lo poco que tenía. Su granja está embargada y tiene una deuda por el funeral de su madre con el mafioso local: "¿Mis bienes inmobiliarios? A ver, hombre, el banco agrario tiene hipotecada la granja por más de lo que vale. Por los muebles de la casa no me darían más de veinte dólares, y eso con suerte: dudo que se puedan sacar ni siquiera diez. Debo cuarenta de impuestos. Todo eso va por delante de tu factura [la del funeral]. Tengo algunos aperos de labranza: unos quince dólares. Y una mula que no vale nada. También hay algunas gallinas, pero si han puesto un solo huevo en los últimos dos meses debe de haber un perro que ha ido por mi casa y se lo ha zampado".

Seguir leyendo »

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal