Todas las secciones

¿Qué es esto?

Sobre este blog
Espoiler es un weblog que se especializa en ficción televisiva, descargas p2p y subtitulado. Además del blog, que es pura palabrería, puedes visitar EspoilerTV.com, la mejor base de datos en español sobre series de televisión. Y registrarte para tener tu Agenda Personal.

Espoiler está pensado para las miles de personas que eligen ver televisión de calidad, en lugar de quejarse de la telebasura.

¿Quién escribe?

Sobre el autor
Hernán Casciari nació en Buenos Aires, en 1971. Es escritor y periodista. [Más]

Suscríbete a este sitio


RSS envía a donde quieras los titulares de Espoiler.

Sección 'Faq'

Cómo ver series
en alta definición

En casa tenemos un televisor flamante, recién comprado. ¿Qué podemos hacer con él? Aquí un tutorial de alta definición.
ESPOILER - 30 de junio, 2008
Enlace permanente » | Comentarios - 129

A aquellos que se compraron un televisor nuevo a los efectos de ver fútbol, ya es hora de ponerlos al corriente sobre cierta ventaja que poseen los televisores modernos en la parte de atrás. Ventaja ésta que, con toda seguridad, les hará abrir la boca de asombro y sincera maravilla.

Recurriremos para ello a un nuevo tutorial para analfabetos digitales, que continúa con la saga "Paso uno: encienda el ordenador" y "Cómo ver series sin usar el televisor". Descarto que el lector ya ha leído aquéllos antes de adentrarse en éste, y no haré por tanto revisionismo histórico. El que no sepa qué cosa es un 'librito', un '.avi', o de qué manera se pega un subtítulo, que vaya primero a las obras precedentes.

Dicho esto, sabremos hoy cómo hay que hacer para ver nuestras series favoritas en alta, altísima definición.

Ingredientes para ver series en Alta Definición

• 1 televisor moderno adquirido para ver la Eurocopa

• 1 CPU (torre de ordenador)

• 1 termo con café negro fuerte

• 1 cable raro

• 1 sofá-cama en el que se pueda quedar uno a vivir

Preparación

Para empezar, usted es un burgués que se compra cosas. Lo felicito. Pero además es usted un burgués atolondrado, que compra sin saber para qué sirve lo que ha comprado. Por ejemplo, usted adquirió una tele gigante, pero no tiene la menor idea de que atrás del artefacto hay un agujero nuevo, chiquito, intrascendente, que se llama agujero HDMI.

Antes de seguir leyendo, vaya y fíjese si el agujero del gráfico se corresponde al de su televisor, yo lo espero aquí. Es el que está en recuadro amarillo, amigo.

¿Está? ¿Lo tiene? Ya me parecía, querido burgués: entonces sigamos. Debe usted saber que ese agujero, de ahora en más, es su mejor amigo: béselo, háblele. No le voy a explicar por qué es mil veces mejor que los agujeros anteriores (euroconector, blanco-rojo-amarillo, etcétera). Pero es mejor. Es mejor que su perro, es mejor que su esposa o novia. Ese agujero le dará felicidad sin límites en una calidad de imagen cinco veces superior.

Usted, hasta ayer, miraba la televisión como la imagen de la izquierda, y después de este tutorial la verá como se ve a la derecha. ¿Ha visto qué definición tiene la pistolita? Impresionante.

Cuando se le pase la euforia, lo que tiene que hacer es salir corriendo a una tienda y comprarse una torre barata. Un CPU. Es decir: un ordenador sin teclado, sin monitor, sin ninguna de las idioteces que suelen venderle siempre cuando le ven esa cara de burguesito dócil. Usted entre a la tienda y diga así:

—Tengo cien euros, quiero una torre con salida DVI y un cable HDMI-DVI. Sin monitor, sin windows, sin nada. No voy a mirarlo a los ojos para que no me hipnotice. Déme lo que le digo y déjeme en paz.

—Señor —le dirá entonces el vendedor— usted sí que sabe comprar. ¿Lo querrá con Linux?

Y ahí usted dice:

—Por supuesto, pero no me mire a los ojos.

El vendedor le da lo que ha pedido, usted le paga, ambos se dan la mano con cortesía y usted se va a su casa con la torre y el cable. Por cierto, el cable es así, mire qué bonito:

Ahora que ha vuelto a casa sin que le hayan vendido una impresora ni una cámara de dos megapixels, conecte el enchufe gordo a la torre nueva, y el enchufe pequeño al televisor de la Eurocopa. Y entonces verá, con ojos saltones y llenos de lágrimas, que su televisor se ha convertido en un ordenador. ¡Ah, milagro, milagro! Salte y baile durante doce minutos.

—Ahora quiero ver mis series en alta definición —me dirá usted.

Tranquilo, no sea ansioso. El último paso es el más simple: en lugar de descargar de internet el episodio de Weeds que pesa 233 megas, usted deberá descargarse el episodio de Weeds que pesa 746 megas. El que usted se descargaba siempre tiene terminación .avi; ahora, en cambio, tendrá terminación .mkv. Los subtítulos son los mismos. Vea, vea:

La diferencia de calidad es tan grande, que si antes usted sólo veía la marihuana que cosechaba Nancy Botwin en su casa, ahora además podrá olerla y casi tocarla. Por eso le recomiendo que vea siempre las series en HD con un buen termo de café a la derecha, para que no se marée.

Una recomendación: si ya vio el episodio doble final de Lost, descárguelo de nuevo en alta definición. Verá que es es diferente, que hay más respuestas, que Kate es muchísimo más linda y Hugo bastante más gordo. Ver series en alta definición es lo más parecido a tener una ventana nueva en el comedor. La calidad es tan enorme que a veces da un poco de miedo. ¿Y todo por qué? Por haberse comprado un televisor para ver la Eurocopa.

Y después dicen que el fútbol no sirve para nada.

Lunes 30, Junio
Martes 1, Julio
The Middleman Animación [S01E03]
Weeds Drama [S04E03]
Miércoles 2, Julio
30 Days Documental [S03E05]
Jueves 3, Julio
Viernes 4, Julio
Sábado 5, Julio
Doctor Who Aventuras [S04E13]

Cómo ver series
sin usar el televisor

Continuamos con más prácticos consejos para el analfabeto digital. El tema de hoy: el visionado de series desde el ordenador.
ESPOILER - 15 de junio, 2007
Enlace permanente » | Comentarios - 93

Supongamos que usted se va de vacaciones a la playa, o tiene que estar una semana en hoteles de paso, o puede que usted sea un hippie asqueroso de ésos que se siente satisfecho de no tener un televisor en casa. ¿Es posible ver buenas series, cómodamente, desde el ordenador? El tutorial de este viernes responde a esta pregunta.

Ingredientes para ver series sin televisor

• 1 cama o superficie horizontal

• 6 cojines blandos, rectangulares

• 1 ordenador portátil

• el software VLC Media Player

• 1 turno para visitar al fisioterapeuta

• 1 turno para el oftalmólogo

Preparación

Antes que nada, espero de todo corazón que usted no sea (entre todas las opciones posibles) el hippie asqueroso que se congratula de no tener un aparato de televisión en casa. Pero si lo fuera, una pequeña digresión antes de comenzar:

Señor hippie: usted no debería prescindir de televisor como bandera ideológica. No sea pavo. Sí, quizás tenga razón en algo: cierta programación televisiva idiotiza a su familia. Pero también idiotizan Jorge Bucay y Lucía Etxebarría y no por eso va a quitarle a sus hijos todos los otros buenos libros de la biblioteca. Una cosa es ser progre, y otra cosa es ser pelotudo.

Fin de la digresión.

Comenzaré dando por sentado que usted ya sabe cómo descargar su serie preferida y los correspondientes subtítulos, puesto que ha leído el tutorial anterior. Entonces vaya a la carpeta donde guarda esos archivos, que deberían verse de este modo (en mi fantasía usted disfrutará hoy del último capítulo de The Sopranos):

Ahora entre a Internet, diríjase a esta página y descárguese el visor de películas llamado VLC Media Player.

—Pero yo ta tengo un...

Ya sé que usted tiene el RealPlayer y también el Windows Media. No me importa. Haga lo que le digo y no interrumpa.

—Disculpe.

El programa VLC, a diferencia de los que usted dice tener, es capaz de leer cualquier cosa que le ponga. Jamás le dirá que necesita un codec, ni que debe descargar una versión posterior, ni que los domingos y festivos no reproduce. El RealPlayer y el Windows Media son como las esposas: dos por tres les duele la cabeza.

El software VLC —en cambio— es una prostituta. Nació y vive para satisfacerlo. No le importa nada más. ¿Usted le pone un .avi, un .ogg, un .mpeg? Le devuelve películas. Lo mismo le da que usted le ponga un .doc, un .xls o un .pps: siempre le devuelve películas. Es el programa más sumiso que se haya inventado.

Una vez instalado y abierto, su VLC debería verse así:

Ahora, que ya lo tiene todo a su disposición, váyase a la playa, o enciérrese en su habitación de hotel y comience a aburrirse como un topo. Una vez que esté hastiado de verdad, cuando ya no pueda pensar en nada provechoso que hacer, abra su portátil y tírese en una superficie horizontal, boca abajo (se recomienda cama o tumbona).

—¿Y si soy hippie?

—Hamaca paraguaya.

—Vale.

Ejecute entonces el VLC, diríjase con el ratón a la solapa 'Archivo' y de allí a la opción 'Abrir Archivo'. Le aparecerá una ventana semejante a ésta:

Como ve en la imagen superior, sólo debe cargar el archivo .avi (la serie) y el archivo .srt (el subtítulo) donde corresponde. Después le da a OK y comenzará, como por arte de magia, a ver el capítulo en su ordenador.

Si la letra aparece demasiado pequeña para su gusto, o muy grande, desde 'Opciones Avanzadas' puede corregir tanto el tamaño como la justificación del texto (izquierda, derecha, centrado). También existe la opción de retrasar o adelantar el subtítulo, si lo viera un poco desincronizado; y de corregir la codificación de la tipografía (por ejemplo, si usted tiene un portátil Macintosh y se apellida Nicolae Ceaucescu, escoja la codificación “MacRomania”).

Utilice su cuerpo con cuidado

Para ver series desde un ordenador, sin embargo, lo más importante no es el software, sino su posición corporal. Tenga siempre de seis a ocho cojines a mano (si usted es latinoamericano que sean almohadones), cambie de postura cada dos capítulos, nunca se acerque demasiado a la pantalla y jamás —ni aunque esté enamorado— vea series junto a su pareja en el mismo monitor, si éste fuese de un tamaño menor a quince pulgadas. Si lo hiciera, uno de los dos acabaría ciego, y el otro, tarde o temprano, se iría a vivir con una tercera persona.

El visionado de series y películas desde el ordenador nunca es aconsejable, amigo lector; pero hay circunstancias en donde nos puede salvar del hastío. Estas situaciones, como dijimos al inicio, son tres: vacaciones de verano, congresos fuera de la ciudad, o hippismo.

Desde Espoiler esperamos, de corazón, que su caso sea alguno de los dos primeros.

Paso uno:
encienda el PC

A pedido de muchos lectores inexpertos, éste es el primero de una serie de tutoriales sobre descarga de series. Fácil, rápido y efectivo.
ESPOILER - 08 de junio, 2007
Enlace permanente » | Comentarios - 169

Como algunos ya habrán sospechado, ésta no es una web para expertos en bajar series. Los expertos ya saben qué hacer a cada minuto: no necesitan consejo. Pero hay un montón de gente que no tiene la menor idea de informática y, sin embargo, se muere de ganas de ver buena televisión. Espoiler está pensado para este grupo. El siguiente tutorial es, entonces, la introducción a un mundo nuevo de color y alegría.

Ingredientes para ver buena televisión

• un sillón cómodo

• un ordenador tirando a normal

• una conexión a Internet de banda ancha

• un televisor a colores

• un 'librito'

• varios documentos de baja laboral falsos

Preparación

Antes que nada, mucha tranquilidad. No le enseñaremos aquí a incrustar complicados subtítulos, no tendrá que bajarse siete programas extraños, ni es menester que comprenda palabras difíciles como frame rate ni mucho menos codec. Ésta es terminología que utiliza la gente rara en los foros para que usted, amigo analfabeto digital, se eche atrás antes de comenzar.

Sepa algo: los expertos nunca quieren que usted disfrute de lo que disfrutan ellos.

Primer paso: si no tiene un 'librito', salga a la calle y cómprese uno. Si no quiere salir a la calle, aquí le dejo una oferta: se lo llevan a su casa por 70 euros. Es el único dinero que va a gastarse en su nuevo hobbie. Y le prometo que será el dinero mejor invertido de su vida.

¿Ya tiene su 'librito'? ¿Vio que bonito es, qué ligero, qué negro, qué dócil? Ahora quizás deba saber que ese aparato sirve para hacer de enlace entre su ordenador y la tele. Así que conéctelo como le indica el prospecto y pasemos al punto dos.

Dado que usted es analfabeto digital, doy por sentado que usa Windows. Entonces, tal como dice el título de este informe, encienda su ordenador y espere a que Bill Gates le dé la bienvenida. Cuando todo esté preparado, vaya a la página de uTorrent y descárguese el programa. Le prometo que está en castellano neutro, que se instala rápido, que es todo muy intuitivo y —sobre todo— que es el único software que necesitará descargar.

¿Ya se lo bajó? Muy bien, usted parece un lector de lo más despierto. Imagino que se preguntará para qué sirve ese programa. Fácil: es como el Kazaa, como el Napser, como el eMule, pero en vez de musiquita usted se puede bajar... ¡series de televisión!

Ahora diga usted “ohhh!” y continuemos.

—¡Ohh!

La diferencia entre el uTorrent y los demás programitas que usted conoce es complicada de explicar, pero le basta con saber que éste le irá mucho más rápido. Una serie de televisión puede pesar 174 megas (si es de 22 minutos) o 350 megas (si es de 44 minutos). O sea, es más pesada que un disco con canciones de Nino Bravo.

Ahora que sabe esto, abra el uTorrent. Fíjese que en el ángulo superior derecho tiene un buscador.

Escriba allí allí la serie que desea (por ejemplo: LOST), escoja el proveedor llamado TorrentSpy, déle al enter y se le abrirá una ventana de Internet. En esa ventana le ofrecerán diferentes capítulos de la serie que busca.

Escoja el capítulo que guste (supongamos que tiene ganas de ver el S03E20, que significa episodio veinte de la tercera temporada) y presione download.

 

Verá entonces que, como por arte de magia, en la ventana principal de su uTorrent aparecerá la descarga de su capítulo, con un 0% y en progreso.

 

—¿Y ahora falta mucho para que pueda mirar la serie? —dirá usted, ansioso como todo analfabeto digital que está a punto de ver la luz.

No le voy a mentir: el proceso de descarga dura entre dos horas y un día. Eso dependerá de la fuerza de su conexión a Internet, de la voluntad de dios padre y de la cantidad de personas que estén compartiendo ese capítulo de "Lost". Si es un capítulo reciente, irá rápido. Si es un capítulo antiguo, más lento. Como la vida misma.

—¿Y qué puedo hacer mientras espero?

Si usted sabe inglés, o cree saberlo, puede ir a prepararse un sandwich. De lo contrario, lo mejor es que se ponga a buscar el subtítulo de la serie que acaba de poner a descargar.

—Lleva usted razón. ¿Y cómo hago?

Hay docenas de páginas de subtitulado en español (en el menú de Espoiler encontrará bastantes) pero si usted es primerizo lo mejor es que recurra a SubDivx.

Una vez allí, ponga en el buscador las palabras mágicas: LOST S03E20, y descargue el subtítulo a su ordenador. Ahora sí, vaya a prepararse un bocata. Se lo merece.

—Gracias, me estaba haciendo falta.

Horas más tarde usted tendrá dos archivos nuevos en su escritorio: uno con el capítulo (.avi) y otro con el subtítulo (srt). Lo ideal es que ambos se llamen igual (a excepción de las últimas tres letras), por ejemplo:

• Lost.S03E20.HDTV.XViD-Caph.avi
• Lost.S03E20.HDTV.XViD-Caph.srt

—¿Y si no se llaman igual?

Eso quiere decir que los subtítulos no estarán sincronizados con la imagen, lo que sería un problemón. Regrese a la página de SubDivx y busque el que corresponda al video que usted se ha descargado. Los chicos que subtitulan pueden retrasarse un poco, pero tarde o temprano lo encontrará.

Una vez que ha conseguido esto, puede llamarse feliz. Lo que resta es coser y bordar. ¿Recuerda que hace un momento le obligué a comprarse un 'librito' de 70 euros? Bien. Coloque ambos archivos en el 'librito', pero ponga atención en que los archivos estén en la misma carpeta y se llamen igual. Exactamente igual: incluso las mayúsculas y minúsculas.

Ahora, querido amigo, sólo le queda sentarse en su sillón, tomar en sus manos el mando a distancia y ver tranquilamente el capítulo de "Lost" que ha conseguido descargar con el sudor de su frente, sin pedirle nada a nadie, y como todo un hombre.

En Espoiler estamos orgullosos de usted.

Post Data
Una obviedad, antes de que alguien lo diga en los comentarios: hay cientos de maneras de ver series descargadas; aquí sólo hemos consignado la que nos parece más simple y cómoda para el espectador novato. Existen tutoriales específicos, y también otras muchas formas de disfrutar la experiencia del p2p.

Actualizo: En BlogOff ofrecen respuesta a hipotéticas preguntas frecuentes que puede hacerse el lector después de leer este tutorial. Las compartimos aquí:

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal