Todas las secciones

¿Qué es esto?

Sobre este blog
Espoiler es un weblog que se especializa en ficción televisiva, descargas p2p y subtitulado. Además del blog, que es pura palabrería, puedes visitar EspoilerTV.com, la mejor base de datos en español sobre series de televisión. Y registrarte para tener tu Agenda Personal.

Espoiler está pensado para las miles de personas que eligen ver televisión de calidad, en lugar de quejarse de la telebasura.

¿Quién escribe?

Sobre el autor
Hernán Casciari nació en Buenos Aires, en 1971. Es escritor y periodista. [Más]

Suscríbete a este sitio


RSS envía a donde quieras los titulares de Espoiler.

Sección 'Downton Abbey'

Dieciocho personajes inolvidables

Lo más increíble de Downton Abbey es esta foto de aquí abajo. Estos dieciocho personajes. Yo jamás hubiera sospechado que,...
ESPOILER - 29 de noviembre, 2010
Enlace permanente » | Comentarios - 109

Lo más increíble de Downton Abbey es esta foto de aquí abajo. Estos dieciocho personajes. Yo jamás hubiera sospechado que, después de ver tres episodios de la serie, pudiera saber quién es quién. Y sin embargo lo sé. Los conozco a todos. De cada uno puedo contar una historia, decir quién es, qué busca, qué le ocurre.

Downton_abbey_wallpaper_3

Downton Abbey acabó su primera temporada hace dos semanas (son siete episodios) y se convirtió en uno de los éxitos más grandes de la televisión británica. Y ni siquiera es de la BBC. Es de ITV, que ya anunció que habrá una segunda entrega en 2011.

Y no es para menos, porque al capítulo séptimo (emitido el 11 de este mes) lo vieron más de diez millones de personas. Al día siguiente, el crítico Dan Sabbagh, de The Guardian, habló directamente de un renacimiento del drama comercial.

Hablemos de eso. Del drama comercial que supone esta serie. Si vamos al meollo (y me pasó mientras la veía) es un grandioso culebrón sudamericano. De esos en los que ocurren cosas entre “los señores” y “el servicio”.

Dow2

Tiene todos los condimentos del culebrón: historias de amor, historias de clase, etcétera. Esa es la parte comercial. Lo que cambia es la estructura, los recursos. Y sobre todo los tiempos.

Se filma cada vez mejor para la televisión. Eso es lo que pasa. Ver Downton Abbey resulta tan placentero, tanto, que da asco. Uno se siente un privilegiado de los tiempos. El desarrollo de la trama (sin buenos ni malos) hace de este enorme culebrón victoriano una especie de Mad Men inglesito, pulcro, dulce, sarcástico, que uno no puede dejar de ver.

Cada episodio llena. Te deja con ganas de otro pero no ahora, sino mañana. Hay que dejarlos reposar. Y es verdad lo que digo al principio: te encariñas con esa gente, los conoces a todos (¡y son dieciocho!) y no hay ni una sola escena que quieras pasar de largo. Es como el clímax de las historias corales, aunque en este caso son las mujeres (las increíbles mujeres de 1912) las que se llevan todas las palmas.

Dow3

¿La historia? Simple y encantadora. Pero no la voy a contar. No hace falta; ni siquiera es lo más importante de la serie. Lo importante es sentarse y verla.

Tiene 8.8 puntos sobre diez en Imdb. Tiene 8 puntos en EspoilerTV (aunque creo que por el momento solo la voté yo). Y es, sin dudas, una de las mejores producciones inglesas de este siglo. ¿Se puede pedir algo más?

Ay, britain, britain, britain... Si no fuera porque nos robaron las Malvinas, cómo querría yo a esta gente.

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal