Ir a Planeta Futuro
Escuelas en Red

ABARAKA

Por: | 21 de diciembre de 2014

"pusimos arista en la palabra / alambre de espino jaula / suprimieron letra (a) letra / sus nombres arrojaron fuera / otros / no / hicimos nada"
( Federico Ocaña, Marca(da) España. Amargord Ediciones )
.

Aula de un colegio senegalés. Fotografía de Diego A. Antón
Aula de un colegio senegalés. Fotografía de Diego A. Antón

Comentarios de aula de alumnos y alumnas del Colegio Público Rural Agrupado ‘Palmira Plá’

- Me he dado cuenta de que tengo demasiadas cosas y otros no tienen nada…
- “Muchas veces me aburro y tengo muchos juguetes…
- “Somos muy egoístas…

Aula de la Escuela Infantil de Abéné. Fotografía: Asociación Zarabene
Aula de la Escuela Infantil de Abéné. Fotografía: Asociación Zarabene

La palabra ‘abaraka’ está llena de significado. En ‘Mandingo’, uno de los idiomas hablados en Senegal, significa “gracias” y para el profesorado del Colegio Público Rural Agrupado (CRA) ‘Palmira Plá’(*) de Cedrillas (Teruel) supone mucho más.

'Abaraka' es una expresión plena, repleta de emociones y sentimientos, que en los últimos años ha ido creciendo en significado, consideración y respeto.

Cuando se oye ‘abaraka’, se asocia a admiración y agradecimiento hacia los habitantes de la localidad de Abéné, en la región de Cassamance (Senegal).

Javier Muñoz Pamplona, Maestro y Especialista en Educación Física en el CRA ‘Palmira Plá’, hace ya algunos años que comentaba con los colegas de profesión, su participación en la ’Asociación Zarabene’.
Refería la labor que desplegaba en la creación y mantenimiento del Centro Sociocultural ‘Mamadou Danso Sagnande’.

Djienneba en el taller de informática. Fotografía: Margarita Plata
Djienneba en el taller de informática. Fotografía: Margarita Plata

Uno de los objetivos esenciales del centro era y es la alfabetización de las mujeres, en un contexto de patente desigualdad, por razones de género. Se prestaba, además, un servicio de guardería, que permitía a las madres acudir a la formación.

No pasó mucho tiempo y la guardería se transformó en una Escuela de Educación Infantil, que se supo gestionar gracias a la experiencia y el conocimiento profesional de los docentes del CRA.

A comienzos del curso 2010-11, Javier, en una reunión de claustro, hizo partícipes, a sus compañeros y compañeras, de su decisión de marcharse a Senegal y ayudar en las tareas del Centro Sociocultural. A partir de ese momento, la conciencia sobre la falta de materiales y la escasez de recursos, provocaron que las distintas comunidades escolares del Colegio Rural Agrupado desarrollasen, a lo largo del primer trimestre (antes del viaje de Javier en Navidades), una campaña de recogida, elaboración de materiales didácticos y donaciones para la asociación.

Lo que empezó como una campaña de sensibilización, acabó convirtiéndose en un proyecto de Educación para el desarrollo, que adoptó el nombre de “Proyecto ZARABENE”, reconocido, en el año 2011, con el Premio Nacional de Educación para el Desarrollo ‘Vicente Ferrer’.

El CRA Palmira Plá fue galardonado, en la Modalidad de Primaria en la III Edición del Premio de Educación para el Desarrollo ‘Vicente Ferrer’, por el ‘Proyecto ZARABENE’, recibiendo los profesores Javier Muñoz y Diego A. Antón el diploma de reconocimiento, de manos de la, por entonces, Secretaria de Estado de Cooperación Internacional, Soraya Rodríguez, el Secretario de Estado de Educación, Mario Bedera y el Director de la Fundación Vicente Ferrer, Jordi Folgado.
El CRA Palmira Plá fue galardonado, en la Modalidad de Primaria en la III Edición del Premio de Educación para el Desarrollo ‘Vicente Ferrer’, por el ‘Proyecto ZARABENE’, recibiendo los profesores Javier Muñoz y Diego A. Antón el diploma de reconocimiento, de manos de la, por entonces, Secretaria de Estado de Cooperación Internacional, Soraya Rodríguez, el Secretario de Estado de Educación, Mario Bedera y el Director de la Fundación Vicente Ferrer, Jordi Folgado.

Actualmente el “Proyecto ZARABENE” impregna la vida educativa y de relación del colegio, facilitando la promoción de una conciencia ciudadana global, educando en el consumo responsable, la coeducación, el desarrollo humano y sostenible, la lucha contra la pobreza y la exclusión social, las desigualdades norte-sur…  

Todos estos conceptos, actitudes y comportamientos se consideran imprescindibles en el Colegio ‘Palmira Plá’ para elaborar el proyecto educativo y contribuir a provocar una verdadera transformación en lo individual y lo social en un entorno tan particularmente egoísta como el nuestro.

Vídeo explicativo del ‘Proyecto ZARABENE’ para optar al Premio Nacional de Educación para el desarrollo ‘Vicente Ferrer’

El proyecto fue creciendo, año tras año, y ha pasado de ser un conjunto de actividades aisladas, que se realizaban en algunas aulas, a una serie sistemática de desarrollos didácticos temporalizados. Hoy en día, es un proyecto educativo incorporado en todas las programaciones curriculares con objetivos y contenidos bien definidos, que impregna la actividad docente y el pensamiento educativo del colegio. Un proyecto cuyo núcleo temático es la localidad de Abéné y el país de Senegal.

Un proyecto cuyo núcleo temático es la localidad de Abéné y el país de Senegal.

Talleres de “Percusión”, utilizando instrumentos típicos senegaleses (djembé, dun-dunes)Una metodología cooperativa y de trabajo en equipo les permite concretar valores y comportamientos de diálogo, consenso, igualdad de género, respeto y tolerancia, conservación del medio ambiente, etc.; y, a la par, abordar y reforzar los currículos oficiales de cada curso y etapa con todo lo referente a ciencias sociales, geografía, historia, economía, gastronomía, cultura, tradiciones, folclore, juegos…Elaboración de murales

Las  primeras actividades se llevaron a cabo por algunos docentes de manera casi natural… al ir dotando de contenido la función tutorial, con el desarrollo de actividades en algunos talleres como “Percusión”, utilizando instrumentos típicos senegaleses (djembé, dun-dunes), en los trabajos curriculares de investigación sobre Senegal y en su posterior exposición a los compañeros, con la elaboración de vídeos en español e inglés, grabados en un DVD con sencillas clases de español sobre cuestiones básicas: saludos, colores… para ser visionados por los chicos y chicas de Abéné, el trabajo con cancioneros sobre las “Nanas del mundo”, la lectura de leyendas de Senegal y la elaboración de murales.

Kamishibai por el cambio. Fotografía de Diego A. Antón
Kamishibai por el cambio. Fotografía de Diego A. Antón

En el tercer ciclo de Educación Primaria y en Educación Secundaria Obligatoria (ESO) se fabricaron, además, Kamishibai (historias con enseñanzas morales de imágenes con texto); en clase de educación física se pusieron en práctica unidades temáticas sobre juegos del mundo, conociendo y practicando algunos de los originarios de Senegal… etc.

Billetes y monedas senegalesas. Fotografía de Diego A. Antón
Billetes y monedas senegalesas. Fotografía de Diego A. Antón

Progresivamente las tareas se fueron haciendo más complejas y avanzaron en profundidad y en amplitud para el mejor conocimiento de la realidad senegalesa.

La “Fabricación de monedas y billetes senegaleses” (el franco CFA) les permitió comparar precios y productos básicos, crear y desarrollar juegos matemáticos… La actividad “Mi nombre… mi identidad” brindó la oportunidad de conocer los saludos comúnmente utilizados en Senegal.

Música senegalesaAlumnado y familias del CRA ‘Palmira Plá’, pudieron comprender las razones sobre la elección de los nombres senegaleses. A modo de ejemplo, nos comenta Javier que “todos los gemelos en Abéné se llaman Seni y Sana si son niños y Awa y Adama si son niñas”.

Durante una semana, cada niño y cada niña del Colegio, adoptó como suyo, el nombre de un chico o una chica senegalesa. Se dirigían, los unos a los otros, utilizando su nombre en senegalés y se saludaban en Mandingo o en Wolof (idiomas locales en Abéné).

Mi juguete favorito” fue otra actividad que resultó especialmente sugerente y formativa. Se pidió a cada alumno y a cada alumna que trajera al colegio su juguete favorito, después se les hizo una entrevista para conocer el significado que se le daba. Diego Álvaro Antón, Maestro y Especialista en Filología Inglesa, trajo su cámara y les hizo fotos que, una vez impresas y con sus comentarios, sirvieron para decorar las paredes del centro.

Mi juguete favorito. Fotografía de Diego A. Antón
Mi juguete favorito. Fotografía de Diego A. Antón

En cada localidad de influencia del centro (el Colegio Rural se responsabiliza, en seis localidades, de la escolarización de chicos y chicas de todos los niveles educativos, desde la Educación Infantil hasta el primer ciclo de la ESO) se fueron colgando fotos de Ding Haitao, que aparecían en un artículo de Christell Vollmer titulado “Mi juguete favorito”. En este artículo, niños africanos hablaban de sus juguetes favoritos, todos construidos con desechos de la basura. Esta actividad provocó un fuerte debate de reflexión entre el alumnado.

Javier, nos llama la atención sobre algunas expresiones frecuentes utilizados en el diálogo que se generó…“Me he dado cuenta de que tengo demasiadas cosas y otros no tienen nada”, “Muchas veces me aburro y tengo muchos juguetes”,  “somos muy egoístas”…. Las fotografías se vendieron por un precio simbólico y el dinero recaudado se facilitó a la ‘Asociación Zarabene’. Diego Alvaro y Javier Muñoz

La educación emocional se trabajó especialmente con la actividad “El baobab… La semilla del cambio”. Este trabajo de aula, que permitió conocer este árbol tan representativo de la cultura africana, se convirtió en una herramienta de reflexión y concienciación.

Actividad del Baobab, la semilla de cambio. Fotografía de Diego A. Antón
Actividad del Baobab, la semilla de cambio. Fotografía de Diego A. Antón

En cada clase se construyeron dos baobabs. En uno de ellos se ‘pegaban’ carteles que hacían referencia a aspectos negativos presentes en la convivencia habitual… conflictos del día a día en el aula, problemas mundiales o personajes que tristemente han marcado la historia… estas referencias, problemas o desajustes fueron trabajados en clase para transformarlos en un nuevo ‘Baobab que incorporase… fórmulas de resolución de conflictos, ganadores del Premio Nobel de la Paz…, haciendo visible la convicción de que ‘el cambio es posible’, desde lo más personal y local, a lo social y global.

Para el desarrollo de esta actividad en el centro, se elaboraron algunas referencias para el profesorado…

“Consideraciones para el profesorado. Previamente a la realización de esta actividad, cada tutor recreará en el aula dos ‘Baobabs’ (podemos utilizar el proyector y con el alumnado calcarlo en papel continuo). El tamaño tiene que estar pensado para poder enganchar objetos y etiquetas después de ser colgado en una pared del aula o del pasillo.

En cada aula, por ciclos, se trabajará una actividad en la que un Baobab representará aspectos negativos, tanto en el ámbito personal y social, como en el mundo global en el que vivimos: dolor, inseguridad, tristeza, agresión, contaminación, guerras, pobreza, sufrimiento, egoísmo, rencor, ira, envidia, etc. Y el otro Baobab reflejara el cambio, la capacidad de invertir todo aquello negativo y transformarlo en positivo: esperanza, alegría, bondad, igualdad, admiración, superación, esfuerzo, respeto, empatía, compartir, etc.

Muchas de estas actividades traspasaron las puertas del colegio y, en momentos puntuales, han llegado a formar parte de la vida de cada pueblo… En la localidad de ‘El Pobo’, por ejemplo, donde, cada año, celebran el festival de música “Poborina Folk”, nuestros chicos y chicas, con la ayuda de familias, habilitaron un puesto solidario, desde el que se informaba de los objetivos y actividades de ‘Asociación Zarabene’; vendieron productos manuales fabricados en clase y el dinero recaudado se hizo llegar a la Asociación.


Proyecto Zarabene. Poborina Folk

Javier insiste en no acabar este relato sin comentar la actividad ‘Abaraka, cuya gestación se produjo en el último viaje que llevó a Javier y a Diego a Senegal lo que, unido a la presencia, en viajes anteriores, de otras profesoras del colegio, fue configurando una base profesional concienciada de tremenda utilidad para el centro. De esta experiencia se nutre hoy día el grueso de las actividades que se despliegan en el CRA ‘Palmira Plá’.

Centro Mamadou Danso Sagnan, en Abéné, Senegal. Fotografía: Asociación Zarabene.
Centro Mamadou Danso Sagnan, en Abéné, Senegal. Fotografía: Asociación Zarabene.

Previamente al viaje, reflexionaron colectivamente sobre las características de la familia a visitar en Abéné, al objeto de acompañarla, aunque sólo fuese puntualmente, en el discurrir de su vida cotidiana; la idea era reflejar a través de un documento visual y fotográfico su modo y estilo de vida.

Compartieron todo un día con algunos de los miembros de la familia y con el resto de la comunidad. Hicieron fotos, disfrutando de la experiencia. Javier recuerda momentos con la pequeña Alimata; con Yaya, un niño de 8 años matriculado en la escuela de Primaria; con Fatu y Animata, las dos esposas del cabeza de familia, Seny, y el joven Oussman
.

La vida cotidiana de Abéné. Fotografías de Diego A. Antón
La vida cotidiana de Abéné. Fotografías de Diego A. Antón
Actividad sobre las familias. Fotografía de Diego A. Antón
Actividad sobre las familias. Fotografía de Diego A. Antón

Los alumnos y alumnas del Centro ‘Palmira Pla’, después conocer a la familia de Abéné gracias a los testimonios grabados, recopilaron las fotos, los dibujos y todos los recuerdos, creando un fondo documental que ha pasado a convertirse en una referencia de actividades didácticas para entender con detalle el modo de vida de las personas y las familias con las que se tuvo la suerte de convivir. Nos encontramos, de esta manera, con un recurso curricular espléndido que puede ser rentabilizado desde todas las áreas, abriendo los ojos, haciendo que el alumnado se sienta parte de otras realidades muy diferentes a las de su entorno.

Las imágenes y el relato de habitantes de Abéné fueron un auténtico revulsivo al poder comparar los recursos de los que se dispone en el modo de vivir de las dos comunidades, la de Abéné y la de una zona rural Turolense. La actividad ‘Abaraka’ despertó un enorme interés, curiosidad y propició la posibilidad de valorar la presencia de puntos de vista alternativos, desarrollando un comportamiento y una actitud de verdadera empatía.

El reportaje elaborado por el profesor Diego A. Antón sostiene, además, una exposición itinerante que, de manera sencilla, refleja la realidad de esta región de Senegal y servirá en un futuro como material didáctico para instituciones y centros educativos, para trabajar valores de solidaridad, colaboración...
.

Mensaje a los alumnos y alumnas del CRA de ‘Palmira Plá’. Fotografía de Diego A. Antón
Mensaje a los alumnos y alumnas del CRA de ‘Palmira Plá’. Fotografía de Diego A. Antón

(*) El Centro Público Rural ‘Palmira Plá’, tiene su sede en Cedrillas y está constituido por 5 colegios de 5 localidades diferentes: Villarroya de los Pinares, Gúdar, El Pobo, Formiche Alto y Cedrillas.

Te puede interesar:
La indiferencia...
Inventando y contando, al Olimpo fuimos llegando
Contigo, mis males...
Contigo, mis males tienen remedio
Sostenibilidad...
Nuestros estudiantes...
Nuestros estudiantes y sus sueños... son lo más valioso que tenemos como país (I)

Hay 8 Comentarios

Me ha parecido fabuloso el trabajo que hacéis tanto en el colegio como en Senegal. Gracias a tantos maestr@s comprometidos con vuestra labor. Y gracias Zarabene por hacer de este mundo un lugar más justo y equitativo. Ya contáis con una nueva socia.

Impresionante! Enhorabuena por todo el trabajo realizado. Ojalá se implantaran planes de este tipo en todos los colegios de España. Cracks!

¡¡¡MAGNÍFICO!!! Mi reconocimiento a las personas del Centro Público Rural Palmira Pla.

¡Genial! Sois un ejemplo.

Un trabajo responsable. Ánimo para seguir, os necesitan. Un abrazo, Amparo.

¡¡¡Excelente trabajo!!! ¡¡¡Enhorabuena por vuestro trabajo!!! sobran las palabras
¡¡¡Chapeau!!!

me ha parecido un proyecto educativo precioso, ya es hora que se incluya este tipo de educación en las escuelas ya que, además de enseñar lo de siempre, es muy bueno que los niños y jóvenes conozcan el mundo en el que viven y todas las realidades que hay; además conocen valores como la solidaridad, la convivencia, el respeto, etc...Por otra parte, me ha gustado mucho que las experiencias, en uno de los videos, fueran contadas por los niños. Muy bien.

Excelente experiencia de sensibilización, cada vez más necesaria en el mundo en que vivimos.
¡Enhorabuena a todos/as los/as participantes; gente como vosotros/as se necesita para cambiar las cosas!

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
http://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef01b8d0aaedb6970c

Listed below are links to weblogs that reference ABARAKA:

Sobre el autor

Rodrigo J. GarcíaRodrigo J. García. Doctor en Ciencias de la Educación. Premio Nacional de Investigación Educativa (MEC.CIDE). Ha sido Asesor del Gabinete Técnico del Defensor del Menor en la Comunidad de Madrid y Asesor Técnico Docente de Renovación Pedagógica y Formación del Profesorado de la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid. Ha colaborado en el fortalecimiento de los movimientos de innovación educativa, impulsando el Portal Innova: una plataforma virtual de difusión de movimientos y prácticas de escuelas democráticas. Forma parte de diversos colectivos profesionales de mejora escolar (Atlántida, ADEME, Foro de Sevilla…). Es asesor para el desarrollo de prácticas democráticas de aprendizaje en instituciones educativas.

TWITTER

Rodrigo J. García

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal