16 nov 2012

Muerte a los sindicatos

Por: Iñaki Gabilondo

Hay 98 Comentarios

http://nelygarcia.wordpress.com El avance constante en todos los aspectos de la vida, requiere en efecto que la sociedad, se mueva en paralelo con cambios. Ayer observé en una tertulia política, como algunas/os comentaristas de ideología conservadora, se ensañaban de una forma feroz y agresiva, contra los sindicatos y otros colectivos, sin cuestionarse en ningún momento, que quizás ellas/os también necesitaban cambiar. La acusación mutua entre partidos, la padecemos desde hace mucho tiempo y la energía que emplean en acusaciones, les impide trabajar con intensidad en arreglar el país, que está muy necesitado.
http://www.facebook.com/pages/Nely-Garc%C3%ADa/368054793274553?ref=hl
http://www.facebook.com/nely.garcia.3557

Los sindicatos de hoy día, como políticos que son, están corrompidos. Su comportamiento tanto dentro de la empresa, como dentro de los organismos del estado no resulta precisamente ejemplar. En muchas ocasiones, van a lo suyo, a situarse, a medrar todo lo que pueden haciendo uso de su poder. Como hemos visto en la actuación de muchos piquetes, sus modos resultan tan agresivos como ha resultado ser la actuación de la policía en muchas ocasiones. Lo mismo que la policía es necesaria para garantizar el orden, también lo son los sindicatos para conseguir los ideales sociales. Por tanto, que abandonen de una vez sus métodos stalinistas y se empapen más de ideales humanísticos que es lo que verdaderamente necesita la sociedad actual.

Es curioso que los trabajadores llamen egoistas a los sindicatos cuando ellos mismos son incapaces de mover un dedo por mejorarlos. Las estructuras sindicales se mueven desde los trabajadores y si no se cambian es porque los trabajadores quieren una institucion que les solucione los problemas sin implicarse en las soluciones y no una organizacion de ellos mismos para apoyarse y trabajar por sus propios derechos. Pseudo burgueses con aires de superioridad.

Los trabajadores de derechas y muchos de la izquierda estamos contra esta pseudo-clase política que son UGT y CCOO, que viven del cuento, luchan por sus privilegios y no producen más que gastos y problemas.

Comparto tus reflexiones, Iñaki. El sindicalismo, como representación de los trabajadores y fuerza defensora de sus intereses (ahora más atacados y vulnerados que nunca) es un elemento imprescindible en la vida económica y laboral de cualquier país avanzado. Quien no comprenda ni acepte el papel fundamental que los sindicatos tienen que ejercer en una sociedad moderna demuestra carecer de los principios democráticos más elementales. Ese odio visceral que muchos muestran para con los sindicatos tiene mucho de irracional y de injusto, por no decir de fanático.
Otra cosa muy distinta es que las fuerzas sindicales de nuestro país deban hacer un esfuerzo por actualizar su discurso, sus pautas de conducta y el tipo de respuestas que deban ofrecer a la sociedad ante los desafíos que se plantean en el presente. Particularmente, me parece imprescindible que las principales centrales sindicales españolas multipliquen sus contactos con otros movimientos sindicales del resto del mundo, prinicipalmente de Europa, con los que debe establecerse una corriente continua de comunicación y colaboración. No digo que no exista ya, pero debería intensificarse todo lo posible.
Como muy bien dices, Iñaki, no son sólo los sindicatos los que tienen que renovarse y adecuarse mejor a las circunstancias del mundo actual. Está bastante claro que los partidos políticos españoles tampoco están dando una respuesta adecuada a los problemas que se nos presentan, singularmente la gravísima crisis económica que padecemos. ¿Y qué decir de otros actores del sistema, como los bancos y las empresas, con su enorme cuota de responsabilidad en el fracaso colectivo que ha experimentado nuestro país? Ya hemos tratado esta cuestión en días pasados, y creo que mi opinión ha quedado bastante clara.
Saludos, Iñaki y contertulios.

Los primeros que tienen mucha manía a los sindicatos son los propios trabajadores, no hace falta ir a la derecha, los sindicatos en este país funcionan como los partidos políticos, un nicho para buscarse la vida de muchos listillos. Que le pregunten al dependiente de una tienda pequeña lo que lo defienden los sindicatos, sólo les interesan las grandes empresas donde pueden ejercer su "profesión" plenamente.

Los sindicatos tuvieron un papel muy importante hace años, pero ahora, aunque deben seguir existiendo, tienen que reciclarse. Cuando oigo los discursos de los líderes de los dos sindicatos mayoritarios siento vergüenza ajena. Ni ellos se creen sus discursos trasnochados y además se les nota.

Por cierto, lo de las subvenciones y lo de los liberados es para hacérselo mirar. En mi empresa hay un sindicalista liberado y lleva veinte años cobrando la nómina religiosamente y ha pasado por la empresa dos veces. Creo que es una vergüenza que con el paro que hay haya sindicalistas cobrando por no trabajar.

Pero vamos a ver.... , alguno de los comentaristas anteriores, alguno de los "periodistas" de los medios insidiosos que mencionas Iñaqui (incluidos La Razón, ABC, El Mundo, Intereconomia, Telemadrid,......) y tu mismo Iñaqui ha pertenecido algún minuto a algún SINDICATO (lo pongo con MAYUSCULAS para no incluir a los corporativos), alguno habeis asistido alguna vez a alguna ASAMBLEA de los Sindicatos donde se analiza, debate, prepara y se siguen las distintas acciones que se toman, sus motivos y sus consecuencias........?; si no es así (como me temo) no toquéis de "oído" como la Banda de Música de mi Pueblo; venid, mancharos las manos de barro, aguantad que os digan de todo (justa o injustamente) y después haced los comentarios.
Un jubilado, afiliado a un SINDICATO aún, desde su juventud como aprendiz, oficial, responsable de equipo, grupo, sección.....

Pues los que estais contra los sindicatos sois la derecha militar neoliberal, lo dice Iñaqui, de la izquierda mas plural y democratica. Con dos webs ........

Siempre ha quedado en mi mente la pregunta de ¿quién paga los destrozos efectuados por la huelga organizada por los sindicatos? Me imagino que como siempre los que no tienen la culpa de estar como estamos.Gracias.

Sr. Gabilondo: no creo que nadie esté en contra de los sindicatos, su existencia era, es y será absolutamente necesaria. Contra lo que está España entera - como bien demuestran los comentarios anteriores - es el tipo de sindicato que tenemos actualmente en el país que precisan, como tantas otras cosas, una urgente renovación para adaptarse a la realidad de hoy, abandonando actitudes trasnochadas.

¿Los sindicatos? ¿qué es eso? ¿a quienes representan? Como podemos fiarnos de unos sindicatos y de un gobierno que ni tan si quiera nos dan unas cifras verdaderas del apoyo a la huelga. ¿Nos toman por tontos unos u otros tal vez? Todos nos mienten.
Señor Iñaqui, en mi opinión el cambio de este país tendría que comenzar por los sindicatos. Cuando hablo de un cambio, no me refiero a una transformación como tal, no quiero que cambien toda la morralla que está ahí. Lo que quiero es que se tire todo abajo, que desaparezcan todos estos corruptos y que no dan ni un palo al agua y que nazca una nueva forma de defender al trabajador bajo otro nombre, otra forma, otra gente y otra forma de relacionarse con la gente adecuándose a los tiempos. Tenemos tecnología para que se nos escuche a todos. No es posible que todo cambie y estos sigan como hace 25 años, aunque eso si, más gordos, más corruptos, más pasaotas y que solo mueven el culo cuando tienen un gobierno u otro en el poder.
La gente se encuentra desencantada por todo, no creemos en unos políticos que no se a quienes defienden, no creemos a los que supuestamente tendrían que velar por el trabajador así que como en otros tiempos nacieron unos y otros espero que nazca un nuevo movimiento que nos defiendan de toda esta panda. Las manifestaciones del 15M son un comienzo.

La actuación de los sindicatos - no las organizaciones en si mismas - suscitan rechazo en cualquier persona con elementales conocimientos de economía y administración de empresa, pues defienden los "derechos adquiridos" de los empleados a expensas de la supervivencia de las empresas que los emplean y desincentivan la creación de empleo con unos niveles de indemnizaciones de desempleo muy superiores a la media europea.

Pablo Iglesias fundó las dos organizaciones -a su criterio necesarias- para la defensa de los trabajadores: Partido y sindicato.


Argumentaba su necesidad con el criterio de que el partido por si solo no podia garantizar esa defensa, debido a las circunstancias en las que fuera necesario establecer algun pacto con otras fuerzas politicas.


Sin embrago los sindicatos al margen de esos acuerdos tenian las manos libres para sus reivindicaciones tanto ante la patronal como ante el gobierno.


Todo es mejorable, tamién los sindicatos y hasta nosotros mismos, pués la fuerza sindical nace de nuestra participación y crítica pero no de la crítica sin participación.


Su necesidad es palpable dado el estado de bienestar que se ha conseguido y que ahora nos quieren quitar, los neoliberales, educados todos ellos para favorecer a los grandes capitalistas a costa de los menos favorecidos.

de verdad que CCOO y UGT son sindicatos, o funcionarios públicos? Sindicato es una organización al servicio de los TRABAJADORES sea cual sea su puesto. Estos dos " perseguidos " según Vd " otro perseguido ", no representan si no el sentir de DOS PARTIDOS politicos

En términos generales estoy de acuerdo con su comentario. Yo, como trabajador, estoy decepcionado con ellos. Tengo la impresión de que no me representan, que no me defienden cuando los necesito. Que se venden por un puñado de liberados. Pero dicho esto ¿Que pasa con los demás?. El empresariado es decimonómico y dictatorial. Los partidos políticos ¿que?. Los medios de comunicación, salvo honrosas excepciones, tienen contenidos nauseabundos. Los tertulianos de todo tipo, ademas de venderse al mejor postor, son unos ignorantes que se arropan con plumas de conocimiento. La justicia, parece que quiere despertar, después de tanto tiempo de espaldas a la realidad. Y nosotros, los ciudadanos: tendremos algún día que despertar, empezar a ser adultos y decir basta. Soy ya mayor, he vivido muchas épocas, y empiezo a comprender a nuestra actual juventud que está dando la espalda a la actual sociedad y se refugia en las redes sociales formando una sociedad paralela.

Creo que algo tiene que ver la caradura en su puesto de trabajo de muchos sindicalistas, liberados (especialmente) o no, y eso no tiene nada que ver con que la gente sea de derechas o de izquierdas.

Sr. Gabilondo, claro que hay una gran diferencia entre los Sindicatos y cualquiera de las demás organizaciones que usted nombra con necesidad de cambio, adaptación y evolución.
Los Sindicatos siguen anclados en el pasado y en una lucha de clases que a día de hoy está totalmente obsoleta y trasnochada.
Además, mientras que en el caso de otras organizaciones, con mayor o menor velocidad apuestan por el cambio y la evolución, los Sindicatos están convencidos de que deben seguir con el mismo modelo del siglo pasado que es el que funciona ...
Así les va y eso no tiene nada que ver con un odio hacia ellos ni de la derecha, ni de los ciudadanos ni de nadie.
Ellos solitos se lo han buscado y estan cavando su propia tumba.

Quizá deba preguntarse usted primero, de dónde viene esa hostilidad mostrada por los sindicatos hacia los pequeños empresarios... más preocupados por aparecer en los medios que por los intereses de los trabajadores.

Soy de izquierdas y por eso aun odio mas a los sindicatos. por la actitud egoista y burguesa que han tomado desde hace tiempo.

A favor de los sindicatos hay que decir -Iñaki posiblemente no tenga esa información-que un 78% de los 150.000 liberados sindicales han solicitado-por lo que pueda pasar- ingresar en la Unidad Militar de Emergencia.En una segunda fase está previsto -según marchen las cosas-que lo hagan Cándido y Toxo, lo harian con el empleo de Cabo,previa convalidación de estudios según el Plan Bolonia.Vamos a ver,el Sr. Gabilondo se empeña explicar el "tomate" de los sindicatos por logaritmos neperianos,y dice que tienen/tenemos que cambiar esto y lo otro. La Fundación Guru-Gú lo ha dicho siempre,la clave está en el pestilente empate "técnico" entre politica y justicia,entre politicos y una parte de la casta/clase judicial.El cáncer está en la pedrada de Pedraz.Y en alguna otra.Por eso hay que ir a la raiz del problema.La raiz está en Jerez de la Frontera,hace un cuarto de siglo el mejor "retratista" de todos los tiempos,no superado ni por Goya,hizo la mejor radiografia de esta tierra de conejos,a sabe, En España la justicia es un cachondeo.Sin comillas,el que las ponga es un auténtico bellaco,de los que entran pocos en el kilo,que digo kilo,en la tonelada.Seamos realistas,ni sindicatos ni ni niño muerto,en esa radioscopia está la clave. Por eso urge poner en marcha la recomendación de Luis Solana,hermano de Javier,que dice: Poner un guardia civil al frente de las principales instituciones.Empezando por el Banco de España.Y es que el Banco deEspaña tiene la negra.Uno(Mariano Rubio)entre rejas,otro Caruana)haciendo caso omiso a sus inspectores,otro (Mafo de los cojones)poniendo cara de asco para controlar.Y mientras tanto tenemos a1.700 imputados done el cante por peteneras o como irse de rositas lo tienen mas claro que los sindicalistas en los consejos de administración de Bankia don de la Banda de los 34 con Rato y su padre a la cabeza tienen que verse las caras con un tal Andreu que ha dicho que piens llegar hasta el final en citado caso Bankia.Hasta las ranas del nacimiento del Cuervo saben que todo esto es leche y picón.Ganas de joder la marrana y meter la picha en el arroz.Como siempre. Y es una pena en una tierra que si bie es de conejos tambien es una potencia en farolas.Y en ese plan.Ninguno.

El ataque a los sindicatos es una tactica, desde muy antiguo llamada "falacia" que consiste en atacar; no el argumento del oponente sino otro aspecto personal, como su actitud anterior y; en el caso de los sindicatos, la actitud anterior se refiere a los muchos años que han estado viviendo a cargo del Estado sin preocuparse por los trabajadores o; al menos eso parecía.

Actualmente su posición me parece correcta pero; no dejo de recordar que; como dicen nuestros necicos políticos gobernantes, "tú más".

no soy de derechas precisamente, pero lo q tenemos en españa es vergonzoso... sindicatos de q? primero cobran un pastizal en subvenciones pero si necesitas de sus servicios tienes q afiliarte, osea, pagar 2 veces... lo q es lo mismo, copago... lo q se esta intentando evitar en la sanidad es como funcionan los sindicatos... o solo con subvenciones y q representen a todos los trabajadores o solo con afiliaciones y q representen al q paga...

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal