Eros

Para que la mente conozca al cuerpo

Por: | 27 de diciembre de 2014

Por Manuel Fernández Antón (*)

Un psicólogo y una médica especialistas en sexología, codo a codo, encaramos la nada desdeñable tarea de hermanar en un libro dos mundos que todavía, por desgracia, discurren por órbitas separadas: la mente y el cuerpo. Vivimos en una época de disciplinas tan especializadas (y egos tan grandes) que al final cada uno ve la realidad desde su propia posición. No obstante, ambos éramos conscientes de que no podíamos hacer un buen libro sobre sexo sin aunar criterios, ya que la sexualidad humana supone una experiencia integral que entrelaza al instinto con los sentimientos y las emociones.

Entonces, hicimos una selección de preguntas para 100 preguntas sobre sexo basándonos en la frecuencia con la que habitualmente las respondemos en nuestras respectivas consultas.

Dibujo a domicilio

Dibujo a domicilio.

Sin duda, una de las más habituales es la número 65: "El punto G: ¿Cómo estimularlo?". Respecto a esta pregunta me viene a la memoria una simpática anécdota que presencié en mi consulta. Mientras me ausentaba para atender una llamada telefónica urgente, le sugerí a una paciente de 67 años a la que estaba atendiendo que ojease el libro que esa misma mañana acababa de recibir de la editorial. En cuanto regresé, la sorprendí enfrascada en la lectura de esta preguta sobre el punto sexual femenino más misterioso. Al percatarse de mi presencia cerró el libro de golpe, como si un resorte se hubiese activado en sus manos y, algo ruborizada mientras lo depositaba de nuevo sobre la mesa, me dijo: "Eh... muy interesante". Sonreí para mis adentros al comprobar, una vez más, que el sexo es vida y que nuestro interés por él no debería caducar con la edad sino, más bien, adaptarse a cada época.

Otra de las cuestiones que más a menudo abordamos es la número  2: "Instinto, ¿somos víctimas de nuestras hormonas?". Esto me recuerda una anécdota un tanto salvaje que me contaba un conocido no hace mucho. Al parecer, estando en pleno acto sexual con su novia y hastiado por el sofocante calor de una tarde de agosto, se levantó impulsivamente de la cama dispuesto a encender el ventilador, sin percatarse, supongo que debido a la excitación del momento, de que su pene erecto estaba situado justo entre las aspas. La pasión se esfumó de un plumazo: en cuanto encendió el aparato, sintió el golpe y comprobó con horror que tenía sangre en las manos. Lo primero que le vino a la cabeza fue "me he seccionado el pene", por lo que durante esos primeros instantes de caos su prioridad fué la de encontrar el colgajo antes de que lo hiciera su gato. Afortunadamente, pasados esos segundos de pánico, pudo recobrar la calma al comprobar que su pene estaba de una pieza y que sólo se trataba de un rasguño.  

Pero, lógicamente, no somos solo instinto ni deseo. La sexualidad humana tiene la capacidad de convertirse en algo bastante complejo a medida que se incorporan (y siempre terminan haciéndolo) las emociones y los afectos. De ahí que necesitemos al menos cien preguntas para poner un poco de orden.

La pregunta 43,"¿Finges en tus relaciones?", da fé de esta riqueza emocional. Se trata de uno de los errores más comunes en las camas de España: ¿por qué algunas personas lo hacen?. O, mejor dicho, ¿para qué? Casi siempre suele haber dos motivos detrás de la simulación orgásmica que quedan bien claros si transcribo la expresión directa de dos mujeres: "Yo finjo para que termine rápido y me deje en paz cuando no me apetece tener relaciones", me decía una. "Yo lo hago para que se quede satisfecho, no está tranquilo si yo no llego al orgasmo y eso me hace sentir presionada, por lo que todavía me cuesta más", dijo otra. Así es que se suele fingir para terminar algo que no apetece hacer o para satisfacer de manera altruista al otro. Pues bien, los fingidores y las fingidoras deberían ser conscientes de que la factura a pagar puede ser muy cara si la simulación se prolonga.

Intentamos dar respuestas claras y concisas a las dudas más importantes que alguna vez te hayas podido plantear sobre sexualidad y que nosotros hemos tenido la ocasión de responder en nuestras consultas. Nos planteamos cómo disfrutar del sexo durante el embarazo, la manera de retrasar la eyaculación y las características particulares del orgasmo femenino, entre otras. También nos detenemos a averiguar cómo puede enriquecer nuestra vida sexual el sexo tántrico y qué podemos hacer para despertar el deseo cuando este se apaga.

 

*Psicólogo y sexólogo clínico.

Hay 15 Comentarios

Muy interesante el artículo, desde luego la "anécdota" del pene y el ventilador te deja completamente helado..

Pues yo la verdad es que estoy muy enamorada de mi marido, desde que lo conocí, asi que lo de la mente y el cuerpo me funciona muy bien, en la cama somos uña y carne y nuestra complicidad se manifiesta en todo momento, sólo con mirarnos ya sabemos lo que queremos, es importante que nos dejemos llevar por nuestra sensualidad traducida en sexualidad con nuestra pareja, sólo desearemos estar con ella.

Para los que tengan preguntas sobre sexo nosotros os recomendaríamos seguir la cuenta de Amarna Miller en Ask.fm que se pasa el día respondiendo a la gente y es muy simpática e inteligente además de una de las mejores actrices porno del momento!

http://www.viciosillos.com/

Yo estoy deseando que llegue enero para asistir a mi primera sesión de introducción al sexo tántrico. Es mi autoregalo por Navidad. ¡Qué ganas!
http://www.laplumadepandora.com/

El cuerpo sin la mente es lo mismo que la mente sin el cuerpo: NADA. De ahí lo importante de activar la imaginación en el sexo para que el cuerpo goce y responda.

Nada mejor que el nuevo we-vibe 4 plus con un 40% de descuento!!
http://lolatoys.com/es/we-vibe-4-plus.html

Bastantes hombres con los que he estado tienen un problema para conseguir coordinar cuerpo y mente en el asunto de la eyaculación. Es cierto que mentalmente no quieren eyacular, pero terminan haciéndolo y me dejan a medias, no llegando yo al orgasmo.
Puede ser que quede mal, un poco de humillación para ellos, pero no me queda otro remedio de que, cuando eyaculan, sigo tocándome para terminar de disfrutar. Es una pena, pero me pasa bastantes veces.

Muy interesante. Es impresionante las enormes dudas que aún existen en cuanto al sexo, a pesar de libros, guías y diversa información que existe.
Además, sorprende gratamente como las mujeres de más edad, son de las que más ganas tienen en aprender sobre sexualidad. Una situación muy positiva ya que demuestran que quieren mejorar.

¿Cómo curar la eyaculación precoz? En esta escena de sexo aventuro un posible tratatmiento...

Dominando a Marcos
http://sexocienciaespiritu.blogspot.com/2014/12/dominando-marcos-1.html

Es cierto que cuerpo y mente juegan un papel muy importante en el sexo, de hecho las personas jóvenes, y hablo de mujeres, en cierto modo no existe desinhibición "completa" a la hora de mantener relaciones sexuales, pues siempre está presente el riesgo de un posible embarazo o de un fallo en el método anticonceptivo, lo cual no quiere decir que no disfruten de sus relaciones sexuales; en las personas maduras es distinto, de hecho tengo amigas de esa edad que manifiestan con suma satisfacción como viven su relación sexual, ya, entrada la menopausia, no hay riesgo de embarazo y el deseo sexual no se ha perdido, lo que hace que disfruten de una sexualidad completa y sana, al contrario de lo que se oye decir que en esa edad ya no es lo mismo, pues ellas están bien contentas!!!

Con respecto a las mujeres adultas y que fingen, pues yo les diría que no saben lo que se están perdiendo y que si se lo piensan dos veces, sería bueno que intentaran solucionarlo con su pareja, si es que aún sienten algo de deseo por ella y se deja aconsejar, y se perdieran en ese laberinto de sensaciones en el que ambos hacen y deshacen hasta el orgasmo final. Hay que intentarlo!!!

En la actualidad muchos jóvenes viven el sexo de una forma natural, formando parte de su comportamiento habitual y sin darle esa importancia tan exagerada que le dieron generaciones anteriores, lo que hizo que se creara alrededor del sexo un mundo de compra-venta exacerbado en muchos ámbitos; esa forma natural de vivir el sexo, lleva a los jóvenes a saber conocer su sexualidad, lo que implica saber los pros y los contras de esta parte de la naturaleza humana y lo hacen sin aspavientos, como realizan otras funciones vitales. Disfrutan del sexo con conocimiento y responsablemente, y lo hacen como el que respira, asi de fácil.

Bueno, los que somos varones ya nos hemos dado cuenta en alguna ocasión de que la cabeza va por un sitio y el cuerpo (o una extensión de este) va por otro...

Bromas aparte, creo que este tipo de conocimientos deberían priorizarse en centro educativos (dentro de unas edades, claro) para que nuestros jovenes puedan gozar, durante el resto de sus vidas, de unas experiencias más placenteras y alejados de tabús antiguos.

Me parece un proyecto de lo más interesante y espero que el libro tenga muy buena acogida. Es verdad que la psicología y la medicina toman a menudo rumbos muy distintos, sobre todo en lo referente al sexo. Por otro lado, existe una sabiduría popular en culturas como el BDSM que no es nada desdeñable.

La mente es la clave de todo. Una tía no se pone si no está mentalmente preparada. Los tíos somos mucho más sencillos. Para poner a tono a un tío sólo hace falta ver algo así: http://goo.gl/VBJ4mf

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el blog

Ni enciclopedia ni consultorio sexual al uso. He aquí un rincón erótico festivo dedicado a las relaciones y la atracción entre seres humanos, esa faceta que nos hace la vida más placentera, tierna, amorosa, plena… Un blog coral, con cinco autoras de todo origen y condición, que apuesta por el juego, la provocación, lo sensual y el sexo como acto libre, adulto, compartido, real o ficticio, siempre divertido... Eso sí, si tu mirada no es amplia y tolerante, mejor no te detengas aquí. Coordina Analía Iglesias. No sólo se admiten firmas invitadas, sino que son deseadas.

Sobre las autoras

Anne Cé. Nació en el sur austral (Argentina), en un tiempo beatle y en un país con altísima densidad de psicoanalistas y jugadores de fútbol. Periodista, quizá incluso a su pesar, narra lo que se le ponga delante. Y narra, y narra. Un día descubrió que el simple roce de una clavícula le erizaba la piel y entonces comprendió por qué le gusta tanto abrazar a un hombre.

Esther Porta. Segoviana, fue becaria en el mítico Tentaciones y allí hizo de todo hasta que sus conocimientos de sexo la convirtieron en Beatriz Sanz. Y gracias a ella, publicó artículos semanales de sexo, dos libros y fue reclutada como sexperta guionista del programa de Canal +: 'Sex Pópuli'. Cuando casi se le había olvidado (lo de escribir de sexo...) se mete a bloguera. Y aquí está, con tantas ganas de sexo (del uno y del otro) como siempre...

Venus O'Hara, de Reino Unido, con raíces irlandesas. Modelo fetish, actriz y escritora. Licenciada en Ciencias Políticas y Francés, reside en Barcelona, ha sido columnista sexual en varias revistas, tiene su propio blog de fetichismo y es creadora de 'No sabes con quien duermes', un confesionario para personas que llevan una doble vida. Publicó su primer libro junto a Erika Lust, 'Deséame como si me odiaras', en 2010.

Tatiana Escobar, de Venezuela (1976), ha escrito ensayos y poesía en español. Traductora y editora, en 2004 abrió en Madrid junto a sus socios la primera boutique erótica de España, La Juguetería Erotic Toys, para no tener que vivir de la literatura. Desde entonces vive del sexo. Y escribe, a veces, para sus amigos.

. Madrileña. Soñó con escribir y pronto descubrió una vía: el periodismo. Pero como tampoco valía narrar sobre cualquier cosa, eligió suerte y remató la faena con un posgrado en Sexología. Ha trabajado en suplementos de salud y medios especializados. Con la práctica ha acabado por darle un toque más sensual a sus letras. Y con ellas sueña en escribir, ahora, un libro.

Ilustracion
Venus O'Hara, Anne Cé y Silvia C. Carpallo, según 'Mi Petit Madrid'.

Nuevo libro

El orgasmo de mi vida. Si ya no sueñas con príncipes azules, locos por pedirte en matrimonio, ni esperas que aparezca un millonario atormentado pero diestro en amores, con una Visa en una mano y un látigo en la otra, este libro es para ti. Porque El orgasmo de mi vida habla de eso, de mujeres realistas, lúcidas, independientes y eróticamente vivas, capaces de combinar esa cotidianidad que todas conocemos, con sus pasiones más salvajes. Ellas son las protagonistas de los relatos, sin guionistas que les digan lo que tienen que hacer, pero sobre todo, son las compositoras, directoras e intérpretes de los orgasmos más armoniosos de sus vidas.

Lux eróticaLux erótica. "Escribir sobre sexo era la propuesta y me sentí estimulada. Después de tantos años como periodista cultural y con mucha vida hecha en torno a la información y a la actualidad, tenía ganas de ponerle carne a la crónica. Porque nuestra más genuina actualidad como personas pasa por el relato del erotismo. Porque de atracción y de relaciones hablamos todo el tiempo en este tiempo occidental con ciertas libertades individuales garantizadas y rebosante de espíritu lúdico pero también algo desafectado y con nuevos descompromisos adquiridos...". Anne Cé.

Inglés para pervertidosInglés para pervertidos."Se dice que la mejor manera de aprender un idioma es a través del sexo con un extranjero. Pero ¿qué haces si estás en la cama y no sabes qué decirle? Con Inglés para pervertidos puedes aprender todas las palabras y expresiones que siempre has deseado saber, desde lo más elemental al sexo más salvaje. El libro cuenta con ocho capítulos centrados en las partes del cuerpo, la cama, el LGBT, las compras sexis, el lado oscuro, el porno, el chat y la salud sexual. Cada capítulo contiene vocabulario, gramática y unos ejercicios muy originales que no encontrarás en ningún otro libro. Aprende todo lo que tu "English teacher" no se atrevería a enseñarte nunca. Y... si te cansas de estudiar, el libro incluye un montón de fotos mias para distraerte". Venus O'Hara.

TWITTER

Nuestros autores en Twitter

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal