El poema de mayo

Por: | 01 de mayo de 2013

WCW&Pound



Entre

verdes



ramas

tiesas

viejas



tersas

rotas

vuelve



blanco

dulce

mayo

 

El autor de este poema -"La acacia en flor"- es William Carlos Williams, poeta y pediatra, el hombre que en la foto lleva gafas. El descamisado que le pone las manos sobre los hombros es, ya lo han reconocido, su amigo Ezra Pound.

La foto es de 1959. El poema, de 1935. Pertenece al libro An Early Martyr and Other Poems. El original -"The Locust Tree in Flower"- dice así: "Among/of/green//stiff/old/bright//broken/branch/come//white/sweet/May//again".

La traducción es de Matilde Horne y Carlos Manzano, que la publicaron en su selección de Cien poemas de William Carlos Williams, publicada en España por la editorial Visor.

DÉJATE DE POEMAS. Algunas cosas que sabemos de WCW.

En 2002 Margarita Ardanaz publicó en Cátedra una traducción de Paterson, un poema total que muchos han emparentado con The Bridge, de Hart Crane; La tierra baldía, de T. S. Eliot; El canto a mí mismo, de Walt Whitman, y los Cantos de Ezra Pound.

Ardanaz publicó su versión y nosotros la comentamos en un artículo titulado "Dejate de poemas" que empezaba así: "A William Carlos Williams (1883-1963) le gustaba decir que era nieto de Emily Dickinson y que había traído al mundo a 2.000 niños. Lo segundo era cierto (durante años ejerció como pediatra). Lo primero, no (su abuela se llamaba Dickenson, aunque alguna edición española insiste en el equívoco). Con todo, ambos extremos, la pediatría y la falsa filiación, servirían para explicar la obra de uno de los mejores poetas estadounidenses del siglo XX. Si para la muchacha de Amherst la esperanza es una cosa con plumas, para WCW no hay ideas sino en las cosas (la frase se repite en su obra). Para él, el poeta piensa con su poema, ni antes ni después, de ahí que en su Autobiografía escriba que ésa es su ocupación, "no hablar en vagas categorías, sino escribir de lo particular, como trabaja un médico, sobre un paciente, sobre la cosa delante de él, para descubrir lo universal en lo particular". Aquí tenemos al doctor Williams, alguien que sabe la diferencia entre el dolor y la palabra dolor: "Déjate / de poemas. Déjate de titubeos / con el arte", escribe en Paterson".

Siete años más tarde Juan M. López Merino publicó en Alianza una antología de la poesía de William Carlos Williams, el maestor de los maestros del realismo, y reincidimos con una nota titulada, poco originalmente, Al carajo con la poesía. Todo esto para decir que hoy, como hace justo un año, es 1 de mayo.

Hay 3 Comentarios

Los poetas son como la energía: nunca mueren sólo se transforman.

Gracias Marcos por ese poema de WCW
También Joyce decía:
"...si logro atrapar el corazón de Dublín conseguiré el de todas la ciudades del mundo. En lo particular está contenido lo universal."
Me encanta tu blog.
María Tena

Hola, amigos. Lo mejor que recuerdo de la primavera en poesía, son estos versos de JUAN RAMÓN JIMÉNEZ:
"Rayito de sol de miel,
que das donde ayer no dabas".

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Letra Pequeña

Sobre el blog

Como dios y el diablo viven en los detalles, en la letra pequeña de los contratos están los matices. Este blog habla de literatura desde esa perspectiva. A pie de página. Sin gritar demasiado.

Sobre el autor

Javier Rodríguez Marcos

estudió filología, trabaja como periodista y es miope. Pero sigue leyendo. Forma parte del área de cultura del diario EL PAÍS y ha publicado media docena de libros, alguno incluso de poesía. De tener una teoría, podría resumirse en este viejo tuit de don Quijote: "Más vale un diente que un diamante".

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal