La seguridad de los depósitos

Por: | 09 de abril de 2013

La crisis de Chipre ha puesto en duda la seguridad de los depósitos efectuados en entidades de crédito. Aunque la solución finalmente adoptada respeta, como cabría esperar, los depósitos garantizados por un sistema de garantía de depósitos, que en estos momentos cubre hasta un máximo de 100.000€ por persona y entidad, no se han despejado las dudas respecto al resto de los depósitos, que pueden ser importantes en función no sólo de las cantidades, sino también de quienes, en general entidades financieras y administraciones públicas, no tienen cubiertos sus depósitos.

Este no es un problema que preocupe sólo a los depositantes, también lo hace a las entidades receptoras y, por extensión, al conjunto de la economía, en la medida que el depósito es la modalidad de financiación bancaria minorista más típica, de modo que su escasez dificultaría la suficiente concesión de créditos o la haría más dependiente de la financiación mayorista, más sujeta a los vaivenes de los mercados.

Antes de la crisis de Chipre, el tema estaba ya planteado en una iniciativa legislativa de la Comisión Europea que ha sido tratada en este blog, y que, en estos momentos, se encuentra en trámite. Se trata, en efecto, del proyecto de la futura directiva que establecerá un marco para el rescate y la resolución de entidades de crédito y empresas de inversión, presentada a primeros de junio pasado. Dicha directiva está previsto que entre efectivamente en vigor el 1-1-2015, aunque las normas de recapitalización no lo harían, en principio, hasta el 1-1-2018. No obstante, con ocasión de la crisis de Chipre se habla de adelantar esta última fecha a la primera.

Al no estar finalizada su tramitación, no conocemos el contenido definitivo de la norma, pero, para nuestros fines, es suficiente centrar la atención en su propuesta inicial, que es coherente con los objetivos que persigue. El primero de ellos, minimizar el coste para el sector público de la resolución de la crisis de una entidad de crédito. Una de las vías de resolución es la recapitalización de la entidad para que pueda seguir funcionando como tal.

En aplicación de este principio, todos los pasivos de la entidad bancaria son susceptibles de recapitalización, excepto los expresamente excluidos, que recogemos en la siguiente tabla, en cuyos detalles para algunos elementos no consideramos necesario entrar aquí. Lo relevante para nuestros fines es que en la misma no aparecen los depósitos no garantizados.

 

Pasivos excluidos de recapitalizaciones 

Imagen 1 FJV

Antes de deducir una inmediata preocupación por los depósitos no garantizados, es importante resaltar que la recapitalización no se aplicaría por igual a todos los pasivos no excluidos, sino siguiendo un orden de prelación (prioridad) fijado por la siguiente escala, donde es necesario agotar un nivel antes de utilizar el siguiente. En dicha tabla los depósitos no garantizados entrarían en el último de los niveles, que comparten con el resto de los pasivos no excluidos. Dentro de cada nivel, la recapitalización afecta por igual a todos los pasivos del mismo en proporción a su valor.

A destacar que la normativa española actualmente aplicable, Ley 9/2012, no contempla el último nivel, por lo que, en este aspecto, no afecta a los depósitos no garantizados.

 

Prelación de los pasivos bancarios en recapitalizaciones

 Imagen 2  FJV

Esta prelación es coherente con la fijada en Basilea III, que califica los recursos propios computables en términos de su capacidad de absorción de pérdidas. Por tanto, independientemente de la forma final que adopte la directiva, no podemos negar la validez de los principios a los que responde y la coherencia que mantiene.

Cuestión distinta es la importancia aún mayor que va a tener a partir de ahora para los titulares de los depósitos no garantizados la adecuada selección y diversificación de las entidades en donde coloquen sus fondos. No es algo nuevo, sino que ya venía siendo muy frecuente entre entidades financieras, pero ahora va a exigir mayor rigor, que se extenderá a otro tipo de contrapartes.

No debemos olvidar que caminamos hacia una unión bancaria europea, cuyo primer elemento, el mecanismo único de supervisión, está a punto de aprobarse definitivamente. El siguiente elemento previsto sería el mecanismo único de resolución, que en buena lógica debe esperar a que se apruebe la directiva anterior, pero cuya principal dificultad, además de la autoridad bajo la que opere, previsiblemente sea, como en otros terrenos de “solidaridad” europea, cómo se financia. En ese sentido, hay que entender los principios precedentes: unas reglas claras y bien fundamentadas son un elemento esencial para que un mecanismo de este tipo pueda funcionar adecuadamente.

Hay 6 Comentarios

Lo que pone de manifiesto lo ocurrido en Chipre es que ante cualquier inversión, entendiendo "depósito" como inversión; siempre que destines un capital importante debes acudir a un profesional que te asesore sobre los diversos productos financieros que pueden dar lugar a una rentabilidad mayor o menor con el menor riesgo posible.

Cierto es que el perfil del inversor es variante, hay quien es de perfil agresivo y por tanto asume todo riesgo para optar a una posible rentabilidad mayor. Pero no quepa duda que siempre se debe acudir a un profesional porque todos no sabemos de todo y hay muuuuchos productos que no todos conocen, otros conocidos que tienen una buena trayectoria pero que han dejado de tenerla y para el inversor "de a pie" que no esté al día cae en la trampa.

Buen artículo.
Un saludo y suerte a todos.

http://www.investdiazalgar.com/

Aquí explican cómo funcionaría la recapitalización y ponen con un ejemplo lo que ocurriría con los depósitos: http://www.anguloinversor.com/2013/04/todos-con-chipre.html

Espero que no ocurra en España

Los depósitos garantizados son los que tiene una persona hasta 100.000€ en una misma entidad. Precisamente en la solución inicial a la crisis de Chipre se cometió el error se someterlos a un impuesto del 6,75%, que incumplía, si no la letra, sí el espíritu de la garantía.

Este blog es de economistas para el público en general. El contexto inmediato del post es la reciente crisis de Chipre, en la que, a través del denominado "corralito", se ha puesto en duda la seguridad de los depósitos bancarios. Ésta es total para los garantizados, hasta 100.000€ por persona y entidad, lo que cubre la inmensa mayoría de los depositantes.
Como se explica en el post, no se prevé que sea total para los depósitos no garantizados, sea por cuantía o por el tipo de depositante, pero, aún en ese caso, hay que tener en cuenta que los depósitos estarían entre los últimos pasivos que se toquen en una crisis bancaria. No tiene nada que ver con robos, sino con los riesgos que se corren en las inversiones o en el ahorro.

Coincido con el anterior post. No he entendido nada. Hasta ahora entendía que si tengo un deposito de 100.000 euros en el banco, en caso de quiebra cobraría ¿A qué llama depositos garantizados? A lo que mi banco quiera trasmitirme y yo creerlo?

Hay que saber de economía para entender este artículo. Si no entendemos lo que se quiere explicar estamos condenados a creernos lo que nos quiera explicar el banco de turno. Y visto la experiencia que tenemos los pequeños ahorradores, estamos obligados a pensar que esa norma no es mas que un artilugio para seguir robándonos como hasta ahora. Si el periodista cree que se está dirigiendo a economistas comete un error.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Finanzas a las 9

Sobre el blog

Los profesionales de Afi ofrecen un punto de vista singular sobre la actualidad del sistema financiero. En cada publicación se aborda el análisis de cuestiones ligadas al proceso de transformación del sector, a las novedades regulatorias, a la relación con la tecnología o al repaso de los fundamentos teóricos que explican las bondades de un sistema financiero sólido.

Sobre los autores

Afi

Afi es, desde 1987, una empresa líder en consultoría y formación independiente en economía, finanzas y tecnología. El rigor técnico, la innovación y la orientación al cliente son las bases de nuestra diferenciación y nos han permitido ofrecer desde 1994 formación financiera especializada a través de Afi Escuela de Finanzas.

Emilio Ontiveros Presidente de Analistas Financieros Internacionales (Afi) y de Afi Escuela de Finanzas, además de Catedrático de Economía de la Empresa de la Universidad Autónoma de Madrid. @ontiverosemilio.

Ángel Berges Vicepresidente de Analistas Financieros Internacionales (Afi) y Catedrático de Economía Financiera de la Universidad Autónoma de Madrid. @AbergesAngel.

Daniel Manzano. Socio de Afi. Presidente de Afi Inversiones Financieras Globales EAFI y de Afi Consultores de las Administraciones Públicas. @dmanzano_afi.

Iratxe Galdeano. Socia responsable del área de Seguros de Analistas Financieros Internacionales (Afi).

Esteban Sánchez Pajares. Socio del área de Servicios Financieros de Analistas Financieros Internacionales (Afi). @est_snchez.

Francisco José Valero. Socio del área de Estudios de Analistas Financieros Internacionales (Afi) y Catedrático de Economía Financiera y Contabilidad de la Universidad Autónoma de Madrid.

Carmen López. Consultora del área de Finanzas Públicas de Analistas Financieros Internacionales (Afi). @Carmen_AFI.

Ricardo Pedraz Consultor del área de Finanzas Públicas de Analistas Financieros Internacionales (Afi). @RicardoPedraz.

Verónica López Consultora del área de Economía aplicada de Analistas Financieros Internacionales (Afi). @VLopezSabater.

Pablo Hernández Consultor del área de Economía aplicada de Analistas Financieros Internacionales (Afi). @HGPablo_I.

TWITTER

Afi Escuela de Finanzas

TWITTER

Afi Corporativo

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal