16 nov 2012

Muerte a los sindicatos

Por: Iñaki Gabilondo

Hay 98 Comentarios

"Pour aller vers la métamorphose, il est nécessaire de changer de voie....L'histoire humaine a souvent changé de voie. Comment ?
Tout commence toujours par une initiative, une innovation, un nouveau message de caractère déviant, marginal, souvent invisible aux contemporains. Ainsi ont débuté les grandes religions. Le prince Sakyamuni a élaboré le bouddhisme au terme d'une méditatation solitaire sur la vie. Jésus était un chaman galiléen qui énonça sans succès sa prédiction auprès du peuple hébreu. Le prophète Mahomet dut fuir de La Mecque et se rèfugier à Médine.
Le capitalisme se développa en parasite des sociétés féodales pour prendre finalement son essor et, avec l'aide avec l'aide des royautés les désintégrer. La science moderne s'est formée à partir de quelques esprits déviants, dispersés : Galilée, Bacon, Descartes........
..Notre époque devrait être, comme le fut la Renaissane, et plus encore qu'elle, l'occasion d'une reproblématisation généralisée. Tout est à repenser. Tout est à commencer."
"La Voie - Pour l'avenir de l'humanité-"
Edgar Morin - ed.Pluriel -

Pena, penita, pena. Eso es lo que me da ver como los que lideran el "Ministerio Sindical" nunca tienen ninguna responsabilidad.
Si la huelga es un fracaso, ellos buscan otra salida. Si en la manifestación "los antisistemas" se cargan los centros de las ciudades, ellos tampoco tienen ninguna responsabilidad.

Nunca me imaginé que en un estado democrático, alguien pueda limitar las libertades del resto de ciudadanos y que nadie ponga coto. Es más, existe un grupo de "politiquillos", que prefiere defender a los zánganos que cobrar por romper los centros urbanos, que a los que defienden las libertades.

No es por molestar, pero pero por favor, que alguien les pida responsabilidades, que tenerlas las tienen.

Está claro que estos que gobiernan, los del PP, junto a todos sus acólitos y seguidores, no han entendido nada de lo que la sociedad les demandaba el día 14 N y, es por ello, que pienso, que la única forma y manera de que les entre la razón en sus acogotadas mentes es la ECONÓMICA. y EN ESTE SENTIDO UNA PROPUESTA: ¿ Verdad que las prestaciones sociales y los servicios públicos nos los han reducido o eliminado ?, ¿ SI?, PUES A GRANDES MALES GRANDES REMEDIOS, ¡¡¡ No pagar impuestos hasta que se restauren !!!. Los impuestos son la contrapartida de los servicios que nos presta el gobierno a cambio de los servicios públicos y sociales, amén de la parte solidaria que conllevan por los que no puede pagar, pues hacer la aportación solamente solidaria y dejar de pagar todo lo demás. ¡¡ GRAVE !!, mucho, pero creo que es lo único que esta gente conoce.
Buenos días y suerte.

Pues, la verdad, si echamos un vistazo al volumen del insultologio utilizado, la huelga ha sido un éxito toltal; nadie concedería tanta cantidad de su bilis a unos perdedores.

Buenos días Sr. Iñaki. He de decirle que ser de izquierdas y apoyar a los sindicatos son actitudes totalmente contrarias. Los sindicatos no cumplen con su función de defender al trabajador, son instituciones muertas que solo sirven para mantener a unos pocos que de otro modo no tendrían trabajo.
Esto no es una opinión, es una realidad. Cualquiera que conozca el funcionamiento de un sindicato sabe que solo una pequeña parte de este trabaja de verdad. El resto son remunerados por tareas absurdas sin sentido.
A estas instituciones les pasa lo mismo que a la mayoría de las existentes, en su momento tuvieron un papel importante y fueron relevantes. Con el paso del tiempo se han quedado anticuadas y obsoletas. Mucha gente todavía no se ha dado cuen ta de que estamos ya en el siglo XXI y lo anterior ya no sirve.

Efectivamente, todo se ha de repensar, o quizá, no de pensar, sino de sentir.
Estamos ante los dolores de parto de la eclosión de una nueva dimensión mas sutil, en la tierra. No nos vale practicamente nada de lo actual todavia.
Por suerte he conocido a Eduardo Ontiveros, psicoterapeuta argentino, que "nos vuelve locos...", pero sabe lo que dice, en su obra en la Red, en sus videos, existe un hilo conductor de logica. Y transmite esperanza.
Aqui dejo para el curioso, una muestra.

http://www.4shared.com/mp3/Tr3W55Gk/Sanacion_3_Santa_Fe.html

Pues creo que está clarísimo por qué los sindicatos despiertan el odio ya no sólo de la derecha sino de la mayoría de los trabajadores: porque muchos liberados sindicales prácticamente no conocen ni a sus compañeros de trabajo de manera que encima de cobrar por no currar se permiten aparecer por el trabajo cada x meses a intentar poner las cosas patas arriba, a dar lecciones al que está currando por ellos y a incitar a que la gente que cobra por trabajar haga huelga y pierda un día de salario. Aparte de eso, hay mucha gente no sindicada que tiene que sufrir la actitud incívica de los sindicalistas en días de huelga (el ejemplo más claro es el de los dueños de un comercio). Ya para rematar los sindicatos reciben sustanciosas subvenciones que pagamos todos de nuestros impuestos, estemos de acuerdo con su actividad o no. Y ya no entraré en los numerosos casos en los que habiendo un conflicto entre empresa y sindicatos el sindicalista directamente VENDE a sus compañeros y es el único que salva su culo. Vamos, que los sindicalistas tienen todo lo que hace falta para no despertar simpatías precisamente...

Pues, la verdad, si echamos un vistazo al volumen del insultologio utilizado, la huelga ha sido un éxito total; nadie concedería tanta cantidad de su bilis a unos perdedores.

Ni hecho a medida con el comentario de hoy sobre los sindicatos hoy en dia: http://maloshumores.blogspot.com.es/2012/02/sindicalismo-atenuado.html

Iñaki hoy no `puedo estar de acuerdo con tu comentario, al que considero buenista y sin contenido. El odio a los sindicatos por parte del caciquismo español, la banca y la iglesia, como mostró ayer el Intermedio en menos de un minuto mostrando las portadas de la prensa del régimen, desde 1934 a hoy, con ocasión de huelgas generales es secular. Los sindicatos son fuerzas generadas por la solidaridad obrera que surgieron para combatir la explotación, dignificar el trabajo y la persona, y colocar a la clase trabajadora en el puesto que le corresponde en la sociedad. La caspa empresarial y social, y no digamos a la banca, la iglesia o la aristocracia ha combatido a los sindicatos desde su creación hasta hoy. Nunca han aceptado la sustitución de la caridad por la lucha por los derechos colectivos de los trabajadores. Los sindicatos ya están adaptados al mundo actual y su necesidad para los trabajadores no ha hecho mas que crecer, haciendose imprescindibles en épocas de crisis como la actual. Han sido y son fuerzas dinamizadoras de la política en favor de los trabajadores, que buscan contrapesar el egoísmo de las clases dominantes.
No creo que se pueda ser equidistante en momentos en que los poderes del dinero, la iglesia parasitaria y el egoismo empresarial están ejerciendo una fuerza profundamente injusta sobre los trabajadores y los desprotegidos.
La evolución sindical seguirá el curso de la historia y se adaptará a las circunstancias, pero lo que es seguro que la huelga general, como herramienta de lucha y concienciación, seguirá vigente mucho tiempo.

LOS SINDICATOS,ES LA UNICA HERRAMIENTA QUE DISPONE,EL TRABAJADOR,SON NECESARIOS Y POR SUPUESTO AHORA MAS QUE NUNCA.
CUANDO UNO QUE TRABAJA,VA HA REALIZAR SU ACTIVIDAD,ACOJONADO,NO LE PERMITEN MANIFESTARCE,EL PRIMER ERROR QUE COMETE YA LE ESTAN DICIENDO,O TE ARMIERDA Y YA ESTA EN LA CALLE DESPEDIDO.
ES QUE ALGO FALLA.
IÑAKI TE HAS OLVIDADO CITAR,A LOS PRIMEROS RESPONSABLES,QUE SON LOS EMPRESARIOS ESPAÑOLES.
NO HAY QUE OLVIDAR QUE HASTA HACE MUY POCO, EL PRECIDENTE DE ELLOS ERA UN TAL FERRAN,OTRO EMPRESARIO ILUSTRE ES RUIZ MATEO,Y POR CITAR ALGUNOS MAS,BOTIN,ARTURO FERNANDEZ,ETC.
POR DESGRACIA EN ESPAÑA EXISTEN POCOS EMPRESARIOS Y SI MUCHOS AMOS.
PARA TODOS LOS TRABAJADORES QUE TANTO CRITICAN A LOS SINDICATOS DECIRLES,QUE ESTOS SON LOS UNICOS QUE TIENEN A ESTOS "AMOS" UN POCO CONTROLADO,SI NO FUERA POR LOS SINDICATOS,CUAL SERIA NUESTROS DERECHOS ACTUALES.
NO PERTENEZCO A NINGUN SINDICATO.
PREFIERO UN SINDICALISTA MALO QUE UN EMPRESARIO DE ESTOS BUENOS

No puedo estar de acuerdo en esta ocasión con Iñaki. No me vale decir que todos tenemos tenemos cosas en las que mejorar como excusa para que no se pueda criticar a los sindicatos. Yo me considero una persona de izquierdas, y solo puedo manifestar un profundo desprecio por la acción sindical en nuestro país en los últimos 10 años. No admito que unos grupos de personas que no han movido un dedo durante las dos legislaturas del PSOE quieran ahora presentarse como los salvadores del país, y los grandes defensores del pueblo.
Lo siento, pero no se puede defraudar a millones de personas y luego hablar de odio y irracional de la derecha. Habla de rechazo justificado de la población, que es lo que es.

Todos conocemos casos sangrantes de liberados y enchufados por ccoo y ugt. Nada de casos puntuales, sino la norma de funcionamiento. Son peores que los políticos, porque engañan al currante; el político, ya se sabe, va a lo suyo.

Puede tener usted razón de que las críticas de cuertos medios e intelectuales a los sindicatos (los mayoritarios) están motivados por una ideología determinada. Pero los sindicatos son unas instituciones, en sus palabras, anquilosadas, tan corruptas como los partidos y otras instituciones. Quizá las clases existan en esta sociedad, pero desde luego no son las clases que dicen representar (y defender) los sindicatos. Además viven de subvenciones, del dinero de nuestros impuestos, no representan a mucha de la gente que paga impuestos (yo nunca me he sentido representado por ellos), juegan sin vergüenza a la política con los partidos, y sus líderes parecen sacados de cavernas profundas de otra época mientras cobran suculentos sueldos.
Las críticas de ciertos medios suenan también a otros tiempos, pero desde luego estos sindicatos son de esos tiempos. Desde mi punto de vista lo primero que deberían hacer es renunciar a cualquier subvención pública que no estuviese asociada a un proyecto concreto.

Un gran triunfo de la derecha ha sido que ese desprecio por los sindicatos cale en la sabiduría popular del país, como se puede ver aquí en muchos de los mensajes. Está claro que sobre todo UGT y CCOO han cometido muchos errores estos años y necesitarían una renovación radical, pero muchas veces los trabajadores les atribuimos la obligación de conseguir hitos al margen de los propios trabajadores, es decir sin implicación de todos. La fuerza de los sindicatos es movilizar a los trabajadores, pero muchos prefieren no protestar, no hacer huelga, no ir a manifestaciones pero luego que el sindicato consiga ventajas para nosotros. Aun siendo más que imperfectos estos sindicatos (y el ejemplo lo veo en empresas concretas como la mía) siempre se puede conseguir algo más por medio de ellos que sin ningún filtro entre empresa y trabajador, con la desunión, desconfianza mutua y escasa solidaridad entre nosotros que manifestamos hoy en día.

Ah, ¿es que si critico a los sindicatos soy neoliberal? Pues vale. Pero estoy harto de gente que chupa del bote. Antes pagaba cuota de afiliado y no lo hago. Quiero como en Alemania sindicatos de cuota que peleen por mí y por mi cuota, no chupópteros. Y dejémonos de conspiraciones judeomasónicas (mercados neoliberales).

Plas, plas, plas, plas, plas, plas, plas, plas, plas, plas, !!!!!!!!!!!!!!!
Iñaki, hoy, lo has clavado. Ni más, ni menos.

No obstante, voy a poner mi ranking personal de quién debe cambiar más y más pronto:

Medios de incomunicación/desinformación.
Sindicatos/Empresarios.
Población.

¿ Pero qué se puede esperar de unos sindicatos que, opuestos a la reforma laboral, la aplican a rajatabla para echar a más de 600 de sus trabajadores ?. Tienen muy poca dignidad, y ninguna vergüenza

Su planteamiento tiene un fallo de base. Primero habla usted de los sindicatos, cuando deberia decir "Comisiones Obreras y UGT". En segundo lugar, yo soy de izquierdas, y no llegaria a decir "odiar", pero si "despreciar".

Los demas sindicatos (desde el de policias hasta la CNT, pasando por CSIF) se han ganado mi respeto, pero CCOO y UGT, estaban en los consejos de administracion de las cajas que nos han hundido a todos, y reciben unas subvenciones millonarias que destinan a proyectos como poco "discutibles" cuando no ridiculos.(mire usted si no las subvenciones que se le dan en andalucia)

Les recuerdo que miembros de comisiones obreras, agredieron a 4 miembros del CSIF, cuando estos querian incluir en la protesta a Izquierda unida (que gobernaba en andalucia) ¿se odia el CSIF (un sindicato) a si mismo?¿o a lo mejor es que CCOO y UGT solo protestan contra "los otros", pero jamas contra "los suyos"?

Eso por no mencionar que estoy en el paro desde hace y medio.... ¿donde estaban CCOO y UGT, cuando el paro en España llegaba hasta 4 millones? ¿Por que no protestaron entonces? Solo han reaccionado, cuando han visto tocados sus privilegios....Y mientras sigan chupando del bote, y recibiendo subvenciones miserables, no son parte de la solucion, sino del problema.

PD: Al contrario que usted, yo me he molestado en distinguir "los sindicatos" de "CCOO y UGT". Le rogaria la proxima vez que haga usted el mismo esfuerzo.

Y dónde estaban estos sindicatos durante la era Zapatero?: tomando whisky en el Villamagna con miembros del gobierno y cobrando subvenciones Están deslegitimados

Naturalmente que le tienen una inquina enorme a los Sindicatos, lo que viene a decir que están cumpliendo con su papel de manera más que razonable. Hablando de modernidades políticas y de lo que parece ser el futuro y lo que los neoliberales desearían, ¿no será un partido único y "comunista" como el chino? Es eso lo moderno, moderno, moderno?

Gracias por su reflexión, ya va siendo hora de que empecemos a hablar del gran cambio de epoca. Estoy seguro, que con estos actores, la nueva sociedad tiene poco que hacer, sin embargo, tendrémos que convivir con ellos, hasta que los nuevos, tomen las riendas de la defensa del ciudadano contra los abusos del poder.
Al poder le molesta todo aquello que se interpone en su camino por dominarlo todo. Sin los sindicatos,-ojo, los que crean libremente los trabajadores- el mundo del trabajo, no hubiera pasado del medievo.
Fijense en un detalle de quien nos gobierna; La ex presidenta de Madrid dice que la huelga general es política y que debe prohibirse. En la dictadura las huelgas por motivos políticos estaban prohibidas. Nuestra constitución es una carta política y así lo reconoce en su preámbulo,y en ella se reconoce el derecho que tiene el trabajador a la huelga, no discrimina si es laboral o si es política. Cualquier ciudadano normal, salvo un idiota, sabe que un derecho, es un reconocimiento que no se puede cercenar en una sociedad democrática.Los empresarios no quieren tener ni contratos, ni estatutos, ni normas, ni leyes, ese es ideario, " ellos son los que crean riqueza". bien si asi lo quieren, pues adelante. Pero tambien tienen que saber que los trabajadores podemos unirnos y dejar de trabajar. Eso no, exclaman, eso es un ataque al estado de derecho. !!hay que obligarles a ir al trabajo¡¡. El equlibrio que hemos mantenido desde hace más de cincuenta años, debe ser sustituido por otro acuerdo que recoja las nuevas formas de organización del trabajo. La ley de la selva que propugna la CEOE tiene poco recorrido.
Sr. Gabilondo gracias por entrar de lleno, en la nueva época.

Por favor, no confundir odio (http://lema.rae.es/drae/?val=odio), que supone emoción irracional, con rechazo, de rechazar (http://lema.rae.es/drae/?val=rechazar) contradecir lo que alguien propone, que supone una argumentación racional, la exposición de contradicciones y la propuesta fundamentada de otras alternativas.

De acuerdo con Iñaki. ¿Por qué esa inquina de la derecha hacia los sindicatos? Están consiguiendo que el propio trabajador reniegue de los sindicatos y esto no es bueno.
Un saludo,
http://mariasagrariogomezsanchez.blogspot.com.es/

Los sindicalistas hace tiempo que, por desgracia, han dejado sus funciones de lado y los abusos cuando las vacas flaquean tienen consecuencias. Creo que son necesarios, pero también hay que depurar un poco su estructura. Como ex sindicalista he visto verdaderas incoherencias, y como parada de larga duración no me siento representada. Según Mendez "no es mi función" representar a los 6 millones que estamos en paro. Así que fuera subvenciones estatales y más trabajo de fondo.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal