Bardem y el respeto al otro

Por: | 02 de noviembre de 2012

El eco de lo que dice Javier Bardem sobre lo que sucede en España ha sido, como siempre, desabrido e irrespetuoso por parte de la zona a la que le disgusta el actor como le disgusta el cine que hacen españoles que no le gustan.

Este disgusto español por lo que hace o dice otro que no te gusta es una costumbre peligrosa para la convivencia de las ideas e incluso para la convivencia de los gustos. Lo que sucede con Bardem, otra vez, es un rasgo común en políticos y en columnistas que reaccionan con violencia verbal a cualquier gesto del actor, como si éste tuviera el don de irritarlos con su mera existencia.

La existencia ya les molesta, pero si habla ya consideran que ha roto el vaso y arremeten contra él como si lo quisieran o mudo o lejos. Javier Bardem es un gran actor y es un ciudadano comprometido con lo que sucede, en España y fuera de España. Es, por tanto, un compatriota que comparte los derechos a expresar sus opiniones con millones de personas, muchas de las cuales están diciendo lo mismo que él, o lo contrario, o no están diciendo nada, en el ejercicio libérrimo de su ciudadanía.

Aludir, como ha hecho el diputado Rafael Hernando, a cuestiones de orden privado (la residencia de Bardem, sus supuestas circunstancias económicas) para retirarle tácitamente ese derecho recurriendo al insulto medieval (que fue también un insulto muy peligroso) para callarle la boca, es una iniciativa que quienes manden sobre el parlamentario deberían afearle en cuanto sea el momento procesal oportuno.

Es imposible concebir que en otro país de nuestro entorno democrático (Italia, Francia, Inglaterra, Estados Unidos, Alemania) un miembro del partido gobernante descalifique de esa manera (ni de ninguna otra) a un artista o a cualquier ciudadano que, interrogado en prensa o en otros medios, o ejerciendo en la calle o en casa su oportunidad de hablar, no pueda decir lo que opine sobre lo que está viviendo su propio país en ese momento.

Enajenar, bajo pena de insulto, la libertad de Javier Bardem de emitir sus juicios sobre lo que pasa es una agresión tácita contra una persona que, como todas, merece el respeto de la escucha también por parte de aquellos a quienes critica. La democracia no es solo un valor que procede de las urnas; es la capacidad para escuchar al otro respetándolo; y la política es el ejercicio de oír al contrario aunque éste emita juicios que no le gustan al que manda. 

Hay 21 Comentarios

A El racismo es un delito:
Bueno, yo doy testimonio de lo que he visto padecer y de lo que he padecido, contra el Estado de Derecho y la Carta de los Derechos Fundamentales en democracia.
L@s mejores de mi promoción no han podido ejercer en los medios de comunicación debido a la utilización de la política lingüística en detrimento de los méritos, calificaciones y valía de los licenciados. Otros fueron despojados de sus derechos y acosados hasta que los echaron. Otros perdieron sus negocios. La crítica, como instrumento en favor de la salud de la democracia, fue calificada de provocación. Y de favorecer "el conflicto".
Las aportaciones a diferentes sectores, como el educativo, del que me ocupo, no es que fueran destruídas; sino que simplemente borraron la identidad del valedor.
Pero ahí los ves a los suyos, codeándose en las instituciones públicas con la derechona, y proyectándolo en televisión. ¿A dónde van?

Gracias a ti, BELÉN MTNEZ. OLIETE. Creo que en lo que dices puedes tener mucha razón, aunque a mí no me consta particularmente, por no haber pertenecido nadie de mi familia (ni cercana ni lejana) al aparato franquista. Poco sé yo de lo que se cocía ahí dentro, pero mucho me temo que ese parasitarismo por cercanía al "Régimen" se dio tanto en nacionalistas como en no nacionalistas. El dinero no entiende de política.


Pero sí que sé que hay casos flagrantes de personajes que han dado unos bandazos asombrosos, pasando desde un inicial apoyo aparente al Frente Popular y a la República a convertirse, secretamente, en espías y chivatos a favor de Franco y su alzamiento rebelde y delictivo. Podría decir algún nombre, pero no lo daré. En la Historia está todo escrito. Que cada cual se busque sus habichuelas.


Lo de Jordi Pujol es aberrante. Esas palabras brutales de desprecio hacia lo andaluz denotan una personalidad profundamente enferma, una patología, una psicopatía rayana en la criminalidad delictiva del racista, en la barbarie sanguínea y visceral de los peores miembros de las SS nazis.


Es una desgracia tener que convivir con personas capaces de poner por escrito para la posteridad palabras tan sumamente perversas. Es un escarnio permanente. Creo que habría que poner estas frases tan denigrantes como epitafio en la tumba de Jordi Pujol el día que se muera, para que sea eternamente recordado como autor de tan odiosos pensamientos.


Se ha dicho que la discriminación racial es una perturbación mental nacida de la envidia que padece quien creyéndose "superior por raza" se sabe inferior por sus defectos personales. Creo que es verdad, que el racista es un resentido contra la vida, un miserable que se venga de la vida abusando de los más débiles.


El racismo es obra del demonio.

Gracias a El racismo es un delito, por el apunte.
Siempre he pensado que esta derecha "malpagada" en sus servicios de antaño, al no saber de dónde sacar, tiró por la de enmedio. Acomodarse o enriquecerse gracias a las actuaciones institucionales, públicas. En concreto, tengo mis serias sospechas de que los nacionalistas vascos utilizaban y utilizan su poder institucional para robar legitimidad. Acomodando parásitos a costa de nosotros los valedores. Debilitados nosotros, el trabajo a su saca y por qué no, a la derecha oficial, para ganarse crédito o rédito.
Ojalá llegue el día en este país en el que como dice el rey de España, todos seamos iguales ante la ley y lo que es más importante: ante la Justicia

Cuando hablamos del Gobierno de Rajoy, lo hacemos con demasiada vaselina, cuando pienso que, este Gobierno gano las Elecciones mintiendo, con un programa que despues no ha respetado, y que no representa a los 10 millones de Españoles que le votarón porque "cuando entremos soluccionaremos la crisís, cuando Zapatero se marche los mercados volveran a confiar en nosotros.
Y así, miles de declaraciones falsa con la realidad, por ello se manifiestan con frases certeras de que "no nos representan".
Salud y Resistir.

He revisado los comentarios, todos y observo que el Gobierno de Mariano Rajoy esta sacando de la mayoria silenciosa, esa que se la suma a los que le votarón, frase o dichos de ántaño, los tiempos de la oscuridad, de las botas de charol y de la formación del espiritud universal.
Palabras como, "Bardem es un iluso", "los del Felipillo", "este gobierno tiene detrás unos hooligans" que son peores que Rajoy.
Antes deciamos que "son peores los franquistas que Franco, porque estos tienen que hacer méritos".
Antes deciamos, esta frase para la mayoria silenciosa" por lo menos, ya que no haces nada, que no te olvides quién te jode, quién te quita la paga de Navidad, quién te recorta el sueldo, quién te amenaza a que no cobrarásn la pensión que piensas".
Cuando asistes a una manifestación, te trasportas a los años 60, sin tener que corres tras los gríses, y es que la gente cuando pasamos, nos miran con incredulidad y algunas personas, hasta con sorpresa por lo que hacemos, que es simplemente utilizar nuestro derecho a manifestar nuestro rechazo a la forma de legislar el Gobierno en contra de los trabajadores.
Por lo demás, a mi edad nada me sorprende, que le esten robando y no se manifieste, entra en la logica de un pueblo dormido o enbelesado por unos titeres que los "amodorran" como alelados con su tele.
Salud y Resistir.

“El hombre andaluz no es un hombre coherente, es un hombre anárquico, es un hombre destruido, es generalmente un hombre poco hecho. Un hombre que vive en un estado de ignorancia y de miseria cultural, mental y espiritual. Si por fuerza del número llegase a dominar, sin haber superado su propia perplejidad, el andaluz destruiría Catalunya.”


Jordi Pujol


http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=SNgPQYDn1hc

A fer60g:
Estoy de acuerdo en que todas las opiniones tienen el mismo valor en democracia. Pero el gobierno de España tiene la responsabilidad de comunicar y atender los asuntos más urgentes que nos atañen como sociedad. Y el hecho es que esta responsabilidad no ha sido impuesta sino que fue voluntaria y querida.
Así, la cuestión más importante, continúa sin ser atendida. Yo no quiero que representantes del partido que se encuentra al mando del gobierno respondan a Javier Bardem. Quiero, necesitamos que respondan de urgencia a todos los trabajadores que se encuentran sin un plan urgente de regulación de empleo y sin saber, que tipo de medidas se van a tomar para no volver a ser victimizados de nuevo. Dejar de atender esta cuestión es muy grave. La pobreza debe de evitarse. Y la Caridad entenderse desde un planteamiento religioso y no de Estado. Un gobierno que en este Estado no estime dicha cuestión como prioritaria y que no descanse hasta conseguirlo, actúa como un gobierno ilícito.

Creo que toda persona tiene derecho a exponer sus opiniones, pues democracia es también saber escuchar y aceptar las opiniones de los demás

Hola.. Vaya por delante para que nadie crea que soy del PP.. que soy de izquierdas y comprometida, como creo que es Javier Bardem. El problema de Bardem es que a veces.. muchas veces, su comportamiento desdice lo que él dice.. Yo no me voy a meter con lo que gana o lo que tiene pero.. primero se cansó de poner a bajar de un burro a la Administración norteamericana y a las costumbres del voto ultra conservador.. etc. y después.. es más americano que los americanos.. se empeña en que su hija o hijo nazca allí para que tenga nosequéventajas que, parece que tienen los nacidos en EEUU.. enfin que.. Javier a veces estaría mucho más guapo calladito. Eso no quita para que agradezca que se vuelque en algunas acciones solidarias.. como sus documentales sobre el Sahara y los Saharauis... etc. igual podríamos hablar de su estupenda y brillante mamá.. Pilar.. creo que lo cortés no quita lo valiente y que Javier.. a veces dice cosas que se contradicen con su vida y sus hechos.. Esto genera una especie de dicotomía en la gente que le admira por una parte y que no entiende que diga determinadas cosas por otra. Admiremos su trabajo, que eso sí, es uno de los mejores actores del mundo y quizá de la historia y respetemos aquella parte suya que ayuda a quién lo necesita. El resto.. en mi caso lo ignoraré.. lo bueno de él compensa lo supuestamente malo que pueda tener.. ¡qué no lo se!.

Les va a salir mal. Es tan buen actor que un trasvase entre su personalidad y la de sus personajes es imposible.
Javier Bardem es el bueno en esta realidad que quieren transformar en película. Su estrategia consiste en atentar contra las víctimas. Aniquiladas las víctimas (convertidas en objeto de la caridad) invisibilizados los delitos. O la política de la doble victimización.

Maestro Cruz
Como siempre se confunde el derecho de expresión con el derecho al insulto del que el tal Hernando es un avanzado (recuerden lo que dijo del juez Pedraz) se puede y se debe criticar al poder si no hacen las cosas bien y que yo sepa y vea y padezca no lo están haciendo bien. Cuando ves como la brunete mediática insulta que no critica a una consejera y cuando al risitas de las ondas lo condenan por pasarse tres pueblos salen en tropel la derecha rancia y cañí a demandar libertad de expresión. No podemos permitir que en este país nos amedrenten este régimen y sus adláteres.Bardem puede y debe criticar pues a él lo ven y escuchan y en el tema del tener dinero en otros países, no creo que la derecha cavernícola y sus seguidores puedan decir que de esta agua no hayan bebido, no me imagino a un parado ó a un mileurista evadiendo capital.
Saludos Paco

No estoy de acuerdo. Igual que él tiene la libertad de decir lo que quiera, faltaría más, la gente también tiene que tener la libertad de poder criticarlo, no?

Juan, tienes toda la razón. Lo triste es que a estas alturas practiquen a diario la intolerancia quienes quieren convencernos de que creen en la Democracia.

Cuando leí la rueda de prensa de Javier Bardem, me gusto la libertad y su conciencia social, que muchos deportistas de élite, Alonso, Nadal, etc, parecen vivir en un planeta ajeno al nuestro, se dejan seducir por el poder, llamese Santander o PP.
Y siempre que le hacen preguntas sobre la actualidad de los recortes y de la crisís suelen mira hacia otro lado.
Desde hace años, desde que Aznar entró en politica vengo observando que, los miembros del Gobierno y los militantes del PP, tiene acuñada una consigna, la de "al contrario ni agua" y por ello cuando algún famoso o intelectual sale defendiendo la libertad, o se solidariza con los pobres, os desahuciados saltan una pleyade de plumillas o militantes del PP desprestigiando al osado defensor del pueblo llano.
Habrá más solidaridad, cuando alguíen que no necesita dinero, ni favores defiende al necesitado o a la clase obrera que se están quedando sin trabajo, sin dinero y sin sanidad, ni educación por los dichosos recortes, que están logrando que solo la puedan utilizar los ricos.
Salud y Resistir.

Bardem te puede gustar o no, eso es cuestión de gustos privados, pero lo que no se puede negar es que es consecuente con lo que siempre ha pensado y ha denunciado.
La respuesta del político de turno es esa andanada que tiene reservada la derecha para arrojarla a quien ha sabido y ha tenido la oportunidad de triunfar internacionalmente en una profesión que es muy representativa. Lo que le ha ocurrido a Javier tiene cierto paralelismo a lo que lo ocurrió no hace mucho a Bruce Springsteen con ciertos políticos republicanos del Tea Party.
La derecha no puede soportar que cierta intelectualidad instalada en las portadas de lo que la sociedad acepta como personas representativas comunique lo que piensa.
Yo personalmente me he sentido avergonzado con el trato dado a su madre Pilar Bardem en diferentes medios de comunicación, reconozcámoslo, esa familia se ha ganado la ánima aversión de la derecha y por ende toda mi simpatía.
Si yo fuera famoso, diría exactamente lo mismo que Javier Bardem, muy tranquilo sin aspavientos.
Desde aquí un abrazo de amigo para Javier Bardem.

No es santo de mi devoción pero si todos los españoles mundialmente conocidos se mojaran como lo ha hecho él, otro gallo cantaría.
Recuerdo cuando le preguntaron a Alonso acerca de nuestra situación y dijo que no estaba muy puesto en política, ¿Perdón? Hasta un niño de tres años conoce lo que estamos pasando. Y cuando Ana Pastor le preguntó a Nadal sobre lo mismo le contestó básicamente que era importante ser positivos. ¿¿¿??
Políticamente correctos pero poco más.

▲▲▲▲▲
Baja 30KG en 2 meses. DIETA* aprobada por MEDICOS en USA: http://su.pr/1xuU15

muy bueno el articulo aunque creo que para solicitar respeto hay que ganarselo.

Lo mismo le pasa a Marhuenda, que se ha visto abocado a dejar de usar el twitter para nada que no sea adelantar su portada del día siguiente por las noches.

En Inglaterra (vivo aquí), un político no se atreve a meterse en semejante jardín porque la gente se lo comería por atreverse a censurar la opinión de otra persona; no tendría que ser ni actor ni famoso, y muy probablemente el político dimitiría.

En España no pasa eso porque los políticos saben que detrás tienen a una grada de hooligans que jalearán cualquier cosa que digan, y enfrente una grada de hooligans de otro equipo a los que les sale a cuenta insultar.

En fin, que España da asco, señores, qué descubrimiento.

Estoy de acuerdo en que las formas de comunicación que emplean muchos políticos nos están avergonzando a los ciudadanos españoles.
Lo habitual en estos casos es la indiferencia por parte de los gobiernos y medios de comunicación. Pero la individualidad de Javier Bardem no puede ser silenciada. Su repercusión en la industria cinematográfica internacional exigía una respuesta. Y dado que el gobierno continúa sin responder a la ciudadanía con un plan urgente de regulación de empleo. Y en paralelo con un plan explícito que publicite unas directrices acordes a la problemática social a nivel de coberturas mínimas especiales y críticas; ha sido el señor Hernando el que simplemente ha tachado la alusión de mentira o de insulto. Ni siquiera lo ha entendido como una provocación frente a la indiferencia.
Continuando con la refinanciación a las entidades financieras con fondos públicos, apareció recientemente Luis de Guindos ministro de Economía y Competitividad en el telediario, anunciando que las ayudas-prórroga (sin especificar. Entiendo que aludía al plan Prepara), "se iban a acabar".
¿Cómo se puede atender la Competitividad de un país y se deja en manos de la caridad a la población trabajadora más castigada, tanto por la explosión demográfica como por las políticas económicas que han regulado el mercado de trabajo? No. Desentenderse y sugerir que eso corresponde a otros, en referencia a gobiernos anteriores, supone una falta de responsabilidad y de competencia tan evidentes que es recibida por muchos ciudadanos como un insulto.
La responsabilidad es de todos los agentes económicos y sociales además de la del gobierno. Pero este tiene la responsabilidad adquirida por su voluntad de coordinarla. De exigir que antes de las diversas manifestaciones por los recortes o por la subida de impuestos, cualquier país civilizado está obligado a erradicar la pobreza impuesta a sus ciudadanos.

Hola, amigos. Totalmente de acuerdo, Juan. No es difícil reconstruir el contexto de la frase de Javier Bardem. Pero Bardem es un iluso. Los paros le sentarían bien al gobierno de Rajoy si de veras estuviera dispuesto a hacer algo para remediarlos. Pero no. La reacción espontánea del poderoso señor del gobierno es tan medieval como lo de villano. No es discutir, refutar, argumentar. De eso saben muy poco los señores de este gobierno y de todos los gobiernos. El otro día, un prestigioso analista político de EL PAIS, hablaba de que las reformas económicas que tendría que efecturar la clase política española, implican una especie de harakiri, que desde luego ni los populares ni los del Felipillo están dipustos a hacer. Prefieren que nos muramos todos, porque están muy lejos del sentido del honor que empujaba a los samurais.
Yo prefiero ser villano a bellaco. Cordial saludo

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
http://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef017c3305e6b6970b

Listed below are links to weblogs that reference Bardem y el respeto al otro:

Mira que te lo tengo dicho

Sobre el blog

¿Qué podemos esperar de la cultura? ¿Y qué de quienes la hacen? Los hechos y los protagonistas. La intimidad de los creadores y la plaza en la que se encuentran.

Sobre el autor

Juan Cruz

es periodista y escritor. Su blog Mira que te lo tengo dicho ha estado colgado desde 2006 en elpais.com y aparece ahora en la web de cultura de El País. En cultura ha desarrollado gran parte de su trabajo en El País. Sobre esa experiencia escribió un libro, Una memoria de El País y sobre su trabajo como editor publicó Egos revueltos, una memoria personal de la vida literaria, que fue Premio Comillas de Memorias de la editorial Tusquets. Otros libros suyos son Ojalá octubre y La foto de los suecos. Sobre periodismo escribió Periodismo. ¿vale la pena vivir para este oficio?. Sus últimos libros son Viaje al corazón del fútbol, sobre el Barça de Pep Guardiola, y Contra el insulto, sobre la costumbre de insultar que domina hoy en el periodismo y en muchos sectores de la vida pública española. Nació en Tenerife en 1948.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal