Eros

Casados que no se resignan

Por: | 25 de enero de 2013

Días atrás, Venus O'Hara preguntaba aquí a los lectores cuánta infidelidad eran capaces de tolerar a su pareja. La verdad es que el amor es cosa tan compleja que a mí nunca me ha gustado hablar de infidelidad (soy de las que sostienen que fiel tiene que ser uno a sus propios sentires). A lo que sí me gustaría referirme hoy, a partir de tan sugerente entrada de mi compañera, es a algunos hombres que, como dice Venus, quieren vivir como solteros sin serlo.

Alexandrovich

La obra es de Viktor Alexandrovich Lyapkalo (Komi, Rusia, 1956), vía vi.sualize.us

En pos de la ecuanimidad, he de decir que también las hay casadas que buscan aventuras extramatrimoniales sin ninguna intención de separarse, pero hoy hablaremos de ellos: ellos, los que se inscriben en páginas de contactos para sex-chatear por las noches, cuando la esposa se duerme, o que buscan amigas para que los acompañen en el hotel del sitio que han viajado por trabajo; ellos, los que saben que nunca tendrán coraje para dotar de otro rumbo a su existencia y, sin embargo, no aguantan más la rutina matrimonial sin extras de emoción.

 Recopilemos, pues.

Antes de la diatriba, deseo salvar de este recorrido (poco apto para cobardicas) a los verdaderos amores que se dan fuera de las fronteras matrimoniales o de la pareja estable. Por ejemplo, a mis veintipocos años viví una historia indiscutiblemente romántica con un chico que acababa de casarse. Nos conocíamos del ambiente universitario y estuvimos un año entero gustándonos, sin intentar nada, hasta que un día empezamos hablándolo, a propuesta mía, y terminamos besándonos.

De ahí en más, nuestra relación se hizo de mediodías furiosos en mi casa, algunos paseos furtivos (siempre de día) y miles de lágrimas y rupturas pasajeras por su imposibilidad, su sentimiento de culpa y su disyuntiva entre la decisión de seguir con su mujer y la tremenda atracción y el cariño que nos unían. Creo que de esos amores interrumpidos por la parte debida de la vida está hecha buena parte de nuestra legítima experiencia emocional y muchas de nuestras asignaturas pendientes.

 

'Una pistola en cada mano', la entretenida película de Cesc Gay, da algunas pistas sobre la sensibilidad masculina en territorio amoroso. Excelentes las actuaciones y diálogos como para sentirse parte de la acción. 

Pero esta vez queremos dedicarnos a esa cierta especulación sentimental. Por caso, un señor de cuarenta y tantos me decía una vez que él no pensaba "arruinarse" con un divorcio. Hablaba de finanzas, claro, jamás de otra cosa. Hablaba sin pudor de lo insostenible que se había tornado la convivencia con la mujer con quien compartía un chalet y tres hijos en una urbanización en las afueras. Otro de unos cincuenta y largos aseguraba que ni se le cruzaba por la cabeza abordar el conflicto que supone una separación, sobre todo de la familia de su mujer, a la que le debía tanto, y de la que ya formaba parte (también había cuentas que no cerraban, por cierto).

En aquellos casos, sus exploraciones amorosas incluían el contacto real con otras mujeres, incluso vacaciones y salidas románticas con la "otra" y hasta relaciones sostenidas, al menos hasta los típicos ultimátums de amantes (en forma de retahílas de e-mails, sms o whattapps) o hasta el abrupto final que sigue al espionaje de la "legal" (que puede incluir hackeo de correo electrónico, revisión exhaustiva de números marcados desde el teléfono, inspección de facturas de móviles y/o supervisión policíaca del perfil de Facebook).

En otros casos, que quizá sean los que se cuentan a puñados, se trata de buscar un entretenimiento virtual, vía internet o teléfono, que ayude a soportar el cotidiano gris conyugal. Por ejemplo, sé de un galán cibernético, casado en segundas nupcias y padre, que no llega a los 40, cuya especialidad son las sesiones con webcam a partir de las 9 o 10 de la noche. Un día le pregunté por su mujer y me dijo que se acostaba temprano. Pero, "¿es panadera?", le pregunté, un poco incrédula frente al hecho de que una señora joven se acueste, a diario, a las 9 de la noche. Y a partir de entonces, él mismo bromeaba a menudo con aquello de "la panadera", sin plantearse jamás la posibilidad de dejarla, por cierto, aseverando que ya sabía todo lo que se perdía con un divorcio, porque ya lo había vivido y se había prometido no volver a padecerlo.

 

Hay mundos y mundos en materia de caprichos amatorios. 'El capital' de Costa Gavras se asoma a un día en la vida de un grupo de ejecutivos financieros. En ese contexto bastante salvaje, una 'top model' puede llegar a pedir un millón de euros por un ratito de compañía.

Y yo, en su/s lugar/es, vuelvo a hacerme preguntas:

¿Cómo o cuándo dejamos de disfrutar de las sobremesas de la cena de manera tan flagrante, en vez de aprovechar que los niños duermen para cultivar, justamente, la vida de pareja?

¿Qué es lo que nos lleva a conformarnos con algo que nos provoca tantas insatisfacciones?

¿No será que estamos deseando que nos descubran en una aventura para no tener que tomar la decisión, en frío?

¿Cuánto dinero equivaldrá a la infelicidad de la única vida que tenemos, o la única que conocemos, por ahora?

¿O es que ninguna de las esgrimidas razones económicas o familiares puede explicar esta necesidad de quedarse y salirse a la vez?

¿Reparan algo de todo este dolor las amantes? 

Por cierto, ¿estamos conectados ya por Twitter? Mi cuenta: @AnneeCE 

 

 

Hay 127 Comentarios

Trabaje de jardinero por un matrimonio mayor tiempo despues de no hacerlo me encuentro ala mujer por casualidad . Me alegre de verla dije me alegraba de verla donde tenia al marido dijo en el cielo Le dije lo sentia la acompaño en el pesame ella dijo que le gustaria si podia ajudarla con la compra del mercado del jueves de Granollers . Al terminar fuimos ami coche y a tomar algo Hablamos y la llebe asu casa cuando guardo las cosas dijo se cambiaria de ropa se pondria de trabajo para estar por casa Solo que se cambio delante mio al estar desnuda la coji y hisimos el amor ya que era una invitacion la cojiera y follara Ella se puso a reir dijo le gustaba la encontrara haun atractiba como para follarla

Yo viví un amor de cuatro años y medio con una mujer casada... bueno, separada, qué mas da. Vivimos ese amor apasionadamente, sin que casi nadie de su familia lo supiera. Se acabó bruscamente por una tragedia personal de ella. Pero nunca la olvidaré. Fue el amor de mi vida.

Para no caer en la rutina, nada mejor que probar nuevas experiencias con tu pareja. Yo os recomiendo esta web en la que podréis encontrar nuevos alicientes
http://www.misjuguetitos.com/index.php

Por cierto, ¿estamos conectados ya por Twitter? Mi cuenta: @AnneeCE

Lo mejor de esta entrada son algunos comentarios y el cuadro a trazos gruesos de Viktor Alexandrovich. A todas las mujeres entradas en carnes y años como la retratada: pues sí, es así, qué pasa, pero no creo que haya un hombre que pueda dejar de mirar.

Muy bonito Cuadro de la Mujer desnuda apoyada ala mesa como ami me gusta con bonitos y grandes pechos y un bonito trasero . Apoyada hacia adelante y hacerlo por detras el amor con un espejo delante para mirar como disfruta .Luego la pongo sobre la mesa con los pies sobre mis hombros la follo y luego la enculo sela meto por su culo Me gusta sean virgenes del culo la mujer haci miras como sufre como le duele grita y esto me excita mas su dolor le cojo de los pechos y pelo .Tambien me gusta hacer el amor ha una mujer teniendola bien atada he indefensa y insultarla mientras le hago el amor .

Un matrimonio feliz mente casados con hijos mayores , una noche dejan pasela noche un compañero de trabajo del marido . Al dia siguienta la esposa dice al marido Cariño esta noche si me has hecho disfrutar mucho cuando me has hecho el amor . Hacia mucho no disfrutaba como esta noche pasada y le da un beso delante el amigo . EL Marido le dice lo habras soñado cariño yo me he quedado dormido mirando la pelicula en el sofa . El amigo riendo dijo si yo escuchaba como roncaba tu marido y dijo a lo mejor no ha sido un sueño a la esposa Esta entendio habia hecho el amor con el amigo no con el marido Esto pasa por invitar amigos luego ellos cojen desmasiadas confianzas je je

No entiendo por qué nos entregamos alegremente al "sí" y somos incapaces de decir "no".

Oiga Carla: ¿se vive bien de las bolas? ¿qué es el "sexo de verdad"? ¿no se puede anunciar Vd. en otro sitio?

¿Y cuantos huyen despavoridos del sexo de verdad?

Carla
www.lasbolaschinas.com

A los dieciocho nos gustan todas, a los veintiocho nos gusta una, y a los cuarenta, todas menos una.

Si vis matrimonium pæparat repudii.

Un mandato "natural": aparéate. Un mandato "cultural": comprométete. Nunca tendrá solución.

Muy bueno astracán.

Quieres crear, leer, informar. Todo con la esencia de cada uno. Quieres ver hasta qué punto somos diferentes. ¿Cómo o qué piensa la gente? http://www.towmin.com [para darte hay que escribir, el contenido es lo que importa]

Gracias a tu excelente artículo en Lolatoys nos hemos propuesto aportar nuestro granito de arena para romper la monotonía que reina en algunos hogares, para conseguirlo vamos a adelantar el día de San Valentín con regalo muy especial.

http://www.lolatoys.com/es/blog/2013/01/24/concurso-san-valentin-y-cincuenta-de-sombras-de-grey/

Para los hombres el matrimonio no tiene ninguna ventaja a menos que deseen con locura tener hijos. Todo son obligaciones y en caso de divorcio siempre salen perdiendo. Pierden casa, medio sueldo, contactoc on los hijos y con mala suerte, la madre les comerá la cabeza contra el padre y los prdrá para siempre. La soltería es la mejor opción.

La infidelidad nunca se plantea de forma correcta. Una cosa es mentir, y otra distinta es secuestrar la libertad de la otra persona.

En el caso de las infidelidades no se trata sólo de engañar en tanto lo que uno hace como en lo que uno siente, sino que a no ser que se lleve de cara y que tu esposo o esposa sepa lo que haces (que casi nunca es así), lo que se consigue llevandolo a escondidas es hacerle vivir a la otra persona una vida totalmente distinta a la real. Esto es secuestrar su libertad y engañarla, es egoismo puro. Todos tenemos la libertad de dejar a una persona porque no la queremos, irnos con otra o liberar nuestras fantasías, el que no lo hace y cae en la infidelidad matrimonial no sólo es un/una puro/a cobarde, es egoísta y esconderse en "problemas de dinero" etc no es más que una excusa injustificada.

Cuantos casos hay de infieles que no dejarían que su pareja les fuera infiel. Es vergonzoso e intolerable.

Si quieres a tu mujer/marido y quieres tener una aventura con otra persona, si lo vas a hacer, se lo tienes que decir. A lo mejor tu pareja también quiere hacerlo, puede ser que lo acepte si tu aceptas que el otro pueda hacerlo también.

Si no le quieres y quieres hacerlo, se lo tienes que decir, tienes uqe dejar que tu pareja sea libre para mientras tu "eres libre" él o ella también puedan serlo.

Secuestrar la vida de tu pareja, aunque no la quieras, haciendole vivir algo que no es real, es del todo ruín.

A veces no es cuestion de tedio, "panaderas" o algo similar, sino de inconformismo y a la vez, cobardia... Si no es lo que quieres, si no es lo que te quieren, cambia, dejalo todo y empieza de Cero, ese puede ser el mejor y el peor dia de tu vida, pero por lo menos volveras a estar viv@

Cariño, hace mucho que no hacemos el amor.!!!
No generalices, ...

Amo a mi mujer y nunca le sería infiel. Hace tiempo estuve casado y llegó un punto en el que me daba igual si se iba con otro, si me engañaba o lo que fuera. De hecho, yo me fijaba en otras mujeres y me planteaba la infidelidad. Eso demostraba que no había amor. Actualmente no me pasa porque adoro a mi actual mujer y estoy muy enamorado. Llevamos 7 años juntos y sólo la quiero a ella en mi cama, no necesito más. La infidelidad empieza con la insatisfacción (no necesariamente sexual), el aburrimiento y la falta de amor. Puede que haya cariño pero no amor.

Ya lo dicen he UN HOMBRE SIN CUERNOS ES COMO UN JARDIN SIN ROSAS .. Feliz fin de semana y para poner cuernos contar con buestra pareja he es mucho mejor ja ja Hacerlo mutuamente de acuerdo SE Hombre si tu pones los cuernos a tu mujer deja ella te los ponga ati he

Vive y deja vivir...Cada uno que asuma sus responsabilidades con respecto al otro.

¿Dónde hay que apuntarse a lo de ser infiel?
http://adf.ly/Hguoz

Mentira hay parejas que se ponen los CUERNOS y los dos estan de acuerdo lo saben lo hablan he hacerlo a escondidas de la pareja A lo largo se paga bien caro siempre se termina por descubrir el engaño he ho traicion . LA Infidelidad en si es una TRAICION que le hacemos a nuestra pareja .Si la pareja estan los dos de acuerdo en llebar cuernos esto los une mucho mas he nadie los puede perjudicar si ellos saben que hasen .Lo peor de hir de putas de muchos hombres es queluego pueden trasmitir emfermedades asu esposa si no se ponen perservatibos cuando ban con putas

Una vez dominada la península y nuestras colonias en Sudamérica, España declara la guerra a Canada para proteger a nuestros aliados ingleses.
En clave interna, el partido comunista lucha por no perder su posición hegemónica.
Tu país necesita tu ayuda en un nuevo juego de estrategia militar, economía y política online. Registrate gratis en [ http://bit.ly/UqObyi ] desde tu navegador.

Con mi pareja no nos somos infieles, somos leales.Nos planteamos una relación abierta, sin agobios, ni hipocresías.Si alguna noche él no está, seguramente tenía algo que le interesaba más que salir o estar conmigo.Por mi parte es igual.
Esto no ha afectado la calidad de nuestra relación sentimental ,ni la de nuestra vida sexual, que por cierto es bastante intensa.Por momentos pienso que la alimenta, pues aunque no hablamos mucho de lo que hacemos cuando no estamos juntos, alguna vez nos hemos confesado cierta excitación imaginando lo que está haciendo el otro.Nos estamos planteando profundizar nuestra relación y dar unos pasos más juntos, y está claro que seguiremos igual.Ambos sabemos que unas horas compartiendo la cama con alguien, no implica una traición,ni tiene que ser plan de vida.
De momento me siento contenida, feliz y satisfecha sexualmente con mi pareja.De infidelidad:nada.Sólo lealtad.

o sea, genes de la mayoría en un entorno dominante

genes en un entorno dominante del tipo que sea

la cultura son los genes de la mayoría

El sexo sin amor es mas morboso , excitante y deshinibido .

Mi último novio, con el que duré casi cinco años y es un maestro en la cama, lo mejor de lo mejor, un DIOS como amante, me ponía los cuernos (pero él me juraba que no), y aunque yo hacía como que le creía sabía que me mentía (por muchas cosas que son largas de contar). A mí me gustaba que me fuera infiel. Casi me mataba a pa.jas (vivíamos en ciudades distintas) imaginándolo follando con otras mujeres. Lo más chistoso fue que primero nos hicimos muy amigos y me contó de todos cuernos que le había puesto a sus ex, hasta se folló a la hermanastra - muchísimo menor que él- de una ex novia, pero a mí me decía que conmigo sí era muy fiel. Es el mejor hombre con el que he estado, en todo el sentido de la frase, pero el sexo para mí es importantísimo. Aún lo adoro.

Anne Cé, cásate conmigo.Prometo serte fiel.¿Te has casado ya? Si es así vaya mierda...

Jajaja... Sherezade, me lo tomo como un cumplido. Sera que el nombre que me pusieron me viene al pelo :)

Clara, éres un hombre!!! Tienes una objetividad y una clareza que una mujer no tiene. Y soy una mujer!

Vicente plantea un tema interesante: ¿somos lo suficientemente maduros como para ser sinceros siempre?.

Alberto Toro, en respuesta a lo que comentas, creo que uno de los motivos por los que se produce una infidelidad es, precisamente, el hecho de hacerlo sin que el otro lo sepa. De hecho, el propio término se define a sí mismo como la ausencia del compromiso adquirido con alguien; si fuera algo consensuado, no habría ruptura sino acuerdo. En ese caso, se hablaría de una "pareja abierta", lo cual me parece perfecto para quienes desean esa opción. Aún así, es curioso; los amigos que tengo que me han contado sus infidelidades, no ven bien que su pareja goce de la misma libertad. De nuevo una conducta egoísta; y esa es la cuestión. La sinceridad, cuanto es real, siempre es generosa.
No se trata de decirle al otro la verdad como cuando éramos niños y confesábamos a nuestros padres alguna fechoría para no sentirnos culpables, sabedores de que estaba mal. Una pareja no tiene que ser una brújula moral que nos guíe por el buen camino y nos advierta de las consecuencias de nuestros actos.

Vicente, como dices, ser sincero es ser maduro. Por eso respeto a quienes defienden que su promiscuidad parte siempre desde la sinceridad de decirle al otro, de antemano, lo que hay; sin medias tintas que den lugar a error.

No es necesario que nos digan lo que está bien y mal. Cada cual sabe el acuerdo al que ha llegado con su pareja. Si el acuerdo es de exclusividad, ser infiel es algo más que echar polvos con otra gente; es suponer que nuestras reglas, tan loables y defendibles, sólo sirven para nosotros. Y una regla que no sirva para todos los implicados en cuestión cualquiera, no es una regla. Es un privilegio, una licencia que nos tomamos, conscientes de una ventaja de la que sólo uno se beneficia.

Hay que ir de frente, digo yo, en esto como en todo. ¿Miedo a ser juzgado?, ¿miedo al rechazo?, ¿miedo a la soledad? Hay que hacerse mayores y no sólo viejos. No temer lo que otros piensen, no temer que no nos quieran; no temer, en definitiva, estar solos por quienes somos. Nacemos y morimos solos, de ahí que haya que buscar buenas compañías para lo que sucede entre tanto.

Comparto la lúcida visión de Clara; la sinceridad es la clave. Mi pregunta es, ¿somos realmente maduros para ser sinceros siempre? Solo las personas maduras están por encima de los celos y su sinceridad (para con ellas mismas y sus parejas) hace que no tenga sentido hablar de infidelidad. Creo que la sociedad española es, en este sentido, cada vez más madura

Fijense ,la argumentación que no es ética se pretende al menos que sea científica.( bueno , biologicista, suponiendo que eso sea una ciencia).. Me pregunto cuántas marcas del látigo de la moral hay aún en las espaldas ..
como decía un personaje de una famosa obra de teatro.
.."los jóvenes quieren ser fieles y no pueden...los viejos quieren ser infieles y no pueden .. es todo lo que sabemos sobre el amor".
La verdad de existir es ,en si, contradictoria, Admiro el empaque, los huevos, el temple, la certeza, la capacidad de renuncia ( falta de imaginación ?) , el autocontrol ( desde qué parte se controlan de uno mismo ?) de las personas que se casan así como admiro la capacidad de mandar y , fingir, sobreponerse enmascarando el presente , asumir algunos momentos tediosos sin posibilidad de escape de las personas que emprenden negocios, empleados, contratos con socios, comercios , ventas hormonadas. Ponerse delante de una tribuna a explicar algo delante de aspirantes, Enseñar sin matices de dudas a alumnos sobre el sentido de lo que hacen : El mundo es de ellos.
El mundo nunca ha sido ni de los filósofos , ni de los que buscan exaustivamente verdad alguna , ni de los que dejan de contemplar la posibilidad opuesta de lo que hacen.
Como decía el gran O.W. los que diferencian entre alma y cuerpo no tienen ni alma ni cuerpo
hay por qué renunciar a nada si es posible hacerlo , el límite es el sufrimiento ajeno. Como se mide esto? el pecado no está en el qué sino en el cómo.

Y del amor que me dicen?.

Creo que el siguiente nivel al que se accederá una vez reconozcamos que la infidelidad forma parte del ser humano, será el consentirla.
Crece el número de mujeres, especialmente en núcleos urbanos, que son infieles a sus maridos con el consentimiento de estos.
Alberto

Es una cuestión de disposición, de coincidencia de anhelos o necesidades en el tiempo, hasta puede ser que todo sea química, como se viene insistiendo por aquí a menudo. Cuando una relación extraoficial da comienzo sí hay un sentimiento común. Cuando se alarga, cada uno busca cosas distintas, como en la relación con la pareja oficial, salvo en el proyecto vital. Después vienen las realidades que no se quieren ver, y por último la ruptura. Creo que la pareja extraoficial nunca es la "otr@", sino al contrario, es la que ES, pero resulta que no vivimos una realidad subjetiva, no estamos en una isla desierta, y fuera de esa relación está el mundo real, el mundo de las relaciones sociales, de los compromisos y las responsabilidades. La imposibilidad de acceder a ese mundo oficial es lo que al final acaba con las relaciones extraoficiales cuando lo que se ansía es algo más que el sexo, al margen de patologías, como las inseguridades que antes no se conocían, o descubrir que el otr@ en realidad se autoafirma y considera que el objetivo está cumplido cuando ha experimentado el triunfo de romper relaciones estables.

sencillamente brillante, Clara

Mi mujer y yo nunca nos engañamos, siempre nos decimos la verdad.

Supongo que muchos maridos se frustran cuando ven que su pareja, después de contraido el matrimonio, ya no quiere sexo, sólo ir de tiendas y tomar café con las amiguitas. Es lógico que quieran otras "emociones", no estamos hechos para llevar bolsas de Zara.

Una vez dominada la península y nuestras colonias en Sudamérica, España declara la guerra a Canada para proteger a nuestros aliados ingleses.
En clave interna, el partido comunista lucha por no perder su posición hegemónica.
Tu país necesita tu ayuda en un nuevo juego de estrategia militar, economía y política online. Registrate gratis en [ http://bit.ly/UqObyi ] desde tu navegador.

LA UNICA SOLUCION ES EL ESTILO SWINGER. LEAN A PROFUNDIDAD Y VERAN QUE ESO DA LA DIVERSION QUE LOS CONYUGES EXTRANINAN, PERO NO ROMPE NI DANIA EL MARIMONIO, SINO QUE LO FORTALECE. TODOS GANAN.

Tras el comentario de Carlos, me gustaría añadir algo a lo que antes he comentado, pidiendo disculpas por anticipado por extenderme demasiado.

Los motivos que llevan a dos personas a casarse pueden ser diversos. Yo, particularmente, no creo en el matrimonio pero, en mi caso, es porque parto de la base de que lo único que le puedo prometer a alguien con certeza y sinceridad es mi presente. Y se lo puedo prometer a esa persona, sin necesidad de testigo, objeto, documento o persona alguna que deba atestiguarlo. Lo mismo espero del otro. Sin más. Lo considero suficiente y un regalo maravilloso. Te doy mi tiempo ahora, el tiempo que sé que sí tengo. Te doy ahora mi amor, el amor que ahora sí siento. Te doy ahora mi amistad, sentida y sincera. Te doy mi cuerpo porque ahora busca al tuyo. Por eso puedo asegurarte que te doy mi presente.

Tampoco creo que previamente se pueda establecer que dos personas buscan un futuro juntos. Creo que ese futuro como pareja, al igual que sucede con una buena amistad (ya que parto del principio de que mi pareja ha de ser, ante todo, mi amigo), se da precisamente con el tiempo. Es más fácil comprender rápidamente que sólo quiero con alguien algo temporal que considerar que busco en esa persona algo con mucho futuro. Ese tipo de afirmación, la de "quiero algo más contigo", surge del enamoramiento inicial, del querer conocer más al otro, nunca de una promesa de futuro porque el futuro es incierto.

Sí estoy de acuerdo en que el tiempo trae algo más que la pasión de los primeros momentos a solas, una complicidad compartida que sólo surge de la verdadera intimidad. De ahí mi afirmación de que la sinceridad es clave para llevar a buen término cualquier relación, del tipo que sea y sea cual fuere su duración.

La rutina de una pareja se combate no dando al otro por sentado, ni tampoco a nosotros mismos. Aprovechando la ventaja de la complicidad adquirida para dar rienda suelta a ciertos deseos y fantasías que, al menos yo, no compartiría con el polvo de una noche (o sí, nunca se sabe...).

Esto es, en definitiva, siendo personas sinceras. Lo sé, me repito. Pero es así y es sanísimo. "Sal con tus amigos esta noche, te vendrá bien comentar con ellos lo buena que está esa o aquella"... a mí no me provoca ningún tipo de conflicto personal. La ausencia de esos celos no parte de la indiferencia parte del respeto a que el otro no es de mi pertenencia y de que yo no tengo inseguridades de ese tipo.

Ese miedo a los cuernos es, a mi parecer, resultado de una inseguridad personal; esto es, parte de uno mismo y no del otro. Y si, en caso de darse, parte del otro y resulta un problema, se resuelve fácilmente buscando a una persona afín a nosotros mismos y no perdiendo el tiempo con aquello que no nos interesa.

Querer a alguien y que el otro nos quiera debería de ser suficiente pero no lo es. Una buena relación de pareja requiere lucidez.

En resumen, compórtate con los demás igual que te gusta que se comporten contigo; no aceptes menos de lo que creas que mereces. Eso es todo. Algo que aprendemos de niños y que algunos olvidan con el tiempo...

Es penoso que la mayoria de los comentarios se deriven en comentarios banales sobre si se debe o no ser fiel con su pareja. Cuando un dos personas se unen, al principio todo es pasion y deseo, pero si realmente hay entrega mutua, luego surgen otros intereses que complementan y enriquecen la relacion entre la pareja. Claro, esto pasa si tenemos un propósito comun desde el inicio, y si ambos quieren tener una vida juntos. Ahora, quien se vaya a casar para legalizar el sexo con su pareja, le anticipo que cometerá un grave error. Mejor quédese como está y asi se evitará problemas mayores. Muchos hombres y mujeres que se casan por este motivo, luego pasan por el tormento de caer en un circulo vicioso de infelicidad junto con su pareja, que hasta verse la cara les provoca hastío. Mas si no se hubiesen casado, cuando todo acaba cada cual se va por su lado sin pena ni sufrimiento.

José y Clara: show de bola, como se dice en Brasil! Muuuuy bueno!

Nunca antes leí un artículo de opinión tan lleno de nada. !Qué mediocridad narrativa y falta de rigor!. Opiniones vertidas partiendo de estereotipos y de prejuicios tan antiguos como el machismo.
Las páginas de contactos sexuales, aquellas en las que el intercambio sexual es explícito y buscado por todos con independencia del género, están llenas de mujeres casadas, amas de casa y damas que afirman cosas como : " no quiero perder lo que tengo pero si ampliarlo" , " quiero a mi marido pero necesito volver a sentir ese cosquilleo en el estómago", "mujer casada busca hombre en la misma situación para sexo sin compromisos".....
En fin....

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el blog

Ni enciclopedia ni consultorio sexual al uso. He aquí un rincón erótico festivo dedicado a las relaciones y la atracción entre seres humanos, esa faceta que nos hace la vida más placentera, tierna, amorosa, plena… Un blog coral, con cinco autoras de todo origen y condición, que apuesta por el juego, la provocación, lo sensual y el sexo como acto libre, adulto, compartido, real o ficticio, siempre divertido... Eso sí, si tu mirada no es amplia y tolerante, mejor no te detengas aquí. Coordina Analía Iglesias. No sólo se admiten firmas invitadas, sino que son deseadas.

Sobre las autoras

Anne Cé. Nació en el sur austral (Argentina), en un tiempo beatle y en un país con altísima densidad de psicoanalistas y jugadores de fútbol. Periodista, quizá incluso a su pesar, narra lo que se le ponga delante. Y narra, y narra. Un día descubrió que el simple roce de una clavícula le erizaba la piel y entonces comprendió por qué le gusta tanto abrazar a un hombre.

Esther Porta. Segoviana, fue becaria en el mítico Tentaciones y allí hizo de todo hasta que sus conocimientos de sexo la convirtieron en Beatriz Sanz. Y gracias a ella, publicó artículos semanales de sexo, dos libros y fue reclutada como sexperta guionista del programa de Canal +: 'Sex Pópuli'. Cuando casi se le había olvidado (lo de escribir de sexo...) se mete a bloguera. Y aquí está, con tantas ganas de sexo (del uno y del otro) como siempre...

Venus O'Hara, de Reino Unido, con raíces irlandesas. Modelo fetish, actriz y escritora. Licenciada en Ciencias Políticas y Francés, reside en Barcelona, ha sido columnista sexual en varias revistas, tiene su propio blog de fetichismo y es creadora de 'No sabes con quien duermes', un confesionario para personas que llevan una doble vida. Publicó su primer libro junto a Erika Lust, 'Deséame como si me odiaras', en 2010.

Tatiana Escobar, de Venezuela (1976), ha escrito ensayos y poesía en español. Traductora y editora, en 2004 abrió en Madrid junto a sus socios la primera boutique erótica de España, La Juguetería Erotic Toys, para no tener que vivir de la literatura. Desde entonces vive del sexo. Y escribe, a veces, para sus amigos.

. Madrileña. Soñó con escribir y pronto descubrió una vía: el periodismo. Pero como tampoco valía narrar sobre cualquier cosa, eligió suerte y remató la faena con un posgrado en Sexología. Ha trabajado en suplementos de salud y medios especializados. Con la práctica ha acabado por darle un toque más sensual a sus letras. Y con ellas sueña en escribir, ahora, un libro.

Ilustracion
Venus O'Hara, Anne Cé y Silvia C. Carpallo, según 'Mi Petit Madrid'.

Nuevo libro

El orgasmo de mi vida. Si ya no sueñas con príncipes azules, locos por pedirte en matrimonio, ni esperas que aparezca un millonario atormentado pero diestro en amores, con una Visa en una mano y un látigo en la otra, este libro es para ti. Porque El orgasmo de mi vida habla de eso, de mujeres realistas, lúcidas, independientes y eróticamente vivas, capaces de combinar esa cotidianidad que todas conocemos, con sus pasiones más salvajes. Ellas son las protagonistas de los relatos, sin guionistas que les digan lo que tienen que hacer, pero sobre todo, son las compositoras, directoras e intérpretes de los orgasmos más armoniosos de sus vidas.

Lux eróticaLux erótica. "Escribir sobre sexo era la propuesta y me sentí estimulada. Después de tantos años como periodista cultural y con mucha vida hecha en torno a la información y a la actualidad, tenía ganas de ponerle carne a la crónica. Porque nuestra más genuina actualidad como personas pasa por el relato del erotismo. Porque de atracción y de relaciones hablamos todo el tiempo en este tiempo occidental con ciertas libertades individuales garantizadas y rebosante de espíritu lúdico pero también algo desafectado y con nuevos descompromisos adquiridos...". Anne Cé.

Inglés para pervertidosInglés para pervertidos."Se dice que la mejor manera de aprender un idioma es a través del sexo con un extranjero. Pero ¿qué haces si estás en la cama y no sabes qué decirle? Con Inglés para pervertidos puedes aprender todas las palabras y expresiones que siempre has deseado saber, desde lo más elemental al sexo más salvaje. El libro cuenta con ocho capítulos centrados en las partes del cuerpo, la cama, el LGBT, las compras sexis, el lado oscuro, el porno, el chat y la salud sexual. Cada capítulo contiene vocabulario, gramática y unos ejercicios muy originales que no encontrarás en ningún otro libro. Aprende todo lo que tu "English teacher" no se atrevería a enseñarte nunca. Y... si te cansas de estudiar, el libro incluye un montón de fotos mias para distraerte". Venus O'Hara.

TWITTER

Nuestros autores en Twitter

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal