Eros

Placer, reproducción y el sexo de la felicidad

Por: | 31 de agosto de 2013

Cuando hablamos de sexo, lo que la mayoría traduce mentalmente es penetración. Aceptémoslo. No se trata de un hecho ni mucho menos casual, sino que es el resultado de muchos años de historia y tradición religiosa. El sexo es coito, porque el coito es reproducción.

¿Y qué pasa con el sexo por placer?

El placer según Nicolas Guerin
Imagen de la serie 'Elogio de la sombra', del fotógrafo fracés Nicolas Guérin.

No somos únicamente animales hechos de biología, por mucho que les pese a ciertas mentalidades, y el hecho de que la mujer tenga un órgano maravilloso llamado clítoris, cuya función no es reproductiva (existe para el simple y mero placer), demuestra que el encuentro sexual puede aportarnos mucho más, si nos lo proponemos.

En la actualidad preferimos hablar de salud sexual más que de sexualidad a secas, quizá porque incluso la OMS reconoce los beneficios de tener una vida sexual satisfactoria en nuestra salud. Pero si por algo decidí estudiar Sexología es porque creo que el sexo no solo aporta salud sino, sobre todo, felicidad.

Es cierto que la mayoría de las consultas que llegan a un experto en Sexología también tienen que ver con la penetración. El coitocentrismo nos pesa más que los conflictos de identidad u orientación sexual. La obsesión por traducir sexo (que es, en realidad, el sexo que somos y no el que practicamos) en coito, lleva muchas veces a falsas expectativas, preocupaciones, y frustraciones. Simplemente porque nos olvidamos de algo básico: el encuentro entre dos cuerpos no se basa sólo en un acto biológico, o en el esperado éxito en el funcionamiento de nuestros genitales, sino en el intercambio de sensaciones, de emociones. Caricias, besos, susurros, miradas, juegos, arañazos, mordiscos, súplicas… Un momento único de placer. Un placer difícilmente comparable a nada más en esta vida.

Desde mi perspectiva, cuando uno defiende la necesidad de una verdadera educación sexual, defiende también la posibilidad de que la gente sea, simplemente, más feliz. Tener educación sexual significa aprender a respetarse entre hombres y mujeres, o entre gente con orientaciones sexuales diferentes. Aprender a entenderse, comprenderse y complementarse. Y, sobre todo, a disfrutarse. Poder llegar a ese encuentro sin prejuicios, sin falsos mitos, y con la mente abierta a lo que quiera sugerirnos nuestra propia fantasía.

Elogio de la sombra orgasmos
Otra imagen de la obra que Nicolas Guérin expuso en el Mois de la Photo 2012. Vía Fuenlabrada Noticias.

El hecho de que el sexo sea placer, y no sólo reproducción, afecta a nivel individual, pero también a todo el colectivo social, y a veces de una forma mucho más trascendente de lo que pudiéramos imaginar. No hay más que pensar, por ejemplo, que detrás del rechazo hacia los anticonceptivos está el rechazo del sexo por placer.

Como otras miles de personas en el mundo, este verano me he puesto al día con Inferno, el último bestseller de Dan Brown (conocido por el Código Da Vinci). No voy a entrar en una crítica literaria de la obra ni voy a desvelar mucho sobre la trama, pero sí quiero aludir al tema clave sobre el que gira la misma y que aparece desde el comienzo del libro: la superpoblación.


ImagesEste concepto, bastante inquietante, y en el que el autor intenta encarecidamente que pongamos nuestra atención, se resume en que la población aumenta a un ritmo exorbitante, lo que nos llevará a un colapso, ya que somos demasiados para tan pocos recursos. ¿Y qué papel juega en todo esto el sexo por placer? En que las campañas de control de natalidad, que son parte del intento por equilibrar este problema de crecimiento desmedido de la población, fracasan principalmente por el rechazo de muchos núcleos de población a los anticonceptivos, motivados, esencialmente, por creencias religiosas.

Sin entrar en ideas fatalistas sobre las consecuencias de la superpoblación si no se cambia esta mentalidad, el hecho es que la sexualidad tiene muchas implicaciones en nuestra vida personal y social, y por tanto, no debe ser tomada como un tema ligero.

Los cambios se producen poco a poco, pero también están en nuestras manos, en hechos tan simples como las ideas que transmitimos a nuestros hijos, o en la oportunidad que les brindamos de que tengan una verdadera educación sexual. Si esa educación los estimula a hablar de libertad en todos los ámbitos, también en su cama, supone ya un avance. Dejar atrás el sexo como tabú o como sinónimo de peligro ante embarazos no deseados o ITS, y aprender que es, también y fundamentalmente, una forma sana de ser más felices. Una forma saludable de sentir el más absoluto e intenso placer.

Hay 13 Comentarios

A mi si me encanta el sexo, no importa si es con un hombre o una mujer, yo si agarro parejo.

¡Naturalmente que sexo no es solamente penetración!, eso queda para los arcaicos y los prehistóricos que pensaban solamente en el disfrute sexual del hombre a través de la penetración.
¿Acaso no es sexo las carias sensuales, los besos, los masajes eróticos etc.?
Sexo es todo aquello que cualquier pareja practique en su intimidad sexual y que obtengan ambas partes un disfrute. Amigas hemos de olvidarnos de que el sexo esta solo para el disfrute del hombre y la procreación, afortunadamente las mujeres de ahora piensan en que hay que disfrutar del sexo tanto o más que los hombres.
No olvidemos que llamamos practicar sexo al conjunto de actividades eróticas y sensuales que practican dos o más personas, pero no por ello hemos de olvidarnos que una sola persona también puede disfrutar de los placeres que nos brinda nuestro cuerpo a través de las distintas estimulaciones, caricias, etc. que nos auto prodiguemos, ya hemos llegado otra vez al punto clave, el hombre lleva masturbándose miles de años y nadie lo ve mal, pues ¿Por qué no ha de gozar también la mujer con la automasturbación?.
La Inquisición ya quedo obsoleta y por fortuna las mujeres en la actualidad somos capaces de ver lo que nos complace y conviene.

El sexo está creado para ir cumpliendo etapas.
La primera es por placer; niñas, niños de 13-16 años que empiezan a interesarse por su cuerpo y empiezan a darse placer.
La segunda como no habla el artículo pudiera ser por la repoducción,etapa siguiente,cuando vamos madurando y ya no nos vale con darnos placer a solas.
Y la tercera,es una etapa en la que las personas se dan sexo,puramente por placer,porque ya han ido superando y satisfecho las necesidades anteriores.
QUÉ OS PARECE?
Síguenos en twitter @laboutiquedeseo.
Un saludo.

Carmen Electra, El Cuerpo del Delito.
Carmen Electra, el cuerpazo por excelencia, autora de escenas míticas del cine y ex mujer del NBA Dennis Rodman.
http://www.warrantsyquinielas.com/2013/07/la-chica-de-wyq-vii-carmen-electra-el.html

El sexo es mucho más que reproducción. Es comunicación, diversión, erotismo, sensualidad...es conocer a otras personas, conocerse a sí mismo. CONÓCETE.

Un García, un gran acierto hacer referencia al aspecto antropológico y psicológico del asunto.
-
La moda esa de no tener hijos, como usted sugiere, es un elemento más de ese infantilismo y de esa incapacidad para llevar una vida adulta por parte de tantos adultos que lo son solo de edad. El modo de vida burgués tiene ese efecto, ese infantilismo ridículo en tanta gente. Eso explica, además, el contenido pueril de tanta publicidad comercial.

León Riente lo ha explicado muy bien, así que muy poco más es lo que se puede aportar. No sé de nadie que haya tenido hijos por contentar a la abuela. Sí sé de otros, en mi entorno social, que han renunciado a hacerlo por miedo a abandonar un estilo de vida fomentado desde la más estúpida burguesía, basado en el hedonismo y en la autocomplacencia, lo cual, a mi modo de ver, no deja de ser lisa y llanamente miedo al compromiso. Esta actitud tiene una segunda parte, menos guay, que sólo se conoce conforme avanzan las edades y el tiempo, y ahora, cuando estas personas están al borde de la pitopausia y menopausia, se han convertido, sin quererlo, en parejas viejunas bastante cascarrabias, que siguen priorizando el conocimiento de los vinitos, del 'conozco un sito donde sirven un pescadito...' o discuten como bobos, apasionadamente, acerca de un autor oligofrénico (ellos no lo saben) bastante cotizado en ARCO. Ustedes verán, el tiempo pasa, y por experiencia les digo que los hijos compensan, siempre, y vengan como vengan, y no me refiero a parirlos como conejos, que esos son otros rollos ideológico-religiosos. Los hijos te convierten en hombre completo y en mujer completa.

Como dice Bruna, lo que hace falta es educación. Pero a todos los niveles, no sólo sexual. La gente debería estar educada e informada sobre sexualidad, economía, medioambiente, política, drogas... todo. Y así es como cada cual podrá decidir su futuro sin prejuicios religiosos, morales o ideolígicos, y con conocimiento de causa. Conozco varios casos de parejas que han tenido hijos "porque tocaba tenerlos". Por contentar a la abuela, o por el qué dirán. Y la mayoría, en secreto y con la boca pequeña, se arrepienten de haberlo hecho. Curiosamente, casi todos los que conozco reconocen que su actividad sexual ha menguado considerablemente desde la aparición de los hijos.... Como decía un filósofo: Si nadie se va a morir por ti, ¿por qué te han de decir cómo has de vivir tu vida? Larga vida al sexo por placer... y al que decida procrear, felicidades si es consecuente con ello.

Tomando lo de Dan Brown todo lo seriamente que es posible, es decir, no mucho:
-
Según la ONU, la natalidad actual en España es de 1,31 hijos por mujer aprox., en Holanda de 1,66, igual que en Reino Unido, en Rusia de 1,41, en Ucrania de 1,26, en Polonia de 1,28, en Alemania de 1,41 y en Italia de 1,31. Son los países más poblados de Europa. En Francia es de 1,98, pero ¿aún puede considerarse país europeo a Francia?
-
Para que un país ni pierda ni gane población la natalidad debe estar en 2,1 hijos por mujer. España pierde población española desde el año 2007. Al igual que la mayoría de los países citados de sus respectivos nativos.
-
Estas historias de control de la natalidad habrá que ir a contarlas a África o a América, pero no a Europa, a menos que se desee realmente, por endofobia, o por racismo antiblanco, la sustitución poblacional de los europeos en la propia Europa.

Certíssimo, Alex! En Brasil tambien hay este movimiento. En la pratica, mas inteligente una persona, menos hijos tendrá, con excepcion de los paises con una queda vertiginosa del índice de natalidad, que pagan a los jovenes para tener hijos. En 200 anos que va a pasar? Europa será povoada graças a los imigrantes muçulmanes que no controlan la natalidad y la mujer és objeto y nada vale. En Brasil y USA tendremos que pensar na ENORME cuantidad de ancianos en relacion a jovenes produtivos. Lo siento se voy a herir sensibilidads, pêro no veo otra solucion para ellos ( ancianos) que no sea la eutanasia en los muchos discapacitados. Dejarles vivos sin assistencia es dejalos sufrir, como muchos sufren hoy mismo. No teremos personas para cuidar de los ancianos. És preciso discutir la eutanasia ahora, cuando se habla de control de natalidad, porque quiera o no quiera los dos eventos estan ligados.

En las redes sociales, según un diario de Chile, empieza a tomar cuerpo un movimiento llamado "Childfree", contrario a la natalidad y proclive a que los que la rechazan no sean culpabilizados por su actitud. Según la noticia, en ese país aumentan los solteros que desean vivir una vida libre de ataduras familiares. Son, en su mayor parte, profesionales de alrededor de 30 años de edad, que no se consideran "egoístas" por su actitud, simplemente desean desarrollar su vida profesional y personal sin ataduras.

Para mi es una cuestión de educación. Con el paso de los años si educamos mejor a nuestros hijos conseguiremos que todo esto vaya cambiando y veamos el sexo de otra forma mucho más natural. ¿Consideran ustedes sexual esta imagen?: http://xurl.es/otvtw

Hay que currárselo mucho más. Superpoblación vs tiki-taka, al que sin embargo no hay que renunciar, porque somos humanos y débiles, con Dan Brown como pensador de fondo, se comprende en el contexto del final de unas vacaciones de verano, pero hasta ahí, y ya.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el blog

Ni enciclopedia ni consultorio sexual al uso. He aquí un rincón erótico festivo dedicado a las relaciones y la atracción entre seres humanos, esa faceta que nos hace la vida más placentera, tierna, amorosa, plena… Un blog coral, con cinco autoras de todo origen y condición, que apuesta por el juego, la provocación, lo sensual y el sexo como acto libre, adulto, compartido, real o ficticio, siempre divertido... Eso sí, si tu mirada no es amplia y tolerante, mejor no te detengas aquí. Coordina Analía Iglesias. No sólo se admiten firmas invitadas, sino que son deseadas.

Sobre las autoras

Anne Cé. Nació en el sur austral (Argentina), en un tiempo beatle y en un país con altísima densidad de psicoanalistas y jugadores de fútbol. Periodista, quizá incluso a su pesar, narra lo que se le ponga delante. Y narra, y narra. Un día descubrió que el simple roce de una clavícula le erizaba la piel y entonces comprendió por qué le gusta tanto abrazar a un hombre.

Esther Porta. Segoviana, fue becaria en el mítico Tentaciones y allí hizo de todo hasta que sus conocimientos de sexo la convirtieron en Beatriz Sanz. Y gracias a ella, publicó artículos semanales de sexo, dos libros y fue reclutada como sexperta guionista del programa de Canal +: 'Sex Pópuli'. Cuando casi se le había olvidado (lo de escribir de sexo...) se mete a bloguera. Y aquí está, con tantas ganas de sexo (del uno y del otro) como siempre...

Venus O'Hara, de Reino Unido, con raíces irlandesas. Modelo fetish, actriz y escritora. Licenciada en Ciencias Políticas y Francés, reside en Barcelona, ha sido columnista sexual en varias revistas, tiene su propio blog de fetichismo y es creadora de 'No sabes con quien duermes', un confesionario para personas que llevan una doble vida. Publicó su primer libro junto a Erika Lust, 'Deséame como si me odiaras', en 2010.

Tatiana Escobar, de Venezuela (1976), ha escrito ensayos y poesía en español. Traductora y editora, en 2004 abrió en Madrid junto a sus socios la primera boutique erótica de España, La Juguetería Erotic Toys, para no tener que vivir de la literatura. Desde entonces vive del sexo. Y escribe, a veces, para sus amigos.

. Madrileña. Soñó con escribir y pronto descubrió una vía: el periodismo. Pero como tampoco valía narrar sobre cualquier cosa, eligió suerte y remató la faena con un posgrado en Sexología. Ha trabajado en suplementos de salud y medios especializados. Con la práctica ha acabado por darle un toque más sensual a sus letras. Y con ellas sueña en escribir, ahora, un libro.

Ilustracion
Venus O'Hara, Anne Cé y Silvia C. Carpallo, según 'Mi Petit Madrid'.

Nuevo libro

El orgasmo de mi vida. Si ya no sueñas con príncipes azules, locos por pedirte en matrimonio, ni esperas que aparezca un millonario atormentado pero diestro en amores, con una Visa en una mano y un látigo en la otra, este libro es para ti. Porque El orgasmo de mi vida habla de eso, de mujeres realistas, lúcidas, independientes y eróticamente vivas, capaces de combinar esa cotidianidad que todas conocemos, con sus pasiones más salvajes. Ellas son las protagonistas de los relatos, sin guionistas que les digan lo que tienen que hacer, pero sobre todo, son las compositoras, directoras e intérpretes de los orgasmos más armoniosos de sus vidas.

Lux eróticaLux erótica. "Escribir sobre sexo era la propuesta y me sentí estimulada. Después de tantos años como periodista cultural y con mucha vida hecha en torno a la información y a la actualidad, tenía ganas de ponerle carne a la crónica. Porque nuestra más genuina actualidad como personas pasa por el relato del erotismo. Porque de atracción y de relaciones hablamos todo el tiempo en este tiempo occidental con ciertas libertades individuales garantizadas y rebosante de espíritu lúdico pero también algo desafectado y con nuevos descompromisos adquiridos...". Anne Cé.

Inglés para pervertidosInglés para pervertidos."Se dice que la mejor manera de aprender un idioma es a través del sexo con un extranjero. Pero ¿qué haces si estás en la cama y no sabes qué decirle? Con Inglés para pervertidos puedes aprender todas las palabras y expresiones que siempre has deseado saber, desde lo más elemental al sexo más salvaje. El libro cuenta con ocho capítulos centrados en las partes del cuerpo, la cama, el LGBT, las compras sexis, el lado oscuro, el porno, el chat y la salud sexual. Cada capítulo contiene vocabulario, gramática y unos ejercicios muy originales que no encontrarás en ningún otro libro. Aprende todo lo que tu "English teacher" no se atrevería a enseñarte nunca. Y... si te cansas de estudiar, el libro incluye un montón de fotos mias para distraerte". Venus O'Hara.

TWITTER

Nuestros autores en Twitter

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal