Mira que te lo tengo dicho

Sobre el blog

¿Qué podemos esperar de la cultura? ¿Y qué de quienes la hacen? Los hechos y los protagonistas. La intimidad de los creadores y la plaza en la que se encuentran.

Sobre el autor

Juan Cruz

es periodista y escritor. Su blog Mira que te lo tengo dicho ha estado colgado desde 2006 en elpais.com y aparece ahora en la web de cultura de El País. En cultura ha desarrollado gran parte de su trabajo en El País. Sobre esa experiencia escribió un libro, Una memoria de El País y sobre su trabajo como editor publicó Egos revueltos, una memoria personal de la vida literaria, que fue Premio Comillas de Memorias de la editorial Tusquets. Otros libros suyos son Ojalá octubre y La foto de los suecos. Sobre periodismo escribió Periodismo. ¿vale la pena vivir para este oficio?. Sus últimos libros son Viaje al corazón del fútbol, sobre el Barça de Pep Guardiola, y Contra el insulto, sobre la costumbre de insultar que domina hoy en el periodismo y en muchos sectores de la vida pública española. Nació en Tenerife en 1948.

Eskup

El premio Jerusalén a Antonio Muñoz Molina

Por: | 10 de enero de 2013

El premio que le acaba de otorgar la Feria Internacional del Libro de Jerusalén a Antonio Muñoz Molina, el autor de Sefarad, es un reconocimiento tan merecido como emocionante es ese libro, en el que Muñoz Molina refleja la lucha contra la pérdida, el destierro y el exilio. Ese recorrido, que constituye uno de los libros humanamente más hondos y más bellos de su escritura, se menciona entre los merecimientos que hay para que el jurado sitúe al autor de Úbeda entre los nombres propios que ya honran esa lista a la que él honra ahora.

Estuve allí, en Jerusalén, acompañando a Jorge Semprún cuando al autor de La escritura o la vida le entregaron el mismo premio; pude observar entonces la importancia que en aquella ciudad inolvidable se le da a la visión que los españoles tienen sobre todas las metáforas que ha creado en la literatura contemporánea la amarga diáspora de la que ese país, Israel, es símbolo en el mundo.

Que Muñoz Molina, escritor comprometido con su país, con su tiempo y con el mundo, siga, en la estela española, al nombre de Semprún en el premio Jerusalén no solo es justo sino que es coherente. Pocos escritores de nuestra lengua, y en general pocos escritores, se han ocupado tanto como él y como Semprún de lo que le sucede a las almas cuando la violencia o el extravío del odio las dispersan o las desprecian. Ese sentimiento está en toda su literatura de Muñoz Molina, en su ficción, en sus ensayos y en sus artículos, y es una consistente apuesta literaria que proviene también de su manera de ocuparse de la vida, cuando escribe de la realidad, y de los sueños, cuando es la ficción la que lo mueve.De modo que pudo haber sido por Sefarad, pero en realidad podía haber sido por el conjunto de su obra.

Antonio Muñoz Molina es un intelectual cuya consistencia proviene de dos factores: la capacidad de introspección y de ensimismamiento y la capacidad de escritura; como si lo impulsara una música muy determinada y a partir de ese ritmo fuera encadenando la intuición metafórica que, como en otros grandes autores, marca ya como ineludibles sus propios hallazgos. Leerlo produce lo que él dice desde el título de uno de sus libros más entusiastas, Pura alegría, donde recoge algunas de sus lecturas, las que hay detrás de esa manera suya de afrontar el hecho mismo de escribir. Leer ha sido para él, y lo es, naturalmente, su modo de adquirir el ritmo que convierte en música propia su literatura; esa literatura es la consecuencia del ritmo que da leer. Y Sefarad, también en ese sentido, es un ejemplo de su mejor escritura.

 

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal