Fórmulas que mueven el mundo

Blog de Javier Sampedro

Sobre el blog

El mundo lo mueven las fórmulas y las metáforas, pero las fórmulas son las metáforas por antonomasia. Una ecuación es una pauta oculta en la naturaleza. Las cosas ya eran así, al parecer, pero nadie se había enterado hasta que llegó el tipo de la fórmula. Por ejemplo, v=e/t. La velocidad (v) es el espacio (e) partido por el tiempo (t). Si la velocidad de la luz (c) es una constante, lo que tal vez explique su nombre (c), el espacio (e) y el tiempo (t) no pueden serlo. Haciendo un par de cuentas, de ahí se llega a E=mc2 en dos semanas. Ésa es la fórmula que transformó el Big Bang en ese cielo nocturno que se ve ahí fuera, y la que lleva 14.000 millones de años alimentando el cosmos de energía, si es que eso tiene algún mérito. Imagínense la factura. La fórmula es la metáfora por antonomasia: F=ma. Como queríamos demostrar .

Categorías

El autor

Javier Sampedro nació en Madrid en 1960. Entre 1983 y 1993 se dedicó profesionalmente a la investigación genética, primero en Madrid y después en Cambridge. Desde 1995 es redactor de El País, donde actualmente escribe sobre sanidad, ciencia y tecnología. Asegura ser un dibujante con aptitudes (y sin paciencia) y un guitarrista de jazz solvente (aunque sin audiencia), pero ninguna de las dos cosas ha podido ser contrastada.

agosto 2007

L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    

Suscríbase a este sitio

¿Qué es RSS?

Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

« La ley de Webern | Inicio

31 agosto, 2007 - 02:30

O

Sampedro31 Todo estaba listo en Fridonia para las celebraciones del advenimiento, desde la bandera y el escudo del nuevo régimen hasta la lista de caricaturas del recién nombrado Consejo de Ministros, y en ese preciso instante un soldado americano mató al compositor del himno según salía por el portal. Jaulowski, no recuerdo el nombre de pila.

-Apunte ahí, Manzanares: "El Preclaro se suma dolor irreparable pérdida viuda Jaulowski mande el himno de inmediato", es todo, mande el cable de inmediato, Manzanares.

-Pero Preclaro, si es que no hay ninguna viuda.

-¿No hay viuda?

-No señor, el compositor Jaulowski era lo que podríamos llamar, si me lo permite, un errabundo.

-Me da igual de dónde fuera, consiga el himno inmediatamente.

La guardia pretoriana del Preclaro registra la buhardilla del errabundo Jaulowski, confisca todas sus pertenencias y, tres semanas después, el grupo de semiólogos de la Universidad de Fridonia reunido al efecto concluye que el himno sólo puede ser esa extraña partitura titulada Un minuto. Sus 24 compases están atestados de ingeniosas combinaciones de los silencios de blanca, de negra y de corchea hasta completar un minuto exacto de la más absoluta nada. El pérfido Jaulowski se había dedicado un minuto de silencio a sí mismo.

La pieza de John Cage 4'33'', de 1952, superó hace mucho la marca de su tocayo Jaulowski. El toque más revoltoso de Cage es que escribió su pieza "para piano", provocando en efecto que la estrenara el pianista David Tudor. Sería para verle. ¿Le pondrían un subalterno para ayudarle a pasar las páginas? ¿Cuántos oyentes había en el estreno, y disculpen por el abuso de ambos términos? Y sobre todo, ¿faltaron como siempre canapés de mantequilla de cacahuete? Nunca lo sabremos, tal vez.

Abd el Krim hablaba ayer en el blog de "un lienzo total y lisamente rojo cuyo título era: Cuadro de Mondrian. Detalle". Tostadora añadía que "lo que da sentido a dos viñetas es el espacio que hay entre ellas". Se parece a la tesis boutade de Borges sobre el único carácter verdaderamente definitorio de la poesía: los espacios blancos en el margen derecho. Porque son los que le dicen al lector desde qué ángulo tiene que leer la otra parte, la de las letras negras.

Una serie de matemáticas sólo podía acabar con el cero, y esta serie que no ha sido de matemáticas sólo ha podido acabar habitada por los singulares ceros de las artes y las letras: tal vez el destino inexorable de cualquier lenguaje inventado por este ser perplejo, el rastreador de pautas que no busca sino orientarse en la jungla anumérica.

Flying_zeroes

Comentarios

¡buf! todos se despiden a dormir, por lo que creo sere el primero de la mañana...
Lucubro (Segun la RAE: Imaginar o meditar sin mucho fundamento) que el ayudante pasapaginas deberia estar junto al "maestro" pianista, sobre escenario de teatro,fondo negro, foco sobre el piano y pianista.. Acudieron todos los avant-garde de la ciudad e incluso del estado (estreno mundial-mundialisimo) asi como una nutrida representacion de la pequeña-mediana-gran burgesia de la ciudad con infulas de "cultureta" (de qué, si no, se podrian escandalizar durante esa semana,mes,año...), por lo que deduzco que el promotor del estreno mundial-mundialisimo haria mal los calculos (como siempre ocurre,claro) y los canapes (de mantequilla de cacahuete y de los otros) siempre resultarian escasos, agotandose en breves segundos...
Pero vamos, que incluso yo, con mi aculturalidad musical (y de la otra) entiendo que los silencios (aunque este pueda parecer prolongado y agotarse en si mismo) "tambien" forman parte de la musica.
Lo que ya no se es si lo considerarian arte o timo...

Sin silencio no hay música, pues ésta parte de él y hacia éste avanza.

¿Qué me dicen del silencio al final del Kirye de Mozart?

John Cage investigó los sonidos, y percibió que en el aparente silencio también había música: pasos, carraspeos, susurros... Todo en 4 minutos y 33 segundos de estupefacción, sorpresa e incógnita.

░░▓__░░__░▓
░/░(@░░ @)░░
░)░░=░/░=░░░
░|░░░(_░░░▒/
░(░░-.___.-░▒/
░░\░░░░░▒/
░░░/░░░##

El silencio llama la atención sobre las notas. Si en un minuto hacemos un "estallido" de notas los oyentes acabaran "empachados". Pongamos que cada segundo ponemos una nota. Hay expectación, hay suspense por la nota que es esperada y deseada. Si aumentamos el silencio, aumentamos la expectación, el suspense, el respeto. Si no ponemos ninguna nota todo el minuto sera una sobrecogedora muestra de respeto y expectación. Adecuado para un himno.
Si pagan lo suficiente, les puedo escribir una letra adecuada a esa música.

Creo que el que le disparo lo hizo por el himno.
No pudo resistir una mala crítica

Simplemente es música minimalista llevada al extremo minimo.
Si "menos es más" entonces "nada, es infinito"

Muy bueno eso, Andy. Puliendolo un poco casi sacamos un busto cibernetico del Crack.

Podriamos hacer profit con eso?

gracias Joker. ¿Camisetas? ¿portada del libro sobre la música que le ha propuesto Julián Hernández?

Por cierto, han publicado la entrada de hoy dos veces. La última a las 06:37h y sin título.

Este lo he hecho yo, y con esfuerzo, los tipos de letra escalables dan bastante lata.

░░▓__░░__░▓
░/░(@░░ @)░░
░)░░=░/░=░░░
░|░░░(_░\░▒/
░(░░-._|__.-)▒/
░░\░░░░░▒/
░░░/░░░##

░░▓__░░__░▓
░/░(@░░ @)░░
░)░░=░/░=░░░
░|░░░(_░\░░▒/
░(░░-._|__.-)▒/
░░\░░░░░▒/
░░░/░░░##

Javier, por favor, ¿podrías borrar el de las 8:47:13? Me equivoqué. Gracias.

Cuál os gusta más, ¿el original de las 5:58:58, o este último de las 8:48:45, incorporando algunos rasgos más de su rostro -inspirado por la caricatura viñetada-?

Retrato ASCII GNU.
se admiten mejoras. A modo de sugerencia, se podría cambiar la sombra ░ anterior al / que define el contorno izquierdo del cuello, por un #, para hacer el otro lado del cuello de la camisa, que se entrevé en la foto.
Me voy a dormir. Perdón por el error. Luego más.

el de las 5:58 sin duda ANDy... Visto desde las reglas del cómic es el mejor. Cuando se hacen representaciones sencillas, el dibujo más simple es el mejor por su fuerza icónica. Cuantos más rasgos le pongas, más se diluye la expresión y el impacto que produce.

Cage compuso? su obra en 1954 y ese fue un momento muy intenso en el mundo de las artes, recuerden a Manzoni y sus latas o la exposición de Klein en una galería completamente vacía y pintada de blanco.
Y auque llegue tarde al tema no se pierdan las versiones operisticas de la novia del magnate Hearst: no se si tenía oido absoluto o es que no se oía en absoluto!

¡Cielo santo! Relator. Quiero suponer que no ha hecho eso a mano.

"Lo hace un programa"

Por lo que me acuerdo de cuando estudiaba (juventud divino tesoro) la pieza fue estrenada en el Black Mountain Colledge y el pianista se sentó al piano y para indicar el inicio de la pieza cerró la tapa. Un rato después volvió a abrirla lo que indicaba que se había acabado el 1er movimiento y así continúo hasta acabar el 2º y el 3º. Lo que no me acuerdo es si le llegaron a pagar.

Pepa, lo interesante no es saber si le pagaron, lo interesante es saber si llegaron a pegarle.

Realmente a quien quisieron linchar fue al responsable del catering ya que casi 5 minutos en silencio provocaron que los críticos que había en la sala se abalanzaran sobre los canapés que degustaron a 2 carrillos. A lo que llegaron el resto de asistentes y vieron que todo se había acabado la emprendieron a mamporros con el pobre camarero.

Tuve un profesor -en la época aquella en la que se llevaban las clases magistrales- que cuando llegaba al aula permanecía en silencio 4'33'', o múltiplos. No creo que siga en activo, pero imagino cómo funcionaría su táctica en la enseñanza secundaria de hoy.

En un sentido, el "juego de dados musical para escribir valses..." K 294, atribuido a Mozart podría ser otra forma de componer sin componer, aunque con resultados bastante diferentes a la obra de Cage.

¿Podemos comparar la obra de Cage 4'33" con la película de Warhol Blow Job (son 35' de cámara fija enfocada a la cara de un tal Bookwalter mientras en teoría está disfrutandod e una sesión de sexo oral)

Pepa. ¿Lo dice por lo de la mente en blanco?

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
http://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef00e54ed4d59c8833

Listed below are links to weblogs that reference O:

Publicar un comentario

If you have a TypeKey or TypePad account, please Inicia sesión

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal