30 abr 2015

Los necesitamos

Por: Iñaki Gabilondo

Hay 34 Comentarios

Uno de los problemas importantes que tenemos en este País, es esa especie de maldición que nos recorre de punta a punta en los últimos años poniendo de manifiesto una y otra vez la escandalosa gestión realizada de los asuntos públicos. Los sindicatos no han quedado al margen de esa maldición, incapaces de gestionar desde el punto de vista sindical una crisis brutal que ha golpeado como nunca a las clases medias y trabajadoras de las cuales debieran nutrirse, encima se han visto implicados en numerosos escándalos de corrupción. Por tanto, no es que no sean necesarios, sino que los necesitamos actualizados e independientes y quizás también, no lo sé, al margen de las subvenciones del Estado para que quizás dispongan por fin de la necesaria independencia para enfrentarse con todas las garantías a quienes prefieren continuar siendo malditos, que los hay y todavía son muchos.

1º de Mayo: ¿qué celebrar hoy aquí,en España? ¿los millones de parados ? ¿QUE UNA PARTE IMPORTANTE de los culpables estén en la calle y disfrutando de lo estafado? ¿Celebramos que en Jerez esperan a más de 150.000 visitantes para ver esas carreras en tanto sus tios, padres o hermanos no tienen para comprarle unos zapatos a... ? ¿Qué celebramos? Habrá que preguntarle a algún parado de larga duración o a alguien cuando esté rebuscando en los contenedores algún resto de comída.

Una sociedad renovada en todas sus bases y plataformas, en todas sus jerarquías, y en todos sus estamentos.
Para que la ciudadanía que paga los impuestos nunca nos podamos sentir engañados, y verlo contado con datos por los medios de comunicación.
O sea, saber la verdad y sufrirla.
Una patronal renovada, y unos sindicatos que nos presten sus servicios como una garantía de buen funcionamiento social, y no como un enfrentamiento.
Buena gestión y nada de intoxicar a nadie con ínfulas baratas y huecas.
Y unos controles ejercidos desde nuestras cámaras y desde nuestras leyes, supervisando y enterándose de lo que pasa con el dinero público.
Gastado como Dios manda, y no al servicio de intereses particulares, o estamentos que se dicen bondadosos y luego solo un negocio como cualquier otro.
Exentos de los impuestos.
Derechos en el trabajo para todo el mundo dentro del país, los trabajadores y trabajadoras, los empresarios, los servidores del estado, y la gente sin nada y desvalida, como son la gente anciana y sola.
Que los hay, y a nadie interesa.
Una red que nos salve de charlatanes de mercadillo que se intentan hacer pasar por intelectuales honestos, cuando solo buscan enturbiar el sentir de la gente.
O por salvadores de la patria venidos a menos, que también los hay, intentando sacar algo.
Cuando en realidad lo que buscan es pescar en el río revuelto de la gente española, ya sean nacionales o extranjeros, charlatanes al fin y al cabo.
Las dos Españas siempre han sido una, pero la gente que se han aprovechado de ella con el enredo y el timo han sido legión.
En todas las épocas.
Renovarnos de acuerdo con la época en que vivimos, y que las jerarquías acompasen el paso a la realidad sin renunciar a lo que sirve, y es verdad.
Arrinconando el timo contra las cuerdas de la ley.
Y la mala gestión metida en la basura.
Arrinconando la palabrería y la verborrea chabacana que solo busca ofuscar y enredar las mentes.
España solo hay una.
Pero gente advenediza, pirata y aprovechada que busca los resquicios por donde colarse y sacarnos los hígados y la sangre si pueden, hay a cientos.
Y el país necesita sacudírselos de encima.
Se llaman como se llamen y se vistan como se vistan.

SOMOS SINDICALISTAS ANTE EL 1 DE MAYO.

En los últimos tiempos estamos asistiendo a la perdida reivindicativa de este día, para dejar paso a un día festivo, con fiestas, conciertos, etc.
Desde Somos Sindicalistas nos preguntamos ¿Qué tenemos que festejar en este día 1 de Mayo de 2015? Desde los comienzos de la crisis allá por 2008 no hay un solo momento en que no nos encontramos con noticias desastrosas para las personas que sostienen un país, las clases medias, pequeños empresarios, trabajadores autónomos y sobre todo las personas que trabajan por un salario. Las distintas modificaciones en los Estatutos de los Trabajadores a base de decretazos, al igual que las medidas adoptadas para los empleados públicos, no sólo han servido para perder derechos adquiridos por el esfuerzo y la lucha de nuestros padres, sino para ser los que pagamos las grandes fortunas de los despilfarros de nuestro políticos y de las grandes corruptelas de los mismos y sus amigos del Ibex 35.
Mientras nosotros nos abrochamos el cinturón hasta perder la respiración, los ejecutivos, políticos y demás se suben los salarios ya elevados a la enésima potencia, los banqueros hunden las cajas mientras sus Ejecutivos reciben finiquitos multimillonarios y nos toca pagar a nosotros con el rescate a la banca en lugar de dedicar esos fondos a rescatar a las familias.
¿Día festivo? Día de luto diríamos nosotros, luto por la gran pérdida de nuestros salarios aquellos que con suerte los mantienen, día de luto por la explotación a la que nos vemos sometidos con trabajos por horas y con jornadas maratonianas rozando la esclavitud, días de luto por gobernar a golpe de decretazos incluso con leyes mordazas para impedir ser reivindicativos en las calles.
Por esos motivos aparece SOMOS SINDICALISTAS, nace al calor de los movimientos ciudadanos de respuesta a la crisis y que se han ido aglutinando alrededor del Movimiento 15M. Un sindicato TRANSVERSAL donde la única ideología es la defensa de los derechos de los trabajadores y trabajadoras, tanto en activo como en situación de desempleo. ASAMBLEARIO donde cada afiliado cuenta con un voto en las tomas de decisiones. INDEPENDIENTE, sin ataduras económicas, por eso decimos NO A LAS SUBVENCIONES, ni publicas ni privadas. CONCILIADOR, apostamos por la unidad de acción sindical con otras fuerzas sindicales y con personas o grupos comprometidas con la defensa de los derechos humanos y de los trabajadores y trabajadoras. EN LAS EMPRESAS por ello apostamos por no tener liberados. AUTOFORMATIVOS, no vamos a malversar los fondos destinados a cursos en todo caso los que hagamos será con nuestros propios recursos provenientes de nuestras cuotas o de nuestro esfuerzo. REVOCATORIO, los miembros electos podrán ser revocados por los mismos órganos que los nombraron. ÉTICOS, antes de nacer ya hicimos nuestro código ético como primera norma. TRANSPARENTE, nuestras cuentas serán públicas en la web, nuestros delegados harán públicas el uso de las horas sindicales.
SOMOS SINDICALISTAS hace una llamada a todos aquellos y aquellas que se sienten agredidos por las administraciones y por la patronal, y abandonados por los sindicatos que se sientan en la mesa de los gobernantes y los empresarios que hacen leyes que nos quitan derechos.
SOMOS SINDICALISTAS invita a los trabajadores y trabajadoras a organizarse y comprometerse en la lucha por nuestro derecho a un trabajo digno y a unas condiciones laborales dignas.
Todos y todas SOMOS necesari@s para construir un sindicalismo PARTICIPATIVO, ASAMBLEARIO E INDEPENDIENTE.
http://www.somossindicalista.es/

Al testigo...vista la mona como quiera pero la precariedad del empleo y los bajos salarios son los que marcan las diferencias en una sociedad desigual gracias a las políticas de su pp(odemos empeorar mucho más).


Los portavoces parlamentarios de los grupos de la oposición en la Asamblea de Madrid (PSOE, IU y UPyD) han alertado sobre el ritmo de creación de empleo y la precariedad ante los datos del paro que muestran un descenso del 0,75 por ciento en noviembre respecto al mes anterior y del 6,92 por ciento en tasa anual.


Precisamente, el portavoz del Grupo Popular, Íñigo Henríquez de Luna, ha destacado en la rueda de prensa posterior a la Junta de Portavoces que ya van 12 meses consecutivos de bajadas interanuales del paro. "No podemos echar las campanas al vuelo pero hay un cambio de tendencia, y no es casualidad", ha manifestado el portavoz, quien ha atribuido los datos a la política económica del Gobierno regional.


Asimismo, ha destacado que la afiliación a la Seguridad Social ha aumentado en 5.000 personas en Madrid, mientras que a nivel nacional ha aumentado en 19.000 cotizantes. "Eso demuestra la pujanza de nuestra comunidad autónoma", ha subrayado.


El portavoz del Grupo Socialista, Tomás Gómez, ha calificado el descenso del paro como "una buena noticia", pero ha manifestado su preocupación con el "componente estacional" y "la lenta marcha que lleva la actividad económica en un sitio como Madrid, que debería ser punta de lanza de la recuperación económica de este país".


Por ello, Gómez ha considerado necesario que se impulse la actividad económica y el empleo, y ha destacado el "indispensable papel activo" de las administraciones en su conjunto.


Asimismo, ha constatado que, en la Comunidad de Madrid, hay aproximadamente 36.000 parados más que al inicio de la Legislatura, con más de 512.000 personas inscritas en el paro, "muchos de larga duración". Y ha lamentado que un tercio de los trabajadores gana menos 645 euros, por lo que a la "tasa de paro alarmante" se suma el "empleo precario", ante lo que "no puede permanecer impasible un Gobierno ni una Administración".


En este sentido se ha pronunciado también el portavoz de IU, Gregorio Gordo, quien ha señalado que "el problema es el modelo laboral que se está imponiendo desde la reforma laboral" y que, a su entender, "lo único que genera es pobres con nómina".


El portavoz de UPyD, Luis de Velasco, ha afirmado que se está creando trabajo pero ha destacado que hay una serie de factores "muy alarmantes", como que el ritmo de creación de empleo "es lentísimo", hasta el punto de que dentro de 20 o 25 años se alcanzaría la media europea, y que los puestos de trabajo que se están creando son "de muy baja calidad".

A mi me ha dado la impresión que se ha jugado con los representantes sindicales, que se les ha puesto el caramelo y han picado, lo cual ha sido motivo más que suficiente para tenerlos bien sujetos durante todo el tiempo que ha durado la crisis, que no han dicho ni palabra, ni se han movilizado con todas las barbaridades que han pasado, ahora vuelven a reivindicar, ¿es que las aguas vuelven a su cauce?

Sí, hacen falta los sindicatos y todo lo demás, y también hace falta educar a la sociedad para que entienda el porqué los necesitamos, ya que ahora con los contratos "miseria", o por horas, estamos volviendo a esos tiempos en los que los trabajadores no teníamos derechos, pero si muchas obligaciones, estamos volviendo a los tiempos de los caciques y terratenientes, y según vi en los informativos, quieren que vuelva la censura. Tiene razón Javier Marías, vivimos de nuevo en la dictadura, pero no nos hemos dado cuenta.

Claro que los necesitamos, pero renovados, sin caciques ni clientelistas como sus primos del PSOE y de IU.
Estan tan afectados por los escandalos como los partidos.


Mendez descubre la alternancia despés de 20 años de plutocracia...


Son mas necesarios que nunca en una España enferma socialmente, politicamente y moralmente.


En una España donde los politicos se llenan la boca con el crecimiento del PIB sin aludir al drama de la carencia de reduccion dinamica del paro que este crecimiento deberia haber implicado.


Quien sera el guapo que le explique a los españoles que solo empieza la curva de reduccion, a partir del 3%.


Quien les explicara que para que esta economia, pobre en opciones y en canales de crecimiento, pueda absorver este escandaloso 25% de paro, tendria que crecer aun ritmo de dos digitos (mas del 10%/año), que ni siquiera China alcanza!!!!


Como se lo van a montar para que esas clases medias recobren el vigor que la economia española necesita, si sus hijos se van al galope????
Como se lo van a montar para que esa precariedad, esos cientos de miles de ciudadanos abocados a la miseria puedan reincorporarse a la sociedad activa?
Como se lo montara esa izquierda barriguda e indolente para recordar que su mision es defender a los que estan mal y no a los que van bien?

Por eso se necesita una izquierda y unos sindicatos fuertes. Porque solo si les forzamos la mano, tendran nuestros politicos la voluntad de cambiar la sociedad, las mentalidades y, sobre todo, el modelo economico que nos condena a un paro titanesco!!!!


Porque para que todo eso se produzca hace falta una constituyente, un consenso, una ciudadania y una sociedad civil movilizada.


Claro que los necesitamos. Necesitamas una sociedad civil fuerte y unos ciudadanos implicados.


Sino, pfv, dejad de quejaros. Dais pena. Llorais pero no haceis nada para que esto cambie.
Si. Nos necesitamos todos para emular a Rafael Alberti y, al fin enterrarlos en el mar.
A galopar...

Las contradicciones de los sindicatos,no son nuevas a lo largo de su historia,pero la UE(Occidente) se ha forjado
en base a esas contradicciones.
Los partidos políticos,los derechos sociales,la democracia
(En occidente mejor o peor el mov. sindical ha sido uno de los motores).
En ninguna otra cultura ha habido este tipo de desarrollo,
o han caído en manos de la Religión o han caido en manos de sátrapas(subproducto nuestro). y en este caso
el sindicalismo Occidental tb. juega un papel.
Quizá una consideración,los partidos politicos de la Izda.
se han convertido en sindicatos cuando su papel seria ser directores de camino para trasformar la sociedad.
El Sindicalismo historicamente siempre a sido una respuesta a la patronal.
No hay movimiento sin un punto de apoyo.
En memoria de nuestros muertos,viva el 1º de Mayo
y lo que significa.

Los sindicatos están para el arrastre porque ellos mismos han consentido mantener al demonio en sus entrañas. Han sido sindicalistas los que han abusado de las tarjetas black de Bankia y Caja Madrid. Sindicalistas han sido los que se han quedado con dinero de los ERE's. Sindicalista es el millonario minero con el pañuelo rojo al cuello gritando por un mejor empleo para los trabajadores, mientras tanto él tenía dinero de difícil justificación allende las fronteras. Y por último, sindicalista son esos dos que presiden los dos sindicatos más fuertes de España, que no hacen nada por lo trabajadores, pero que viven como dios.
¡Son necesarios los sindicatos! No cabe duda, pero es necesario que todos los que están a la cabeza de los mismos desaparezcan, se jubilen o se vayan a sus puestos de trabajo si es que los tienen.
Si vemos mañana a Cándido Méndez y Fernández Toxo agarrados a la misma pancarta reclamando más derechos para los trabajadores nos daremos cuenta de que nada ha cambiado y que será difícil que estos dejen el sillón, donde si vive muy bien.
Pedimos la regeneración de los partidos políticos, algunos ya lo están haciendo, otros están estancados mientras otros aparecen con fuerza. En el sindicalismo es difícil que algún sindicato de nuevo cuño aparezca para meter miedo a los que ya están y ellos lo saben, por eso están tranquilos en sus despachos.
Hoy los sindicatos, dirigidos por los mismos de siempre, no son creíbles, digan lo que digan y hagan lo que hagan. Además, la patronal, los tiene agarrados por los mismísmos, porque reconocen su debilidad en las negociaciones.
Es necesario un cambio radical en el sindicalismo español. Ahora más que nunca.

Coincido con tu diagnóstico Iñaki: los sindicatos son necesarios y útiles, pero deben empezar a hacer las cosas de otra manera. ¿Qué manera es esa?...
En primer lugar, es obligado hablar de la corrupción. Ha habido corrupción en los sindicatos; de diverso tipo. Infiel a la costumbre de los ingenieros de no afiliarse al sindicato, yo lo hice, y seguí de cerca algunos avatares... No tardé mucho en escapar de allí asombrado de lo que vi; cosas que ahora no vienen al caso (creo). Sea como fuere, sería injusto no aplicar a los sindicatos la misma consideración que a cualquier otra gran organización: la corrupción es inevitable, lo que diferencia una buena organización de una mala es... ¡ como la gestiona !
Los sindicatos han cometido el mismo error que otras grandes organizaciones en España: mirar hacia otro lado, por conveniencia. Afortunadamente, esto parece que ha cambiado, y hoy, en gran parte gracias a la presión social, la corrupción es tratada como el grave problema que es. En los sindicatos, creo que también.
Permíteme una anécdota de las mías, Iñaki... Tengo un amigo que estudió artes gráficas. Tiene 26 años y jamás ha trabajado. Vive con sus padres en casa, porque obviamente, no se puede independizar. Los padres le quieren mucho y no les importa, sin embargo la situación es amarga para ellos, pero sobre todo para el. Casualmente tengo otro amigo que trabaja en un taller de artes gráficas y el fin de semana pasado coincidí con el en una cena. Le hablé sobre el caso y la posibilidad de un empleo en su taller y lo que me comentó mi amigo me resultó curioso. Según parece, comienzan a ser habitual en muchos negocios que los empleados están desbordados de trabajo. En este taller, por ejemplo, harían falta dos o tres personas más, ya que están rechazando muchos pedidos por falta de personal y el que hay se harta de hacer horas extras, sin embargo el propietario se niega a contratar a más gente. ¿Por qué? No tengo ni la menor idea, sospecho que la cuestión del crédito todavía no fluye como debiera... En todo caso, quisiera llamar la atención sobre el tema de las horas extras (en muchos casos no remuneradas); creo que la inspección de trabajo debería emplearse en perseguir esta situación. Disminuirla significaría aumentar el empleo, porque las empresas tendrían que contratar más para hacer lo mismo. Nadie mejor que los sindicatos para hacer este llamamiento.
Otra anécdota... Conozco ingenieros trabajando en el sector de la automoción. En concreto: desarrollo y fabricación de dispositivos para el automóvil. Es toda una industria auxiliar al sector de la automoción que tiene mucha importancia en Vigo. Lo que ellos me cuentan no dista mucho del caso del taller de artes gráficas. Están absolutamente desbordados hasta el punto de rechazar proyectos. Al igual que en el otro caso, en sus empresas no se contrata ni a un simple becario. Este caso despertó mi curiosidad porque ya no estamos hablando de un pequeño taller, sino de empresas multinacionales altamente tecnológicas con miles de empleados en todo el mundo, que intentan desarrollar un proyecto aquí, pero que lo tienen que derivar a EEUU o Alemania porque aquí no tienen personal disponible. ¿Qué está pasando? Pues es un caso curioso... Resulta que hay plantas de fabricación y plantas de desarrollo. En general, las plantas de fabricación se deslocalizan facilmente (por ejemplo a Portugal - salarios a la mitad- a 50 Km de distancia), no así las plantas de desarrollo (con un know how difícilmente deslocalizable). En las plantas de fabricación hay una importante representación sindical que copa el comité de empresa, no así en las plantas de desarrollo, prácticamente ocupadas por ingenieros. Lo que querrían las empresas, es deshacerse de sus plantas de fabricación (deslocalizarlas) pero mantener los centros de desarrollo e incluso ampliarlos. Pero resulta que los comités de empresa se niegan a que se contrate un simple ingeniero (ni becario) para desarrollo si se van a despedir trabajadores de plantas de fabricación. El resultado final de este proceso autodestructivo, lo podemos imaginar fácilmente... Me pregunto... como tu decías Iñaki, si no va siendo hora de empezar a hacer las cosas de otra manera... ¿Que queremos ser de mayores? ¿I+D+i?
PD: Me acabo de acordar ahora de algo que solía repetir un profesor de RRHH de un master de gestión de empresa que hice hace años: "Siempre que entro a una empresa a hacer una auditoría, digo lo mismo: en esta empresa sobran 10 y faltan 5."

Don irrelevante:
La tasa de temporalidad alcanzó su máximo en 2006, con la izquierda en el poder: 34%. En 2011, último año zapateril, dicha tasa era del 25,1%.
Desde entonces, con el PP en el poder, la tasa ha disminuido, no aumentado; en el primer trimestre de 2015, la tasa de temporalidad era del 23,60%.
http://ec.europa.eu/eurostat/tgm/table.do?tab=table&init=1&language=en&pcode=tps00073&plugin=1
http://www.ine.es/daco/daco42/daco4211/epa0115.pdf
Algunas consideraciones sobre el mercado laboral durante la crisis:
https://www.bbvaresearch.com/wp-content/uploads/2014/10/130729_Evoluciondelmercadolaboralenespana.pdf
Saque sus propias conclusiones.

Claro que los necesitamos.
La unión de los juncos frágiles puede ser tan fuerte como un tronco.
Si hay alguna "mala hierba" entre los juncos, no por eso hay que rechazar la fuerza de los que son sanos y verdes.

El que desprestigia los sindicatos es que tiene interés en "pactar" directamente con el trabajador individual. Por qué será?

Dicho esto.
Los sindicatos alemanes tienen mucha más autoridad moral que los españoles, y entienden y actúan en el sentido de aumentar la prosperidad de empresas y trabajadores. Repito. Para aumentar la prosperidad de empresas y trabajadores.
Y demagogia populista , la menos posible.

Todo se puede arreglar si sustituimos egoísmo por honradez, intereses por profesionalidad, cobardía por dignidad, estancamiento por movimiento, ricos por más igualdad, PP por Podemos.
Saludos… Félix.

...y 3...Al testigo (witness en inglés, testimoni en catalán) vocero del pp(odemos empeorar mucho más).

Motivos por los que se necesitan a los sindicatos, no se preocupe que subirán de adeptos, al igual que su designio equívoco de no comprar acciones de cuba, en este tema como en la mayoría que respecta a su derecha va torcida de nacimiento.


Todo lo anterior tiene su puntual reflejo en el espacio de la Seguridad Social. La fuerte caída del empleo pero también la temporalidad, la parcialidad y los bajos salarios del existente, así como la no cotización por millones de horas de trabajo que se realizan al margen de la ley, están reduciendo considerablemente los ingresos de la Seguridad Social. Un ejemplo de ello: si se hubiera cotizado por las horas extraordinarias no declaradas, los ingresos de la Seguridad Social se habrían incrementado en 2.400 millones de euros. Debe sumarse, además, que la única política de empleo que el Partido Popular practica con fruición consiste en la reducción o bonificación de cotizaciones o “tarifas planas”, ineficaces para la creación de empleo, pero muy dañinas en relación con la merma de ingresos que suponen para la Seguridad Social. Así, el año pasado, un incremento de 300.000 cotizantes, que en otros momentos hubiera significado una entrada de ingresos a la caja de las pensiones de más de 1.800 millones de euros, supuso poco más de 300. Y lo peor es que este desplome de ingresos, dado el enfoque economicista de la política de Seguridad Social, según el cual “tanto tienes tanto repartes”, puede convertirse en la excusa perfecta para una reducción paulatina de las pensiones y, así, para un empobrecimiento de los pensionistas de hoy, pero sobre todo de los de mañana.


Este es, en pocas palabras, el modelo de país que está construyendo el Gobierno del Partido Popular. Pobres hoy porque los trabajados son ultra-temporales y de bajos salarios. Y pobres mañana, porque las pensiones resultantes de estos trabajos no darán más que para mal vivir.


Todo esto no es consecuencia de la crisis económica. Es consecuencia de opciones políticas que revelan una ideología conservadora que pueden cambiarse cuando los socialistas lleguemos al poder. Derogar la reforma laboral del Partido Popular y elaborar un nuevo Estatuto de los Trabajadores es el primer paso. Pero habrá que hacer mucho más. Para empezar una política audaz contra la excesiva temporalidad de nuestro mercado de trabajo. Hemos dicho ya que no vamos a avalar el “contrato único”, una fórmula con presuntos poderes mágicos que en verdad convertiría en temporales todos los contratos de trabajo. Pero sí debemos ir mucho más allá del consabido refuerzo de la causalidad de los contratos temporales y pensar en qué dosis (baja) de temporalidad estamos dispuestos a asumir como sociedad. Debe regularse de nuevo el trabajo a tiempo parcial para impedir que encubra situaciones de trabajo a tiempo completo mediante los pactos y ofertas de horas complementarias y no se convierta sin más en una forma de fragmentar contratos de trabajo. La Inspección de Trabajo y Seguridad Social debe dejar de ser una “policía de parados” y empezar a controlar la degradación de las condiciones de trabajo. Para ello se necesitan más efectivos, pero también una mejor planificación de la actividad inspectora y una reforma de las leyes sancionadoras que penalice como se merecen, entre otros, los excesos de jornada de trabajo. Tenemos que subir el salario mínimo interprofesional hasta el 60 por ciento del salario medio del país y recuperar la fortaleza de la negociación colectiva como instrumento de redistribución más equitativa de los beneficios de la actividad económica. Y hay que actualizar las pensiones de manera que no pierdan poder adquisitivo y buscar fuentes de financiación alternativas (mediante impuestos) para nuestro modelo de protección social.


Apasionante tarea la que tenemos los socialista por delante ¿verdad?

...y 2...Al testigo (witness en inglés, testimoni en catalán) vocero del pp(odemos empeorar mucho más).

Motivos por los que se necesitan a los sindicatos, no se preocupe que subirán de adeptos, al igual que su designio equívoco de no comprar acciones de cuba, en este tema como en la mayoría que respecta a su derecha va torcida de nacimiento.

La primera es que, en no pocas ocasiones, encubre la realización de trabajos a tiempo completo y, por supuesto, de carácter indefinido. Aunque no lo parezca por el volumen que posee en nuestro país la contratación temporal, la misma es únicamente posible cuando el trabajo que se va a desarrollar es igualmente de carácter temporal. Pues bien, ¿alguien puede en verdad pensar que en 9 de cada 10 ocasiones el trabajo contratado el último año era realmente de naturaleza temporal? No, probablemente no. Lo que sucede es que se están realizando contratos temporales sin respetar las causas para los que fueron establecidos y que, por tanto, hay en este ámbito un profuso incumplimiento de la legalidad. Lo mismo sucede con el contrato de trabajo a tiempo parcial, que muchas veces actúa de “tapadera” de un contrato a tiempo completo, de forma que se contratan oficialmente x horas y se realizan de facto x multiplicadas por 2 ó por 3 hasta completar la jornada a tiempo completo e, incluso, hasta rebasarla de manera claramente ilegal. Es sabido, en este sentido, que cada semana se realizan en nuestro país algo más de 10 millones de horas extraordinarias ilegales, que, en más de la mitad de los casos, ni siquiera se cobran por parte de los trabajadores que las realizan. Existe, por tanto, también en este ámbito, un profuso incumplimiento de la normativa laboral. Mientras esto sucede y el Estado de Derecho es casi una excepción en el terreno de las relaciones de trabajo, la Inspección de Trabajo y Seguridad Social –convertida por orden del Ministerio de Empleo en una especie de “policía de parados”- se dedica principalmente a perseguir perceptores de prestaciones por desempleo y no los incumplimientos más que flagrantes de las leyes.


Esto último produce una fuerte sensación de impunidad y desprotección ante comportamientos ilícitos por parte del empresariado y ampara, no pocas veces, situaciones de verdadera explotación laboral. Pero aún hay más. La suma de temporalidad y trabajo a tiempo parcial, junto con la reforma de la negociación colectiva y de los mecanismos para la modificación de las condiciones de trabajo llevada a cabo por el Partido Popular, está provocando una caída de los salarios y, con ella, un empobrecimiento generalizado de los trabajadores. Esta es, con toda seguridad, la segunda característica de la marca España de empleo: los salarios de pobreza. El 34 por ciento de los trabajadores perciben salarios equivalente al salario mínimo interprofesional, es decir, 648 euros al mes, y casi la mitad de ellos perciben salarios de poco más de 900 euros. Se entenderá ahora por qué casi el 12 por ciento de los trabajadores viven en hogares por debajo del umbral de la pobreza, 2 millones de ellos son pobres y casi 3 millones de niños sufren riesgo de exclusión social. La falta de trabajo o el trabajo de mala calidad son hoy los padres de la pobreza en España.

Al testigo (witness en inglés, testimoni en catalán) vocero del pp(odemos empeorar mucho más).

Motivos por los que se necesitan a los sindicatos, no se preocupe que subirán de adeptos, al igual que su designio equívoco de no comprar acciones de cuba, en este tema como en la mayoría que respecta a su derecha va torcida de nacimiento.


LA MARCA ESPAÑA DE EMPLEO CON EL PARTIDO POPULAR: ULTRA-TEMPORALIDAD, SALARIOS DE POBREZA Y BAJAS PENSIONES.


En el último año se han creado 433.900 empleos. Después de 6 años de dura crisis económica, los socialistas nos alegramos de cada empleo que se cree en nuestro país. Pero no podemos compartir ni la complacencia ni la satisfacción que expresan el Gobierno y el Partido Popular. Primero porque todavía hay en España más de 5,4 millones de personas en situación de desempleo y nuestra tasa de paro sigue cercana al 24 por ciento, la segunda tasa de paro más alta de la Unión Europea, donde solo nos supera en este drama Grecia. Y, en segundo lugar, porque el empleo que se está creando es de tan baja calidad que bien podemos hablar de que la marca España de empleo está caracterizada por la ultra-temporalidad.


Hay algunos datos elocuentes al respecto. En el último año, 9 de cada 10 contratos de trabajo fueron de carácter temporal. La tasa de temporalidad, que había descendido durante los primeros años de la crisis por la extinción de millones de contratos temporales, está volviendo a repuntar hasta situarse en un 25 por ciento, de modo que 1 de cada 4 trabajadores tienen hoy un contrato de trabajo con fecha de caducidad. Y lo que es todavía peor, un contrato de corta o muy corta duración. La media de duración de los contratos de trabajo firmados el último año se situó en 53 días y 1 de cada 4 duró menos de una semana. No creo, sinceramente y más allá de los eslóganes políticos, que un contrato de trabajo de 3 días pueda considerarse verdaderamente un empleo, aunque a efectos estadísticos lo sea y el Gobierno lo compute (y lo celebre) como tal.


A este exceso de precariedad viene a sumarse la creciente pujanza del trabajo a tiempo parcial. Siempre hemos sido un país con altas tasas de temporalidad pero poco peso del trabajo a tiempo parcial. Sin embargo, esta tendencia se ha roto y en la actualidad a la dualidad en alza trabajo fijo/trabajo temporal se añade cada vez con más fuerza la existente entre el trabajo a tiempo completo/trabajo a tiempo parcial. En el último año, 4 de cada 10 contratos de trabajo eran de esta última modalidad. Más aún, está empezando a producirse un fenómeno de sustitución del primero por el segundo que es francamente preocupante. Muestra de ello es lo que ha sucedido en el cuarto trimestre de 2014: se han destruido más de 130.000 empleos a tiempo completo para crear 195.600 nuevos empleos parciales, de forma que puede decirse que todo el empleo creado en dicho trimestre ha sido empleo parcial. En algunos casos, además, con jornadas laborales exiguas. Más de 400.000 asalariados de nuestro país trabajan menos de 10 horas a la semana y cerca de 1,2 millones de ellos lo hacen menos de 20 horas a la semana.


Pero la precariedad alcanza su grado sumo cuando se combinan ambas tendencias y el empleo es temporal y a tiempo parcial, cosa que cada vez sucede con más frecuencia. 9 de cada 10 contratos a tiempo parcial celebrados en 2014 fueron, a su vez, contratos temporales, de manera que en este año se firmaron más de 5,3 contratos de trabajo temporales y a tiempo parcial. Una forma de precariedad laboral al cuadrado que produce nocivas consecuencias.

Como decia Brooke shield en aquel escandoloso anuncio "entre mis vaqueros y yo no hay nada". Ahora entre el depredador de gente, el abusador de personas, el explotador insaciable ...y el trabajador no hay nada" ya se han encargado de desprestigiar a los sindicatos previamente corronpiendo a alguno de sus integrantes

Los sindicatos se han transformado en prestadores de servicios, apoltronandose y renunciando en gran medida a la lucha reivindicativa y de trasfomación de la sociedad. Han desarbolando la participación activa de los trabajadores en la consecución de sus objetivos de clase. La crisis ha puesto de manifiesto su endeblez ideológica y su inanidad como actores de la necesaria resistencia a la pérdida de derechos. Mañana volverán a las tribunas para dejar constancia de su incapacidad. Si la representación política necesita cambios en profundidad, los sindicatos quizás mas.

"...El año pasado explicó a 'The Nation' que su concepto de la socialdemocracia está inspirado en el modelo de "Dinamarca, Finlandia, Suecia y Noruega". "Yo creo en una sociedad democrática y civilizada donde todo el mundo tiene derecho a la asistencia sanitaria, donde todo el mundo tiene derecho a una educación de calidad, donde todo el mundo tiene derecho a empleos decentes con un salario decente, y en que necesitamos un gobierno que represente al americano común y no solo a los ricos y poderosos".
En EEUU a Sanders se le define como "populista", aunque allí es un término sin el sentido peyorativo que se le da en Europa...."

"...Sanders ha prometido combatir lo que describe como "obscenos niveles" de disparidad económica. "Lo que hemos visto es que el ciudadano medio trabaja más horas a cambio de salarios más bajos", dijo el miércoles en una entrevista a Associated Press en la que anunció que su candidatura. "Esta es una economía amañada, que funciona para los ricos y los poderosos, pero no para el americano común... Sabes, este país no le pertenece a un puñado de millonarios".

"Casi un siglo después de que el legendario líder del Partido Socialista de América, Eugene Debs, se presentara por quinta vez a la presidencia de Estados Unidos, el país volverá a ver a otro socialista compitiendo por la Casa Blanca. El hasta ahora senador independiente por Vermont Bernie Sanders, que se define a sí mismo como un "socialdemócrata" en la tradición de los países nórdicos, hará este jueves oficial su candidatura a la presidencia. Sanders concurrirá como demócrata, por lo que disputará la nominación a Hillary Clinton, la única dirigente del partido de Barack Obama que se ha postulado hasta la fecha para sucederle...."

"...los sindicatos... atenazan el dinamismo de nuestra economía" viene a decir uno de los contertulios habituales del foro, al que por desgracia conocemos ya todos muy bien.
Ejemplo de dinamismo empresarial: el Canal de Isabel II, empresa semipública que abastece de agua a Madrid, pretende trasladar su servicio de atención al cliente a Perú, más allá de los mares, las selvas y las montañas. ¡Bravo! Con la excusa de abaratar (nunca se sabe con certeza a cuánto asciende el ahorro) uno de sus servicios, mandará a la calle a una serie de empleados que hasta ahora disponian de este medio para ganarse honradamente el sustento propio y de sus familias. Una consecuencia directa de la globalización de la economía, del neoliberalismo y de la falta de una regulación adecuada y socialmente responsable. Pero, ¡ojo!, la economía se "dinamiza" y algún directivo sagaz se pondrá una medallita por tan brillante idea, y probablemente verá su actual remuneración generosamente recompensada.
Sobran comentarios.

Los Sindicatos son la básicos para entender lo que es Europa,nuestra historia nuestras raíces lo que somos como sociedad.
Si consiguen acabar con ellos,nos van a quitar el principal instrumento
que tenemos(Y no valoramos),contra la,desigualdad.
El Neo-feudalismo los tiene en el punto de mira.

Un eructo Warren Buffet: Claro que hay lucha de clases.Pero es mi clase la de los ricos,la que ha empezado esta lucha.Y vamos ganando.


Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal