Elvira Lindo. Lo que me queda por vivir

Por: | 13 de agosto de 2010

He leído la última novela de Elvira Lindo, que publicará Seix Barral el 3 de septiembre próximo. Es un libro y es un atrevimiento, personal, generacional, femenino, humano. 

    Los atrevimientos literarios son atrevimientos humanos: como si detrás de lo que escribe Elvira (una historia de la construcción de una soledad, la de una mujer, salvada por la presencia de un hijo que es en todo momento el punto de apoyo, el cómplice, el testigo) hubiera una bocanada de mil aires distintos que confluyen en su su viento total, herido, el viento de un tiempo por el que ella ha pasado (y pasa) con sus ojos atentísimos, que son también los ojos de la protagonista. 

    En la mirada de Elvida Lindo siempre he visto esa quietud expectante que la ha hecho tan buena escritora, como si fuera una esponja que oye en silencio el universo que tiene delante, aunque el universo ni hable, ni se mueva, ni haga nada. Ella oye hasta lo que hay detrás de una montaña de oscuro silencio.

    La escritura de Elvira, que ha alcanzado una tangible madurez, es veloz, y aún así es profunda; como querían Guillén o Chillida, aquí lo que parece veloz viene de un perfume sonoro muy hondo; esa agilidad no le quita a esta expresión incesante de perplejidad solitaria, la de la mujer que narra en el libro, la quietud necesaria para entender desde qué lado del pozo está hablando la protagonista. 

    Es inevitable que en los buenos libros, los que nacen de la autenticidad, de las rasgaduras de los testimonios,uno vea rasgos autobiográficos; desconozco si aquí los hay o no, y tampoco importa: lo cierto es que este vocabulario narrativo que ha hallado Elvira Lindo para contar esta historia procede de una deglución adecuada de muchas historias que se parecen a esta, que han ocurrido en la generación (aquella generación ilusionada, y no, de los 80) a la que pertenece la novelista, y que aquí surgen como el pináculo atrevido de una experiencia única o propia. 

    Una vez dijo Fernando Savater, de un libro que conozco bien, que parecía un diario encontrado en un campo de concentración. Este libro de Elvira Lindo podía haber sido hallado en los desvanes de muchas ilusiones rotas en aquellas edades que parecían que iban a ser eternas; en esos desvanes (pueblos, camas adolescentes, relaciones familiares que también parecían también eternas, bares de mala muerte, restaurantes de buen pasar, clubes nocturnos de luces insinuantes, habitaciones propicias al amor y al olvido) hemos dejado jirones de una alegría que se rompió como los bordes del calendario.

    Esta historia es particular, claro; la protagonista es una célebre guionista que se abrió paso en la radio y la televisión (ilusionadas o cutres) de aquel periodo posterior al franquismo, y el niño es el resultado de un matrimonio que terminó como ese calendario roto. Leído por gente que vivió aquel periodo parece como el espejo ante un camino que al principio parecía lleno de rosas salvajes. Y leído por alguien casi quince años mayor, que llegó a ese periodo como si la democracia nos rejuveneciera quince años también, produce la misma melancolía, la misma extrañeza de haber pasado por la felicidad como si esta nos fuera a acompañar también cuando ya los años son los años que tenemos, y la ilusión es la que queda. Aunque han quede por vivir.

    Recomiendo que vayan encargando ya la novela; muchísima gente lo va a hacer.

Hay 36 Comentarios

Yo terminé el libro con lágrimas de emoción. Muchas frases las he tenido que subrayar para releerlas en un futuro. Esta mujer cada vez escribe mejor.

¡Fantástica novela la de Lindo! La he devorado en dos días y me ha llegado mucho la historia de Antonia. Creo que es una novela muy cercana e intimista. Muy recomendable.

A mí me interesa leerla.

Antonio Muñoz Molina ha publicado una reseña muy bonita del libro de Elvira en su blog:
http://antoniomuñozmolina.es/2010/09/temblor-del-primer-dia/

La idea de este libro me trae a la memoria un relato de Elvira Lindo que leí hace algún tiempo, recopilado, creo recordar en 'Relatos que no leíste'. Hablaba de una madre en proceso de separación que se lleva a su hijo al cine por la noche, a deshoras para un niño, en Madrid, mientras imagina la incertidumbre del padre de la criatura. Tampoco sé, ni me importa, si es autobiográfico. Me interesa como escribe ella, y lo que cree que le queda por vivir. Buen título. A mí me mantiene viva la posibilidad de un giro inesperado, o no por esperado improbable. Esa esperanza, lo último que se pierde.
El tiempo es relativo. Puede vivirse más en cinco minutos que en cinco años, así que por viejos que seamos, esos cinco minutos intensos siempre están ahí, en el futuro.

La entrevista a Steiner hace dos años. Recuerdo que el hombre se incomodó porque no quería hablar de la cuestión judía, o eso contaste. Admiro su inteligencia, pero no mepareció simpático.

Los perritos: no se entiende por qué se dejan poner la correa, pero aún se entiende menos que les vayamos recogiendo las caquitas recién puestas. Sacrificios así sólo se hacen por los seres muy queridos, por nuestros niños o nuestros enfermos.

Ay...Lo mejor de irse es volver.

Falta algún comentario y no es el de compraventa de oro. No era desconsiderado, ni faltón.

A un escritor se le conoce más por lo que no lee que por lo que lee.

La "vuelta al cole" literaria promete regalarnos un otoño de altura. Esta lectura la tengo apuntada en mi lista de imprescindibles, junto a Menéndez Salmón y Millás. Y Almudena Grandes. Y Aminatta Forna. Y... y lo que necesito es tiempo.

Maestro Confucio,

quod natura non dat Salmantica non praesta.

MAESTRO CRUZ

Los hombres se distinguen menos por sus cualidades naturales que por la cultura que ellos mismos se proporcionan. Los únicos que no cambian son los sabios de primer orden y los completamente idiotas.
Confucio.
P.D.Gracias Gaspard por tus consejos

elvira lindo, qué frescura de escritura siempre!!!!

El libro de su marido no dio mucho que hablar, en contra de lo que se decía. Que este libro lo vayan a comprar muchos no quiere decir nada...
Paco, es mejor ignorar a algunos "intervinientes". Saludos.

"(...) esa quietud expectante que la ha hecho tan buena escritora, como si fuera una esponja que..."

"...esa quietud expectante" = Sujeto de la oración

"...ha hecho" = Verbo

"...tan buena escritora" = Complemento directo

"que la" = Complemento indirecto

Cuando para el complemento INDIRECTO de tercera persona ("a él/ello/ellos" o "a ella/s") se utiliza un pronombre átono, sea femenino, masculino o neutro, el uso culto normalizado por la Real Academia establece el empleo obligatorio de la forma "le", o en su caso "les" para el plural, considerándose laísmo o loísmo, según el género, la inobservancia de esta norma.

Ya que surgió referencia al escritor Manuel Rivas, quiero decir que también me han gustado de sus libros, los que he leído: "La lengua de las mariposas", "El lápiz del carpintero" y el último "Los libros arden mal", el que más, aunque sé que hay otro en camino. Me gustan sus columnas, coincido con lo que en ellas suele defender. Su visita a Uruguay hace unos años con motivo de nuestra Feria del Libro, y su encuentro con escritores nuestros sé que dejó una recíproca huella imborrable.
Recuerdo el relato de la despedida una noche en que Tomás de Mattos, se despedía de quienes quedaban en Montevideo para tomar su ómnibus a Tacuarembó y Manuel Rivas despidiéndolo con lágrimas. No olvidaré más ese relato a cargo de nuestra Periodista Blanca Rodríguez que vivió la experiencia y es amiga personal de Manuel Rivas.
Saludos Montevideanos, desde Uruguay, Renée Domínguez

A parte de gustos, se pueden decir las cosas sin descalificaciones. Cosa que veo que resulta imposible, no entiendo por qué no se practica el respeto. No tengo que justificar si me agrada y leo a Elvira Lindo, y no por eso se me tienen que echar encima los habituales improperios. Se habla de Elvira Lindo pero como siempre sale tema Cuba, y de paso se felicita a Fidel para que cumpla muchos más.
Es decir hacen un batido con ingredientes dispares y si se insulta mejor.
No lo entiendo aunque me lo expliquen.
Y dado ya que todo vale, el dia 20 de Agosto hará dos años de aquella tragedía aerea con 154 muertos, mas de 70 eran Canarios, otros estaban en coma y algunos no se han recuperado fisicamente. Esa Tragedia la quiere emitir Tele 5, y hay mucho movimiento para que no lo hagan, en su momento se dijo que no la rodaran, pero el morbo está servido y por conseguir audiencia la emitirán, triste e indignante, el que no quiera que no la vea, tenemos esa opción, pero es que pese a todo la emitirán. Juegan con la tristeza y el dolor de familia y amigos, solo nos queda denunciar que NO VALE TODO por tener más audiencia.

Juan, ayer por la tarde nos visito, a Cartagena, una terrible tormenta de lluvia, relámpagos y rayos.
Serían las 20 horas cuando tuvimos que levantarnos de la playa, recoger los bártulos, y salir por piernas, pues nos calamos enteros.
Pasadas una hora, amaino y el cielo se abrió dejando ver unas brillantes estrellas, que nos acompañaros, en nuestro paseo con una leve brisa y las aromas de las siempre vivas y romero que nos hicieron la delicia de paseo.
Sentimental, yo cuando paso para Madrid, también paso por El Palmar, Molina del Segura y Cieza.Por mi queda zajando el tema, pues no se entendió mi idea.
Salud y Resistir.

Maestro Cruz
En la variedad y en los gustos diversos, están las sociedades más avanzadas, en todos los ordenes.Me gusta Elvira Lindo como escribe y leo con interés sus artículos, me parece bastante normal que los que leemos El País y los que habitualmente escribimos en este blog,con las excepciones de cuatro gatos, tengamos gustos y afinidades similares, sino leeríamos a la brunete mediática .No solo como gallego, sino como lector me parece y las cifras de sus ventas y su éxito continuado lo corroboran(gustos respetables aparte) que Manuel Rivas es uno de los grandes escritores de este país, con más consistencia y calidad, que los autores de vientos y catedrales que coyunturalmente tiene éxito.Tener que leer como felicitan a un dictador, me produce la misma repulsa, que cuando leo en este blog que ZP es similar a Franco.Leeremos a Elvira y a más autores españoles, que como ella valen la pena,independientemente de que sean amigas ó de un grupo en concreto,si su calidad no fuera contrastada, no estarían donde están, eso es algo obvio.
Saludos Paco

Lo he comentado más de una vez, desde que leí "UNA PALABRA TUYA" me conquistó como escritora y columnista. He prestado este libro por ejemplo y a todos les ha pasado lo mismo que a mí, el mismo comentario:"Lo empecé y no pude dejarlo, siempre buscando el momento de poder seguirlo". Hasta mi profesora de taller, le llevó tiempo pero me agradeció haber podido leer un gran libro, ella que no para, no puede parar de leer. Incluso comentamos que no hay intriga, ni similar, una elaboración de personajes, creación de diálogos que lleva, desde lo sencillo hasta atravesar las encrucijadas y situaciones más profundas del ser humano. Y desde allí la he seguido siempre. Guardo sus columnas y notas que también comparto y son siempre bien recibidas. Sabe crear una relación con lectores que permite sentirla como una valiosa persona conocida. Está en lista de libros que encargaré para un próximo viaje así como "La noche de los tiempos" de su esposo. Aún no se han editado acá, se que demorarán. Aprovecharé esta posibilidad, espero que ya se encuentre en venta.
Saludos desde Montevideo, Uruguay, Renée Domínguez

Ya me perdonará la distinguida audiencia que interrumpa los mensajes publicitarios, compren, compren, compren, pero quisiera felicitar desde aquí a mi camarada Fidel en su 84 cumpleaños.

Yo no puedo estar decepcionado del comunismo porque no he visto comunismo en sitio alguno. Lo que he visto y sigo viendo es una clase trabajadora que lucha en todo el mundo, resiste, se alza, se equivoca, acierta, cae, vuelve a levantarse y así sucesivamente. Hasta el triunfo del socialismo. Después vendrá el comunismo.

Algunos artistas cubanos han hecho un vídeo para felicitar a Fidel, que sigue "viviendo con las botas puestas". Lo podéis ver aquí:

http://www.cubadebate.cu/noticias/2010/08/13/muchas-razones-a-defender/

http://www.youtube.com/watch?v=NPotfNoTEz4&feature=player_embedded

"Son, lo digo yo, muchas razones a defender, difícil es el camino pero yo sigo con él".

P.D. Isolda, gracias. Yo también te mando un beso.

Con la progresía creo que me expresé mal, que me veo los ataques venideros. La decepción de la que habla Lindo es la del comunismo, que es la que yo vi de cerca y comparto.

Carlos, no puedo hablar de Manuel RIvas. He leído varias de sus novelas y artículos y me aburrieron mucho, con lo que no lo sigo.
Respecto a Lindo no comparto esa opinión: sigo su trabajo y aunque sí reconozco esa decepción de la progresía (decepción que yo mismo viví en mi casa en mi padre y quizá por eso me guste, pero éste es un tema con mi psicólogo), ni mucho menos es un leitmotiv. No te diré que la leas con más atención porque perfectamente podrías decirme que hiciera yo lo mismo con Rivas, pero decir que todo viene porque le gusta hablar de sí misma me parece un juicio demasiado rápido.
¿Boyero? Escribe bien, algunas veces hace recomendaciones interesantes pero creo que es el que más habla de sí mismo de todos los que mencionas. No hay una unidad en su criterio, ni siquiera es crítico de cine (él mismo se lo reconoce). Cuando Almodóvar le puso las banderillas por su crítica a "Los abrazos rotos", que no me gusta nada, llevaba razón: no era una crítica, sino que arremetía en lo personal sin más.
Un saludo.

No, Carlos (el mismo u otro), no es un recurso literario: es uno de los mínimos que exige el formato. En el artículo de opinión está sí o sí el que escribe lo haga en tercera persona o primera pues para eso es "de opinión". Es más, que alguien lo haga en primera, como es este caso, lo dota de mayor humildad pues no intenta sentar cátedra.
Por cierto, ¿qué es carácter? ¿Los vituperios de Pérez-Reverte? ¿La elite intelectual desde la que escribe Marías?

http://www.youtube.com/watch?v=AebgY8Ygy8c

El Medano-Playa La Tejita-Montaña Roja

Con este Embite de Calor, hoy no tan fuerte y encargado el Libro Lo que me queda por vivir, que mejor que estas aguas refrescantes.
http://www.youtube.com/watch?v=B9IDUvedJpw

underwater - Playa la Tejita - El Medano - Tenerife

De acuerdo en que el columnista está presente en cada letra que escribe. Umbral -buen columnista aunque al final chirriaba o tintineaba como decía Marsé- tenía o tuvo una frase acertada en sus columnas que decía: "iba yo a compar el pan...", burla del protagonismo al que se veía "obligado" el columnista. Decenas de artículos comienzan -o así suenan- con "tengo un amigo que....", pero qué falta de imaginación... Y no me creo que sea un recurso literario.
Y por úlimo, las andanzas de Lindo, según las cuenta, son para decirle: qué poco carácter.
Saludos

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
http://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef0133f30a073c970b

Listed below are links to weblogs that reference Elvira Lindo. Lo que me queda por vivir:

Mira que te lo tengo dicho

Sobre el blog

¿Qué podemos esperar de la cultura? ¿Y qué de quienes la hacen? Los hechos y los protagonistas. La intimidad de los creadores y la plaza en la que se encuentran.

Sobre el autor

Juan Cruz

es periodista y escritor. Su blog Mira que te lo tengo dicho ha estado colgado desde 2006 en elpais.com y aparece ahora en la web de cultura de El País. En cultura ha desarrollado gran parte de su trabajo en El País. Sobre esa experiencia escribió un libro, Una memoria de El País y sobre su trabajo como editor publicó Egos revueltos, una memoria personal de la vida literaria, que fue Premio Comillas de Memorias de la editorial Tusquets. Otros libros suyos son Ojalá octubre y La foto de los suecos. Sobre periodismo escribió Periodismo. ¿vale la pena vivir para este oficio?. Sus últimos libros son Viaje al corazón del fútbol, sobre el Barça de Pep Guardiola, y Contra el insulto, sobre la costumbre de insultar que domina hoy en el periodismo y en muchos sectores de la vida pública española. Nació en Tenerife en 1948.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal