Eros

Quiero ser 'femme fatale', pero no soy capaz de lanzarme

Por: | 17 de agosto de 2015

*Por María Esclapez (*)

Calor, vacaciones, playa, piscina, terraceo, buenrollismo en estado puro, y ¡oye!, mi cuerpo pide salsa. No sé qué tendrá el ambiente veraniego que me contagia todas las altas temperaturas concentrándolas en un mismo punto de mi anatomía. ¿Pero sabéis qué? Me falta dar el paso, o como diría mi mejor amiga, aprovechando el chiste fácil: "cariño, te falta un empujón". Hablando claro, no soy capaz de lanzarme con los hombres. Quiero y no puedo, mi eterna lucha de emociones.

Pensando en cómo podría ayudarme a mí misma con este asunto, creo haber dado con la solución, y esta es convertirme en una femme fatale, pero no en la típica devora-hombres, egoísta y calculadora que todos estáis pensando. Hablo de otro tipo de femme fatale, un concepto al que yo misma, en mis momentos de razonamiento interno transitorio, he dado la vuelta.

Me explico: el término por lo general describe a una chica sexy, con pintas de andar constantemente entre la bondad y la maldad, e incluso actuando sin escrúpulos si la ocasión y la voluntad lo requieren.

Mata_hari

                            Mata Hari.

 

Veamos algunos ejemplos históricos según esta definición: Lilith, primera esposa de Adán, desobediente e infiel que terminó uniéndose al mismísimo diablo; Eva, causante de la perdición de Adán y del mal de toda la especie; Helena de Troya, desencadenante de uno de los enfrentamientos épicos más famosos de Grecia; Salomé, mujer sexy que, gracias a ello, consiguió que el rey Herodes, bajo juramento, decapitara a Juan el Bautista; Mata Hari, acusada de espionaje sin más metodología que su propia sexualidad. Y esto es sólo el principio de una larga lista.

Y yo me pregunto, ¿por qué cuando una mujer se muestra sensual y/o independiente del hombre se la etiqueta de forma negativa?

A todas estas mujeres se las recuerda, no porque quisieran vivir su vida dejándose llevar por sus impulsos sin depender de las órdenes del varón, sino porque eran fuente de desgracias. Vamos, unas mujeres malas, malísimas. ¡Ay, Einstein, cuánto habría ayudado tu teoría de la relatividad en estos tiempos!

Vamos a trasladar esta imagen de mujer fatal a la actualidad con un claro ejemplo muy veraniego que seguramente todos conocemos. La modelo de talla grande Ashley Graham protagonizando el famoso anuncio para la edición de trajes de baño de Sports Illustrated 2015. Analicemos su actitud: una mujer muy guapa, femenina e increíblemente atractiva paseando por la piscina, derrochando sex appeal y seduciendo al mismo tiempo a todos los hombres del alrededor; demostrando con su actitud su capacidad para irradiar una enorme potencia sexual y dominante. Podría volver loco a cualquier hombre (y, oye, por qué no, a cualquier mujer), de hecho en el anuncio parecen estar hipnotizados (¡normal!). Pero, objetivamente hablando, ¿qué hay de malo en su actitud? Nada. Exacto. Ella es así y se muestra tal cual. No hay gato encerrado. Pues yo quiero ser ella. No me malinterpretéis, no quiero suplantar su identidad, pero sí me gustaría tener la misma seguridad en mí misma que ella demuestra con su comportamiento.

Mujer, sexo y muerte, tres palabras recogidas en un solo concepto con el que no estoy nada de acuerdo. A mí me gusta más mi propia visión de la seducción femenina.

Años atrás y retratadas también en el cine, el arte y la literatura en forma de personajes mitológicos y cinematográficos varios, el paradigma del poder destructivo de la sexualidad femenina esconde tras de sí un oscuro secreto (sí, más aun), la mujer dueña de su cuerpo como chivo expiatorio. Y es que en esta, nuestra maravillosa sociedad, cuando algo sobresale por sobre los ideales conservadores (la esposa fiel, casta y recatada) es ya suficiente motivo para relacionarlo con el mal y utilizarlo como justificación para cualquier suceso trágico.

¿Qué habría pasado si Caperucita Roja hubiera decidido tener un desliz con el lobo feroz? ¿Y si Bella se hubiera liado con Gastón antes que con el príncipe, o si Ashley Graham hubiera pertenecido a otra época?

Observando el recorrido de la mujer en la historia desde mi atalaya en pleno siglo XXI, me río por no llorar. Qué malas somos las mujeres que decidimos defender nuestros derechos sexuales, siempre causando el mal de la sociedad y la perdición del hombre. Lo más vergonzoso de todo es que el mito de la mujer fatal junto a su connotación todavía persiste. Quizá no en el anuncio de Sports Illustrated, pero está ahí, en el grupito que cuchichea mientras ligáis con un chicho que os gusta, en las redes sociales cuando subís una foto enseñando más piel que de costumbre o en esa amiga que os mira mal cuando os acostáis con un chico al que acabáis de conocer. Está ahí, y si no queréis verlo no seré yo la que os quite la venda, pero sí la que os ayude a aflojarla.

Fuera mitos. Yo sólo digo una cosa: si ser una femme fatale es ser una mujer independiente que vive su sexualidad como le da la gana, yo quiero ser una femme fatale el resto de mis días, y en verano más. Que luego la sociedad quiera relacionarme con muerte, destrucción, pizza con piña, cerveza con limón, tortilla de patata con o sin cebolla y vete tú a saber qué más, es otra cosa.

 

*Psicóloga, especializada en sexología y terapia de pareja. Como bloguera, ella es la 'Señorita Blume'.

Hay 22 Comentarios

supongo que es acostrumbar a ver algun verano algo de porno online y disfrutar de todo esllo http://www.pussyporno.net/galls/

Es posible que les interese leer un libro eròtico que he publicado hace unos meses. Se titula "SMS, sin más secretos"
Un saludo.
Aria R.

En realidad la "mujer fatal" la tenemos todas dentro, pero ¡hay que sentirlo! Hay que creérselo, dedicar como mínimo 30 minutos al día para nosotras mismas, mimarnos...

Cuando una mujer se siente segura de sí misma, lo que desprende es un sexappeal que excita.

Me ha encantado!

Todo es factible de ser cambiado, no creo en la inocencia de Caperucita o más bien no la quiero creer...

Lo importante es disfrutar sin importar las opiniones ajenas porque lo más importante es lo que cada cual opine de si mismo... ¿disfrutas? ¡Eso es lo importante!

Todo lo que se dice de Ashley Graham es especulación, seguro que a la autora le gustaría mucho más parecerse a la portada del número anterior o del posterior de Sports Illustrated.

La cuestión no es ser femme fatale o no, es lo que te haga sentir más cómoda, hay mujeres que se sienten muy cómodas con su sexualidad y les gusta experimentar cosas nuevas, cada contacto sexual con otra persona es una nueva experiencia, estoy a favor de las relaciones (seguras siempre) y sobre todo del autoconocimiento, el sexo es genial, pero el flirteo, la seducción y todo lo previo lo es aun más!!!

La importancia de la cultura se aprecia a veces en estos sencillos detalles que decoran nuestra responsabilidad como personas de todas las edades.
Los cachetitos de las culeras al aire, son unos de estos ejemplos veraniegos.
La cultura no es solo por saber escribir y leer, enterándose de lo que se dice en los mensajes, que también.
De ahí la importancia de los planes de educación básica implantada en los estados avanzados como el nuestro.
El otro día pude ver en vivo y en directo, en una playa pública de nuestra geografía un ejemplo de esa ansia de atraer la atención.
Viendo en pelotas y sin venir a cuento, a mujeres y varones en la playa que andaban como si nada, en un claro ejercicio de natural desenvoltura.
No así los niños que llevaban los bañadores puestos.
Y jugaban allí mismo al lado.
Indiferentes a la necesidad de los mayores de sentirse admirados o admiradas, por el atrevimiento revolucionario de ir en bolas.
Como van los habitantes de las selvas amazónicas, incluidas su plumas de colores, sin que por ello se les vean saltando unos sobre otros.
Para aparearse sin freno.
Olvidando que la atracción de las personas no es solo el sexo, la indumentaria o la apariencia.
Es lo que hay dentro de las personas, amasado a lo largo de los miles de años.
La calidad.

JugetesEroticos y Alberto Toro #Totalmente de acuerdo.

El concepto de fatal no está bien utilizado, quizás sería mejor ser mujer actual y libre.
A partir de aquí, me encantan las mujeres libres y actuales, independientes y que disfrutan de la vida (incluida su sexualidad) como ellas quieren.

No entiendo porque hay que utilizar el calificativo de "fatal" cuando debería utilizarse el de mujer "libre" que hace lo que le viene en gana.

Maria MM,,,,, que envidia me das!!!!!!!

Gato ,,,,, que pena me das!!!!!!!!

Maria MM, deixa de ser boba, mulher!!! Ser uma mulher fatal com 57 anos, só com muitos recursos, incluindo a testosterona. Eu sou mulher, acabei de fazer 57 anos e tenho varias amigas da mesma idade. Se a gente se mantiver magra, fazer exercicios, comer pouco, nāo fumar, nāo beber e dormir cedo, a gente pode aparentar uns 20 anos menos. E ser muito paquerada, ter até um amante ou mais. Mas daí a ser mulheres fatais e fazer sexo loucamente existe uma enorme distancia. Você está mentindo e você é um homem.

Pues a mi, me da mucha pereza este tema de "mujer fatal". La mujer fatal és sólo mas un arquetipo de nuestro inconsciente colectivo, perverso cuando hablamos de sexo.
Piensa lo bien: Para que quieres ser "una mujer guapa, femenina e increíblemente atractiva, paseando por la piscina, derrochando sex appeal y seduciendo al mismo tiempo a todos los hombres del alrededor"?
Tendrias ganas reales de besar a todos ellos? De follar con uns 5? De verdad? No! Y és cuase cierto que no llegarias al orgasmo con el machito alfa de la manada.
El sex appeal és algo sutil, magico y para las mujeres mucho más selectivo. Lo vivirás cuando menos esperas, sin ningun planeamiento en un dia normal de la vida, cuando posiblemente esteas vestindo unas viejas braguitas blancas.

Gato Prieto, no sé si eres hombre o mujer.
Yo soy mujer y no tomo testosterona ni gasto dinero para depilaciones. Y no estoy de broma para nada, qué sentido tiene?
Cuento sucintamente mi historia que es totalmente cierta.
Lo siento por ti....

¿Y a qué esperas? ¡ven a Lolatoys y haz tus sueños realidad!
http://lolatoys.com

Ser o no ser "Femme Fatale" no es una opción que se pueda escoger, simplemente se nace así. La cualidad de mujer fatal no se adquiere voluntariamente. Cualquiera de los personajes legendarios que menciona al principio es un ejemplo de esto que digo. Causar la ruina de los hombres a sabiendas es un rasgo que los propios hombres han puesto a lo largo de la historia a esa clase de mujer que existe desde siempre y ni ella sabe por qué esto es así. Véase el mito de Carmen, ningún hombre termina de estar a la altura, queriéndolos a todos, y esto termina siendo su propia ruina. Ciao y ánimo con el blog.

Disfrutar libremente del propio cuerpo y la sexualidad es un derecho inalienable para cualquier especie y género y es totalmente cierto que se le ha negado y criticado a la mujer (muchas veces por parte de las mujeres mismas). Ahí no hay discusión. Usar eso como arma de manipulación es muy distinto y esa es la esencia de una femme fatale. Sinceramente, no entiendo la 'reivindicación'/paralelismo del artículo. Por otro lado, pasearse fardando de palmito y 'dominación', sea para hombre o mujer no me parece un signo de seguridad en un@ mism@, me parece más bien falta de autoestima en otros aspectos más importantes. Un saludo

Maria MM, cuentame otra estoria. O tomas mucha testosterona (y gastas mucha pasta en depilaciones de la cara, piernas, brazos, etc) o estais de broma. :)

Por suerte cada vez hay más mujeres fatales que nos gusta disfrutar del sexo sin provocar tabús en la sociedad. Si es el hombre está bien visto desde siempre, por suerte ahora parece que se respeta más la decisión de si una mujer quiere disfrutar seduciendo a varios hombres distintos.

Pues yo estoy encantada con ser una mujer fatal. Ahora tengo 58 años, desde los 57 tengo un amante y es maravilloso, vivo la sexualidad con plenitud, placer.... estoy más viva que nunca, más feliz, más ...ummmmmm.
Jamás pensé que podría disfrutar tanto con mi sexualidad!!!!!.

Lo importante es disfrutar de tu cuerpo y gozar, sobretodo del sexo, aunque haya gente que todavía lo critique y le parezca mal. Aún así, en verano, con la playa, el calor y el descanso vacacional, todo ello genera un cóctel muy especial para disfrutar a tope del sexo

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el blog

Ni enciclopedia ni consultorio sexual al uso. He aquí un rincón erótico festivo dedicado a las relaciones y la atracción entre seres humanos, esa faceta que nos hace la vida más placentera, tierna, amorosa, plena… Un blog coral, con cinco autoras de todo origen y condición, que apuesta por el juego, la provocación, lo sensual y el sexo como acto libre, adulto, compartido, real o ficticio, siempre divertido... Eso sí, si tu mirada no es amplia y tolerante, mejor no te detengas aquí. Coordina Analía Iglesias. No sólo se admiten firmas invitadas, sino que son deseadas.

Sobre las autoras

Anne Cé. Nació en el sur austral (Argentina), en un tiempo beatle y en un país con altísima densidad de psicoanalistas y jugadores de fútbol. Periodista, quizá incluso a su pesar, narra lo que se le ponga delante. Y narra, y narra. Un día descubrió que el simple roce de una clavícula le erizaba la piel y entonces comprendió por qué le gusta tanto abrazar a un hombre.

Esther Porta. Segoviana, fue becaria en el mítico Tentaciones y allí hizo de todo hasta que sus conocimientos de sexo la convirtieron en Beatriz Sanz. Y gracias a ella, publicó artículos semanales de sexo, dos libros y fue reclutada como sexperta guionista del programa de Canal +: 'Sex Pópuli'. Cuando casi se le había olvidado (lo de escribir de sexo...) se mete a bloguera. Y aquí está, con tantas ganas de sexo (del uno y del otro) como siempre...

Venus O'Hara, de Reino Unido, con raíces irlandesas. Modelo fetish, actriz y escritora. Licenciada en Ciencias Políticas y Francés, reside en Barcelona, ha sido columnista sexual en varias revistas, tiene su propio blog de fetichismo y es creadora de 'No sabes con quien duermes', un confesionario para personas que llevan una doble vida. Publicó su primer libro junto a Erika Lust, 'Deséame como si me odiaras', en 2010.

Tatiana Escobar, de Venezuela (1976), ha escrito ensayos y poesía en español. Traductora y editora, en 2004 abrió en Madrid junto a sus socios la primera boutique erótica de España, La Juguetería Erotic Toys, para no tener que vivir de la literatura. Desde entonces vive del sexo. Y escribe, a veces, para sus amigos.

. Madrileña. Soñó con escribir y pronto descubrió una vía: el periodismo. Pero como tampoco valía narrar sobre cualquier cosa, eligió suerte y remató la faena con un posgrado en Sexología. Ha trabajado en suplementos de salud y medios especializados. Con la práctica ha acabado por darle un toque más sensual a sus letras. Y con ellas sueña en escribir, ahora, un libro.

Ilustracion
Venus O'Hara, Anne Cé y Silvia C. Carpallo, según 'Mi Petit Madrid'.

Nuevo libro

El orgasmo de mi vida. Si ya no sueñas con príncipes azules, locos por pedirte en matrimonio, ni esperas que aparezca un millonario atormentado pero diestro en amores, con una Visa en una mano y un látigo en la otra, este libro es para ti. Porque El orgasmo de mi vida habla de eso, de mujeres realistas, lúcidas, independientes y eróticamente vivas, capaces de combinar esa cotidianidad que todas conocemos, con sus pasiones más salvajes. Ellas son las protagonistas de los relatos, sin guionistas que les digan lo que tienen que hacer, pero sobre todo, son las compositoras, directoras e intérpretes de los orgasmos más armoniosos de sus vidas.

Lux eróticaLux erótica. "Escribir sobre sexo era la propuesta y me sentí estimulada. Después de tantos años como periodista cultural y con mucha vida hecha en torno a la información y a la actualidad, tenía ganas de ponerle carne a la crónica. Porque nuestra más genuina actualidad como personas pasa por el relato del erotismo. Porque de atracción y de relaciones hablamos todo el tiempo en este tiempo occidental con ciertas libertades individuales garantizadas y rebosante de espíritu lúdico pero también algo desafectado y con nuevos descompromisos adquiridos...". Anne Cé.

Inglés para pervertidosInglés para pervertidos."Se dice que la mejor manera de aprender un idioma es a través del sexo con un extranjero. Pero ¿qué haces si estás en la cama y no sabes qué decirle? Con Inglés para pervertidos puedes aprender todas las palabras y expresiones que siempre has deseado saber, desde lo más elemental al sexo más salvaje. El libro cuenta con ocho capítulos centrados en las partes del cuerpo, la cama, el LGBT, las compras sexis, el lado oscuro, el porno, el chat y la salud sexual. Cada capítulo contiene vocabulario, gramática y unos ejercicios muy originales que no encontrarás en ningún otro libro. Aprende todo lo que tu "English teacher" no se atrevería a enseñarte nunca. Y... si te cansas de estudiar, el libro incluye un montón de fotos mias para distraerte". Venus O'Hara.

TWITTER

Nuestros autores en Twitter

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal