Lluis Bassets

Contra Gadafi, guerra justa

Por: | 09 de marzo de 2011

Egipto no es Túnez. Libia no es Egipto. Muy bien. Ya lo sabemos. Y podemos seguir hasta el infinito el ejercicio ubuesco. Pero entonces digamos también y sobre todo, que Gadafi no es Sadam Husein. Tiranos los dos, el trato que han merecido por parte de la comunidad internacional es bien distinto. Contra Sadam se hizo una guerra ilegal e injusta. Contra Gadafi hay ahora en marcha una guerra justísima, que es la que esta librando el pueblo libio por sus libertades, mientras quienes han sido amigos y socios empresariales del dictador hasta última hora observan horrorizados pero desde la barrera lo que esta haciendo su antiguo aliado. No a la guerra de Bush, claro está. No a la guerra de Gadafi contra su pueblo, por supuesto. Pero un sí rotundo y toda la ayuda a la guerra del pueblo libio contra el dictador que lo oprime.

Sadam era un apestado cuando George Bush desencadenó la guerra preventiva para derrocarle. Dos amplias regiones de su país, por encima del paralelo 36 por el norte y por debajo del 33 por el sur, eran zonas de exclusión de vuelos. Los inspectores de Naciones Unidas se metían en todo tipo de instalaciones en búsqueda de unas armas de destrucción masiva que nunca aparecieron y que muchos en aquel momento consideraban ya una fabricación de los servicios secretos occidentales. Sus vínculos comerciales y económicos con el exterior eran muy débiles y su ejército se hallaba todavía en pésimo estado debido a su derrota en la primera Guerra del Golfo más de diez años antes.

Gadafi es todo lo contrario. Nadie le sometía a marcaje alguno desde que se convirtió en un dictador sumiso y obediente a los designios de Washington. A cambio de su honorable reintegración en el Eje del Bien había renunciado a su programa nuclear: algo que, por cierto, ahora en el momento de bunkerizarse debe echar de menos, y constituye el único mérito de Bush en todo este mal negocio. Mantenía unas estrechas relaciones con mandatarios de todo el mundo y sus intereses económicos se extendían como un pulpo desde Estados Unidos hasta Europa. Su extensa familia y su entorno político se hallan colocados en numerosos consejos de administración y tiene lazos estrechos con medios de negocios de todo el mundo, especialmente italianos y británicos.

Nada tienen que ver las figuras de los dos dictadores, y menos tienen que ver todavía las circunstancias exteriores. A Sadam no le derrocó su pueblo, sino Estados Unidos, en una guerra preventiva que hizo millares de víctimas entre la población civil inocente y que fue concebida y ejecutada como una guerra de conquista por el petróleo y por la superioridad estratégica de EE UU en la zona. La democratización de Irak fue un argumento de uso posterior, ante la inexistencia de las armas de destrucción masiva, la catástrofe de la guerra y la división provocada en la comunidad internacional. Iba dirigido a persuadir a la opinión pública más progresista, que había propugnado la obligación de proteger como principio del derecho internacional, después de los desastres de los Balcanes y de Ruanda.

A Gadafi está intentando derrocarle su pueblo. Con las manos desnudas. Sin más armas que las que pueden apresar al ejército y hasta ahora sin ayuda internacional alguna. Al contrario, hay suficientes datos para sospechar que el déspota tiene todavía canales de auxilio financiero e incluso político en las capitales occidentales. Hay ya numerosas víctimas civiles, fruto de la represión de las manifestaciones primero y ahora de la guerra civil desigual que ha desencadenado. Una intervención internacional, del tipo que fuere, no sería en ningún caso una guerra preventiva, sino un caso evidente de la obligación de proteger consagrada por Naciones Unidas. Formalmente requiere una resolución del Consejo de Seguridad, pero la legitimidad moral de una intervención, al contrario de la guerra de Irak, es absoluta.

Una acción militar o un simple apoyo logístico para ayudar a los insurgentes y terminar con la dictadura respondería plenamente a la casuística del derecho internacional sobre la justicia de un acto de guerra: 1.- serviría a una causa justa; 2.- con una intención recta; 3.- siempre como último recurso; 4.- contaría con posibilidades de éxito; 5.- se podría hacer con proporcionalidad de medios y de violencia para terminar con el mal mayor; 6.- y sólo faltaría un punto, como sería la cobertura de una autoridad legítima para que reuniera todas las condiciones. El ideal de legitimidad sería una resolución del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, que requiere el voto o la abstención de Rusia y China, dos países normalmente opuestos al derecho de injerencia. Apenas alguna de estas condiciones se cumplían en Irak. Todas, incluida la última, se cumplen o se pueden cumplir en Libia.

Si no fuera posible una resolución de Naciones Unidas, valdría también para legitimar algún tipo de acción de apoyo a los insurgentes que estos se constituyeran en un gobierno provisional, rápidamente reconocido internacionalmente y que éste solicitara la ayuda imprescindible para terminar con Gadafi. La acción internacional podría ser muy ligera y muy eficaz: bastaría con declarar Libia zona de prohibición de sobrevuelos, de forma que la aviación no pudiera bombardearles; garantizar el suministro de armas para hacer frente a Gadafi; y proporcionar algo de instrucción militar. Derrocar al tirano deberá ser al final tarea de los propios libios.

No hay mayor cinismo que pretender legitimar la guerra inmoral de Irak con los argumentos de la que es la guerra más moral de nuestra historia reciente. Es incomprensible que quienes apoyaron entonces a Bush en su guerra preventiva sin atender a argumentos ni a pruebas sobre las armas de destrucción masiva estén ahora reticentes ante cualquier acción que pueda emprenderse para apoyar a quienes combaten al dictador. Como es incomprensible que quienes salían entonces con toda la razón del mundo a manifestarse contra una guerra injusta permanezcan callados e inhibidos ante la guerra injusta que Gadafi ha lanzado contra su pueblo a unos centenares de kilómetros de Europa.

Ni unos ni otros tienen en cuenta que el 'no a la guerra' de entonces dirigido a Bush vale también como un 'no a la guerra' dirigido a Gadafi. El primero conducía a exigir la continuación de las inspecciones de Naciones Unidas en Irak y de las negociaciones con Sadam Husein, mientras que el segundo exige intervenir con urgencia para ayudar a los libios. Contra Gadafi, la guerra justa de los libios exige todo el apoyo de la comunidad internacional.

Hay 74 Comentarios

La obligación jurídico central de la Carta de las Naciones Unidas exige a los Estados miembros que se abstengan de cualquier uso de la fuerza a menos que pueda justificarse como defensa propia después de un ataque armado transfronterizo o impuestas por una decisión del Consejo de Seguridad de la ONU.Eso nos decia Zapatero cuando la guerra de Irak i a hora obrigan a decir lo contrario¡¡

La opinión publica deja de preocuparse por el problema libio.

Volvemos a la prensa del corazón, al índice del paro, a las chochadas del politico polemista de turno.

Visto lo visto, tienen más cojones esos libios (y egipcios, y tunecinos...) que la acomodaticia población del mundo desarrollado, que ante un problema dice: "que resuelvan otros, o la culpa siempre la tienen los demás".

Acabamos denostando la democracia porque no nos hacemos merecedores de ella.

Bueno, si la democracia se extiende de veras (algún dia) en el NAME, veremos qué aprendemos nosotros, y qué aprenden ellos.

Pero lo cierto es que los egipcios y los tunecinos ya han escrito una página hermosa de su historia.

Opiniones privadas, de uno y de los demás, nos interesan. Por ejemplo, qué opina la sociedad española de una hipotética intervención en Libia. Contra la guerra de Irak se manifestaba más del 90 % de la población. Me da que contra la guerra de Gadafi sería un porcentaje inverso. A lo mejor, hasta era todo inverso y quienes apoyaron una igual no apoyaban la actual. Guerra justa contra el que hace la guerra injusta, en este caso, Gadafi. Un saludo, Hugo.

Si declaramos la guerra e invadimos diferentes países que no se ajustan a principios democráticos, además de totalmente prohibido por las Naciones Unidas es contrario a la razón.
No es diferente a las razones, excusas o argumentos de Hitler.

Se puede empezar por invadir Arabia Saudita, vieron. Es una monarquía absoluta peor que la Francia de Louis XVI, un verdadero fósil viviente anterior a la Ilustración, qué digo, Medieval, y con prácticas anteriores al Renacimiento.

Hagámoslo en nombre de la Libertad -como Bush y sus Cruzados- jamás por el vil petróleo, no. Es para que las 'bint' conduzcan coches que ahora esos fieros moros no las dejan.

Liberemos también a Cuba del Tirano del Caribe ...¿Ah no, ése le gusta a Ud? Vaya, ya empezamos con problemas y remilgos.

Y Chávez, que es muy chungo el cholo ese. Y el petróleo nos lo repartimos a medias.

Y Uruguay, por comunistas y no tienen media hostia ... Ah, que ahí no hay nada que robar.

Bueno, pues a Zimbabwe, que además hay oro, cobre, diamantes ... No, porque total el tirano Mugabe los vende igual y encima se encarga él de la represión, sería un problema y los Sudafricanos se enojarían.

Ah, ya sé Invadimos España porque mantiene aplastadas a sus minorías vascas, catalanes, y gallegos que si ponen bombas por algo será, y si matan oye será que algo habrán hecho, ¿no?

También, ya puestos, se puede invadir Irlanda, uh y Rusia porque hay cantidad de minorías que ponen bombas, o sea que la culpa es de Rusia y de Putin y Medvedev, seguro.

En fin, que la Ley del Embudo, para mis colegas la bocacha grande y para los otros la chiquita.

Y ahora resulta que Gaddafi va ganando. Será posible que dios siempre esté del lado de los cañones de mayor calibre.

Es extraño lo lento que actuan cuando de vidas humanas se trata, cuando irak invadio Kuwait, sin derramar una gota de sangre de inmediato se le dio un ultimato para que saliera de kuwait y se organizo la liberacion del petroleo. Ahora que un pueblo intenta liberarse de su opresor a nadie le importa los centenares de vidas que la libertad les esta costando a los libios, es una canallada de la OTAN, la liga arabe, la ONU y el mundo que se dice civilizado.

La verdad es que me sorprenden algunos comentarios que aparecen en este blog, porque entendia que las personas preocupadas por la suerte de los demas estaban contestes en la necesidad para Libia y para el mundo de derrocar a Gadafi y a todos los dictadores que quedan aun en el globo terraqueo. La libertad es consustancial con la especie humana y de la riqueza que tenga cada pais todos sus nacionales y habitantes son copropietarios, por lo que un solo hombre y su clan no pueden apropiarse de las riquezas nacionales, como si fuera una herencia bien habida que les hayan dejado sus ascendientes.

eso no es posible seguir admitiendolo, y hay la obligacion de luchar contra eso aunque nos cueste la vida.

Lluis: Gadafi, si bien es un monstruo, es Madre Teresa comparado con Saddam Hussein. SH mato mas de un millon y medio de personas. Uso gases armas quimicas, que Gadafi no. Hussein se merecia la intervencion por lo menos 100 veces mas que Gadafi. Pero bolche como eres, no lo vas a admitir nunca. Si Bush fuese presidente no aceptarias nunca la intervencion en Libia. Eres de un partidismo horrible pero no lo reconoceras pues nunca hubo ni habra un marxista que confiese su partidismo.

Como se deduce de tu exposicion, parece que pesan mäs los intereses y compromisos economicos que la vida de los libios y el futuro inmediato de ese pueblo mancillado, estrangulado por su verdugo.Las Potencias con capacidad para socorrer a ese valiente pueblo deben decidirse ya a ofrecer la asistencia condigna a la oposicion libia para derrocar en lo inmediato al dictador Gadafi antes de que haya diezmado a los valientes insurrectos. Se esta en la hora cero, ahora o nunca!!

Desde Santo Domingo, Republica Dominicana. Te digo que comparto plenamente el contenido total de tu exposicion y te animo a continuar en esa direccion hasta que el dictador Gadafi sea derrocado por su pueblo con la ayuda internacional.

(continuación/aclaración) Bombardearlos con comida, por supuesto.

NO hay guerras justas. Nunca. La única guerra justa que puede haber hay que hacerla con pan en lugar de fusiles y zumo de naranja y leche en lugar de sangre. Esto por desgracia, hoy en día es demagogia. Esto afortunadamente, es la demagogia que quiere el 99% de la población mundial. Pero por desgracia no coincidimos con quién ponemos ahí para que tome las decisiones por nosotros. Que ineficaces somos los ciudadanos! Luego la ineficacia va creciendo por sectores y tornándose hacia lo vil. Lo que el periodismo está haciendo hoy en día por mantener encendida la vela de los poderosos (mientras los demás estamos sin luz y otros ni saben lo que es), está más cerca de lo vil, que de lo ineficaz. Defender una guerra en la que morirá gente (la mayoría de ella ADEMÁS inocente) porque hay intereses de los ricos por el petróleo libio (hasta los niños de 8 años saben porqué se producen estas guerras hoy en día y esta por desgracia no es una excepción), para mí señor Bassets, es un crimen contra la humanidad. Y le voy a dar una razón más. Pueden salvar ustedes muchas más vidas bombardeando a los 1000 millones de personas que no tienen la nutrición diaria suficiente y sin ningún "daño colateral". Pero escribir artículos sobre eso, parece que no es interesante, democrático o moderno. Pero esta, sabe usted, es sólo la opinión de un ciudadano. Y eso está claro que, hoy en día, no vale nada.

Aqui Al Jazeera
http://english.aljazeera.net/
Se encuentran los blogs diarios de Al Jazeera narrando los sucesos (of course, Gadafi demoniza de Al Jazeera por algo). Hay muchos videos.

Testimonio de Alex Crawford para Sky News desde Al Zawiyah (video)
http://news.sky.com/skynews/Home/World-News/Libya-Sky-News-Witnesses-Zawiyah-Rebels-Battle-Gaddafi-Soldiers-In-Bloody-Fight-For-Control-Of-City/Article/201103215948211?lpos=World_News_Top_Stories_Header_1&lid=ARTICLE_15948211_Libya%3A_Sky_News_Witnesses_Zawiyah_Rebels_Battle_Gaddafi_Soldiers_In_Bloody_Fight_For_Control_Of_City

Informacion directa en Twitter #libya #shabablybia

Facebook: shabablybia
http://www.facebook.com/pages/Libyan-Youth-Movement/133738650025293

http://feb17.info/

Aquí Al Arabiya http://www.alarabiya.net/english.html

A lo mejor todo es mentira: un montaje conspirativo, contra un pobre títere caprichoso y su prole bien alimentada y peor educada, pero lo están orquestando que parece verdad.

Gracias por la columna

Pero LLuis, a base de que juzgas tu el gobierno libio, o escribes por llenar tu columna. Que pasaria si en Espania los 5 mill. de parados se levantaran violentamente contra la politica del economica del pais. 5 mill no son minorias.estais montando una maquinaria mediatica para derocar a Gadaffi.Donde estan los miles de muertos, donde estan las fotos de civiles bombardeados, solo se ven fotos de una horde armada que siembla miedo dentro de la poblacion que es de otra convicion politica.Todos quieren repartir de nuevo el pastel del petroleo libio. Estallo una revolta violenta, como hay que contestarle, no ha sido una revolta pacifica. Los medios apenas hablan de como se inicio todo.Dejais a los libios resolver el asunto a sus maneras...http://www.tercerainformacion.es/spip.php?article23021

Qué cacao mental no? Cacao directamente proporcional a lo extenso de sus escritos , señor Subdirector. Cuando alguien necesita tantas lineas para expresar una idea ... malo.

Ayer decía que no debíamos estar en Afganistán y a mi me parece que ahí sí hay que estar.

Y defendía y defiende que los que luchan contra Gadaffi son buenos, y uno no está nada seguro.

No sé, lo que me da miedo de este subdirector es la seguridad con la que dice las cosas, probablemente reflejo de sus tics ideológicos, de sus ignorancia en suma , I think

Y si se dedica a comentarista deportivo?

Saludos

Yo pienso que sí que se ha demostrado que Saddam era un dictador que masacraba a su pueblo, luego la intervención en Irak estaba muy justificada. En cambio, nada de esto se ha demostrado de Gadafi, un vividor, sí, pero que ha repartido las rentas petroleras mejor que casi todos (no hay nación en Africa con mejores indicadores económicos) y que no ha masacrado a nadie.

Para evitar un tanto la confusión. Si Gadafi resultaba "atractivo" era -en parte- porque el petróleo no estaba nacionalizado (Y sorpréndanse, Brasil llevaba buena tajada... No todos los malos vienen del norte o son caucásicos: el poder corrompe sin distinción de origen, raza, ideología o estatus.)

En cuanto a la comparación editorial, peca de negligencia. En la primera guerra de Irak Sadam había invadido Kuwait. Se puede hacer polémica si fue o no una trampa de los servicios diplomáticos estadounidenses, pero no hay mucho para discutir si la invación de una nación aliada es causal (legitimado internacionalmente) para iniciar una guerra.

La posesión de armas de destrucción masiva todavía no es una causa legitimada internacionalmente para iniciar una guerra (Porque los miembros permantes del Consejo de Seguridad de la ONU son también poseedores de armas de destrucción masiva). Pero sí puede ser una causa legitimizable si quien las posee es un dictador que ya ha probado ningún reproche contra el genocidio (Me refiero a los kurdos). Aquello que vuelve a Bush Jr. un personaje criminalizable y -por lo tanto- la guerra en Irak un crimen internacional es que no hubo armas de destrucción masiva.

Aclarados los detalles "olvidados" para realizar las comparaciones, siempre creo que el Sr. Bassets haría mejor ofreciéndose como corresponsal en Libia para dar testimonio de los hecho. Al fin y al cabo es periodista y no le tiembla el pulso para incitar una guerra: o es un valiente apasionado o es un cínico con un sueldo de lujo (Generalmente la sinvergënzura está en relación directa con el beneficio de por medio... Bueno también hay los locos, los fanáticos y los idiotas, pero no creo que el Sr. Bassets sea ninguno de aquellos.)

Veo en el pais.com una fotografía, y lo dice el pie de foto, en la que rebeldes disparan un misil; en las semanas anteriores este mismo medio y otros publicaron fotografías donde aparecen los rebeldes con armamento no solo pesado sino muy moderno; quién los arma; de dónde sacan las armas; claro que Libia es distinto a Egipto y Túnez; aquí los rebeldes están armados y muy bien armados; y alguien debe armarlos; alguien debe estar detrás de ellos; no son jóvenes indefensos en busca de democracia, sino guerreros con intereses al servicio de alguien o algo que no es propiamente democracia,

Toda guerra es una clara expresión de brutalidad, primitivismo, enajenación, instintos viscerales, desequilibrio y ausencia de humanidad. Por tanto, bajo ningún concepto se puede aceptar que existe una guerra "justa". Objetivamente visto, las guerras jamás solucionaron ningún problema, y al contrario han creado muchos más conflictos, a causa de interminables vendetas.
Si hay algún elemento positivo, es que después de las contiendas hay que reconstruir un nuevo país, y quizás ésto despierta la sospecha de que séa uno de los tantos motivos para destruir -los otros serían primordialmente apoderarse de los recursos, y hacer un buen negocio con la venta de armas-. Lo insufrible e inaceptable es ignorar la pérdida de vidas inocentes -argumento base contra el terrorismo- y el aplastante dolor síquico que inflinge a los seres queridos de las víctimas.
No se puede ocultar que todo este desagradable asunto se basa en frías especulaciones diseñadas a acrecentar el caudal económico y el poder, posicionándose igualmente de manera estratégica cara al futuro, aunque ésto signifique un inmenso baño de sangre.
El problema que nos aqueja a todos, es que estamos divididos, y empleamos nuestras escasas fuerzas en combatirnos los unos contra los otros, y ésto a pesar de que todos sabemos y estamos perfectamente de acuerdo en que asesinar, apropiarse de lo ajeno, ocultar la verdad, mentir y abusar, es deshonesto e inmoral.
¿Soluciones? Las hay, pero en cualquier caso tardarán; lo que lleva siglos anquilosado no puede regenerarse en algunos años. Sólo una hecatombe inmensa puede sacarnos de ese limbo irreal en el que vivimos, jaula en el que nuestras mentes se encuentra cautiva; para ello 2 elementos básicos habrán de ser enterrados: Religiones y nacionalismos. Y si añadimos el elemento económico -repartición equitativa de las riquezas- ya veréis lo rápido que se desvanecen los fantasmas de las guerras, la violencia y la destrucción. Un saludo.

En mi opinion es una guerra de tribus que supuestamente luchan por la libertad.
Eso son solo palabras, me atreveria a decir que en el fondo luchan para sus propios intereses y no hay ninguna garantia de que se establezca una democracia, tienen eso si, el apoyo mediatico de los intereses occidendales, lease el petroleo, siempre seran mas fiables y manejables que Guedafi ademas estaran dispuestos a pactar lo que sea con tal de conseguir el poder.
Una intervencion de la OTAN llevara mas sufrimiento a la poblacion como en Afganistan.

¿Apoyaría Aznar una intervención armada contra Gadafi como la que alentó contra Sadam? ¿O más bien apoyaría al primero para masacrar al pueblo libio? Sólo él puede contestar.

Estados Unidos no tiene pruebas de bombardeos contra civiles en Libia
En una grabación del comité de defensa del senado de los EE.UU, el Jefe del Estado Mayor Conjunto del ejército Mike Mullen reconoce que no se ha podido comprobar que los bombardeos contra civiles hayan tenido lugar. http://www.tercerainformacion.es/spip.php?article23021

¿Cuando va a parar la mentira y la desinformación?

Sadam era un apestado cuando se inició la guerra contra él, cierto. Pero antes de ello, gozó del mismo beneplácito que ha gozado Gadafi en occidente, solo que por distintos gobiernos.
Mientras Libia es amiga de Venezuela y coquetea con Italia, Sadam y los suyos fueron durante mucho tiempo íntimos de USA.

Soy votante de izquierdas, pero no acabo de entender a qué viene este interés repentino de ciertos sectores del Pais por querer apoyar a unas fuerzas supuestamente democráticas de un pais extranjero, que dentro de unos años instaurarán un sistema islamista a las puertas de nuestra casa. Ahí está Tunez, cuya libertad sirve para erradicar la exigencia de laicismo en los ámbitos públicos.
Desde cuando la izquierda de este pais se ha convertido en adalid de la penetración de la religión en el estado? estamos locos o qué? Porque una democracia en un pais islámico nunca va a ser una democracia occidental, va a ser una democracia islámica (ojo que no estoy diciendo que eso sea bueno o malo, pero desde luego sí que bastante diferente de lo que cualquier persona de izquierdas occidentales suele reinvindicar)

Los cruzados querian salvar Jerusalen.. y acabaron saqueando Constantinopla.
¡Si!, la causa fue justa.

¿Y tu te consideras periodista? Veo que SI, efectivamente.
Es más te daria el rango de informador de populacho.

Zona de Exclusión aérea. Estoy a favor.

Quede claro, es declarar la guerra a Libia. Y apoyar a una facción no representativa de la población -es obvio, la mayor parte de los libios están asustados, huyendo, escondidos y simplemente no quieren verse involucrados ni morir por la 'democracia'. Que todo el mundo no quiere apuntarse a un bombardeo.

Esta facción no ha sido elegida, ni es posible juzgar su representatividad en estas circunstancias pero eso es normal en las revoluciones, en todas; un detalle sin importancia porque 'hemos' decidido -el plural es excesivo- que son los buenos.
Inevitablemente, si vencen con la ayuda de la Coalición del Bien -y no, no es necesario el Mandato de la ONU- la otra facción, u otras, los acusarán de vendepatrias y otra revolución más pronto o más tarde ocurrirá en represalia.

Queda entonces la cuestión de si es factible en la técnica militar, con los medios disponibles.
Por supuesto.
* Primero es necesario bombardear las posiciones de SAMs -misiles antiaéreos, con los inevitables errores.
¿Ah, se habían creído que era suficiente con unas pasadas para derribar los aviones libios?
* Bombardear los radares libios.
* Bombardear los aeropuertos libios
* Bombardear sus depósitos de combustible
* Bombardear los aviones libios en tierra
* Derribar los añosos MIGs soviéticos de Gaddafi
* Desembarcar tropas de Cruzados para
+ Alimentar a cientos de miles de refugiados y hambrientos
- Sostener a los insurrectos
- Consolidar los logros
- Atacar al ejército de Gaddafi si persiste en su pertinaz defensa -no tiene otra.
- Aumentar la tropa en tierra para defender las instalaciones petroleras contra ataques guerrilleros
- Defender la nueva administración del Gobierno Provisional
- Asegurar más suculentos contratos petroleros, el petróleo de Libia es de inmejorable calidad

Y mantener esta ocupación por período indefinido no menor a 10 años como en Afganistán, Irak, para conducir una reconstrucción de Libia, como en los dos países ya nombrados, y con tanto éxito como en ellos.

Pasar luego a la siguiente etapa, que puede ser Argelia -Oh esa vil larga dictadura argelina- o puede ser Omán -estratégica situación, petróleo, el Sultán hizo enormes mejoras en su país pero digamos que puede mejorarse, llevándolo a la Edad de Piedra, como ocurre en Afganistán, Pakistán.
O para qué gastar pólvora en chimangos, mejor ir a por todas en Arabia Saudita, que de repente nos enteramos es una autocracia que oprime a los shiitas que además están apoyados por Irán, eso dicen.

Animémonos. Y vayan Uds a morir para que las mujeres de Arabia puedan conducir auto, que ahora no las dejan, pobrecicas.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
http://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef014e5fb9f483970c

Listed below are links to weblogs that reference Contra Gadafi, guerra justa :

Sobre el autor

es periodista. Director adjunto y columnista de EL PAÍS. Tiene a su cargo la edición de Cataluña.

Eskup

Archivo

diciembre 2016

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Mis libros

Cinc minuts abans de decidir

Cinc minuts abans de decidir

Enmig del vendaval independentista

Un llibre que explica, qüestiona i contextualitza com s’ha esdevingut, setmana a setmana, el canvi radical que els darrers quatre anys ha sotragat Catalunya. Des d’abans de la sentència del Tribunal Constitucional, fins avui, quan l’independentisme és en primer pla del debat polític i social.

L'any de la revolució

L'any de la revolució

Com els àrabs estan enderrocant els seus tirans

Crònica, anàlisi i atlas de les revoltes de la dignitat, que van conmocionar al món àrab durant 2011, amb referències i comentaris a tots els països on els joves van aixecar-se en protesta contra l'autoritarisme i les dictadures. Amb un nou epíleg per l'edició catalana.

El último que apague la luz

El último que apague la luz

Sobre la extinción del periodismo

Una reflexión sobre los últimos años de la industria de la prensa escrita, las dificultades para seguir haciendo periodismo de calidad y la indisoluble relación entre periodismo y democracia.

El año de la Revolución

El año de la Revolución

Cómo los árabes están derrocando a sus tiranos

Balance, atlas político y análisis de las causas de las revueltas de 2011, que han derrocado a cuatro dictadores, encendido enfrentamientos civiles y provocado reformas y convulsiones políticas en la entera geografía árabe.

¿AUN PODEMOS ENTENDERNOS?

¿Aun podemos entendernos?

Conversaciones sobre Cataluña, España y Europa
REIVINDICACION DE LA POLÍTICA

Reivindicación de la política

Veinte años de relaciones internacionales
La oca del señor Bush

La oca del señor Bush

Como la Casa Blanca ha destruido el orden internacional

Nube de tags

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal