16 abr 2015

Caperucita y el lobo

Por: Iñaki Gabilondo

Hay 46 Comentarios

Estoy orgulloso del caso Rato. Debe ser la única época de la historia de España donde los altos corruptos d todos los partidos se exponen al escarnio público. Eso no había ocurrido nunca, salvo en la 2ª República que tenía otras prioridades.Da igual que sea condenado o no, todos estamos sabiendo lo que ha hecho. Esa es la grandeza de la democracia. Ningún admirador de Rato podrá hacer lo que hicieron tantos con Alfonso XIII o la familia de Franco,o sea negar sus excesos y alegar envidias políticas. En España siempre hubo una mentalidad de los líderes de nadie me agradece lo q he hecho x España con una fortuna. No me valen los faustos de aplauso o agradecimiento merezco una fortuna. Me da igual si el escándalo se ha destapado por peleas intestinas del PP.

don Witness, ACABO DE LEERLO EN ESTE PERIÓDICO, DEL QUE SOY SUSCRIPTOR.

**** El PP se desploma en la Comunidad Valenciana. La irrupción de Ciudadanos y Podemos elevará a seis los partidos que formarán las futuras Cortes Valencianas.
Todo es nuevo en Valencia.
La izquierda tiene un peso superior a la suma del PP y de Ciudadanos. ****

Una persona liberal es aquella que cual yugo al cuello no se desvía ni un milímetro, pero ni uno, de todos y cada uno de los férreos argumentarios que día tras día y año tras año va publicando la organización política que dice ser la esencia del liberalismo y a la cual pertenece el sujeto en cuestión.

Al testigo que no le interesa. Sigamos con la actualidad recordando datos del crack del pp y los flecos millonarios que han costado al sumiso votante de ese partido y al resto...y dos.


El Estado cuenta con 93 Paradores Nacionales, repartidos por todo el territorio, que son una de las joyas de la corona en las que en el Ministerio de Industria pensó para dar un empujón al Turismo de lujo, de calidad, no sólo el interior -se hacen grandes ofertas hace años- sino para atraer desde el exterior a países interesantes, tanto a turistas como a posibles inversores.
Ocurre, sin embargo, que ese imperio que en su día formó parte de lo que hoy debería ser verdadera “Marca España” para el exterior, un buque insignia, languidece bajo la gestión de su presidenta, Máría de los Ángeles Alarcó, cuyo principal activo en su currículum vitae fue y sigue siendo ser la ex mujer de Rodrigo Rato, el ex vicepresidente económico del Gobierno de Aznar.
Las pijodirectivas de Paradores -la denomación no es nuestra, sino de este reportaje de El Plural- o mejor, la corte que Gela Alarcó ha colocado a su lado parece que no sólo no encuentra las salidas empresariales que saquen al que fue flamante negocio de la crisis, sino que además no hacen sino obstaculizar algunas de las propuestas que se han puesto sobre la mesa e incluso dinamitar acuerdos que se venían negociando desde hace meses y estaban pendientes de firma, por pura parálisis. De hecho, una de las muchas fuentes consultadas reconoce que Soria, titular de Industria, puso a “Gela” un segundo para que la sujetara en cuanto a sus métodos de gestión aunque tampoco parece ser muy resolutivo.


A saber, primero se buscó una forma de privatizarlos, tarea harto difícil puesto que una parte de los emblemáticos edificios de nuestros Paradores -conventos, castillos, palacios- son del Patrimonio del Estado y sería duro y dificultoso legalmente venderlos; además, otra parte pequeña pertenecen aún a viejas familias, antiguos apellidos nobles -o no- que han alquilado su castillo familiar para que sea explotado por la marca Paradores Nacionales. Y luego, hay un grupo más exiguo, el que menos valor tiene, que son los que han sido construidos por la empresa, más modernos y la mayoría, bastante más feos. (Aquí, las fuentes consultadas citan como modelo al de Benicarló. Rara coincidencia).


Ante lo complicado de la privatización y mientras se busca un caballo blanco que invierta como socio, se trabajó en un plan para que cada parador cerrara en temporada baja, dependiendo de los ratios de ocupación y rentabilidad. Pero los diferentes barones de las muy diferenes autonomías pusieron el grito en el cielo. Por ejemplo, Jose Manuel Soria, ministro de Industria, se niega en redondo a cerrar ninguno en Canarias; Vicente Martínez Pujalte -recién casado con la directora general de Turismo- no consiente que el de Puerto Lumbreras (Murcia) abra solo en temporada alta; los de Galicia son intocables porque están en campaña electoral, y así una prolongada lista.
Naturalmente, Alarcó no tiene la suficiente fuerza y no conoce la gestión como para imponer una medida con tal nivel de rechazo, de forma que siguen mareando la perdiz mientras la gallina de los huevos de oro empieza a poner huevos pochos. A ella, además, lo que le interesa por encima de todo son los paradores con campo de Golf -una de sus pasiones junto con la fotografía- y en los que se pueden avistar aves.


Según fuentes sindicales, a Gela Alarcó también le irritan los sindicatos y los comités de empresa que no hacen más que fastidiarla, de forma que de vez en cuando le da vueltas a diferentes ideas para ver como reducir el personal y, a la vez, ir erradicando la representación sindical en cada uno de los paradores más conflictivos. Los empleados del de Toledo saben un poco de estos métodos indirectos.
Para colmo, otros proyectos, como el de abrirse a otros mercados internacionales con tanto potencial como China, también fracasan porque chocan con la misma falta de profesionalidad de la actual directora comercial y de ventas de Alarcó, Estefanía Gómez Garrido, otra de las conocidas como “pijodirectivas” citadas anteriormente, que comparten con la presidenta Alarcó su falta de experiencia para poder tomar las decisiones adecuadas y cuyas vacilaciones e inseguridades impiden la evolución de proyectos, según fuentes cercanas al PP. A Gela, eso si, nadie puede negarle su gusto por escoger las mejores vajillas allá donde es destinada, tal y como coinciden en afirmar quienes han compartido momentos profesionales a su lado.
Y mientras, los 93 Paradores Nacionales de los que tanto alardearon Franco y Fraga -y con razón decían- se diluyen como un azucarillo en la leche y el café de los intereses políticos y la incapacidad profesional.

Al testigo que no le interesa. Sigamos con la actualidad recordando datos del crack del pp y los flecos millonarios que han costado al sumiso votante de ese partido y al resto.


A principios de año se rumoreó la posible suspensión de pagos o privatización de Paradores Nacionales (difícilisimo técnicamente); en primavera, la empresa consiguió un crédito del ICO que le permitió pagar las nóminas , lo que no ha evitado constantes conflictos con el personal de algunos de los paradores más simbólicos como el de Toledo.
Con todo, hay alguien en los aledaños de Industria y de Patrimonio que sigue dándole vueltas a como reflotar el negocio, pero además de los problemas de la crisis y la situación del momento, se encuentran con un grave asunto de gestión: la formación profesional de la actual presidenta de los Paradores nacionales, Angeles Alarcó, la ex mujer de Rodrigo Rato.


Su ascenso meteórico tras su separación le situó en 2007, de la mano de Esperanza Aguirre, como presidenta y consejera delegada de Turismo Madrid -una web en la que se recoge información sobre ocio en la capital- y ya en 2010 como directora general de Turismo. Su experiencia profesional previa se reduce a un empleo en Relaciones Externas de Coca-Cola antes de casarse y a la atención de una tienda de decoración en la calle Jorge Juan tras su matrimonio, aunque en su currículum , esa etapa de su vida se ‘vende’ con mucha más literatura, “comenzó su carrera profesional en el sector privado donde ocupó cargos de responsabilidad en grandes empresas, como Cia Coca Cola de España“, y pasando por alto cuales son esa grandes empresas en las que ha ejercido cargos de responsabilidad. Lo que contrasta con la minuciosidad con que se detalla a continuación su labor al lado de Esperanza Aguirre desde el día en que la presidenta la convirtió en ejecutiva de un plumazo.


Esta es la historia que hemos ido recapitulando con varias fuentes, la mayoría del PP o muy próximas, que por razones obvias nos han exigido absoluto anonimato, aunque más de uno empieza a estar irritado y escandalizado. Suponen en el Gobierno de Rajoy que el turismo es la gran esperanza blanca, el sector que va a tirar de la comatosa economía española, puesto que aquellas leyendas de aprovechar la crisis para cambiar las estructuras productivas, los pilares de nuestro desarrollo por ciencia, tecnología, renovables, todo lo que fuera con tal de huir de nuevo del boom del ladrillo, se han quedado en eso, en leyendas dados los brutales recortes -más tajos- que el Gobierno ha hecho.

A Antonio Ramírez, lo sé y conozco muy bien a semejante fauna, no vale el desánimo con esta especie...y es fácil darles dónde les molesta y les duele...sólo recordándoles de dónde proceden lo que han hecho y lo que intentan hacer, es suficiente...en este caso, los comentarios de la prensa extranjera los pone de los nervios...por cierto los manejos de rato se sabían muy bien en los "mentideros" del periodismo extranjero, por la forma opaca de salir del fmi ¿se imagina los motivos?

Al testigo que le interesa.
¿Es relevante para el propio PP y el propio Rajoy. Los indicios de delito que son investigados por las instituciones del Estado que el Poder Ejecutivo intenta eliminar y ralentizar, que sostiene y respalda mediante la acción del Poder Judicial?...sólo que a veces requiere buscar una cabeza de turco...


Rodrigo de Rato y Figaredo (Madrid, 18 de marzo de 1949), conocido como Rodrigo Rato, es un político español del Partido Popular (PP) licenciado en Derecho.1 Fue vicepresidente segundo del gobierno y ministro de Economía entre 1996 y 2004, durante el gobierno de José María Aznar. Ocupó el cargo de director gerente del Fondo Monetario Internacional hasta su dimisión el 19 de junio de 2007, dirigió el grupo financiero Bankia entre 2010 y 2012 y actualmente desempeña el cargo de consejero asesor para Latinoamérica y Europa de Telefónica.2 El 16 de abril de 2015, fue detenido, tras varias horas de registro de su domicilio por la Agencia Tributaria (AEAT), por los supuestos delitos de fraude, alzamiento de bienes y blanqueo de capitales.

Mariano Rajoy ha de irse.
Su presencia, en el cargo que ocupa, es inadmisible.


Y la lista de los 705 blanqueadores de dinero ha de hacerse pública, dadas las circunstancias excepcionales que concurren en un asunto, que es contra la corrupción y a favor de la transparencia, como factor de interés colectivo esencial, irrenunciable.
El gobierno carece de credibilidad alguna, como para confiar en que, al amparo del anonimato de esas 705 personas, este gobierno vaya a actuar correctamente, en defensa de los intereses de la ciudadanía.

Irrelevante: estoy seguro que usted tendrá la misma sospecha que yo sobre la identidad del Testigo audaz. que nos bombardea incesantemente con su ideología. De todas formas hay que reconocer su actitud inasequible al desaliento. Así, que preparados para las "palizas" que nos esperan. Va para Rato.

Don irrelevante:
No trae ud. aquí nada relevante que no digan el propio PP y el propio Rajoy. Los indicios de delito son investigados por las instituciones del Estado y el Poder Ejecutivo impulsa, sostiene y respalda la acción del Poder Judicial. Ni más ni menos que lo que corresponde a un gobierno democrático que sabe de los límites impuestos por la Constitución que afortunadamente disfrutamos. No es caso de repetir lo ya dicho pero lo cierto es que, con un gobierno de la derecha con mayoría absoluta, los casos de corrupción han ido siendo depurados con la diligencia debida a nuestro sistema garantista incluso cuando los imputados hubieran formado en las filas populares en algún momento. Un timbre de gloria más para Rajoy aparte de la que supone la ya más que evidente superación de los peores días de nuestra historia socioeconómica legados por la izquierda.

En cualquier caso, hay que decir que la mayoría de los párrafos por ud. escogidos caen dentro de la categoría propia tanto de la cogitación como del sobrenombre de ud, siempre tan en consonancia.

Por otra parte, envíe ud. un saludo a los pocos centenares de podemistas que arman bulla por el centro de Madrid. En el Bernabeu, es posible que apenas ocuparan un rincón del anfiteatro. ¡Grande masa, oiga!

A algún testigo interesa. Cómo dejó la prensa extranjera la gestión de rajoy.


‘Financial Times’
Uno de los periódicos más contundentes a la hora de expresar la delicada situación por la atraviesa España es el diario económico ‘Financial Times’. “Es obligatoria una investigación completa, transparente e independiente de las presuntas cuentas de Bárcenas”, aconseja en un drástico editorial.

Para el diario económico no son suficientes las declaraciones de Mariano Rajoy negando que tuviera o haya recibido dinero negro y aboga por una exhaustiva auditoría externa, improrrogable en el peor momento de la crisis económica más “desgarradora” de la democracia. Rajoy “se enfrenta a la batalla de su vida” y está “bomba” no podría haber estallado “en peor momento” juzga el rotativo.

"Este bombazo no podría haber llegado en peor momento, con la ciudadanía sufriendo un récord de paro y una austeridad sin precedentes, y ya furiosa por otra serie de escándalos de corrupción", apunta el diario en uno de sus editoriales de hoy.

"Debe haber una investigación completa, independiente y transparente de las presuntas cuentas de Bárcenas", sostiene el diario británico. "Ni el Gobierno ni el país pueden permitirse menos".


‘Le Monde’
El diario francés juzga al presidente Rajoy por no haber admitido ninguna por parte de los periodistas en la comparecencia del sábado, donde los asistentes se vieron obligados a seguir las declaraciones del presidente a través de una pantalla de televisión. La periodista Mathilde Gérard recoge en su blog “La España desencantada” las declaraciones en ‘el Foro de Empresas periodísticas’, que consideró que se había cometido “una falta de respeto a la profesión y a los ciudadanos” al no permitir preguntas. Además ‘Le Monde’ destaca la acción de algunos profesionales que se colocaron una tira de esparadrapo en la boca, como señal de protesta.


‘The New York Times’
El diario americano pone su foco informativo en el futuro próximo de España a través de la entrevista de diversos analistas. “Es probable que el terremoto continúe”, opina el profesor de Economía del IESE Business School, Antonio Agadoña, que considera que la única forma de “poner fin al escándalo” es un “fallo firme de la justicia”, algo que en nuestro país “por desgracia puede tardar años”.

Por su parte, el analista financiero Nicolas Spiro prevé unos meses muy duros en la economía financiera, pero se muestra optimista de cara al futuro: “Si el escándalo hubiera explotado en junio, cuando España pidió una línea de crédito para la banca, las consecuencias habrían sido mucho peores”.

El diario neoyorquino también se hace eco de las protestas frente a la sede del partido popular y la recogida de firmas pidiendo la dimisión de Mariano Rajoy. Aconseja al Gobierno que frente a “tanta presión” lleve a cabo una “muy necesaria” reforma del sistema de financiación de los partidos políticos.


‘Der Spiegel’
‘Der Spiegel’ resume su editorial en el cambio de postura de la ciudadanía respecto a la corrupción: “Los españoles han tolerado la corrupción durante la burbuja inmobiliaria, tratándola como un delito menor”, señala. “Funcionarios públicos notoriamente corruptos fueron elegidos una y otra vez en las urnas”, recuerda. Una situación que la crisis económica “ha cambiado” ya que la corrupción política es uno de los “problemas más importantes” para los españoles, según el barómetro del CIS.


WSJ
"Es su respuesta más contundente hasta ahora a las acusaciones de pagos secretos a los dirigentes del Partido Popular". Así calificaba ‘The Wall Street Journal’ el discurso de Rajoy ante el Comité Ejecutivo Nacional del PP en Génova. Este medio destaca además que el presidente del Gobierno "habló en una reunión de emergencia con la cúpula del partido, dos días después de las revelaciones de un importante medio de comunicación español".


BBC
La BBC centra su análisis en las declaraciones de Rajoy: "El primer ministro español, Mariano Rajoy, ha negado tajantemente las acusaciones de los medios que indicaban que él y otros miembros del PP, el partido que gobierna, han recibido pagos secretos". El medio británico ha acompañado el relato de los hechos con declaraciones como esta: "Nunca he recibido ni repartido dinero negro".


WP
The Washington Post, por su parte, se ha hecho eco además de la protesta que este sábado por la mañana ha tenido lugar a escasos 100 metros de la sede del PP, inaccesible y 'blindada' por la Policía: "Nos dicen que esos pagos no aparecen en los libros [de contabilidad], pues claro que no. Estamos hablando de dinero 'negro'", declaró Miguel Gómez, de 30 años

Si Rato fuera valiente, como Barcenas, ya habría denunciado al gobierno por violar la Ley de Protección de Datos y por revelación de secretos, pero, como ya sabemos todos, este montaje de lucha contra el fraude (urdido por Rato, con estudiada imagen de barba de 2 días, y el partido) forma parte de la campaña electoral del Partido Popul(ist)ar

Dijo I. Gabilondo el otro día, si no recuerdo mal, que de las ayudas públicas a la banca, ya se podían dar por perdidos unos 40.000 millones de euros.
Gran parte de ese importe viene de Bankia, es decir, de Caja Madrid y Banco de Valencia.
Es una elucubración mía, pero parece que con este último acto se cierra un ciclo.
El dream team Aznar-Rato desvió los recursos del país hacia la especulación inmobiliaria creando la consabida burbuja y penalizando la inversión productiva.
Blesa, Olivas y compañía ayudaron lo suyo destruyendo las cajas de ahorro.
Y ahora Rato, último gestor de Bankia y juzgado por sus malas prácticas en dicha entidad, cae de manera mediáticamente estrepitosa.
Pues bien, todo esto parece un juego de trileros. Aquí el escándalo es que se han perdido 40 millardos del ala, que vienen a ser los mismos que se han recortado en educación y sanidad públicas. ¿Y a nadie le interesa saber, euro a euro, cómo ha llegado a producirse esta situación?

La democracia es nuestra, es el mensaje de Rajoy a los ciudadanos. Ni Rato, ni Bárcenas, ni Matas, ni Sanchiz, ni Granados, ..., son de los nuestros, lanzan a los medios para justificar la espantada de Rajoy. Verdaderamente, el PP nos hace ser el hazmerreir del mundo. No hay crisis hay mayoría absoluta y leyes mordaza para que los ciudadanos no puedan expresar su indignación. Impunidad y teatralización pautada es el castigo con el que el gobierno de rajoy y su partido penaliza a los españoles. ¿No habrá en el PP hombres y mujeres capaces de denunciar la vileza de sus dirigentes?

El 27.9.14 el Sr.Gabilondo en su comentario
preguntaba ¿Y por qué no dimite Rajoy?
Después de lo que ha llovido desde entonces
la pregunta es de plena actualidad.

Colectivos sociales han convocado para este viernes una concentración frente a la sede nacional del PP en la calle Génova de Madrid para reclamar el fin de "la mafia" tras la detención del exvicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato.
La convocatoria se ha difundido rápidamente en las redes sociales a través del hashtag #FueraLaMafia17A y llama a concentrarse a las 19 horas frente a la sede del PP bajo el lema 'No son manzanas podridas, es una mafia'.

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/2434668/0/convocan-concentracion/viernes-genova-sede-pp/reclamar-fin-mafia/#xtor=AD-15&xts=467263

Pocas cosas tan claras a estas alturas de la legislatura que la excepcional categoría de estadista que adorna la figura de don Mariano Rajoy. No sólo ha conseguido revertir la aciaga herencia económica de la izquierda sino que su integridad personal ha permitido tanto que la persecución de la corrupción como la firmeza frente a las iniciativas del soberanismo retrógrado obtuvieran los resultados hoy constatables: por una parte, la aplicación estricta de la ley a quienes hubieran podido incurrir en comportamientos delictivos y , por otra, salvaguarda de los fundamentos de una convivencia nacional entorno a los principios de la Constitución.


Es por esa razón por la que las demandas vocingleras de la mayor parte de la oposición y de una no menor proporción de forofos de las izquierdas fracasadas parecen un “dejá vu” repleto de irracionalidad y sobrecargado de frivolidad. La recuperación de la economía avanza a paso vivo y la persecución de los Chaves, Griñán, Bárcenas y Rato sigue los procedimientos reglados que cabría esperar en un Estado de Derecho en el que se mantiene la seguridad jurídica a la altura de nuestro entorno occidental. ¡Qué contraste con las figuras hoy en la primera fila de las distintas formaciones nacionalistas, socialistas y bolivarianas! ¡Qué gran lección de categoría política y de patriotismo ha dado la derecha que lidera el Sr. Rajoy, por ejemplo, en el caso de los comportamientos presuntamente delictivos del Sr. Rato (por los demás, eficaz ministro en su día, cuando encauzara la salida del otro desastre socioeconómico protagonizado por el PSOE, veinte años atrás)! A un mes de unas elecciones, las instituciones encargadas de velar por el bien común han funcionado con total independencia respaldadas por la autoridad ejecutiva y ni la más leve traba se ha puesto a su actuación. De nuevo, ¡qué diferencia con el comportamiento de los ejecutivos socialistas, cuya más reciente actitud vergonzante hemos podido comprobar en la Andalucía de los EREs!.


Lo cierto es que la sobreactuación indignada de la izquierda acumula considerables dosis de hipocresía y mala conciencia. ¿Cómo no sonreir con sarcasmo ante los ataques socialistas a la exitosa regularización fiscal planteada por el Ministro Montoro, que ha permitido el afloramiento de tanto patrimonio oculto y ha abierto tantas líneas de investigación a la autoridad fiscal? Demandas extemporáneas de dimisión e intentos de tergiversar la realidad de los hechos no conllevan otra cosa que burdos intentos de disimular cómo las aministías fiscales socialistas dejaron en completa impunidad a los defraudadores y cómo la corrupción se ha enseñoreado de extensas zonas de nuestro país que nunca han conocido tra administración que no sea la de la izquierda. ¿Cómo no sentir el precursor del vómito ante las exigencias de limpieza de los bolivarianos hispanos cuando se han hecho patentes tanto la laxitud autoindulgente de los líderes podemistas frente al Fisco como su delectación ideológica con el chavismo hipercorrupto? ¡Ah, el escepticismo liberal!: ¡de cuántos desengaños libra la conciencia de que el individuo racional siempre se halla por encima de la masa de los forofistas visceralmente manipulados por sus propias pasiones!

La cabeza de la serpiente es Rajoy, él quería para España un presidente como lo fue Matas para Baleares, el quería hacer la política económica que hizo Rato, Paco estoy contigo, a tu lado o detrás, ...

Por supuesto, respeto el punto de vista de quienes piden la dimisión de Montoro.
Sin embargo, aquí el responsable político final de todo este desmadre en que nos encontramos es el presidente del gobierno. Es él, por esta y muchas otras razones que señalo más abajo, que Rajoy debería dimitir. ¿Que tiene Ud que decir a los que, justificadamente, pedimos que entregue la presidencia, sin más?


Rato y Montoro son irrelevante casi, comparado con la actitud de Rajoy por haber permitido que el país haya sido degradado y conducido a este estado de cosas.
Aquel que ha prostituido al ciudadano y a la democracia, hasta la condición actual, cree posible otra cosa que no sea su dimisión inmediata.
¿puede haber más barbaridades de las que alarmarnos, después de ver el comportamiento del presidente, respecto a los hombres y los delitos de su partido? ¿Y respecto a la respuesta que su cargo da a todo ello?

Los guionistas del Partido Popul…(ist)…aRR! son buenos y lo sabes. Aeropuerto, Rato y 4 actores que, supuestamente, le increpan. Nunca falla, todo el mundo se lo cree. ¿Qué necesidad tiene Rato de usar el transporte público a Suiza teniendo un jet privado con piloto privado?
.

.
Departamento de ¡acCIÓN!
Ministerio de Hacienda
.
No tenemos sueños baratos… Ahora todo el mundo se creerá que nadie avisó a ¡Rodrigo! porque sencillamente se había ido a Suiza. Me da muchísima pena ver a Rato lamentándose…(¡Ay, si no me hubiera ido a Suiza no habría despertado ninguna sospecha!)
.
No sé, no me aclaro, hay algo que no encaja. ¿No creéis que no va a colar?...Rato está perfecto, sí impecable, es tan CAMAleónICO en todos los papeles que hace…pero creo que falta algo
.
¡Ya lo tengo!...¡Mañana anuncio una subida del IVA cultural!...¿sabe por qué?…porqué…alguno de nuestros famosos…actores…no pagan impuestos en España
.
¡DEPAR…DIEZ!...¡Hombreee!...¡ya está bien!

"Una mano inclina el cogote de Rodrigo Rato, Vicepresidente del Gobierno de Aznar, el mismo al que el sonriente Presidente de la foto de las Azores había señalado como sustituto, para que entre en un coche policial. Se desvanece, en un instante, una época. Caen las estatuas pero quedan los pedestales. Si el pueblo no reacciona, vendrán los mismos perros con distintos collares. No pueden irse otra vez de rositas. Es hora de recordar que en democracia el pueblo es el que manda. Pásalo...."

Montoro, el guerrillero de cristo. Se pone nervioso cuando se le pregunta por su profesor, Rato.
Montoro, que actúa con debilidad contra los más de 30.000 mil evasores fiscales, legalmente reconocidos y como una hiena contra los cumplidores/as tributarios. Según el ministro de Hacienda, de ellos, 705 aún no sé sabe cuanto han defraudado ni como ni porque ni la procedencia, pero si quienes son. La lista debería ser pública, porque con mis impuestos se les paga las corbatas, los calzoncillos y las bragas. Esos ricos, patriotas y católicos que no pagan impuestos y nos roban a los que sí los pagamos honradamente, alguna responsabilidad tienen y más cuando algun@s son personas que viven a costa del erario público.
Después del escándalo de Rodrigo Rato ex-ministro todo poderoso del PP. Amigo de sus amig@s: Aznar, Montoro, Barcenas, Rajoy, Cospedal, Soraya, Aguirre, Zaplana y tantos amigos más del presunto delincuente, que ahora lo venden por cuatro monedas de bronce.
Montoro, como alumno aventajado de Rodrigo Rato, debería dimitir cuanto antes, por el bien de la hacienda pública de España

A todo testigo le interesa. En julio de 1996, tres meses después de ser nombrado ministro de Economía, Rodrigo Rato estrenaba su brillante carrera con una frase para enmarcar: «Aquellos que hacemos el esfuerzo de contribuir como marcan las leyes al sostenimiento de los gastos del Estado, nos vemos seriamente perjudicados por el crecimiento del fraude». Manda huevos. Eso decía el pollo que, aupado a la presidencia de Bankia por sus correligionarios, tiraba de tarjeta black -cada gasto, un fraude- para degustar los huevos estrellados de Casa Lucio, regalar bolsos y perfumes caros, visitar antros de dudosa reputación o gastarse de una tacada 3.547 euros en bebidas alcohólicas. El exdirector gerente del FMI, que exigía moderación salarial al proletariado, necesitaba ese plus para completar la magra remuneración de 2,34 millones de euros que le pagaba el banco público.


Ahora sabemos que todo eso, nutriente de demagogos y tertulianos, solo era pecata minuta. Diminutas prebendas, incluso merecidas -si no fuese por el quíteme usted esos impuestos- por quien el difunto Emilio Botín definía como «el mejor ministro de la monarquía». De lo grueso, de cómo metía la mano en la caja, de sus tejemanejes con la banca Lazard, de la repentina transformación de 309 millones de beneficios en 3.000 millones de pérdidas o de la estafa a ingenuos inversores bursátiles, todavía no hay sentencia definitiva. Manda la presunción de inocencia, pero manda huevos.


Ahora sabemos que Aznar puso al zorro a cuidar de las gallinas y hasta pretendió convertirlo, por dos veces, en el capón del gallinero nacional. Milagro sería, y doctores tiene la Iglesia para dilucidar la cuestión, que muchas de las aves no fueran desplumadas por guardián tan peculiar.


Ahora sabemos, a pesar del clamoroso silencio oficial, que el superministro se acogió a la amnistía fiscal que su subordinado de entonces pergeñó a la medida de su exjefe y de cuatro amiguetes. Por un módico 10 % de los fondos evadidos, y muchos por el 3 % en temporada de rebajas, sus activos quedaron «regularizados». El viejo discípulo de Rato los absolvió de sus pecados, al tiempo que les prometía secreto de confesión.


La repentina afonía de Montoro constituye precisamente la segunda piedra de escándalo. El fraile que, desde el púlpito del Congreso, lanzaba admoniciones a periodistas, actores y deportistas, enmudeció súbitamente. Al ministro lenguaraz, látigo de contribuyentes distraídos y defensor de la identidad Partido Popular-Cáritas a efectos fiscales, le comió la lengua el Rato. No puede hablar por prescripción facultativa, porque se lo impide el artículo 95 de la Ley General Tributaria. Olvida que en el 2012 prometió derogar tal precepto y colocar la lista de evasores en el tablón de anuncios. Como hizo en su día Fernández Ordóñez, para que no se diga que no hay precedentes. Pero Montoro se escaquea y ahora empezamos a sospechar el porqué: para instrumentalizar políticamente el juguete «de todos» y, de paso, proteger a los amigos. Manda huevos.

Quizá quepa proponer a la dirección de este periódico el inicio de una campaña periodística destinada a pedir un homenaje público y acaso un monumento en bronce como reconocimiento ciudadano al Sr. Montoro, ministro de Hacienda del PP. De entre las muchas medidas antifraude promovidas por el Ministerio, resalta por su evidente éxito la regularización fiscal de 2012. No sólo fue aflorada una cantidad importante de dinero, unos 40.000 millones, sino que se abrieron cierto número de nuevas vías de investigación que permitieron tanto la indagación de patrimonios ocultos como el descubrimiento de procedimientos y lugares dedicados a la evasión fiscal. La recaudación obtenida entonces, unos 1.200 millones, era quizá lo de menos. Caben pocas dudas de que si esa cantidad quedó en un nivel relativamente bajo fue precisamente porque no pocos defraudadores recelaron de los términos precisos de una medida que, desde luego, no alcanzaba el rango de impunidad que ofrecieron las amnistías fiscales del PSOE.


En 1984, cuando Miguel Boyer estaba al frente de la cartera de Economía, ya se puso en marcha una amnistía a cambio de la inversión del dinero aflorado en pagarés del Tesoro, sin penalización fiscal y salvaguardando el anonimato de los suscriptores. Más tarde, en 1991, cuando Alfredo Pérez Rubalcaba ya formaba parte del Gobierno de Felipe González, Carlos Solchaga, el entonces ministro de Economía, planteó un procedimiento semejante para evasores mediante el canje de pagarés del Tesoro por un producto de deuda pública especial con un tipo de interés inferior al del mercado. En ninguno de estos casos, pudieron aparecer los conocidos nombres políticos y empresariales hoy en boca de todos. Con razón el director de la Agencia Tributaria, Santiago Menéndez, dijo que “La lista Falciani no es nada al lado de lo que tenemos ahora a través del modelo 750 y el modelo 720”(formularios para la regularización,claro).


En cualquier caso, no parecen ser los verdaderos criminales, con dinero más sucio que negro (mafiosos, traficantes de todo tipo, tiranos explotadores africanos o caribeños…), quienes han salido a la luz. Se trata de personas que, por alguna razón, no necesariamente espuria, cayeron en la tentación de acumular un patrimonio en el exterior, cuya existencia llegaba a incomodarles por las consecuencias penales que habría acarreado cualquier revelación intempestiva o accidental (otro Falciani, etc) y que, en su día, no confiaron en la sinceridad amnésica de los socialistas. La tentación del fraude es, por desgracia ubicua, como bien conoce el ciudadano común seducido por la posibilidad de pagar una factura sin IVA o incluso algunos salvapatrias de extrema izquierda bolivariana con escasa devoción por la transparencia personal ante el Erario.


La diligencia de la autoridad fiscal en el caso de Rodrigo Rato pone de manifiesto cómo las instituciones de nuestra democracia funcionan a pleno rendimiento, incluso con aquellas personas que en algún momento estuvieron vinculadas con el PP; aun disponiendo del poder que otorga una mayoría absoluta, la Ley debe prevalecer por encima de cualquier otra consideración y esto es lo que, afortunadamente para nuestro país, fundado sobre el principio de democracia liberal y no sobre la arbitrariedad chavista, ha sucedido una vez más.

Lo que ocurre con Rato, con Bárcenas y, con tantas y tantas tropelías que han ido aflorando en estos años recientes, son en suma, la gota que colma el vaso.
No obstante, aún cuando cada caso de corrupción en particular, se ha ido revelando como inaceptable, ninguno de esos casos resulta tan escarnecedor y humillante, como el hecho de que el presidente, después de que todos los hombres y mujeres decentes tenemos la certeza moral de que es así, y de haberse indiciariamente acreditado en un juzgado de que utilizó grandes cantidades para financiar las SEDES del PP en Génova, El País Vasco y La Rioja y, en GASTOS ELECTORALES, el dinero B sufragó Elecciones Europeas, Elecciones Generales y Elecciones Autonómicas en Cataluña y Andalucía; después de todo esto, siga como si no se hubiera movido una hoja de árbol

¿No es un golpe de Estado a la Democracia y una burla al Estado de derecho que se acceda fraudulentamente a la más alta posición política del país y, que al día de hoy, aún permanezca en ese cargo sin que aquí pase nada.
¿De que estamos hechos?
Después de algo así ¿tiene sentido que nos invada la ira, por cualquier otra cosa?

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal