Ir a Planeta Futuro
Escool

Recetas para padres II. ¡Siéntate y hazlo!

Por: | 13 de agosto de 2013

Niños en clase

¿Qué necesita usted para trabajar bien en una oficina? Seguramente, una buena mesa, ordenada y bien iluminada, con todos los papeles que necesite, carpetas archivadoras, bolígrafos, un ordenador… y una silla cómoda. Y que el entorno sea el propicio para la concentración. Puede estar solo o acompañado de personas que estén haciendo un trabajo similar. Pues su hijo necesita lo mismo para estudiar. Un buen rincón de estudio, que llame al sentarse en él, que sea un sitio que atraiga al niño, con una silla que le resulte cómoda para escribir o leer. Que esté rodeado de cosas que le gustan, de sus libros, sus tebeos o revistas de animales, por ejemplo, si es pequeño; una bola del mundo o un póster de los planetas, si le ha preguntado en alguna ocasión por ello. Es su rincón, un espacio que él tiene que sentir como suyo. No importa que en la misma habitación estudie alguno de sus hermanos o sus padres, siempre que éstos también estén allí trabajando cuando él lo hace.

En cuanto al tiempo que un niño debe estudiar para adquirir el hábito, es evidente que se debe empezar por un poco e ir aumentándolo. ¿Cómo? No hay recetas mágicas, pero la pauta que ofrecen algunos pedagogos es que el niño estudie 10 minutos por cada curso en el que esté desde que empieza la educación obligatoria. Es decir, si está en 1º de primaria, 10 minutos (aunque sea para dibujar o copiar letras, cuando empiezan a sentarse en su rincón); si está en 4º, 40 minutos, etcétera. Se trata de una pauta de mínimos que debe adaptarse a las peculiaridades de cada niño pero puede servir de guía, al menos en los primeros años.

Otra cuestión es el cómo estudiar. Se debe hacer sin interrupciones y parando a descansar, como mucho, cada hora. Para los niños que van mal o les cuesta más concentrarse estos tiempos son seguramente insuficientes pero lo que los padres deben tener en cuenta, en cualquier caso,
es que la clave del tiempo que necesita un niño para aprenderse algo la da el propio hijo. Los progenitores pueden sentarse con él y observar cuestiones como si hace las tareas sin distraerse, si se concentra bien, si le gusta acabar las cosas que empieza. Y no deben olvidar que sus profesores conocen también a su hijo, es la mejor fuente de información para pedir consejo o ayuda si la
necesitan.

Volvemos a recordar, para terminar este post, que hay actividades que ayudan al estudio. En este caso, nos centramos en la lectura. Aparte de los minutos de estudio, conviene que el niño dedique un ratito a leer o, si le gusta a escribir. Una buena forma de animarle a la lectura es llevarle con nosotros periódicamente al quiosco de periódicos y comprarle una revista sobre un tema que le guste… los animalitos, las motos o los coches, las plantas… No hace falta empezar por un libro necesariamente. Y otra de animarle a escribir es que redacte su propio libro, con sus ilustraciones hechas por él,
con hojas pegadas recogidas del parque, o incluso con pegatinas… Si disfruta haciéndolo, le cogerá el gusto. 

Hay 2 Comentarios

Y los "trabajos de casa"?
en mi opinión nuestros hijos ya pasan suficientes horas diarias en esa "fabrica", el centro escolar.
Echen cuentas: al día 6 horas, durante un mes..., durante un año..., durante 25 años... .
Mientras esa persona vive en una familia, en un barrio, y tendrá cosas para hacer. Debe estar totalmente liberado de toda responsabilidad y trabajo?

¿Y si el niño lee esto y opina lo contrario?. Porque después de los viajes y horas en el cole, no creo que ese rinconcito ideal de padres le compense de la pérdida de tiempo.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre la autora

Sue Pérez de Pablos

Susana Pérez de Pablos. Periodista apasionada por la información educativa, por contar las historias y miradas de alumnos, profesores, padres…, las buenas y malas iniciativas de los gobiernos y el inmenso cambio que vive ese mundo, incluidos los temas relacionados con la tecnología, la ciencia y el desarrollo. Viajera inquieta, por los países y por la red, tras dirigir la sección de Educación de EL PAÍS durante más de una década, se propone difundir las ricas experiencias educativas de la emergente y heterogénea Latinoamérica.

TWITTER

Sue Pérez de Pablos

Archivo

septiembre 2014

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal