Anatomía de un instante

Por: | 06 de abril de 2009

Se acabó el pudor, los novelistas toman la realidad y la hacen suya, no es necesario buscar en el arcano de la ficción absoluta, la realidad es también la materia de la narrativa. Lo fue siempre, pero siempre se quiso disimular. Las nuevas generaciones han roto esos moldes que ya fueron rotos, en el siglo XX, por gente como James Joyce o Marcel Proust. Entre nosotros tuvimos a Galdós, y, en los tiempos más recientes, a Manuel Vázquez Montalbán o a José Manuel Caballero Bonald. Ahora tenemos a Antonio Muñoz Molina, a Manuel Rivas, a Julio Llamazares, a Juan José Millás, a Javier Marías... Y hemos tenido en ese equipo que hace de la realidad materia de su narrativa a Vicente Verdú, a Antonio Martínez Sarrión y, muy destacadamente, a Javier Cercas, cuyo libro Soldados de Salamina abrió un camino por el que podía imaginarse que iba a seguir ascendiendo hacia el entendimiento del pasado con las armas de la narrativa de ficción. Ahora irrumpe con Anatomía de un instante, una arriesgada incursión en el último suceso grave de la vida española (antes del 11M). Cercas disecciona aquel 23 de febrero de 1981, en el que España desembocó en una especie de apuesta al todo o nada: se rompía la baraja democrática o ésta se consolidaba. En ese mismo día, en esas horas que duró la incertidumbre, se movió el pasado, el presente, se movió el futuro, y como resultado de ese tremendo griterío tuvimos un país distinto, al principio temeroso y luego confiado, abocado a ser, para mal y para bien, un país como cualquiera de los que nos rodean. Cercas acomete algunas revelaciones que provienen a veces de su intuición narrativa, pero que siempre están relacionadas con la razón que les asiste a los que trabajan a fondo los materiales que les ha dejado la realidad; algunas de esas intuiciones traerán mucha discusión --el papel del rey, el papel de los socialistas...--. Es una maratón, el resultado de una investigación ciclópea, un libro que dará mucho que hablar y que resulta una contribución mayor de un narrador que tenía 18 años (y estaba enamorado) en el momento en que Tejero mandó a parar en el Congreso.

Hay 55 Comentarios

Estoy leyendo, con mucho interés, esa anatomía, pues me trae más conocimiento sobre esa história de España. Tengo una pregunta: en cual pais se puede sepultar, un oficial general condemnado a 30 años de cárcel por traicion, en un monumento nacional tal el Alcazar de Toledo?

Un libro imprescindible para el que esté interesado en la historia reciente de nuestro país...

Acabo de cerrar el libro después de leerlo. Y me he volcado a internet a saber algo más de él. He llegado a este blog y he sabido que Cercas tenia 18 años y estaba enamorado cuando el 23-F. Yo tenía entonces 22 años, y también estaba enamorado. Enamorado de la madre de una hija que hoy tenemos, que ya tiene casi los 22 que yo tenia entonces, y que no ha rebotado contra nosotros de la forma en que Cercas cuenta tan bien que rebotamos nosotros contra nuestros padres. Como Cercas, yo doy gracias a quienes nos permitieron, más allá de bien y mal, más allá de verdad o mentira, ser padres a nuestra vez de personas libres. Que si es verdad que la verdad nos hace libres, también es verdad que sin libertad, sin la libertad verdadera (que es una libertad de las personas, y no solo de los sistemas), ni hay buena gente, ni hay verdad que valga.

Querido Juan
Aquí estoy de vuelta el interesante señor se llama Antonio Cabrera Pereras es historiador y nada menos que Hijo Predilecto de la Ciudad de Las Palmas de Gran Canaria y está por publicar su próximo libro.
Besos y felíz día.

Juan he recordado que un estudio sobre tu paisano Galdós está haciendo un historiador canario que (se me escapa su nombre en este momento), le conocí frente a la que fue la casa de Galdós en Hilarión Eslava. Ya. recordaré el nombre y te lo diré otro día. Es 'Hijo predilecto de Gran Canaria el año pasado' 2007.
Interesante iba además a decir algo más de uno de estos escritores pero no sé cómo solo decir que es 13 de abril entonces cayó Jueves Santo y lucía igual de luminosa la tarde pero qué más dá.
Aquí dejo esto, gracias.


EL BUEN MOMENTO

Aquel momento que flota
nos toca de su misterio.
Tendremos siempre el presente
roto por aquel momento.

Toca la vida sus palmas
y tañe sus instrumentos.
Acaso encienda su música
sólo para que olvidemos.

Pero hay cosas que no mueren
y otras que nunca vivieron
y las hay que llenan todo
nuestro universo.

Y no es posible librarse
de su recuerdo.
De "Alegría" 1947
(J. HIerro)

Ya que Juan Cruz me lo descubrió, quería también añadir entre los escritores mencionados por él a Luisgé Martín en cuya última novela, igual que en la anterior, utiliza la autoficción para ofrecernos una maravilla de novela, Las manos cortadas, de la que tan bien habló Juan hace unas semanas. He leído tanto ésta como la anterior, Los amores confiados, y no encuentro palabras para agradecer al maestro Juan que haya puesto en mis manos estas dos joyas. En cuanto a Cercas, le leeré con entusiasmo estos días. Saludos.

Leí Soldados de Salamina y vi la pelicula de Trueba y Ariadna Gil.

Con posterioridad, un compañero de trabajo, Ingeniero que ahora deberá andar por los 72, me comentó lo siguiente:

"Yo tengo una familia muy dispersa, tanto en lo geográfico como en lo ideológico. Uno de mis tíos era un alto cargo político de derechas de una población cercana a (creo que es Sª Mª del Collet). Posteriormente al proceso que describe Rafael Sanchez Mazas, fue pasado por las armas junto con otros quince cargos políticos de derechas de poblaciones cercanas"

Sin ningún ánimo de polémica, a mí siempre me pareció rocambolesca la historia.

En un "paredón" en el que estás frente a un pelotón de fusilamiento, no quedar malherido por la lluvia de balas recibida, estando todos los fusilados en el suelo escaparte corriendo (para lo que se requieren unas grandes capacidades atléticas). Que te perdonen la vida....

De lo que nadie duda es de que Sanchez Mazas era (y es) un talento literario de primer orden en cuanto a ficción.

Buena idea, el coste de Sarkozy en el Eliseo y de la campana para elegir el presidente. Nunca pienso que hay un rey o una reina cuando estoy en Belgica, Inglaterra o Espana. Se habla del modelo democratico escandinavo, con reinas y rey. Y me olvido de los Paises Bajos. Gran parte de Europa tiene reyes. En Francia, decapitamos a Louis XVI durante la Revolucion, pues rapido tuvimos a Napoleon y otros reyes y finalmente Napoleon III. Casi un siglo.
Saber todo lo que ocurro o porque y como termino asi puede tardar. A.Wajda acaba de hacer una pelicula sobre la masacre de oficiales polacos en Katyn. Durante cincuenta anos se creia, con algunos dudas, que los que les mataron eran los Alemanes. Pues, un buen dia, Gorbatchev dijo la verdad: eran los Rusos.
Todo lo que acabo de leer en vuestros comentarios me da ganas de leer el ùltimo libro de Cercas. Me gustaron mucho "los soldados de Salamina" desde el punto de vista de la historia y del de la escritura: lograrà el autor elucidar esos hechos pasados, lograrà escribir su libro? Hay algo de policiaca en la novela y la novia del autor me hace pensar en Charco, la novia del detective de Vàsquez Montalbàn.
Quisà, esperaré la traduccion al francés porque el vocabulario familiar de Cercas puede ser un poco dificil para mi.

Con el don que tienen los borrachos de ver las cosas terribles con el rabillo de los ojos ,aquella tarde, creí ver algo inquieto que se arrastraba por la escalera mientras estudiaba , soñaba, suspiraba y escuchaba la radio.
Como en aquellas viejas y amarillentas fotos de estudio en las que quedaban atrapados los rostros crispados de los niños ante la solemnidad del momento o el ambiente peculiar del cuartito fotográfico con sus sillones forrados de seda, sus idilicos paisajes , sus columnitas y sus forillos pintados ..así hay hechos , sucesos , acontecimientos e instantes que quedan espontaneamente atrapados en ese album de recuerdos que es la memoria del ser humano.
Hacía calorcito y aprovechando que el patio se llenaba de mil colores y de muchisima luz , instalamos una mesa y una butaca en la azotea. El canto de mis pájaros-tres jilgueros y un colorín cruzao al que había bautizado con el nombre de Roger -ponían sinfonia de violin a "técnicas de aprendizaje de vocabulario. Automatismo.Fijación.Reforzamiento y Progresión "
Andaba por el punto 3 y combinaba con la renovación del teatro a finales del XIX y principios del XX.
Apuntaba :
Hermanos Quintero...> evocan tipos y ambientes.
Muñoz Seca...> humor disparatado.
Jacinto Grau...> fuerza trágica , huye del decorativismo modernista y da nueva vida a viejos simbolos.
Preparaba oposición y soñaba con mares lejanos, cuando del transistor salió como el estampido de pistolas disparando y una voz gritando: ¡Todos al suelo!
Los pájaros enmudecieron, el sol, sonrojado , puso sobre mi rostro como una nube de bronce y fuego, los libros cayeron al suelo y el corazón convertido en principe debilucho era incapaz de poner sangre y palabras en los labios ante la delicadeza del momento.
Dejamos todo y salimos pitando hacia el teléfono más próximo.
En la vecindad se descorcharon las botellas del miedo y nadie respiró hasta que se oyó la voz del rey.

Se retribuye el abrazo hermano, y mira que estamos tan en las antípodas geográfias (Aquí aún los días muy calientes y todo florido), y sin embargo tan cerca...


Amigos blogueros:

Cuando asistía, con considerable estupor, a los episodios acerca del 23 F y al nivel de aceptación que tuvo, pude entender el carácter "mítico" de la transición. No me refiero a una mentira: me dejé mucho tiempo, muchas ilusiones y muchos compañeros en ese trayecto para decir algo tan estúpido. Cuando me refiero al mito quiero indicar que se trata de un hecho fundacional, una especie de ADN que marca los rituales cívicos y las señas de identidad de un país. Lo que ocurre es que ese mito no sólo se ha construido con algunas exageraciones comprensibles en la necesidad de cohesionar a la sociedad en torno a un sistema político. Me refiero (y os aseguro que lo digo, más allá de una opinión, por haber trabajado mucho tiempo con lo que la prensa decía entonces, con lo que se declaraba ante ella, con los objetivos que entonces se fijaban), que la imagen de un monarca deseando construir la democracia que hoy tenemos no se ajusta a la realidad. Ha podido evolucionar después, pero su discurso ante las cortes el 22 de noviembre de 1975 fue seguido de la formación de un gobierno que pretendía ofrecer una carta otorgada, y que fue rebasado ampliamente por la movilización popular. La ruptura no pudo hacerse, pero las instituciones que venían del franquismo tuvieron que abrir un proceso de negociación en el que, porque disponían de los recursos del Estasdo y de buena parte de la opinión pública española, mantuvieron el control, hasta poder fijar un sistema electoral que, con menos votos, les dio mayoría en las Cortes. La función de algunos personajes que han sido considerados creadores exclusivos de la democratización española debería considerarse como parte de una dinámica en la que las movilizaciones contra el tipo de reforma que quería hacerse obligaron a ensancharla. Y debe tenerse en cuenta que ni los medios de comunicación más progresistas estaban de acuerdo en llegar más lejos (¿hace falta recordar los editoriales de EL PAIS saludando la posibilidad de la reforma de Fraga y, en especial, de la de Suárez? Porque si hace falta, los recuerdo, los tengo muy a mano). Y, además, porque la oposición democrática quedó desunida en cuanto el gobierno ofreció caminos distintos de negociación a cada fuerza, promesas de futuro diferentes, vamos a ser claros, a socialistas y comunistas.

Lo que me hizo certificar ese carácter mítico de la transición fueron aquellos dos programas sobre el 23 F, porque estaban totalmente sacados de un contexto político sin el que no se entendía nada. Por ejemplo, las advertencias lanzadas por Fraga sobre la necesidad de un cambio de timón urgente en noviembre de 1980. El que se publicaran libros, entre ellos el del actual dirigente de la patronal catalana, Joan Rosell (entonces Juan), en el que se decía que España estaba yendo por el camino equivocado, y debía apostarse por una solución (Milián Mestre en el prólogo dixit) "a la francesa de 1958", es decir, a lo De Gaulle. Recordar que una revista vinculada a la derecha más dura, pero no a FN, como HERALDO ESPAÑOL, señalaba la necesidad de un general que EVITARA UN GOLPE DURO Y UNA INVOLUCION para conseguir un gobierno de gestión que permitiera al PSOE convertirse en la fuerza socialdemócrata nacional que se precisaba. Recordar la crisis de UCD, los motivos de la misma (la ofensiva de la patronal, la OPA de Alianza Popular, la insurrección de los democristianos del partido), así como la indignación por las victorias nacionalistas en Euskadi y Cataluña en las elecciones de 1980. El terrorismo que cazó a cientos de militares sólo en ese año. Y los escarceos realizados para implantar una rectificación política que evitara que las cosas se desmadraran.

Fuera de ese contexto ¿se entiende algo? ¿Se entiende que los militares más monárquicos se lancen a una jugada como la de Armada y Milans? ¿Se entiende el estropicio que causa Tejero, que está muy lejos de cualquier operación de rectificación, que llegaba a apuntarse en ese reportaje?

La transición no fue consensuada: el consenso constitucional fue el resultado de una fase de conflicto inmenso, fijado en determinadas zonas de España, pero que era de larga duración, y que no podía ser ya controlado desde la muerte de Carrero, cuando comienzan los intentos de institucionalización de la sucesión.

Uno puede considerar que el punto de llegada fue feliz (yo no lo llamaría exactamente así, pero desde luego, sin punto de comparación con lo que teníamos), pero a causa del impulso que se dio desde fuera del régimen, para hacer que una institución como la monarquía modificara lo que fueron sus primeros pasos, entre los que no se contaba una constitución. Y si alguien dispone de un documento que señale tal cosa antes de las elecciones de 1977, que lo diga. Porque la Ley para la Reforma Política dice sólo "reforma constitucional", considerando que en España ya hay una constitución. Y tengo el convencimiento de que, con un resultado como el que cabía esperarse, con la UCD tomando todo el aparato estatal, no dispondríamos del sistema que tenemos: la derecha española se encontró con más de la mitad del país votando a quienes representaban a la oposición al franquismo (tengo los números, si alguien los solicita, no tengo inconveniente en tomarme el trabajo de repetirlos aquí, aunque sólo hay que ver la portada de CUADERNOS PARA EL DIALOGO: la izquierza, con más votos, menos escaños). Esa irrupción del voto del cambio fue lo que modificó las intenciones iniciales. De la misma forma que otros tuvieron que modificar sus estrategias y la izquierda se dividió tajantemente entre la alternativa de gobierno del PSOE y la propuesta de concentración nacional, propia de los periodos constituyentes, del PCE.

Sacar el 23 F de ese proceso que prácticamente se inicia con Carrero es quizás entender un instante, pero no comprender un proceso. Lo siento, yo soy historiador. Y trabajo en un departamento que se ha dedicado, en buena medida, a acumular un inmenso material y una masa crítica muy considerable en lo que se refiere a este periodo.

Maririu, creo yo tambien, que la cosa es como la cuentas. Que el tadofranquismo arroje índices de crecimiento de más del ciento por ciento es lo único que puede arroja una estadística al aumentar dos o tres puntos sobre la misérrima existencia que arrastrábamos. El cambio que han visto mis hojos atravesando españa de parte a parte, el que nos ha sacado del arroyo depauperado, ha sido a partir del salto al gobierno de Felipe González y que se ha ido manteniendo hasta los últimos desastres, patrios y globales, aún en plena tomenta.

Tambien estoy de acuerdo con que el coste de una presidencia (p.e. tener de presidente a Ansar... solo pensar en su boda en el Escorial, sus gastos solicitando medallas y títulos americanos, y llevarnos a la guerra vestidos de arcabuz... no quiero ni imaginarme los costes) aguantarían con dificultad la comparación con los costes actuales del bormbón.

De la noche del 23F, creo que seguir enmerdándolo con su implicación, no se sostiene por ningún lado, ni por lo que nos ha podido llegar de aquel día ni por su comportamiento en todos estos años, y la diferencia de entendimiento con unos y con otros (la derechona lo odia) y aprovechan cuanquier medio para machacarle, el propio ansar lo ninguneó lo que quiso. Si hubiera la más mínima cosa, los pajarracos interesados ya habrían cantado. No soy monárquico, pero como dicen algunos, soy uno de los juancarlistas convencidos, otra cosa será lo que será de su heredero...

En cuanto al nuevo libro de Cercas espero ver qué ha intuido, qué ha descubierto, qué ha novelado con esa realidad como materia narrativa... pero pondría la mano por juancarlos...

Un abrazo, envuelto en periodico viejo... del otro día, claro.

Gracias por tu reflexión, Paco. No te preocupes mucho por el rey, es capaz de defenderse mejor que todos nosotros.

Maestro Cruz
Coincido en mis preferencias hacia los escritores que menciona el Maestro Cruz y añado a Vicent. El 23-F lo viví con gran tristeza y todavía hoy la entrada del tipejo ese y su trupe de descerebrados y su intento chusco y cobarde de querer y no poder tirar al suelo a Gutiérrez Mellado me produce rabia y vergüenza ajena, procuro evitar el ver esas imágenes.El leer quienes estaban detrás,en mi humilde opinión una panda de fachas con intereses descaradamente personales que querían perpetuar su seguir chupando del bote parar ellos y sus descendientes y su organización del golpe,como si fuera la España de charanga y pandereta y el no entender hacia donde marchaba la historia de este país no creo que nos alivie el sufrimiento y la vergüenza que padecimos ante el mundo, me quedo con la cara de los que al día siguiente marchamos a nuestros trabajos y nos mirábamos y sin decir nada nos sonreíamos sabiendo y diciéndonos sin decir que ya no nos pararía nadie y que era irreversible la democracia, las otras intentonas pues como siempre con estos salvapatrias chungas y los planes a lo Mortadela y Filemon .Leeré el libro de Cercas como un ejercicio literario pues sobre esa triste y vergonzosa fecha me duele todavía hoy por chusca y esperpéntica . Chapuzas y Gaspard un cordial saludo y si me permitís quisiera deciros que el Rey no se puede defender y hablar de quien no se puede defender precisamente por ser el Rey, tu que eres un hombre de izquierdas democrático con una sensibilidad, etica y sentido de la justicia muy alto y tu Gaspard un liberal republicanista demócrata, sensible ético y justo es muy fácil y dejar caer ó encajar cosas según vuestros criterios muy personales y decir sin decir también. La historia es la que es y la historia verdadera tardará años en que un historiador quizás pueda encajarla y sacarla a la luz publica ó quizás es la que sabemos pero los culpables son los que son y fueron condenados.Las dos hipótesis y demás historias son para el periodista, empresario é ideólogo de cámara del negacionista que con la brunete mediática lo manejan de maravilla y son capazas de echarle la culpa del 23-F a Zapatero.
PD.Gracias Amando muy sinceramente, mi único interés es que la armonía y la calidez de la palabra sobresalga en este rincón y creo que lo conseguimos la mayoría de días, siempre entrará algún desalmado dando clases de lo que adolece pero es la vida y este blog es un reflejo de la vida a pesar de nuestro interés en que sea una vida bella de palabras.
Saludos Paco

Bien dicho, Adrián. Saludos desde el frío (aquí en Ottawa ha nevado abundantemente esta mañana).

Estimado Juan y blogueros: Tenía 30 años cuando ocurrió el intento de golpe de Estado por los militares, siempre tan "salvadores" de la Patria. Aunque soy republicano, estoy totalmente convencido de que Juan Carlos actuó con inteligencia y, sobre todo, con mucha astucia, tacto y prudencia. Si se hubiese enfrentado con los Capitanes Generales, imponiéndoles la fuerza que le otorgaba la Constitución, le hubuieran argumentado que por encima de la Constitución estaba la Patria. ¡El viejo cuento de siempre!, para así justificar los innumerables golpes de estado de la clase militar desde las Cortes de Cádiz.
Comparto aquella frase de Santiago Carrillo refiriéndose al papel del Rey en aquella noche del 23-F:"Soy republicano Juancarlista"
Con respecto al comentario que hace Juan sobre escritores actuales como Antonio Muñoz Molina, Juan José Millás, Vázquez Montalbán o Javier Marías, entre otros; en ningún momento los compara con James Joyce, Proust, Galdós ... Hay gente que le gusta "enredar" .
En cuanto a la sugerencia de algún bloguero de que Juan nos hable de sus libros en el blog, creo que está fuera de lugar. Y él, por una cosa que se llama sentido común, pienso que jamás lo hará. Nosostros sí que seguiremos disfrutando con sus libros. Es nuestro privilegio como lectores.
Un saludo desde el Jardín de las Hespérides.

Gracias por haberme incluido en la estantería que enmarcan tus paréntesis de la lucidez humana...es para mí un honor compartir semejante lugar, aunque como todos sabemos, no me da la altura para esa situación, sólo lo tomo como una consideración respetuosa de tu parte, y una muy buena ubicación que me permite saludar a los maestros, darles un abrazo fraternal y regresar al llano de donde provengo.
Te agradezco el honor, liberal.

Por cierto, Malcolm Otero Barral, bienvenido. Es un honor.

Juan Cruz y amigos blogueros: buenas noches.

Como tantas veces, la propuesta de Juan se ha materializado: hágase palabra escrita la cotidianidad y se hizo. Y como si se siguiera con la estela de la entrada de ayer, hemos vuelto nuestra memoria hacia aquellas jornadas que parece ser recrea la novela de Javier Cercas.
(Por cierto, Soldados de Salamina, por sí sola sirve para darle más de un voto de confianza. "A la velocidad de la luz", Maririu, me gustó menos, pero probablemente sea culpa mía, porque la leí peor (en peor momento, bastante peor momento)).
Sobre estos mismos días tengo reflexionadas y anotadas mis propias vivencias.
No termino de entender (pero es culpa mía en exclusiva)el alcance de la exposición de Chapuzas. Con el tema de la República me pasa lo que Gónce y a Maririu. La lógica razonable va por donde va, pero a la hora de la verdad, el asunto me es indiferente, siempre y cuando una gran mayoraría estemos de acuerdo. Muchas gracias, Maririu, por lo que dices de los gastos de la presidencia de la República francesa, ese mismo ejemplo lo he utilizado en alguna ocasión y me han mirado como si fuera un marciano.
Creo Blogácrata que puede haber más de una respuesta a tu pregunta, pero en todo caso da lo mismo, la conclusión es que paró el golpe, o terminó de pararlo, o las circunstancias le obligaron a pararlo. En el fondo, lo que quiero decir, es que si el rey no hubiera apostado por la Constitución (soy más modesto, como veís, no hablo de democracia), no sé qué hubiera pasado. Bueno, sí lo sé, pero como aquí hoy se habla de lo cotidiano y no de ciencia ficción o política ficción, pues no lo digo.
¿Que en un momento determinado el rey dudara, preguntara, sopesara...? Quizá sí, quizá no. Pero por lo que sea (por fe o por conveniencia)cogió el timón y puso rumbo hacia donde lo puso. Los ruidos de sables que hubo después se fueron diluyendo hasta ser pequeños ecos en la lejanía... Si por algunos fuera, los resucitarían, pero creo que ya es imposible.
Mi impresión es que sólo en el alma de Juan Carlos está su verdadero sentir, pero intuyo (ya sé que soy un ingenuo) que está satisfecho de cómo han ido las cosas después.
______________________

Beatriz, cuando Manuel Rivas estuvo aquí, también me dibujó una barca en "Los libros arden mal". y allí, como si fuera la arena, me escribió "Re-existencia", todo un tratado y un horizonte de vida. Había hablado sobre la memoria histórica. Hacía una tarde bastante gris y fresca, ya de finales de septiembre, y mientras dibujaba con sus dos plumas, charlamos.
Ojalá que todos tus alumnos aprueben, ojalá que mañana, cuando les hables de "La lengua de las mariposas", todos ellos sientan, lo mismo que sentí yo cuando lo leí, y que salgan de ese libro convencidos de que el miedo es el peor de los aliados que tiene la decencia del ser humano.

Gracias Antonio por tu comprensión.

Feliz noche de lunes a todos desde Segovia.

Bienvenido, Gaspard. ¡Menos mal que apareció el fiel de la balanza!

Fuentes Quintana fue uno de mis profesores en Madrid. En aquellos tiempos estaba obsesionado por el déficit público. Me gustaría mucho leer lo que me propones, aunque ya te puedes imaginar la distancia que me separa de sus visiones económicas. A ver si en mi próximo viaje a España me documento...

Como tú dices, mantengamos adecuadamente tapadas las partes pudendas borbónicas, no sea que se enfríen.

Buenísima pinta.

¡Pero bueno, a ver qué pasa aquí! Voy a tener que terciar yo, el que se sitúa en el CENTRO de las disputas, para moderar la guerra civil entre Maririu y Chapuza, antes de que empiecen con el rollo Pimpinela. A ver si vais a acabar como Johanna, Nathan, Raphäel y la otra chica, a grito limpio, esta noche en ‘Plus belle la vie’. Tú tranquilo, Chapuza, que Maririu no lo hace con mala voluntad. De vez en cuando derrapa en sus acusaciones. A mí una vez me achacó (??????), preferir a Franco, y yo sin enterarme, porque me negué a seguir la senda de Azaña, a quien Rojo dedicada estos días unas buenas crónicas, y en otra ocasión me espetó que soy un incondicional de Jorgito Bush, a causa de mi ultrasúper-proamericanismo, ese de las democracias felinas-idiotizantes, como nos vienen descubriendo el Santo Padre y sus descendentes (Gramsci, Marcuse, Althusser, Negri, Adrián…). Mientras las heridas cicatrizan y el sentido común vuelve a su cauce, te recomiendo la magnífica serie de volúmenes de Fuentes Quintana sobre los economistas españoles, recuperada por Galaxia Gutemberg. En cuanto al 23-F, recomiendo a Cercas que no revele mucho del rey, no sea que lo desnude.

Hola a todos.Leeré vuestros comentarios mañana porque ahora tengo poco tiempo,he de corregir unos exámenes para mañana.No quiero perder la ocasión de hablar de los nuestros escritores más recientes de los que hoy nos habla Juan.Creo que les he leido a todos,pero Manuel Rivas me ha fascinado.Hace unos días acudí a una conferencia suya y todavía estoy impactada.Me encanta la gente humilde que sabe de donde viene y que el éxito no les ha cambiado.Me firmó uno de sus primeros libros "Un millón de vacas" que combina el cuento y la poesia.Le sorprendió que llevara este libro que tildó de "antológico".En la dedicatoria me dibujó una barca con gran maestria y escribió en gallego y en catalan:"ao descoñecido cap a lo desconegut".
Mañana vemos en clase "la lengua de las mariposas".Les hablaré de su obra y de su atractiva persona.
Hay un poema en ese libro muy especial para mi y por lo que me dijo tambien para él.

Despedida

Puedo estar orgulloso.
Se cae la casa
pero mis hijos huyeron al bosque
con la cabeza llena de pájaros.

Manuel Rivas "un millón de vacas"

Juan Cruz, espero que no te haya molestado que diga que te olvidaste de citarte a ti mismo. Que también te tenemos a ti. ¿metí la pata? Sabemos que no hablas de tus libros, pero hoy hablas de escritores con los que tienes algo en común: utilizar la realidad como materia narrativa.
De hecho, Winston Manrique te citó en su reportaje "Juan Cruz, que es sujeto y objeto de sus narraciones, como en Ojalá octubre, dice que escribe porque es una forma de entender: "Mientras escribo, voy entendiendo. No escribo de mí mismo sino de uno a quien desconozco totalmente. Y cuanto más sé de él más insólito me parece lo que veo de él en el espejo".

Además de periodista, eres escritor, uno de mis preferidos. El único a quien leo a diario y todo cuanto publica. Me gustaría que hablaras más de tus libros. De todas formas no lo has hecho. Lo hizo Winston Manrique, en su papel de periodista, y fue de agradecer. Me encantó ese reportaje. Una recuerda lo que le gusta. ¿un memorialista para leer y olvidar? Para eso no se lee. Me acuerdo de que tu padre te llamó para preguntarte qué iba a pasar el 23-F. Lo cuentas en Ojalá Octubre. Me conmovió esa confianza en su hijo. El creía que tú sabías lo que estaba pasando. Supongo que esta historia está basada en hechos reales.

Ahora la que te "excedes" eres tú, Maririu, con eso de que yo prefiero los 60. Un poco de seriedad.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
http://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef01156ef55e13970c

Listed below are links to weblogs that reference Anatomía de un instante:

Mira que te lo tengo dicho

Sobre el blog

¿Qué podemos esperar de la cultura? ¿Y qué de quienes la hacen? Los hechos y los protagonistas. La intimidad de los creadores y la plaza en la que se encuentran.

Sobre el autor

Juan Cruz

es periodista y escritor. Su blog Mira que te lo tengo dicho ha estado colgado desde 2006 en elpais.com y aparece ahora en la web de cultura de El País. En cultura ha desarrollado gran parte de su trabajo en El País. Sobre esa experiencia escribió un libro, Una memoria de El País y sobre su trabajo como editor publicó Egos revueltos, una memoria personal de la vida literaria, que fue Premio Comillas de Memorias de la editorial Tusquets. Otros libros suyos son Ojalá octubre y La foto de los suecos. Sobre periodismo escribió Periodismo. ¿vale la pena vivir para este oficio?. Sus últimos libros son Viaje al corazón del fútbol, sobre el Barça de Pep Guardiola, y Contra el insulto, sobre la costumbre de insultar que domina hoy en el periodismo y en muchos sectores de la vida pública española. Nació en Tenerife en 1948.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal