Eros

No sé si alguna vez os habéis grabado en vídeo haciendo el amor. Para los que no, os cuento un poco sobre estas sensaciones. Generalmente, cuando estás en pleno acto, en tu mente, todo es muy sexy, erótico y sugestivo, cada gesto y cada mirada te parece de película, y todas esas frases para ponerse a tono te parecen súper calientes. Y lo son, precisamente, porque estás caliente. Una vez en frío, cuando te dispones a ver el vídeo en cuestión, la perspectiva cambia bastante. Ya nada te parece tan sexy como pensabas, y las frases que sonaban tan bien en tu cabeza, según las oyes en la pantalla, te parecen más cómicas que otra cosa. Al final, los únicos jadeos que se escuchan son los de vuestras risas. Pues bien, algo así es lo que he sentido al ver la película de Cincuenta Sombras de Grey.

50_sombras_de_grey_6963_645x

Me excitó el libro. Sí, es machista, me cabrea, y por supuesto no es la obra literaria del siglo, lo sabemos, pero su cometido, que era el de humedecer al personal, lo cumplía. Para mí leer Cincuenta Sombras de Grey fue equivalente a ver una película porno, pero en versión libro: solo esperaba que me pusiera a tono para pasarlo, luego, bien un rato. La película, en cambio, me ha dejado más bien fría, como en medio de cincuenta sombras, y con poca luz que añadir al respecto. No soy crítica literaria ni de cine, no es mi intención valorar la calidad de la cinta, para eso ya están otros, pero sí comentar algo acerca del quid de la cuestión, que no es sino la sensualidad que toda mujer busca cuando compra una entrada para ver esta película.

Seguir leyendo »

Si te dicen "no", ¿preguntas "por qué"?

Por: | 18 de febrero de 2015

Por si hacía falta, también lo dicen los científicos: el amor es nuestra única posibilidad de sobrevivir en este planeta. Sin ir más lejos, hace unos días leíamos que Gerald Hüther, profesor de neurobiología de la Universidad de Gottinga (Alemania), nos proponía más amor y menos competencia (aduciendo que el amor ha cumplido su finalidad evolutiva tanto o más que la competencia, en nuestra especie). Nos sugería Hüther el "compromiso de equipo" y la "creatividad participativa". 

Así es. Estamos de acuerdo. Y no cabe duda de que las mujeres continuamos intentándolo (por el bien de la especie). Pero resulta que nosotras vamos y le proponemos a alguien la creatividad-participativa-de-a-dos y no pocas veces recibimos un portazo en las narices (en Argentina, a eso le llamamos "cortar el rostro").

"¿Creatividad participativa? Mañana" (úsese tono 'José Mota'), suelen contestarnos nuestros candidatos al "compromiso de equipo".

Dibujo_dani_domicilio

Dibujo a domicilio.

"Quiero preservarme" encabeza mi top ten del rechazo. Es quizá la más tajante de 'mis' frases de hombres para decirme que "no" (las que yo he tenido que escuchar en el momento en que estaba a cinco milímetros de su boca, o cuando él ha querido echarse atrás después de un primer y apasionado encuentro -o dos, o tres citas previas-).

Seguir leyendo »

El derecho de un hombre a llorar

Por: | 13 de febrero de 2015

Hace poco hablaba con un amigo de su nueva pareja, y me comentaba que lo que más le gustaba de ella es que era muy cariñosa, algo nuevo para él, puesto que en anteriores relaciones había echado eso en falta. Curioso. Mi mente de periodista me llevó, inevitablemente, a un artículo que había leído recientemente, en este mismo medio, en el que se comentaba que muchos hombres acuden a los servicios de prostitutas no solo buscando sexo, sino también cariño. Incluso existen quienes han hecho de los abrazos un negocio.

Recordé también que Celia Blanco me comentó que en uno de sus programas de Contigo dentro, una prostituta le confesó que un gran porcentaje de sus clientes, además de sexo, buscaba sobre todo afecto, alguien con quien hablar o incluso con quien ir al cine a ver esa película que su mujer detesta. Y es que no hablamos de hombres solos, hablamos de hombres casados.

Los-hombres-también-lloran


Jorge Dueñas Villamiel para Eros.

Si Anne Cé nos hablaba de esos hombres que buscan en la mujer solo una vagina, hoy hablamos de esos hombres a los que no siempre se les deja ser sensibles. Porque de diversidad está hecha el mundo. No hay una sola sexualidad masculina, ni una sola forma de entender la sexualidad femenina. De hecho, pese a lo que algunos piensan, en Sexología no hablamos tanto de ‘follar’, como de lo que supone ser un hombre o una mujer, de su sexuación, de su sexualidad, la orientación de su deseo… Y por supuesto de los roles de género. De esa obsesión por crear antagonismos en vez de puntos en común. Porque las niñas no son todo rosa, y los niños no son todo azul, como os explico más gráficamente en este vídeo.

Seguir leyendo »

Una acción para redes a cargo (por encargo o por iniciativa) de Roberto Pérez Toledo ha logrado su objetivo: que todo el mundo hable del tema unos días antes del bendito San Valentín. A decir verdad, el director de 6 puntos sobre Emma realizó cinco cortos para esta campaña de los grandes almacenes que todos conocemos y solo se habla de uno, que fue el último en salir del horno: el del encuentro gay (sí, the gay one). No creo que haga falta analizar mucho más los acontecimientos y sí decir que el corto en cuestión es lindo (como los chicos que lo protagonizan), hermosísimo, de una sensibilidad creíble, de hacerte sentir de verdad que "El amor mola" (como se titula la colección de piecitas)... que el amor mola siempre, en el sexo y el formato que sea.

Petitmadrid

 

Anne Cé sobre Roberto Pérez Toledo e Irene Anula sobre Iñaki Ardanaz, según la imaginación de Mi Petit Madrid, en ocasión de la deliberación del Jurado del Festival de Cine 'La Boca Erótica 2013'.

El hashtag para seguir el tema en Twitter es #PensandoEnSanValentin.

Personalmente, amé el primer vídeo que vi en el muro de Roberto y sin saber mucho de qué iba la campaña, le dije: "¿lo puedo postear?". Diez minutos después se armaba el revuelo en internet y los medios empezaban a hacerse eco de la idea bien desarrollada del director canario.

 

'El amor mola': 'El colchón'.

Seguir leyendo »

El introspectivo (o por qué hay hombres de orgasmo tan silencioso)

Por: | 01 de febrero de 2015

Por Marla Singer(*)

En la película Frankie and Johnny, ese drama romántico de finales de los años 90, Al Pacino (que todavía era un madurito apetitoso) encarnaba a un cocinero que se enamoraba de Michelle Pfeiffer, camarera de un bar, pero antes de meterse en su cama probaba el resto del menú del restaurante en el que los dos trabajaban.

Cora, una de las chicas que había apostado que podía acostarse con él y ganaba, le contaba después al resto del gremio femenino que él era muy bueno en la cama, pero que había algo raro con su orgasmo. No tenía gesto, sonido, ni un carraspeo. El tipo implotaba. Y eso que ella se había dejado puestos unos altísimos tacones altos -fetiche infalible, en su opinión- y le había dedicado una de sus mejores performances.

FJ

'Frankie and Johnny'.

"La verdad, no pareció que hayas acabado. Es decir, normalmente un hombre gime o algo así. Tú ni siquiera aclaraste tu garganta", le decía ella, textualmente, mientras se quitaba los tacos inútiles. El comentario podía responder al orgullo herido ("no lo excité lo suficiente"), al mero código civilizado del sexo casual ("podría al menos haber fingido, ¿no?") o a un tercer motivo, mucho peor: el tipo se devora el placer antes de que brote, lo suprime.

Seguir leyendo »

Sobre el blog

Ni enciclopedia ni consultorio sexual al uso. He aquí un rincón erótico festivo dedicado a las relaciones y la atracción entre seres humanos, esa faceta que nos hace la vida más placentera, tierna, amorosa, plena… Un blog coral, con cinco autoras de todo origen y condición, que apuesta por el juego, la provocación, lo sensual y el sexo como acto libre, adulto, compartido, real o ficticio, siempre divertido... Eso sí, si tu mirada no es amplia y tolerante, mejor no te detengas aquí. Coordina Analía Iglesias. No sólo se admiten firmas invitadas, sino que son deseadas.

Sobre las autoras

Anne Cé. Nació en el sur austral (Argentina), en un tiempo beatle y en un país con altísima densidad de psicoanalistas y jugadores de fútbol. Periodista, quizá incluso a su pesar, narra lo que se le ponga delante. Y narra, y narra. Un día descubrió que el simple roce de una clavícula le erizaba la piel y entonces comprendió por qué le gusta tanto abrazar a un hombre.

Esther Porta. Segoviana, fue becaria en el mítico Tentaciones y allí hizo de todo hasta que sus conocimientos de sexo la convirtieron en Beatriz Sanz. Y gracias a ella, publicó artículos semanales de sexo, dos libros y fue reclutada como sexperta guionista del programa de Canal +: 'Sex Pópuli'. Cuando casi se le había olvidado (lo de escribir de sexo...) se mete a bloguera. Y aquí está, con tantas ganas de sexo (del uno y del otro) como siempre...

Venus O'Hara, de Reino Unido, con raíces irlandesas. Modelo fetish, actriz y escritora. Licenciada en Ciencias Políticas y Francés, reside en Barcelona, ha sido columnista sexual en varias revistas, tiene su propio blog de fetichismo y es creadora de 'No sabes con quien duermes', un confesionario para personas que llevan una doble vida. Publicó su primer libro junto a Erika Lust, 'Deséame como si me odiaras', en 2010.

Tatiana Escobar, de Venezuela (1976), ha escrito ensayos y poesía en español. Traductora y editora, en 2004 abrió en Madrid junto a sus socios la primera boutique erótica de España, La Juguetería Erotic Toys, para no tener que vivir de la literatura. Desde entonces vive del sexo. Y escribe, a veces, para sus amigos.

. Madrileña. Soñó con escribir y pronto descubrió una vía: el periodismo. Pero como tampoco valía narrar sobre cualquier cosa, eligió suerte y remató la faena con un posgrado en Sexología. Ha trabajado en suplementos de salud y medios especializados. Con la práctica ha acabado por darle un toque más sensual a sus letras. Y con ellas sueña en escribir, ahora, un libro.

Ilustracion
Venus O'Hara, Anne Cé y Silvia C. Carpallo, según 'Mi Petit Madrid'.

Nuevo libro

El orgasmo de mi vida. Si ya no sueñas con príncipes azules, locos por pedirte en matrimonio, ni esperas que aparezca un millonario atormentado pero diestro en amores, con una Visa en una mano y un látigo en la otra, este libro es para ti. Porque El orgasmo de mi vida habla de eso, de mujeres realistas, lúcidas, independientes y eróticamente vivas, capaces de combinar esa cotidianidad que todas conocemos, con sus pasiones más salvajes. Ellas son las protagonistas de los relatos, sin guionistas que les digan lo que tienen que hacer, pero sobre todo, son las compositoras, directoras e intérpretes de los orgasmos más armoniosos de sus vidas.

Lux eróticaLux erótica. "Escribir sobre sexo era la propuesta y me sentí estimulada. Después de tantos años como periodista cultural y con mucha vida hecha en torno a la información y a la actualidad, tenía ganas de ponerle carne a la crónica. Porque nuestra más genuina actualidad como personas pasa por el relato del erotismo. Porque de atracción y de relaciones hablamos todo el tiempo en este tiempo occidental con ciertas libertades individuales garantizadas y rebosante de espíritu lúdico pero también algo desafectado y con nuevos descompromisos adquiridos...". Anne Cé.

Inglés para pervertidosInglés para pervertidos."Se dice que la mejor manera de aprender un idioma es a través del sexo con un extranjero. Pero ¿qué haces si estás en la cama y no sabes qué decirle? Con Inglés para pervertidos puedes aprender todas las palabras y expresiones que siempre has deseado saber, desde lo más elemental al sexo más salvaje. El libro cuenta con ocho capítulos centrados en las partes del cuerpo, la cama, el LGBT, las compras sexis, el lado oscuro, el porno, el chat y la salud sexual. Cada capítulo contiene vocabulario, gramática y unos ejercicios muy originales que no encontrarás en ningún otro libro. Aprende todo lo que tu "English teacher" no se atrevería a enseñarte nunca. Y... si te cansas de estudiar, el libro incluye un montón de fotos mias para distraerte". Venus O'Hara.

TWITTER

Nuestros autores en Twitter

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal