Lluis Bassets

Sobre el autor

es periodista. Director adjunto y columnista de EL PAÍS. Tiene a su cargo la edición de Cataluña.

Eskup

Mis libros

Cinc minuts abans de decidir

Cinc minuts abans de decidir

Enmig del vendaval independentista

Un llibre que explica, qüestiona i contextualitza com s’ha esdevingut, setmana a setmana, el canvi radical que els darrers quatre anys ha sotragat Catalunya. Des d’abans de la sentència del Tribunal Constitucional, fins avui, quan l’independentisme és en primer pla del debat polític i social.

L'any de la revolució

L'any de la revolució

Com els àrabs estan enderrocant els seus tirans

Crònica, anàlisi i atlas de les revoltes de la dignitat, que van conmocionar al món àrab durant 2011, amb referències i comentaris a tots els països on els joves van aixecar-se en protesta contra l'autoritarisme i les dictadures. Amb un nou epíleg per l'edició catalana.

El último que apague la luz

El último que apague la luz

Sobre la extinción del periodismo

Una reflexión sobre los últimos años de la industria de la prensa escrita, las dificultades para seguir haciendo periodismo de calidad y la indisoluble relación entre periodismo y democracia.

El año de la Revolución

El año de la Revolución

Cómo los árabes están derrocando a sus tiranos

Balance, atlas político y análisis de las causas de las revueltas de 2011, que han derrocado a cuatro dictadores, encendido enfrentamientos civiles y provocado reformas y convulsiones políticas en la entera geografía árabe.

¿AUN PODEMOS ENTENDERNOS?

¿Aun podemos entendernos?

Conversaciones sobre Cataluña, España y Europa
REIVINDICACION DE LA POLÍTICA

Reivindicación de la política

Veinte años de relaciones internacionales
La oca del señor Bush

La oca del señor Bush

Como la Casa Blanca ha destruido el orden internacional

Nube de tags

Es como Chávez, o quizás peor

Por: | 30 de junio de 2008

La comparación hasta ahora se establecía entre los dos vecinos. Sarkozy y Berlusconi tienen muchas cosas en común, una de las más destacadas su capacidad mediática, de actor uno y de magnate el otro, todo hay que decirlo. También han sabido pulsar algunas teclas similares, no precisamente las más limpias del teclado: el miedo a la inmigración, por ejemplo. Es evidente que Sarko se ha zampado el discurso de Le Pen, pero ha mantenido alejado de las instituciones a su Frente Nacional, y lo ha metabolizado; mientras que el Gran Silvio lo ha hecho con la Liga Norte pero la tiene dentro del Gobierno y le permite todas las iniciativas más extremistas. Los dos tienen también un sentido especial de la libertad económica, que juega sólo en la dirección que les conviene y se hallan en la tesitura de favorecer un cierto capitalismo de Estado que les hace parientes cada vez más próximos de Putin. La democracia soberana, por desgracia, es la moda de la temporada que se avecina, cosa que tiene poco que ver con la tradición de la división de poderes, los checks and balances y la fuerza de la sociedad civil y de sus instituciones, los medios de comunicación entre otras.

Seguir leyendo »

Tres sentencias del Supremo

Por: | 27 de junio de 2008

Cada año, por estas fechas, el Tribunal Supremo de Estados Unidos limpia la mesa antes de las vacaciones y suelta las sentencias más sonadas del curso judicial norteamericano. Ya van tres: una sobre Guantánamo, auténtico revés para George Bush. Otra sobre la pena de muerte, que es la tercera que produce la alta corte en dirección restrictiva. Y otra más sobre las armas de fuego, en este caso en sentido contrario, anulando una legislación del Distrito de Columbia, donde se halla la capital federal Washington, que prohibía a los ciudadanos circular por la calle llevando armas cortas. Estas sentencias dictadas por los nueve jueces del Supremo suelen decir más sobre la evolución de la sociedad norteamericana que muchas leyes del Congreso o decisiones presidenciales.

Seguir leyendo »

El desamor de Israel

Por: | 26 de junio de 2008

"Ni un solo francés estará seguro mientras un solo judío, en Francia y en el mundo entero, pueda temer por su vida". Éstas podrían ser perfectamente palabras de Nicolas Sarkozy, en su discurso ante la Kneset, el Parlamento del Estado de Israel el pasado lunes, el segundo que pronuncia un presidente francés a invitación del órgano de la soberanía popular israelí en toda su historia. Hace 26 años, otro presidente, éste de izquierdas, François Mitterrand, pronunció un discurso similar, igualmente cargado de referencias históricas, de amor hacia Israel y de exigentes invitaciones a emprender el camino de la paz. Entonces como ahora una declaración de amor es una prenda de seguridad para quien se siente amenazado, sobre todo si quien la proclama tiene el arma nuclear, como es el caso de Francia entonces y ahora.

Seguir leyendo »

Algo habrá que hacer para frenar a Mugabe

Por: | 25 de junio de 2008

Peter Dowin lo sugiere en el Times de Nueva York. Sudáfrica debe cambiar de actitud en sus relaciones con el Zimbabue de Robert Mugabe si no quiere tener problemas con la Copa del Mundo de Fútbol de 2010, que se organiza por primera vez en territorio africano y será una magnífica ocasión para proyectar la imagen de este gran país surgido de la lucha contra el apartheid. El caso de la antigua Rodesia fundada por los británicos no podía llegar más lejos en crueldad, despotismo y desfachatez por parte del anciano dictador. Siendo perdedor en una primera vuelta de las elecciones en las que ya manipuló y violentó a los votantes tanto como pudo, desde el 29 de marzo en que se celebraron hasta ahora se ha dedicado a acentuar la presión y la violencia sobre los opositores y los votantes para impedir que acuden a las urnas en unas mínimas condiciones y le propinen el castigo democrático que merece. La violencia ha llegado a tal grado, con detenciones arbitrarias, torturas y asesinatos de cerca de 90 militantes de la oposición, que el candidato victorioso en la primera vuelta, Morgan Tsvangirai se ha visto obligado a tirar la toalla y a refugiarse en la embajada de Holanda para salvar su vida, amenazada por las bandas de seguidores de Mugabe.

Seguir leyendo »

¡Bien por Sarkozy!

Por: | 24 de junio de 2008

Hay un Sarkozy pequeño, muy pequeño aunque se crea grande, del que no hay que hablar hoy, porque ya se ha gastado mucha tinta en dibujar su diminuta figura. Pero hay otro Sarkozy que puede llegar a ser grande, aunque no lo sea todavía, que se expresó ayer en la Knesset, el parlamento israelí, como muy pocos hombres de Estado han hecho hasta ahora.

Seguir leyendo »

Este naufragio tiene padre y madre

Por: | 23 de junio de 2008

Llevan razón quienes buscan la larga duración para explicar las cosas. No hay nada que surja de pronto de la nada. La derechización del continente europeo no es obra súbita de Sarkozy y de Berlusconi, más bien a mí me parece lo contrario. Si dos personajes tan característicos y prototípicos llegan a donde han llegado es porque sus respectivos países se han derechizado de forma irremediable. Pero el problema no es la derechización: a fin de cuentas todo en la vida es voluble, y ya vendrán tiempos distintos. El problema es que afecta a dos cuestiones centrales para Europa. En primer lugar, a los valores que hemos venido considerando más característicos de nuestra cultura y nuestra tradición y que es de lo mejor que hemos legado a la historia de la humanidad: el habeas corpus está entre los más destacados. En segundo lugar, afecta al significado que tiene la inmigración: no se trata tan sólo de una cultura de la reciprocidad, después de habernos beneficiado de las ventajas de irnos de nuestros países (que también); sino que se trata de cómo queremos que sea el futuro de Europa, y yo me temo que ahí está la raíz del problema. Los inmigrantes son los nuevos parias de Europa, según el reportaje que publicaba ayer el magazine de uno de los mejores diarios del mundo.

Seguir leyendo »

En mitad del naufragio

Por: | 20 de junio de 2008

El naufragio es de tal envergadura que cuesta retener los detalles de lo que ocurre en cada una de las secciones de esta nave que se hunde. Apenas se ha comentado lo que representa alargar el período de detención de los sospechosos de terrorismo hasta los 42 días sin asistencia jurídica y sin acusación. Lo ha hecho un gobierno laborista, el de Gordon Brown, y se ha jugado en ello la cabeza: de perder la votación probablemente se habría tenido que ir del número 10 de Downing Street. Lo ha hecho en el país de la Carta Magna, que establece el habeas corpus, o derecho de todo detenido a ser atendido por un juez imparcial.

Ha merecido mucha mayor atención la directiva justamente bautizada como de la vergüenza, por la que la UE reconoce el derecho de sus gobiernos a detener también sin atención letrada ni comparecencia alguna ante la autoridad judicial a los extranjeros que no tengan la documentación en regla durante 18 meses, un período de tiempo que equivale a una pena de cárcel. El trato que merecen los menores por parte de los legisladores europeos no puede ser más vergonzoso: se les puede deportar a terceros países. Gran parte de los centros de detención actualmente existentes equivalen a centros penitenciarios y no cuentan con condiciones de salubridad e higiene satisfactorias. O la Carta antisocial europea, que recupera la eventualidad de trabajar 60 horas semanales, como en los viejos buenos tiempos del capitalismo manchesteriano. ¿Para cuándo la autorización para el trabajo infantil?

Seguir leyendo »

Europa ya no está en la timba

Por: | 19 de junio de 2008

Hay nuevo reparto de cartas y Europa no está en la mesa. Ésta es la dura realidad. Nos lo han dicho de forma contundente los irlandeses con su rechazo al Tratado de Lisboa. Hay tantos argumentos como se quiera para explicar lo que ha sucedido, pero una interpretación estricta de la consulta nos indica que hay 862.000 votantes a los que les interesa muy poco que la UE sea un protagonista de primer plano en la escena internacional y que superan en 110.000 a quienes piensan lo contrario. Ellos han decidido por todos nosotros, y lo han hecho justamente, pues así es como estaba estipulado en las reglas de juego. En realidad, ellos prefieren incluso que Europa no tenga personalidad, sobre todo en cuestiones de defensa y seguridad común del continente, y esto es lo que va a contar en el momento en que cada uno de los nuevos jugadores vaya recogiendo las cartas que le lleguen. Estarán jugadores a los que no se les esperaba, como India o Brasil, quizá Pakistán e Irán, a pesar de la oposición que suscitan entre nosotros, descontadas ya Rusia y China, que son jugadores natos. Pero no estará la UE ni se la espera en un tiempo largo, hasta el punto de que si alguna vez quiere quizá ya se habrá pasado el arroz para entonces.

Seguir leyendo »

Zapatero ya se ocupa del ancho mundo

Por: | 18 de junio de 2008

Zapatero ha querido, al parecer, cumplir al pie de la letra una regla no escrita por la que el presidente del Gobierno español no se ocupa personalmente y a fondo de la política exterior hasta su segundo mandato. No sé muy bien quién la ha establecido ni a que se debe tal fórmula de comportamiento, pero debe ser cierto que ha actuado como pauta para el propio diseño de los equipos humanos de Moncloa después del 9 de marzo y, sobre todo, para la agenda de actuaciones. El lunes se produjo la primera de una cierta solemnidad, un discurso pronunciado ante un selecto público nada menos que en el Museo del Prado. Habrán leído ya los lectores la crónica del corresponsal diplomático de El País, Miguel González. Si clican aquí podrán leer el discurso entero. En él se incluyen anuncios de actividades futuras del presidente, que ha decidido viajar por el mundo con una intensidad desconocida en su primera legislatura.

Seguir leyendo »

La negociación del sofá

Por: | 17 de junio de 2008

Las cosas mejoran en Irak. Esta vez sí. Coinciden The Economist o las propias valoraciones de George W. Bush en su viaje a Europa. Mejora la seguridad, pero todavía más las condiciones políticas. Puede deducirse que debe ser así de las noticias que nos llegan sobre la áspera negociación entablada entre el gobierno de Nuri El Maliki y la administración norteamericana. Es la negociación del sofa, sin acento, que significa Status of Force Agreement y debe conducir a un acuerdo que garantice la permanencia de las tropas nortamericanas en el largo plazo, algo que ven con suma reticencia muchos miembros del propio Gobierno iraquí.

Seguir leyendo »

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal