Lluis Bassets

Sobre el autor

es periodista. Director adjunto y columnista de EL PAÍS. Tiene a su cargo la edición de Cataluña.

Eskup

Mis libros

Cinc minuts abans de decidir

Cinc minuts abans de decidir

Enmig del vendaval independentista

Un llibre que explica, qüestiona i contextualitza com s’ha esdevingut, setmana a setmana, el canvi radical que els darrers quatre anys ha sotragat Catalunya. Des d’abans de la sentència del Tribunal Constitucional, fins avui, quan l’independentisme és en primer pla del debat polític i social.

L'any de la revolució

L'any de la revolució

Com els àrabs estan enderrocant els seus tirans

Crònica, anàlisi i atlas de les revoltes de la dignitat, que van conmocionar al món àrab durant 2011, amb referències i comentaris a tots els països on els joves van aixecar-se en protesta contra l'autoritarisme i les dictadures. Amb un nou epíleg per l'edició catalana.

El último que apague la luz

El último que apague la luz

Sobre la extinción del periodismo

Una reflexión sobre los últimos años de la industria de la prensa escrita, las dificultades para seguir haciendo periodismo de calidad y la indisoluble relación entre periodismo y democracia.

El año de la Revolución

El año de la Revolución

Cómo los árabes están derrocando a sus tiranos

Balance, atlas político y análisis de las causas de las revueltas de 2011, que han derrocado a cuatro dictadores, encendido enfrentamientos civiles y provocado reformas y convulsiones políticas en la entera geografía árabe.

¿AUN PODEMOS ENTENDERNOS?

¿Aun podemos entendernos?

Conversaciones sobre Cataluña, España y Europa
REIVINDICACION DE LA POLÍTICA

Reivindicación de la política

Veinte años de relaciones internacionales
La oca del señor Bush

La oca del señor Bush

Como la Casa Blanca ha destruido el orden internacional

Nube de tags

Un gigantesco naufragio político

Por: | 30 de septiembre de 2008

Es imposible un mayor naufragio político. En manos de sus propios partidarios, esos congresistas republicanos que han reventado la votación del plan de rescate de las finanzas arruinadas. George W. Bush ha intervenido públicamente en tres ocasiones en apenas una semana para apoyar la aprobación del plan de su secretario del Tesoro Henry Paulson. Nadie le ha hecho caso, ni siquiera en su partido. Su apelación al miedo, invocado en términos sombríos, amenazantes, de nada ha servido. Este nuevo fracaso que se añade a la lista inacabable de esta presidencia desenfrenada viene a lastrar, además, al candidato republicano hasta un punto difícil de calibrar.

Seguir leyendo »

Fuera de foco

Por: | 29 de septiembre de 2008

Desde hace unos días un pequeño logo junto a la cabecera indica la especial dedicación de este espacio a la campaña electoral norteamericana. Por unas semanas, muchos elementos de la actualidad material merecedores de análisis quedarán fuera de los focos de este blog. La elección del presidente de Estados Unidos que sucederá a George W. Bush, el peor presidente de la historia norteamericana según el consenso fraguado ya entre los historiadores, será también con toda probabilidad la que suscitará mayor atención y seguimiento en todo el mundo, y no únicamente en su propio país. Esta campaña es asimismo hija de la globalización y del cambio de paradigma en la hegemonía mundial, en la que Estados Unidos aparece como superpotencia declinante y China como superpotencia emergente. Sólo faltaba la crisis financiera para que empezara a fraguar la sensación de que estamos en un cambio de época, de forma que todas las mutaciones que ya se iban insinuando han empezado a aparecer con rotundidad ante nuestros ojos.

Seguir leyendo »

Buen debate, mala semana

Por: | 28 de septiembre de 2008

A McCain le ha salido bien el debate pero mal, muy mal, esta semana crucial. Sólo le quedan cinco para remontar y dos debates más, los días 7 y 15 de octubre. Si le salen tan bien como el primero, pero las semanas siguen siendo tan malas, será difícil que gane. No tiene en contra el viento, sino un ventarrón de tormenta: la economía maltrecha, la pegajosa herencia republicana y un clamor por el cambio que devuelva a su país la prestancia que le corresponde. Podrá llegar a empatar los debates, e incluso ganarlos a los puntos como pudo ser ayer el caso, aunque las encuestas dicen lo contrario; pero no ganará las elecciones. Para que los debates sean decisivos su resultado debe ser decisivo: hay que dejar al adversario tendido y humillado en la lona. No ha sido el caso: lo que queda al final es esa escena de un señor mayor, pugnaz y tozudo, que se niega a conceder la presidencia a un joven afroamericano, educado y sonriente, persuasivo y elegante. Esa estampa, sin desenlace indiscutible, es el pasado frente al futuro, el siglo XX frente al XXI y conduce a la victoria de Obama.

Seguir leyendo »

Desconectados de una realidad dramática

Por: | 27 de septiembre de 2008

La semana más trepidante de la reciente historia política norteamericana ha culminado esta madrugada de forma decepcionante. Ninguno de los dos candidatos a la presidencia supo hallar esta madrugada el tono y la intensidad que requiere la grave situación que atraviesa Estados Unidos, ni en la parte del debate dedicada al rescate de la maltrecha economía, ni en la discusión sobre política exterior, territorio en el que Estados Unidos se enfrenta a un declive y a una falta de autoridad alarmantes. La falta de dirección y liderazgo de la que está dando muestras George W. Bush, principalmente en las últimas horas, parece haberse transmitido también a los dos candidatos a sucederle, que no han sabido dar la medida de la complicada posición de su país. Como si no hubieran escuchado los discursos, alarmados de los amigos y regocijados de los enemigos, pronunciados esta semana en Naciones Unidas acerca de la amenaza que supone para el mundo la crisis financiera nortamericana. Sin enterarse de que dos de los más sólidos amigos de Estados Unidos en Europa, el presidente Sarkozy y la canciller Merkel, han expresado públicamente el disgusto por los errores cometidos por Washington en la desregulación de su economía financiera.

Seguir leyendo »

El nudo de este drama electoral

Por: | 26 de septiembre de 2008

Es difícil no interpretar el trasiego del miércoles entre la Casa Blanca y la campaña de McCain como una astuta maniobra coordinada para propulsar al decaído candidato republicano. La máquina republicana está lanzada, defendiendo con uñas y dientes el área pequeña del poder ante el desmoronamiento financiero, la ruina política del presidente saliente y las dificultades de McCain para remontar. Por eso Bush y McCain han intentando romper la progresión de Obama en la campaña electoral mediante la declaración de una especie de estado de guerra financiera que impida concentrarse en ningún otro asunto relevante. El argumento de Obama es impecable y demoledor para un político demasiado veterano como McCain: un presidente debe poder hacer dos cosas a la vez. Suspender la campaña y los debates significa sustraer a los candidatos del escrutinio público e imponer la losa de un consenso forzado a la democracia.

Seguir leyendo »

¡Novatos fuera!

Por: | 25 de septiembre de 2008

La frase va dirigida a quienes quieren destronarle, fuera y dentro de su propio partido. No es momento para novatos. Mientras se tambalean los cimientos de la economía mundial no es cuestión de ceder el paso a jóvenes inexpertos. El dardo de Gordon Brown se dirige a los 'davides', el de casa, Miliband, que aspira a convertirse en el líder del 'labour', y el de la oposición, Cameron, que quiere mudarse lo antes posible al número 10 de Downing Street. Pero ese dardo atraviesa también el Atlántico, donde la fiebre electoral se halla en su punto de ebullición. Allí nadie da la talla en cuestión de gestión económica: no la da el presidente saliente, que ha tirado su ideario y dejado todo en manos de los sabios; pero tampoco los dos candidatos, el demócrata Barack Obama, y el republicano John McCain, éste a pesar de su edad y experiencia. Ninguno de los dos ha sabido situar hasta ahora a la economía en el lugar donde la propia economía está situándose ella sola.

Seguir leyendo »

Reproches en Manhattan

Por: | 24 de septiembre de 2008

Sabemos que la revolución neoconservadora de George W. Bush ha fracasado. No ha obtenido ninguno de sus objetivos y se ha visto obligada en su etapa terminal a asumir instrumentos y programas del sistema que pretendía combatir. Sus efectos se han notado tanto sobre el mapa geopolítico del mundo y la correlación de fuerzas internacionales como en la vida de la mayor institución internacional. Naciones Unidas no ha salido indemne de los ocho años de cabalgada bushista. Ahora se presenta una buena ocasión para hacer un pequeño balance de las relaciones entre la Casa Blanca y Naciones Unidas, con motivo del octavo y último discurso pronunciado por Bush ante la Asamblea General, en la clásica sesión de otoño donde se produce la mayor concentración de jefes de Estado y de Gobierno del mundo.

Seguir leyendo »

De un muro al otro, o el miedo y la avaricia

Por: | 23 de septiembre de 2008

Un cambio de época es también un cambio de costumbres. Lo que ayer estuvo de moda ahora se convierte en manifestación de mal gusto. Tras unos días de tempestades quedan deslucidos los logos y las marcas que señorearon durante decenios en Wall Street y fueron las armas de nobleza gloriosas del capitalismo más audaz. Los nombres de Lehman Brothers, Goldman Sachs, J.P. Morgan, Merrill Lynch, Bear Stearns y Morgan Stanley y los años en que fueron fundadas (1850, 1869, 1871, 1914, 1923 y 1950) son los mojones de la historia del capitalismo americano, súbitamente arrastrados por la riada. Unos desaparecen, otros van a cambiar drásticamente de actividades y regresarán a un concepto de banca comercial más tradicional y controlada, y otros más se fusionan o son absorbidos. Wall Street ha dejado de ser Wall Street y no sabemos todavía qué será, pero lo que es seguro es que esas marcas y esas referencias históricas ya no estarán.

Seguir leyendo »

Bush culmina su presidencia

Por: | 22 de septiembre de 2008

La lista es larga y pesada: Estados Unidos iba a imponerse en el siglo XXI como la única superpotencia, gracias a su poderío económico, tecnológico y militar. La figura del presidente iba a engrandecerse y a ampliar su capacidad de maniobra y sus márgenes de acción respecto a los otros dos poderes. El Partido Republicano estaba destinado a producir un realineamiento del electorado del mismo estilo que el que produjo Franklin D. Rooseevelt desde 1932. Todo ello iba a conducir precisamente al desmontaje del Estado surgido del New Deal, el Big Government detestado por la derecha libertaria y antifiscal. Éste era el programa oculto de George W. Bush en el año 2000, cuando consiguió que el Tribunal Supremo le otorgara la victoria electoral sobre Al Gore mediante la paralización del recuento de votos en Florida. Quienes fueron hilvanando este conjunto de proyectos, Donald Rumsfeld, Dick Cheney, Paul Wolfowitz, Karl Rove, y tantos otros personajes que han venido formando esta pléyade conservadora al cargo del mundo en los últimos ocho años, deben estar en estos momentos en una situación de máxima confusión.

Seguir leyendo »

Más señales del seísmo

Por: | 19 de septiembre de 2008

Estados Unidos está en la pendiente, es verdad. Pero no es únicamente su pendiente, su de ellos, sino nuestra pendiente: también a nosotros nos afecta. No escaparemos del declive que se avecina, y si no cambia la tendencia, se revelará que fue una ilusión el sueño de una Europa que tomaba el relevo o cuando menos se convertía en una especie de modelo alternativo. La era pos americana que se anuncia (Fareed Zakaria) no es más europea, ni mucho menos. El mundo multipolar o incluso apolar (Richard Haas), no le regala mayor protagonismo a la Unión Europea, al contrario, le dará menos, sobre todo si los europeos no peleamos por el protagonismo. Hay una actitud hacia Estados Unidos que voy a calificar de forma eufemística de pueril, que parece confortarse en su decadencia. Tiene que ver con la Schadenfreude (alegría por el mal ajeno), pero también con la ceguera voluntaria sobre la que escribí hace un par de días.

Seguir leyendo »

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal