Ladrones de fuego

Alfonso Sastre en la taberna

Por: | 21 de octubre de 2013

ALFONSO SASTRE   (1926-    )
  Sastre 2 (1)

     Obedezco al deseo del entrevistado, Alfonso Sastre, para escribir su currículo. "Lo puedes sacar de la solapa de algún libro o enciclopedia”. Así lo hago: Alfonso Sastre nació en Madrid en 1926. Dentro del teatro español de posguerra, a su obra, Escuadra hacia la muerte (1953), se le suele atribuir un significado  simbólico, comparable al de Historia de una escalera, de Antonio Buero Vallejo, y Tres sombreros de copa, de Miguel Mihura. Sastre es autor de novelas, ensayos, poemas, aunque su cuerpo literario se asienta fundamentalmente en obras para la escena, como La mordaza, Muerte en el barrio, Guillermo Tell tiene los ojos tristes, La taberna fantástica, Demasiado tarde para Filoctetes, ¿Dónde estás Ulalume, dónde estás? entre otras. Vive desde 1977 en el País Vasco. Tendidas al regodeo, las preguntas y respuestas se suceden:

    ¿La verdadera libertad es la ausencia de elección?
    No exactamente ni todos los días. Es una tesis que parece acertada los viernes.
    ¿La lengua está en el norte del porvenir?
    Como dijo un poeta, los cuatro puntos cardinales son tres: Norte y Sur. En cuanto a la lengua no figura en el mapa.
    Digamos a los lectores que ese poeta era chileno y que se llamaba Vicente Huidobro. A propósito: ¿es más fácil hacer preguntas que responderlas?
    Sí, sí. Léase Platón / Sócrates.
    ¿Negar el tiempo es un modo de vencerlo?
    Pero es mejor ignorarlo porque va a ser igual.
    ¿Cualquier buena lectura paga una deuda de amor?
    En el caso de que nos propongamos lo imposible.
    ¿Cuánto tiempo tarda una voz en alcanzar a otra en una montaña muy alta?
    El equivalente a la distancia entre un tiempo y un espacio limitados, o sea, infinitos.
    ¿Das como buena la advertencia de Voltaire, “marcha siempre a carcajadas por el camino de la verdad”, o prefieres tomártelo más en serio todo?
    Es una idea que él plagió de un manuscrito indochino traducido al alemán, aunque él no lo confesó nunca.
    ¿No te parece una maravilla que un pedacito de hierba, lo más mínimo y humilde, sea una parte del Universo?
    Es tan maravilloso como que la constelación de Hércules forme parte de mi vesícula.
    ¿Quién dijo “hay razones que nos pueden”?
    Sí, hombre, fue aquel señor de gafas.
    ¿Te has fijado en la atrevida osadía de los cojos empeñados en pasar los semáforos en rojo?
    Con ello afirman la tesis de la armonía preestablecida.
    ¿El águila siempre está en el futuro?
    En la anterioridad del futuro exactamente.
    ¿El lenguaje debería darse a la fuga de vez en cuando, y volver a su puesto con los ojos cerrados dispuesto a hacer milagros?
    Iba a responder a esta pregunta cuando, de pronto, se me ha ido el santo al cielo.
    ¿Algunas ideas son rosas que se clavan en el alma?
    Más bien creo que las ideas son espinas que se clavan en las rosas.

    * Alfonso Sastre y JLMerino, a la puerta del teatro donde se representaba la obra del primero, La taberna fantástica, dirigida por Gerardo Malla, y en la que el actor Rafael Álvarez "El Brujo", bordaba al personaje protagonista. Fotografía: Iñaki de Andrés.

                                      [siguiente personaje Umberto Eco: 28-10-2013]

Hay 5 Comentarios

La escritora Vicky Baum decía que “las palabras no hacen más que ocultar la verdad” o sea, les atribuía una condición de subterfugio, reivindicando su carácter subversivo. Parece que en este intercambio entre Merino y Sastre, ambos jueguen a descubrir el juego del otro, a revelar entre ironías y sarcasmos la verdad oculta de la que hablaba la austríaca, esa verdad secreta que el lenguaje se empeña en esconder pero que no puede ser descubierto sino a través de él. ¿Pensamos porque articulamos ideas gracias al lenguaje o más bien es el pensamiento inherente que se encarna en sonidos significativos? Eso me hubiera gustado poder preguntar a uno y a otro.

El águila siempre está en el futuro? En la anterioridad del futuro exactamente. Genial reportaje, genialidad de preguntas. Me encantan estos sabios que pueden " darse el lujo" ( que bien ganado lo tienen) de poder contestar a preguntas muy bien elaboradas, con osadía, con desparpajo, con sabiduría, pero también con tanta humanidad. Gracias porque leer preguntas que uno puede responderlas, porque son hermosas, tambien da un gran gusto ver la genialidad en al respuesta.

Qué alegría para el corazón encontrar a un maravilloso dramaturgo encadenado con la vuelta al trabajo ... Ironía fina, con toques de dulzura, que es la mejor de las ironías...
Bider, me ha sobrecogido el poema del 70, por su calidad, y desgraciadamente, por su actualidad. Como hace 40 años, los proletarios deberemos unirnos para evitar nuestra masacre.

Represaliado y encarcelado, como su mujer la escritora Eva Forest, durante el franquismo contra el que lucharon, sus ideas siempre han molestado al poder que le ningunea y censura permanentemente. Mas no pueden contra el muro de su calidad literaria (Premio nacional de teatro 1993) y de sus ideas claras y libertarias.
He aquí un poema suyo titulado “Por la cuaderna vía” escrito el 24 de Diciembre de 1970 y que fue publicado clandestinamente:

Hablando en castellano que es lengua cristalina
canto las altas glorias de ésta patria vecina
nombrada como Euskadi. ¡Oh fuerte y peregrina!
Hermana de las otras, como ellas clandestinas.

Militantes valientes, cargados de razones
contra el imperio bruto de las demoliciones.
¡Oh Gernika inmolada! ¡Temibles destrucciones
de las cosas y almas! ¡Grandes tribulaciones!

Pero son invencibles las cosas y las gentes
de éstos pueblos purísimos que valen continentes.
Genocidas tiranos, verdugos inclementes
no valen contra pechos alzados y valientes.

Escuchad éstos cantos de los pueblos vecinos,
los unos en sus casas, los otros peregrinos,
obreros como torres y fuertes campesinos,
hermanos asturianos y hermanos granadinos.

Las banderas alzadas tienen varios colores.
Las alzan en sus manos los más y los mejores.
El estandarte rojo luce sus resplandores
y al fin más que banderas lo que alzamos son flores.

Gora Euskadi askatuta y visca Catalunya
y ved: A libertade non se logra con pregos.
¡Proletarios, uníos cual la carne y la uña!
Serán mañana luces los que hoy son rojos fuegos.

http://nelygarcia.wordpress.com. El sentirse libre está en nosotros: preguntar el fácil, responder también, el que nos satisfaga la respuesta, es otra cosa. El tiempo nos acompaña, sin él no somos. El amor no necesita nada y el marchar a carcajadas por el camino de la verdad, requiere una evolución: lo más insignificante, es una parte del todo. El águila está representada muchas veces,¡será por algo!. Creo que Lao–Tse dijo, “la palabra se consolida con el silencio”. Las espinas son la defensa de las rosas y las ideas, pueden justificar, o desaprobar, comportamientos.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

Jose Luis Merino

Jose Luis Merino nació en Bilbao. Vive en esa ciudad. Es autor de 14 libros de arte y literatura. Trabaja en la actualidad en cuatro más, asimismo de arte y literatura. Ha tenido muchas edades. Ahora tiene la edad que representan sus palabras.

Sobre el blog

Como lo haría un fotógrafo de palabras, en este blog aparecerán retratos o semblanzas de gentes de la cultura. La mayoría de ellos son ladrones de fuego, en el sentido rimbaudiano del término. También se hablará de arte y poesía (el único ángel vivo sobre la tierra), en tanto se descubre cuánto hay de auténtico y de falso en esos dos universos.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal