40 Aniversario

Eros

El erotismo de los kilos de más

Por: | 26 de julio de 2016

Mucho hablar de la operación biquini y de lucir un cuerpo delgado este verano, y al final, seamos sinceras. Somos nosotras las que envidiamos la talla 36 y a ellos a los que se le van los ojos en los bañadores de la 95.

Perra

Imagen del libro 'Kilo arriba, kilo abajo' , ilustrado por  Ana Belén Rivero.

Ya lo demostró Bridget Jones. Mucha lencería francesa y corsés imposibles, pero la braga faja sigue teniendo su morbo. Nos siguen vendiendo ideales de belleza casi imposibles, pero cuando se pregunta a los hombres, como lo han hecho algunos estudios, las curvas siguen siendo lo más sexy. Los cánones de belleza cambian según las culturas y según las épocas, pero nunca tenemos claro si los cambiamos nosotros, o lo cambian las tendencias. El mundo de la moda, la industria, la publicidad… ¿Realmente pueden otras personas decirnos lo que para nosotros es atractivo o no lo es?

El movimiento curvy vino para demostrarnos todo lo contrario y cada vez son más las personas que reivindican el erotismo de los kilos de más. Bien sea con manifiestos serios, o bien sea con el humor de películas como la citada Bridget Jones, que llegará pronto con tercera entrega, y nuevo guaperas a la vista, seducido totalmente por las caderas generosas.
Bridget-Jones-Baby

Cartel de la nueva película 'Bridget Jones's Baby'.

Esta es también la idea del libro de Perra de Satán (alter ego de Bea Cepeda), Kilo arriba, kilo abajo (Editorial Versátil), en el que con mucho humor, pero sobre todo, con gracia, la protagonista cuenta un relato personal de lo que empieza siendo una dieta y acaba por ser una aceptación de una misma. Un relato que está lleno de anécdotas tronchantes, pero también subiditas de tono. Porque el sexo y los kilos de más, por mucho que nos quieran engañar, nunca han estado reñidos.

“No soy una gurú del ligoteo, así que no sé lo que hace falta para ligar. Solo te puedo decir lo que a mí me funciona, y sin duda es la seguridad en mí misma. Y más que la seguridad, el valorarme a mí misma”, explica la autora. Así pasamos por esas primeras experiencias sexuales a los ligues actuales, donde los kilos de más, para la protagonista, nunca resultaron ser la barrera que todo el mundo se empeña en construir.

Seguir leyendo »

Por Martha Zein (*)

Ahora que todo el mundo se vuelve nómada o lo prueba o sueña con ello o se ve obligado a serlo; ahora que nuestros cuerpos buscan el aire, la luz, el agua, la vida, es un buen momento para que los amantes nómadas compartan sus procesos, porque durante el resto del año es el Eros sedentario el que se impone, con sus ciclos, sus lindes y excedentes.

Emilio

Fotos de Emilio Schargorodsky.

Merece la pena despertar a la nómada que llevamos dentro y recordar que nuestro equipaje ha de ser ligero porque, de lo contrario,  nuestros deseos, emociones, consciencia, instintos, seducción, requiebros, lenguajes... pesarían como un fardo. Frente a la voracidad que facilita nuestra cultura sedentaria, que promueve la búsqueda del beneficio hasta el exceso, que premia el hedonismo paralizante y pone de moda el consumo estacional de las pasiones, frente a un Eros que busca vínculos productivos y los canoniza, colecciona orgasmos y los clasifica, acumula placeres sin enseñar a gozar, merece la pena pararse antes de partir.

Seguir leyendo »

Entre tanto Pokemon, detecta al misógino

Por: | 22 de julio de 2016

Él quería convencer a su chica de que el patriarcado era una buena idea de gestión social, siempre que la cosa estuviera al mando de una autoridad proba. Esa autoridad justa y bondadosa tendría la forma de un Übermensch ("superhombre") nietzschiano, o sea "un hombre culto, bello, fuerte, independiente, poderoso, libre, tolerante, a semejanza de un dios epicúreo" (como tan bien lo describe Manuel Vincent en este artículo).

Irene_missi

Fotografías de Irene Díaz.

Su chica le discutía un poco este asunto del patriarcado pero, al fin, lo dejaba expresar sus proclamas porque él hablaba mucho y muy asertivamente, resultaba difícil de convencer acerca de cualquier matiz y muy fácil de ablandar con besos y caricias. Él era tierno (podía pasar horas lamiendo los pezones de ella y mirándola), era complaciente haciendo el amor (se brindaba en  dedicados cunnilingus) y era apasionado al abrazar y al besar, pero delicado para tocar (contagiaba su deseo exaltado y persistente, suavemente), estaba atento a cada gesto de placer de ella para poder imitar otras veces la posición que a ella más le gustaba, le decía "te amo" y clamaba "no me abandones", si durante la penetración ella no seguía besándolo profundamente y abrazándolo fuerte.

Ellos eran, ante todo, amigos que tenían una gran conexión física (y química). Entonces, cuando él citaba a Así hablaba Zaratustra para declamar que la misión más importante de la mujer es ser madre y que ninguna mujer debería desear salirse de esa senda que es la que la completa, ella sonreía porque prefería hacerlo callar levantándole un poco la camisa, con un beso leve debajo del ombligo. Él no buscaba Pokemons, pero veía Dragon Ball Z.

"Seguramente, Nietzsche era igual de insoportable (eso sí, sin manga)", pensaba ella, y lograba hacerlo cambiar de tema lamiéndole la comisura o rozándole las tetillas (esto, y la estimulación anal eran las dos cosas que a él lo volvían entrega absoluta).

Un superhombre bello, rendido a los pies de Eros que, sin embargo, volvía a la carga, a exaltar la virilidad guerrera, apenas recuperado del éxtasis compartido. En tono amable, ella le susurraba: "no seas tan misógino".

Seguir leyendo »

Me es infiel porque trabajo mucho

Por: | 20 de julio de 2016

La historia es muy común. Hombre que se centra en su trabajo, pasa mucho tiempo fuera de casa y mujer que, para que él triunfe, deja su carrera y se dedica al hogar y a los hijos. Pero al final, ya se sabe, la falta de atención pasa factura y no tarda en aparecer un vecino, un amigo o un profesor del colegio, en el que buscar el afecto perdido. Pero, ¿y si la historia fuera al revés?

6a0168ea36d6b2970c01b8d1969593970c-800wi

Escena de 'El becario'.

Los tiempos han cambiado. La mujer no solo se ha incorporado al mercado laboral, sino que, de hecho, lidera la ocupación de las universidades y, en muchas ocasiones, está más preparada que su pareja. Eso, unido a que la crisis ha supuesto un aumenta de paro en sectores habitualmente masculinos, como el de la construcción, conlleva que los roles tradicionales vayan cambiando. Ella es la que trabaja fuera de casa y él, el que se queda trabajando dentro, ocupándose de la casa y de los niños, bien porque no le queda otro remedio, o bien porque decide apostar por la carrera profesional de ella.

He aquí la historia de la conocida película El becario, en la que Anne Hathaway es una empresaria de éxito, algo sobrepasada por las circunstancias, que intenta llegar a la cima profesional, sin que se vea afectada su vida personal. Un papel que, de cierta forma, ya interpretó en El diablo se viste de Prada. Esta vez, no obstante, quedan más al descubierto las diferencias que aún existen entre  hombres y mujeres a la hora de dedicarse a su carrera.

(Atención, spoiler) La cuestión del nudo llega cuando se descubre que el marido que ha dejado su carrera de éxito por ella, y que vive dedicado a su hija, tiene un affair. Una aventura de la que ella, en primera instancia, se sentirá culpable. Quizás esa es la primera diferencia con la situación a la inversa: ahora es ella la que intenta echarse la culpa y eso no suele ocurrir en el otro sentido (seamos sinceros). Así, confiesa entender que él ha dejado de sentirse un hombre en el papel de 'amo de casa' y que por eso ha buscado otra mujer que le haga sentir reafirmada su virilidad (otra idea tristemente extendida). Un argumento que, precisamente, la figura del hombre más tradicional, encarnado por Robert de Niro, intentará desmontar, haciéndole ver que ella solo ha luchado por un sueño y que no tiene la culpa de las decisiones de su marido. Tanto es así, que el propio marido acabará admitiendo que él y solo él es el responsable de su decisión.

Seguir leyendo »

1) No hace falta que me digas toda la verdad, solo quiero que lo que me digas sea verdad.

2) No quiero piropos solo porque "es el momento de hacerlos".

3) Confesar una breve sensación agradable sobre nosotros vale mucho más que mil frases de princesas y floripondios.

4) No quiero adulación sino una palabra agradecida por nuestro encuentro.

5) Quizá baste un gesto de ternura hacia ese otro ser humano que soy, en este momento, compartiendo tu intimidad.

6) No quiero toda la verdad sobre tus sensaciones o tus sentimientos sobre mí. Sobre todo, porque la razón suele esconder la naturaleza profunda de los deseos.

7) No quiero declaraciones de honestidad brutal. No hacen falta. A veces, tanta sinceridad resulta perversión.

8) Para seducir no hace falta mentir. 

9) Para romper no hace falta herir. 

10) No te burles de lo inocente que es el/la que se ha creído algún piropo tuyo.

  Irene_compliment

Fotografías de Irene Díaz.

Esta suerte de decálogo de no mentiras y no verdades podría ser un marco de referencia básico para cualquier vínculo entre humanos que se acarician, se besan y tienen sexo, como compañeros temporarios de éxtasis, o con perspectivas de futuro.

No habría que ser más explícitos que lo que las reglas de cortesía indican para expresar sentimientos o carencia de sentimientos. Quizá un "me caes bien" o "qué bueno conocerte" alcance. ¿Para qué decir "no te quiero" o "solo quiero sexo contigo" o, peor, "me da lo mismo estar contigo que con otra chica con tal de hacer el amor" ?

Aunque no lo crean, queridos lectores, hay hombres que dicen estas cosas y que, trascartón, apostillan: "no soy mentiroso" o "soy honesto contigo".

Seguir leyendo »

Sobre el blog

Ni enciclopedia ni consultorio sexual al uso. He aquí un rincón erótico festivo dedicado a las relaciones y la atracción entre seres humanos, esa faceta que nos hace la vida más placentera, tierna, amorosa, plena… Un blog coral, con cinco autoras de todo origen y condición, que apuesta por el juego, la provocación, lo sensual y el sexo como acto libre, adulto, compartido, real o ficticio, siempre divertido... Eso sí, si tu mirada no es amplia y tolerante, mejor no te detengas aquí. Coordina Analía Iglesias. No sólo se admiten firmas invitadas, sino que son deseadas.

Sobre las autoras

Anne Cé. Nació en el sur austral (Argentina), en un tiempo beatle y en un país con altísima densidad de psicoanalistas y jugadores de fútbol. Periodista, quizá incluso a su pesar, narra lo que se le ponga delante. Y narra, y narra. Un día descubrió que el simple roce de una clavícula le erizaba la piel y entonces comprendió por qué le gusta tanto abrazar a un hombre.

Esther Porta. Segoviana, fue becaria en el mítico Tentaciones y allí hizo de todo hasta que sus conocimientos de sexo la convirtieron en Beatriz Sanz. Y gracias a ella, publicó artículos semanales de sexo, dos libros y fue reclutada como sexperta guionista del programa de Canal +: 'Sex Pópuli'. Cuando casi se le había olvidado (lo de escribir de sexo...) se mete a bloguera. Y aquí está, con tantas ganas de sexo (del uno y del otro) como siempre...

Venus O'Hara, de Reino Unido, con raíces irlandesas. Modelo fetish, actriz y escritora. Licenciada en Ciencias Políticas y Francés, reside en Barcelona, ha sido columnista sexual en varias revistas, tiene su propio blog de fetichismo y es creadora de 'No sabes con quien duermes', un confesionario para personas que llevan una doble vida. Publicó su primer libro junto a Erika Lust, 'Deséame como si me odiaras', en 2010.

Tatiana Escobar, de Venezuela (1976), ha escrito ensayos y poesía en español. Traductora y editora, en 2004 abrió en Madrid junto a sus socios la primera boutique erótica de España, La Juguetería Erotic Toys, para no tener que vivir de la literatura. Desde entonces vive del sexo. Y escribe, a veces, para sus amigos.

. Madrileña. Soñó con escribir y pronto descubrió una vía: el periodismo. Pero como tampoco valía narrar sobre cualquier cosa, eligió suerte y remató la faena con un posgrado en Sexología. Ha trabajado en suplementos de salud y medios especializados. Con la práctica ha acabado por darle un toque más sensual a sus letras. Y con ellas sueña en escribir, ahora, un libro.

Ilustracion
Venus O'Hara, Anne Cé y Silvia C. Carpallo, según 'Mi Petit Madrid'.

Nuevo libro

El orgasmo de mi vida. Si ya no sueñas con príncipes azules, locos por pedirte en matrimonio, ni esperas que aparezca un millonario atormentado pero diestro en amores, con una Visa en una mano y un látigo en la otra, este libro es para ti. Porque El orgasmo de mi vida habla de eso, de mujeres realistas, lúcidas, independientes y eróticamente vivas, capaces de combinar esa cotidianidad que todas conocemos, con sus pasiones más salvajes. Ellas son las protagonistas de los relatos, sin guionistas que les digan lo que tienen que hacer, pero sobre todo, son las compositoras, directoras e intérpretes de los orgasmos más armoniosos de sus vidas.

Lux eróticaLux erótica. "Escribir sobre sexo era la propuesta y me sentí estimulada. Después de tantos años como periodista cultural y con mucha vida hecha en torno a la información y a la actualidad, tenía ganas de ponerle carne a la crónica. Porque nuestra más genuina actualidad como personas pasa por el relato del erotismo. Porque de atracción y de relaciones hablamos todo el tiempo en este tiempo occidental con ciertas libertades individuales garantizadas y rebosante de espíritu lúdico pero también algo desafectado y con nuevos descompromisos adquiridos...". Anne Cé.

Inglés para pervertidosInglés para pervertidos."Se dice que la mejor manera de aprender un idioma es a través del sexo con un extranjero. Pero ¿qué haces si estás en la cama y no sabes qué decirle? Con Inglés para pervertidos puedes aprender todas las palabras y expresiones que siempre has deseado saber, desde lo más elemental al sexo más salvaje. El libro cuenta con ocho capítulos centrados en las partes del cuerpo, la cama, el LGBT, las compras sexis, el lado oscuro, el porno, el chat y la salud sexual. Cada capítulo contiene vocabulario, gramática y unos ejercicios muy originales que no encontrarás en ningún otro libro. Aprende todo lo que tu "English teacher" no se atrevería a enseñarte nunca. Y... si te cansas de estudiar, el libro incluye un montón de fotos mias para distraerte". Venus O'Hara.

TWITTER

Nuestros autores en Twitter

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal