40 Aniversario

Sobre el blog

Ni enciclopedia ni consultorio sexual al uso. He aquí un rincón erótico festivo dedicado a las relaciones y la atracción entre seres humanos, esa faceta que nos hace la vida más placentera, tierna, amorosa, plena… Un blog coral, con cinco autoras de todo origen y condición, que apuesta por el juego, la provocación, lo sensual y el sexo como acto libre, adulto, compartido, real o ficticio, siempre divertido... Eso sí, si tu mirada no es amplia y tolerante, mejor no te detengas aquí. Coordina Analía Iglesias. No sólo se admiten firmas invitadas, sino que son deseadas.

Sobre las autoras

Anne Cé. Nació en el sur austral (Argentina), en un tiempo beatle y en un país con altísima densidad de psicoanalistas y jugadores de fútbol. Periodista, quizá incluso a su pesar, narra lo que se le ponga delante. Y narra, y narra. Un día descubrió que el simple roce de una clavícula le erizaba la piel y entonces comprendió por qué le gusta tanto abrazar a un hombre.

Esther Porta. Segoviana, fue becaria en el mítico Tentaciones y allí hizo de todo hasta que sus conocimientos de sexo la convirtieron en Beatriz Sanz. Y gracias a ella, publicó artículos semanales de sexo, dos libros y fue reclutada como sexperta guionista del programa de Canal +: 'Sex Pópuli'. Cuando casi se le había olvidado (lo de escribir de sexo...) se mete a bloguera. Y aquí está, con tantas ganas de sexo (del uno y del otro) como siempre...

Venus O'Hara, de Reino Unido, con raíces irlandesas. Modelo fetish, actriz y escritora. Licenciada en Ciencias Políticas y Francés, reside en Barcelona, ha sido columnista sexual en varias revistas, tiene su propio blog de fetichismo y es creadora de 'No sabes con quien duermes', un confesionario para personas que llevan una doble vida. Publicó su primer libro junto a Erika Lust, 'Deséame como si me odiaras', en 2010.

Tatiana Escobar, de Venezuela (1976), ha escrito ensayos y poesía en español. Traductora y editora, en 2004 abrió en Madrid junto a sus socios la primera boutique erótica de España, La Juguetería Erotic Toys, para no tener que vivir de la literatura. Desde entonces vive del sexo. Y escribe, a veces, para sus amigos.

. Madrileña. Soñó con escribir y pronto descubrió una vía: el periodismo. Pero como tampoco valía narrar sobre cualquier cosa, eligió suerte y remató la faena con un posgrado en Sexología. Ha trabajado en suplementos de salud y medios especializados. Con la práctica ha acabado por darle un toque más sensual a sus letras. Y con ellas sueña en escribir, ahora, un libro.

Ilustracion
Venus O'Hara, Anne Cé y Silvia C. Carpallo, según 'Mi Petit Madrid'.

Nuevo libro

El orgasmo de mi vida. Si ya no sueñas con príncipes azules, locos por pedirte en matrimonio, ni esperas que aparezca un millonario atormentado pero diestro en amores, con una Visa en una mano y un látigo en la otra, este libro es para ti. Porque El orgasmo de mi vida habla de eso, de mujeres realistas, lúcidas, independientes y eróticamente vivas, capaces de combinar esa cotidianidad que todas conocemos, con sus pasiones más salvajes. Ellas son las protagonistas de los relatos, sin guionistas que les digan lo que tienen que hacer, pero sobre todo, son las compositoras, directoras e intérpretes de los orgasmos más armoniosos de sus vidas.

Lux eróticaLux erótica. "Escribir sobre sexo era la propuesta y me sentí estimulada. Después de tantos años como periodista cultural y con mucha vida hecha en torno a la información y a la actualidad, tenía ganas de ponerle carne a la crónica. Porque nuestra más genuina actualidad como personas pasa por el relato del erotismo. Porque de atracción y de relaciones hablamos todo el tiempo en este tiempo occidental con ciertas libertades individuales garantizadas y rebosante de espíritu lúdico pero también algo desafectado y con nuevos descompromisos adquiridos...". Anne Cé.

Inglés para pervertidosInglés para pervertidos."Se dice que la mejor manera de aprender un idioma es a través del sexo con un extranjero. Pero ¿qué haces si estás en la cama y no sabes qué decirle? Con Inglés para pervertidos puedes aprender todas las palabras y expresiones que siempre has deseado saber, desde lo más elemental al sexo más salvaje. El libro cuenta con ocho capítulos centrados en las partes del cuerpo, la cama, el LGBT, las compras sexis, el lado oscuro, el porno, el chat y la salud sexual. Cada capítulo contiene vocabulario, gramática y unos ejercicios muy originales que no encontrarás en ningún otro libro. Aprende todo lo que tu "English teacher" no se atrevería a enseñarte nunca. Y... si te cansas de estudiar, el libro incluye un montón de fotos mias para distraerte". Venus O'Hara.

TWITTER

Nuestros autores en Twitter

Eros

Aproximación al placer de narrar el sexo

Por: | 29 de junio de 2012


68645abc7f1c8c54b5c18237735713ee
'The divisions of pleasure', Adam Martinakis expresa como pocos el mundo de las relaciones. Vía Behance

¿Por qué somos las mujeres las que escribimos sobre sexo? Esta es mi contrapregunta al relato de mi amigo sobre la pública desinhibición femenina de los tiempos que corren.

Me dice él que, unas semanas atrás, en una cafetería de Berlín, escuchó a dos veinteañeras contándose felaciones con todo lujo de detalles, en español, y a volumen muy audible. Días después, sigue su narración, vio en un restaurante de Madrid a un grupo de cinco o seis treintañeras mostrándose el vibrador que una de ellas había recibido de regalo, y bromeando en alto, como para que todos los comensales estuvieran enterados.

Mi amigo sostiene que si, en un bar, un grupo de hombres adultos se pasara una muñeca inflable de mano en mano, y a las carcajadas, cada uno de ellos sería catalogado de 'morboso, salido, indeseable'. En cambio, las mujeres… ¿son guays?

Seguir leyendo »

La mejor habitación de España para hacer el amor

Por: | 28 de junio de 2012

El otro día recibí la siguiente nota de prensa con un interesante concurso de la marca de preservativos Control. Rezaba así: "¿Crees que tu habitación podría ser seleccionada la mejor de España para hacer el amor? ¿Nos preocupamos los españoles realmente por el lugar elegido para hacer el amor?". Ellos quieren descubrirlo y lo hará a través de una aplicación en su perfil de Facebook para buscar la mejor habitación de España para hacer el amor. Con este concurso que comenzó el día 25 de junio y estará abierto hasta el 16 de julio, la firma pretende descubrir el gusto estético de los españoles en cuestión de sexo, en línea con el nuevo proyecto que presenta este verano con su nueva imagen, conscientes de que la estética visual es un atractivo que influye en todos los aspectos de la vida, incluido el sexo.

La marca ha preguntado a 1.500 jóvenes de entre 18 y 32 años de toda España sobre sus comportamientos y hábitos sexuales, partiendo de una base: ¿viven solos, con su pareja, comparten piso o con sus padres? Partiendo de esto, los resultados obtenidos han sido que un 35% vive en pareja, un 49% con sus padres, un 9% comparte piso y un 7% vive solo. En cuanto a cómo afecta esto a las relaciones, un 93,5% opina que vivir en casa de sus padres afecta considerablemente a la intimidad de la pareja, mientras que un 34% piensa que residir con compañeros de piso no tiene por qué afectar. Hay más confianza.

Roommates-suck-9Aunque, a veces, con los compañeros de piso, donde hay confianza, da asco... Vía Smosh.com

Seguir leyendo »

El arte de negociar fantasías

Por: | 26 de junio de 2012

Hombre lampara02

Ilustración para el Blog Eros de Felícitas Hernández

Las técnicas de negociación son tan válidas para el sexo como para los negocios. Un agudo sentido de la oportunidad para identificar el momento apropiado, tacto y sutileza para exponer temas delicados, saber escuchar y ser pacientes, avanzar en terreno común, tener una actitud abierta al cambio y la habilidad para enfrentarse a nuevos retos, son algunos rasgos del perfil del buen negociador y, desde luego, del buen amante.

La cama casi nunca es el escenario ideal para exponer una fantasía elaborada de altos vuelos, y menos aún, si uno se encuentra en medio de una postura acrobática. No sólo podríamos arruinar el momento (o provocarnos una lesión), sino que estaríamos forzando una respuesta sin dar tiempo para asimilar la información.

Una buena introducción, del tipo “me gustaría que nuestra vida sexual fuese más divertida y atrevida”, “quiero que seas mi cómplice en la búsqueda de nuevas aventuras sexuales” o un sencillo “quiero que vivamos juntos cosas nuevas” suele preparar los ánimos para entrar en materia.

Seguir leyendo »

Los terrícolas y el sexo. Informe marciano (parte 2)

Por: | 25 de junio de 2012

Autor invitado: Ernesto Toro-Lira Stahl (*)

22-520x740Sigo con la transcripción del informe extrarrestre, del que ya publicamos su parte primera. Hay más documentación por desclasificar, pero presiones externas después de la publicación del primero, me impiden seguir más allá de esto que leeréis ahora. Han secuestrado el resto de los papeles. El capítulo de diferencias entre sexos, relaciones sexuales entre el mismo género y otras variantes ha sido destruido.

En esta segunda parte nos topamos con una descripción detallada de las causas de la “complejidad” (más asociado a “complejos” sexuales) y dice textualmente: 

“Algo a resaltar en la especie humana: tienen gran facilidad para confundir HECHOS con OPINIONES e ideas transitorias con verdades perennes. Así se explica un extraño fenómeno humano llamado “religión”: un conjunto de ideas (inicialmente transitorias) perpetuadas como leyes de la verdad amalgamadas con un excesivo emocionalismo. En nuestra opinión, aquello conocido como religión captura a la mente de su usuario y hace que se aleje de la percepción de aquello que nosotros llamamos SUF (Sustancia de Unidad Focalizada). Pero tiene una función de control social útil y necesaria (prioritaria para la estabilidad). Parte de la génesis de la complejidad del SEXO se encuentra precisamente en la llamada religión. 

Seguir leyendo »

Eros al habla V

Por: | 23 de junio de 2012

 

FasterPussycat-792078      El cine, gran fábrica de fantasías eróticas. Cartel de una película de Russ Meyer vía Sirena.

Hola, aquí estoy de nuevo. Una vez más, agradeceros las respuestas. Cuando alguna vez he tenido que preparar algo sobre fantasías, me he apoyado en dos libros: Dímelo al oído, de Sonsoles Fuentes y Laura Carrión y El jardín de Eros, de Javier Molina. Y con esos dos libros, artículos y vuestras respuestas constato, una vez más, que es un mundo tan rico y amplio como el que más. Mil gracias a Carla, Pleasure, Pavel Alba, L y Uol Free. Informaros de que Yomisma quizá esté disfrutando ya de su juguetito.

"Mis fantasías: Depende de la protagonista. Con esa vecina tímida y recatada a la que parece que el marido ya ni mira, o cuándo lo hace es para un misionero aburrido de trámite: sexo salvaje, pasión desenfrenada, que seguro que es fogosa pero no ha podido nunca expresarse como tal. Con la joven impulsiva que nos atiende en el super, tienda, cafetería, banco, o tras la que hacemos cola y ha advertido que apreciamos lo guapa que va hoy y, de cuando en cuando, nos mira para confirmar que efectivamente le estamos mirando su escote, piernas o culo: sexo pausado, sin prisas, caricias y besos leeeeentos que la hagan desear que llegue de una vez hasta su sexo con la lengua, manos; alargar ese momento hasta que esté excitado cada poro de su piel, en un nirvana sensual que la hará suspirar cada vez que rocemos sus puntos "más calientes" que haya ido descubriendo en los largos minutos de exploración por todo su cuerpo, como en el blog Erodisea, que, hasta llegar a un nivel de deseo que explotará una y otra vez cuándo lleque adonde tanto ha deseado, una y otra vez, y con todo lo que ha deseado sucesivamente, mi boca, mis dedos, mi sexo, y comprobará que ha merecido la pena la la desazón de la espera, pues la recompensa será excelsa. Con la jefa autoritaria, cura de humildad: vendados sus ojos, no sabrá a quién pertenece la voz que le susurra, los labios que la besan, la lengua que la lame, los dientes que la mordisquean, las uñas que erizan su piel, las manos que estrujan sus muslos, el sexo que se roza cuerpo y amenaza con abrir sus carnes, pues varios individuos de ambos sexos la rodeamos, magreamos, y y la hacemos disfrutar sin obedecer más que a los deseos de su cuerpo, pues su boca amordazada no podrá ni ordenar, ni besar, ni chupar ahora nada, sólo suspirar y gemir su deseo oculto y su goze, porque gozar, gozará, todo lo que nosotros decidamos, y será mucho, mucho, más que la suma de tod@s nosotros por separado, pues nuestras perversiones individuales, al estar todos juntos no se suman, sino que se multiplican".

Vlixes, has conseguido que se humedezcan las braguitas. Me pido casada insatisfecha.

Seguir leyendo »

Los terrícolas y el sexo. Informe marciano (parte 1)

Por: | 22 de junio de 2012

Autor invitado: Ernesto Toro-Lira Stahl (*)

¿Qué impresión se llevaría un marciano de nosotros, los humanos, si viniera a observarnos? Es verdad que algo ya nos ha adelantado Eduardo Mendoza en su famoso best seller Sin Noticias de Gurb. Pero la pregunta me surgió hace unos días al caer en mis manos un informe muy peculiar escrito por un visitante del espacio exterior, que me arriesgaré a compartir aquí con vosotros (no puedo revelar mis fuentes por razones de seguridad nacional). Su misión, al parecer y por lo que refleja este documento, era hacer una comparativa entre las especies que habitan el planeta. Qué tienen en común y en qué se diferencian; por ejemplo, para ser más claro, estudiar atentamente las llamadas necesidades “homeostáticas” (aquellas que mantienen el equilibro y la supervivencia).

Tumblr_lxpjo19xYT1r6ofmpo1_500

En un primer párrafo el enviado observa que todas las formas de vida están obligadas a ingerir alimentos (comer), saciar la sed (beber), reposar o recuperar energía (dormir) y reproducirse para sobrevivir (SEXO). Sin embargo, al toparse con la especie más evolucionada (nosotros), a los que nos describe como seres que caminan sobre dos de sus cuatro extremidades y que no puede confirmar que constituyan una misma especie (porque entre sí tiene más diferencias que similitudes), dice encontrarse con un fenómeno digno de analizar aparte: tres de dichas necesidades se satisfacen de forma parecida al resto de las especies (copas más, copas menos) pero la función denominada sexo supone un abismo con el resto de las especies que pueblan el planeta, se diría que allí reside la gran diferencia y no en otro órgano denominado cerebro.

Aparecen muchas anotaciones al margen, transcribo lo más llamativo:

 “¡Cuantas ideas asociadas a la función sexual tiene esta especie! ¡Qué diversidad de conceptos asociados y muchos de ellos contradictorios entre sí!”.

Seguir leyendo »

¿Importa el tamaño?

Por: | 20 de junio de 2012

Es una pregunta muy grande. Posiblemente la más grande. Ese momento de desnudar a un nuevo amante y bajar la mano puede ser un momento de gran alegría o de gran decepción.

Recuerdo una experiencia con un compañero de piso hace años que me gustaba mucho. Durante los meses que compartimos piso, me había dicho miles de veces que la tenía pequeña, pero esto no cambiaba la atracción que sentía hacia él. Fue durante una mañana en verano cuando los otros compañeros de piso se habían ido a casa cuando nos liamos por primera vez. Mientras deslizaba mi mano por su pecho, me agarró y me dijo: “No mires abajo que la tengo muy pequeña...”. Por supuesto no podía resistir la tentación de hacerlo y lo que vi me tomó por sorpresa: era enorme, posiblemente el pene más grande que había visto nunca. Lógicamente, tenía que probarlo, simplemente por curiosidad of course. Luego él me susurró al oido: "No sentirás nada...". Otra de las cosas que amaba de él era su sentido del humor.

Venus O'Hara por Sebas Romero
Venus O'Hara por Sebas Romero

Seguir leyendo »

Sexo lúdico: natural, francés, griego o chino

Por: | 18 de junio de 2012

Bajar el volumen a los tertulianos y subírselo a John Coltrane o a Paquito D’Rivera… o poner Dreamland de Joni Mitchell en la versión de Caetano Veloso, y bailar y masturbarse y hacer el amor, pero con ligereza.

Alivianar diagnósticos y pronósticos, olvidar la incertidumbre y la intemperie. En fin, ahogar la asfixia de los tiempos de naufragio colectivo en sexo lúdico, con poco equipaje y con orgasmos que terminan en risas amplias. Eso propongo hoy.

Fauno barberini
El Fauno Barberini, desfachatado y sensual, según esta estatua griega del S. III a.C., restaurada por el gran Bernini, en la Gliptoteca de Múnich.

Porque hay un sexo grave, otro melancólico, otro de presencias que evocan ausencias, otro de restañar viejas heridas, otro de una pasión que hasta duele y hay uno ligero que no suplanta a nada ni a nadie, que no repara daños ajenos, que se derrama por toda la piel y que da más placer que cualquier vieja reivindicación vinculante (amorosa, política o religiosa).

Seguir leyendo »

Hombres heterosexuales, fantasías homosexuales

Por: | 15 de junio de 2012

Autor invitado: Iñaki Lajud (*)

Tal vez por (de)formación profesional, me cuesta pensar en una actividad mental que nos distraiga de nuestra rutina diaria tan bien como las fantasías. Buenas, bonitas, baratas, podríamos decir. Nos amenizan situaciones aburridas, compensan nuestras inseguridades, potencian la excitación sexual -especialmente recomendable antes de un orgasmo-, y además, son privadas e indetectables.

Anonimo, 1941-45kidc200x244crop
'Dos marineros besándose', autor anónimo, entre 1941-45. Formó parte de la exposición Love and War, de la Art Gallery del Instituto Kinsey.

Ya se ha hablado en este blog acerca de las fantasías sexuales, pero siendo de los pocos hombres con la valentía suficiente de escribir en él, hago acopio de ella para enfrentarme no sólo al mundo de la sexualidad masculina, y no sólo al mundo de las fantasías masculinas, sino a un tema tan tabú que es prácticamente desconocido: hombres que fantasean con hombres.

Muchos de nosotros nos guardamos de hablar de nuestra vida sexual a no ser que vaya acorde a lo estipulado socialmente: hombre conquista mujer, la penetra, aguanta sin eyacular, aguanta sin eyacular, aguanta sin eyacular, ella llega a un orgasmo, y si somos buenos en lo que hacemos conseguiremos que llegue a dos o más. Es la imagen que nos gusta dar a nuestros congéneres, aunque en general preferimos ahorrarnos los detalles.

Seguir leyendo »

¿Qué demonios estás mirando? (1)

Por: | 14 de junio de 2012

Well—what-the-hell-are-you-staring-at-

Esta primavera, la galería del Instituto Kinsey mostró una exposición titulada Love and War, que aún anda de gira, con objetos varios recopilados desde la guerra civil estadounidense hasta este siglo XXI, con especial atención al que es su objetivo de trabajo, naturalmente, el sexo y sus alrededores. Veánlo aquí: Cuando la guerra y el sexo se juntan. Las mujeres en EE UU participaron por vez primera en el Ejército durante la Segunda Guerra Mundial. En medio del cúmulo de sentimientos que despierta toda batalla, tal cosa dio para mucho juego imaginativo, sirvió para desdramatizar y creó todo un género. Desde lo irónico a lo sexy pasando luego por toda la parafernalia "Haz el amor y no la guerra", etc, la muestra da una idea de lo que han sido las relaciones amorosas durante las últimas décadas. La imagén da una idea. Y con ella y la frases escrita "Bien, ¿qué demonios estás mirando?" empezamos una serie de posts que intentarán ser ambas cosas: sugerentes e ilustrativos sobre nosotros, nuestra conducta y nuestras relaciones. Siempre breves y bien gráficos. 

El morbo de la monogamia

Por: | 13 de junio de 2012

Dormir desnuda en verano es un capricho para mí, sobre todo cuando las sábanas están limpias con un olor leve de detergente y suavizante. Cuando las huelo, me las imagino secándose en el sol del Mediterráneo y disfruto su tacto y su frescor al acariciar mi piel. Es puro placer sensual  a veces tan intenso que me resulta dificil de soportar.

Con el tiempo he aprendido que este olor a sábanas limpias puede significar diferentes cosas a otras personas. Recuerdo un amigo que se obsesionó por este detalle durante una fase de promiscuidad. Cada vez que tenía una aventura de una noche, nada más despedir por la puerta a sus amantes, se iba corriendo hacia la cama para quitar las sábanas y ponerlas en la lavadora de inmediato. Afirmaba que no quería notar ningún rastro de sus amantes casuales. No obstante, ahora que se encuentra inmerso en una relación monógama, cambia las sábanas con menos frecuencia porque quiere recordar la presencia de su pareja en su cama tanto como sea posible. Cuando uno está enamorado, estos pequeños recordatorios significan mucho.

Venus O'Hara por Guy Moberly

Venus O'Hara por Guy Moberly

Seguir leyendo »

Goce fálico, sí, pero no antes de tiempo (2)

Por: | 11 de junio de 2012

Para quedárselo o por adorarlo, el falo está en cuestión. Hace unos días, hablábamos del deseo fálico y de cierta reticencia femenina a rendir culto a tan simbólico órgano del que, sin contradicción alguna, las mujeres hacemos gozoso uso.

Faloforia

Mujer portando un falo, símbolo del dios Dionisos, para un acto ceremonial.

Seguir leyendo »

Deportistas ellas, ¡oe!, ¡oe!, ¡oe!

Por: | 08 de junio de 2012

Autor invitado: JoanG. (periodista deportivo, Barcelona)

Ahora que ya estamos listos para la invasión de la hazaña olímpica y balompédica hasta el infinito y más allá, aquí llego de nuevo, cual primo de Zumosol (pido perdón), a aportar mis historias, liberarme de lo mío, y aclarar un par de cosas sobre la deportividad. La primera: los linchamientos, señoras y señores, son feos, nada elegantes, ni eróticos, ni sugerentes, ni nada... Ni en el terreno de juego, ni en la política, ni en la cama. En parte alguna. Para ligar algo no se los recomiendo. 

Ser liquidador/a profesional en la vida real tiene poco morbo (otra cosa es en la ficción). Y poco interés. Despierta expectación, sí, pero luego corta el rollo de cuajo. Y ya no hay quien lo levante. Porque la actividad de masacrar (metafóricamente hablando) a los demás, sea donde sea y en el campo que sea, remite a la masa, la turba, lo dictatorial siriado o iranizado, lo represor, lo cutre, lo descontrolado y lo oscuro... Algo muy feo.

Nada que ver con la relajación, la sonrisa, el gustito y el amor por la vida implícito a todo buen sexo, me van a perdonar. Cuando uno ha retozado, el mundo tiene otro color y otro sabor y otra música y hasta otra luz y otra economía cotidiana. Y si canta Bruce Springsteen, huele a barbacoa, corre la brisa y hay cigarro y cerveza por medio, con la chica/o deseada al lado, qué les voy a contar que ustedes no sepan... Sólo les digo esto: el partido entonces sí que está ganado. Y disfrutado.

Como parece que disfrutan las chicas de la Lingerie Football League de fútbol americano, que estos días se juega en América, en Australia... y llegará a Europa en 2014.

Title

En Mexico DF, dos jugadoras de la Lingerie-Footballs (LFL, Liga de fútbol en lencería) durante el partido celebrado el pasado 5 de mayo. Creado en 2009, ha ido creciendo más allá de EE UU. La capital mexicana podría tener pronto su propio equipo. Todas las fotografías de Reuters/AFP.

Seguir leyendo »

La flor que más me gusta

Por: | 07 de junio de 2012

Mi culo un florero 02

 Ilustración para el Blog Eros de Felícitas Hernández

Como tantos otros hijos de la izquierda setentera, yo tuve la suerte de crecer en un hogar progre, rebosante de información sexual para los pequeños. Pero más allá de la resaca hippy, me gusta pensar que el origen de tanta progresía se encuentra sin duda en mi familia materna, en su actitud abierta y desprejuiciada hacia el sexo. 

Mi abuelo –sexualmente activo a sus ochenta y tantos, para desesperación de mi abuela- lleva décadas repitiendo una máxima que no aprendió en la escuela ni con los predicadores de la sexualidad positiva en San Francisco, sino de la sabiduría popular basada en el respeto a la diferencia: “Cada quien hace de su culo un florero y le pone la flor que más le gusta”. 

Seguir leyendo »

La primera vez de Emir Kusturica

Por: | 06 de junio de 2012

"El amor es una cifra que contiene todas las demás". Esto afirma el director de cine Emir Kusturica. Y basta pronunciar la frase para que empiece a sonar de fondo, se diría, la música tradicional de su tierra, bien orquestada, que suele acompañar sus obras, que redondea esos paisajes, situaciones y personajes, tan balcánicos, tan peculiares... 

"Los mejores diálogos y la mejor escenografía no bastan para hacer una gran película...", asegura. "Y sin duda también el amor se construye en las pausas místicas entre las palabras, entre los sueños", sigue. "El sentimiento aflora en todas las acciones que emprende el hombre, aunque jamás descubre el misterio ni encuentra la respuesta a la pregunta: '¿Cuál es el ingrediente más energético para la relación amorosa?'. Porque cuando los misterios se desvanecen, cuando el amor se esfuma, las personas se separan y solo piensan en cosas tangibles y a menudo feas". 

Do You Remember Dolly Bell 1

El párrafo de arriba está incluído en el libro ¿Dónde estoy en esta historia?, de Kusturica, que acaba de editar PenínsulaY basta leerlo para quedar atrapado entre sus páginas, porque allí dentro se agazapa él mismo, el personaje, el monstruo del cine, el de Do you remember Dolly Bell? (foto arriba), el de Papá está en viaje de negocios, el de Underground, el de Tiempo de gitanos, el de Gato negro, gato blanco.... Entre sus palabras danzan él y los suyos, sus amigos o padres, su familia, su país y la guerra, la industria del cine y de la música y el amor y la muerte. Y ahí hemos encontrado hasta el relato de su debut en el sexo y sus alrededores.

Seguir leyendo »

Deseo fálico: ¿apropiación o adoración?

Por: | 04 de junio de 2012

De falos hablaremos hoy. De falos y de orgasmos femeninos. De frotes y gozos. De nuestros cóncavos placeres sin castración.

Priapo

Fresco en Pompeya que retrata a Príapo, el dios griego de la fertilidad, hijo de Dioniso y Afrodita, siempre erecto y fecundando.

Empecemos por esos momentos en que las mujeres nos hemos preguntado por nuestra ausencia de pene. De esos instantes algo borrosos, pura sensación, en que nos imaginamos que somos nosotras las que penetramos (y no con arneses ni productos de diseño industrial, sobre los que nos suele hablar tan certeramente Tatiana)... Quizá me refiero a esa suerte de nostalgia por lo que pudimos haber tenido y no tenemos (dicho esto con todo el humor del que puede hacer uso una mujer muy orgullosa de sus oquedades).

Hubo una vez un amante que mencionó con cariño mis contracciones involuntarias tras el orgasmo. Entonces, algo hizo clic en mí y mi sonrisa de agradecimiento por tanta atención trocó en desazón: supe que nunca podría sentirlas/sentirme desde ese punto de vista (por nombrar de algún modo la perspectiva peneana). 

Seguir leyendo »

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal