Fórmulas que mueven el mundo

Blog de Javier Sampedro

Sobre el blog

El mundo lo mueven las fórmulas y las metáforas, pero las fórmulas son las metáforas por antonomasia. Una ecuación es una pauta oculta en la naturaleza. Las cosas ya eran así, al parecer, pero nadie se había enterado hasta que llegó el tipo de la fórmula. Por ejemplo, v=e/t. La velocidad (v) es el espacio (e) partido por el tiempo (t). Si la velocidad de la luz (c) es una constante, lo que tal vez explique su nombre (c), el espacio (e) y el tiempo (t) no pueden serlo. Haciendo un par de cuentas, de ahí se llega a E=mc2 en dos semanas. Ésa es la fórmula que transformó el Big Bang en ese cielo nocturno que se ve ahí fuera, y la que lleva 14.000 millones de años alimentando el cosmos de energía, si es que eso tiene algún mérito. Imagínense la factura. La fórmula es la metáfora por antonomasia: F=ma. Como queríamos demostrar .

Categorías

El autor

Javier Sampedro nació en Madrid en 1960. Entre 1983 y 1993 se dedicó profesionalmente a la investigación genética, primero en Madrid y después en Cambridge. Desde 1995 es redactor de El País, donde actualmente escribe sobre sanidad, ciencia y tecnología. Asegura ser un dibujante con aptitudes (y sin paciencia) y un guitarrista de jazz solvente (aunque sin audiencia), pero ninguna de las dos cosas ha podido ser contrastada.

agosto 2007

L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    

Suscríbase a este sitio

¿Qué es RSS?

Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

« Bodel se traga la prueba | Inicio | Lo que vio Mrs. Penrose »

06 agosto, 2007 - 02:16

El arenque rojo

¿Conocen la historia del arenque rojo? Es bien interesante. Ya saben que nadie entra a un bar vacío, ni a uno donde sólo haya cuatro cutres ahí, que además está claro que son los cuñados de la dueña. Pero el día que pasan de 15, aquello salta como un resorte al aforo completo. Efecto cooperativo: no es sólo que los bares con poca gente estén haciendo menos caja en ese momento, sino que la ruina llama a más ruina y perpetúa su ciclo de miseria. Dibujado da una sigma, una S muy cursiva.

¿Conocen la historia del arenque rojo? Imprimes 100 octavillas de "pincha la burbuja en Baker Street" y las echas en los buzones de los portales pares. Los vecinos de esa acera se asustan y empiezan a vender, con lo que la falsedad se hace cierta, la acera par se abarata y los del 221 B (¿quién rayos viviría en el 221 A?) dejan plantada a la señora Hudson y se cruzan a los pares. Baja la otra acera, vende par y cruza, compra impar y pasa, el resultado es una onda.

¿Conocen la historia del arenque rojo? Le compras a un perista El Manuscrito Voynich, el famoso códex del siglo XV en el que no se entiende absolutamente nada excepto las ilustraciones -de unas plantas desconocidas-, y buscas a un criptólogo por el barrio chino de Los Ángeles para que te lo descifre. Pronto descubres que la única persona de toda la ciudad que entiende ese lenguaje es el pirata que le vendió el manuscrito al perista. Esto es un bucle.

¿Conocen la historia del arenque rojo? Como en tu blog se anuncian mucho los bloggers de las bandas abelianas, montas una red de bloggers no-abelianos para que se anuncien en los blogs abelianos y abelianos no conmutativos, que por cierto fueron los primeros blogs de toda la web dedicados exclusivamente al tema de los blogs que se anuncian en otros blogs, y ello sin una razón identificable. Esto es un virus, primo del bucle. Los lenguajes tienen estas cosas, está en su naturaleza.

"El problema de la consciencia en biología es muy parecido a una cebolla", decía hace unos años el premio Nobel John Sulston. "Le quitas una capa para ver qué hay debajo: hay otra capa; se la quitas para ver qué hay debajo: hay otra capa; luego otra, otra, y cuando quitas la última... ¡no hay nada!". El arenque rojo. Se le pone al zorro para llevarlo por una pista equivocada.

La mente es un rastreador de pautas, códigos, significados: te comportas como si todo lo que sabes fuera un símbolo cifrado de lo que todavía no sabes. Una capa lleva a otra lleva a otra. Pero hay soluciones que sólo pueden estar en la forma del problema, en la sigma y en la onda. A los rastreadores de pautas se les engaña con el arenque rojo.

Los parientes vivos más próximos de todos los animales del planeta son unos microbios llamados coanoflagelados, o coanos. Su única célula es increíblemente parecida a cualquier célula de nuestra piel, y no muy distinta de una neurona. Tienden a formar colonias esféricas, lo que no es muy impresionante. A partir de ahí todo es forma: no nuevos coanos, sino nuevas formas de organizar su geometría colectiva.

Guardaos del arenque rojo.Red_herring_2

Comentarios

Con el permiso de "quiza" esta vez es Samper que promociona los bloggers abelianos:

"¿Conocen la historia del arenque rojo? Como en tu blog se anuncian mucho los bloggers de las bandas abelianas, montas una red de bloggers no-abelianos para que se anuncien en los blogs abelianos y abelianos no conmutativos, que por cierto fueron los primeros blogs de toda la web dedicados exclusivamente al tema de los blogs que se anuncian en otros blogs, y ello sin una razón identificable."

Eso del "arenque rojo" no lo había oido nunca en español. Me imagino que será lo mismo que el habitual "red herring" en inglés.

Por cierto, Samper, que abeliano y comutativo son sinónimos. Tenemos la mala costumbre los Matemáticos de elegir terminologías redundanes...

Pues hoy esto no me inspira...aunque a lo mejor os cuento algo de criptografía en "Fórmula Divina"...pero de la buena...no de la que venden en los barrios Chinos.


Por cierto, Samper, ¿Por qué no quitas el careto del blog?

Es que me da susto cada vez que me conecto...

Como siempre, fenomenal. Y, como siempre, me lo volveré a releer un par de veces gustoso y con objeto de comprender mejor.

Sólo quisiera darte un consejo. No hagas excesivo caso a ciertas críticas ya que la forma con que abordas el blog es la adecuada.

Sinceramente no entiendo el afán de algunas personas por mostrar errores que, en verdad, no son tales. A caso, ¿no solemos hablar todos de política sin ser politólogos ni haber cursado asignatura alguna de ciencias políticas? Yo, personalmente, lo hago con frecuencia. Es más, no creo que sea una mala costumbre. Puesto que no hace falta conocer hasta los más minuciosos detalles de un tema para abordarlo apropiadamente. Ni tampoco considero una incorrección dejar a un lado las formas para amenizar el contenido.

Pudiera equivocarme, pero estoy convencido de que Javier Sampedro es consciente de que Abeliano y Conmutativo son sinónimos.

Apostaría a que se trata de una figura retórica.

Para apoyar que "abelianos no conmutativos" se trata de una figura retórica, dejo este enlace que explica lo que es un oxímoron.

http://es.wikipedia.org/wiki/Ox%C3%ADmoron

Si es que es análogo "abelianos no conmutativos" a "mundo inmundo". Se trata, pues, de una simple figura retórica llamada oxímoron.

Sin duda Samper sabe que Abeliano y comutativo son sinónimos...aunque cuidadín cuidado...que las integrales abelianas no son integrales comutativas...ni galoisiano-comutativo soy yo...

Completamente de acuerdo que se puede hablar de un tema sin conocerlo a fondo...pero si ser consciente de las limitaciones para no meter la pata...

Las matemáticas no son como la política...ni siquiera la historia...Hay una verdad objetiva y el estudioso puede verificarla.

La nueva entrada de "Fórmula Divina" sobre "red herrings" is "on" !!

Por cierto, ya que hoy no hay pregunta:

¿Quién sabe quien es galoisiano-comutativo?

Doy premio al que dé la buena respuesta.

http://comic.emiliomartinez.es/?p=31

Ahí viene de lo que estamos hablando. Me sigue pareciendo deshonesto, poner figuras en una entrada de blog cuando lleva 400 respuestas, que da información valiosa para la cuestión; pero bueno.

Por otro lado, el autor ha demostrado que se lee las respuestas que recibe, cosa que me agrada ya que denota interés.

Y felicitar al corrector ortográfico del corrector literario de ayer, era de rigor. Y señalar también la falta de tildes.

Entrando en el tema (por si acaso, GMT-5 es un uso horario, concretamente en la costa Este norteamericana), todo lo que se me ocurre al respeco es una pescadilla que se muerde la cola; aunque de pescadilla a arenque hay casi tanta evolución como del "coano" este a un homínido. Se trata de organismos unicelulares eucariotas, diferentes de las bacterias por tanto (procariotas). El término "pariente" para especies, bueno... me chirría, pero que se le va a hacer.

http://es.wikipedia.org/wiki/Choanomonada

Un saludo

tenemos un "agregado" multicelular y un arenque. Cual es la diferencia: la organización. Esa organización consiste en una "especialización" de las celular y en una ordenación espacial de las mismas. El resultado forma estructuras, formas al fin y al cabo, esas formas definen al arenque, pero ¿lo saben las celulas?

podemos detener a las células porque sabemos que van a formar un arenque pero no podemos hacerlo hasta que sepamos como lo hacen
¿magia? ¿se pasan información por el móvil? ¿divina providencia?

Informacion bioqimica, quiza. Esa que a JK le chirria en lo mas hondo de su traNscendencia.

Entronca con el metro y con lo que yo comentaba ayer de "mandar" y "ser mandado". Hacen falta coordinadores, managers, para dirigir el cotarro, organizar a las celulas, separarlas [y diferenciarlas] por funciones, etc.

Lo malo es cuando hay exceso de managers, pero eso ya lo vemos diariamente en el human-beings.

GA: Me parece - humildemente, eh?, sin segundas -, que no siempre es bueno que "citen" tu blog. Mezclar arenque rojo y blog galoisano-no-se-que... yo personalmente no lo consideraria un halago, pero tu mismo.

Quizá, a riesgo de resultar pesado como el Trecet -por aquello de la [Really] New Age, Josef-

« If RNA is controlling the complexity of the whole organism, that suggests the operating system of each cell is not only running the cell in question, but is linking up with those of the other cells when a creature is developing. To push the analogy, organs such as the brain are the result of a biological internet. If that is right, the search for the essence of humanity has been looking in the wrong genetic direction».

Mira mi entrada de ayer a las 23:30:30h, para no ser más cargante.

Luz, que me dices de la nueva organocatalisis? Esas prolinas haciendo azucares [asimetricos] en el laboratorio, con cero teleologia, cero management, cero idea de lo que hacen. La asimetria - zurda - de la quimica natural es la base sobre la que reposa el resto del edificio... incluyendo al
ARN - Age Really New.

GA: Alguna punta que sacar a este post? :-)

Joker -Javier sabe más al respecto- la asimetría corporal; un seno más grande que otro, los pies y las manos de distinto tamaño, se induce por una especie de motor molecular que gira en un sentido.

En el caso de los testículos no vale, el testículo izquierdo está más cerca de la arteria, por lo que suele ser mayor.

Tienes bibliografia de eso, luzazul? Javier?

¡buen viaje Abd, pásalo fetén! Te esperamos aquí cuando quieras con mucho gusto.

(L@s demás -Iraultza incluído- acordaos del japonés, el 'Surfside').

por cierto Abd, que te sea leve 'tocar el piano' y la foto en LAX.

la busco y te la envío Joker. La dejaré en el 'blog' también.

Ahora me voy a sobar. Buen día.

De arenques rojos y otras falacias:

http://www.fallacyfiles.org/redherrf.html

Tenemos las celulas del huevo de arenque. Hay una orden de: preparados, listos, ya y las celulas se ponen como locas a hacer un arenque. Siguiendo la analogia del vagón de metro la tarea que cada una hace depende del lugar en que está colocada. ¿o siempre hara la misma tarea?

quiza tiene que haber un project leader.

y entonces el gran Alan Sugar de la BBC preguntara: Who is the Project Leader here?

Y, claro, si no hace bien su trabajo: So-and-so, you were in charge of it, you did not manage it well. So-and-so, we regret, you are fired!

Buenos días.Este fin de semana os he seguido a distancia porque mis adicciones laborales (miserias de trabajar en una multinacional) se han tenido que imponer a las cibernautas.
Si tenemos en cuenta que “red herring” es un objeto que no tiene ninguna utilidad y solo está para despistar acabo de descubrir la utilidad de GA: es nuestra "arangada" particular.

Sólo un saludo.
Llevo un par de días revisando sus "cosas" -el inabarcable enigma incluído- y tengo que agradecerles unos ratos de genuina diversión.
Se han fabricado ustedes un puñado de personajes altamente interesantes.
Gracias.
Nos veremos.

Pepa, lee mi blog de las 8.10. :-).

Metafísica (o Patafísica, que a los efectos...) pura y dura.

¿Por qué un día el bar que vende arenques rojos pasa de 15 tertulianos, si el anterior sólo eran cuatro y el cabo (el/la cuñad@ con bigote)?, pues porque la primera historia de la ley del arenque rojo no se cumple, o nunca un bar pasaría de 15 de peña... y que conste que ya lo advertí (¿premonitoriamente?) ayer: Parménides de Elea (él de que lo que es, es y lo que no-es, no-es) fue ampliamente refutado por el estagirita... JS, actualiza tu metafísica.

¿Por qué si me pones impuestos a mi, el Capitalista, el paro aumenta? Porque es una profecía que se autocumple, sin necesidad de demostración previa: yo, el Capitalista, provoco el paro... y quien dice (digo) el paro, dice (digo) asimismo la bajada de valor, la manipulación de precios, la bajada de calidad... excepto cuando la cosa se me va de las manos y ya no sé porqué c... pasa lo que pasa (esto es lo que cada vez es más habitual, habida cuenta de la complejidad de la cosa geopolítico-financiera, el azar –en tanto que no puedo manejar todas las variables– vuelve imprevisible –y usualmente negativo– todo proceso, y si no, que se lo digan al ex-trío BBA). La segunda ley de arenque rojo choca con la primera del jump-dump, con clara destroza facial de la primera (que es la segunda, digo: la del arenque): es radicalmente más difícil esperar que 100 de 100 actúen coordinadamente (sin hipérbole) en contra de sus intereses y de la inercia y de la realidad y de la física y de la causalidad a que 50 coordinados no hiperbólicamente jumpeen y dumpeen sin que nadie acabe encontrando una relación entre la posición del metro y el valor que jump-dump.

El tercer arenque no es un bucle, es la estafa que tú, como conde Anselmo Terrazzani (La famiglia dell’antiquario, de Carlo Goldoni) padeces por exceso de confianza en tu particular perista (Brighella) que te da acceso a los significados que crea (ojo al dato: crea) Arlecchino --> pura comedia del arte, nada de arenques rojos... (aunque más que un arenque, la pregunta parece a estas alturas un MacGuffin hitchcockiano).

¿Al arenque lo definen la formas?

Aforismo mío: La naturaleza es sabia, lástima que no lo sepa (ella, la naturaleza, es el sujeto elíptico de la segunda parte del aforismo; aunque por otra parte, decir que la naturaleza es sabia es caer en la más pura y dura hipostasia)

¿Al arenque rojo los definen las formas?

Señoras y señores, por favor, de qué –o para qué– han servido las sucesivas escuelas que van de Hegel a la hermenéutica y el estructuralismo, pasando por la teoría crítica y la escuela de Frankfurt, continuando con Habermas o Derrida (impagable el libro-entrevista de la filósofa italiana Giovanna Borradori) y que han colocado en su sitio al fenómeno, como mero saber-a-qué-atenerse, pero radicalmente distinto del saber-qué-es (según increíblemente certera conceptualización de Rafael Sánchez Ferlosio) ¿De qué –o para qué– han servido? ¿Volvemos a las formas como paradigma óntico?

Las formas, en tanto que teleología y teleonomía, son, diga lo que diga quiza, puro y duro platonismo.

El premio Nobel John Sulston nos advierte de que cuatro preguntas, cuatro “por qués” bien formulados nos llevan directos a la nada. Eso lo saben los críos cuando nos asaetan a “¿Y por qué?”, al que encadenan otro “¿Y por qué?” y aún otro “¿Y por qué?” y así ad nausseam, hasta que les contestamos “culo, niño, ¡dije culo!”: es decir, directos a la nada: puros objetos reducibles por la ciencia.

Vale, ya lo sé. He mirado al abismo del antes y el después: de lo perinatal a lo postmortem, he jugado con la nada hiperbólica. Sé de la seducción que los sumideros provocan: los he mirado y me he dado la vuelta: sé que existen y punto. Ahora se trata de dejar de mirar debajo de las capas para mirar las capas en sí.

¿Y si en lugar de hacernos esas preguntas –las que miran debajo de las capas– nos hacemos otras –del tipo mirar-las-capas–? Como, por ejemplo, por qué nos vale más Marte que 20 millones de desplazados por los monzones (y no, no hablo de caridad onegera: no pido darles dinero para que nos compren nuestros productos o de enviarles “gratis” nuestros excedentes –recuperables o no–, las dos políticas no hacen sino hundir su economía aún más y hacerla drogo-occidental-dependiente: como la historia de PC a 80 euros...)

Ya sé que no soy nada más que un tubo enormemente complicado (incluso, a veces, complejo), hecho de células eucariotas, producto, posiblemente, de simbiosis entre virus y bacterias, y entre bacterias y bacterias ¿con un fin predeterminado? Venga, hombre: con unas causas predeterminadas, eso sí, por leyes universales (es decir, leyes de aplicación inevitable en el único universo que nos es dado conocer empíricamente, a través de la sensibilidad y el entendimiento). Lo otro, confundir el efecto (la forma) con las causas (los procedimientos que rigen a los genes), y convertir a aquél en motor de estos es pura metonimia.

Pero ¿acaso pueden existir los objetos sin un sujeto que los objetivice? Ufff, habría que releer a Kant... y eso, como alguien dijo en algún post, es tan árido que a la segunda (que no a la decimoquinta) línea ves como huyen despavoridos a leer revistas del tipo “Muy interesante”, ver documentales de “La 2” o chafardear blogs de tres al cuarto...

Pero ¿el lenguaje nos hace humanos? ¿Quién no tiene lenguaje no es humano? ¿Quién tiene lenguaje es humano? ¿Qué es lenguaje? Señoras y señores estamos cayendo en un problema del “es” como identidad, y no como predicación: “El humano es aquel que tiene lenguaje”, “El lenguaje es aquello que nos hace humanos” ¡Fatal: identificación y no predicación!

El eslabón perdido, el “homo alalus” (el antropo que no tiene lenguaje) no existió. No es lenguaje (ni la sintaxis, que por otra parte tan verdad es que la tenemos parcialmente grabada en el cerebro –lo que permite traducir entre lenguas- como que no se trata de una estructura inamovible, a pesar de JS) lo que nos hace humanos, sino nuestra capacidad de utilizarlo para mentir: eso sí nos hace específicamente humanos: la mentira (que no es el engaño, procedimiento que también utilizan los animales, sino una forma específicamente humana de engañar y que aparece cuando el lenguaje deviene de apelativo –segunda fase: típicamente animal, y por lo tanto también humana– a proposicional –tercera fase: básicamente humano, aunque no sólo–).

Guardaos del arenque rojo que nos lleva a la nada metafísica: no importan las células, sino que hacemos con ellas.

Hasta más leer.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
http://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef00e393366a388834

Listed below are links to weblogs that reference El arenque rojo:

Publicar un comentario

If you have a TypeKey or TypePad account, please Inicia sesión

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal