Eros

¿Qué es la meditación clitoriana?

Por: | 30 de diciembre de 2016

Hemos hablado aquí varias veces de lo sensuales que pueden ser los masajes. Incluso Venus O'Hara comentó su experiencia con un gurú del masaje hot en Barcelona o dejándose llevar por cuerpos tántricos. Pero lo que todavía no se ofrece (salvo en anuncios doble equis), y que seguramente estará al llegar en España, es esta moda californiana llamada 'meditación orgásmica' o 'meditación clitoriana'.

Quizá se trate de una vuelta de tuerca comercial o un rebranding del masaje del 'Yoni', que muchos cultores del tantra ya practican,  eso sí, con sus parejas. Esta práctica, con envoltorio mindfulness y anglosajón, trae como novedad la de ofrecerse como un servicio que provee un experto desconocido. Un trato entre el dedo índice de alguien y nuestros genitales.

¿En el siglo XXI se cierra el círculo de aquellos médicos victorianos que trataban la histeria femenina con sus manos cansadas?

Erotic_depiction_at_Candi_Sukuh

'Yoni' y 'Lingam', relieve en el Templo de Candi Sukuh, Java (siglo XII).

El proceso consiste en que un hombre acaricie con movimientos circulares la región que se encuentra por encima del clítoris de una mujer durante aproximadamente un cuarto de hora (el cuadrante superior izquierdo, más precisamente), mientras ella permanece  recostada en un "nido" de cojines, desnuda. Lo del "nido" se menciona en todas las descripciones de la técnica, quizá porque el entregarse sexual se parece al dejarse llevar de vuelta al útero, sin vergüenzas, en mullida intimidad.

Lo que no es uterino es la luz: se evita la oscuridad y esconderse. Todo es a plena luz y, al menos de palabra, en plena consciencia.

Cuentan que la práctica tal como se la conoce hoy, se inició en 2011, en California, de la mano de una "papisa del slow sex" de nombre Nicole Daedone, y que ahora ha llegado a Londres. El fin es el orgasmo, sí, de nuevo, pero según dicen los gurúes: "como síntesis de un estado" y no como un instante fugaz, paroxístico o espasmódico. Los beneficios son incontables, claro, lo sabemos.

SheelaWiki

La figura de Sheela en la de la iglesia de St. Mary and St. David en Kilpeck, Herefordshire.

"Es meditación, o sea que uno intenta prestar atención a la respiración, y volver a ella cada vez que se va con la mente a otro lugar. Es lo mismo, pero entre dos, y mientras uno de los partners toca suavemente, con el dedo índice, el cuadrante superior izquierdo del clítoris de la mujer (...) Lo importante es que cada vez que uno de los dos se va a pasear con sus fantasías, intente volver a las sensaciones compartidas, o que resuenan a partir de la misma acción, (...), procurando aproximarse a la misma frecuencia orgásmica", explica Emmanuelle Duchesne.

Lo que viene acompañando todas estas modas o prácticas, a mi humilde impresión, es tanta definición, tanta excesiva enumeración de etiquetas y diferencias entre lo que ellos proponen como "el orgasmo que fusiona a dos en uno" y todas las otras sensaciones de placer que solemos tener cuando lo llamamos 'clímax' o cuando no le ponemos nombre.

"La meditación orgásmica no es un preliminar, no es masturbación, no hay un antes y un después, no es solo para parejas, no necesita de una relación amorosa ni de deseo, ni hace falta excitarse, ni tener condiciones especiales", reclama Duchesne.

Para mi gusto, demasiados 'noes' pero, sobre todo, demasiada palabra y explicación para convencernos de que lo que solemos sentir en la petite mort no tiene nada que ver con esto que recién ahora se llama 'orgasmo'.

Quizá más precisa sea la receta del slow sex  que recomendaba Nicole Daedone: ir perdiendo el tiempo, sin objetivos, degustando el instante, sin tener que cumplir etapas para llegar a la sensación de plenitud que representa un orgasmo.

Sin ponerle nombre, agregaría yo.

Pero si de todos modos queremos nombrarlo, aquí os dejo una charla TED de Daedone y un deseo de 2017 orgasmos, para tener el más feliz de los años.

 

Hay 1 Comentarios

Yo creo que todo esto es mas bien comercial, si a alguien le funciona es más bien psicológico. Lo verdaderamente preocupante es la gente que saldrá a la luz auto proclamándose expertos en la materia con la única intención de aprovecharse.
Ya sabemos como funciona esto.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el blog

Ni enciclopedia ni consultorio sexual al uso. He aquí un rincón erótico festivo dedicado a las relaciones y la atracción entre seres humanos, esa faceta que nos hace la vida más placentera, tierna, amorosa, plena… Un blog coral, con cinco autoras de todo origen y condición, que apuesta por el juego, la provocación, lo sensual y el sexo como acto libre, adulto, compartido, real o ficticio, siempre divertido... Eso sí, si tu mirada no es amplia y tolerante, mejor no te detengas aquí. Coordina Analía Iglesias. No sólo se admiten firmas invitadas, sino que son deseadas.

Sobre las autoras

Anne Cé. Nació en el sur austral (Argentina), en un tiempo beatle y en un país con altísima densidad de psicoanalistas y jugadores de fútbol. Periodista, quizá incluso a su pesar, narra lo que se le ponga delante. Y narra, y narra. Un día descubrió que el simple roce de una clavícula le erizaba la piel y entonces comprendió por qué le gusta tanto abrazar a un hombre.

Esther Porta. Segoviana, fue becaria en el mítico Tentaciones y allí hizo de todo hasta que sus conocimientos de sexo la convirtieron en Beatriz Sanz. Y gracias a ella, publicó artículos semanales de sexo, dos libros y fue reclutada como sexperta guionista del programa de Canal +: 'Sex Pópuli'. Cuando casi se le había olvidado (lo de escribir de sexo...) se mete a bloguera. Y aquí está, con tantas ganas de sexo (del uno y del otro) como siempre...

Venus O'Hara, de Reino Unido, con raíces irlandesas. Modelo fetish, actriz y escritora. Licenciada en Ciencias Políticas y Francés, reside en Barcelona, ha sido columnista sexual en varias revistas, tiene su propio blog de fetichismo y es creadora de 'No sabes con quien duermes', un confesionario para personas que llevan una doble vida. Publicó su primer libro junto a Erika Lust, 'Deséame como si me odiaras', en 2010.

Tatiana Escobar, de Venezuela (1976), ha escrito ensayos y poesía en español. Traductora y editora, en 2004 abrió en Madrid junto a sus socios la primera boutique erótica de España, La Juguetería Erotic Toys, para no tener que vivir de la literatura. Desde entonces vive del sexo. Y escribe, a veces, para sus amigos.

. Madrileña. Soñó con escribir y pronto descubrió una vía: el periodismo. Pero como tampoco valía narrar sobre cualquier cosa, eligió suerte y remató la faena con un posgrado en Sexología. Ha trabajado en suplementos de salud y medios especializados. Con la práctica ha acabado por darle un toque más sensual a sus letras. Y con ellas sueña en escribir, ahora, un libro.

Ilustracion
Venus O'Hara, Anne Cé y Silvia C. Carpallo, según 'Mi Petit Madrid'.

Nuevo libro

El orgasmo de mi vida. Si ya no sueñas con príncipes azules, locos por pedirte en matrimonio, ni esperas que aparezca un millonario atormentado pero diestro en amores, con una Visa en una mano y un látigo en la otra, este libro es para ti. Porque El orgasmo de mi vida habla de eso, de mujeres realistas, lúcidas, independientes y eróticamente vivas, capaces de combinar esa cotidianidad que todas conocemos, con sus pasiones más salvajes. Ellas son las protagonistas de los relatos, sin guionistas que les digan lo que tienen que hacer, pero sobre todo, son las compositoras, directoras e intérpretes de los orgasmos más armoniosos de sus vidas.

Lux eróticaLux erótica. "Escribir sobre sexo era la propuesta y me sentí estimulada. Después de tantos años como periodista cultural y con mucha vida hecha en torno a la información y a la actualidad, tenía ganas de ponerle carne a la crónica. Porque nuestra más genuina actualidad como personas pasa por el relato del erotismo. Porque de atracción y de relaciones hablamos todo el tiempo en este tiempo occidental con ciertas libertades individuales garantizadas y rebosante de espíritu lúdico pero también algo desafectado y con nuevos descompromisos adquiridos...". Anne Cé.

Inglés para pervertidosInglés para pervertidos."Se dice que la mejor manera de aprender un idioma es a través del sexo con un extranjero. Pero ¿qué haces si estás en la cama y no sabes qué decirle? Con Inglés para pervertidos puedes aprender todas las palabras y expresiones que siempre has deseado saber, desde lo más elemental al sexo más salvaje. El libro cuenta con ocho capítulos centrados en las partes del cuerpo, la cama, el LGBT, las compras sexis, el lado oscuro, el porno, el chat y la salud sexual. Cada capítulo contiene vocabulario, gramática y unos ejercicios muy originales que no encontrarás en ningún otro libro. Aprende todo lo que tu "English teacher" no se atrevería a enseñarte nunca. Y... si te cansas de estudiar, el libro incluye un montón de fotos mias para distraerte". Venus O'Hara.

TWITTER

Nuestros autores en Twitter

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal