Lluis Bassets

Colbert en las nieves

Por: | 28 de enero de 2010

Un Estado que al final es el que lo ha hecho todo: la nación, la ciudadanía, la igualdad, la libertad incluso, el camino de la unidad europea por supuesto. Y que ahora deberá ir más lejos todavía hasta reparar el sistema capitalista. No es un invento socialista, ni una quimera de izquierdas. Tampoco es una ocurrencia reciente ni obra de la imaginación posmoderna. Es anterior a la división del mundo político en dos hemisferios, y obra del intendente del rey de Francia, Jean-Baptiste Colbert (1619-1693), auténtico creador de la idea francesa del Estado. En la época de la globalización triunfante, el colbertismo tenía que andar de tapadillo. Cuando se produce la avería, en cambio, es la hora de una nueva oportunidad, su oportunidad, para reparar el capitalismo y organizar la nueva gobernanza mundial.

Éste es el fondo del discurso de apertura del Foro Económico Mundial, pronunciado ayer por Nicolas Sarkozy en Davos. El primero que pronuncia un presidente francés en ejercicio en esta reunión anual que simboliza mejor que cualquier otra institución las virtudes y los vicios de la globalización (en francés, la mundialización). Si Obama defiende la guerra justa al recibir el Premio Nobel de la Paz, Sarkozy condena la libertad de comercio, el capitalismo financiero y la ingeniería contable en el lugar donde se reúnen los más conspicuos defensores de todo este conjunto de ideas. Y les dice, sin embudos, y con todo el énfasis teatral que caracteriza sus discursos, que para salvar el capitalismo hay que refundarlo y moralizarlo.

Davos es una bolsa del poder. No un bolsín cualquiera, sino probablemente uno de los parqués más fiables sobre cómo se va distribuyendo mundialmente en todas sus facetas, económicas, políticas, morales incluso. Y al final, las cotizaciones no engañan. Sube lo que vale y baja lo que no. Baja Europa; suben China, India y Brasil; mientras se estanca y vacila Estados Unidos, la superpotencia en transición desde su pasada soledad en el mundo unipolar hasta la competencia y el barullo de este nuevo mundo multipolar. Baja también la Unión Europea, y de qué manera, y sube el G-20. Los nuevos altos cargos europeos, el belga Van Rompuy y la británica Ashton, no han querido utilizar el foro para proyectar algo de su escasa imagen pública, una ausencia que también funciona en el discurso de Sarkozy, donde Europa y sus instituciones no han merecido mención alguna; y aparece en cambio el G-20 como el auténtico logro del último año y esbozo de un mundo finalmente gobernado.

El colbertismo de Sarkozy no es de nueva adquisición, por supuesto. Cabe pensar incluso que está inscrito en el ADN de los políticos franceses. Pero en su fase anterior, antes de la crisis, el brioso presidente de la República parecía más un émulo de Margaret Thatcher, dispuesto a recortar el sector público y reducir el Estado, que un continuador del estatismo inventado por los borbones franceses. Ahora, además, trasciende incluso sus propósitos ideológicos. Francia presidirá en 2011 el G-8 y el G-20, y con tal ocasión echará el resto para intentar aplicar las ideas que su presidente expuso ayer en Davos, incluida la reforma del sistema monetario internacional en un nuevo Breton Woods. ¿Para qué quiere entonces Sarkozy a la Unión Europea, si Francia puede jugar directamente como la potencia reformadora que salvará el capitalismo el próximo año?

En Copenhague ya se pudo ver, en la Cumbre del Clima, hace escasas semanas, lo que se está viendo en Davos estos días: la dualidad entre China y Estados Unidos, expresada no sólo en la disputa de Pekín con Google, sino en la gravedad de las guerras cibernéticas que se vislumbran en el horizonte; el ascenso de los imparables a los que antes llamábamos emergentes; esa Europa que se encoge como piel de zapa y se ausenta; y luego el capítulo de los desaparecidos, países que fueron protagonistas en días muy recientes y que de pronto han caído fuera de la visión del radar o sencillamente han preferido ausentarse. Es el caso de Israel y Turquía, que anduvieron a la greña hace un año y desde entonces no han hecho más que distanciarse. Del antaño boyante Dubai, deprimido por su burbuja. O de los pecos, países de Europa central y oriental, sumidos en el provincianismo.

Sarkozy sube la apuesta porque conoce la correlación de debilidades europeas. Los europeos tenemos más sillas que nadie en las instituciones internacionales, pero contamos y contaremos cada vez menos. No es difícil aventurar que el desequilibrio entre una voluntad de poder tan escasa y un número excesivo de sillas en las mesas mundiales terminará resolviéndose en el peor sentido para Europa. Y Francia no quiere salir perdedora del envite o pretende, como mínimo, salvar los muebles.

Hay 8 Comentarios

Las puertas del foro están abiertas de par en par y las entradas y salidas se suceden como en las pasarelas de la moda: mucho movimiento de caderas, andares para la galería, lucimientos eróticos y la emoción estética de un glamour despierto. Nada más y nada menos. Sigue la Fiesta.

Se vació de contenido el foro por sus propios méritos acumulados en épocas anteriores de celebraciones y grandes reflexiones caídas sobre el piso de la realidad inmediata. En Davos, Sangría.

Sarkozy parece que lleva un año refundando el capitalismo y los logros despiertan la emoción en Francia, la envidia en Europa, y el cachondeo global. Se parece bastante el alarde al discurso de Mr. Obama (un brindis a la galería, no seguido).

De lo demás, pues atentos a las consideraciones ... y los devaluados salones de la economía política, quizá recierren para siempre, librándonos de esperpénticas proclamas irreflexivas y eufemísticas. Tenemos rollitos de papel-tisú en cantidad y lo estamos usando a gustito.

Ni modo de ver luces entre tanta hipocresía y servilismo, tanto derroche y tan poca realidad comprometida.

Seguiremos a la espera de que Lluís nos traiga nuevas, y quizá algún titular que nos permita re-conducir tanta ferocidad crítica. La esperanza quizá siempre tiene un huequito en algún sitio. ¿Será en Davos?.

"que el dinero caducara de año en año y se asignara a cada persona un importe anual a modo de renta básica"

Alás, la mejor propuesta social que he leído en mi vida. ¿Cuándo la instalamos en la realidad? Eso si, en España solamente para usarla de conejillo de indias. (¿De donde vendrá esa palabra "conejillo de indias"? Ah, ya... de cuando los españoles usaron a los aborigenes americanos como animales.) Oye, pero lo haces con tu dinerito, ¿eh? Nada de meter el mío en locuras como esta.

Quiero ver si es cierto que los españoles hacen lo que dicen, o solo hablan y hablan y hablan hasta hartar a las piedras del camino.

Por Dios, que cosas las que se leen...

Susi:

Mi más sentido pesame por la muerte del comunista ese de Zinn. Lástima que no se muriese antes.

Hay que preservar y mejorar reformando lo mucho y bueno del sistema económico social actual existente que nos ha permitido llegar hasta donde estamos, aunque con mucho sufrimiento durante siglos por millones de personas. Los bancos, los empresarios, la industria, los trabajadores y así, casi todo lo demás, es necesario para una sociedad de progreso y bienestar para toda la humanidad.

Sin duda, se necesita abolir la dictadura y tiranía que controla la propiedad económica y acumulación del dinero para unos pocos privilegiados. Así, mientras el dinero no esté a libre disposición de todos los ciudadanos, como las carreteras y las calles, no se podrán circular e intercambiar libremente los bienes, productos y servicios.

Se trataría pues, de que el dinero caducara de año en año y se asignara a cada persona un importe anual a modo de renta básica, de tal forma, que tenga suficiente para atender sus necesidades de vivienda, alimentación, educación, sanidad, educación y así todo lo demás, inclusive, los recursos necesarios para el estado para atender las infraestructuras y necesidades generales de la nación para todos los ciudadanos.

pues no, no queremos reparar ese capitalismo bancario. Los Bancos no son , ni deben ser el Estado. El estado son personas que deben trabajr en instituciones para el bien social económico y lo que sea.... se vote a McCain o a Obama o a quien sea

Los bancos no son el Estado ni deben serlo y eso debe quedar muy claro en este Davos.
Ya es suficiente con dos crisis brutales, y una segunda guerra Mundial y un holocauto que se celebra ahora.... ok!
Eso es lo que debe impulsar este Davos, no más por Estatal a los Bancos.

No queremos la Revolución bancaria, no ha servido más que para crear miseria uy salvarles
ok! Obama, que tengan su lugar, no el poder Estatal.

Sube lo que vale y baja lo que no vale para el capitalismo, eso va por Sarko! uah!
ay! que refundar el capitalismo, que tiene frío y ya sea ha visto que en un mundo global o mundializado no sirve pues a la larga no existirán esclavos del mundo capitalista ni en India ni en China ni en ... m
entonces como harán que la revolución bancaria pueda prestar y que les devuelvan si no se necesitarán prestamos si economía mundializada donde el deber es la extensión de la toalla, ok!
Obama. No tires la toalla
vcamos ahí estamos
a por la Sanidad, el agotamiento ya sabemos... vamos no se castiga a los Bancos , no, y no debe ser así simplemente no son el Capitalismo!
Thanks Obama eso es no son el capitalismo , el capitalismo somos todos.
Thanks Obama
y ... en cuanto a españa hoy interviene y bueno ya sabemso lo que dijo el gurú visionario de la catástrofe de los bancos... si cae Grecia, bueno pero si cae España... entonces España es ung ran valor"
Ok! Zapatero vamos a por ello!

más fuerza, menos ladrillo y menos Gürtel o lo que sea... vamos!

me encantó lo que contestó Obama porque es DAvos

es eso

La revolución bancaria no tiene nada si no le piden dinero.... THanks, no somos obreros somos personas vamos allça y sabemos que la economía puede ser una sociedad de intercambios no de créditos y estamos en elllo

intercambio y sin créditos ... nos costará unos diez años pero así será OK!

si no se vende no se compra, pero si se intercambi se puede vivir y está comprobado pero en unmedio social-capitalista tipo Nórdico, Davos!
noq ueremos que reparen el capitalismo que se transforme para que la revolución se apacífica.
ok!

Ya no se trata de Francia, EEUU, China o cualquier otra potencia relevante o el Bric, ni tampoco se trata de que ideologías están ya caducadas en los inicios del siglo XXI, se trata de que mientras no se suprima la tiranía y dictadura que controla la propiedad económica del dinero y se disponga del mismo libremente como bien universal, como medio e instrumento de intercambio no habrá progreso posible ni solución a las causas de la crisis y los problemas implícitos con el sistema económico que se trata de sostener a costa del sufrimiento de millones de personas.

El nuevo modelo productivo debe de procurar - La motivación por el progreso del ser humano – como paradigma e ideal, sin la división y exclusión de las personas por cualquier causa, ya sean por discriminación de raza, sexo, clases o castas sociales, creencias, ideas, política, poder, dinero, y así seguido todo lo demás. La propia sociedad de consumo y sistema productivo deben de ser remplazados por la - Motivación de un mundo de abundancia - en armonía y equilibrio con el entorno en que toda las personas puedan acceder y disfrutar activamente de los derechos humanos en libertad y libre elección, sin más condicionante que el conocimiento y la disponibilidad de cada cual con los medios de producción, transformación de la propia naturaleza y los recursos.

Así, las diferencias deben de sobrevenir por la propia naturaleza y el esfuerzo del intelecto, no por las cosas y medios creados por el hombre. Las cosas creadas por el hombre deben de estar al servicio del ser humano y no al revés como sucede, pues entonces de que sirve el progreso si sólo se benefician unos pocos privilegiados a costa de los demás.

Howard Zinn, gran historiador y activista, ha muerto a los 87 años de edad, aquí os dejo un extracto de una entrevista que le hicieron hace un par de años.

“You're sometimes described as an anarchist and/or a democratic socialist. Are you comfortable with those terms? And what do they mean to you?
How comfortable I am with those terms depends on who's using them. I'm not uncomfortable when you use them. But if somebody is using them who I suspect does not really know what those terms mean, then I feel uncomfortable because I feel they need clarification. After all, the term anarchist to so many people means somebody who throws bombs, who commits terrorist acts, who believes in violence. Oddly enough, the term anarchist has always applied to individuals who have used violence, but not to governments that use violence. Since I do not believe in throwing bombs or terrorism or violence, I don't want that definition of anarchism to apply to me.
Anarchism is also misrepresented as being a society in which there is no organization, no responsibility, just a kind of chaos, again, not realizing the irony of a world that is very chaotic, but to which the word anarchism is not applied.
Anarchism to me means a society in which you have a democratic organization of society—decision making, the economy—and in which the authority of the capitalist is no longer there, the authority of the police and the courts and all of the instruments of control that we have in modern society, in which they do not operate to control the actions of people, and in which people have a say in their own destinies, in which they're not forced to choose between two political parties, neither of which represents their interests. So I see anarchism as meaning both political and economic democracy, in the best sense of the term.
I see socialism, which is another term that I would accept comfortably, as meaning not the police state of the Soviet Union. After all, the word socialism has been commandeered by too many people who, in my opinion, are not socialists but totalitarians. To me, socialism means a society that is egalitarian and in which the economy is geared to human needs instead of business profits.
The theme of the World Social Forum, which is held annually, is "Another World Is Possible." If you were to close your eyes for a moment, what kind of world might you envision?
The world that I envision is one in which national boundaries no longer exist, in which you can move from one country to another with the same ease in which we can move from Massachusetts to Connecticut, a world without passports or visas or immigration quotas. True globalization in the human sense, in which we recognize that the world is one and that human beings everywhere have the same rights.
In a world like that you could not make war because it is your family, just as we are not thinking of making war on an adjoining state or even a far-off state. It would be a world in which the riches of the planet would be distributed in an equitable fashion, where everybody has access to clean water. Yes, that would take some organization to make sure that the riches of the earth are distributed according to human need.
A world in which people are free to speak, a world in which there was a true bill of rights. A world in which people had their fundamental economic needs taken care of would be a world in which people were freer to express themselves because political rights and free speech rights are really dependent on economic status and having fundamental economic needs taken care of.
I think it would be a world in which the boundaries of race and religion and nation would not become causes for antagonism. Even though there would still be cultural differences and still be language differences, there would not be causes for violent action of one against the other.
I think it would be a world in which people would not have to work more than a few hours a day, which is possible with the technology available today. If this technology were not used in the way it is now used, for war and for wasteful activities, people could work three or four hours a day and produce enough to take care of any needs. So it would be a world in which people had more time for music and sports and literature and just living in a human way with others.
You've said that you became a teacher for a very modest reason: "I wanted to change the world." How close have you come to achieving your goal?
All I can say is, I hope that by my writing and speaking and my activity that I have moved at least a few people towards a greater understanding and moved at least a few people towards becoming more active citizens. So I feel that my contribution, along with the contribution of millions of other people, if they continue, and if they are passed on to more and more people, and if our numbers grow, yes, one day we may very well see the kind of world that I envision.”

"Baja Europa; suben China, India y Brasil; mientras se estanca y vacila Estados Unidos". Cuánta razón!!
http://enclaveinternacional.wordpress.com/

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
http://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef0128771eac8b970c

Listed below are links to weblogs that reference Colbert en las nieves:

Sobre el autor

es periodista. Director adjunto y columnista de EL PAÍS. Tiene a su cargo la edición de Cataluña.

Eskup

Archivo

diciembre 2016

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Mis libros

Cinc minuts abans de decidir

Cinc minuts abans de decidir

Enmig del vendaval independentista

Un llibre que explica, qüestiona i contextualitza com s’ha esdevingut, setmana a setmana, el canvi radical que els darrers quatre anys ha sotragat Catalunya. Des d’abans de la sentència del Tribunal Constitucional, fins avui, quan l’independentisme és en primer pla del debat polític i social.

L'any de la revolució

L'any de la revolució

Com els àrabs estan enderrocant els seus tirans

Crònica, anàlisi i atlas de les revoltes de la dignitat, que van conmocionar al món àrab durant 2011, amb referències i comentaris a tots els països on els joves van aixecar-se en protesta contra l'autoritarisme i les dictadures. Amb un nou epíleg per l'edició catalana.

El último que apague la luz

El último que apague la luz

Sobre la extinción del periodismo

Una reflexión sobre los últimos años de la industria de la prensa escrita, las dificultades para seguir haciendo periodismo de calidad y la indisoluble relación entre periodismo y democracia.

El año de la Revolución

El año de la Revolución

Cómo los árabes están derrocando a sus tiranos

Balance, atlas político y análisis de las causas de las revueltas de 2011, que han derrocado a cuatro dictadores, encendido enfrentamientos civiles y provocado reformas y convulsiones políticas en la entera geografía árabe.

¿AUN PODEMOS ENTENDERNOS?

¿Aun podemos entendernos?

Conversaciones sobre Cataluña, España y Europa
REIVINDICACION DE LA POLÍTICA

Reivindicación de la política

Veinte años de relaciones internacionales
La oca del señor Bush

La oca del señor Bush

Como la Casa Blanca ha destruido el orden internacional

Nube de tags

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal