Todas las secciones

¿Qué es esto?

Sobre este blog
Espoiler es un weblog que se especializa en ficción televisiva, descargas p2p y subtitulado. Además del blog, que es pura palabrería, puedes visitar EspoilerTV.com, la mejor base de datos en español sobre series de televisión. Y registrarte para tener tu Agenda Personal.

Espoiler está pensado para las miles de personas que eligen ver televisión de calidad, en lugar de quejarse de la telebasura.

¿Quién escribe?

Sobre el autor
Hernán Casciari nació en Buenos Aires, en 1971. Es escritor y periodista. [Más]

Suscríbete a este sitio


RSS envía a donde quieras los titulares de Espoiler.

Sección 'Miniseries'

Lo breve, si bueno,
es una miniserie

La mayoría son históricas, pero también hay dramas, suspenso y terror. Listamos las mejores miniseries.
ESPOILER - 20 de abril, 2009
Enlace permanente » | Comentarios - 72

El viernes prometí un top ten de las miniseries que más me gustaron. Como se apreciará en el listado, hay muchas de la década de los setenta, que fueron unos años muy propicios para estas historias de corto aliento. Las miniseries en los ochenta, en cambio, brillaron por su ausencia. Y volvieron hace unos quince años, pero sólo de la mano de la BBC y HBO.

En este top ten hay de todo, viejo y moderno. Por supuesto, ustedes pueden discutirme los gustos desde los comentarios, que para eso están. (Por supuesto, empiezo de menos a más, para generar suspenso.)

10. Dead Set (E4, 2008)


Drama, Terror.  Empecemos con la más reciente. ¿La recuerdan? Gran Bretaña tiene un problema: los muertos están regresando a la vida y atacando a los seres vivientes para alimentarse, pero los habitantes de una casa no lo saben. La gente asesinada se levanta y empieza a matar nuevamente y así, vuelta a empezar. Los únicos que están ajenos a este caos son los participantes de Gran Hermano, que siguen viviendo en su burbuja... hasta que se mete dentro uno de los zombies. Parece un argumento un poco idiota, pero los cinco episodios de esta miniserie atrapan desde el principio y, al final, nos deja una parábola muy interesante sobre la telebasura. Muy recomendable.

9. Holocaust (NBC, 1978)


Drama, Historia, Guerra.  La historia narra el asesinato de seis millones de judíos a manos del ejército nazi, que tuvo lugar entre los años 1935 y 1945, desde la perspectiva de una familia polaca. La familia está compuesta por el doctor Josef Weiss, su esposa y tres hijos, perseguidos y condenadas a muerte. También se cuenta la historia de Eric Dorf, un alemán pobre y ambicioso que comienza a escalar posiciones en el interior de las filas de las SS hasta llegar al círculo de los oficiales. Esta miniserie norteamericana, dirigida por Marvin J. Chomsky, consta de cuatro capítulos, y fue emitida por primera vez en 1978. Protagonizada por James Woods, Meryl Streep y Michael Moriarity.

8. Generation Kill (HBO, 2008)


Drama, Guerra.  La trama tiene como protagonista a un grupo de soldados del comando First Recon, el dream team de los Marines usamericanos en las tierras de Saddam. Corre el año 2003, más o menos la época de las Azores. Estos soldados son los más fuertes, los más preparados, los más sanguinarios. El comando de marines de Generation Kill es algo así como el seleccionado nacional de los asesinos musculosos. Y son los protagonistas de una serie de los creadores de The Wire. Yo no podría pedir más. La miniserie, de siete episodios, está basada en un libro de Evan Wright, un verdadero marine yanqui que estuvo en la invasión a Irak de marzo de 2003.

7. Roots (ABC, 1977)


Drama, Historia, Guerra.  Corre al año 1750 en Gambia y Kunta Kinte, a punto de convertirse en guerrero, es capturado por traficantes de esclavos. Lo trasladan a las colonias inglesas y lo venden en un remate. Ahora se llama Toby, tendrá que aprender inglés y convertirse en un esclavo obediente. Sin embargo, él no puede dejar atrás sus raíces, aunque eso le cueste la mutilación de la mitad de un pie. La historia de suplicios continúa con su hija, y luego con su nieto —ya hombre libre— y el hijo de éste, reclutado por el Ejército Confederado. Esta inolvidable saga familiar, basada en "The Saga of an American Family" de Alex Haley, recibió 37 nominaciones a los premios Emmy.

6. Jekyll (BBC, 2007)


Suspenso, Thriller.  Se trata de una puesta al día de Dr. Jekyll y Mr. Hyde, la inquietante novela de Stevenson que habla, metafóricamente, de nuestras almas enquistadas en la lucha entre el bien y el mal. En la serie, el doctor Jackman (James Nesbitt) comienza a notar su desdoblamiento físico e intenta, sobre todo, proteger a su esposa y a sus pequeños hijos gemelos. La actuación de Nesbitt es, por lejos, lo mejor que se ha visto en la tele desde hace muchos años, si nos perdona el amigo Dexter Morgan. Ésta me la recomendaron varios lectores de Espoiler, y les estaré eternamente agradecido. Es una serie inglesa, de ésas que harán historia.

5. Rich Man, Poor Man (ABC, 1976)


Drama.  Considerada la primera miniserie de la historia. Cuenta la vida de dos hermanos. Uno tiene suerte en la vida y el otro una especie de pobre diablo. La historia tiene elementos que entonces eran novedosos para la tele: ambición, lujuria, revolución de los negros, revueltas estudiantiles, adulterio, familias rotas por el alcohol, etcétera. Todo esto, sazonado con un escenario donde la guerra de Corea está siempre presente, y con actores que, en ese momento, eran lo más encumbrado que se podía encontrar. ¿Funcionó? Muchísimo. Posiblemente fue el principio de la televisión adulta. En España se llamó "Hombre rico, hombre pobre" y en Latinoamérica, "El rico y el pobre".

4. John Adams (HBO, 2008)


Drama, Biografía.  Excelente miniserie que narra la vida de John Adams, el segundo presidente norteamericano, precedido por George Washington y sucedido por Thomas Jefferson. Adams, uno de los personajes fundamentales en el nacimiento de Estados Unidos como nación, está interpretado por Paul Giamatti, un actor gigantesco, nominado al Oscar por la película Entre Copas y, en dos ocasiones, a los Globos de Oro. La historia, que cuenta los primeros pasos de la gran potencia mundial a través de la mirada del propio Adams y de su esposa Abigail, es una de las joyitas más redondas en la saga de los dramas históricos para televisión.

3. I, Claudius (BBC, 1976)


Drama, Historia.  Narra la historia del emperador Claudio y su manera particular de dominar el mundo: lo hacía como si la tierra fuese un comercio familiar, o una tienda donde se venden chorizos. Muy pocos pudimos verla cuando se emitió, porque la BBC se atrevía a mostrar culos y pezones en una historia, por primera vez, desde la tele empotrada en el salón de las casas decentes. Ahora, con los ojos acostumbrados y hastiados de hoy, la sexualidad de esta serie inglesa es naïf. Si los lectores no la vieron y les gusta el tema "romano", que es un género en sí mismo, les recomiendo que se hagan un lugar en el disco duro y le presten atención.

2. Angels in America (HBO, 2003)


Drama.  Estamos Manhattan en los tiempos de Ronald Reagan, cuando una plaga desconocida comienza a hacer estragos en la humanidad: el sida. En un clima apocalíptico, en el que la enfermedad física se mezcla con la espiritual, la esperanza no llega de manos de la ciencia sino de los ángeles, seres alados que hasta el momento sólo habitaban el mundo de los cuentos. La serie es una adaptación de la obra de teatro de Tony Kushner. Los grandes temas están presentes en la trama: religión, política, familia y sexo. Y por supuesto, la muerte. El elenco es insuperable, pero lo que hace Meryl Streep con su voz y su cuerpo no tiene nombre. Recomendable es poco.

1. Jesus of Nazareth (ITV, 1977)


Drama, Biografía.  Dirigida por Franco Zeffirelli, y basada en los Evangelios de Mateo, Marcos, Lucas, y Juan. La historia está dividida en cuatro episodios. En el primero se narra el nacimiento y la infancia de Jesús. En la segunda se cuentan los comienzos de la predicación. El tercer capítulo muestra a Jesús en plena actividad, con pasajes memorables como el perdón a María Magdalena. El último episodio es de la Pasión: la última cena, la traición de Judas, la cruz y la resurrección. Coproducción ítalo-británica con guión de Anthony Burgess. Contó con la participación de actores de la talla de Ernest Borgnine, Anthony Quinn, Michael Yorky Lawrence Olivier.¿Se puede pedir más?

¿Qué me llevo a la playa
en mis vacaciones cortas?

Un resumen con las seis miniseries que hay que llevarse a la playa este verano. Drama, thriller, fantasía, western, misterio. Hay para todos.
ESPOILER - 03 de agosto, 2007
Enlace permanente » | Comentarios - 45

A algunos lectores de Espoiler no les gusta nada cuando hago comparaciones entre el audiovisual y la literatura, así que hoy me pondré de ello con todas mis fuerzas, con el secreto afán de molestar.

Durante muchos años 'la película' (una obra corta de hora y media de duración) ha sido, a la pantalla, lo que el cuento es a la literatura. El cuento —al igual que el film— tiene que ser una narración breve, en donde más te vale contar las cosas con velocidad y sin irte mucho por las ramas. Eso es el cuento: una película.

En cambio, la obra literaria llamada 'novela' tiene un recorrido más disperso, hay más personajes, mayor cantidad de tramas y, sobre todo, una duración en el tiempo más larga y sinuosa. La comparación cae de madura: una 'novela' es, sin dudas, una 'serie' de las que se emiten en la actualidad (no las series de los setenta, por ejemplo, que son más bien libros juveniles).

Dentro de esta estructura metafórica hay ramificaciones: el 'cortometraje' casi siempre es una poesía (sobre todo si el cortometraje es malo y abstracto); el cine francés es un libro de poemas de un escritor con sífilis; un spot publicitario es un grafitti en la pared del baño, o una frase en el reverso de un sobre de azúcar; una trilogía (como los tres colores de Kieslowski) es un libro de cuentos; etcétera.

Hoy vamos a hablar un poco, entonces, de la nouvelle. Porque es esto (y no otra cosa) lo que debemos llevarnos de vacaciones.

La nouvelle, palabrejo francés que denomina a la novela corta o al cuento largo, es un texto literario al que le sobra tela para ser poncho y le falta ambición para ser abrigo de piel. Se dice que un cuento no puede superar las 30 páginas. Se dice que la novela debe tener más de 90. ¿Dónde ubicamos entonces las historias de 45 folios, de 62 folios, de 81? Justo ahí es donde surge la nouvelle.

En el mundo audiovisual a este engendro o mutación se le llama 'miniserie'.

Ahora, que es verano y casi todos ustedes (los del hemisferio norte) están rascándose la barriga en las playas españolas, es buen momento para disfrutar alguna historia corta pero no tanto. No tan corta como una película, quiero decir. Ni tan larga como una serie. Algo que se pueda ver, completito, en seis noches, o en cuatro, o en tres.

Lápiz y papel, entonces. Aquí un top six de lo mejor que se ha hecho en este siglo, separado en seis géneros: drama, thriller, fantasía, western, misterio y ciencia ficción. Que aproveche, y cuidado con los dvds en la arena, que se rayan.

Angels in America (2003)

UN DRAMA. Si te dicen que hay una miniserie con Al Pacino, Emma Thompson y Meryl Streep posiblemente quieras verla. Pero si también la protagonizan Mary-Louise Parker y Justin Kirk (los de Weeds) entonces ya no te quedan opciones. Ojo, no es fácil ver esto. La historia tiene que ver con dos hombres que tienen SIDA en los asquerosos años de Reagan. Es una obra de arte complicada. Verla en verano y en la playa puede deprimir. 352 minutos | Seis episodios.

5 Days to Midnight (2004)

UN THRILLER. Una de mas mejores actuaciones de Timothy Hutton, que aquí es un científico que se mete en un mundo donde la ciencia no puede hacer nada. Un día descubre un maletín que parece venir del futuro. Dentro, el caso policial donde se detalla su propia muerte: testigos, evidencia, etcétera. La fecha del asesinato (su propio asesinato) es dentro de cinco días. El tiempo corre y el profesor debe hacer algo para salvarse. 210 minutos | Cuatro episodios.

Gormenghast (2000)

UNA FANTÁSTICA. Esta miniserie está basada en la trilogía de Mervyn Peake, que es una especie de Tolkien (en el sentido de que los mundos que inventa son muy particulares, mágicos y te envuelven). Es una producción de la BBC muy cuidada donde hay un castillo que da nombre a la obra y un adolescente sin pasado y muy, muy inteligente (Steerpike) que decide tomar el poder del reino desde la cocina. Si te gustan estas cosas, adelante. 232 minutos | Cuatro episodios.

Into The West (2005)

UN WESTERN. Lo típico: por un lado el esfuerzo de los blancos por conquistar terreno y la lucha de los indios por conservarlos. Eso es un western, pero en este caso tenemos una miniserie muy cara, con escenarios naturales y actores de la talla de  Tom Berenger, Beau Bridges, Josh Brolin, Keith Carradine, entre muchos otros. Si te gusta el género, no hay nada mejor para ver sobre la cuestión, al menos producido en este siglo. 552 minutos | Seis episodios.

Salem's Lot (2004)

UNA DE MISTERIO. Los que saben, saben. Y cuando aparece alguna cosa escrita por Stephen King no hay muchas razones para no verla. En ésta, un hombre muy desagradable entra a un refugio para indigentes. Mears, protagonista de la novela de King de 1975, es un escritor motivado a explorar el terror oculto en su pueblo natal del estado de Maine. Es la más corta de las recomendaciones de hoy: dos noches de playa y algo de miedito. 181 minutos | Dos episodios.

The Lost Room (2006)

UNA DE CIENCIA FICCION. Joe (Peter Krause, de Six Feet Under) es un policía de envuelto en una trama un poco desgastada (pero sobrenatural) que lo lleva a perder a su hija en una habitación a la que sólo se accede con una llave especial. El problema es que cada vez que la puerta se cierra, la habitación se "reinicia" perdiendo su contenido. Sí, como en Monsters Inc. A mí me aburrió un poco, pero es que no soy fan del género. 270 minutos | Tres episodios.

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal