Sobre el blog

Ni enciclopedia ni consultorio sexual al uso. He aquí un rincón erótico festivo dedicado a las relaciones y la atracción entre seres humanos, esa faceta que nos hace la vida más placentera, tierna, amorosa, plena… Un blog coral, con cinco autoras de todo origen y condición, que apuesta por el juego, la provocación, lo sensual y el sexo como acto libre, adulto, compartido, real o ficticio, siempre divertido... Eso sí, si tu mirada no es amplia y tolerante, mejor no te detengas aquí. Coordina Analía Iglesias. No sólo se admiten firmas invitadas, sino que son deseadas.

Sobre las autoras

Anne Cé. Nació en el sur austral (Argentina), en un tiempo beatle y en un país con altísima densidad de psicoanalistas y jugadores de fútbol. Periodista, quizá incluso a su pesar, narra lo que se le ponga delante. Y narra, y narra. Un día descubrió que el simple roce de una clavícula le erizaba la piel y entonces comprendió por qué le gusta tanto abrazar a un hombre.

Esther Porta. Segoviana, fue becaria en el mítico Tentaciones y allí hizo de todo hasta que sus conocimientos de sexo la convirtieron en Beatriz Sanz. Y gracias a ella, publicó artículos semanales de sexo, dos libros y fue reclutada como sexperta guionista del programa de Canal +: 'Sex Pópuli'. Cuando casi se le había olvidado (lo de escribir de sexo...) se mete a bloguera. Y aquí está, con tantas ganas de sexo (del uno y del otro) como siempre...

Venus O'Hara, de Reino Unido, con raíces irlandesas. Modelo fetish, actriz y escritora. Licenciada en Ciencias Políticas y Francés, reside en Barcelona, ha sido columnista sexual en varias revistas, tiene su propio blog de fetichismo y es creadora de 'No sabes con quien duermes', un confesionario para personas que llevan una doble vida. Publicó su primer libro junto a Erika Lust, 'Deséame como si me odiaras', en 2010.

Tatiana Escobar, de Venezuela (1976), ha escrito ensayos y poesía en español. Traductora y editora, en 2004 abrió en Madrid junto a sus socios la primera boutique erótica de España, La Juguetería Erotic Toys, para no tener que vivir de la literatura. Desde entonces vive del sexo. Y escribe, a veces, para sus amigos.

. Madrileña. Soñó con escribir y pronto descubrió una vía: el periodismo. Pero como tampoco valía narrar sobre cualquier cosa, eligió suerte y remató la faena con un posgrado en Sexología. Ha trabajado en suplementos de salud y medios especializados. Con la práctica ha acabado por darle un toque más sensual a sus letras. Y con ellas sueña en escribir, ahora, un libro.

Ilustracion
Venus O'Hara, Anne Cé y Silvia C. Carpallo, según 'Mi Petit Madrid'.

Nuevo libro

El orgasmo de mi vida. Si ya no sueñas con príncipes azules, locos por pedirte en matrimonio, ni esperas que aparezca un millonario atormentado pero diestro en amores, con una Visa en una mano y un látigo en la otra, este libro es para ti. Porque El orgasmo de mi vida habla de eso, de mujeres realistas, lúcidas, independientes y eróticamente vivas, capaces de combinar esa cotidianidad que todas conocemos, con sus pasiones más salvajes. Ellas son las protagonistas de los relatos, sin guionistas que les digan lo que tienen que hacer, pero sobre todo, son las compositoras, directoras e intérpretes de los orgasmos más armoniosos de sus vidas.

Lux eróticaLux erótica. "Escribir sobre sexo era la propuesta y me sentí estimulada. Después de tantos años como periodista cultural y con mucha vida hecha en torno a la información y a la actualidad, tenía ganas de ponerle carne a la crónica. Porque nuestra más genuina actualidad como personas pasa por el relato del erotismo. Porque de atracción y de relaciones hablamos todo el tiempo en este tiempo occidental con ciertas libertades individuales garantizadas y rebosante de espíritu lúdico pero también algo desafectado y con nuevos descompromisos adquiridos...". Anne Cé.

Inglés para pervertidosInglés para pervertidos."Se dice que la mejor manera de aprender un idioma es a través del sexo con un extranjero. Pero ¿qué haces si estás en la cama y no sabes qué decirle? Con Inglés para pervertidos puedes aprender todas las palabras y expresiones que siempre has deseado saber, desde lo más elemental al sexo más salvaje. El libro cuenta con ocho capítulos centrados en las partes del cuerpo, la cama, el LGBT, las compras sexis, el lado oscuro, el porno, el chat y la salud sexual. Cada capítulo contiene vocabulario, gramática y unos ejercicios muy originales que no encontrarás en ningún otro libro. Aprende todo lo que tu "English teacher" no se atrevería a enseñarte nunca. Y... si te cansas de estudiar, el libro incluye un montón de fotos mias para distraerte". Venus O'Hara.

TWITTER

Nuestros autores en Twitter

Eros

A propósito de febrero, ¿vértigo o asfixia?

Por: | 12 de febrero de 2016

Otro 14 de febrero, sí, otro San Valentín, sí, de nuevo. ¿Qué le vamos a hacer?  Al mercado ya no le basta con la Pascua, la Navidad y el día de la Madre. Los rituales religiosos y los cultos paganos (en especial, los norteamericanos) son los mejores aliados de las grandes tiendas. Y nosotros, como prosumers del amor no podemos declararnos (del todo) prescindentes. Productores y consumidores del hecho romántico somos, mal que nos pese, y de ahí la apropiación del término marketinero 'prosumidor'.

Esta época empalagosa de corazones sintéticos por doquier deja, cuanto menos, algo aprovechable como material de trabajo y reflexión para los corazones agitados de la pura vida verdadera.

Museo_erotica

Una de las imágenes que integran la colección de Fotografía Erótica Francesa del Siglo XIX, expuesta en el Museo de la Erótica de Barcelona.

'Disección de sensaciones' podríamos llamarle al ejercicio. Porque hay, al menos, dos estados claramente reconocibles, en los extremos del amor: uno, la asfixia, y el otro, el vértigo.

Seguir leyendo »

¿Cómo serán los juguetes eróticos del futuro?

Por: | 10 de febrero de 2016

Mucho ha cambiado en el mundo de la juguetería erótica desde que tuve mi primer vibrador rabbit hace diez años. Aunque aquello, en su momento, me impresionó, ahora se ve muy anticuado; iba con pilas y estaba hecho de jelly, algo que ahora se considera un material peligroso. En cambio, la gran mayoría de mis juguetes eróticos actuales están hechos en silicona biocompatible y son recargables vía USB. En cuanto al futuro, más de una vez me he preguntado cómo serán los objetos que me proporcionarán mis orgasmos. Para saberlo, he consultado mi bola de cristal y esto es lo que he visto: 

Venus o'hara
Foto por Venus O'Hara

No sé muy bien qué año es, pero veo que ya tengo unas cuantas canas y arrugas. Es una mañana soleada y me despierto en mi casa futura en el campo. Después de ducharme y desayunar, me dirijo hacia la ventana y la abro. Espero junto a ella, todavía tomando sorbos de mi té verde. Momentos más tarde, entra un drone, justo a la hora en que estaba previsto. Ha venido para traerme una caja de juguetes eróticos que me muero por probar.  

 

Octoring

'Octoring'.

 

Seguir leyendo »

Si te piden que te quedes desnudo

Por: | 08 de febrero de 2016

"El marido entra con mucho cuidado en la cama y susurra dulce y apasionadamente al oído de su mujer: ‘estoy sin calzoncillos’. La mujer le responde: ‘mañana te lavo unos’". Circula en Facebook el chiste y me viene de perlas para ilustrar el tema que hoy quiero comentar, y desde aquí, poner una queja. ¿Por qué los hombres, algunos hombres, se quitan los calzoncillos solo para el estricto momento de hacer el amor y se los vuelven a poner apenas concluida la cosa?

Irenediazfev
Fotografía de Irene Díaz.

Entre las recetas de las revistas femeninas online sobre lo que no hay que hacer después del orgasmo no encuentro ninguna que les recomiende a los hombres evitar calzarse los calzoncillos con la prisa del ya-hemos-acabado-por-hoy. Hablan los decálogos femeninos de no darse la espalda, de no saltar corriendo a ducharse (ellas), de no fumar en la cama ni preguntar "¿te ha gustado?", pero nada dicen de esa fortaleza defensiva que erigen los hombres que se encajan los gayumbos bien arriba, como para que no queden dudas de que esto se terminó. Aquí hay una pared, madame.

Pues yo no quiero que se pongan los calzoncillos ni para dormir, ni para levantarse al baño, ni al volver del baño, ni para charlar en el post-orgasmo, ni para acercarse a la ventana a fumar.

Tengo la sensación de que las mujeres gozamos más del continuum erótico, si vale el término: de estar con él, desnudos/as, sin barreras, antes, durante y después del clímax. A algunas nos pone la fantasía de que, en medio de la noche, la cosa recomience en semivigilia y que ningún torpe movimiento de bragas o slips se interponga en la coreografía del amor deslizándose a oscuras.

Irene_nude
Fotografía de Irene Díaz.

Reniego del acto de subir y bajar el telón del sexo (representado por una ropa interior tan simbólicamente tensa como la cortina de hierro o el telón de acero del viejo bloque soviético). El erotismo es, o debería ser, unas pieles sin elásticos que se rozan, se frotan, y se alejan y vuelven a encontrarse, incluso con las humedades recientes, de nuevo, esta vez con más complicidad.

Irene_diaz fevII
Fotografía de Irene Díaz.

Es como... ¿han visto ustedes las escenas de cama en Sexo en Nueva York, con las chicas gimiendo y dando cabezazos con el sujetador bien abrochado? Pues así de artificial me resulta esto de levantar las sábanas al cabo del sexo y ver que mi compañero se ha puesto los calzoncillos. "¡Quítatelos!", quiero decirle, pero sé que pensará que deseo empezar de nuevo y, a veces no, simplemente me encantaría que los dos nos quedáramos un rato, o la noche, así de indefensos, desnudos. 

Seguir leyendo »

Nunca antes practicar sexo fue tan sencillo

Por: | 04 de febrero de 2016

400 millones de dólares de beneficios durante 2014 obtuvo la empresa propietaria de Tinder y Meetic, entre otras apps de ligoteo. La tendencia es a la concentración, porque son tantas que no podrán sobrevivir por separado, opina Lucía Martín.

Lucía es una periodista todoterreno que lo mismo escribe un estudio sobre economía que saca su lado más salvaje hablando de sexo. Ahora ha visto la forma de combinar ambas pasiones adentrándose de lleno en una investigación de primera mano sobre las app de dating, es decir, las redes sociales destinadas a buscar pareja o, sobre todo, a buscar sexo rápido y sin compromisos. Su nuevo libro Hola, ¿sexo? (Arcopress) es la mejor manera que Lucía ha encontrado para traducir el cambio que ha dado la sociedad al relacionarse en el terreno del 2.0. En Eros hemos hablado varias veces de este tema, en alguna ocasión, asociado al asunto de los "amores líquidos" de esta época, un concepto acuñado por el filósofo Zygmunt Bauman.

El asunto sigue y seguirá dándonos letra. Así es que, si te casaste en la época del teléfono fijo y te has divorciado en la de Tinder, ahora tendrías que ir a por este libro de Lucía Martín.

Hola sexo_

Ilustración de ElDávich para Eros.

¿Las nuevas tecnologías han cambiado la forma de ligar, o simplemente 'Tinder' es la nueva discoteca?

Sí, son las nuevas discotecas (no solo Tinder, también Badoo, Lovoo, etcétera) y sí, han cambiado la forma de ligar. El anonimato y el tamiz de la pantalla son la puerta abierta al 'todo vale': que te digan, a la primera de cambio, 'hola, ¿sexo?' (de ahí el título del libro), que te insulten si la conversación que mantienes no les gusta, que te dejen de hablar sin que haya habido ni un mal rollo de por medio, que ni se despidan… El anonimato favorece algunas cosas buenas (como superar timideces si es tu caso) pero también es la vía libre a todo tipo de comportamientos deplorables.

Dices que no hay sitio para románticos en estas 'app', ¿es una utopía encontrar una relación estable en las redes sociales?

Por poder encontrarla, puedes. De hecho ahí están las cifras: cada vez más parejas se encuentran vía Internet. Es como que te toque la lotería: si juegas, te puede tocar. Ahora bien, creo que si tu objetivo es encontrar pareja, tener una relación estable, enamorarte, estas apps no son el lugar más idóneo porque, en su mayoría, la gente busca sexo rápido, y te acabarás cansando.

En cambio, ¿sí que es cierto que el sexo se ha vuelto algo más fácil?

Totalmente: nunca antes practicar sexo fue tan sencillo. Y con mucho menos esfuerzo, puesto que ya no tienes ni por qué acicalarte, ni tan siquiera salir de casa. También, el que sea más fácil ha hecho que se banalice mucho más, y que la conquista, la seducción, el tonteo previo se hayan ido al garete. Ahora el tonteo se lleva a cabo, cuando lo hay, vía chat, pero no es lo mismo. Ojo, me parecen herramientas muy útiles, lo que critico es el uso que hace la gente de ellas. Hay algo que estas herramientas nunca podrán controlar y que es el feeling que tienes o no, cuando te encuentras con la otra persona.

Seguir leyendo »

Frente a los celos, desconfianza o comunicación

Por: | 01 de febrero de 2016

Por Miguel Vagalume*

Los celos, eso tan normal que ocurre tanto en las relaciones monógamas como fuera de ellas, sea en las poliamorosas, las swinger, las de la anarquía relacional o en los cuernos-de-toda-la-vida. Si sueles tener relaciones monógamas, si lo tuyo es una relación de pareja normal, ya habrás aprendido que es también normal que algunas situaciones produzcan celos, que "si quieres a tu pareja", los sientas. Y si tienes una relación poliamorosa, ya te habrán contado que no deberías sentirlos.

Una sola cosa es cierta: sea cual sea nuestra relación, es lógico sentir miedo y mil cosas más cuando nos parece que podemos perder un vínculo importante en nuestras vidas. Ese lazo que creemos imprescindible no tiene por qué ser nuestra pareja. Por algo incluso los bebés sienten celos; o los sientes en la universidad por los halagos que recibe otra persona en clase; o por el piropo que le han dicho a tu mejor amigo.

33

Fotografías de Irene Díaz.

Pero, en la edad adulta, no es raro que hayamos depositado un montón de expectativas, deseos y necesidades —tanto emocionales, como sexuales, intelectuales, financieras, sociales, vitales— en una sola persona. Y claro, a la mínima sospecha de que esa persona se puede estar alejando, por supuesto, se encienden todas las alertas de que podemos perder a nuestro único proveedor: esa persona que, si se va, cuestiona nuestra vida al completo, incluso nuestra identidad, quiénes somos, quiénes imaginábamos que íbamos a ser, quiénes creímos ser durante muchos años ("¿con quién construyo yo ahora algo parecido?", "¿fue todo mentira?").

Seguir leyendo »

¿Se puede recuperar el deseo?

Por: | 26 de enero de 2016

Lleváis toda la cena devorándoos con los ojos. De camino al coche, no podéis evitar empotraros en alguna que otra pared, comeros a besos, meteros mano sin importar quién mire, y al llegar al parking, no da tiempo a ir a ninguna casa, las ganas os pueden ahí mismo, en el asiento de atrás. Es vuestra tercera cita. La cosa cambia cuando es vuestro tercer año, llegáis cansados del trabajo, os ponéis el pijama de felpa y la pasión se resume a un beso rápido en los labios mientras os peleáis por quién se queda con el trozo más grande del sofá. ¿Desaparece el deseo con el tiempo? A mí me gusta decir que se esconde.

Manos

Ilustración de ElDávich para Eros.

Esa es una de las dudas que plantea en su monólogo Miss Tupper Sex (en Teatros Luchana), que propone una serie de ideas y de juguetes para salir de la rutina sexual y volver a despertar el deseo. Pero quizás, antes de plantearse qué podemos hacer al respecto, haya que entender algunas cuestiones que es importante tener en cuenta. 

Seguir leyendo »

¿Nos enamoramos según nuestros traumas?

Por: | 15 de enero de 2016

El amor es una de las cosas más complejas que conozco. No existe un mecanismo exacto que nos haga comprender por qué dos personas deciden compartir su vida. Puede que, inicialmente, en esos momentos, influya la química. De hecho, todos hemos leído algo sobre las feromonas que nos atraen hacia una persona en concreto, como si su olor corporal fuera de alguna manera nuestro perfume favorito. Y en cuestión de química, también está demostrado que la oxitocina ayuda a crear ese vínculo inicial en los momentos postorgasmo. Pero para construir una relación duradera está claro que nos hace falta algo más que eso.

 

Puzzle-final

Ilustración de Jorge Dueñas Villamiel para Eros.

¿Qué hace que de todas las personas que se nos cruzan en nuestro día a día decidamos aventurarnos en algo más solo con una de ellas? Está claro que influye lo físico, y también el hecho de compartir una visión de la vida, gustos, aficiones, gente en común… Incluso la más simple casualidad o el mismísimo destino. ¿Pero pueden tener que ver nuestros traumas también algo en eso?

No es difícil de descifrar cómo una persona con déficit de 'mimos' busca a alguien especialmente cariñoso, o cómo alguien que tuvo ciertas carencias con su padre o su madre, acaba buscando en cierta manera en esa persona un reemplazo de las mismas, casi como diría el propio Freud.

Sin ir a los traumas de la infancia, puede que las heridas de una relación anterior nos lleven a la relación siguiente. Tan simple como haber estado con alguien que fuera muy pasota o excesivamente cargante, para que acabemos buscando todo lo contrario."Es que mi novia era muy dependiente, por eso me gustas, por tu independencia". "Es que mi novio era muy poco detallista, por eso me enamoraste, por tus detalles".  A veces las cosas que nos han pasado en la vida tienen que ver mucho con las personas con las que decidimos involucrarnos en el futuro.

Seguir leyendo »

Antes de quedar con Inga Verbeeck, fundadora de Ivy International, un servicio de matchmaking para VIPs, me puse a pensar en todos los métodos que había probado para buscar pareja y sexo. Me he dado de alta en todas las páginas de contactos que me permiten tener un perfil sin foto, para proteger mi intimidad, of course. Para compensarlo, siempre incluyo una descripción muy provocadora e irónica, con la esperanza de que alguien pille mi humor.

Por lo general solo hace falta estar conectada y no paran de llegar los mensajes de hombres. Leerlos todos y hacer la criba puede ocupar bastante tiempo. Pero, me pregunto: ¿cómo sería tener a una verdadera profesional que te conoce bien, y lo que buscas, para hacerlo? Cuando quedé con Inga Verbeeck confieso que yo no solo quería entrevistarla, sino que además deseaba probar el servicio para poder contar mis experiencias en primera persona. Esperaba que ella estuviera de acuerdo con mi propuesta.

Ivy International es una agencia de matchmaking VIP que opera en varios países. Se dedican a encontrar pareja para la crème de la crème. Con una suscripción que vale 10.000 euros, se puede deducir que sus miembros toman su vida sentimental muy en serio. Hace unos meses, abrieron en España y recientemente quedé con Inga en Barcelona y esto es lo que me contó:

Ivy international matchmaking
Foto:  Ivy International 

Seguir leyendo »

La asignatura pendiente del placer anal

Por: | 27 de diciembre de 2015

Siempre que llega el final de un año nos da por hacer balance, y si no lo hacemos nosotros, ya lo hacen las redes sociales recordándonos los mejores momentos del año. Sin embargo, y dando gracias, Facebook todavía no puede recopilar la información de nuestros mejores momentos sexuales de 2015.

Hermaphrodite_endormi_(fesses)_-_musée_du_Louvre

Detalle de la escultura del Hermafrodito Dormido del Museo del Louvre

Quizás este año nos hayamos atrevido con un disfraz nuevo, o hayamos innovado con alguna postura, o simplemente tengamos en mente ese fin de semana de ‘por fin solos’ en el que sin hacer grandes malabares, tuvimos el placer de quedarnos horas en la cama sin prisas y sin niños. Pero aunque Facebook no pueda hacer este balance, nuestra imaginación se pone a pensar en lo que nos hemos quedado con ganas de probar, o el reto que nos gustaría abordar este nuevo año, más allá de, por supuesto, apuntarnos a inglés y al gimnasio. Y una de esas asignaturas pendientes, en lo que a temática sexual se refiere, suele ser aventurarnos a disfrutar más del placer anal.

Ya sabemos que la pornografía, aparte del squirting, ha puesto de moda la penetración anal, y que, por norma general, muchos hombres tienen esa fantasía en mente, pero ¿han pensado esos hombres en experimentar el placer por sí mismos?

12182576_462919453892753_3938111693204528296_o

 Versión traducida de una de las viñetas de Enzo en Cheerupemokid.com 

Seguir leyendo »

Adivina quién viene a cenar (y a contar el poliamor) esta Nochebuena

Por: | 24 de diciembre de 2015

Por Miguel Vagalume(*)

¿Te atreverás este año a llevar a tus dos parejas a la cena navideña en casa de tus padres?¿preferirás evitar hablar del tema?¿soltarás alguna indirecta sutil, a ver si lo van entendiendo poco a poco?

Aunque nunca es fácil, este año parece especialmente fácil hablarle a la familia de las relaciones abiertas (si es que las tenemos): Carmena nos ha hecho el favor inmenso de contar que ella —tan alcaldesa, tan jueza, con 71 años— tiene una relación abierta con su marido. Y no ha pasado nada.

Leandrolamas

Ilustración de Leandro Lamas.

También hace las cosas fáciles el que el poliamor esté tan de moda. Algo pasa en las alternativas a la monogamia para que el tema no se desvanezca como le pasó a 50 sombras de Grey. Lo que parecía una moda cuando se empezó a hablar de poliamor en 2013 se ha quedado flotando en el aire durante meses, años, y no se va. Quizá es señal de que la sociedad, al fin, es capaz de aceptar que, en la práctica, es mucho más normal tener una relación al menos "un poco abierta", "casi monógama" y no una completamente cerrada contra los auténticos deseos de los miembros de esa relación. Quizá se empieza a admitir lo obvio: es complicado que una persona tenga que ser tu única fuente sexual y afectiva durante décadas.

Seguir leyendo »

Por María Paz Ruiz Gil (*)

¿Es  amor cuando se declara por un mensaje de Facebook? ¿Los whatsapps que dan taquicardia son ilusiones ópticas? ¿Qué tan reales (y sostenibles) resultan los perfiles en Twitter o Badoo?

Se busca a través de las pantallas lo que la vida en 3D no está abarcando.

El ejercicio de leer un libro en el metro ha sido sustituido por el tecleado incesante en redes y chatear se ha vuelto una forma de sentirse vivo y ocupado.

En las redes es el yo quien desea más estímulos, más reconocimientos, más 'me gusta', más retuits o más favoritos, estos últimos ahora reconvertidos en corazoncitos que delatan aún más el juego pasional en el que se cae por gustar a los demás y a sí mismo.

Irene_diaz
Foto de Irene Díaz.

Seguir leyendo »

El 'bondage' se pone serio

Por: | 28 de noviembre de 2015

Por Miguel Vagalume (*)

Para quienes dan sus primeros pasos en la dominación y sumisión, nace la primera asociación de ámbito nacional para el apoyo, visibilización, formación y protección en el BDSM y el kink (prácticas sexuales consensuadas no-convencionales). Aquí, nuestro manifiesto

Atado_dibujo

Dibujo a domicilio.

Las relaciones sexuales no convencionales (kink, por su apelativo en inglés) están en expansión: la publicación de ciertos libros y la aparición de películas sobre el tema parecen haber despertado bastante interés por el mundo de la dominación/sumisión, el bondage y el sadomasoquismo. Por cierto, la comunidad que las pone en práctica se extiende a toda velocidad. Sin embargo, cuando una persona entra de nuevas en esta comunidad apenas tiene recursos disponibles para orientarse. Además, el estigma que cubre las relaciones no convencionales es todavía bien pesado.

La asociación BDSMK nace en 2015 después de varios meses de trabajo constante por parte de diversas personas de la comunidad kink. Su ámbito de actuación es nacional y tiene dos objetivos: el primero es hacia dentro de la comunidad, para apoyar a sus integrantes, ayudarles a gestionar sus fantasías y deseos de forma sana, apoyarles en caso de que sufran discriminación, evitar la presencia de depredadores y personas tóxicas;  el segundo es hacia fuera, para visibilizar la amplia diversidad de prácticas que tiene la sexualidad humana y mostrar que no hay nada de malo en ellas.

Seguir leyendo »

El romanticismo debe morir

Por: | 21 de noviembre de 2015

"El romanticismo ya no es lo que era", nos quejamos una y otra vez, sin pensar que, a lo mejor, es bueno que ya no lo sea.

Porque la pregunta es, ¿qué consideramos romántico? Por ejemplo, ¿son románticos los celos? Muchas películas, libros u otros productos culturales nos muestran como deseable que nuestra pareja sea posesiva y celosa, que nos limite nuestro entorno social y que controle nuestra vida personal, porque nos quiere y se preocupa por nosotras.

No hay más que ver ejemplos como la saga Crepúsculo o por supuesto la trilogía Cincuenta Sombras de Grey y todas sus sucedáneas. ¿Es este un ideal deseable? Parece una cuestión baladí, pero no lo es tanto cuando vamos a la puerta de un instituto y preguntamos a nuestras jóvenes sobre esta idea, y nos aterramos con sus respuestas.

Bestia_125059

Fotograma de la versión 'La Bella y la Bestia' de Disney.

Otra de las frases románticas más tradicionales es la de "yo le voy a hacer cambiar". Las mismas sagas ya mencionadas beben de cuentos tan conocidos como La Bella y la Bestia (que hasta tiene sus versiones modernas, para que no perdamos el concepto de vista), y al final lo que nos cuentan es que si te esfuerzas puedes convertir a tu bestia en el príncipe azul.

Hechizos mágicos aparte, esa es la idea en la que también se fundamentan muchas novelas que también utilizan el adjetivo de género 'romántico'. Ese hombre atormentado, agresivo e, incluso, violento que podemos y debemos cambiar gracias a la magia del amor. Y tampoco es una tontería, porque es el ideal al que se aferran muchas mujeres enganchadas a relaciones tóxicas creyendo que él cambiará, cuando en el fondo todos sabemos que nunca lo hará y que el final de esa historia no va a ser, precisamente, feliz.

Seguir leyendo »

Un hombre me dijo una vez que en la naturaleza femenina estaba la necesidad de ser penetrada, de recibir. Él me gustaba mucho y no se lo discutí, porque frente a él siempre sentía exactamente eso, y solo hubiera intentado distanciarme con argumentos feminista y políticamente correctos, provenientes únicamente de la cabecita. Esto es, de la mente; razón e ideología que tan buena estructura nos permiten armar para abrirnos camino en casi todos los ámbitos. Razón e ideología que, a veces, no casan con lo que nos avisan las tripas, el pubis y el pecho, ardiendo o reflejando ardores.

Un elogio de la penetración no es lo que solemos hacer las mujeres, porque es verdad que no la necesitamos para el placer, pero... vaya placer. 

Girl_in_paradise
Fotografías de Irene Díaz.

Juntos en el paraíso, me oí decir para adentro, recapturando momentos de corazones que se baten contra paredes que amortiguan y laten, también.

"Tenerte dentro", me dijo él, y yo pensé que era al revés (yo lo tenía a él dentro) y, sin embargo, su perspectiva o sus sensaciones me dejaron admirada: él sentía que yo había accedido a su adentro.

Él, otro él (no importa quién), pudo identificar mis contracciones del clímax, y eso me dio el placer de su atención. Estar presentes, conscientes del cuerpo, de los cuerpos, en eso deberían consistir nuestros encuentros eróticos, intuí.

Irene
Irene Díaz.

Me encantó darme cuenta de lo relativo de las percepciones, de cómo los cuerpos abolen la dualidad yo-tú. Nada como ese vínculo perfecto donde parece que por fin la carne se llena de alma o, lo que es lo mismo, lo espiritual se manifiesta en la sexualidad. Por fin, somos lo que somos: este cuerpo y todo lo que él contiene e implica (cerebro, mente, este pedacito de consciencia, también instinto, también hambre, placer, dolor).

Seguir leyendo »

No es lo mismo rutina que monotonía

Por: | 31 de octubre de 2015

Por Eugenia Cames(*)

De lleno en el otoño y las rutinas. Primer trimestre del año escolar, ha cerrado el último chiringuito. ¿Significan la llegada de las estaciones frías y del día a día el fin del idilio de pareja? No tienen por qué.

Dibujoadomicilio

Dibujo a domicilio.

Los días de diario nunca serán lo mismo que unas lindas vacaciones, pero también es verdad que cuidar de las relaciones de pareja depende en buena medida de uno. ¡Hay esperanza! Mucho puede hacerse para no dejar morir el fuego, justo cuando empieza el frío.

Seguir leyendo »

Celia Blanco: "En la radio es donde mejor se habla de sexo"

Por: | 24 de octubre de 2015

Cuando me topé, por primera vez, con Celia Blanco fue leyendo la reseña de su primer libro Con dos tacones y, como les sucede a muchos, la confundí con la conocida actriz porno. No se lo he contado, pero ya entonces indagué sobre ella y descubrí que era "esa chica de la tele" que emanaba sensualidad en cada uno de sus gestos.

Por eso, cuando  me enteré de que Celia estrenaba un programa de sexo en la Cadena Ser, Contigo Dentro, sabía que iba a ser un éxito. No me equivocaba,y lo certifican los casi 400.000 oyentes a los que Celia seduce cada noche de domingo en las ondas. Puedo entender por qué, y es que he tenido el placer de tratarla en persona, en lo laboral, y en lo personal, y sé de buena tinta que es difícil no dejar que su voz tiente en todos los sentidos tu imaginación.  Ya sabemos que la voz suele ser el mejor de los afrodisíacos. 

Celia blanco

¿Cómo surge la idea del programa 'Contigo Dentro' y de dónde viene la frase?
La tele me escupió por haber cumplido 41 años y dos de los hombres de mi vida me consolaron: uno provocando que brotara la idea y el otro permitiendo que a mi alrededor solo hubiera sexo para poder escribirlo bien. La Cadena SER lo leyó y apostó por hacerlo. Fueron los más valientes; yo venía así de serie…

El nombre me lo regalaron. Tuve la suerte de tener un amante que un día, después de un polvo, me dijo: "La vida y el sexo son mucho más divertidos contigo dentro". Se me quedó grabada la frase. Nunca me habían dicho un piropo tan bonito. Y que conste que me lo dijeron mucho antes de que ocurriera nada de lo que he contado antes. En aquel entonces yo era una chica más de la tele.

¿Qué lo diferencia de otros programas de temática sexual?
Sigue la estela de muchos que son muy buenos y se aleja de los evidentes, salvajes y ordinarios que pueda haber. Hablamos de cualquier sexualidad pero siempre elegantemente y, por supuesto, sin juzgar a nadie. ¡Solo faltaba! El sexo no es ni una broma ni un drama por mucho que en algunos momentos estos dos géneros se conviertan en periodísticos.

Seguir leyendo »

Partitura del buen amante

Por: | 04 de octubre de 2015

Por Silvia Olmedo (*)

Las mujeres somos más complejas hasta en el sexo, pero esa complejidad nos hace más misteriosas, más atractivas, más retantes.

Por eso, si quieres volverte el sueño y no la pesadilla de una mujer, sigue estas líneas.

Leandrosi

 

 

 

 

 

 

 

Leandro Lamas

 

El placer sexual es un arte más que una ciencia y una relación íntima es como una buena melodía; en este caso, es un dueto en el que dos instrumentos se juntan para crear una gran composición. Y en la búsqueda del placer hay que entender que los hombres son como pianos y las mujeres como chelos.

Seguir leyendo »

Hacerlo como animales

Por: | 24 de septiembre de 2015

Por aquello de inspirarme para mi propio libro, durante este último verano decidí leer algo que me plantease nuevas perspectivas y debates desde la sexología.

9781408193419

Fragmento de la  portada del libro de Jules Howard en su versión inglesa.

Durante la Feria del Libro de Madrid había hecho acopio de unos cuantos ejemplares para tener lecturas interesantes para los meses venideros. La primera de ellas me la recomendaron en la caseta de Mujeres y Compañía, y desde luego, es uno de esos libros que no deja indiferente. Oso de Marian Engel (Impedimenta), supuso a partes iguales un escándalo y una ovación en la industria editorial canadiense en el momento de su publicación, en los años 70, pero sigue revolucionando mentes a día de hoy. Al fin y al cabo, si bien se entiende que es un alegato feminista y sobre la necesidad de volver a la naturaleza, la historia central se basa en la relación de una mujer con un oso. Y hasta ahí puedo contar.

Quizás este libro no sea apto para todas las mentes, así es que decidí buscar algo más realista. Cosas de la vida, uno de los siguientes títulos que llegó a mis manos también tenía que ver con el sexo y los animales, pero de una forma mucho más científica. Sexo en la tierra de Jules Howard (Blackie Books), se presenta a los lectores de esta manera: ‘los bonobos hacen el amor y no la guerra: para no discutir juegan a esgrima con sus miembros. Las iguanas se masturban justo antes de aparearse, para que el acto dure menos en los entornos peligrosos.• Hay animales que llevan 40 millones de años sin sexo. Algunas luciérnagas macho prefieren aparearse con farolas. Los bracitos del Tyrannosaurus rex servían para sujetarse durante la cópula. Las vaginas de los patos azulones hembra tienen trampas para controlar la efusividad de los machos. Si Buscando a Nemo estuviera basada en hechos reales, el protagonista habría nacido hermafrodita, habría crecido como macho y habría llegado a practicar sexo con su padre. Todo esto, aunque parezca mentira, es cierto. Y también bonito". Y eso es solo la presentación.

Nos hace plantearnos, en primer lugar, que es difícil observar la sexualidad animal desde un prisma humano, y que cuando lo hacemos, lo que deducimos es que los animales tienen ciertas manifestaciones sexuales ‘que rayan la pornografía, según palabras del propio Jules Howard, una de las figuras más influyentes en zoología a nivel internacional, y habitual colaborador de la BBC. Así, en esta lectura, Howard pone de ejemplo otra referencia literaria como ‘Las costumbres sexuales del pingüino de Adelia’, en las que descubrimos que los pingüinos además de su parte tierna, tienen su parte perversa. Perversa desde la mente humana, que no desde la suya, claro.

Seguir leyendo »

Confesiones de una emprendedora erótica

Por: | 17 de septiembre de 2015

Desde que me dedico al erotismo, no puedo imaginar trabajar en otro sector. Mi trabajo es divertido y variado, es bastante difícil aburrirse. Existe la idea de que el sexo siempre vende, pero el error está en pensar que se vende solo. El sector del erotismo requiere mucho trabajo, como todos, pero nosotros debemos enfrentarnos a tabúes que no existen en otros sectores.
 
Recientemente quedé con Elsa Viegas, cofundadora de Bijoux indiscrets. Se especializan en complementos eróticos y en el encuentro de la pasión para el deleite de los amantes. Hablamos de sus propias experiencias como emprendedora erótica.

Cuffs

Foto de Venus O'Hara

Seguir leyendo »

Historias de amor inesperadas: cine para que no se acabe el verano

Por: | 12 de septiembre de 2015

El verano es una época ideal para historias de amor inesperadas. Cuando paseamos por la playa, fantaseamos con la idea de cruzarnos con un desconocido, o desconocida que, quizás, pueda poner toda nuestra vida patas arriba. Pero si eso no ha pasado, al menos nos queda seguir refugiándonos en la ficción, y deleitarnos con las 'Unexpected love stories' de otros.

Unnamed

Escena de la película 'Q-Desire' por Walk this way.

Esa es la idea que se esconde tras el lanzamiento, hace algunas semanas, de una colección del películas europeas, que pueden verse en plataformas de video on demand, ideales para disfrutar antes de que se acabe el verano, sobre todo si no tenemos acceso a salas de cine independiente.

Seguir leyendo »

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal