Lluis Bassets

Crepúsculo, no aurora

Por: | 17 de junio de 2010

De seguir el actual camino, en otoño habrá elecciones de nuevo en Alemania. La coalición de centro derecha que entronizó por segunda vez a Angela Merkel en la cancillería ha resultado un bluff. Quizás ella misma, tan buena canciller en su gran coalición con los socialdemócratas, sea un bluff. En todo caso, el desgaste de la coalición es brutal. Ahora mismo, según todas las encuestas, recuperaría el poder una coalición roja y verde como la que encabezó Gerhard Schroeder. La valoración de la canciller se halla por los suelos: el 45% de los alemanes no tienen confianza alguna en su gobierno, unos niveles de desaprobación más altos que los registrados en Francia, Italia o España. La crisis que asoma las orejas en Berlín puede ser la gota que colme el vaso. Se verá el 30 de junio, cuando un colegio electoral especial, la convención federal, formada por los diputados del Bundestag más un número igual de representantes nombrados por los estados federados, elija al presidente de la República. No habrá problemas si vence el candidato de Merkel, hasta ahora presidente de Baja Sajonia; pero si el voto de la actual coalición se divide y sale Joachim Gauck, candidato de verdes y socialdemócratas, entonces empezará la fiesta.

El estado de las finanzas europeas no está para bromas y demanda un mensaje claro y contundente por parte de quienes pueden ejercer el liderazgo político, es decir, Francia y Alemania. Hoy debieran darlo junto a los jefes de Estado y de gobierno en el Consejo Europeo de final de semestre. Ya nos han dicho que hay acuerdo sobre la necesidad de un gobierno económico del euro, pero no lo hay, al contrario, sobre cómo debe ser. Menos todavía sobre el papel del Banco Central, rigurosamente independiente y obsesionado por la inflación para Merkel, y sensible también al crecimiento y al rumbo de las economías para Sarkozy. Si para Alemania todo debe construirse entre los 27 socios —aunque no formen parte del euro o ni siquiera tengan intención alguna de incorporarse, como es el caso de Reino Unido— para Francia, en cambio, sólo deberían gobernar el euro quienes están en el euro, algo en lo que Sarkozy se encuentra con la compañía de la mayoría de socios.

El riesgo de la actual crisis de liquidez, que coincide con los drásticos recortes del déficit, es que se produzca un acoplamiento con una crisis política que viene de lejos pero que puede terminar cuajando en un colapso de la coalición de centro derecha alemana. En propiedad, la crisis política se ha ido incubando en la parálisis europea de los últimos diez años, desde el Tratado de Niza y el lanzamiento infructuoso de la idea de una constitución europea. Pero ahora, con la crisis económica, llega a los parlamentos nacionales y los gobiernos.

Hace diez meses muchos europeos creyeron que los resultados electorales en Alemania iban a proporcionar al fin la divina sorpresa de que una mujer, originaria del desaparecido bloque comunista, a la altura de los tiempos y de las difíciles circunstancias que vivimos, se convirtiera en la dirigente capaz de gobernar su país y también insuflar al conjunto de Europa la sensatez y la voluntad para salir del marasmo. Aquellas elecciones contemplaron una gran erosión de los dos grandes partidos, sobre todo el socialdemócrata; un vertiginoso y a lo que se ve efímero ascenso liberal; la consolidación de Die Linke, la izquierda poscomunista unida a los disidentes radicales de la socialdemocracia; y una insólita fragmentación del paisaje político, conformado ahora por cinco fuerzas.

Todo esto se leyó como una oportunidad para que Merkel cambiara de fórmula y encontrara finalmente la coalición que necesitaba para completar su recorrido, tan afortunado en su primer mandato en la cancillería. No ha sido así. Ahora se ve cómo la remodelación del paisaje partidista tiene que ver con lo que ha ido sucediendo luego en el resto de Europa: el ascenso de los populismos; el desgaste de los grandes partidos; y, finalmente, la dificultad para encontrar fórmulas eficaces de gobierno, que den seguridad y confianza a unas poblaciones necesitadas como nunca de líderes convincentes, capaces de generar consenso y de aplicar las políticas más difíciles y rigurosas. Como en la estampa tópica de la poesía romántica alemana, nos ocurre como a un durmiente que se despierta súbitamente, admirado por las luces que identifica con la aurora, para advertir con desconsuelo que se ha engañado y en realidad se trata del crepúsculo.

Hay 14 Comentarios

Ya, claro son tan unicos e inescrutables que EEUU cuando decidió hacer la guerra (después de Pearl Harbour) solicitó informes de varios cientificos y academicos sobre las características de dicha nación.

Y gracias a eso, comprendió que le convenía más como un país rico e industrioso y aliado, que pobre y resentido.

No, no me parecen inescrutables...


Por cierto, vaya manera de esquivar mi tesis de que la derecha y la izquierda ya no son válidas como relatos ideológicos para este siglo, sino de modo muy tangente.
Mira, Hugo, observa. En el mundo prolifera una visión conservadora, y la izquierda lo es sólo de nombre. El mismo Obama, si gobernara en Francia, no se le podría llamar de izquierdas. Se parece más a Sarkozy o a Berlusconi en su aproximación a la economía.

P.D.

(y sí, Berlusconi también dio dinero a los bancos.Toooodos hacen lo mismo. Salvar bancos. Por eso digo, qué diferencia hay entre derechas e izquierdas... Si siempre se inclinan del lado más poderoso.¿Algo falla ahí, no crees?)

Me has perdido, Jorge. Ver a don Obambi jugando golf, haciendo fiestas, jugando más golf, cantando con Paul, jugando más golf, codeandose con demente Bono, y otra vez jugando golf mientras el Golfo de México se inunda de petroleo por culpa de los incompetentes de izquierda... La verdad es que se sabía que el tipo en su vida había tenido un trabajo, los tontos lo eligieron. Si, los tontos clínicos, de los que abundan en el mundo.

Ahora viene lo bueno: hasta el 20 de enero del 2013 este ridículamente incompetente habitará la Casa Blanca, tomará decisiones erróneas a diario, y dañará no solo a USA sino que al mundo entero.

¿Qué me decías de izquierdas y derechas? Ah, Japón. No sudes tratando de copiar a los japoneses. Son únicos, inescrutables e incomprensibles para nosotros. La receta no aplica fuera de Japón.

Super. A lo mejor eres Hugo, George. xD.

Lo que si veo como mal de "primtemps de siècle", es el diálogo chusco y chabacano que veo entre los seguidores de ambos lados del hemiciclo.

Ese diálogo, al menos en España, merma mucho nuestra capacidad de reacción, y más aún con lo desnortado y confuso que está el poder de la sociedad civil. Creo que sería bueno dejar de pensar en términos de izquierda o derecha. Están totalmente desfasados.

Una nación es un barco. Fijaos sino, cómo Japón, que parecía tocado y completamente hundido después de la WWII, logró con la ayuda americana y su sola fuerza de trabajo, reconstruirse de pe a pa. Eso en un país sin apenas materias primas.

Laaaaaa, la, la ,laaaaaaaaaaa
Yeeeeeeeeeeea, yeeeeeeee, yeeeee
Laaaaaaaa, la, la, laaaaaa

http://www.youtube.com/watch?v=k6urJsX3KX4

Estoy de acuerdo con Jorge.
Y matizar un aspecto: el poder en general es destructivo para muchas ideologías. Presupone consenso total o mayoritario. Y conseguirlo naturalmente es imposible. Siempre habrá quien disienta, quien no esté conforme. Mantenerlo presupone cierta aceptación del sometimiento. Muchas, cuántas veces, por la fuerza.
Bueno, gracias de nuevo Jorge, no era mi intención soltar un discurso ideal. Creo que me ha afectado que la persona de José Saramago muriera ayer.

Luchadores Izquierdistas por la defensa de los desposeídos, inocentes, subyugados, maltrados, sometidos:

Mao, Stalin, Hitler, Franco, Azaña, Prieto, Caballero, Companys, Casares Quiroga, Mussolini, Pol Pot, Ho Chi Min, Fidel Castro, Chavez, Che Guevara, Ortega, Kim Il Sung, y otros asesinos más.

Pobre la Izquierda, siempre la mal entienden que no es asesina ni criminal solo quiere "el bien" del pueblo y que para eso debe esclavizarlo.

Efectivamente, Belén, la idea originaria de la izquierda era la del cambio, la transformación y la búsqueda de cierta justicia en la sociedad. Pero el poder, una vez adquirido, es estático y construye obligaciones insospechadas, que, en definitiva, son las relaciones telúricas que la mayoria de los ciudadanos desconocemos.

Fijaos sino en cómo el comunismo reprodujo los modos de la Rusia Zarista. Esa obcecación policial, y el desmedido gusto por el poder militar eran rasgos comunes.

Lo cual me lleva a considerar que son más los rasgos psico-culturales de las sociedades las que definen su grado de libertad (y armonía social), que las ideologías.

Creo que ser de izquierdas en un país democrático, presupone aceptar que siempre se estará en la oposiciòn. Que se trabajará siempre desde la sombra y por la sombra. Que nunca se vencerá, porque la tarea es inagotable, inabarcable, incierta e incómoda, nunca bien pagada. El que trabaja por la justicia lucha contra la utilización de las personas. Y por ello, se sabe que no se podrá lucrar.
La visión de la izquierda humanitaria exige unión, solidaridad, compromiso. No responde a una estrategia de ataque ni de destrucción, sino de suma. Y muere con el poder, no con la lucha.
Veo a la izquierda de hoy a la defensiva y cerrada, en muchos lugares vendida. Como si fuesen un mundo aparte. Algunos con miedo, cavilando como viejos. Otros calculando, igual que los avaros.
Una vez atisbada la izquierda en Alemania, he pensado en la perversión, cuando se utiliza la ingenuidad como herramienta lesiva.

"La Presidencia española ha logrado el 100% de los objetivos"

¿Y cuáles eran? ¿Alguien sabe? Si la idea era hundir los prospectos europeos, 100% logrado está. Está algo mareada la máquina propagandística de los socialistas. Necesitan un cursillo de reorientación. Son marginalmente mejores criticando a Italia y su gobierno, pero ya ni eso les trabaja.

Fuera de risa si no fuera tan triste. Vaya logros los de los amigos de lo ajeno.

NO SE PREOCUPE, gane quien gane el sistema anarquista neoliberal ya esta instalado, no existe oposicion, y los pensantes de verdad estan con sus microfonos apagados, comprende? Nadie los escucha - coalicion no es lo que todo mundo piensa - coalicion significa mas cargos de todos los colores dentro de la administracion publica, signfica llenar hasta explotar, ahhh y cuanto mas artista y populista mejor... recuerde que para destruir, los mejores siempre serán los mejores. Estamos en el gobierno de los evasores... catastrofica realidad...

¿Y qué se podía esperar de los socialistas carniceros? Bajo sus diferentes banderas hermanas de fascistas y comunistas han masacrado Europa con el mayor placer del mundo durante más de 100 años. A mi me extrañaría que se comportaran de manera diferente.

Ya es hora que los "europeos" españoles vayan aprendiendo la lección: "El socialismo mata.", "El socialismo muere cuando el dinero ajeno se acaba", y "Quién elige a un idiota presidente, que no se lamente cuando lo cague la lora."

Si solamente el retrasado mental de Obama aprendiese la lección tal vez parara su estúpido gasto y dejara en paz a la empresa privada. Pero creo que lo hace para dañar a Gran Bretaña en particular, y a Europa en general, además de USA.

Los negros no olvidan ni perdonan por más que los Europeos los adoren. Creo que ha llegado El Verdugo, prepararse a recibir la marca de la Bestia.

En mi opinión, la izquierda ha perdido sus principios. De hecho, ha adoptado los de sus antagonistas, considerados adversarios despiadados, reaccionarios y explotadores.
La izquierda lleva manteniendo una oposición explícita y personalista contra Angela Merkel y no contra su partido. Creo que aprovechan la vulnerabilidad con que se marca el hecho de ser mujer.
Por otra parte, proponen a un excura evangelista, o pastor, aquellos que han abanderado el ateísmo. Y eso sí, para no variar, mantienen una postura radical. Cuando lo que se necesita en tiempos de tormenta, son las posturas moderadas.
Y digo izquierda porque se presenta como internacionalista. Porque se atribuyen también cierta pureza de pensamiento. Son verdes, como si los demás no lo fuéramos. Son buenos chicos, como si todos ellos lo fueran o los demás no lo fuéramos. Mi abuelo fue perseguido por ser de izquierdas, como si a los de los demás no los lastimasen... Internacionalista, esto es, más allá de las fronteras y marcos. Pero lo cierto es que si mantienen fronteras a lo largo y a lo ancho del mundo. Y lo cierto es que es cierto porque todos lo hacemos.
Se nos exige capacidad de superación a todos los niveles, pero continúan impulsando cierto espíritu rupturista o de cambio. Cierto entroncamiento dificil de vislumbrar porque su estrategia es copia de la que ha funcionado en la derecha: de frente y sin mirar a los lados.
Siento cambiarte el sentido del título del artículo. Y no es porque haya pensado en vampiros, sino porque la fiesta me parece una carnicería.

Upa, boicot porque no regala más dinero a casos desesperados. Bien, eso no trabaja porque los que no tienen dinero no pueden boicotear a los que tienen. España está en quiebra, y en realidad a Alemania poco le importa.

Este estilo de pensamiento se asemeja a los sindicatos españoles: "Hacemos huelga porque estamos en quiebra, y seguiremos en huelga hasta que salgamos de deudas."

Un consejo para los pordioseros: "Pedir con respeto y buenos modales mejora la recaudación." Buena suerte.

Alemania ha emprendido una guerra economica, en este caso le toca a España, para así salvar sus muebles. Es inconcebible entre paises de la U.E. Pido boicot para sus productos, eso como minimo.Viajemos a otros paises de momento......

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
http://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef0134847970c8970c

Listed below are links to weblogs that reference Crepúsculo, no aurora:

Sobre el autor

es periodista. Director adjunto y columnista de EL PAÍS. Tiene a su cargo la edición de Cataluña.

Eskup

Mis libros

Cinc minuts abans de decidir

Cinc minuts abans de decidir

Enmig del vendaval independentista

Un llibre que explica, qüestiona i contextualitza com s’ha esdevingut, setmana a setmana, el canvi radical que els darrers quatre anys ha sotragat Catalunya. Des d’abans de la sentència del Tribunal Constitucional, fins avui, quan l’independentisme és en primer pla del debat polític i social.

L'any de la revolució

L'any de la revolució

Com els àrabs estan enderrocant els seus tirans

Crònica, anàlisi i atlas de les revoltes de la dignitat, que van conmocionar al món àrab durant 2011, amb referències i comentaris a tots els països on els joves van aixecar-se en protesta contra l'autoritarisme i les dictadures. Amb un nou epíleg per l'edició catalana.

El último que apague la luz

El último que apague la luz

Sobre la extinción del periodismo

Una reflexión sobre los últimos años de la industria de la prensa escrita, las dificultades para seguir haciendo periodismo de calidad y la indisoluble relación entre periodismo y democracia.

El año de la Revolución

El año de la Revolución

Cómo los árabes están derrocando a sus tiranos

Balance, atlas político y análisis de las causas de las revueltas de 2011, que han derrocado a cuatro dictadores, encendido enfrentamientos civiles y provocado reformas y convulsiones políticas en la entera geografía árabe.

¿AUN PODEMOS ENTENDERNOS?

¿Aun podemos entendernos?

Conversaciones sobre Cataluña, España y Europa
REIVINDICACION DE LA POLÍTICA

Reivindicación de la política

Veinte años de relaciones internacionales
La oca del señor Bush

La oca del señor Bush

Como la Casa Blanca ha destruido el orden internacional

Nube de tags

Últimas entradas

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal