20 dic 2010

Adolescencia

Por: Enric González

Ultraortodoxos

Foto: Manifestación de judíos ultraortodoxos por las calles de Jerusalén en junio. (France Presse)

Una de las definiciones de arte: es el instrumento que nos permite descubrir las preguntas que se ocultan tras las respuestas que nos rodean.

La realidad es un gigantesco montón de respuestas.

La manifestación prevista para esta tarde en Jaffa, por ejemplo, forma parte de la realidad y las respuestas. Uno de los organizadores, Bentzi Gufstein, dice que “la gente de la zona está harta de que tantos árabes salgan con chicas judías”.

El texto de uno de los carteles con los que se convoca la protesta: “¡Yo no permitiré que liguen con mi hermana! ¿Qué harías si un árabe ligara con tu hermana? ¡Acabemos con eso! Recientemente hemos comprobado un grave fenómeno: centenares de chicas de Bat Yam [una localidad cercana a Tel-Aviv-Jaffa] y del centro salen con árabes, están integrándose entre nosotros, su confianza sube. ¡Acabemos con eso! Reduzcamos su confianza”.

El texto de otro cartel: “Los árabes están invadiendo Bat Yam, comprando y alquilando apartamentos a los judíos, quedándose con las chicas de Bat Yam y llevándolas a la ruina. Unas 15.000 chicas judías han sido llevadas ya a los poblados [árabes]. ¡Vamos, judíos, venzamos!”.

Esto enlaza con la campaña lanzada hace unos días por medio centenar de rabinos que trabajan en ayuntamientos israelíes. Los rabinos en cuestión condenan al ostracismo a los judíos que vendan o alquilen pisos a árabes. Los “árabes” a los que se refieren son, conviene recordarlo, ciudadanos israelíes palestinos y gozan, en teoría, de los mismos derechos que los ciudadanos judíos. “Los vecinos y parientes del vendedor o arrendador”, dicen los rabinos, “deben advertirle personalmente y después pueden hacer público el asunto, distanciarse de él [el vendedor o arrendador], cortar con él relaciones comerciales y demás”.

Manifestaciones y campañas están relacionadas con un asunto esencial: la preservación de Israel como Estado judío. También están relacionadas con el odio. Como a veces hace falta explicitar lo obvio, hagámoslo: judíos y árabes se odian. Cuando a los rabinos y los manifestantes se les hace notar que su actitud es profundamente racista, responden que el mismo racismo existe en el otro bando: la amenaza de muerte al palestino que vende su casa a un judío, etcétera.

Se dice que el Estado de Israel, que pasa ya de los 60 años, atraviesa una larga adolescencia. Ciertamente, reúne algunas de las características que se atribuyen a la edad del pavo: el sentimiento de que el mundo no te comprende, el narcisismo, los excesos derivados del vigor, las reacciones exageradas.

La adolescencia es la época de las preguntas. Hablábamos antes de ellas, de las preguntas que se ocultan tras las respuestas. A Israel, un Estado adolescente y confuso que proclama, sin embargo, su condición de única democracia en Oriente Próximo, se le plantea continuamente una pregunta propia de su edad: ¿qué quiere ser cuando sea mayor?

La realidad, decíamos, contiene todas las respuestas. Pero hay que elegir. La respuesta puede estar en las chicas judías que salen con chicos palestinos. O puede estar en la gente que quiere acabar con eso.

Hay 37 Comentarios

La comparación de Israel con un adolescente me ha parecido muy pertinente... y sería divertida si no hubiera miles de muertos, niños palestinos sin futuro y prácticas terroristas.

Es triste... las enormes coincidencias entre los detractores de los judios y los nazis...

Interesante artículo, pero creo que peca Ud. de una "equidistancia" excesivamente generosa cuando dice lo siguiente:

"Como a veces hace falta explicitar lo obvio, hagámoslo: judíos y árabes se odian. Cuando a los rabinos y los manifestantes se les hace notar que su actitud es profundamente racista, responden que el mismo racismo existe en el otro bando: la amenaza de muerte al palestino que vende su casa a un judío, etcétera."

Si bien ambas amenazas son, sin duda, vergonzosas, no sé si es posible situarlas en pie de igualdad, considerando las condiciones a un lado y a otro. Y menos aun si las basa Ud. en la misma razón, apelando de modo tan genérico al "racismo". ¿Se puede juzgar de la misma manera al invasor y al invadido, se puede pretender que ambos tengan las mismas motivaciones? Considero que el rechazo de los palestinos a la venta de viviendas en su territorio refleja menos racismo que terror. Basta ver la historia, basta ver gráficos como éstos:
http://www.veteranstoday.com/wp-content/uploads/2010/04/Israel-Palestine-Map.jpg

En una situación así, una venta representa mucho más, creo, que al otro lado del Muro. Expresa razones muy distintas. No creo que convenga igualar a unos y a otros en la balanza. Al menos, si se pretende responder a lo que ocurre.

Es triste las enormes coincidencias entre los judios y los nazis...

Primero de todo, entre pastores de cabras no debiera haber cornadas. Son la misma raza, y en más de una forma la misma cultura. Obviamente, hablando del musulmán normal (si no,no es un buen musulmán, cosa que la gente pareciera no entender) que es ante todo fundamentalista, y los judíos ortodoxos, que son el equivalente del otro lado, y peores aún. Estas demostraciones no debieran llamar la atención, pues también se corresponden con actitudes similares con respecto a otras religiones y sus adherentes; esta gente es Elegida de Dios, y así trata al resto, sin tapujos. Más allá de la admiración por muchas cosas de Israel, que en realidad son producto de los laicos (los ortodoxos son zánganos improductivos, solo paren y cobran), la realidad es que es una desilusión la soberbia que anida en mucha gente, de a pié, que hace que los árabes parezcan hasta simpáticos, si cabe.

Más que una crisis de adolescencia, es una crisis existencial. La utopía sionista es eso, una utopía. Su encaje en la vida real es imposible.

Ese engendro que es israel no va a superar la adolescencia jamás, no puede, lo lleva demostrando durante sesenta años. está al borde del colapso y va a estallar... Ojalá sea pronto.

Quizá lo que quieran ser es una especie de Irán judio, lo mismo que desea gran parte de la jerarquía católica en España (un Irán católico); y es que Irán para los religiosos contumaces y China (o Rusia) para los neo-economólogos, son los ejemplos a seguir.

Me encanta la comparación con la adolescencia, qué grande Enric.
Todo eso de los noviazgos, los alquileres y demás suena muy a ku klux klan, no? (y precedentes y consecuentes)
Por cierto Enric, vas a pasar las fechas navideñas en Israel? Se nota algo diferente allí por esta época? O nada más lejos?

salgamos con chicas judías entonces je! a ver si por lo menos hacemos cambiar de opinión a sus mujeres jaja

Si Jesus naciera de nuevo, seria de madre palestina y padre judio, lo atacarian con F16 por pertenecer a Hamas y hacer pactos con el FC Barceñona. Esta gente aun estan a 2100 años de distancia. Viven en el caducado Antiguo Testamento, que situacion: Un fantasma recorre el planeta: El fundamentalismo, asi reza un libro que tengo en mis manos

Qué listas son las chicas del barrio ese ultraortodoxo, donde esté un morenazo palestino, que se quiten los de las trenzas. Palestina libre.

Totalmente de acuerdo respecto a la inmadurez en el comportamiento y en el pensamiento de estos personajes.
Sólo añadir que como buenos adolescentes que están inmersos en esa edad tan confusa y complicada que da pie a continuas equivocaciones, normamalmente, necesitan de alguien más experto que les aconseje.
En caso de negarse a aceptar esa ayuda, al igual que me ocurrió a mi, no hay nada como una buena torta en la cara.

Muchas gracias por este texto, Enric.

Muy buen articulo!!

No hay falta de razón en el tema apuntado de la adolescencia. Pero creo que la solución mayoritaria y más madura es clara para la gran mayoría: seguir siendo el estado de los judíos, y lo siento por algunos, el único democrático de la zona, pese a las exageraciones procedentes de una "larga adolescencia repleta de guerras y terrorismo continuo", algo raro porque, por supuesto, no era deseado por los árabes. Ellos sólo desean la vuelta del pasado, la dhimmitud en plena efervescencia.

Por cierto, también quizás sea otro rasgo adolescente y poco maduro, pero los israelíes no desean que los hijos hereden los regímenes de los padres, al estilo sirio, egipcio, tunecino, saudí, jordano, costumbre muy apreciada en las monarquías de la Vieja Europa, a su estilo,por supuesto.

Por cierto, ¿y los males de la Vieja Europa? Gitanos, inmigrantes, falta de integración, mestizaje de disseny, nacionalismo rampante... ¿Son fruto de una apaciguadora y decrépita vejez?

Enric, me encanta leerte...tienes un Don de palabra que pocos periodistas tienen. Solo tienes un pequeño problema: tu desmesurada subjetividad. Como no hay noticias que destacar ahora en Israel vienes con esto. Tu periodisco está obsesionado en sacar a la luz todo lo teoricamente malo de Israel....nunca se pregunta por que y , sobre todo, nunca se mira a la otra parte....preguntemos a los iranies que iopinan de los judios....pero claro...eso ni a usted ni a su periodico les interesa un bledo

Eso esta bien, es muy dificil entender a ese pueblo. Pero si estudiamos su historia, de seguro que podremos comprender este caso. (libro de Nehemias y Esdras) Siempre que ese pueblo se mezclaba, acarriaba muchos males. Hoy no es distinto, solo ha cambiado la fecha, pero todo sigue igual.

¿ como se llama a alguien cuando prohibe a sus familiares, amigos, mezclarse con los que no son de su "raza"?, no conciben las mezclas, desprecian lo que no viene de ellos mismos, so pena de desconocer, desheredar, o hasta matar a quien lo hace, odian por odiar, por que no soportan la diferencia de los otros, esto, en cualquier lugar es racismo.

Soy judia vivo en Israe y esta nota esta un poco sacada de contexto. Los que protestan por estas estupideces son una minoria religiosa y no la mayoria del pueblo israeli.

Magistral, maestro.

Si decimos que los judíos de Israel tienen prejuicios sexuales, raciales o religiosos ¿que podemos decir de los árabes... o de los españoles? Los israelíes han votado muchos gobiernos laboristas y alguna vez al Likud, pero nunca jamás un gobierno religioso, porque la gran mayoría de los israelíes no son religiosos sino laicos.

Tomar una pequeña parte de judíos isarelís por el todo Israel es distorcionar la realidad.

Es bueno para el futuro de la zona, que las chicas judías de Israel salgan con chicos palestinos de Israel, ayudará a la integración. El problema es la xenofobia de los judios ortodoxos, que no lo aceptan: se comportan como sus antiguos matarifes, los alemanes. Los judios israelies tendrán que aceptar la presencia de los árabes que, a fin de cuentas están en la tierra que les vio nacer a ellos y a sus tatarabuelos, tierra en la que llevan siglos de permanencia, cuando los judios andaban repartidos por Europa. La integración es un seguro de vida para los judios en una tierra a la que llegaron imponiéndose con las armas y el apoyo de Occidente. Pero los hechos son los que impone el status quo actual: Israel no se irá de allí, pero tiene que terminar con su política de acoso y colonización de los territorios palestinos. No pueden seguir diciendo toda la vida que aquella tierra es sólo suya, tan solo porque lo diga su libro sagrado, a fin de cuentas ellos llegaron allí cuando los árabes llevaban siglos ya instalados y nunca se habían ido.

En realidad, no me gustaría que se hubiera celebrado ninguna de las movidas -ni la de Bat Yam que es real, ni la de Écija, que es un decir mío-; pero teniendo que elegir, sobra decir que mientras la primera reclama los "derechos" de una injusticia, todas las manifestaciones contra el machismo son un acto de absoluta humanidad.

Shalom, Enric. Si fuera un insecto, me parecerían moscas, pero como soy una persona me representa como si fuera una manifestación de deshollinadores. Con la cara lavada y recién peiná, pero mis deshollinadores de interpretación libre serían como el acné de esa adolescencia a la que alude en el presente art; con todos mis respetos, harían esos señores mucho mejor reclamando mejores condciones laborales y desde luego, asegurándose la disponibilidad de unas escaleras de esas con todas las de la ley. Y puestos ya en paralelismos, no sé qué es mejor, si una manifa de ultraortodoxos en Bat Yam clamando por la vulneración de los prejuicios preestablecidos respecto de sus mujeres u otra manifa de mayoritariamente mujeres condenando la violencia de género en Écija, pues tanto la juventud como la antigüedad tienen sus indiscutibles propios vicios de funcionamiento que hay que someter a juicio con imparcialidad; pues en términos de maldad, siempre podrá haber quien aspire a ser la perversidad en persona. Parafraseando a Isaac Asimov, lo que definiría a un-a demócrata, no iba a ser algo tan circunstancial pero necesario como la edad, sino el auténtico deseo de mejorar en todo momento. Saludos.

Publicar un comentario

Los comentarios están moderados y no aparecerán en el blog hasta que el propietario los apruebe.

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión

Fronteras movedizas

sobre el blog

En este espacio se habla de Oriente Próximo. De asuntos israelíes y palestinos, principalmente. La idea consiste en abordar un conflicto largo y trágico desde un punto de vista oblicuo y a ras de tierra, sin más tremendismo que el estrictamente necesario y, de ser posible, ni siquiera ese. Se intentará hablar en voz baja. Pero los invitados, por supuesto, pueden gritar cuanto quieran.

Archivo

marzo 2011

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal