Eros

Hoteles con oferta sexual

Por: | 20 de junio de 2015

Los más adelantados ya han cogido hace tiempo sus vacaciones, por aquello de no discutir por los días con nadie de la oficina, pero siempre queda algún rezagado, que con el calor ya apretando, sigue sin saber qué hacer, y casi ni dónde ni con quién. Y es que las vacaciones ya no son lo que eran. Si antes se podía pasar toda la quincena disfrutando del ‘vuelta y vuelta’, ahora no solemos disponer de tantos días y, por ello, aprovecharlos el máximo posible es un objetivo a tener en cuenta. Eso, y probar alguna experiencia que nos saque de nuestras rutinas.

Los hoteleros se han dado cuenta de estas nuevas necesidades, y por ello, para las parejas que planean por lo menos un fin de semana sin pensar en nada que tenga que ver con el mundo real, han creado nuevas ofertas sexuales.

DSC_0991alta

Habitación en el Hotel Silken Puerta de América.

 

Seguir leyendo »

Sin comillas, solo sexo

Por: | 13 de junio de 2015

El siguiente es un fragmento del libro Sexo sin comillas, de la escritora colombiana María Paz Ruiz, que se presenta en España el jueves 18 de junio, a las 21, en el Volta Café de Madrid (Calle Santa Teresa 9):

"Imagine un planeta de terminaciones nerviosas, hecho para ser acariciado porque va revestido de piel. Esto es el cuerpo humano. Cada poro siente y por eso es tan agradable poder explorar cada trocito del cuerpo que somos y del cuerpo que tenemos cerca cuando estamos disfrutando de una relación sexual.

Es interesante dedicarse a descubrir que hay zonas muy poderosas que jamás nos han acariciado bien, o no nos han estimulado con el suficiente interés. A mí me resulta extraña la obsesión de algunas personas por que les toquen los pies, cuando son unos órganos muy excitables y que tienen un altísimo voltaje sexual en su diseño. Tampoco está mal chupar un codo, una rodilla o una pantorrilla. Todo puede incrementar el placer, y sobre todo, no se trata de succionar con mirada de loco una pantorrilla, sino de conseguir que ese cuerpo que queremos excitar se sienta reconocido por completo, atendido y degustado en toda su riqueza y anatomía.

11287661_1000165266696036_881327731_o (1)


Es fácil encontrar personas que sienten placer al ser acariciados en sus pezones  o en su cuero cabelludo, son zonas erógenas habituales, quizá más que las orejas o los muslos. ¡Con las orejas ocurre un efecto que muchas veces se vuelve muy desagradable! La repetida escena cinematográfica en la que los amantes se chupan las orejas ha desencadenado que muchas personas piensen que introducir la lengua por el oído hasta llegar al cerebro es sexy. Nunca ha sido ni lo será. Tampoco el exceso de babas da el mejor resultado. Casi es mejor recurrir a los susurros, al chorrito de aire o al beso que al incómodo chupón que deja un rastro baboso. ¡Pero, para gustos, colores! Y así como es frecuente que las mujeres me cuenten que no son fans de que las baboseen, también he conocido parejas que me confiesan que les encanta, y que de hecho se han unido más porque los dos son unos babosos y esto les excita al límite.

Seguir leyendo »

Receta de embarazo con verduras

Por: | 07 de junio de 2015

Por Laura Cámara Roca (*)

Sé de sobra que parecerá un chiste. De hecho, podéis usarlo libremente como un chiste, porque la anécdota lo merece. Una compañera matrona me comentaba que una pareja había ido a consultarle algo que les tenía muy preocupados: no conseguían quedarse embarazados después de varios meses intentándolo. 

A veces las cosas no son tan simples como parecen. Hay parejas que tienen grandes dificultades para  conseguir un embarazo. Otras veces, todo es de una sencillez aplastante y tan obvia que nos deja sin palabras.

Menos mal que la matrona hizo unas cuantas preguntas relacionadas con los hábitos sexuales de la pareja. Y, como solemos decir, al final todo se reduce al sexo.

 

Fragmentos de la serie 'Masters of sex', sobre la vida de la emblemática pareja de Masters y Johnson, en los comienzos de la investigación sobre el sexo. En uno de los capítulos, un matrimonio le consulta al ginecólogo porque ella no se queda embarazada después de (literalmente) 'acostarse juntos' durante seis meses.

La señora se extrañaba por no quedar embarazada: desde que tomaba esas pastillas todos los días, tenía la regla muy regular. Y como había oído que comer verduras era muy bueno para conseguir un embarazo, preparaba todos los días un buen plato de acelgas con un zumo de tomate y habichuelas cocidas para cenar.

Entonces, alcanzando a ver la magnitud del problema, que no era más que una acusada falta de educación sexual e información médica (cosa que no tiene ni pizca de gracia), las recomendaciones fueron muy sencillas:

  1. Deje las pastillas anticonceptivas que se toma todos los días.
  2. La verdura está  bien, pero para quedarse embarazada el sexo es mucho mejor.

Seguir leyendo »

'The affair' o el triunfo de los instintos (y el afán de poder)

Por: | 25 de mayo de 2015

Una serie sobre una infidelidad. No parece un tema que pueda dar tanto de sí, y sin embargo, cuando empecé a ver The affair, me enganchó al instante. Son muchos los comentarios que se han hecho sobre la primera temporada de esta apuesta de Showtime, la gran mayoría buenos, unos cuantos malos, sobre todo en la valoración del desenlace.

The afair

Cartel promocional de la serie 'The affair'.

Algunas de las claves por las que esta serie ha cautivado a la crítica están basadas más en las formas que en el fondo. Me explico. La serie se compone de diez capítulos de alrededor de una hora de duración; cada uno de ellos se divide, a su vez, en dos partes: la visión de Noah (Dominic West) y la visión de Alison (Ruth Wilson), los dos infieles de la historia.

Así, vemos cómo desde sus diferentes perspectivas cambian las versiones de quién sedujo a quién, o incluso, si Alison llevaba el vestido más o menos largo. Y es que la trama gira en torno a dos matrimonios, cada cual con sus más y sus menos, que coinciden durante un verano en un pueblo costero. Y, allí, los dos protagonistas acaban lanzándose a una relación extramatrimonial, que conllevará múltiples y diversas consecuencias. Entre ellas, un asesinato, motivo por el cual, tanto Noah como Alison, están siendo interrogados, y que a la vez resulta la razón por la que nos van desvelando los detalles de su historia.

Dicho todo esto, las premisas parecen obvias. Hombre maduro con hijos que ve mermada su vida sexual, asfixiado económicamente, humillado por la familia de su mujer, frente a una mujer que sufre una importante crisis en su vida, que busca refugio en la novedad y en el sexo. La excusa para la infidelidad está servida.

Pero la serie habla de muchas más cosas de las aparentes, y que desde la perspectiva sexológica, pueden ser mucho más interesantes que una narración a dos voces. Y ojo que aquí se puede escapar algún spoiler.

Seguir leyendo »

Perfecto e infinito sexo entre desconocidos

Por: | 19 de mayo de 2015

*Por María Paz Ruiz Gil

A las cuatro de la mañana Madrid arde en vicio, las discotecas escupen gente que, con un sello en la mano, sale sin saber dónde puede meterse para ligar o para la penúltima. Mi amigo sabe que estoy cansada y me acompaña a tomar un taxi, pero él quiere encontrar un antro con buena música. Al minuto se cruza con una chica mona que va sola (apuesta que lleva alguna copa encima pero se la ve decidida a irse de marcha), con unas botas y una falda larga que darán que hablar.

Dibujoadomicilio_mp

 

Dibujo a domicilio.

Seguir leyendo »

Cuando la vagina se vuelve santa (e intocable)

Por: | 09 de mayo de 2015

Por Laura Cámara Roca (*)

Hace poco leía en un libro del sexólogo Antoni Bolinches algo que no deja de sorprenderme, pues nunca antes me lo había planteado. Y nunca se me ha dado el caso, aunque no deje de tener cierto sentido. Bolinches sostiene que los hombres pueden experimentar una falta de deseo sexual después de asistir al parto de sus hijos. Explica que esto puede deberse a que el hombre deja de ver la vagina de la mujer como algo relacionado con el placer y el disfrute para pasar a considerarlo un lugar que ha albergado el nacimiento de su hijo.

Yo lo veo algo así como la beatificación de la vagina, que hasta el momento del parto representaba el placer carnal.

Dibujo_domicilio
Dibujo a domicilio

Soy matrona y sexóloga, así que el tema me llamó poderosamente la atención. El mismo Bolinches reconoce que el asunto no está exento de polémica.

¿Resulta, entonces, que los hombres que acompañan a sus mujeres, a quienes yo, a su vez, acompaño en sus partos, pueden tener luego problemas de deseo sexual? No pude evitar sentir cierto desconcierto, pues yo siempre he pensado que la presencia de los padres en los nacimientos es totalmente beneficiosa. Ahora me cabe cierta duda de si, después de tal momento, la vida sexual de esa pareja se verá afectada en sentido negativo.

¿Cómo influye en un hombre asistir a un acto tan real, tan animal, tan puro, pero tan impresionante como es un parto? Un alumbramiento en estado puro, con su gemidos, con su dolor (que no siempre sufrimiento), con su distensión y apertura, con sus 3 kilos de bebé saliendo por aquel orificio que hasta ese momento se consideraba lugar de placer, de calor y humedad, de otro tipo de gemidos...

¿Puede alguien presenciar el nacimiento de su hijo sin que cambie su percepción de la vagina? ¿Se corre por eso el riesgo de dejar de tener a la vagina en el podio del placer sexual (que es donde ellos la ubican, normalmente)? No tengo respuesta al ciento por ciento, así que sería mejor preguntárselo a hombres y padres.

Seguir leyendo »

Decirte adiós con un 'te quiero'

Por: | 04 de mayo de 2015

Decir adiós con un te quiero es una de esas cosas que quien más y quien menos ha tenido que hacer alguna vez. Despedirse de alguien por culpa de la distancia o de las circunstancias. Simplemente, lo vuestro era una de esas historias imposibles y, en algún momento, la razón tuvo que mandar sobre el corazón. Dejarse queriéndose es una de las cosas que más duelen, aunque nunca sepamos si va a ser definitivo. 

Yo misma he tenido que decir adiós con un "te quiero", varias veces. Todas acertadas, pero no por ello menos dolorosas. Entre otras cosas, porque una de las claves de esas historias, a las que a una le cuesta renunciar es el sexo. No hay nada que encadene tanto a una persona con otra como la química en la cama. Ese placer único que te hace pensar que todo lo malo puede merecer la pena, ese placer al que cuesta decir basta.

Decirteeros

Detalle de portada de la novela 'Decirte adiós con un te quiero' que se presenta el 7 de mayo, a las 20 horas, en María Pandora.

Seguir leyendo »

¿Ahora les toca a ellas el 'mea culpa' matrimonial?

Por: | 25 de abril de 2015

Vamos con un poco de humor sobre ellas y las relaciones. Hace un par de semanas, cuando publicamos el vídeo del stand-up de Louis C.K. mofándose de la torpeza masculina en materia de sexo y seducción, un lector propuso la contracara: un monólogo del histriónico Chris Rock hablando de la imposibilidad de ser felices en las relaciones de pareja a causa de "ellas".

Si todo no gira en torno a ella, no tendrás vida, te la hará imposible, argumenta. El cómico se ríe de la competencia feroz entre mujeres cuando hay un hombre presente, de su eterna insatisfacción (en el sexo y en la vida), la queja y la exigencia. Hay que advertir que se vuelve bastante políticamente incorrecto cuando habla de lo que se le pasa por la cabeza a un hombre en momentos límite de diferencias. Hay que tomárselo con buen sentido del humor, a pesar de las noticias violentas del día (avisados quedan los lectores).

Con todo, se trata de un vídeo que hará reír a casi todos los hombres y a las mujeres que no se asusten de la caricatura y sean capaces de hacer al menos un pequeño mea culpa con una sonrisa. Las lectoras que se aguanten las bromas hasta el final, encontrarán una perla. Chris Rock nos arroja a la cara la más lapidaria de las constataciones de la imposibilidad de sobrellevar a una esposa (ojo: spoiler): Nelson Mandela soportó estoicamente 27 años de prisión y torturas, pero a los seis meses de salir de la cárcel, se divorció.

 

 

https://www.youtube.com/watch?v=79huWs2rRdA

Los 'sin sexo': placer sí, esfuerzo no

Por: | 19 de abril de 2015

Nos gusta obtener placer, pero nos da pereza tener que hacer algún esfuerzo para conseguirlo. Nos hemos acostumbrado a que todo sea fácil, incluso el sexo. Hemos llegado al punto en que el cortejo o, incluso, el ejercicio físico que supone una relación sexual con otra persona se nos antojan excesos.

Placersinesfuerzo

Jorge Dueñas Villamiel para Eros.

Esta idea es la que me vino a la mente después de ver el documental 'El imperio de los sin sexo', en el que narran cómo en Japón son muchos los matrimonios que deciden abstenerse de tener vida sexual precisamente por eso, por el esfuerzo que requiere. Tras la presión laboral, llegar a casa y pensar en satisfacer a la pareja, sobre todo en el caso de los hombres, supone una presión añadida, que deciden que puede ser eliminada. A tal punto llegan algunas situaciones como para recurrir a la inseminación artificial para tener descendencia, con tal de eludir la relación sexual, como si de una extraña distopía futurista se tratase. No renuncian, sin embargo, a su sexualidad: la industria del sexo va en aumento. Y es que la juguetería erótica, la pornografía o los locales donde alquilar una cabina para pasarse unas horas en solitario dedicados al autoerotismo son un negocio en auge. Si bien ellas también recurren más a la juguetería para satisfacer sus necesidades, por norma general, son las que más padecen síntomas de depresión, por la pérdida de una parte tan importante de sus vidas, que más allá del orgasmo, se centra en el contacto con el otro.

Si bien tendemos a pensar que esta es una idea que proviene de una cultura muy diferente a la nuestra, lo cierto es que los 'sin sexo' ya son una tendencia que se está dando en EE.UU y poco a poco, también en Europa. En España, los afectados ya empiezan a llegar a las consultas de los psicólogos y sexólogos.

Seguir leyendo »

Monstruos en la cama, en versión ellos mismos

Por: | 02 de abril de 2015

"Creemos que ellas tienen menos deseo que nosotros...". Es que ellas quieren sexo con un hombre, y nosotros solo pensamos en pussy ("coño"), sin nombres propios y ni siquiera un artículo. Más o menos por ese lado va el monólogo de este monstruo del stand-up que no tiene vergüenza de nada (mucho menos de autohumillarse imitando a los hombres en pleno acto -del todo insatisfactorio para su compañera-). Se llama Louis C.K., o ese es su nombre artístico, y creo que este vídeo (desde el minuto 5:50) es imperdible.

"Lo malo es que a pesar de todas las obsesiones que tenemos con el sexo, somos malísimos haciéndolo", confiesa, por ejemplo.

Les dejo con él. Buenos santos días.

 

¿Quién lee la erótica?

Por: | 27 de marzo de 2015

Se dice que la lectolagnia es aquella parafilia que proviene de la excitación al leer libros de contenido erótico. Nunca he sido muy partidaria de hablar de parafilias, sino más de peculiaridades eróticas, y de entender que, si no bien llevadas tan al extremo, todos tenemos algún fetiche o particularidad en concreto. Hoy, al de la lectura erótica me refiero. Parece que el género de la novela erótica gana adeptos, ¿pero quién lee realmente la erótica?

DSC_0088bb

Fotografía del libro erótico 'El orgasmo de mi vida'

No es ninguna novedad: la literatura erótica ha existido siempre, y el arte está vinculado a nuestros instintos. Libros como El amante de Lady Chatterlay revolucionaron el pasado siglo las mentes de muchas mujeres deseosas de que se hablase de eso, de 'su deseo', y escritoras como Anaïs Nin demostraron que el imaginario sexual femenino podía dar mucho más de sí de lo que se pensaba por entonces. Tiempo después, la colección La Sonrisa Vertical, de la mano de Tusquets trajo muchos títulos sugerentes a nuestras vidas, pero, lo cierto es que actualmente vivimos nuevos tiempos para el erotismo y la literatura. Y las mujeres parecen haber llevado la batuta tanto en su papel de escritoras, como de lectoras.

Muestra de ello fue el apabullante éxito de la convocatoria del V Encuentro RA, organizado por la coordinadora de la web Yo Leo RA, Merche Diolch (también autora de Fuego Rojo). Lo que pudimos ver hace algunas semanas allí fue que, en Madrid, se congregaron unas 500 personas (150 de ellas, autoras del género), casi todo mujeres, para hablar de eso: de literatura, de romanticismo, y también, de sexo. Desde luego, parece que el asunto sigue despertando un especial interés.

Seguir leyendo »

Por Maranta Rubiera(*)

Tras las puertas de la Conferencia BDSM en Roma 

Hace unas semanas, participé como tallerista presentando mis propuestas de respiración en una conferencia internacional BDSM que se desarrollaba en Roma. Fueron tres días intensos y compactos de  actividades, demostraciones y talleres tras los cuales puedo declarar que estoy tan exhausta como satisfecha.

Asi aprendes

Se ha dicho mil veces que 50 sombras de Grey ha servido para abrir una nueva mirada del público hacia el mundo del BDSM (Bondage, Dominación, Sumisión, Sadismo, Masoquismo). Ahora bien, no sé hasta qué punto o de qué manera esta moda mediática pueda realmente modificar la forma, generalmente negativa y prejuiciosa, con la cual la sociedad evalúa este tipo de prácticas sexuales. Porque una cosa es mojarse la entrepierna leyendo una historia romántica aderezada con cuerdas y azotes, y otra es adentrarse personalmente en las sensaciones intensas que otorga el BDSM, el cual es, sin duda, un tipo de erotismo extremo. De la fantasía a la realidad hay un gran trecho, mucho mayor del que se pueda imaginar leyendo cierta literatura.

Seguir leyendo »

No sé si alguna vez os habéis grabado en vídeo haciendo el amor. Para los que no, os cuento un poco sobre estas sensaciones. Generalmente, cuando estás en pleno acto, en tu mente, todo es muy sexy, erótico y sugestivo, cada gesto y cada mirada te parece de película, y todas esas frases para ponerse a tono te parecen súper calientes. Y lo son, precisamente, porque estás caliente. Una vez en frío, cuando te dispones a ver el vídeo en cuestión, la perspectiva cambia bastante. Ya nada te parece tan sexy como pensabas, y las frases que sonaban tan bien en tu cabeza, según las oyes en la pantalla, te parecen más cómicas que otra cosa. Al final, los únicos jadeos que se escuchan son los de vuestras risas. Pues bien, algo así es lo que he sentido al ver la película de Cincuenta Sombras de Grey.

50_sombras_de_grey_6963_645x

Me excitó el libro. Sí, es machista, me cabrea, y por supuesto no es la obra literaria del siglo, lo sabemos, pero su cometido, que era el de humedecer al personal, lo cumplía. Para mí leer Cincuenta Sombras de Grey fue equivalente a ver una película porno, pero en versión libro: solo esperaba que me pusiera a tono para pasarlo, luego, bien un rato. La película, en cambio, me ha dejado más bien fría, como en medio de cincuenta sombras, y con poca luz que añadir al respecto. No soy crítica literaria ni de cine, no es mi intención valorar la calidad de la cinta, para eso ya están otros, pero sí comentar algo acerca del quid de la cuestión, que no es sino la sensualidad que toda mujer busca cuando compra una entrada para ver esta película.

Seguir leyendo »

Si te dicen "no", ¿preguntas "por qué"?

Por: | 18 de febrero de 2015

Por si hacía falta, también lo dicen los científicos: el amor es nuestra única posibilidad de sobrevivir en este planeta. Sin ir más lejos, hace unos días leíamos que Gerald Hüther, profesor de neurobiología de la Universidad de Gottinga (Alemania), nos proponía más amor y menos competencia (aduciendo que el amor ha cumplido su finalidad evolutiva tanto o más que la competencia, en nuestra especie). Nos sugería Hüther el "compromiso de equipo" y la "creatividad participativa". 

Así es. Estamos de acuerdo. Y no cabe duda de que las mujeres continuamos intentándolo (por el bien de la especie). Pero resulta que nosotras vamos y le proponemos a alguien la creatividad-participativa-de-a-dos y no pocas veces recibimos un portazo en las narices (en Argentina, a eso le llamamos "cortar el rostro").

"¿Creatividad participativa? Mañana" (úsese tono 'José Mota'), suelen contestarnos nuestros candidatos al "compromiso de equipo".

Dibujo_dani_domicilio

Dibujo a domicilio.

"Quiero preservarme" encabeza mi top ten del rechazo. Es quizá la más tajante de 'mis' frases de hombres para decirme que "no" (las que yo he tenido que escuchar en el momento en que estaba a cinco milímetros de su boca, o cuando él ha querido echarse atrás después de un primer y apasionado encuentro -o dos, o tres citas previas-).

Seguir leyendo »

El derecho de un hombre a llorar

Por: | 13 de febrero de 2015

Hace poco hablaba con un amigo de su nueva pareja, y me comentaba que lo que más le gustaba de ella es que era muy cariñosa, algo nuevo para él, puesto que en anteriores relaciones había echado eso en falta. Curioso. Mi mente de periodista me llevó, inevitablemente, a un artículo que había leído recientemente, en este mismo medio, en el que se comentaba que muchos hombres acuden a los servicios de prostitutas no solo buscando sexo, sino también cariño. Incluso existen quienes han hecho de los abrazos un negocio.

Recordé también que Celia Blanco me comentó que en uno de sus programas de Contigo dentro, una prostituta le confesó que un gran porcentaje de sus clientes, además de sexo, buscaba sobre todo afecto, alguien con quien hablar o incluso con quien ir al cine a ver esa película que su mujer detesta. Y es que no hablamos de hombres solos, hablamos de hombres casados.

Los-hombres-también-lloran


Jorge Dueñas Villamiel para Eros.

Si Anne Cé nos hablaba de esos hombres que buscan en la mujer solo una vagina, hoy hablamos de esos hombres a los que no siempre se les deja ser sensibles. Porque de diversidad está hecha el mundo. No hay una sola sexualidad masculina, ni una sola forma de entender la sexualidad femenina. De hecho, pese a lo que algunos piensan, en Sexología no hablamos tanto de ‘follar’, como de lo que supone ser un hombre o una mujer, de su sexuación, de su sexualidad, la orientación de su deseo… Y por supuesto de los roles de género. De esa obsesión por crear antagonismos en vez de puntos en común. Porque las niñas no son todo rosa, y los niños no son todo azul, como os explico más gráficamente en este vídeo.

Seguir leyendo »

Una acción para redes a cargo (por encargo o por iniciativa) de Roberto Pérez Toledo ha logrado su objetivo: que todo el mundo hable del tema unos días antes del bendito San Valentín. A decir verdad, el director de 6 puntos sobre Emma realizó cinco cortos para esta campaña de los grandes almacenes que todos conocemos y solo se habla de uno, que fue el último en salir del horno: el del encuentro gay (sí, the gay one). No creo que haga falta analizar mucho más los acontecimientos y sí decir que el corto en cuestión es lindo (como los chicos que lo protagonizan), hermosísimo, de una sensibilidad creíble, de hacerte sentir de verdad que "El amor mola" (como se titula la colección de piecitas)... que el amor mola siempre, en el sexo y el formato que sea.

Petitmadrid

 

Anne Cé sobre Roberto Pérez Toledo e Irene Anula sobre Iñaki Ardanaz, según la imaginación de Mi Petit Madrid, en ocasión de la deliberación del Jurado del Festival de Cine 'La Boca Erótica 2013'.

El hashtag para seguir el tema en Twitter es #PensandoEnSanValentin.

Personalmente, amé el primer vídeo que vi en el muro de Roberto y sin saber mucho de qué iba la campaña, le dije: "¿lo puedo postear?". Diez minutos después se armaba el revuelo en internet y los medios empezaban a hacerse eco de la idea bien desarrollada del director canario.

 

'El amor mola': 'El colchón'.

Seguir leyendo »

El introspectivo (o por qué hay hombres de orgasmo tan silencioso)

Por: | 01 de febrero de 2015

Por Marla Singer(*)

En la película Frankie and Johnny, ese drama romántico de finales de los años 90, Al Pacino (que todavía era un madurito apetitoso) encarnaba a un cocinero que se enamoraba de Michelle Pfeiffer, camarera de un bar, pero antes de meterse en su cama probaba el resto del menú del restaurante en el que los dos trabajaban.

Cora, una de las chicas que había apostado que podía acostarse con él y ganaba, le contaba después al resto del gremio femenino que él era muy bueno en la cama, pero que había algo raro con su orgasmo. No tenía gesto, sonido, ni un carraspeo. El tipo implotaba. Y eso que ella se había dejado puestos unos altísimos tacones altos -fetiche infalible, en su opinión- y le había dedicado una de sus mejores performances.

FJ

'Frankie and Johnny'.

"La verdad, no pareció que hayas acabado. Es decir, normalmente un hombre gime o algo así. Tú ni siquiera aclaraste tu garganta", le decía ella, textualmente, mientras se quitaba los tacos inútiles. El comentario podía responder al orgullo herido ("no lo excité lo suficiente"), al mero código civilizado del sexo casual ("podría al menos haber fingido, ¿no?") o a un tercer motivo, mucho peor: el tipo se devora el placer antes de que brote, lo suprime.

Seguir leyendo »

La sexualidad masculina según 'Birdman'

Por: | 27 de enero de 2015

"Hace seis meses que no quieres nada y hoy quieres sexo sobre el escenario", se queja la actriz que encarna Naomi Watts en Birdman, fastidiada con la torpeza de su compañero que se resiste a desaprovechar la erección y sigue arremetiendo debajo de la sábana que los separa de una sala de teatro llena de gente. Allí está otro excelente actor, Edward Norton, haciendo de excelente actor e insufrible hombre, levantando sonrisas y adhesiones, además de reflexiones.

Birdman_movie

Edward Norton y Naomi Watts en una secuencia de la premiada 'Birdman' de Alejandro González Iñárritu.

Espero no incurrir en el spoiler, pero hoy -cuando Birdman se perfila como favorita para todos los premios- hay que hablar de la sexualidad masculina que tan agudamente pone en el centro de la escena el realizador mexicano Alejandro González Iñárritu (y sus coguionistas Nicolás Giacobone, Alexander Dinelaris y Armando Bo).

Forcejear por sexo sin dar amor ni ternura, sin prestar atención al partner, solo por aprovechar un pene enhiesto, es algo que algunos hombres practican y a lo que las mujeres rehuimos. Nada nos baja tanto la libido como la sensación de ser un receptáculo cualquiera, ese que le queda a mano al señor y que en ese momento necesita para aliviar su azarosa erección. Paréntesis: en este blog hicimos alguna vez una incompleta lista de cosas que nos deserotizaban y no incluimos esta de sentirnos hueco aleatorio de erecciones ídem (o de interminables erecciones químicas).

Seguir leyendo »

Las redes del sexo fácil

Por: | 23 de enero de 2015

Vivimos con prisas, con muchas ansiedades y por eso necesitamos que todo sea ya, que sea rápido. Comemos un sándwich porque no tenemos más tiempo y compramos por internet porque ir a un centro comercial es perder toda la tarde. Nos hemos acostumbrado a que todo sea fácil, a que colmar nuestras necesidades no suponga una complicación más.También en lo referente a las relaciones emocionales y sexuales. Y es que si podemos pedir un vestido nuevo o una pizza por internet, también podemos elegir un hombre a la carta y cargarlo en nuestro carrito de la compra.

  Sexoyredessociales-final

 

Jorge Dueñas Villamiel para Eros.

Se calcula que en Estados Unidos alrededor de un 30 por ciento de las parejas se forman por Internet. Tenemos menos tiempo pero, también, y sobre todo llegada cierta edad, menos oportunidades de conocer gente nueva. En realidad, hay quien se toma muy en serio estas citas, y sigue unas normas precisas como el quedar cuanto antes para no crearse falsas expectativas a través de los mensajes, y tener citas cortas que te permitan descartar rápidamente a esa persona si no es lo que estás buscando. Elegir a tu media naranja puede ser un oficio a media jornada.

Si bien servicios como Meetic.com o eDarling han sido una referencia para buscar pareja según tu perfil, y más recientemente la página en español AdoptaUnTio.es ha conseguido captar a un público mucho más joven, y sobre todo femenino, para la búsqueda de relaciones, la tecnología sigue avanzando para cubrir nuevas necesidades, y ahora las nuevas app para móviles lo que consiguen es que puedas tener sexo fácil y sin complicaciones, puesto que sabes en tiempo real quién está disponible en tu zona y busca lo mismo que tú: algo de comida rápida.

Seguir leyendo »

La monogamia no es la única opción

Por: | 17 de enero de 2015

Por Karen Moan (*)

Un día me di cuenta de que las relaciones a mi alrededor, y las mías, se rompían una y otra vez por los mismos motivos: falta de libertad, de comunicación, de honestidad, de deseo.

Una tarde estaba con mis amigas del cole, hacía tiempo que no las veía. Les conté sobre la dolorosa ruptura de mi última relación, y que en medio de mi torbellino de emociones, había conocido un grupo de amigos que se relacionaba de forma abierta, algunos poliamorosos, otros swingers y otros muchos sin etiqueta pero con un denominador común: negaban y evitaban la monogamia.

Moan_esta

Les hablé a mis amigas de las fiestas en las cuales cada uno hacía lo que quisiera, desde practicar sexo en público (o en privado) hasta hablar, pasando por darse unos azotes luciendo el código de vestuario exigido. Se exaltaron, pensaron que ellos y yo estábamos "enfermos". Las miré con cara de pasmo, no las reconocí, y me callé.

Tras el susto, volvimos a hablar de la dolorosa ruptura, un tema con el que todas se sentían cómodas.

Seguir leyendo »

Sobre el blog

Ni enciclopedia ni consultorio sexual al uso. He aquí un rincón erótico festivo dedicado a las relaciones y la atracción entre seres humanos, esa faceta que nos hace la vida más placentera, tierna, amorosa, plena… Un blog coral, con cinco autoras de todo origen y condición, que apuesta por el juego, la provocación, lo sensual y el sexo como acto libre, adulto, compartido, real o ficticio, siempre divertido... Eso sí, si tu mirada no es amplia y tolerante, mejor no te detengas aquí. Coordina Analía Iglesias. No sólo se admiten firmas invitadas, sino que son deseadas.

Sobre las autoras

Anne Cé. Nació en el sur austral (Argentina), en un tiempo beatle y en un país con altísima densidad de psicoanalistas y jugadores de fútbol. Periodista, quizá incluso a su pesar, narra lo que se le ponga delante. Y narra, y narra. Un día descubrió que el simple roce de una clavícula le erizaba la piel y entonces comprendió por qué le gusta tanto abrazar a un hombre.

Esther Porta. Segoviana, fue becaria en el mítico Tentaciones y allí hizo de todo hasta que sus conocimientos de sexo la convirtieron en Beatriz Sanz. Y gracias a ella, publicó artículos semanales de sexo, dos libros y fue reclutada como sexperta guionista del programa de Canal +: 'Sex Pópuli'. Cuando casi se le había olvidado (lo de escribir de sexo...) se mete a bloguera. Y aquí está, con tantas ganas de sexo (del uno y del otro) como siempre...

Venus O'Hara, de Reino Unido, con raíces irlandesas. Modelo fetish, actriz y escritora. Licenciada en Ciencias Políticas y Francés, reside en Barcelona, ha sido columnista sexual en varias revistas, tiene su propio blog de fetichismo y es creadora de 'No sabes con quien duermes', un confesionario para personas que llevan una doble vida. Publicó su primer libro junto a Erika Lust, 'Deséame como si me odiaras', en 2010.

Tatiana Escobar, de Venezuela (1976), ha escrito ensayos y poesía en español. Traductora y editora, en 2004 abrió en Madrid junto a sus socios la primera boutique erótica de España, La Juguetería Erotic Toys, para no tener que vivir de la literatura. Desde entonces vive del sexo. Y escribe, a veces, para sus amigos.

. Madrileña. Soñó con escribir y pronto descubrió una vía: el periodismo. Pero como tampoco valía narrar sobre cualquier cosa, eligió suerte y remató la faena con un posgrado en Sexología. Ha trabajado en suplementos de salud y medios especializados. Con la práctica ha acabado por darle un toque más sensual a sus letras. Y con ellas sueña en escribir, ahora, un libro.

Ilustracion
Venus O'Hara, Anne Cé y Silvia C. Carpallo, según 'Mi Petit Madrid'.

Nuevo libro

El orgasmo de mi vida. Si ya no sueñas con príncipes azules, locos por pedirte en matrimonio, ni esperas que aparezca un millonario atormentado pero diestro en amores, con una Visa en una mano y un látigo en la otra, este libro es para ti. Porque El orgasmo de mi vida habla de eso, de mujeres realistas, lúcidas, independientes y eróticamente vivas, capaces de combinar esa cotidianidad que todas conocemos, con sus pasiones más salvajes. Ellas son las protagonistas de los relatos, sin guionistas que les digan lo que tienen que hacer, pero sobre todo, son las compositoras, directoras e intérpretes de los orgasmos más armoniosos de sus vidas.

Lux eróticaLux erótica. "Escribir sobre sexo era la propuesta y me sentí estimulada. Después de tantos años como periodista cultural y con mucha vida hecha en torno a la información y a la actualidad, tenía ganas de ponerle carne a la crónica. Porque nuestra más genuina actualidad como personas pasa por el relato del erotismo. Porque de atracción y de relaciones hablamos todo el tiempo en este tiempo occidental con ciertas libertades individuales garantizadas y rebosante de espíritu lúdico pero también algo desafectado y con nuevos descompromisos adquiridos...". Anne Cé.

Inglés para pervertidosInglés para pervertidos."Se dice que la mejor manera de aprender un idioma es a través del sexo con un extranjero. Pero ¿qué haces si estás en la cama y no sabes qué decirle? Con Inglés para pervertidos puedes aprender todas las palabras y expresiones que siempre has deseado saber, desde lo más elemental al sexo más salvaje. El libro cuenta con ocho capítulos centrados en las partes del cuerpo, la cama, el LGBT, las compras sexis, el lado oscuro, el porno, el chat y la salud sexual. Cada capítulo contiene vocabulario, gramática y unos ejercicios muy originales que no encontrarás en ningún otro libro. Aprende todo lo que tu "English teacher" no se atrevería a enseñarte nunca. Y... si te cansas de estudiar, el libro incluye un montón de fotos mias para distraerte". Venus O'Hara.

TWITTER

Nuestros autores en Twitter

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal