Todas las secciones

¿Qué es esto?

Sobre este blog
Espoiler es un weblog que se especializa en ficción televisiva, descargas p2p y subtitulado. Además del blog, que es pura palabrería, puedes visitar EspoilerTV.com, la mejor base de datos en español sobre series de televisión. Y registrarte para tener tu Agenda Personal.

Espoiler está pensado para las miles de personas que eligen ver televisión de calidad, en lugar de quejarse de la telebasura.

¿Quién escribe?

Sobre el autor
Hernán Casciari nació en Buenos Aires, en 1971. Es escritor y periodista. [Más]

Suscríbete a este sitio


RSS envía a donde quieras los titulares de Espoiler.

Sección 'Mel Brooks'

Mel Brooks, maestro
de la sátira y la parodia

Autor del Superagente 86, una de las obras más notables de la televisión, el genio jamás olvidó lo más importante: el respeto por el espectador.
ESPOILER - 19 de enero, 2009
Enlace permanente » | Comentarios - 27

Seguimos hoy con la sección Grandes Creadores de TV. Le toca el turno a un señor que adoramos (y no sólo por hacer cameos maravillosos en Curb your enthusiasm). Lo queremos desde mucho antes, desde la infancia misma, incluso sin saber que era él la cabeza invisible de una de nuestras series preferidas. No más palabras: conozcamos a Mel.

Mel Brooks

"¿Quieres saber de dónde viene mi comicidad? Viene de no haber sido besado por una chica hasta después de los dieciséis. Viene de la sensación de no encajar en la sociedad norteamericana y de la certeza de que, aunque seas mejor y más inteligente, nunca encajarás" (Mel Brooks).

Es de los creadores más brillantes y originales de los últimos tiempos; un hombre pequeño, alegre y sagaz que, con los recursos del humor y la parodia, armó su propia versión del mundo y de los mitos absurdos que encandilan a los hombres.

Considerado el mayor experto judío en bromas sobre Hitler, una vez le preguntaron en Alemania,  antes del estreno de una de sus obras, si no creía que la costumbre de burlarse con insistencia de la figura del führer podría producir un efecto contrario al deseado. La respuesta de Mel es un postulado teórico:

Con las herramientas de la comedia podemos intentar quitar a Hitler, de manera póstuma, poder y mito. De esta forma lo despojamos de la sagrada seriedad de la que siempre estuvo rodeado.

Mel Brooks nació el 28 de junio de 1926, en Brooklyn, con el nombre de Melvin Kaminsky. Cuando tenía apenas dos años, su padre murió de tuberculosis. A partir de entonces su madre quedó a cargo del pequeño Melvin y de sus tres hermanos mayores. Las cosas se pusieron difíciles para la familia, pero a él no le importó ser pobre.

A los diecisiete años, mientras el mundo se deshacía en la segunda guerra mundial, él se enroló en una academia militar de Virginia, aunque sin ninguna intención de participar de cerca en el conflicto bélico. En ese escenario bestial él alegró a sus primeros espectadores, parodiando en la radio del ejército los mensajes de propaganda nazi que transmitían los alemanes. "Tuve suerte. Sobreviví a la guerra. Pero vi muchas cosas", diría después, acusando recibo de la experiencia.

De regreso a los Estados Unidos comenzó a trabajar en la televisión, donde participó en programas que hicieron historia, junto a Neil Simon, Woody Allen y Carl Reiner. A partir de entonces, nada lo detendría. En 1968 filmó para el cine su primer película, The Producers —un éxito también en el teatro—, a la que le siguieron muchos títulos gigantescos, pero no es su cine lo que nos importa en Espoiler.

Su trayectoria en el mundo del espectáculo es rica, numerosa y e infatigable. Aunque él nunca consideró que lo suyo fuera un trabajo. "Limpiar una oficina: eso es trabajo. Esto es pura diversión".

Adalid del recontraespionaje

A pesar de su enorme aporte a la pantalla grande, uno de sus logros más perfectos e increíbles, una de sus obras más acabadas y geniales, tuvo su origen y desarrollo en la televisión. Nos referimos a Get Smart (El Superagente 86 en español), que Mel Brooks creó junto a Buck Henry. La serie se emitió primero en la NBC, entre el 18 de septiembre de 1965 y el 12 de abril de 1969, y luego en la CBS, desde el 26 de septiembre de 1969 hasta el 11 de septiembre de 1970.

Es casi en vano hacer una síntesis del argumento, porque difícilmente exista alguien que no la conozca. Por eso sólo trazaremos las lineas principales de la historia. El protagonista de la serie es Maxwell Smart (Don Adams), un agente secreto que trabaja para una agencia de espías del gobierno norteamericano, Control.

“Un tipo que no tiene nada de querible; un bobo peligrosamente honesto. Su corazón está en el lugar correcto, pero tiene el cerebro en los zapatos”, dijo Brooks de su personaje.

Estamos en plena guerra fría. La vida real de golpe se puso rara, absurda e incomprensible. El Superagente es una mirada que calza como anillo al dedo con ese escenario nuevo y extraño. Y dado que por entonces el mundo era un caldo de cultivo más que propicio para acciones de recontraespionaje, hacía falta un hombre capaz de desbaratar los malvados planes del enemigo. Ese hombre no era otro que Maxwell Smart, el superagente 86, una serie que se convirtió en un clásico de todos los tiempos, manteniéndose fiel al precepto de entretener con inteligencia, sin subestimar al espectador.

Y Mel Brooks, en este sentido, siempre tuvo las cosas muy claras:

—Hay mucha gente que se ubica en algún lugar entre aquellos que absorben ese sinsentido de ciertos programas gelatinosos y descerebrados, y los intelectuales que sintonizan húngaro básico a las seis de la mañana; se trata de un vasto segmento de la población que quiere un entretenimiento inteligente, sin moralina; una televisión sin pequeños sermones en medio de una programación que es como los Diez Mandamientos; cada episodio, un pequeño mensaje: no mientas, no mates a tu vecino, no desees a su mujer, ni dejes de desearla —sintetizó, para dar por terminada cualquier discusión al respecto.

¿Hace falta agregar nada más?

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal