Eros

'The affair' o el triunfo de los instintos (y el afán de poder)

Por: | 25 de mayo de 2015

Una serie sobre una infidelidad. No parece un tema que pueda dar tanto de sí, y sin embargo, cuando empecé a ver The affair, me enganchó al instante. Son muchos los comentarios que se han hecho sobre la primera temporada de esta apuesta de Showtime, la gran mayoría buenos, unos cuantos malos, sobre todo en la valoración del desenlace.

The afair

Cartel promocional de la serie 'The affair'.

Algunas de las claves por las que esta serie ha cautivado a la crítica están basadas más en las formas que en el fondo. Me explico. La serie se compone de diez capítulos de alrededor de una hora de duración; cada uno de ellos se divide, a su vez, en dos partes: la visión de Noah (Dominic West) y la visión de Alison (Ruth Wilson), los dos infieles de la historia.

Así, vemos cómo desde sus diferentes perspectivas cambian las versiones de quién sedujo a quién, o incluso, si Alison llevaba el vestido más o menos largo. Y es que la trama gira en torno a dos matrimonios, cada cual con sus más y sus menos, que coinciden durante un verano en un pueblo costero. Y, allí, los dos protagonistas acaban lanzándose a una relación extramatrimonial, que conllevará múltiples y diversas consecuencias. Entre ellas, un asesinato, motivo por el cual, tanto Noah como Alison, están siendo interrogados, y que a la vez resulta la razón por la que nos van desvelando los detalles de su historia.

Dicho todo esto, las premisas parecen obvias. Hombre maduro con hijos que ve mermada su vida sexual, asfixiado económicamente, humillado por la familia de su mujer, frente a una mujer que sufre una importante crisis en su vida, que busca refugio en la novedad y en el sexo. La excusa para la infidelidad está servida.

Pero la serie habla de muchas más cosas de las aparentes, y que desde la perspectiva sexológica, pueden ser mucho más interesantes que una narración a dos voces. Y ojo que aquí se puede escapar algún spoiler.

Seguir leyendo »

Perfecto e infinito sexo entre desconocidos

Por: | 19 de mayo de 2015

*Por María Paz Ruiz Gil

A las cuatro de la mañana Madrid arde en vicio, las discotecas escupen gente que, con un sello en la mano, sale sin saber dónde puede meterse para ligar o para la penúltima. Mi amigo sabe que estoy cansada y me acompaña a tomar un taxi, pero él quiere encontrar un antro con buena música. Al minuto se cruza con una chica mona que va sola (apuesta que lleva alguna copa encima pero se la ve decidida a irse de marcha), con unas botas y una falda larga que darán que hablar.

Dibujoadomicilio_mp

 

Dibujo a domicilio.

Seguir leyendo »

Cuando la vagina se vuelve santa (e intocable)

Por: | 09 de mayo de 2015

Por Laura Cámara Roca (*)

Hace poco leía en un libro del sexólogo Antoni Bolinches algo que no deja de sorprenderme, pues nunca antes me lo había planteado. Y nunca se me ha dado el caso, aunque no deje de tener cierto sentido. Bolinches sostiene que los hombres pueden experimentar una falta de deseo sexual después de asistir al parto de sus hijos. Explica que esto puede deberse a que el hombre deja de ver la vagina de la mujer como algo relacionado con el placer y el disfrute para pasar a considerarlo un lugar que ha albergado el nacimiento de su hijo.

Yo lo veo algo así como la beatificación de la vagina, que hasta el momento del parto representaba el placer carnal.

Dibujo_domicilio
Dibujo a domicilio

Soy matrona y sexóloga, así que el tema me llamó poderosamente la atención. El mismo Bolinches reconoce que el asunto no está exento de polémica.

¿Resulta, entonces, que los hombres que acompañan a sus mujeres, a quienes yo, a su vez, acompaño en sus partos, pueden tener luego problemas de deseo sexual? No pude evitar sentir cierto desconcierto, pues yo siempre he pensado que la presencia de los padres en los nacimientos es totalmente beneficiosa. Ahora me cabe cierta duda de si, después de tal momento, la vida sexual de esa pareja se verá afectada en sentido negativo.

¿Cómo influye en un hombre asistir a un acto tan real, tan animal, tan puro, pero tan impresionante como es un parto? Un alumbramiento en estado puro, con su gemidos, con su dolor (que no siempre sufrimiento), con su distensión y apertura, con sus 3 kilos de bebé saliendo por aquel orificio que hasta ese momento se consideraba lugar de placer, de calor y humedad, de otro tipo de gemidos...

¿Puede alguien presenciar el nacimiento de su hijo sin que cambie su percepción de la vagina? ¿Se corre por eso el riesgo de dejar de tener a la vagina en el podio del placer sexual (que es donde ellos la ubican, normalmente)? No tengo respuesta al ciento por ciento, así que sería mejor preguntárselo a hombres y padres.

Seguir leyendo »

Decirte adiós con un 'te quiero'

Por: | 04 de mayo de 2015

Decir adiós con un te quiero es una de esas cosas que quien más y quien menos ha tenido que hacer alguna vez. Despedirse de alguien por culpa de la distancia o de las circunstancias. Simplemente, lo vuestro era una de esas historias imposibles y, en algún momento, la razón tuvo que mandar sobre el corazón. Dejarse queriéndose es una de las cosas que más duelen, aunque nunca sepamos si va a ser definitivo. 

Yo misma he tenido que decir adiós con un "te quiero", varias veces. Todas acertadas, pero no por ello menos dolorosas. Entre otras cosas, porque una de las claves de esas historias, a las que a una le cuesta renunciar es el sexo. No hay nada que encadene tanto a una persona con otra como la química en la cama. Ese placer único que te hace pensar que todo lo malo puede merecer la pena, ese placer al que cuesta decir basta.

Decirteeros

Detalle de portada de la novela 'Decirte adiós con un te quiero' que se presenta el 7 de mayo, a las 20 horas, en María Pandora.

Seguir leyendo »

¿Ahora les toca a ellas el 'mea culpa' matrimonial?

Por: | 25 de abril de 2015

Vamos con un poco de humor sobre ellas y las relaciones. Hace un par de semanas, cuando publicamos el vídeo del stand-up de Louis C.K. mofándose de la torpeza masculina en materia de sexo y seducción, un lector propuso la contracara: un monólogo del histriónico Chris Rock hablando de la imposibilidad de ser felices en las relaciones de pareja a causa de "ellas".

Si todo no gira en torno a ella, no tendrás vida, te la hará imposible, argumenta. El cómico se ríe de la competencia feroz entre mujeres cuando hay un hombre presente, de su eterna insatisfacción (en el sexo y en la vida), la queja y la exigencia. Hay que advertir que se vuelve bastante políticamente incorrecto cuando habla de lo que se le pasa por la cabeza a un hombre en momentos límite de diferencias. Hay que tomárselo con buen sentido del humor, a pesar de las noticias violentas del día (avisados quedan los lectores).

Con todo, se trata de un vídeo que hará reír a casi todos los hombres y a las mujeres que no se asusten de la caricatura y sean capaces de hacer al menos un pequeño mea culpa con una sonrisa. Las lectoras que se aguanten las bromas hasta el final, encontrarán una perla. Chris Rock nos arroja a la cara la más lapidaria de las constataciones de la imposibilidad de sobrellevar a una esposa (ojo: spoiler): Nelson Mandela soportó estoicamente 27 años de prisión y torturas, pero a los seis meses de salir de la cárcel, se divorció.

 

 

https://www.youtube.com/watch?v=79huWs2rRdA

Sobre el blog

Ni enciclopedia ni consultorio sexual al uso. He aquí un rincón erótico festivo dedicado a las relaciones y la atracción entre seres humanos, esa faceta que nos hace la vida más placentera, tierna, amorosa, plena… Un blog coral, con cinco autoras de todo origen y condición, que apuesta por el juego, la provocación, lo sensual y el sexo como acto libre, adulto, compartido, real o ficticio, siempre divertido... Eso sí, si tu mirada no es amplia y tolerante, mejor no te detengas aquí. Coordina Analía Iglesias. No sólo se admiten firmas invitadas, sino que son deseadas.

Sobre las autoras

Anne Cé. Nació en el sur austral (Argentina), en un tiempo beatle y en un país con altísima densidad de psicoanalistas y jugadores de fútbol. Periodista, quizá incluso a su pesar, narra lo que se le ponga delante. Y narra, y narra. Un día descubrió que el simple roce de una clavícula le erizaba la piel y entonces comprendió por qué le gusta tanto abrazar a un hombre.

Esther Porta. Segoviana, fue becaria en el mítico Tentaciones y allí hizo de todo hasta que sus conocimientos de sexo la convirtieron en Beatriz Sanz. Y gracias a ella, publicó artículos semanales de sexo, dos libros y fue reclutada como sexperta guionista del programa de Canal +: 'Sex Pópuli'. Cuando casi se le había olvidado (lo de escribir de sexo...) se mete a bloguera. Y aquí está, con tantas ganas de sexo (del uno y del otro) como siempre...

Venus O'Hara, de Reino Unido, con raíces irlandesas. Modelo fetish, actriz y escritora. Licenciada en Ciencias Políticas y Francés, reside en Barcelona, ha sido columnista sexual en varias revistas, tiene su propio blog de fetichismo y es creadora de 'No sabes con quien duermes', un confesionario para personas que llevan una doble vida. Publicó su primer libro junto a Erika Lust, 'Deséame como si me odiaras', en 2010.

Tatiana Escobar, de Venezuela (1976), ha escrito ensayos y poesía en español. Traductora y editora, en 2004 abrió en Madrid junto a sus socios la primera boutique erótica de España, La Juguetería Erotic Toys, para no tener que vivir de la literatura. Desde entonces vive del sexo. Y escribe, a veces, para sus amigos.

. Madrileña. Soñó con escribir y pronto descubrió una vía: el periodismo. Pero como tampoco valía narrar sobre cualquier cosa, eligió suerte y remató la faena con un posgrado en Sexología. Ha trabajado en suplementos de salud y medios especializados. Con la práctica ha acabado por darle un toque más sensual a sus letras. Y con ellas sueña en escribir, ahora, un libro.

Ilustracion
Venus O'Hara, Anne Cé y Silvia C. Carpallo, según 'Mi Petit Madrid'.

Nuevo libro

El orgasmo de mi vida. Si ya no sueñas con príncipes azules, locos por pedirte en matrimonio, ni esperas que aparezca un millonario atormentado pero diestro en amores, con una Visa en una mano y un látigo en la otra, este libro es para ti. Porque El orgasmo de mi vida habla de eso, de mujeres realistas, lúcidas, independientes y eróticamente vivas, capaces de combinar esa cotidianidad que todas conocemos, con sus pasiones más salvajes. Ellas son las protagonistas de los relatos, sin guionistas que les digan lo que tienen que hacer, pero sobre todo, son las compositoras, directoras e intérpretes de los orgasmos más armoniosos de sus vidas.

Lux eróticaLux erótica. "Escribir sobre sexo era la propuesta y me sentí estimulada. Después de tantos años como periodista cultural y con mucha vida hecha en torno a la información y a la actualidad, tenía ganas de ponerle carne a la crónica. Porque nuestra más genuina actualidad como personas pasa por el relato del erotismo. Porque de atracción y de relaciones hablamos todo el tiempo en este tiempo occidental con ciertas libertades individuales garantizadas y rebosante de espíritu lúdico pero también algo desafectado y con nuevos descompromisos adquiridos...". Anne Cé.

Inglés para pervertidosInglés para pervertidos."Se dice que la mejor manera de aprender un idioma es a través del sexo con un extranjero. Pero ¿qué haces si estás en la cama y no sabes qué decirle? Con Inglés para pervertidos puedes aprender todas las palabras y expresiones que siempre has deseado saber, desde lo más elemental al sexo más salvaje. El libro cuenta con ocho capítulos centrados en las partes del cuerpo, la cama, el LGBT, las compras sexis, el lado oscuro, el porno, el chat y la salud sexual. Cada capítulo contiene vocabulario, gramática y unos ejercicios muy originales que no encontrarás en ningún otro libro. Aprende todo lo que tu "English teacher" no se atrevería a enseñarte nunca. Y... si te cansas de estudiar, el libro incluye un montón de fotos mias para distraerte". Venus O'Hara.

TWITTER

Nuestros autores en Twitter

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal