Ir a Planeta Futuro
Escuelas en Red

No dejarse quebrar

Por: | 18 de enero de 2015

Sí se puede
— pero en muchas ocasiones no se puede, y lo importante, entonces, es no dejarse quebrar

(Jorge Riechmann, “PODER Y NO PODER”, Marca(da) España. Amargord Ediciones).

Proyecto Cártama: Tenemos un sueño
Proyecto Cártama: Tenemos un sueño

¿Conocéis la frase ‘Lo hicieron porque no sabían que era imposible’?
.....
Preguntó el profesor...

El 1 de septiembre de 2014 comenzó a funcionar, en la población de Estación de Cártama, en Málaga, un nuevo centro educativo. Un Instituto Público de Educación Secundaria (IES), denominado ‘Proyecto Cártama’. Denominación utilizada, mucho antes de su puesta en marcha, por un grupo de docentes que apostaron por la innovación educativa.

Este relato, que refiere José María Ruiz Palomo, profesor de enseñanza secundaria y director del instituto, comienza en un día del mes de mayo de 2013, cuando el equipo de profesionales que soñaba con esta aventura pedagógica, se reunió por primera vez en Málaga y decidió apostar por la invención, planificación y desarrollo de un centro diferente. Una institución escolar vinculada a los resultados de la investigación y a las experiencias valiosas y contrastadas de innovación educativa.

Esta iniciativa, dejo de ser un sueño y pasó a ser realidad, gracias a la vía reglamentaria establecida por la Junta de Andalucía de configurar equipos docentes, en centros de nueva creación, que presenten proyectos educativos bien fundamentados.

Este proyecto, elaborado con reflexiones y propuestas formuladas y acordadas, se presentó en la Delegación de la Consejería de Educación de Málaga; como ya hemos adelantado, hoy es un hecho.


Proyecto Cártama: Documento de fundamentación del Proyecto

Su denominación oficial, sin embargo, será otra; el Instituto adoptará el nombre de ‘Cartima. Una denominación que fue acordada el pasado 27 de octubre, mediante el desarrollo de una tarea formativa de construcción colectiva (“Dame tu nombre”).

Una tarea, una iniciativa pedagógica… en la que participó toda la comunidad educativa, pronunciándose con su voto ante un amplio abanico de propuestas planteadas y defendidas por los estudiantes. Estas denominaciones debían estar fundamentadas por una investigación ‘ad-hoc’, avaladas por los vecinos de ‘Estación de Cártama, que quisieran apoyar el nombre propuesto, y presentadas de manera argumentada en público.

— ¿Pero, el nombre de verdad del instituto, profe?
 Preguntó una alumna durante el lanzamiento de esta iniciativa.
— Claro, el que va a tener en la fachada para siempre el edificio…
Le contestó el profesor.
— ¿Y, nosotros podemos hacer eso?
Preguntaba otra alumna, con cierta incredulidad.
— ¿Conocéis la frase ‘Lo hicieron porque no sabían que era imposible’?
Replicó el profesor.
— No.
Respondieron varias estudiantes.
— ¿Qué haríais si yo os dijera que esta aspiración es imposible de realizar?
Insistió el profesor.
— Pues, no hacerlo.
Se oyó, desde el fondo… entre risas.
— Sin embargo, este proyecto que iniciamos, sí vamos a conseguirlo.
Sentenció el profesor.

Documento didáctico utilizado en la tarea formativa y colectiva 'Dame tu nombre'.

Hasta veinte nombres se defendieron, y la comisión que gestionó el proceso, seleccionó tres, aquellos que mejor fundamentaban la propuesta con una seria documentación, selección y contraste de fuentes de información fiables, con un trabajo en equipo valioso y una adecuada presentación y defensa pública.

Proyecto "Dame tu nombre" - IES Cartima. La defensa de una propuesta

Hasta veinte nombres se defendieron, y la comisión que gestionó el proceso, seleccionó tresLa descripción de esta situación didáctica sirve también para ilustrar la concepción sobre educación que defiende el equipo docente. Un proyecto, que según los documentos facilitados, descansa en cuatro ejes: el aprendizaje basado en proyectos, la creación de una comunidad educativa sólida y participativa, la formación del profesorado y la educación emocional.

José María comenta que el equipo docente(*) quiere ‘dotar de sentido’ su labor, identificando las oportunidades de aprendizaje que brinda la realidad. Especialmente aquellas vinculadas al entorno más inmediato del estudiante, las que alcanzan un alto grado de relevancia para ellos… y que se traducen en un mayor compromiso con el aprendizaje.

A Un proyecto, que según los documentos facilitados, descansa en cuatro ejes: el aprendizaje basado en proyectos, la creación de una comunidad educativa sólida y participativa, la formación del profesorado y la educación emocionall acabar esta tarea y este proceso de fundamentación, defensa y decisión colectiva se abordó ese otro trabajo de reflexión sobre el desarrollo seguido, sobre las vivencias. Elementos claves para hacer consciente el sentido, el procedimiento, la utilidad y la relevancia del resultado y de lo aprendido.

— Profesor(1):
¿A alguien le sorprende que hayáis estado trabajando en tantos espacios distintos (Biblioteca, Rincón de proyectos, Aula de mediadores, despacho de Dirección, Secretaría, Aula de clase…) cada grupo con un iPad y sin un profesor vigilando?
—  Alumna:
Pues la verdad profe, sí…. Es bastante raro.
— Profesor(2):
¿Por qué pensáis que lo hemos hecho?
— Alumno:
Porque parece que confiáis en nosotros y porque os preguntamos, cuando no nos sale algo, mientras trabajamos…
— Profesor(2):

¿Cómo os habéis sentido, cuando se confía en vosotros?
— Alumna:
Muy bien.
— Profesor(1):
¿Confiaríais vosotros en una persona que no fuera responsable?
— Alumno:
Claro que no.
— Profesor(1):
Por eso confiamos en vosotros, porque consideramos que sois responsables; de hecho, al final de la mañana todo el mundo entregó el iPad y, en general, el trabajo muy avanzado ¿no?
— Alumno:
Sí; aunque no todos los del grupo trabajan, profe.
— Profesor(1):
Seguramente tendremos que aprender a trabajar en grupo.

El equipo docente está convencido de la necesidad de depositar mucha confianza en el alumnado y a cambio exigirle una actitud y un comportamiento responsable.José María manifiesta que si tuviera que resumir esta apuesta de una forma sencilla, el binomio confianza-responsabilidad sería el más apropiado.

El equipo docente está convencido de la necesidad de depositar mucha confianza en el alumnado y a cambio exigirle una actitud y un comportamiento responsable. Cuando descubren que pueden establecer, acordar y fijar las normas, por ejemplo, para usar los móviles y las tabletas en clase, o las reglas de convivencia del centro, cuando toman conciencia de que su voz es escuchada, que son importantes para las instituciones, que sus opiniones ‘importan’, son tenidas en cuenta… entonces se muestran capaces de manifestar el mayor de los respetos y un fuerte compromiso.

Esta actitud y esta identificación con el comportamiento responsable no se consiguen de manera inmediata, instantánea… es fruto de todo un proceso planificado curricularmente y que ‘sucede’, ocurre… en el interior de cada estudiante. Un aprendizaje que evoluciona a ritmos distintos y con condicionantes muy diferentes. Cada alumno y cada alumna es un mundo repleto de singularidades y posibilidades.

Las familias también han participado de este aprendizaje; es una tarea incuestionable. Como sabemos por los resultados de las investigaciones en el ámbito educativo, en cualquier proceso de innovación escolar es esencial involucrar a toda la comunidad, de tal manera, que sea un proyecto deseado y conquistado por todas las personas relacionadas, de lo contrario el riesgo de fracaso es muy alto.

Trabajando en un Proyecto de Ciencias Sociales

Estamos contemplando una apuesta pedagógica que renuncia al libro de texto, que prioriza el desarrollo humanoEstamos contemplando una apuesta pedagógica que renuncia al libro de texto, que prioriza el desarrollo humano, que permite, entre otros recursos, el uso de móviles y tabletas en el aula, que rompe los tiempos y los espacios tradicionalmente establecidos en la organización escolar cotidiana, choca frontalmente con muchos esquemas consolidados y despierta razonablemente temores y dudas.

Lecciones de Historia: ¡Explica el Planeta Tierra!  (Proyecto de aprendizaje, 1er. Curso ESO)

Blog de Geografía e Historia de la profesora Rosa Liarte Alcaine
Blog de Geografía e Historia de la profesora Rosa Liarte Alcaine

Estos conceptos pedagógicos y este nuevo ‘modo’ de ir ‘construyendo’ escuela requieren tiempos de trabajo con las familias, dialogando sobre lo que significa promover el máximo desarrollo global de sus hijos e hijas, manteniéndolos informados… y, además, de manera continua.

El Instituto dispone de una web, de una página en Facebook, de una cuenta en Twitter, y de un canal en Youtube. Vías de comunicación que al mismo tiempo contribuyen a configurar una escuela abierta al mundo, a las influencias de otros centros, a otros profesionales nacionales o extranjeros; queremos ser una escuela que aprende.

El trabajo con familias ha reportado mucha satisfacción. José María comenta que les deben un enorme agradecimiento por la ayuda recibida en los momentos de mayor dificultad que supone la puesta en marcha de un nuevo centro y entiende, además, como algo natural que existan familias que muestren reticencias ante este otro ‘estilo’ de definir una escuela y la educación. Estos conceptos pedagógicos y este nuevo ‘modo’ de ir ‘construyendo’ escuela requieren tiempos de trabajo con las familias

— Alumna:
Pues mi padre dice que el año que viene me cambia de instituto, que aquí no estoy aprendiendo nada. Y yo no quiero, tienes que convencer a mi padre, profe.
— Alumno:
El mío dice lo mismo.
— Profesor:
Y vosotros, ¿qué estás haciendo para convencer a vuestros padres de que os dejen seguir en nuestro centro? ¿Hacéis las tareas a diario? ¿Os ven estudiar con regularidad?
— Alumna:
En la fiesta que vamos a hacer al final del trimestre podríamos enseñarles cómo aprendemos.
 — Alumno:
Sí, y podríamos organizar clases para padres, con las herramientas TIC que usamos, para que se queden tranquilos y puedan ver lo que hacemos.
— Profesor:
¿Sois capaces de asumir ese compromiso?
— Alumnado:
Pues claro.

El día 18 de diciembre organizaron una jornada en la que se presentó a la comunidad educativa la labor realizada y el resultado obtenido en el trabajo de enseñanza y aprendizaje, a lo largo del primer trimestre. En palabras de Jose Maríauna suerte de rendición de cuentas”.

Fueron los propios estudiantes los que expusieron sus aprendizajes, poniendo en práctica su competencia comunicativa. Se organizaron y desarrollaron talleres, mostrando a madres y padres el uso de herramientas TIC, como con la radio escolarEl alumnado estaba consiguiendo encontrar y construir sus propias respuestas a situaciones reales que se les iban presentando.

Nada de lo anteriormente expuesto —insiste Jose María— es sencillo; a pesar de que, en estos momentos, el Instituto cuenta sólo con tres grupos de primero de educación secundaria obligatoria. Este primer curso escolar, está suponiendo un reto complejo que exige lo mejor de cada profesional del equipo docente.

En ocasiones, nos invade una cierta sensación de retroceso en lugar de avance, pero las expresiones de las caras de nuestros estudiantes, al llegar al instituto, nos están ‘diciendo’, continuamente, cada mañana... que sigamos, que vamos por buen camino… sin prisa, sin pausa…


(*)
La clave este proyecto, pone de manifiesto Jose María, es el equipo excepcional de docentes. El profesorado es el protagonista del cambio en la escuela. Profesionales como Rosa Liarte, Aurora Carretero, Eva Moreno, Araceli Garrido, Joaquín Martínez, David Redondo, Inma Velasco, Ángeles Prieto, José Antonio Martín y Vanesa Alcázar con su compromiso diario hacen posible esa otra escuela, sobre la que seguimos investigando y continuamos promoviendo y defendiendo.

Te puede interesar:
Los muros del paraíso
Los muros del paraíso
Ayer, hoy, mañana... Ayer, hoy, mañana: Literatura en vivo Nuevos códigos...
Nuevos códigos para amar la literatura
☼ Se trata de darle...
☼ Se trata de darle la vuelta...

Hay 10 Comentarios

Una experiencia muy interesante! No dude en ir actualizando con más información al respecto!

¡Os deseo éxito!
En la educación hace falta gente comprometida con las imprescindibles mejoras que necesita.
Saludos,
JF

Felicidades por vuestro proyecto, Iniciativas así son necesarias para enseñar desde la participación, la responsabilidad y la confianza a nuestros jóvenes a ser.La escuela pública debe promover y potenciarlas con todos los medios posibles.Invertir en educación da muy buenos frutos. Mucho ánimo para no dejarse quebrar!!!

Espero con curiosidad las nuevas experiencias de "Escuelas en red" y siempre aprendo la la nueva. En este caso subrayaría la idea de Instituto del equipo docente, y la manera como incorporan a los alumnos y, a través de la ilusión de ellos, a las familias. Genial.

Me encanta ver gente y equipos con ganas de cambiar la Educación. Enhorabuena! #HaceFaltaCongresoDeEducación

Desde luego es emocionante lo que estáis haciendo en vuestro IES: un ejemplo sin duda para todos los que nos dedicamos a la educación; estáis siendo un faro que muestra un camino aún no recorrido en este mundo de la formación...seguid así: por cierto, excelente al pagina web del Proyecto Cártama y muy bueno el pdf donde explicáis cómo queréis que sea vuestra escuela.

Impresiona. Esperanza. Emociona. Anima.

Esto es lo que pasa cuando se lee este post.

Si digo más, digo menos.

Para los que trabajamos en el mundo de la formación es muy edificante que proyectos como este sean promocionados, sin duda lo que están haciendo en este IES de Cártama es algo muy inspirador para todos nosotros y que nos debe hacer reflexionar sobre las muchas cosas que sí se pueden cambiar en nuestros ámbitos de competencia: hay que seguir así!

Quienes trabajamos en los centros de Secundaria sabemos bien lo complicado que resulta trabajar en equipo y canalizar todas las sinergias en un proyecto de un modo tan entusiasta. Enhorabuena por haber dado el paso y por estar en el buen camino.

Querido Rodrigo.
Muchas gracias por dar el espaldarazo a un proyecto que acaba de empezar. En solo tres meses, hemos tenido que afrontar muchas dificultades.
Creo que el relato de los problemas y las soluciones buscadas ayudaría a la administración a entender que se debe poner el acento en la formación permanente del profesorado, en la participación activa de las familias (comunidad de aprendizaje, en términos reales, no dogmáticos) y en el protagonismo activo de los/as aprendices.
Tenemos la suerte de contar con el apoyo y la asesoría del CEP de Málaga, por lo que se refiere al primer punto, y con la participación directa de Aurora Carretero como jefa de estudios. A mí me ha tocado la tarea peliaguda de planificar la formación en nuevas metodologías (DFEIE), no solo de los docentes, sino también de los propios alumnos y de las familias. El proyecto de investigación y reflexión sobre "La escuela que queremos" se dirige a toda la comunidad, usando como referente el oportuno viaje planetario de Alfredo Hernando por las "Escuelas 21".
Pues bien, aunque la resistencia a los cambios haya sido grande, lo notorio y sorprendente es que un grupo muy concienciado de personas haya hecho suya la apuesta por la innovación y la inclusión.
Varios ejemplos: la AMPA ha apoyado tanto el uso de iPad en las aulas, con todo lo que supone, cuanto una dinámica de convivencia democrática, autorregulada por medio de las asambleas y los representantes del alumnado (el "Parlamento de la Humanidad") y sostenida por los mediadores voluntarios, que actúan con una madurez de la que los adultos deberíamos aprender. Aprovecho para resaltar en este punto el magnífico trabajo de la orientadora pedagógica del IES. Gracias a ella, la pretensión de sustituir la dependencia, la rigidez y el mapa estático del aula tradicional por la negociación democrática, la reparación y, sobre todo, el aprendizaje cooperativo, es un poco más realizable. Todavía queda mucho por recorrer, pero al menos sabemos que la clave está en continuar madurando: convivencia, comunicación e inteligencia emocional. Es una enorme exigencia para nosotros, gente del Sur. Pero viene al pelo una palabra muy grande y muy práctica para hacerlo posible: el perdón. Hay que aplicársela a los niños y a uno mismo, cuando el laboratorio está a punto de explotar.
La inauguración del curso se organizó como un "Sueño" comunitario, y ha estado varias veces al borde de la pesadilla: sin dotación económica, sin conexión a Internet, todo a cuenta de la buena voluntad de los proveedores y el sacrificio de la secretaria, el equipo directivo y los demás docentes (las situaciones personales afrontadas darían/darán para una novela), así como la tremenda esperanza que han mantenido las madres y los padres más concienciados con la necesidad de los cambios.
En este país y en cualquier país, la posibilidad de una revolución pacífica y, más humildemente, cualquier mejora que implique una transformación de valores, pasa por la educación pública y por el (ciber)activismo de una minoría que salga del juego de culpabilidades e inocencias, violencia simbólica entre rivales y chivos expiatorios por doquier, comenzando por quienes padecen el desempleo y el exilio (movilidad forzosa). Hay que cambiar la educación. Ojalá que nuestra experiencia en el @proyectocartama contribuya un poquito a ese logro colectivo.
Lo dicho, gracias.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
http://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef01b8d0bf1a86970c

Listed below are links to weblogs that reference No dejarse quebrar:

Sobre el autor

Rodrigo J. GarcíaRodrigo J. García. Doctor en Ciencias de la Educación. Premio Nacional de Investigación Educativa (MEC.CIDE). Ha sido Asesor del Gabinete Técnico del Defensor del Menor en la Comunidad de Madrid y Asesor Técnico Docente de Renovación Pedagógica y Formación del Profesorado de la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid. Ha colaborado en el fortalecimiento de los movimientos de innovación educativa, impulsando el Portal Innova: una plataforma virtual de difusión de movimientos y prácticas de escuelas democráticas. Forma parte de diversos colectivos profesionales de mejora escolar (Atlántida, ADEME, Foro de Sevilla…). Es asesor para el desarrollo de prácticas democráticas de aprendizaje en instituciones educativas.

TWITTER

Rodrigo J. García

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal