Eros

Estoy en un hotel. Es una siesta de verano, de esas de ventilador y sopor. Soy la 'maja' de Goya, desnuda sobre una manta cubrecamas amarilla a rombos en relieve y todos los 'ratones' vienen hacia mí. Son ratones figurados, los ratones con que los argentinos bautizamos la fantasía sexual (desmenuzamos y toqueteamos, ampliamenteel tema aquí). 

Una siesta húmeda de mar y recordando otras untuosidades, de hotel. Evocación del amor hacia el personal que nos atiende, una variante del sexo en hoteles que describió Venus O'Hara, hace algunas semanas, en este mismo espacio.

Trepan ahora por mi cuerpo los ratones del amor furtivo con el personal del hotel. Deseo untuoso y algún ratón que se convierte en príncipe, a ratos, en la madrugada. 

  

Ratones

 

Ilustración de Pablo Miláns.

No necesariamente de verano, estos amores de hotel tienen el encanto de la metáfora. Huésped de ti. ¿O de mí? 

¿Quién es huésped de quién?

Tuve un novio que me decía: "cuando estás dentro de mí...". Y yo que hasta entonces pensaba que la cosa era al revés, empecé a imaginar que en esa fusión, él sentía que yo estaba en su cuerpo. Entonces, huéspedes ambos. 

Veo al chico de aquel hostel lejano que me esperaba todos los dìas con el mate de yerba nueva, muy amarga. Apoyar los labios, ambos. Cuánto deseo. Volví a tomar mate por él: me ha durado para siempre el ratón de cada mañana viéndolo poner el agua al fuego. Evoco su dulzura y su boca, hoy, en cada mate que me preparo a solas.

La siesta provoca otras imágenes. Siesta provocadora. Me estremezco con la idea de la noche secreta en el techo, lejos del confort de las suites y cerca de las estrellas de algún norte, acariciando un cuerpo que he visto sudar a lo largo de un largo día de trabajo físico, en todos los frentes. Lo lamo entre trastos arrumbados en el último rincón pobre de un hotel cualquiera, de cualquier lugar del mundo. Lamo y amo.

¿Quién es amo de quién?

 

Cazando un ligue de verano

Por: | 11 de agosto de 2014

Si nos fijásemos en una playa este verano y quisiéramos catalogar solteros (o prometidos muy poco comprometidos), estos se dividirían en dos clases. Los cazadores y las presas. Los cazadores son aquellos que observan a su alrededor, agazapados, seleccionando a sus presas y esperando el momento idóneo para el ataque. Aquellos que sienten ese subidón de adrenalina cuando comienzan a percibir el éxito de su seducción. Las presas, por otro lado, son aquellas que se exhiben, se dejan ver paseando o bronceándose, deseando no morder sino ser mordidos.

Pese a lo que pueda pensarse, los primeros no son únicamente hombres, y las segundas no son solo mujeres. Cada vez hay más féminas al acecho de un buen ejemplar con el que saltarse la dieta este verano, y de la misma forma, aumenta el número de chicos bronceados que se contonean por la playa, ansiando que alguien se digne a hincarles el diente. Objetualizamos, y a veces nos gusta ser objeto, es cierto. ¿Por qué si no nos obsesionamos con dietas y gimnasios para lucir nuestro cuerpo en la playa?

Otherwoman_e345_Master
Imagen de la comedia romántica veraniega 'No hay dos sin tres'

El verano es ideal para buscar un amor, y mucho más para aquellos que lo buscan con fecha de caducidad. No hay más que fijarse en el turismo internacional. Españoles que buscan suizas y alemanes que buscan morenas ibéricas. De hecho, hay quien no deja lugar a la improvisación y lo tiene todo planeado desde el comienzo de sus vacaciones (y he conseguido obtener pruebas al respecto).

Os sitúo: cañeo por Madrid, por La Latina. Ese momento de relax en una terraza en el que te dejas llevar, a veces no solo por la conversación de tu acompañante sino por las de las mesas de alrededor. Entonces capto una muy interesante. Un chico español enseña sus trucos, basados en años de experiencia, sobre cómo ligar con españolas a dos extranjeros. Nada casual, los dos alumnos toman nota, muy metódicos ellos, y subrayan con colores sus cuadernos ya titulados Ligar con españolas. Totalmente verídico.

Seguir leyendo »

Las lenguas que sirven a Eros

Por: | 06 de agosto de 2014

Es muy raro darse cuenta de que la persona que todavía tenemos impregnada en las mucosas no comparte nuestro idioma materno.  Durante o apenas después del sexo. Es raro advertir que en ese momento primario, fundacional, visceral –si se quiere–  tenemos que filtrar lo que nos sale decir tan de adentro. Cribar, traducir, poner en la balanza cultural u obviar, si se trata de jerga o humor regional que solo entendería nuestro vecino de la infancia.  

Las lenguas de Eros f(1)

Ilustración original de Pablo Miláns.

Si por casualidad se nos escapa una palabra muy nuestra en alto, el otro nos dirá cortésmente un "¿ah?" o interrogación parecida, para devolvernos a la realidad de esos cuerpos vistos desde afuera, con aparatos fonadores y cerebros moldeados con otros sonidos, distintos significantes y miles de otros significados.

Entonces la mente entra en juego para traducir lo intraducible y optamos por la caricia que transmite sin barreras lingüísticas... o tomamos el atajo latino. Esto es, echamos mano a la raíz común, conocida, de una palabra 'culta' y le inventamos una terminación adecuada al idioma del momento,  de manera que cualquier hablante de un idioma románico –incluso anglosajón–  entendería. Nada de "correrse" o "acabar"; tenemos que recurrir al lenguaje culto: así, 'orgasmo' en español será 'Orgasmus' en alemán, ¿no?

Esto es lo que yo alguna vez he llamado "follar en latín".

Seguir leyendo »

De la oscuridad del sex shop a la cercana luz de la tienda erótica

Por: | 01 de agosto de 2014

Un lugar oscuro, no muy elegante, con objetos chirriantes para la vista, y con mujeres que bailan en cabinas. Esa es la idea que se tenía de los antiguos sex shops, esos lugares donde pasar parecería un delito, y en los que no se encontraba siempre lo que se buscaba. Pero la cosa ha cambiado, y mucho. Hoy, las tiendas eróticas evocan conceptos totalmente diferentes, pero además suponen un modelo de negocio que florece en nuestro país. Una nueva visión de lo que es ‘jugar’ y de lo que es la ‘juguetería’, en un entorno amable, cómodo y de trato personalizado.

Con la idea de conocer un poco mejor cuál ha sido la evolución del sector, Eros se ha puesto en contacto con algunas de las tiendas eróticas más conocidas de Madrid, Barcelona y Valencia, para saber de primera mano cómo es a día de hoy una tienda erótica.

Tienda-erotica-11339528_3

Uno de los clásicos en Madrid, que ahora también ha abierto su tienda erótica en Barcelona, es Amantis, donde su encargada, Marta Molar, nos cuenta que el salto cualitativo pasa por hacer de la tienda “un lugar cálido, abierto, simpático, de trato amable, ¡y dónde encima vendemos objetos de placer!”. Si bien es cierto que este tipo de tiendas también vende mucho por Internet ya que “a diferencia de otros productos, hay personas que buscan la privacidad (además hay que tener en cuenta que encontrar una tienda erótica no es tan fácil como encontrar una frutería)”, el público que tiene la nueva tienda en el barrio de Gràcia es muy variado: “jóvenes, mayores, gays chicos y chicas, un poco de todo, pero sobre todo mujeres, muchas mujeres”.

Seguir leyendo »

Según el barómetro anual de Control, la mitad de los jóvenes españoles se declara "autodidacta" en asuntos sexuales. Más precisamente el 52 por ciento de los entrevistados para esta edición del estudio reconoce que va descubriendo el sexo con la práctica o buscando información en internet. El porcentaje sube hasta el 60 por ciento en los hombres.

Masturbación

‘Los jóvenes españoles y el sexo’ es el nombre del estudio cuyos resultados se acaban de dar a conocer y que fue diseñado para conocer los hábitos y actitudes de la población de entre 18 a 35 años.

Entre otras conclusiones, del barómetro ha surgido que aunque el sexo oral es la práctica sexual más usual (algo reconocido por un 85 por ciento de los encuestados), el trío es la fantasía sexual más deseada por 4 de cada 10 jóvenes. En este último caso, las mujeres preferirían practicar bondage (24,3 por ciento) antes que un trío (24 por ciento).

Seguir leyendo »

Sobre el blog

Ni enciclopedia ni consultorio sexual al uso. He aquí un rincón erótico festivo dedicado a las relaciones y la atracción entre seres humanos, esa faceta que nos hace la vida más placentera, tierna, amorosa, plena… Un blog coral, con cinco autoras de todo origen y condición, que apuesta por el juego, la provocación, lo sensual y el sexo como acto libre, adulto, compartido, real o ficticio, siempre divertido... Eso sí, si tu mirada no es amplia y tolerante, mejor no te detengas aquí. Coordina Analía Iglesias. No sólo se admiten firmas invitadas, sino que son deseadas.

Sobre las autoras

Anne Cé. Nació en el sur austral (Argentina), en un tiempo beatle y en un país con altísima densidad de psicoanalistas y jugadores de fútbol. Periodista, quizá incluso a su pesar, narra lo que se le ponga delante. Y narra, y narra. Un día descubrió que el simple roce de una clavícula le erizaba la piel y entonces comprendió por qué le gusta tanto abrazar a un hombre.

Esther Porta. Segoviana, fue becaria en el mítico Tentaciones y allí hizo de todo hasta que sus conocimientos de sexo la convirtieron en Beatriz Sanz. Y gracias a ella, publicó artículos semanales de sexo, dos libros y fue reclutada como sexperta guionista del programa de Canal +: 'Sex Pópuli'. Cuando casi se le había olvidado (lo de escribir de sexo...) se mete a bloguera. Y aquí está, con tantas ganas de sexo (del uno y del otro) como siempre...

Venus O'Hara, de Reino Unido, con raíces irlandesas. Modelo fetish, actriz y escritora. Licenciada en Ciencias Políticas y Francés, reside en Barcelona, ha sido columnista sexual en varias revistas, tiene su propio blog de fetichismo y es creadora de 'No sabes con quien duermes', un confesionario para personas que llevan una doble vida. Publicó su primer libro junto a Erika Lust, 'Deséame como si me odiaras', en 2010.

Tatiana Escobar, de Venezuela (1976), ha escrito ensayos y poesía en español. Traductora y editora, en 2004 abrió en Madrid junto a sus socios la primera boutique erótica de España, La Juguetería Erotic Toys, para no tener que vivir de la literatura. Desde entonces vive del sexo. Y escribe, a veces, para sus amigos.

. Madrileña. Soñó con escribir y pronto descubrió una vía: el periodismo. Pero como tampoco valía narrar sobre cualquier cosa, eligió suerte y remató la faena con un posgrado en Sexología. Ha trabajado en suplementos de salud y medios especializados. Con la práctica ha acabado por darle un toque más sensual a sus letras. Y con ellas sueña en escribir, ahora, un libro.

Ilustracion
Venus O'Hara, Anne Cé y Silvia C. Carpallo, según 'Mi Petit Madrid'.

Nuevo libro

El orgasmo de mi vida. Si ya no sueñas con príncipes azules, locos por pedirte en matrimonio, ni esperas que aparezca un millonario atormentado pero diestro en amores, con una Visa en una mano y un látigo en la otra, este libro es para ti. Porque El orgasmo de mi vida habla de eso, de mujeres realistas, lúcidas, independientes y eróticamente vivas, capaces de combinar esa cotidianidad que todas conocemos, con sus pasiones más salvajes. Ellas son las protagonistas de los relatos, sin guionistas que les digan lo que tienen que hacer, pero sobre todo, son las compositoras, directoras e intérpretes de los orgasmos más armoniosos de sus vidas.

Lux eróticaLux erótica. "Escribir sobre sexo era la propuesta y me sentí estimulada. Después de tantos años como periodista cultural y con mucha vida hecha en torno a la información y a la actualidad, tenía ganas de ponerle carne a la crónica. Porque nuestra más genuina actualidad como personas pasa por el relato del erotismo. Porque de atracción y de relaciones hablamos todo el tiempo en este tiempo occidental con ciertas libertades individuales garantizadas y rebosante de espíritu lúdico pero también algo desafectado y con nuevos descompromisos adquiridos...". Anne Cé.

Inglés para pervertidosInglés para pervertidos."Se dice que la mejor manera de aprender un idioma es a través del sexo con un extranjero. Pero ¿qué haces si estás en la cama y no sabes qué decirle? Con Inglés para pervertidos puedes aprender todas las palabras y expresiones que siempre has deseado saber, desde lo más elemental al sexo más salvaje. El libro cuenta con ocho capítulos centrados en las partes del cuerpo, la cama, el LGBT, las compras sexis, el lado oscuro, el porno, el chat y la salud sexual. Cada capítulo contiene vocabulario, gramática y unos ejercicios muy originales que no encontrarás en ningún otro libro. Aprende todo lo que tu "English teacher" no se atrevería a enseñarte nunca. Y... si te cansas de estudiar, el libro incluye un montón de fotos mias para distraerte". Venus O'Hara.

TWITTER

Nuestros autores en Twitter

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal