El periodismo civil

Por: | 07 de abril de 2007

En periodismo no vale todo, como tampoco vale todo en la vida. Hay unas rayas que no se deben traspasar, y cada día se traspasan más. Cada día se traspasa más el derecho a la vida privada, cada día se abusa más de la expresión libertad de expresión, y generalmente son periodistas desaprensivos los que se aprovechan de la aparente sacralidad de esos términos para publicar, en cualquier soporte, prensa, radio, televisión o internet, aquello que se les ocurre sobre cualquiera. A esos periodistas, por cierto, no les gustaría que de ellos se diga lo que ellos dicen de otro. Pero es que para ellos vale la libertad de expresión; los demás no tienen ese derecho, ni el derecho a defenderse.

Hace unos años un periodista desaprensivo, que sigue dando doctrina de libertad en diferentes medios animados y tolerados por la derecha más agresiva, se inventó la historia de que un conocido deportista salía con una mujer de la moda; la historia era falsa, causó los correspondientes daños (que no se pueden cuantificar) a los afectados, y después sucedió el olvido. El olvido generalmente beneficia al que publica, porque la mancha que lanza sigue en las personas atacadas, pero él sigue tan campante, ¡campeón de la libertad de expresión que él mismo está lesionando!

Debemos estar alertas, los ciudadanos y los periodistas, es decir, los ciudadanos. Los ciudadanos no son menos que los periodistas. Como decía Eugenio Scalfari, periodista italiano que fundó La Repubblica de Roma, periodista es gente que le dice a la gente lo que le pasa a la gente.

A veces recorto algunos de estos desafueros, que son contenidos en los más diversos medios; por la naturaleza de los medios digitales, éstos suelen ser un contenedor muy a mano para los desaprensivos, así que esta alerta tiene un mayor significado para los que usamos, como lectores o como autores, estos soportes. El carácter anónimo de mucho de lo que se dice (yo he propuesto que los insultos se digan con el nombre propio, y los elogios con seudónimo) favorece el denuesto, y la falta de una autorregulación civil de la información (o del rumor) permite que una falacia se multiplique mucho más que su correspondiente rectificación.

Entre esos recortes que guardo tengo uno del pasado 21 de marzo. Un medio digital propalaba el siguiente titular: "Desde aquí Zapatero verá culos, tetas y demás lindezas en familia". La noticia tenía dos páginas, algunas fotografías, un mapa, estaba firmada por la Redacción (un anónimo amparado, diríamos) del medio que la contenía. Venía a cuento de la supuesta compra de un chalet en una zona de Almería en la que, por lo visto, la familia del presidente del Gobierno iría a pasar los veranos.

Como sucede que cerca de esa casa hay una playa nudista, el medio digital puso aquel título: "Desde aquí Zapatero verá culos, tetas y demás lindezas en familia". En el cuerpo de la información no se descendía a esos detalles, que quedaban ahí, expuestos, simplemente para atraer la vista del lector. Me recordó el famoso chiste de las monjas que reclaman a la policía para que ponga orden en la casa de enfrente, donde según las religiosa se producen unas juergas sexuales tremendas. Llegan los policías, y no ven nada. "¿Nada?", les dicen las monjas a los policías. "¡Pues súbanse al armario para que vean!"

En La Codorniz había una sección, que quizá hacía el legendario Evaristo Acevedo, que se titulaba, El Bonito Juego del Titular Cambiado. Este es un caso en el que el titular va por el lado que más calienta. Y que la imaginación del lector haga el resto.

En la construcción de los fraudes periodísticas es un grano de arena, pero tiene el aire perverso de las malas metáforas de nuestra profesión.

Hay 21 Comentarios

Debemos estar alertas, los ciudadanos y los periodistas, es decir, los ciudadanos. Los ciudadanos no son menos que los periodistas. Como decía Eugenio Scalfari, periodista italiano que fundó La Repubblica de Roma, periodista es gente que le dice a la gente lo que le pasa a la gente.

Lamentablemente este sector cada vez es mas amplio, poco son los qu consumen la seriedad y objetividad de una noticia. Como pocos son tambien los que la producen, al menos aquí en Argentina.De estos que se dicen "periodistas",que faltan a la ética profesional y apelan al amarillismo para captar al público, abundan.

Me acongoja que exista un tan amplio sector de la sociedad que sepa ubicar a cualquier tertuliano/a de tanto bodrio televisivo y que no conozca o siga a verdaderos profesionales... lo que no significa que estos no hagan de la lectura uno de los ejercicios mas ludicos que existen.

A Félix: No se gana uno la antipatía gratuitamente, ni la mayoría de la gente es tan arbitraria como para ir repartiendola a diestro y siniestro. Ocurre ,que la impostura cansa bastante.

Si era usted,Lola R, la que se ofendió, lo siento, ha sido una mala interpretación, aun así le pido disculpas. Pero es que LA COLECCIÓN INFORMÁTICA PARA TORPES
EXISTE!!!!
http://www.anayamultimedia.es/cgigeneral/coleccion.pl?id_clase=1060&nivel=1&id_sello_editorial_web=23
Con ella aprendí a principios de los noventa informática. Al principio Forges estaba , creo, muy involucrado. Al ser de letras Forges, o quien fuera ,lo explicaba con mucho humor, y se pillaba todo sin muchos tecnicismos, hablo cuando utilizábamos internet(que aqui había una marcianada llamada infovia, o así, menos de 50.000 personas.; y la colección ha seguido.Ay, Y antes me corto una mano que faltar a don Juan Cueto. "el melosetodo" me lo aplicaba a mí de cachondeo.Hoy en la página de El País he "aprendido" a configurar en el oulook una cuenta hotmail, y no me sale ni patrás, o sea...
No sé si llega la explicación y las disculpas a quién se ofendió con el nick torpe informática.
Sé que no caigo muy bien, pero no me gusta que se sumen oprobios por malentendidos
Muchos bits en forma de besos a su teclado, así nos damos las manos; Y yo jamás la tomaría el pelo, trataría de tomarla hasta donde se dejara.
Suyo, servidor

A mi lo que me fastidia de esto de la libertad de expresión es lo que está pasando en los blog de Felix de Azua y compañia en los que están discriminando a los para mí mejores, dejando solo a cuatro la mayoria señoras, que hablan y hablan de sus cositas sin hacer el minimo caso a lo enunciado en cabecera, resultando que han convertido un lugar literario en un cotorrificio en el que con solo esas pocas personas llegan a sumar cientos de comentarios para lo que además hacen todo tipo de trampas como es hacer cambios de nik etc. www.antoniolarrosa.com

El periodismo "basura" existe porque hay un publico que lo consume, si no, no podria mantenerse. Lamentablemente este sector cada vez es mas amplio, poco son los qu consumen la seriedad y objetividad de una noticia. Como pocos son tambien los que la producen, al menos aquí en Argentina.De estos que se dicen "periodistas",que faltan a la ética profesional y apelan al amarillismo para captar al público, abundan. Quizás como Ud dice, el mayor factor de esto es la falta de autorregulación civil dela información. Hay cosas que se han perdido a traves de las décadas. Sin embargo, en los últimos años, al menos en mi país, noto un cambio social que puede traer cosas buenas..quizás un mejor periodismo.

Sol Ramos. Alumna de 4 año-Comunicación Social-UNC-Mza, Arg

Gran frase la de Eugenio Scarfoni.Precisamente como dice Scarfoni, así de sencillo es, pero la prostitución a la que está sometida la profesión, pagada por los intereses magnánimos de la política es incontrolable y especialmente desagradable, en especial por parte de "Los Liberales" que desde sus púlpitos matutinos de "LA MAÑANA" cpe escupen sus rumores y falacias, bajo el anonimato de la red de redes sacan, aún más, su peor cara.O quizás la única que tienen.

Amo el periodismo lo suficiente para aborrecer el que este cabalgue a diario entre el rosa y el amarillo.
Me acongoja que exista un tan amplio sector de la sociedad que sepa ubicar a cualquier tertuliano/a de tanto bodrio televisivo y que no conozca o siga a verdaderos profesionales... lo que no significa que estos no hagan de la lectura uno de los ejercicios mas ludicos que existen.
¿Y en que universidad se te enseña el arte de la elegancia y de la autocensura cuando escribes? ¿Y a distinguir lo que tiene verdadera sustancia? Es un decir.
Con el permiso de Juan Cruz y mejorando lo presente quiero compartir con los compañeros/a de blog los nombres de algunos de aquellos maestros/as que me hacen mas llevadera la apertura mañanera de la prensa.
Juan Jose Millás, Fernando Delgado, Manuel Vicent, Maruja Torres...

Las personas civiles estamos etiquetadas según la prensa escrita que leamos o la radio que sintonicemos. Creo que eso lo dice todo. O no dice nada.
Un medio privado puede decir lo que quiera, pero yo particularmente preferiría que más de uno se quitara el apellido de periodista y directamente se pusiera el de propagandista y vocinglero.
No se trata de acotar la libertad de expresión, sino que como toda libertad sea un compendio justo de derechos y deberes.

En Venezuela hace tiempo que los medios de comunicación entraron en una fase de estado de sospecha, el periodismo civil hoy en dia es: abuso de expresión de libertad de expresión. Muy acrtado el analisis.

¿Es lo mismo la responsabilidad de un periodista que escribe en un periodico de provincias,que uno de Madrid o Barcelona?Por ejemplo El Pais tiene 1,5millones de lectores o el Mundo 1,3millones muchos mas casi,que los habitantes de algunas comunidades.

¿Es lo mismo la responsabilidad un periodista de un periodico gratuito que uno de pago?

La diferencia ya radica,de salida,en la temporalidad o seguridad en el empleo de unos y otros.

Mi opinion es que Polanco,por su edad,por su responsabilidad ante los empleados del grupo Prisa,ha hecho "lo que tenia que hacer y solo el podia".Desde entonces yo veo que el nivel de crispacion del PP ha aflojado considerablemente.La prueba del algodon la vamos a tener de aqui hasta el proximo 27 de Mayo y desde luego,los resultados de las elecciones tambien diran lo que piensa el "publico objetivo"

¿Como se financian estos periodistas y los medios ò programas que les dan entrada?.Sin lugar a duda por la publicidad.¿A donde va la publicidad? al medio que tenga lectores y precio adecuado.Por tanto,las empresas que acuden con su publicidad son,en parte,parte del problema de su existencia y devenir.He notado,ultimamente,que la CNN cada vez es "mas exigente"con la calidad,sonido,imagen de sus cortos publicitarios.Debe ser de los pocos que se lo permite.

¿Dónde hay periodistas importantes que se atengan a la definición de Scalfari? En su día Gabilondo, pero ya no. Por supuesto que ni Francino, ni Carnicero, ni Aguilar. Y menos todavía Herrera, Jiménez Los Santos, Villa. Quizás se salve Del Olmo.
Cuando todos ellos hagan ejercicio de autocrítica, si es que algún día lo hacen, se lamentarán de no habernos contado más que su verdad y no ser periodistas.

Hola Juan
Esta bien el post. Pero me ha decepcionado un poco. Al ver el título en la web de El País me animé a entrar porque creo que hace falta un debate muy serio sobre cómo se ejerce esta profesión nuestra, y sin embargo, me encontré con que el tirón de orejas era bueno, pero insuficiente, porque sólo afecta a los extremos, no al mainstream... Es obvio que ese titular es una barbaridad, y también es obvio que esos medios hacen mucho daño, pero también hace mucho daño el periodismo que no investiga, que se limita a recoger declaraciones, que se parapeta en una supuesta imparcialidad que no es otra cosa que la promoción colectiva de la ignorancia y que, desgracidamente, es ampliamente mayoritario incluso en los medios más aceptables. Propongo sustituir ese falso anhelo de "IMPARCIALIDAD", por algo mucho más certero, ético y mundano que yo llamo "COMPROMISO CON LOS LECTORES", y que es lo que yo creo que, en el fondo, está detrás de las manifestaciones de Polanco. En fin, lo que sí me ha encantado es ese rótulo de PERIODISMO CÍVICO, y también la referencia a Scalfari, de la que tomo buena nota. Desde ahora me lo apropio porque creo que es una perfecta síntesis de lo que algunos y algunas creemos que debería ser esta profesión. Gracias por el sintagma y te animo a seguir pensando sobre lo que serían las bases de ese periodismo cívico (quizás lo hayas hecho ya y yo no me enterado...) y darnos referencias para que también otros y otras lo hagamos.

Hola Juan

Comparto de punta a cabo(como se dice aqui en Cuba) contigo.
Por desgracia, entre los verdaderos periodistas quedan infiltrados aún una especie de reporteros de estiercol que lo único que se me ocurre pensar es que nunca recibieron ni una clase de ética, ni en la universidad, ni en la vida.
Sien embargo no son ellos los responsables de tantas basuras que luego llevan su crédito. Usted casi que nació siendo periodista y se que sabe bien que en cualquier medio solo se publica lo que no afecta los interes de los dueños. Cuántos buenos profesionales revisaron el reportaje este que usted menciona. Yo creo que ninguno.

A cierto personajillo de esos madios le han regalado una alcachofa.En el medio desde dondo miente,difama,vocifera,escupe veneno etc.le llamaron ¡estrella! y puede que sí paro APAGÁ

Llevas razón, chocho, con todo esto que cuentas. Y perdona por lo de "chocho", pero es que soy de Málaga y allí se dice mucho, tanto que casi no significa lo que significa, bueno, sí que lo significa, pero no del todo, es como dcir "tío" o "primo" a alguien que ni es tu tío ni tu primo. Pero bueno, a lo que íbamos, que siempre me pierdo, chocho. Yo con lo que más me quedo es con lo de "a esos periodistas, por cierto, no les gustaría que de ellos se diga lo que ellos dicen de otro". Te cuento esto porque ayer la zorra de mi madre (ya te contaré otro día porque me llevo así de malísimamente mal con ella pero es que la cabrona es para echarle de comer aparte) me mandó comprarle el "Sur" al kiosco para ver el itinerario de las procesiones, y guardando la cola me encontré con la portada de una revista en la que salía el bicho de Jorge Javier con una especie de noviete/rollo por la calle. Me quedé pensativa y me dije: "Se lo merece, chocho, se lo merece. Y aún así me parece poco porque menudo especimen." ¿No te parece, Juan, que es algo así como justicia divina este caso?

Cierto es, pero el caso es que hay un buen monton de gente a quien el gusta que le mientan... que le digan aquello que desean oir.... y eso lo vemos a diario en algunos medios que prefiero no mencionar...

Mientras un porcentaje considerable de votantes del PP se siga informando con periodistas (sic) como César Vidal, la derecha española seguirá como hasta ahora. Algunas perlas de éste terrorista de la palabra:

http://pasaron.net/2007/04/04/racaraca-ii/

Saludos


Ya sabes que la táctica de algunos y sobre todo de la derecha mas rancia y conservadora es eso de " Difama que algo queda", ya lo vemos en medios de comunicación que alardean de paladines de la libertad de expresión y lo oimos en medios vinculados a la Iglesia C.

Saludos.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
http://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef00d834517eab69e2

Listed below are links to weblogs that reference El periodismo civil:

Mira que te lo tengo dicho

Sobre el blog

¿Qué podemos esperar de la cultura? ¿Y qué de quienes la hacen? Los hechos y los protagonistas. La intimidad de los creadores y la plaza en la que se encuentran.

Sobre el autor

Juan Cruz

es periodista y escritor. Su blog Mira que te lo tengo dicho ha estado colgado desde 2006 en elpais.com y aparece ahora en la web de cultura de El País. En cultura ha desarrollado gran parte de su trabajo en El País. Sobre esa experiencia escribió un libro, Una memoria de El País y sobre su trabajo como editor publicó Egos revueltos, una memoria personal de la vida literaria, que fue Premio Comillas de Memorias de la editorial Tusquets. Otros libros suyos son Ojalá octubre y La foto de los suecos. Sobre periodismo escribió Periodismo. ¿vale la pena vivir para este oficio?. Sus últimos libros son Viaje al corazón del fútbol, sobre el Barça de Pep Guardiola, y Contra el insulto, sobre la costumbre de insultar que domina hoy en el periodismo y en muchos sectores de la vida pública española. Nació en Tenerife en 1948.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal