40 Aniversario

Sobre el blog

Ni enciclopedia ni consultorio sexual al uso. He aquí un rincón erótico festivo dedicado a las relaciones y la atracción entre seres humanos, esa faceta que nos hace la vida más placentera, tierna, amorosa, plena… Un blog coral, con cinco autoras de todo origen y condición, que apuesta por el juego, la provocación, lo sensual y el sexo como acto libre, adulto, compartido, real o ficticio, siempre divertido... Eso sí, si tu mirada no es amplia y tolerante, mejor no te detengas aquí. Coordina Analía Iglesias. No sólo se admiten firmas invitadas, sino que son deseadas.

Sobre las autoras

Anne Cé. Nació en el sur austral (Argentina), en un tiempo beatle y en un país con altísima densidad de psicoanalistas y jugadores de fútbol. Periodista, quizá incluso a su pesar, narra lo que se le ponga delante. Y narra, y narra. Un día descubrió que el simple roce de una clavícula le erizaba la piel y entonces comprendió por qué le gusta tanto abrazar a un hombre.

Esther Porta. Segoviana, fue becaria en el mítico Tentaciones y allí hizo de todo hasta que sus conocimientos de sexo la convirtieron en Beatriz Sanz. Y gracias a ella, publicó artículos semanales de sexo, dos libros y fue reclutada como sexperta guionista del programa de Canal +: 'Sex Pópuli'. Cuando casi se le había olvidado (lo de escribir de sexo...) se mete a bloguera. Y aquí está, con tantas ganas de sexo (del uno y del otro) como siempre...

Venus O'Hara, de Reino Unido, con raíces irlandesas. Modelo fetish, actriz y escritora. Licenciada en Ciencias Políticas y Francés, reside en Barcelona, ha sido columnista sexual en varias revistas, tiene su propio blog de fetichismo y es creadora de 'No sabes con quien duermes', un confesionario para personas que llevan una doble vida. Publicó su primer libro junto a Erika Lust, 'Deséame como si me odiaras', en 2010.

Tatiana Escobar, de Venezuela (1976), ha escrito ensayos y poesía en español. Traductora y editora, en 2004 abrió en Madrid junto a sus socios la primera boutique erótica de España, La Juguetería Erotic Toys, para no tener que vivir de la literatura. Desde entonces vive del sexo. Y escribe, a veces, para sus amigos.

. Madrileña. Soñó con escribir y pronto descubrió una vía: el periodismo. Pero como tampoco valía narrar sobre cualquier cosa, eligió suerte y remató la faena con un posgrado en Sexología. Ha trabajado en suplementos de salud y medios especializados. Con la práctica ha acabado por darle un toque más sensual a sus letras. Y con ellas sueña en escribir, ahora, un libro.

Ilustracion
Venus O'Hara, Anne Cé y Silvia C. Carpallo, según 'Mi Petit Madrid'.

Nuevo libro

El orgasmo de mi vida. Si ya no sueñas con príncipes azules, locos por pedirte en matrimonio, ni esperas que aparezca un millonario atormentado pero diestro en amores, con una Visa en una mano y un látigo en la otra, este libro es para ti. Porque El orgasmo de mi vida habla de eso, de mujeres realistas, lúcidas, independientes y eróticamente vivas, capaces de combinar esa cotidianidad que todas conocemos, con sus pasiones más salvajes. Ellas son las protagonistas de los relatos, sin guionistas que les digan lo que tienen que hacer, pero sobre todo, son las compositoras, directoras e intérpretes de los orgasmos más armoniosos de sus vidas.

Lux eróticaLux erótica. "Escribir sobre sexo era la propuesta y me sentí estimulada. Después de tantos años como periodista cultural y con mucha vida hecha en torno a la información y a la actualidad, tenía ganas de ponerle carne a la crónica. Porque nuestra más genuina actualidad como personas pasa por el relato del erotismo. Porque de atracción y de relaciones hablamos todo el tiempo en este tiempo occidental con ciertas libertades individuales garantizadas y rebosante de espíritu lúdico pero también algo desafectado y con nuevos descompromisos adquiridos...". Anne Cé.

Inglés para pervertidosInglés para pervertidos."Se dice que la mejor manera de aprender un idioma es a través del sexo con un extranjero. Pero ¿qué haces si estás en la cama y no sabes qué decirle? Con Inglés para pervertidos puedes aprender todas las palabras y expresiones que siempre has deseado saber, desde lo más elemental al sexo más salvaje. El libro cuenta con ocho capítulos centrados en las partes del cuerpo, la cama, el LGBT, las compras sexis, el lado oscuro, el porno, el chat y la salud sexual. Cada capítulo contiene vocabulario, gramática y unos ejercicios muy originales que no encontrarás en ningún otro libro. Aprende todo lo que tu "English teacher" no se atrevería a enseñarte nunca. Y... si te cansas de estudiar, el libro incluye un montón de fotos mias para distraerte". Venus O'Hara.

TWITTER

Nuestros autores en Twitter

Eros

¿Por qué fingimos los orgasmos?

Por: | 27 de septiembre de 2012

Para muchos, hombres y mujeres, el orgasmo femenino sigue siendo un misterio. Por supuesto, no hace falta tenerlo para disfrutar, pero mejora bastante la experiencia, en mi opinión. Siempre había envidiado a los hombres en este sentido, porque desde temprana edad, todos casi sin excepción, han experimentado un orgasmo real. No se puede decir lo mismo de las mujeres.

Venus O'Hara por Sebas Romero
Venus O'Hara por Sebas Romero


Los orgasmos fingidos suelen producirse cuando parece que el sexo esté durando “demasiado”. Muchos hombres procuran no correrse hasta que la mujer haya tenido su clímax, y no sólo para ser caballeros, sino porque ver a una mujer disfrutar del sexo también aumenta su propio placer. Sabiendo esto, la mujer finge debido a la duración del sexo, al cansancio o al aburrimiento. O una combinación de todas estas cosas. En mi caso, si no llego al clímax durante la penetración, no tengo ningún problema en decirlo. Por supuesto, hay muchas otras maneras de correrse.

Seguir leyendo »

Amores imaginarios (6): 'El apartamento'

Por: | 25 de septiembre de 2012

Autor invitado: Josep Giralt

“Toda vida verdadera es encuentro” (Martín Buber)

Si por algo me he caracterizado en mis diversos trabajos ha sido por ser “hombre masa”. Disuadido de pensar y condicionado por órdenes que me han sido impuestas me fui diluyendo hasta convertirme durante un tiempo en un ser anodino y sin voluntad. En definitiva, me convertí en Baxter, el personaje que Jack Lemmon interpretaba en El apartamento, pero sin la suerte de ser dirigido por Billy Wilder.

LemonLemmon y MacLaine estuvieron nominados al Oscar, que ganaron Burt Lancaster (El fuego y la palabra) y Liz Taylor (Una mujer marcada) por interpretaciones muy inferiores en películas muy alejadas del éxito y calidad de El apartamento. Pocas veces los Oscars han sido tan injustos.

Recuerdo un directivo que cada día después de comer regresaba a la redacción recién duchado y con la bragueta desabrochada. A los cinco minutos entraba su secretaria con cara de valkiria enamorada en estado post orgásmico de primer grado. Llegaban separados para que nadie interpretase que venían de retozar durante la pausa del mediodía. Evidentemente estaba casado y tenía tres hijos. A pesar de que simulaban ser modernos y transgresores, ni ellos, ni su historia tenían nada de particular. 

Seguir leyendo »

Cambiar de sexo por una semana

Por: | 24 de septiembre de 2012

Autora invitada: Silvia C. Carpallo (*)

2012 10:02

 

El otro día, viendo estas fotografías de Andrej Pejic y su novia, Erika Linder, para la nueva campaña de Forward By Elyse Walker, en la que ambos juegan con los estereotipos del género y hacen un más que interesante intercambio de rol entre lo masculino y lo femenino (batalla de sexos lo llaman), pensaba en lo genial que sería poder hacer eso de verdad, en la vida real. No hablo de transexualidad, sino de mera curiosidad. Cambiar de sexo, no sé, por ejemplo durante una semana, y experimentar todo lo que siente el otro, en todos los sentidos.

2012 10:02

Fotografía de la campaña Forward, con Andre Pejic y Erika Linder, de Sara M. Saric

¿Cómo sería poder ser, en mi caso un hombre, por unos días? O incluso mejor, conseguir que mi pareja fuera una mujer durante un tiempo, y que así, me entendiera un poquito mejor. Levantarse, como si de una comedia americana se tratase, en el cuerpo del otro, y tener que pasar una semana encerrado en ese cuerpo extraño, hasta que aprendiéramos de verdad a ponernos en la piel del otro. Creo que si eso ocurriera, lo primero que llamaría nuestra atención, sin duda, serían las amplías diferencias anatómicas entre el hombre y la mujer. Puedo imaginarme a un hombre, levantándose y descubriéndose del sexo femenino. Lo primero que haría, estoy casi segura, sería tocarse tranquila y relajadamente su par de pechos nuevos. Después vendría la segunda parte, buscar con qué ropa podría resaltarlos más para lucirlos como se merecen.

Seguir leyendo »

Educación sexual moderna

Por: | 23 de septiembre de 2012

He aquí tres maneras de contar a los adolescentes (y no tan adolescentes) la historia de la necesidad de usar condón y protegerse de contagios y enfermedades importantes varias, como el VIH-Sida, y embarazos no deseados. La primera es bien simple, apenas unos trazos de lápiz y mucha imaginación. Muy efectiva.

  

La segunda, cuenta el ciclo evolutivo, de niña a mujer. ¿Será todo realmente así y sólo así? No creemos. Tópico tras tópico en la evolución de esta chica, un tanto llorona, hasta llegar a la edad adulta y acabar casada y con casa y jardín. No sabemos más, pero lo imaginamos. Este corto, más que sobre educación sexual, enseña cómo protegerse en tanto en cuanto andas mariposeando buscando el amante perfecto. ¿Qué siempre llega? Uhm, casi siempre, porque todo depende del momento.

Seguir leyendo »

"Doctor, no siento nada"

Por: | 21 de septiembre de 2012

Pellízquese un brazo, estámpese el codo contra la pared o depílese las ingles con cera: si ninguna de estas sencillas maniobras le produce el más mínimo dolor, su umbral del dolor físico es extraordinario y posiblemente tenga un grandioso futuro como sumisa o esclavo.

Via millana-tumblr
Ahora pruebe a masturbarse montándose una elaborada fantasía con la persona real, imaginaria o famosa que más le ponga… si es necesario, recurra a la valiosa ayuda de un vibrador o de una peli porno. Si logra correrse: ¡Felicidades! Todavía le queda algo de memoria disponible en su disco duro sexual para ejecutar ciertos programas, aunque el sistema se le bloquee o el equipo se le apague a menudo involuntariamente. Ahora, tenga el valor de enfrentarse a sus problemas y de tomar todas las decisiones que hagan falta para recuperar su libido antes de resignarse a una vida de frustración sexual.

Seguir leyendo »

¿Con o sin calzoncillos?

Por: | 19 de septiembre de 2012

¿Qué fue de Freddie Ljungberg? Hablo de aquel futbolista sueco que nos alegró tantas veces la vida mirándonos, cómplice y en calzoncillos, desde la marquesina de publicidad de la parada del autobús. Sí, el que jugaba en el Arsenal inglés, peladito (“calvo”, y dicho con cariño) pícaro y entrañable. Ese, sí, él nos aliviaba la espera, sonriendo, como al pasar, como sin prestar atención a lo que el mundo de este lado del vidrio prestaba toda su atención.

Fredrik_Ljungberg
Freddie Ljungberg.

A decir verdad, antes y después de Ljunberg, entre tanto rimel y labios carnosos de supermodelos femeninas, los chicos Calvin Klein nos alegran la vida con o sin marca, con o sin pelo, con y sin calzoncillos. Lo de CK es un detalle absolutamente menor.

Del sin underwear masculino o el con (y si sí, ¿con cuál?) va esta entrada. Porque siempre son noticia las mujeres que andan con faldas y a lo loco, mostrando demasiado o directamente sin ropa interior. Piense el lector las veces que se topa con fotos de revistas en las que las estrellitas en ascenso, actrices o princesas, son pilladas con las piernas poco cruzadas o en el interior de la limou sin bragas.

Seguir leyendo »

Probando penes falsos

Por: | 17 de septiembre de 2012

Normalmente, cuando quiero hacer realidad una fantasía sexual no me faltan candidatos. Sin embargo, cuando ésta consistió en probar el pegging, curiosamente, no encontré ningún hombre dispuesto a participar.

No obstante, yo, tozuda, no caí en el desánimo. Sentía curiosidad por el sexo con arnés; siempre me había intrigado por el mero hecho de poder escoger el tamaño, la textura, el diseño, etcétera, y lo más importante es que siempre el pene está duro. "Deben ser fantásticos", pensaba... Incluso me intrigaba usar uno con otra mujer, aunque en ese caso se trataría de una dinámica distinta, ya que no solo lo llevaría yo, sino que ¡también lo recibiría!

Venus O'Hara por Lourdes Ribas
Venus O'Hara por Lourdes Ribas

Seguir leyendo »

Ganando la batalla a la masturbación

Por: | 14 de septiembre de 2012

Autor invitado: JoanG (Barcelona)

 

Vean con atención este vídeo. "Ganando la batalla a la masturbación", se titula. Los Testigos de Jehová hablan aquí, en lenguaje de signos, de sus muchos peligros. Los internautas le han puesto música.

Aquellos que creíamos que los caminos de Internet eran inescrutables estábamos equivocados. Igual que yo, seguramente lo creía hasta ahora la Congregación Cristiana de los Testigos de Jehová que se dedica a estudiar la Biblia y a expandir sus enseñanzas; tienen página completa, sería y cumplidita con su religión (pues la difusión y evangelización es su razón de ser, para eso nacieron allá por el siglo XIX; Wikipedia los define como una confesión de casi ocho millones de miembros y su página oficial cuenta bien sus orígenes como Sociedad Watchtower). Yo simpatizo con ellos pues son antiviolencia y muy trabajadores (han pasado por cada casa de este mundo ¿o no?) y creen en algo que yo dudo pero deseo: que la Tierra existirá y será poblada eternamente. Ya ven. En su web (JW.org de Jehovah's Witnesses), decía, se puede encontrar todo lo necesario para hacer más llevadera nuestra dura vida cotidiana y terrenal, hasta tienen una sección titulada "Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras...". Vean su sección española también muy útil. 

¿Por qué están aquí? Porque los Testigos de Jehová han puesto en marcha una iniciativa admirable: explicar a deficientes auditivos en lenguaje de signos los contenidos de la Biblia mediante dramatizaciones y vídeos (ellos lo traducen como "lenguaje de señas"). Muy positivo. Pero se les ha ido la mano, nunca mejor dicho. No contaban con que, claro, algunos internautas son expertos detectores de metales, han seguido el camino y han descubierto un filón llamativo entre esa gran variedad de grabaciones que usan para explicarse y explicar su visión de la existencia fervorosa (respetable como todas, incluídas las nada religiosas como la mía).

Ahí está (hasta ahora) en la sección Manténganse en el amor de Dios una de las dramatizaciones, la número 22, que se detiene a explicar a seis manos los muchos peligros de tal acto corporal autocomplaciente, prohibido a todos los jóvenes por definición, el mayor de ellos: que nos aleja, parece, definitivamente de Dios. Y tal cosa es mortal de necesidad. 

Seguir leyendo »

Retrato de mujer sin título

Por: | 12 de septiembre de 2012

Las mujeres aprenden desde temprana edad a desarrollar una habilidad escrita en los genes para decir con la mirada lo que nunca llegan a decir del todo, con esa manera elíptica que tienen de aproximarse al verbo, dando vueltas en torno al hecho sin tocarlo. En cambio, cuando miran, desafían, desnudan e intimidan, se imponen o vencen, y otras veces, consuelan, aceptan y conceden.

Abb con pajaro                                            Obras de  Juan Hernández

A estas alturas del partido todo el mundo sabe reconocer a una mujer interesante. Define interesante por descarte: bella no tiene que ser, ni falta que le hace. Si es demasiado bella, es más hermosa que interesante. Hermosa en términos de tía buena, no de mira qué hermosa está la mañana. Si es hermosa como las mañanas, puede que en efecto sea interesante, por luminosa y serena. Es inteligente, desde luego. Pero le aburren los libros con cuerpo de notas y los que dicen más nombres que cosas. Además, como no ocurre entre los hombres inteligentes, tiene la elegancia de ser ajena a sus virtudes.

Tal vez por eso cuando cae, se deja deslizar por la pendiente hasta el noveno círculo de la pena inconsolable. Entera cae y entera se yergue. Renace, a veces de las cenizas, y otras muchas, de montañas de kleenex manchados, dispuesta a creer una vez más, a confiar en la entrega como un acto importante para la existencia. A una mujer que duerme mal o ha llorado mucho se le puede reconocer por el vuelo de las manos: es más bajo, más cansino, más cercano a la tierra o al regazo.

La mujer interesante se calla a menudo, y cuando lo hace, la gente dice con razón que se hace la interesante. Hay que estarse atentos, no vaya a ser que un día se nos cruce por delante y nos pille esperando un abrazo, con las manos en alto.

Seguir leyendo »

La hora de las MILF: mamás, maduras, libres y sexies

Por: | 10 de septiembre de 2012

Si te dicen MILF, ¿te ofendes? Si agregan que las maduritas sexies son una delicia, ¿cómo te sientes? Como ya lo hemos comentado aquí más de una vez, los mismos términos provocadores a algunas nos dejan fuera de juego y a otras les dan más ganitas.

A todo esto, ¿has escuchado hablar de las MILF?

Milf
¿Camisetas promocionales para difundir el gusto por el paso del tiempo?

El acrónimo MILF llega de Estados Unidos y de la sentencia Mom/mother I’d Like to Fuck ("mamá con la que me gustaría follar"). Son madres irresistibles de 35, 45 o 55, y de ahí en adelante (los límites, si es que los hay, vienen más bien dados por la edad del  “hijo”).

Jennifer-Coolidge-006
Jennifer Coolidge no fue la inspiradora del acrónimo, pero lo de MILF se extendió hasta límites impensados gracias al personaje de la madre de Stifler en 'American Pie'.

La cosa ya echó a rodar y actualmente hay incluso un segmento de cine porno especializado en chicas MILF.

Seguir leyendo »

El morbo del masaje

Por: | 07 de septiembre de 2012

¿A quien no le gusta un masaje? Sentir unas manos por el cuerpo, combinado con aceites, música relajante e incienso hace que un masaje sea una experiencia multi-sensual. Recibirlo siempre me hace más consciente de mis zonas erógenas, como la nuca, la espalda, los muslos, los pies, la cabeza... básicamente, el cuerpo al completo. Para mí, todos los masajes son morbosos y no solo los que acaban con un final feliz.

Venus O'Hara por Lourdes Ribas

Venus O'Hara por Lourdes Ribas

Darme un masaje es un capricho mensual. Cada vez que voy, después de tan solo cinco minutos, noto como mi cuerpo se relaja, mi respiración se mitiga y siempre prometo acudir más a menudo. Suelo empezar boca abajo y cuando toca dar la vuelta, mis pezones siempre se quedan duros, aunque no haga nada de frío. La relajación se convierte en excitación y no tiene absolutamente nada que ver con la persona que me de el masaje. Es simplemente el hecho de ser tocada lo que me estimula y es una reacción perfectamente natural, me digo. Son esos momentos en los que me alegro de haber nacido mujer, simplemente porque la excitación sexual en un hombre en estas circunstancias sería mucho más difícil de disimular.

Seguir leyendo »

En cueros y a lo loco

Por: | 05 de septiembre de 2012

En una sociedad como la nuestra donde el sentido del pudor está en franca vía de extinción, es curioso que muchas personas lo pasen mal en el momento de desnudarse y, minutos más tarde, puedan estar practicando cómodamente cualquier práctica sexual más o menos pintoresca.

Nudoq_tati Todas las fotografías de Lucca Donnini, un maestro en narrar historias de 'carne' y cuerpos.

La inseguridad sobre nuestro propio cuerpo y una sensación de pudor o vergüenza explican a menudo este comportamiento, alimentado constantemente por el machacón canon de belleza que la publicidad, la moda, el culto al deporte o las costumbres estéticas de nuestro tiempo nos meten a diario entre las cejas.

Y sin embargo, una observación atenta de la realidad y de los bares de copas nos indica que nadie triunfa más que las gorditas ricas –la versión urbana de las Venus de Boticelli- o que el chico un-poco-feo-pero-muy-salado, mientras los hembrones 90-60-90 y los modelos metrosexuales son adorados desde la sana distancia que les imponen todos los sensatos con miedo al rechazo.

Seguir leyendo »

Deserotizándonos: lo que no nos gusta

Por: | 03 de septiembre de 2012

De lo que nos gusta venimos hablando largo y tendido. Desde aquí y ahí fuera seguiremos pidiendo, practicando y contando lo que nos gusta. Pero este post va de lo que no nos gusta.

Cuando Silvia Carpallo hizo aquella relación de palabras y expresiones que cabían o desagradaban en la cama, mencionó el inoportuno "gracias" como respuesta a un seguramente precoz "te quiero", pero hay otros "gracias" que no nos gustan, y acá arranca esta enumeración.

Femme
Dos mujeres recostadas sobre su brazo izquierdo. Fotografías de François-Rupert Carabin (1862-1932), vía foxes in breeches.

Antes que nada, una aclaración: aunque nos irrita que nos traten en plural (las mujeres debemos ser únicas, o parecerlo), esta lista se confeccionará en primera persona del plural. Y esto será así porque hay cosas que podrían relatarse en singular a partir de experiencias propias pero también se han recopilado asuntos ajenos. Avisados están, pues, los lectores, y libres son de ofuscarse o de expresar disidencias haciendo uso del plural sentido del humor.

Hacia las generalizaciones indefendibles, allá vamos.

Seguir leyendo »

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal